Thursday 27 April 2017 | Actualizada : 2017-03-29
 
Inicio > Leyendas Negras > Esclavitud - 2º 2014 Iglesia católica denuncia rescata niños soldados; aborto

¿Qué diferencia hay entre comprar un negro en en el siglo XVII o un niño en el XXI? 

“Es difícil, debido a nuestra debilidad, conservar bien las gracias recibidas de Dios. Llevamos el tesoro, más valioso que el cielo y la tierra, en vasijas de barro, en un cuerpo corruptible, con un alma débil e inconstante que por nada se turba y se abate.”

 

+++

 

 

 

No se puede negar que en algunos hombres la idea de Dios nazca así (de la idealización, como instrumento político, del miedo, etc.). En cierta manera, tal objeción puede ser saludable (la había avanzado ya Senófanes en el siglo VI a. C.) porque nos obliga a no construir una imagen de Dios según nuestro uso y costumbre, al modo, por ejemplo, de Voltaire (1694-1778). De hecho, no todos saben que éste, venerado campeón de la tolerancia y crítico despiadado de la Iglesia, acusada de ser contraria a un verdadero humanismo, se dedicaba (Voltaire) a una actividad deshumana como el tráfico de esclavos. Es lógico por lo tanto que para él la imagen de Dios se la de un Dios lejano que no se preocupa de los acontecimientos del hombre, es decir una imagen de comodidad extrema, porque concernía a un Dios que le dejaba inmutable para proseguir con sus negocios.

 

+++

 

"El relativismo es una auténtica dictadura que no conoce nada como definitivo, y deja como última medida ´el falso yo´ y sus pasiones"

 

+++


 

...de la esclavitud y tráfico de explotados... 2014-

 

 

 

CAMPAÑA «NO ESTOY EN VENTA»

 

Misioneros rescatan a niños que por 30 euros fueron vendidos como esclavos

 

Ocurre en este instante en algún lugar del mundo… ya son más de un millón los niños esclavos. Los católicos son convocados a vivir un ‘ora et labora’ apoyando la campaña «No estoy en venta». Dolor, humillación, miedo, abuso están padeciendo en este momento que usted lee estas líneas más de 1 millón de niños en el mundo. Son víctimas de la bestialidad de mafias que los venden como esclavos, por 30 o poco más euros, a pedófilos, dueños de fábricas, explotaciones agrícolas, faenas mineras u otras actividades.

 

 

 

24/07/2014 7:37 AM

 

(Portaluz/InfoCatólica) Es el mercado de la trata de personas que por siglos continúa siendo una práctica habitual en países de todos los continentes. Algunos han sido vendidos por sus propios padres.

 

En países del Golfo y Arabia Saudí usan niños esclavos como jinetes de carreras de camellos. Así lo denuncia el abogado paquistaní Ansar Burney, presidente de la asociación Ansar Burney Trust International, quien ha comprobado que la utilización de menores como jinetes de camellos es hoy habitual como hace siglos.

 

Los niños esclavizados provienen de países como India, Pakistán, Sri Lanka, Bangladesh o Sudán, y permanecen recluidos en «cárceles privadas» en mitad del desierto y con dietas muy livianas para que no engorden: el peso corporal debe ser bajo para que los camellos compitan veloces en las carreras.

 

¡Basta de impunidad y pobreza!

 

Pobreza, impunidad de gobiernos e instituciones que se hacen cómplices y la degradación de la moral que en las últimas semanas ha denunciado con insistencia Papa Francisco, son las principales causas del tráfico y la trata de menores.

 

Las cifras de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), indican que cerca de 400.000 menores permanecen esclavos, víctimas del tráfico y la trata de personas, sólo en África Occidental. Benín, Nigeria, Costa de Marfil, Togo y Sierra Leona presentan los mayores niveles de esta lacra.

 

«En un país extranjero se puede hacer con estos chavales lo que les dé la gana», dice Juan José Gómez Serrano, misionero salesiano español y director del centro de acogida de menores rescatados de la trata y el tráfico en Porto Novo (Benín).

