Thursday 23 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > África - 1º obispos católicos africanos piden perdón esclavtiud evangelización


«El respeto por la vida y la diversidad religiosa, la erradicación de la pobreza, el final del tráfico de armas, la solución de los conflictos y la acción para un desarrollo promovido por la solidaridad».

 

Recordando que el primer Sínodo de África recalcó la «dimensión familiar de la Iglesia», el Papa pidió a los católicos y a sus pastores que promuevan «una auténtica reconciliación fraterna, tras las heridas provocadas por los conflictos que siguen envenenando las relaciones interpersonales, interétnicas e internacionales en la diferentes regiones de África». 2004.06 S.S. Juan Pablo II

 

+++


África - Asesinos financieros contra la pobre África

Muchos de los problemas que afligen a varios países de África tienen su origen a miles de kilómetros. «Una guerra hecha para encubrir el saqueo de las riquezas minerales del país, en el que el 70% de sus 60 millones de habitantes vive con menos de un dólar al día»: así han definido los misioneros combonianos, reunidos en Roma para su XVII Capítulo General, la situación en el nordeste de la República Democrática del Congo. Por ello, piden a las Naciones Unidas y a la Unión Europea que «asuman la responsabilidad de salvaguardar la vida y los derechos de las poblaciones inocentes», y hagan algo para frenar la tragedia que «está teniendo lugar ante los ojos de aquellos que deberían proteger a la población civil».

De aquella zona, se relataron sucesos estremecedores en el Sínodo de los Obispos: «¿Cómo hablar de reconciliación y de auténtica paz en una sociedad en la que los hijos han sido obligados a violar a sus madres y hermanas ante la mirada impotente de sus mismos padres?», se preguntó monseñor Téophile Kaboy Ruboneja, obispo coadjutor de Goma, en el Congo. «Se han perpetrado actos de violencia sexual masivos contra mujeres por parte de todos los grupos armados», añadió. Todo esto hace muy difícil la reconciliación nacional, ya que las heridas que deja el conflicto son muy profundas. En el caso de las mujeres, la Iglesia ha creado varias casas para atenderlas. Muy complicado es también el caso de los niños soldado, destacó monseñor Ruboneja, o el de los niños que han nacido de la violencia.

Una de las principales demandas de los obispos africanos a los países más ricos es que no azucen los conflictos. El cardenal Bernard Agré, arzobispo emérito de Abidyán (Costa de Margil), habló de «asesinos financieros», que esquilman las riquezas, en colaboración con dirigentes locales e hipotecan a las economías africanas durante generaciones. 2009.X. Sínodo de los obispos africanos de la Iglesia católica.


+++


«África está llena de tumbas de misioneros, no de miembros de la ONU»

Para conocer la importancia de la religión en África es suficiente ir a los cementerios, allí encontramos tumbas de misioneros y sacerdotes, no en cambio las de los funcionarios de la OMS o de la ONU. 2011

 

+++

 

 

 

Breve historia de la evangelización

en el continente africano

 

30. El día de la apertura de la Asamblea especial para África del Sínodo de los Obispos, primera reunión de ese tipo en la historia, los Padres sinodales recordaron algunas de las maravillas realizadas por Dios en la historia de la evangelización en África. Es una historia que se remonta a la época del nacimiento mismo de la Iglesia. La difusión del Evangelio tuvo fases diversas. Los primeros siglos del cristianismo vieron la evangelización de Egipto y de África del Norte. Una segunda fase, relativa a las regiones del continente situadas al sur del Sahara, tuvo lugar en los siglos XV y XVI. Una tercera fase, caracterizada por un esfuerzo misio nero extraordinario, se inició en el siglo XIX.

Primera fase

31. En un mensaje a los Obispos y a todos los pueblos de África sobre la promoción del bienestar material y espiritual del continente, mi venerado predecesor Pablo VI evocó con memorables palabras el glorioso esplendor del pasado cristiano de África: « Pensamos en las Iglesias cristianas de África, cuyo origen se remonta a los tiempos apostólicos y está ligado, según la tradición, al nombre y predicación del evangelista Marcos. Pensamos en la pléyade innumerable de santos, mártires, confesores y vírgenes que pertenecen a ellas. En realidad, desde el siglo II al siglo IV la vida cristiana en las regiones septentrionales de África fue intensísima e iba en vanguardia tanto en el estudio teológico como en la expresión literaria. Nos vienen a la memoria los nombres de los grandes doctores y escritores, como Orígenes, san Atanasio, san Cirilo, lumbreras de la escuela alejandrina, y en la otra parte de la costa mediterránea africana, Tertuliano, san Cipriano, y sobre todo san Agustín, una de las luces más brillantes de la cristiandad.


Recordemos a los grandes santos del desierto, Pablo, Antonio, Pacomio, primeros fundadores del monaquismo, difundido después, siguiendo su ejemplo, en Oriente y Occidente. Y, entre tantos otros, no queremos dejar de nombrar a san Frumencio, llamado Abba Salama, que, consagrado obispo por san Atanasio, fue apóstol de Etiopía ».37 Durante estos primeros siglos de la Iglesia en África, algunas mujeres dieron también testimonio de Cristo. Entre ellas se debe mencionar particularmente a las santas Felicidad y Perpetua, a santa Mónica y a santa Tecla.

« Estos luminosos ejemplos, como también las figuras de los santos Papas de origen africano Víctor I, Melquíades y Gelasio I, pertenecen al patrimonio común de la Iglesia; y los escritos de los autores cristianos de África son todavía hoy fundamentales para profundizar, a la luz de la Palabra de Dios, en la historia de la salvación. En el recuerdo de las antiguas glorias del África cristiana, queremos expresar nuestro profundo respeto por las Iglesias con las que no estamos en plena comunión: la Iglesia griega del Patriarcado de Alejandría, la Iglesia copta de Egipto y la Iglesia etiópica, que tienen de común con la Iglesia católica el origen y la herencia doctrinal y espiritual de los grandes Padres y Santos no sólo de su tierra, sino de toda la antigua Iglesia. Ellas han trabajado y sufrido mucho por mantener vivo el nombre cristiano en África a través de las vicisitudes de los tiempos ».38 Estas Iglesias dan todavía hoy testimonio de la vitalidad cristiana que reciben de sus raíces apostólicas, particularmente en Egipto y en Etiopía y, hasta el siglo XVII, en Nubia. En el resto del continente comenzaba entonces otra etapa de la evangelización.

 

Ntsambi pluriarc
Lumbo or Punu peoples; Gabon, 19th–20th century
Wood, vegetal fiber, pigment; H. 26 1/4 in.
(66.6 cm)
Indiana University Art Museum, Bloomington (77.34.3)


 

Segunda fase

32. En los siglos XV y XVI, la exploración de la costa africana por parte de los portugueses fue acompañada pronto por la evangelización de las regiones de África situadas al sur del Sahara. Este esfuerzo afectaba, entre otras zonas, a las regiones del actual Benín, Santo Tomé, Angola, Mozambique y Madagascar.

El 7 de junio de 1992, domingo de Pentecostés, al conmemorar los 500 años de la evangelización de Angola, en Luanda dije entre otras cosas: « Los Hechos de los Apóstoles describen por su nombre a los habitantes de los sitios que tomaron parte directamente en el nacimiento de la Iglesia por el soplo del Espíritu Santo: "todos los oímos hablar en nuestra lengua las maravillas de Dios" (Hch 2, 11). Hace quinientos años a ese coro de lenguas se añadieron los pueblos de Angola. En aquel momento, en vuestra patria africana, se renovó el Pentecostés de Jerusalén. Vuestros antepasados oyeron el mensaje de la Buena Nueva, que es la lengua del Espíritu. Sus corazones acogieron por primera vez esta palabra e inclinaron su cabeza en la fuente del agua bautismal, en la que el hombre, por obra del Espíritu Santo, muere con Cristo crucificado y renace a una vida nueva en su resurrección (...). Ese mismo Espíritu fue el que impulsó a aquellos hombres de fe, los primeros misioneros, que en 1491, llegaron hasta la desembocadura del río Zaire, en Pinda, iniciando una auténtica epopeya misionera. Fue el Espíritu Santo, que obra a su modo en el corazón de los hombres, quien movió al gran rey del Congo Nzinga- a-Nkuwu a pedir misioneros para anunciar el Evangelio. Fue el Espíritu Santo quien animó la vida de aquellos primeros cuatro cristianos angoleños que, al regresar de Europa, dieron testimonio del valor de la fe cristiana. Después de los primeros misioneros, vinieron muchos más de Portugal y de otros países de Europa, para continuar, ampliar y consolidar la obra comenzada ».39

Durante este período se erigieron un cierto número de sedes episcopales y una de las primicias de esta acción misionera fue la consagración en Roma, en 1518, por parte de León X, de Don Enrique, hijo de Don Alfonso I, rey del Congo, como obispo titular de Útica. Don Enrique llegó a ser así el primer obispo autóctono del África negra.

En aquella época, exactamente en el año 1622, el Papa Gregorio XV erigió con carácter estable la Congregación De Propaganda Fide con el fin de organizar y desarrollar mejor las misiones.