 

Son miles los sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos, misioneros todos, que por el mundo entregan la vida para liberar al Cristo encadenado que padece por este «crimen contra la humanidad». Expresión con la que el Papa Francisco sentenció a la trata de personas el pasado mes de abril con ocasión de una Conferencia Internacional que en Roma hizo visible esta lacra y coordinó esfuerzos para su pronta erradicación.

 

En Brasil durante el mes de octubre las Obras Misionales Pontificias desplegarán la «Misión para liberar» que busca sensibilizar sobre esta esclavitud moderna y articular acciones concretas para su erradicación en ese país sudamericano. «La misión del Mesías es dada por el Dios de la vida y luego trae la liberación a aquellos que sufren de alguna forma de esclavitud. Hoy, Jesús nos desafía a tomar la misma misión», afirmó a la agencia Fides el padre Camilo Pauletti, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en este país.

 

¡No estoy en venta!

 

Campañas como «No estoy en venta» de los misioneros salesianos es otra de las acciones con que la Iglesia hace efectivo el compromiso que el Papa ha demandado. Desde su portal de internet la campaña facilita que personas de todo el mundo puedan participar del complejo pero urgente acto de liberar y restaurar la dignidad de estos niños.

 

Uno de los grandes problemas y dificultades a la hora de luchar contra estas situaciones es la banalización con la que se trata este drama denuncian desde Misiones Salesianas.

 

Rachidi tenía once años cuando su propio padre lo vendió… «Una noche mi padre me dijo que nos íbamos a Nigeria. Cuando llegamos una señora le dio dinero y él me dijo que esperara, que iba a comprar pan, pero se fue y me dejó allí. Tuve miedo», señala el niño. «Fue explotado y maltratado -indica el portal de la campaña No estoy en venta- hasta que un día pudo huir. Vivió un tiempo en la calle hasta que una mujer lo encontró, llamó a la policía y lo llevaron a los Salesianos».

 

Carine Agossou, psicóloga del centro de acogida Don Bosco de Porto Novo, comenta que «el niño no entiende por qué las personas que deberían protegerle le hacen una cosa así. Es muy difícil de aceptar».

 

Conoce en voz de sus protagonistas los hechos en el siguiente video:

 

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=21480

 

 

 

+++ 

 

Orar es una necesidad vital: si no nos dejamos llevar por el Espíritu caemos en la esclavitud del pecado (cf Ga 5, 16-25). ¿Cómo puede el Espíritu Santo ser "vida nuestra", si nuestro corazón está lejos de él?

 

+++


El cardenal Turkson sobre el tráfico de seres humanos


Pobreza e injusticia ?favorecen la esclavitud - 2012 

Las cifras son escalofriantes. A pesar de luchas y guerras históricas y de que desde hace más de un siglo el derecho internacional, enriquecido por decenas de acuerdos y declaraciones mundiales, ha prohibido toda forma de esclavitud y de tráfico de seres humanos, actualmente se siguen contando millones y millones de víctimas de este dramático fenómeno.

 

No por casualidad el comercio de seres humanos está considerado como la segunda actividad criminal más rentable a nivel global, tras el tráfico de armas.

Y mientras se siguen firmando declaraciones de principio, “a diario —observa el cardenal Peter Kodwo Appiach Turkson, presidente del Consejo pontificio Justicia y Paz— hombres, mujeres y menores viven en condiciones asimilables a la esclavitud. Son comprados y vendidos como mercadería. Su dignidad intrínseca se pisotea por criminales sin escrúpulos que se enriquecen comerciando con sus semejantes o explotándolos”.

La denuncia del purpurado se oyó durante la conferencia internacional sobre el tráfico de seres humanos que —organizada por el dicasterio vaticano en colaboración con la oficina para las políticas migratorias, de la Conferencia episcopal católica de Inglaterra y Gales— ha tenido lugar en Roma el martes 8 de mayo.

 

Objetivo de los trabajos, subrayar la importante contribución que la Iglesia puede ofrecer a la comunidad internacional en la lucha contra esta tremenda plaga, gracias a la red constituida por más de mil millones de católicos en el mundo.