Por diversas dificultades, la segunda fase de la evangelización de África se concluyó en el siglo XVIII con la extinción de casi todas las misiones en las regiones al sur del Sahara.


Tercera fase

33. La tercera fase de evangelización sistemática de África comenzó en el siglo XIX, período caracterizado por un esfuerzo extraordinario, llevado a cabo por los grandes apóstoles y animadores de las misiones africanas. Fue un período de rápido crecimiento, como muestran claramente las estadísticas presentadas a la Asamblea sinodal por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.40 África respondió muy generosamente a la llamada de Cristo. En estos últimos decenios numerosos países africanos han celebrado el primer centenario del comienzo de su evangelización. Verdaderamente el crecimiento de la Iglesia en África, de cien años a esta parte, es una maravilla de la gracia de Dios.

La gloria y esplendor del período contemporáneo de la evangelización en África quedan ilustrados de modo admirable por los santos que el África moderna ha dado a la Iglesia. El Papa Pablo VI tuvo oportunidad de manifestar con elocuencia esta realidad al canonizar a los mártires de Uganda en la Basílica de san Pedro, con ocasión de la Jornada Misionera Mundial de 1964: « Estos mártires africanos vienen a añadir a ese catálogo de vencedores, que es el martirologio, una página trágica y magnífica, verdaderamente digna de sumarse a aquellas maravillosas de la antigua África (...). El África, bañada por la sangre de estos mártires, primicias de la nueva era —y Dios quiera que sean los últimos, pues tan precioso y tan grande fue su holocausto—, resurge libre y redimida ».41

34. La serie de santos que África da a la Iglesia, serie que es su mayor título de honor, continúa creciendo. Cómo no mencionar, entre los más recientes, a Clementina Anwarite, virgen y mártir de Zaire, que beatifiqué en tierra africana en 1985, a Victoria Rasoamanarivo, de Madagascar, y a Josefina Bakhita, de Sudán, beatificadas también durante mi pontificado. Y cómo no recordar al beato Isidoro Bakanja, mártir de Zaire, que tuve el privilegio de elevar al honor de los altares durante la Asamblea especial para África?

« Otras causas están en curso. La Iglesia en África debe encargarse de redactar su propio martirologio, añadiendo a las magníficas figuras de los primeros siglos (...) los mártires y los santos de los últimos tiempos ».42

Ante el formidable crecimiento de la Iglesia en África durante los últimos cien años, ante los frutos de santidad alcanzados, hay una sola explicación posible: todo eso es don de Dios, ya que ningún esfuerzo humano habría podido realizar una obra semejante en un período tan breve relativamente. Sin embargo, no hay lugar para un triunfalismo humano. Recordando el esplendor glorioso de la Iglesia en África, los Padres sinodales quisieron celebrar sólo las maravillas obradas por Dios para la liberación y la salvación de África.

« Ésta ha sido la obra del Señor,
una maravilla a nuestros ojos » (Sal 118117, 23).
« Ha hecho en mi favor maravillas el Pode- roso,
Santo es su nombre » (Lc 1, 49).

 

+++

 

La imposición del "reino del dinero" pone en peligro África, denuncia el Papa Benedicto PP. XVI al presidir la misa en el estadio de Yaundé – 19.III. 2009 Camerún

 

+++

 

 

Durante más de un siglo, Portugal monopolizó el comercio gracias a la colaboración indispensable de los comerciantes árabes – mahometanos del norte de África, que desde siglos, enviaban esclavos de África central a los mercados musulmanes de Arabia, Irán y la India.

 

+++

 

En especial, la explotación sexual de mujeres y niños es un aspecto particularmente repugnante de este comercio y debe considerarse como una violación intrínseca de la dignidad y de los derechos humanos. La irritante tendencia a ver la prostitución como un negocio o una industria no sólo contribuye a la trata de seres humanos, sino que, de por sí, es la prueba de una tendencia cada vez mayor a separar la libertad de la ley moral y a reducir el rico misterio de la sexualidad humana a mero producto de consumo. MMVI

 

+++

 

El abuso sexual o pedofilia es aquella conducta que consiste en que un adulto mantenga contacto sexual con un niño, sin que exista aprobación por parte del menor. Esta acción es considerada un abuso, pues va contra la libertad del niño como persona y crea (en la mayoría de los casos) trastorno de personalidad en él. Tanto niñas como niños pueden ser molestados sexualmente y en la adolescencia entrarán en crisis gravísimas de superar sin la ayuda de los especialistas. Sobre todo, el joven se preguntará si los padres realmente han sido las personas que le han cuidado cuando eran débiles, y provocará un conflicto traumatizante que puede desembocar en el alejamiento afectivo de los mismos, con sentimientos de soledad y desamparo.


1.  La prostitución es una forma moderna de esclavitud.

Es importante reconocer que la explotación sexual, la prostitución y el tráfico de seres humanos son actos de violencia contra las mujeres y, en cuanto tales, constituyen una ofensa a la dignidad de la mujer y son una grave violación de los derechos humanos fundamentales. El número de mujeres de la calle ha aumentado notablemente en el mundo por muy distintos y complejos motivos de orden económico, social y cultural. En algunos casos, las mujeres implicadas han sido víctimas de una violencia patológica o de abusos sexuales desde la niñez. Otras han sido llevadas a prostituirse con el fin de tener lo suficiente para vivir ellas mismas y sus familias. Algunas buscan una figura paterna o una relación amorosa con un hombre. Otras tratan de amortizar deudas excesivas. Algunas dejan situaciones de pobreza en su país de origen, creyendo que el trabajo que se les ofrece en el exterior cambiará su vida. Es evidente que la explotación sexual de las mujeres, que se difunde en el tejido social de todo el mundo, es una consecuencia de muchos sistemas injustos.

 Muchas mujeres de la calle que se prostituyen en el llamado Primer Mundo provienen del Segundo, Tercero y Cuarto Mundo. En Europa, y en otros lugares, muchas de ellas han sido objeto de tráfico de otros países para responder a una creciente demanda de la clientela. Sin embargo, no todas las que han sido objeto de tráfico se hallan implicadas en la prostitución y no todas las prostitutas han sido objeto de tráfico. La esclavitud humana no es algo nuevo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que actualmente 12,3 millones de personas se encuentran esclavizadas en trabajos forzosos y obligados, y que alrededor de 2,4 millones de ellas son víctimas de un tráfico cuyas ganancias anuales ascienden – se dice – a 10 mil millones de dólares US$. 2005.

 

+++

 

S.E.R. Mons. Joseph Serge MIOT, Coadjutor y Administrador Apostólico "sede plena" de Puerto Príncipe (Haiti) 2001

 

¡Qué desafío para nosotros, obispos del Tercer Milenio, ser testigos de la esperanza de este mundo nuestro mundo desconcertadoPara definir mejor nuestra identidad de obispos, fuimos constituidos apóstoles (Cf. Mc 3, 10-15), consagrados y enviados como Jesús (Cf. Jn 10,30), marcados como ecónomos y administradores de la gracia (Cf. 1Co 16, 21-23).

Testigos de la esperanza, los obispos predican cuando es oportuno y también cuando no lo es (2Tm 4,2). Haití, nuestro amado país, está muy desequilibrado. El Papa Juan Pablo tendría razón todavía hoy: "algo tiene que cambiar" para poder establecer nuevamente el equilibrio social.

El pueblo de Haití vive una historia compleja y movida. Se trata de una historia de lucha por la liberación de los oprimidos. Es, quizás, la herencia de una clase de personas masacradas, de otras arrancadas de sus países y arrojadas en la esclavitud con todos sus horrores. A la numerosa fuga de la esclavitud siguió la Independencia del 1804, conquistada heroicamente con los pocos medios a disposición contra los Españoles, Ingleses y Franceses, claramente debilitados por distintas causas.

Esta fuga de la esclavitud no terminó como indican las numerosas crisis políticas y se hizo todavía más presente con la globalización y la mundialización.

Los obispos de Haití están llamados a elegir la santidad, a predicar el Evangelio de la esperanza en un mundo de contradicciones.

Es muy evidente que nosotros, obispos de Haití, estamos llamados a un particular discernimiento en un contexto peculiar de la actual vida socio-política. Pero todo esto en la intimidad con el Cristo que nos llama amigos (Cf. Jn 15,15).

Nuestra misión, por lo tanto, en el camino del hombre de Haití, es la de ser luz en el camino, construir el Cuerpo de Cristo, promover a los hombres allí donde las esperanzas desilusionadas renacen.

Por ello "Ecclesia in America" y "Novo Millennio Ineunte" nos llaman a la caridad. Seamos solidarios en la ayuda recíproca, sin ninguna discriminación, bajo la protección del Padre celeste. El Evangelio no será una carta muerta. Permanece Palabra de vida, "Evangelium vitae".

Queridos obispos, superemos la muralla del miedo. Seamos testigos de Cristo Resucitado. Boguemos mar adentro "duc in altum". El sol del Domingo de Pascua resplandece sobre nosotros.