Explicando el sentido de la atención de la Iglesia hacia el fenómeno, el cardenal Turkson evidenció sobre todo el hecho de que “las leyes nacionales y los acuerdos internacionales, aún siendo necesarios, por sí solos no pueden derrotar estos males que afligen a la humanidad. La promoción de los derechos fundamentales de la persona, de cada persona, es una tarea que exige en primer lugar la conversión de los corazones. Podríamos decir, parafraseando lo escrito por Benedicto XVI sobre el desarrollo, que la protección de los derechos humanos es imposible sin hombres rectos, que vivan fuertemente en sus conciencias la llamada del bien común”. Ello significa que los esfuerzos orientados a la protección de las víctimas y a la persecución de los responsables del tráfico deben completarse con “una aproximación holística en la cual se reconozca, como componente preeminente, una educación auténtica de la población, especialmente de los grupos más vulnerables”.

El cardenal presidente de Iustitia et Pax no olvida tampoco situar en el centro de atención a cuantos sufren en primera persona por este infame tráfico: las víctimas. No basta con liberarlas de la condición de explotación a la que están sometidas —expresó—, sino que también hay que acompañarlas en el camino de rehabilitación y reintegración.

 

Otro tema que el purpurado presentó ante los participantes es el ambiente donde maduran estos comportamientos delictivos. “Ampliando la perspectiva —dijo al respecto— es necesario que toda persona de buena voluntad se comprometa a construir un orden social internacional más justo, a fin de que la pobreza y el subdesarrollo dejen de ser terreno fértil donde los traficantes pueden dar con víctimas potenciales”.

Tal es el terreno en el que la labor de la Iglesia puede ser fructífera. “Gracias a su presencia en cada lugar del mundo y a su servicio a cada persona —subrayó— la Iglesia está comprometida en la prevención y en la atención pastoral de las víctimas de la trata en diversos frentes, desde el universal al local, desde el institucional al que se verifica ´en el terreno´. Profundamente convencida de la igual dignidad de toda persona, no cesa de emplearse en que esta dignidad intrínseca se reconozca y garantice en toda circunstancia, para que ya no exista ni esclavo ni libre, sino todos uno en Jesucristo”.

El mensaje final del purpurado se orienta a evitar el desaliento ante el sufrimiento de una parte de la humanidad tan extensa. Más bien —recalcó— “hay que recordar que, además de quienes buscan enriquecerse explotando las vidas de los otros, existe otra humanidad hecha de hombres y mujeres, ciudadanos y líderes, que cada día, con papeles y competencias distintas, consagran sus vidas a la lucha contra el flagelo de la trata de seres humanos”. Y junto a estas personas es necesario permanecer para derrotar una de las plagas más duras de la humanidad contemporánea.

 

9 de mayo de 2012

 

+++


400 MILLONES DE NIÑOS VIVEN COMO ESCLAVOS - Año 2012


La CONFER presenta un mapa de los lugares del mundo donde hay más esclavitud infantile

 

(Fides) En su comunicado enviado a la Agencia Fides, los religiosos españoles han advertido de que “indirectamente, esta esclavitud entra a formar parte de nuestra vida cotidiana, visto que los plátanos que comemos o el café que degustamos podrían estar empapados del sudor de muchos niños y niñas latinoamericanos o africanos”.

“Puede ser que las alfombras que pisamos estén tejidas por esclavos paquistaníes; cortinas, camisas, joyas y otras muchas cosas podrían ser fruto del trabajo oculto y forzado de menores de la India” continua la Confer. Por este motivo, la organización invita a “no escatimar ningún esfuerzo para instar a las autoridades civiles a cumplir con sus responsabilidades, para combatir estas injusticias y brindar a todos los niños y niñas la protección legal que merecen por justicia”. 