 

+++

 

 

La Escritura ve también en el día del Señor un memorial de la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto: ‘Acuérdate de que fuiste esclavo en el país de Egipto y de que el Señor tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y tenso brazo; por eso el Señor tu Dios te ha mandado guardar el día del sábado’ (Dt 5, 15).

 

+++

 

12. Un signo de la misericordia de Dios, hoy especialmente necesario, es el de la caridad, que nos abre los ojos a las necesidades de quienes viven en la pobreza y la marginación. Es una situación que hoy afecta a grandes áreas de la sociedad y cubre con su sombra de muerte a pueblos enteros. El género humano se halla ante formas de esclavitud nuevas y más sutiles que las conocidas en el pasado y la libertad continúa siendo para demasiadas personas una palabra vacía de contenido. Muchas naciones, especialmente las más pobres, se encuentran oprimidas por una deuda que ha adquirido tales proporciones que hace prácticamente imposible su pago. Resulta claro, por lo demás, que no se puede alcanzar un progreso real sin la colaboración efectiva entre los pueblos de toda lengua, raza, nación y religión. Se han de eliminar los atropellos que llevan al predominio de unos sobre otros: son un pecado y una injusticia. Quien se dedica solamente a acumular tesoros en la tierra (cf. Mt 6, 19), « no se enriquece en orden a Dios » (Lc 12, 21).

 

+++

 

Los obispos africanos piden perdón por las culpas de africanos en situaciones poco edificantes


En la isla de Gorée, lugar símbolo del comercio de hombres y mujeres

 

DAKAR, 8 octubre 2003 - La Iglesia católica en África ha pedido perdón pública y solemnemente por la implicación pasada y presente de los africanos en las antiguas y nuevas formas de esclavitud.


El llamamiento tuvo lugar en una «ceremonia de perdón» por los africanos que «han vendido a sus hermanos» en el marco de la asamblea plenaria del Simposio de Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM) que se celebra en Senegal hasta el 12 de octubre.

Tres obispos, en nombre de todo el episcopado africano, afirmaron: «Reconocemos estas faltas graves y nos ponemos de rodillas para pedir perdón».


«Estos pecados exigen hoy, una vez perdonados, que la Iglesia católica, por la que respondemos en África, ponga diez veces más de ardor para corregir la mentalidad desviada que ha surgido de estos hechos y que los permitieron», añadieron los prelados en la ceremonia, que tuvo lugar este domingo.


El acto se celebró en la «Casa de los esclavos» en la Isla de Gorée, lugar simbólico en que tenía lugar la trata de seres humanos que fueron enviados a trabajar a América y fue seguido por un Vía Crucis y una celebración eucarística. El 22 de febrero de 1992 Juan Pablo II había visitado este lugar.


La reunión del SECAM, en la que participan 150 obispos y cardenales africanos, venidos a Dakar, tenía entre otros objetivos dar un impulso al trabajo de «purificación de la memoria», términos utilizados por monseñor Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kisangani y presidente del Simposio episcopal.


En este contexto, el sábado se publicó un informe elaborado por el secretario general de la conferencia episcopal regional para África Occidental Francófona (CERAO), el padre Barthélémy Adoukonou, en el que se constatan las culpas de los africanos en su propia esclavitud.


El teólogo de Benín, en su informe de quince páginas, afirma que la esclavitud tuvo lugar gracias a la complicidad de algunos africanos de color.


«La trata de negros es uno de los actos más odiosos, o quizá el más odioso de la historia humana, ya sea por sus dimensiones, ya sea por los desastres humanos que provocó o por las mentalidades y comportamientos que la permitieron. Entre estas mentalidades y comportamientos, nosotros, por nuestra parte, incluimos en primer lugar las mentalidades y comportamientos de nosotros mismos, negros», afirma.


La «trata», concluye, «no hubiera tenido lugar y no se perpetuaría bajo formas tan nocivas como ocultas si no tuviéramos la responsabilidad que tenemos».


«Hay africanos que han vendido a sus hermanos», aclara monseñor Théodore-Adrien Sarr, arzobispo de Dakar, en declaraciones concedidas el lunes a la prensa.


Era necesario este trabajo de afirmación de la verdad para que «los africanos salgan de una especie de “autoinferiorización” y tomen por las riendas el futuro de África», concluye. 
ZS03100806

 

 

 

 

“¿Cómo callar tantas formas de violencia perpetradas también en nombre de la fe?

Guerras de religión, tribunales de la Inquisición y otras formas de violación de los derechos de las personas…

Es preciso que la Iglesia, de acuerdo con el Concilio Vaticano II, revise por propia iniciativa los aspectos oscuros de su historia, valorándolos a la luz de los principio del Evangelio” S. S. Juan Pablo II a los Cardenales, 1994. VAT.

 

+++

 

La Iglesia ha pedido perdón y continúa haciéndolo como también perdonando; no siempre actúan así los que acusan a la Iglesia por las faltas humanas de sus miembros que deshonran y ofenden, no sólo a la Iglesia sino a la dignidad humana.

 

+++

 

 

La presencia del negro-africano en España es muy antigua, pero creció con la invasión árabe porque una gran parte de los ejércitos bereberes musulmanes, estaban reforzados con tropas de esclavos negros mahometanos, que desempeñaron un gran papel en el desarrollo de los enfrentamientos bélicos. Según la crónica Rawd al-Qirtas, escrita por un letrado de Fes en el primer tercio del siglo XIV, para la batalla de las Navas de Tolosa (1212) “el grueso del ejército se componía de 300.000 hombres; los negros {mahometanos}, que iban delante de él en la guerra y que formaban su guardia (la de Al-Nasir, el jefe), eran 30.000”. Para este autor, las mejores riquezas de los benimerines, nombre genérico dado a los invasores árabo-africanos, “eran los caballos, los camellos y los negros”.

Vese perfectamente la práctica de la esclavitud y el tráfico de esclavos por parte del poder mahometanos que esclavizaban y comercializaban a otros musulmanes.

En la relación de otras batallas que se describen en la misma crónica, como la de Santarem (1184) o la de Alarcos (1195) de signo favorable a los árabes, se hace referencia a la relevante intervención de los negros. La mayor parte de éstos se quedaron en España, muchos continuaron en su condición servil {de trabajo bajo o humilde, pero no en calidad de esclavos}, formando parte de las tropas y otros consiguieron su libertad y se instalaron en diferentes tierras cristianas o lugares liberados del yugo islámico, desempeñando alguna actividad. Ocasionalmente, aparecen en relatos literarios y en crónicas cuando protagonizan algún hecho destacable; también de forma más esporádica y rara se detecta su semblante en algún cuadro o conjunto escultórico, dando un tono de exotismo y de anécdota a toda la escena.

El negro pasa así más o menos “desapercibido”, hasta que los portugueses comenzaron los descubrimientos africanos de la vertiente atlántica, en la segunda mitad del siglo XV. Aunque su intención primera fue el comercio del oro y de las especias, pronto se dieron cuenta de que ambos productos no eran tan abundantes como habían pensado, y, para amortizar los gastos de armadura, recurrieron al comercio de esclavos, comercio consistente en comprar y transportar al esclavo.

Tales esclavos eran capturados por hacendados negros y musulmanes en su inmensa mayoría, que hacían comercio vendiéndolos a los compradores [cristianos] e intermediarios que disponían de embarcaciones y transporte. Esto indica la enraizada práctica de la esclavitud en el mundo africano y aumentada bajo los seguidores de Mahoma que abastecían el fructífero comercio de esclavos hacia la península arábica como hacia el norte de África. Dicho comercio rendía conspicuamente si eran féminas adolescentes, y hasta niñas que servirían a los apetitos -bajo un solo hombre macho mahometano- del harem.  

 

+++


 

Asesinan a religiosa que denunció red

de tráfico de órganos en Mozambique

 

Esclavitud inimaginable: raptados, esclavizados y le extraen órganos - 2004

 

ROMA, 04 Mar. 2004 (ACI).-La religiosa de las Siervas de María Inmaculada, Doraci Edinger, quien hace unos días denunció una red de tráfico de órganos en Mozambique, fue asesinada en su hogar, al norte de la ciudad de Nampula.

Mientras las autoridades del país suroriental africano afirman no haber encontrado evidencia de un intercambio de órganos humanos, las religiosas aseguran haber hablado con víctimas que lograron escapar y tienen fotografías de niños muertos con órganos faltantes.

Jose Tembe de la cadena BBC explicó que muchas personas en la capital certifican que dicha red de tráfico existe y están perturbados porque las autoridades no han hecho algo al respecto.

Una portavoz del instituto religioso declaró que “muchos países están involucrados en este inicuo juego y las víctimas son los pobres, esos que no tienen voz alguna o defensa, o fuerza para defenderse; estamos convencidos que Nampula es parte de una red internacional”.

Por otra parte, un reportaje de la agencia LifeSite News reveló que las religiosas recibieron amenazas de muerte por descubrir la red y denunciar que ellas mismas habían escapado a cuatro intentos de emboscada.

Las hermanas pudieron recoger información debido a que la operación se realizó en una propiedad adyacente a su convento y varios de los niños capturados escapaban.

 

+++


Manuel Araus Segura, militante del Movimiento

Cultural Cristiano: "Manejamos la cifra de

400 millones de niños esclavos en el mundo"

 

 

Manuel Araus Segura, militante del Movimiento Cultural Cristiano, educador, autor de diversos materiales sobre el hambre y la esclavitud infantil, habla para Veritas sobre las manifestaciones que han organizado en 31 localidades españolas para denunciar la esclavitud infantil el próximo día 16 de abril.
     
     Manuel Araus responde a esta entrevista con una anotación previa: "Muchas ONGs y Organismos Internacionales como la OIT o la UNICEF hablan de estos niños como de “trabajadores”. Nos oponemos radicalmente a esta consideración. Primero, porque oculta que se trata de una lacra de este sistema económico que, en palabras de Juan Pablo II, es “imperialista” (Sollicitudo Rei Socialis), y segundo porque adoptamos en todo momento una postura que quiere ser moral y no “técnica” ni científica".
     
     Según Araus, "a estos niños se les condena a vivir así objetivamente, sin posibilidad real de que sea posible lo que la humanidad ha plasmado en los Derechos del Hombre o en los Derechos del Niño. El trabajo de los niños debe ser el estudio y el juego, según esta conciencia universal. Pero la situación de estos niños es una gravísima injusticia e inmoralidad que no debe ocultarse con tecnicismos o maquillajes que le vienen bien a los que no quieren acabar con ello".
     
     - ¿Tiene el Movimientos Cultural Cristiano datos sobre la situación de la esclavitud infantil en el mundo?
     
     Manuel Araus: Estamos manejando la cifra de más de 400 millones de niños esclavos.
     
     Los datos que manejamos proceden de los propios Organismos Internacionales: la OIT y la UNICEF. Sabiendo que ninguna Agencia Internacional tiene datos fiables y que los que se le proporcionan a estos Organismos son los propios gobiernos. Ellos manejan una cifra que, dependiendo de los criterios que empleen en el estudio, oscilan entre 250 y 350 millones de niños. Pero ellos mismos reconocen que hay un porcentaje muy alto de niños (superior al 5% en el total y que llega al 80 o al 90% en países como Sierra Leona) no reconocidos “oficialmente”, es decir, que “legalmente” no existen. Si lo aplicamos a los 2.100 millones de menores que hay en el mundo, la estimación que hacemos nos parece incluso conservadora.
     
     Si los datos los situamos en los diferentes sectores o escenarios de esta guerra contra los niños: por un lado, se cifra en más de un 70% los niños explotados en economías que podemos llamar “locales”, que comprende la agricultura rural tradicional, las ventas de niños por las familias para saldar deudas a terratenientes, el trabajo en minas que habían sido abandonadas o bosques, o el trabajo en talleres- fábricas artesanales de cerámica, vidrio, fósforos, fuegos artificiales...
     
     Se calcula además en torno al 7% los que están vinculados a lo que podríamos llamar “sector de exportación”, que es el más directamente ligado a las transnacionales agrarias e industriales y a su modo de operar. Aquí se encuentran la Nike, Adidas, Reebook, Mattel, Chicco, Chiquita, Del Monte, Dole, Nestle, etc.
     
     Asimismo, se estiman ya en 500.000 los niños vinculados a los ejércitos y a la guerra tanto oficiales como paramilitares, de guerrillas o de narcotraficantes y contrabandistas. Y el resto pertenece básicamente a ese sector que podemos llamar de economía negra, sumergida, de “servicios”, clandestina... En él destacan en primerísimo lugar los esclavos domésticos y luego la explotación sexual. Pero abarca todo tipo de “trapicheos” y mafias, incluidas las de tráficos de órganos.
     
     - Desde hace años MCC reclama que se celebre el 16 de abril el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil, ya que se conmemora la muerte de Iqbal Masih, símbolo de la esclavitud infantil. ¿Podría hablarnos de su historia y de su testimonio cristiano?
     
     Manuel Araus: Iqbal Mashib fue vendido por sus padres a los 4 años por 2000 pesetas nuestras de antes. Como muchos otros, la causa fue la deuda de la familia. Se le ofreció entonces trabajar con un salario de una rupia en las factorías de alfombras pakistaníes.
     
     En su trabajo como esclavo conoció a Ehsan Ullah Khan, presidente del Frente de Liberación del Trabajo. Asociado en dicho Frente, comenzó su vida militante. El testimonio de la lucha de los cristianos le llevó a su bautizo como católico. No debemos olvidar lo que es ser cristiano viviendo en un barrio de fundamentalistas islámicos y en un país que tiene un 97% de su población musulmana. La vida militante, de lucha contra la esclavitud infantil, fue su testimonio cristiano.
     
     Durante su vida asociada consiguió contribuir a cerrar varias empresas en las que todos los trabajadores eran niños esclavos como él. Logró llamar la atención sobre su denuncia hasta a la propia primera ministra de Pakistán, que se comprometió con él en esta batalla. Desde ese momento se sabía amenazado de muerte por la mafia del empresariado de alfombras. Pero él ya había decidido libre y conscientemente entregar su vida en esa lucha.
     
     Su ejemplo transcendió internacionalmente y fue premiado en Estocolmo y en Boston. Con el premio no abrió un comedor. Era muy consciente de que no se trataba de hacer asistencialismo. Decidió que había que hacer una Escuela. Al colocar la primera piedra manifestó su intención de hacerse abogado para continuar la lucha contra la esclavitud infantil hasta erradicarla completamente.
     
     Su resolución se vio parcialmente truncada con su asesinato a los 12 años. No nos cabe duda de que fue mártir. Su asesinato tuvo lugar el 16 de Abril de 1995. Pascua de Resurrección. Eso quiso decir algo. Nosotros estamos empeñados en que su muerte sea el preludio de un mundo sin esclavitud infantil.
     
     Un semblante mas amplio lo podéis adquirir en el libro sobre Iqbal Mashib que hemos editado en Voz de los sin Voz.
     
     -¿En qué países tiene mayores índices de esclavitud a niños?
     
     Manuel Araus: En África, el 20% de los niños trabajan y constituyen el 17% de la fuerza laboral total. Destacan los países occidentales. En Iberoamérica, el porcentaje de niños esclavos rebasa el 25%, sobre todo en las grandes ciudades de Brasil. En Asia se produce el resto. Habría que señalar muchos: Camboya, Tailandia, India, Pakistan, Sri Lanka, Taiwan...
     
     Cualquiera de los países en los que se producen nos habla del colonialismo, del neocolonialismo y del papel que les ha sido asignados en el actual desorden mundial.
     
     Tampoco los países enriquecidos estamos al margen de esta realidad de explotación de niños. Han sido denunciadas en Inglaterra, en Italia,... y en España. Se estima que aquí un millón de niños menores de 16 años trabajan en el calzado, juguetes, agricultura y textil (10,26% población menor 16 años). Incluso se han denunciado más de 5.000 casos de prostitución infantil.
     
     - ¿Lleva MCC a cabo proyectos de ayuda concreta para erradicar este problema?
     
     Manuel Araus: No creemos que se trate de un problema de ayuda. Se trata de un problema eminentemente político, que tiene en el trasfondo una mentalidad y una “cultura de la muerte” tal y cómo ha denunciado también, sin que los cristianos nos queramos dar por enterados, Juan Pablo II.
     
     Por nuestra parte llevamos más de 20 años sosteniendo una campaña permanente por la justicia en las relaciones Norte- Sur, en la que situamos el hambre, el paro y la precariedad, y la esclavitud infantil como los tres grandes problemas políticos de nuestro tiempo.
     
     En el marco de dicha campaña, llevamos a cabo difusión de información y materiales de formación para todos aquellas personas y grupos que lo deseen. Desde el principio, y con medios pobres, hemos puesto en marcha una editorial, Voz de los sin Voz, con precios seis veces por debajo de los de mercado, que cuenta ya con más de 400 títulos de libros, con vídeos, y con las Revistas bimestrales "Autogestión" e "Id y Evangelizad". También ha puesto en marcha una página Web: solidaridad.net. En todo este trabajo, la esclavitud infantil ocupa un lugar central. La distribución se realiza mediante actos de conciencia en las calles de toda España y en algunos países de Iberoamérica. Mensualmente, con trabajo militante gratuito, estamos sosteniendo más de 500 actos de difusión de conciencia y opinión pública en la calle.
     
     Para el que quiera profundizar, hay montadas en España 30 Casas de Cultura y Solidaridad que ofrecen formación intensiva y distribución permanente de estos materiales. Los cursos y charlas sobre este tema se incrementan lógicamente con motivo de la proximidad de la fecha del 16 de Abril.
     
     Contamos también con una Centro de Espiritualidad y Escuela de Militancia permanente en la Casa Emaús, Torremocha del Jarama (Madrid). En ella se sostienen cursos en régimen de internado al menos un fin de semana al mes y de forma continua en los meses de Julio y Agosto.
     
     También trabajamos en formación solidaria intensiva con niños y jóvenes a través de la Escuela Solidaria Iqbal Mashib y el grupo juvenil de Camino Juvenil Solidario, que se reúne todos los fines de semana en la Casa Emaús de Madrid y en varias de las Casas de Cultura y Solidaridad.
     
     Por último, de momento, estimamos necesario generar una presión política-moral sobre las instituciones municipales, estatales, europeas y los organismos internacionales. Hemos logrado mociones de denuncia contra la Esclavitud Infantil en más de 40 municipios. Hemos exigido a todos los partidos políticos que incluyan en sus programas estos problemas de solidaridad internacional como prioritarios y hemos solicitado en todas las campañas electorales que no se de apoyo a ningún partido que no se comprometa a acabar con este genocidio hacia los empobrecidos.
     
     Hemos sostenido reuniones infructuosas con el delegado de la OIT en España y hemos hecho llegar nuestra denuncia a todos los sindicatos y organismos internacionales. Sin una opinión pública decididamente opuesta a consentir que el trabajo esclavo sostenga nuestras formas de vida consumista, el problema, para los “tecnoburócratas” de estas organizaciones siempre resultará “complejo” y estará aplazado para “mejores circunstancias”. Y en esta línea hemos institucionalizado dos marchas- concentraciones al año en más de 30 localidades de España e Iberoamérica. Una, en Navidad y la otra con motivo del 16 de abril. Ese día, a las 20 horas, nos concentraremos un año más en la Puerta del Sol de Madrid y en 30 localidades más (que están anunciadas también en Solidaridad.net).
     
     -¿Cómo una sociedad puede llegar a límites tan crueles como la esclavitud infantil?
     
     Manuel Araus: Esta es una buena pregunta. Creemos que no tenemos realmente conciencia de este problema. No decimos que no tengamos información. Decimos conciencia, es decir, razonamiento y reflexión interiorizada sobre las causas que lo provocan, juicio moral público claro y contundente, auténtico deseo de comprometernos, también personalmente, en su combate. Sostenemos que se está llevando a cabo una auténtica guerra de los fuertes contra los débiles en las que los niños están siendo un sector auténticamente masacrado. No podemos analizar, tal y como se hace en nuestra opinión pública, el problema de los niños explotados laboralmente por un lado, el de la explotación sexual por otro, el de los niños soldados por otro, etc. No están desligados unos problemas de otros. Podemos seguir actuando sobre la causas y consecuencias específicas que tienen cada uno de esos problemas pero mientras que no seamos consciente de las causas profundas que los sostienen conjuntamente, se seguirán agravando. Y encima, con la “conciencia”, que nos encontramos en todas nuestras salidas a la calles, de que “yo ya los apadrino”, o apadrino un “proyecto”, o eso es culpa de “sus familias”, o ellos “quieren trabajar” y así “colaboran” en el mantenimiento de sus familias. Esta conciencia está siendo difundida, con un clarísimo perjuicio objetivo para acabar con el problema, por la mayoría de las Campañas de las ONGs que trabajan con estos temas. Como se ha dicho hasta la saciedad en relación a la solución de los problemas, lo decimos con un símil, para acabar con el problema de una curva que produce cientos de accidentes de tráfico, no se puede acudir a construir sin más hospitales, que nunca serán al final suficientes. Hay que arreglar la curva. La curva es un problema político y sindical, de decisión política y claro compromiso sindical.
     
     La esclavitud infantil no es un problema más entre otros. Es un problema político de primer orden. Decimos, sin creer estar exagerando que el hambre, el paro y la esclavitud infantil son también terrorismo. Y nos oponemos, sin distinción, a todo terrorismo. A todo.
     
     -¿Qué factores son detonantes de la esclavitud a niños?
     
     Manuel Araus: La guerra contra los niños debe encuadrarse en eso que también ha calificado Juan Pablo II como la guerra sistemática de los fuertes contra los débiles.
     
     No es un capítulo más de ella, es la manifestación más salvaje, más clara, del auténtico rostro de un sistema -capitalismo transnacional neoliberal- que pretende imponerse a plano universal.
     
     La explotación de los menores se ha convertido en un instrumento de la guerra comercial internacional. Poderosas empresas transnacionales, con producciones que van desde los automóviles y ropa de gran consumo hasta refrescos y zapatillas deportivas- utilizan a niños y niñas, mediante subcontrataciones en los países empobrecidos, para abaratar una mercancía que se vende en otros lugares. Y como consecuencia también de la exclusión o prescindencia, la deslocalización y las políticas económicas dictadas a los grandes organismos internacionales por estas mismas empresas.
     
     Este problema está ligado al paro, la precariedad y el subempleo que padecen en el mundo 1.600 millones de adultos y, por lo tanto, a toda la organización mundial del trabajo que han promovido las grandes empresas transnacionales. Está ligado a la traición a los postulados básicos del sindicalismo y de nuestros sindicatos que eran postulados internacionalistas y que fueron los principales promotores entonces de la desaparición de la explotación infantil.
     
     Está ligado a la falta de educación, al analfabetismo, a la falta de escuelas y a su imposible acceso.
     
     Está ligado a los más de 70 conflictos armados en los que viven sumidos millones de familias. De esta situación de guerra proceden los reclutamientos involuntarios para los ejércitos de todos los bandos, gran parte de la prostitución que se demanda en todas las bases militares del mundo, los desplazamientos masivos de población, los refugiados y los huérfanos que forman el ejército de “niños de la calle”.
     
     Está ligado a la demanda creciente que realiza nuestro estilo de vida consumista, nuestro deseo de vivir bien a costa de lo que sea, nuestras ganas de evadir con el consumo el sinsentido de esta organización antipersona del empleo.
     
     Está ligado a la inoperancia de unos Organismos Internacionales como la OIT o la UNICEF donde el peso de las superburocracias y los intereses de los Estados fuertes sigue siendo la principal fuente de actuación por mucho que declaren cada poco tiempo su interés por acabar con estas lacras.
     
     -¿Sufren los niños esclavizados normalmente otro tipo de vejaciones?
     
     Manuel Araus: Imaginamos que la pregunta no quiere degradar la vejación que en sí supone la esclavitud. Esta es la vejación fundamental. Millones de niños en el mundo no podrán desarrollarse ni física ni mentalmente como deben desarrollarse. Pero además de vivir la experiencia de violencia estructural, que es violencia, vivirán frecuentemente la experiencia de la violencia directa: el maltrato, la agresión, la violación, la droga... y toda la gama de violencias imaginables y no imaginables.
     
     Pero es que además su esclavitud, nos degrada a nosotros moralmente y nos convierte a la vez que en verdugos inconscientes, en víctimas de una esclavitud no menos grave: la esclavitud de la alienación, del que busca satisfacer todos sus caprichos en la conciencia de que tiene derecho a ellos.
     
     -¿Cuáles son en su opinión las posibles soluciones a este problema?
     
     Manuel Araus: Creo que ya hemos apuntado esta respuesta cuando hemos hablado de lo que estamos haciendo.
     
     Es necesaria la presión moral liberadora, a través de la creación de una opinión pública que no tolere esta salvajada. Esto es una profunda acción política que demandará una firme actuación sindical.
     
     Por otro lado, la educación de una conciencia y una mentalidad auténticamente solidaria, es decir, que entiende que la solidaridad no es un adorno o un maquillaje de unas formas de vida ancladas en la salvaje insolidaridad, que la solidaridad no es “dar lo que nos sobra”, sino “darse”, “compartir hasta lo necesario para vivir”. Es decir, una forma de entender el ser, no un “hacer”. Una opción por una concepción comunitaria de la persona. Todo lo opuesto a esto es eso que se ha dado en llamar el “egoísmo solidario”, que quiere decir, que hay que “dar” porque nos interesa, pensando ya no en los demás sino en uno mismo.
     
     -¿Qué actitud debemos tener los cristianos ante tal injusticia?
     
     Manuel Araus: El cristiano debe plantearse ante estos graves problemas humanos, que siempre son religiosos, el problema de su conversión. No es posible amar, como el que dio la vida por nosotros, sin sentirnos profundamente llamados a la comunión solidaridad con los que sufren en este mundo. La vocación sin estrenar del laico que nos reclama la Iglesia, es la de “consagrar el mundo a Dios”, esto es, el de transformarle para que cante su Gloria. Esto, nos dice la doctrina de la Iglesia, no pasa sólo ni principalmente por “comprometernos” en el plano personal o incluso el ambiental, sino por entender que hay que, a la vez, transformar las estructuras por las que transcurren la vida de las personas, que son -cito de nuevo al Papa- “auténticas estructuras de pecado”. No basta con ser “buenas personas”. La Iglesia nos propone una caridad de la que hay muy pocas catequesis: la caridad política.
     
     Los niños esclavos son una blasfemia. Son una acusación. Son una llamada a nuestra responsabilidad moral, a la conversión de nuestras formas de vida, y a la caridad política.
     
     -¿Cree usted que son precisamente las grandes empresas multinacionales los grandes obstáculos que impiden que no se luche de una forma clara y decidida para la solución de este problema mundial?
     
     Manuel Araus: Ya nos hemos extendido en esta pregunta. Es el entramado- sistema imperialista- lo que pone obstáculos y los seguirá poniendo a la desaparición de esta lacra. Que duda cabe que las empresas transnacionales son los principales “actores” de este entramado. Pero sin olvidar que se trata de un entramado.
     
     No debemos olvidar además, que cuando hablamos de transnacionales no estamos hablando sólo de producción de “bienes y servicios”, también estamos hablando de las grandes empresas de formación de opinión pública. Frente a estas tenemos una de las batallas más importantes. A los empobrecidos se les ha privado de voz propia en este entramado. No se llama en vano nuestra editorial “Voz de los sin Voz”.

2004-04-13 – 15,35HS. ESP.

 

+++

 

 

ESCLAVITUD - 2004

Unos 500.000 menores reclutados

 

Según Amnistía Internacional actualmente, 500.000 menores han sido reclutados por fuerzas armadas gubernamentales, grupos paramilitares, milicias civiles y grupos armados no estatales de diversa índole en más de 85 países de todo el mundo. De ellos 300.000 combaten directamente en conflictos armados en 35 países.

Organizaciones como Save the Children (Salvar a los niños) tienen como objetivo ofrecer una alternativa a estos niños que acaban convirtiéndose, a la fuerza o voluntariamente, en asesinos temerarios y cometiendo atrocidades en nombre de causas que no entienden, bajo los efectos de las drogas o adoctrinados.

El pasado 12 de febrero, día mundial contra el uso de niños soldados, AI y Save the Children presentaron la Coalición Española para acabar con la utilización de niños soldados . Esta Coalición se une a las más de 40 coaliciones nacionales que forman la coalición internacional con el mismo nombre, fundada en 1998. El objetivo es acabar con el reclutamiento y participación en conflictos armados de niños menores de 18 años. ABC. 2004-02-17 – ESP.

 

 

+++

 

TESTIMONIO DE UN SACERDOTE CATÓLICO

 

Fuertes presiones para que un misionero español abandone el rescate de niños soldados

 

ESTEBAN VILLAREJO

La guerrilla le acusa de «robarle» niños soldados mientras el Ejército le recrimina sus denuncias sobre un ataque reciente a un campamento de refugiados

MADRID. La historia del misionero español José Carlos Rodríguez Soto con Uganda comenzó cuando un día, hace veinte años, sintió «la atracción especial que siempre tiene África». Entonces, con 25 años, se desplazó hasta Kampala, capital ugandesa, para terminar sus estudios de Teología. Durante cuatro años experimentó «la llamada africana», pero, como no podía ser de otro modo en este continente, también asistió a una nueva y desgarradora tragedia: «la guerra que desde 1986 asola al país y que ha robado la infancia a casi 30.000 niños, convertidos en soldados, en máquinas drogadas de matar, en buscadores de venganza. sin otro futuro que el del fusil AK-47». Son los niños soldados a los que él se empeña en rescatar de la guerra.

Durante estos últimos días, y a causa de ese empeño, José Carlos ha venido recibiendo presiones de uno y otro bando para que abandonde su tarea en la misión de Gulu, al norte de Uganda. Se encuentra en el fuego cruzado, entre la guerrilla y el Gobierno ugandés.

Por una parte, el misionero no está muy bien visto entre los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor, que dirigidos por el enigmático y autoproclamado profeta, Joseph Kony, combate al Ejército gubernamental del presidente Yoweri Museveni, en el poder desde 1986. Los rebeldes acusan al sacerdote madrileño de «robarle» niños soldados.

30.000 niños secuestrados

«Una de nuestras tareas en la misión es la de tratar que esos niños dejen las armas y tengan un futuro mejor. Les buscamos un empleo, les ofrecemos alojamiento..., en fin, tratamos de devolverles a la humanidad», comenta en una conversación teléfonica José Carlos quien insiste en que «desde 1994 han sido secuestrados en Uganda 30.000 niños para ser utilizados como soldados (de ellos diez mil en los últimos dos años). Aproximadamente el 90 por ciento de los guerrilleros han sido o son niños soldados, y crecido en ese ambiente de violencia, sangre y fuego. Aquí, a los seis años un niño sabe ya distinguir el sonido de un lanzagranadas del de un mortero».

Pero la lacra de los niños soldados no sólo se encuentra en las guerrillas. Diversas organizaciones humanitarias han denunciado que el Ejército regular también recluta niños para su frente de batalla. Ellos, por supuesto, lo niegan.

Por otra parte, este misionero camboniano, colaborador de la revista Mundo Negro, también habría recibido presiones para que abandone su labor desde el Gobierno después de que publicara una carta en la prensa donde explicaba que el Ejército ugandés realizó una redada en un campamento de refugiados durante la cual un incendio arrasó cientos de cabañas.


En su artículo, el sacerdote afirmaba que «todas las personas con las que hablamos (del campamento de refugiados de Pabbo) nos dijeron que antes del incendio los soldados habían arrestado prácticamente a todos los varones adultos y que el fuego comenzó cuando un militar se deshizo de una colilla encendida».

El Ejército negó la acusación y aseguró que el motivo de la redada era buscar «colaboradores rebeldes». Una comisión de policías y militares habría decidido la semana pasada que Rodríguez debía abandonar el país. Pero de momento no ha recibido noticia alguna: «Ni yo, ni el obispo, ni ninguno de mis superiores hemos recibido notificación, verbal o escrito, que nos pida abandonar nuestra misión. En principio sobre este tema prefiero abstenerme de hablar. Mi deseo es no moverme de donde estoy y manifestar que nuestra tarea nada tiene que ver con la política, o con uno u otro bando implicados en la guerra, nuestro trabajo tiene que ver con lo humano», comenta tranquilo, pero sabedor de que cualquier palabra altisonante puede desencadenar su inmediata expulsión.

Paradójicamente, este sacerdote católico, objetivo de las iras de rebeldes y de ciertos sectores gubernamentales, comparte con otros líderes religiosos de la región (anglicanos, ortodoxos y musulmanes) la ardua tarea de encauzar las negociaciones entre las partes en conflicto a través de la Iniciativa de Paz de los Líderes Religiosos Acholi, «un cártel interreligioso que desde 1998 propugna una solución pacífica al conflicto armado que asola el norte de Uganda. «Nos hemos reunido varias veces con los rebeldes en el bosque, para mediar en el conflicto», asegura Rodríguez. Quizá esas reuniones hayan levantado las sospechas en el mando militar fiel al Gobierno de Kampala, como ya ocurriera en el 2002, cuando en plenas conversaciones con los rebeldes les sorprendió un ataque del Ejército ugandés que casi acaba con sus vidas y motiva su expulsión.


De nuevo, tranquilo, firme en sus declaraciones, mantiene que su intención es no moverse de Gulu. Uno de esos destartalados rincones del continente olvidado donde el sida (unos 880.000 niños son huérfanos a causa de esta pandemia), la guerra, el hambre y el odio suman y siguen.

¿Una guerra olvidada la de Uganda? ¿Quiénes son los niños soldados secuestrados para matar? ¿Puede hacer algo la comunidad internacional? (Preguntas por otra parte típicas cuando hablamos de una guerra africana) En estas cuestiones es donde el tono del misionero camboniano se enerva algo. «Como español me da mucha pena el que en el tiempo que llevo aquí, nunca jamás he visto un representante español. Es una situación humanitaria mucho más grave que la de Irak o que la de Oriente Próximo pero como aquí no hay intereses comerciales no interesa a nadie». Es la historia de siempre.

Rodríguez acaba la conversación agradaciendo el interés por Uganda (limítrofe con Sudán, Kenia, R.D. Congo, Ruanda y Tanzania). Mañana será otro día en las calles de Gulu. Un día para verse las caras «en el bosque». Al rescate de los niños soldados que creen en un futuro mejor. Lejos del olvido.

2004-02-17 - ‘ABC’ ESP.

 

+++

 

UNA ATROCIDAD EN EL OLVIDO DE ÁFRICA 2004

 

INOCENCIO F. ARIAS. Embajador de España ante las Naciones Unidas

 

«Un día los comandantes nos obligaron a matar una familia...Me escapé al bosque pero me encontraron y devolvieron al campamento. Me apaleaban todos los días...Aún tengo miedo. No se leer, no se donde está mi familia, no tengo futuro...Por las noches no duermo y pienso en las cosas horribles que he visto y hecho como soldado». La confesión es de Kalami, un joven congoleño de 15 años obligado a luchar desde la edad de 9. Son miles los niños en el mundo que se encuentran en esa espantosa situación. La ONU contabiliza más de una docena de situaciones en las que se produce esa movilización forzada de críos y crías.

El drama más acuciante de estas fechas, pero no el único, es el que se produce en Uganda. Como en otras latitudes, centenares de niños son secuestrados por facciones armadas, especialmente por el movimiento guerrillero LRA para engrosar sus filas. Los niños son empleados como combatientes, mensajeros, informadores etc... Las niñas con frecuencia son explotadas sexualmente. Dado que los secuestros se producen normalmente en incursiones nocturnas en pueblos y aldeas desprotegidos, en donde los niños son literalmente arrastrados de sus cabañas y los padres pierden para siempre su rastro o los encuentran meses o años más tarde totalmente destrozados física y psicológicamente, cada día al caer la tarde, en los últimos meses, pequeñas procesiones que engloban a miles de niños abandonan sus villorios para ir a dormir en refugios en las ciudades cercanas más protegidas. Unos 15,000 de estos «viajeros de la noche» se calcula que buscan cada día el amparo de la ciudad de Gulu al norte de Kampala. A la mañana siguiente desandan lo andado, a veces 8 kilómetros pra ir a la escuela, ayudar a sus padres a buscarse el sustento... Una de estas niñas, Prossy relataba al Washington Post que había sido violada varias veces y obligada a matar a una compañera que había desobedecido a un guerrillero. «Era algo espantoso», repite, «una maldición, quería morirme, incluso matarme». El periódico comenta que Prossy, convertida en la «mujer de un rebelde» a los 11 años y que estuvo tres meses sin poder articular palabra después de huir, acababa de cumplir 16 años pero aparentaba 60. Unicef estima que unos 30 niños son raptados al día en esa zona para estos fines militares. Da escalofríos.

A Uganda y el Congo, y con mayor o menor grado de barbarie, se unen Sudán, Liberia, Myanmar, Sri Lanka, Nepal, Colombia etc... hasta 17 países según la contabilidad de diversas ONG. Los niños son generalmente enrolados a la fuerza, en otras ocasiones, con su familia y su entramado social destruídos a causa de un conflicto, se alistan voluntariamente como único modo de supervivencia. No falta quien tome la decisión después de contemplar a una persona cercana de su familia asesinada o torturada por una facción determinada; se ingresa en la contraria para vengarse.


Las Naciones Unidas, movilizadas en buena medida por la opinión pública, han entrado seriamente en esta tragedia que pervive vergonzosamente en el siglo XXI (no se cree que el 2003 viera un verdadero descenso de los niños enrolados, en algunos lugares han aumentado). Ha nombrado un Representante especial para el tema, el animoso africano Olara Otunnu que realiza una labor importante fiscalizadora con magros medios y ha realizado una actividad legisladora no despreciable. La Corte Internacional de Justicia, de aprobación reciente, considera el reclutamiento de un menor de 15 años como un crimen de guerra. Un Protocolo anejo a la Convención de los derechos del niño en los conflictos que prohíbe la leva de personas menores de 18 años ha sido ya ratificado por unos setenta estados, lo que es insuficiente pero es un progreso, y la protección del niño se ha incorporado a todos los mandatos e instrucciones en las Operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

Se trata ahora, como señala el propio Kofi Annan, «de garantizar la aplicación de estas normas sobre el terreno». Aquí está la clave. El Consejo de Seguridad dió recientemente el importante paso de pedir que se estableciera una lista detallada de las partes violadoras en un conflicto y decidió hace un año (Resolución 1460) considerar la adopción de medidas contra los infractores. Se precisa ya, una vez obtenidos informe fidedignos sobre la persistencia de estas prácticas canallescas, que se concreten la imposición de estas medidas. Que deben ir desde la prohibición de suministrar armas a las facciones en cuestión a la de la prohibición de viajes a sus dirigentes etc... Ni que decir tiene que habría que ser firme en que las personas responsables de esta clase de crímenes contra menores fueran las primeras en ser juzgadas por la Corte Penal Internacional. La mentalización de la opinión pública mundial sobre este bochornoso estado de cosas sigue, con todo, siendo vital.

2004-02-17 - ‘ABC’ ESP.

 

+++ 



«La Iglesia es noticia, es historia, es escritura, es arte, es teología, etc. La Iglesia anuncia la Buena Nueva del Evangelio y nutre a sus fieles de la gracia de Cristo. La Iglesia es esperanza y denuncia constante del atropello a la dignidad humana.»

 

+++

 

El irracionalismo actual no es otra cosa que el desarrollo de la irracionalidad que lleva en sus entrañas todo racionalismo. El irracionalismo no es la simple irracionalidad, sino la tesis de que en el saber todo da lo mismo. ¡He aquí las sectas!

 

+++

 

"Erit enim tempus cum sanam doctrinam non sustinebunt sed ad sua desideria coacervabunt sibi magistros prurientes auribus, et a veritate quidem auditum avertent ad fabulas autem convertentur" (2 ad Thimoteum 4, 3-4).

 

"Pues vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina, sino que de acuerdo con sus pasiones se rodearán de maestros que halaguen sus oídos, y apartarán, por una parte, el oído de la verdad, mientras que, por otra, se volverán a los mitos". San Pablo que, con otros apóstoles siendo Iglesia Católica, también escribieron la Biblia.

 

+++

 

La Iglesia primitiva, en el siglo II, tomó tres decisiones:  ante todo establecer el canon, subrayando así la soberanía de la Palabra y explicando que no sólo el Antiguo Testamento es "hai grafai", sino que, juntamente con él, el Nuevo Testamento constituye una sola Escritura y de este modo es para nosotros nuestro verdadero soberano. Pero, al mismo tiempo, la Iglesia formuló la sucesión apostólica, el ministerio episcopal, consciente de que la Palabra y el testigo van juntos, es decir, que la Palabra está viva y presente sólo gracias al testigo y, por decirlo así, recibe de él su interpretación, y que recíprocamente el testigo sólo es tal si da testimonio de la Palabra. Y, por último, la Iglesia añadió un tercer elemento:  la "regula fidei", como clave de interpretación.

 

+++

 

«La Iglesia, por una tradición apostólica, que trae su origen del mismo día de la Resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón "día del Señor" o domingo. En este día los fieles deben reunirse a fin de que, escuchando la palabra de Dios y participando en la Eucaristía, recuerden la Pasión, la Resurrección y la gloria del Señor Jesús y den gracias a Dios, que los “hizo renacer a la viva esperanza por la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos" (I Pe, 1,3). Por esto el domingo es la fiesta primordial, que debe presentarse e inculcarse a la piedad de los fieles, de modo que sea también día de alegría y de liberación del trabajo. No se le antepongan otras solemnidades, a no ser que sean de veras de suma importancia, puesto que el domingo es el fundamento y el núcleo de todo el año litúrgico».

+++

 

Los cristianos en la Iglesia fundada por Jesucristo, concebimos la nueva evangelización como el testimonio de la belleza del cristianismo que hemos encontrado. Todos nuestros gestos, desde los pequeños y cotidianos a los grandes,  no tienen otro objetivo que dar testimonio de Cristo, de la vida nueva que nace de la relación con Él. El cristianismo es fácil, es para todos, basta ceder al atractivo de su belleza cuando uno lo encuentra. Por eso, no tienen nada que hacer quienes lo combaten. Se puede derrotar un cristianismo reducido a ética, pero no un cristianismo que sucede como un acontecimiento que apasiona por su belleza. Ningún poder de este mundo podrá evitar que el cristianismo resurja siempre por su belleza totalmente correspondiente al deseo del corazón humano.
   – Benedicto XVI comentó que el objetivo de la Jornada Mundial de la Juventud 2005 Köln-Alemania, era «mostrar a los jóvenes lo bonito que es ser cristianos, ya que existe la idea difundida de que los cristianos deben observar un inmenso número de mandamientos, prohibiciones, principios, etcétera, y que por lo tanto el cristianismo es, según esta idea, algo que cansa y oprime la vida y que se es más libre sin todos estos lastres».

 

+++

 

"Las sectas protestantes dicen que solamente la Biblia es fuente de revelación. ¿Podrían ustedes con la sola Biblia dar el capítulo y versículo donde se afirma que S. Mateo, S. Marcos, S. Lucas y S. Juan son los autores de los Evangelios que llevan su nombre y certificarlo de forma apodíctica, sin tener que recurrir a la Tradición de la Iglesia Católica?. Esto es sumamente importante, ya que más del 90 % de lo que sabemos acerca de Jesús, es en estos cuatro (4) sagrados documentos del origen del cristianismo y siguiendo vuestra tesis-, no encontrando en la Biblia tal afirmación, no son dignos de considerarlos Palabra Divina con todas sus consecuencias." ¿Hay algún protestante que pueda responder a esta pregunta?

 

+++

 

El Verbo de Dios se ha hecho hombre para regenerar a la comunidad humana y hacer de ella una unidad armoniosa y fecunda, introduciendo nuevamente la historia en el original designio salvífico del Padre. La Iglesia, cuerpo de Cristo, es el signo visible de esa admirable reconciliación y pacificación, obrada a través de «la sangre de la cruz», que en el Bautismo nos introduce personalmente en el misterio del Señor muerto y resucitado.

 

+++

 

“La libertad de matar no es verdadera libertad, una tiranía que reduce al ser humano en esclavitud” 2005-05-07 – S. S. Benedicto XVI – San Juan de Letrán.

 

+++

 

“Las Escrituras no se pueden interpretar solo con los instrumentos de la ciencia de la exégesis –como hacen los protestantes-, mas va leída a la luz de la Tradición del Magisterio”. “En la Iglesia, las Sagradas Escrituras, cuya comprensión crece bajo la inspiración del Espíritu Santo, y el misterio de la interpretación auténtica, dado a los apóstoles, pertenecen el uno al otro en modo indisoluble. Y entonces, allí donde la Sagrada Escritura viene separada de la voz viviente de la Iglesia, vemos que esa cae prisionera a las disputas de los expertos”.

2005-05-07 – S. S. Benedicto XVI – San Juan de Letrán.

 

+++

 

“La contemplación de la Eucaristía debe animar a todos los miembros de la Iglesia, en primer lugar a los sacerdotes, ministros de la Eucaristía, a reavivar su compromiso de fidelidad. Sobre el misterio eucarístico, celebrado y adorado, se funda el celibato que los presbíteros han recibido como don precioso y signo del amor indiviso hacia Dios y hacia el prójimo”. En la Homilía de la Clausura del Sínodo de los obispos y del Año de la Eucaristía (23.X.2005) el papa Benedicto XVI –P.M. pronunció esas palabras.

+++

 

“El Papa no es un soberano absoluto que lo que piensa y quiere es ley. Al contrario, su ministerio es garantía de la obediencia hacia Cristo y a su Palabra. Él no debe proclamar sus propias ideas, mas debe vincularse constantemente él propio y la Iglesia a la obediencia hacia la Palabra de Dios, en frente a todos los tentativos de acomodamientos y diluentes, como así también afrontar cualquier oportunismo”. 

2005-05-07 – S. S. Benedicto XVI – San Juan de Letrán.

 

+++

 

Resulta muy difícil hablar de religión con gran parte de las sectas protestantes. Es como hablar de las vidrieras de una catedral. Para quien está dentro los vitrales arden con el sol. Pero quien está fuera sólo ve un gris monótono y emplomado. Ambos se gritarán a voces lo que ven, sin entenderse.

 

+++

la barca de la Iglesia triunfará… "portae inferi non praevalebunt", las puertas del infierno no prevalecerán, es decir, para la fe es imposible pensar que la Iglesia se pueda perder a sí misma. Siempre habrá una continuidad con la Tradición, también dentro de las turbulencias que la oscurecen y hacen pensar lo contrario.


1. Significación y uso de la palabra «católico»

a) La palabra «católico», compuesta de las griegas kato y holon significa general, universal, total (lat. secundum totum: San Agustín). En el griego clásico los filósofos llamaban katholikon a una proposición universal. También los universales se llamaron katholika. Los dioses astrales sirios fueron llamados katholikoi (véase H. de Lubac, Katholizismus, 44).

 

Ignacio de Antioquía fue el primero que usó la palabra katholikos para la Iglesia de Cristo (Carta a los Esmirnotas 8, 2). Dice: «Donde está Jesucristo, está la Iglesia católica.» La palabra significa, evidentemente, en este texto lo mismo que universal. En el mismo sentido es usada tres veces en el Martirio de San Policarpo (Introducción; 8, 1; 19, 2). En este escrito aparece una vez en el sentido de la Iglesia que cree rectamente (16, 2). Desde fines del siglo ii la palabra aparece con las dos significaciones. Desde el siglo iii es usada también como nombre propio a modo de sustantivo. Este uso parece haber sido normal hasta el siglo vri. Incluso en Bernardo de Claraval es llamada a veces la Iglesia de Cristo la Católica sin más (Explicación del Cantar de los Cantares 64, 8; PL 183, 1068).

 

b) La palabra implica varias significaciones. Se puede distinguir una catolicidad externa y otra interna. La catolicidad externa se refiere tanto al espacio como al tiempo. Respecto al espacio quiere decir que la Iglesia de Cristo está destinada a todo el mundo, a todos los pueblos y a todos los hombres de todos los tiempos. Por tanto, la catolicidad externa se puede llamar también personal (que afecta a las personas que pertenecen a la Iglesia). La interna se refiere a la plenitud de la verdad y de los bienes de salvación. Se la puede llamar también salvífico-ontológica..

 

+++

"O lux beata Trinitas et principalis Unitas!" ("¡Oh Trinidad, luz bienaventurada y unidad esencial!") (LH, himno de vísperas) Dios es eterna beatitud, vida inmortal, luz sin ocaso. Dios es amor: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios quiere comunicar libremente la gloria de su vida bienaventurada. Tal es el "designio benevolente" (Ef 1,9) que concibió antes de la creación del mundo en su Hijo amado, "predestinándonos a la adopción filial en él" (Ef 1,4-5), es decir, "a reproducir la imagen de su Hijo" (Rom 8,29) gracias al "Espíritu de adopción filial" (Rom 8,15). Este designio es una "gracia dada antes de todos los siglos" (2 Tm 1,9-10), nacido inmediatamente del amor trinitario. Se despliega en la obra de la creación, en toda la historia de la salvación después de la caída, en las misiones del Hijo y del Espíritu, cuya prolongación es la misión de la Iglesia (cf. AG 2-9).

 

Santo Tomás de Aquino (1225-1274) teólogo dominico, doctor de la Iglesia

 

“Nuestro título de gloria: El Hijo del hombre, entregado a las manos de los hombres” -       “En cuanto a mí, dice San Pablo, jamás presumo de algo que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo.” (Gal 6,14) “Mira, dice San Agustín, ahí donde el sabio de este mundo pensó encontrar la vergüenza, el apóstol Pablo descubre un tesoro.” Lo que a los otros les parecía una locura se convirtió para él en sabiduría y causa de gloria. (cf 1Cor 1,17ss).
       Cada uno considera glorioso lo que le hace grande ante sus propios ojos. Si uno se cree un gran hombre porque es rico, se gloría de su riqueza. El que no ve grandeza más que en Jesucristo, se gloría sólo de él. Así era San Pablo: “Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí.” (Gal 2,20) Así sólo se gloría en Cristo, y ante todo en la cruz de Cristo. En ella se encierran todos los motivos que uno puede tener para gloriarse.
       Hay gente que se gloría de la amistad con gente rica e importante. Pablo no tiene necesidad más que de la cruz de Cristo para descubrir el signo más evidente de la amistad de Dios. “La prueba que Dios nos ama es que Cristo, cuando aún éramos pecadores, murió por nosotros.” (Rm 5,8) No, no hay nada que manifieste más el amor de Dios para con nosotros que la muerte de Cristo. “Oh testimonio inestimable del amor, exclamó San Gregorio, para rescatar al esclavo entregaste al Hijo.”

 

+++

 

“Para que el testimonio cristiano sea eficaz, sobre todo en temas delicados y controvertidos, es importante realizar un esfuerzo especial en explicar con rigor las razones de la posición de la Iglesia, subrayando que no se trata de imponer a los no creyentes una visión que nace de la fe, sino de interpretar y defender los valores enraizados en la misma naturaleza del hombre”. JUAN PABLO II - MAGNO

 

+++

 

No hay mayor culpa que ser indulgente con los deseos. Lao-Tsê

+++

 

«Son totalmente indispensables sólidos conocimientos de las lenguas latina y griega, sin los cuales se impide el acceso a las fuentes de la tradición eclesiástica. Sólo con su ayuda es posible también hoy redescubrir la riqueza de la experiencia de vida y de fe que la Iglesia, bajo la guía del Espíritu Santo, ha venido acumulando en los dos mil años pasados» S.S. Juan Pablo II – 04.2004 Vat.

 

+++

 

Sobre los altares es suficiente con que brille la Hostia Sagrada. Sino, como dijo san Hilario + 367 ca., construiríamos iglesias para destruir la fe.

 

+++

 

«Una investigación histórica, libre de prejuicios y vinculada únicamente con la documentación científica es insustituible para derrumbar las barreras entre los pueblos» (Juan Pablo II)

 

+++

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

Crisis ecológica y crisis moral - La crisis ecológica contemporánea es un aspecto preocupante de una más profunda crisis moral y es efecto de una equivocada concepción de un desarrollo desmedido que no tiene en cuenta el ambiente natural, sus límites, sus leyes y su armonía, especialmente en cuanto se refiere al uso-abuso del progreso científico-tecnológico. La tierra sufre a causa del egoísmo del hombre.

 


 

Gracias por venir a visitarnos; gracias por elegirnos, por sugerirnos ideas y comentarios.

 

Recomendamos vivamente:

1ª) LEYENDAS NEGRAS DE LA IGLESIA. Autor Vittorio MESSORI – Editorial “PLANETA-TESTIMONIO” 10ª EDICIÓN – Óptimo libro para defenderse del cúmulo de opiniones arbitrarias, deformaciones sustanciales y auténticas mentiras que gravitan sobre todo en lo que concierne a la Iglesia.

 2ª) NUEVE SIGLOS DE CRUZADAS. Autor el argentino-español Luis María SANDOVAL PINILLOS – Editorial CRITERIO-LIBROS. Idóneo para denunciar o aclarar invenciones contra la Iglesia, como para hacer, junto a una necesaria crítica, una apología sin complejos del derecho que asistía a los cristianos de defenderse.


(Rm 8,17): Sufrimos con él para ser también con él glorificados.   

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).