La fecha de celebración del Día no es casual. Se refiere al asesinato de Iqbal Masih, un niño paquistaní cristiano de 12 años, que fue asesinado el 16 de abril de 1995, por las mafias de los fabricantes de alfombras de su país porque había denunciado estos abusos. Iqbal trabajaba como esclavo en la industria textil desde la edad de 4 años y cuando tenía diez, consiguió escapar, convirtiéndose en un testigo de esta experiencia y llegando a hablar de ello en los parlamentos y universidades de los Estados Unidos y de la Unión Europea. A pesar de los años de batalla, la legislación internacional, las denuncias, los programas de apoyo en favor de los más pequeños en situaciones precarias, la esclavitud continua.

La Confer denuncia que el fenómeno actualmente está muy difundido en la India y Afganistán, donde niños y niñas trabajan en la industria del ladrillo.En Brasil, los pequeños esclavos hacen el carbón usado en la fabricación de acero para automóviles y otras piezas de maquinaria. En Myanmar les hacen trabajar en la cosecha de caña de azúcar y otros productos agrícolas.

En China preparan explosivos y fuegos de artificio utilizados en la pirotecnia; en Sierra Leona los usan para extraer diamantes de las minas. En la República Democrática del Congo, miles de niños son esclavizados en laextracción de la casiterita y coltán, minerales usados e indispensables para los ordenadores, mp3, teléfonos móviles y un sin fin de instrumentos que cotidianamente usamos en el llamado primer mundo.

En Benin y Egipto se calcula que un millón de niños son forzados a trabajar en el sector algodonero porque son más baratos y obedientes que los adultos y tienen la estatura idónea para meterse entre la plantas. Por último se puede leer en el informe de los religiosos que en Costa de Marfil, unos 12.000 niños recogen las semillas del cacao que se exportan para la elaboración del chocolate. 

17/04/2012 9:00 AM

 

+++

 

El Primado de España, en contra de la cultura de la muerte - 2008

"El mayor ataque contra la vida sigue siendo la práctica del aborto"

El Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo, don Antonio Cañizares, dijo este domingo que "el mayor ataque contra la vida sigue siendo la práctica del aborto". Tras advertir que la cultura de la muerte gana terreno en España y que la Iglesia no puede callar, el cardenal primado de España comparó la tolerancia contra esta lacra con la que hubo durante siglos la esclavitud.

 

(Agencias/ReL) Así lo afirmó el Primado en la homilía que pronunció en la Santa Misa que presidió el pasado domingo, tercero de Pascua y Jornada de la Vida, en la Catedral Primada, en la que concelebró con el arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Javier Errázuriz, acompañado de sacerdotes de ese país.

Don Antonio Cañizares recordó que "en nuestro país tenemos la cifra escalofriante de más de un millón de abortos en los últimos veinte años y de más de cien mil en el último año".

Por eso dijo que igual que hoy en día "nos avergonzamos, y con razón, de los tiempos de la esclavitud, que en aquel entonces se justificaba legalmente, no tardará en llegar un día en que nos avergoncemos y arrepintamos de esta cultura de muerte también legalmente establecida".

El Sr. Cardenal afirmó también que hay que "crear una conciencia más profunda y arraigada del don maravilloso de la vida", a la que denominó "cultura de la vida", y manifestó que "sólo el respeto a la vida puede fundamentar y garantizar los bienes más preciosos y necesarios de la sociedad, como la democracia y la paz", al tiempo que señaló que "la injusticia y opresión más grave que corroe el momento presente es esa gran multitud de seres humanos débiles e indefensos que están siendo aplastados en su derecho fundamental a la vida".

Advirtió, además, de que "el mundo actual trata de apagar o poner sordina a tan importante mensaje" a través de "las campañas y la trompetería de los embajadores y servidores de la cultura de la muerte", que "se cierne amenazadora sobre los hombres y los pueblos, sumidos en un invierno demográfico".

Don Antonio Cañizares no dudó en afirmar seguidamente que "una de las más decisivas causas en que se va a jugar el futuro de la humanidad y la salvación del hombre en este siglo y milenio va a ser la causa de la vida", y aseguró que la Iglesia no cejará "en la defensa del hombre amenazado" para que "resuene en nuestra sociedad el Evangelio, confirmación del valor de la vida humana y de su carácter inviolable".

El Sr. Cardenal recordó que Dios "quiere la vida para el hombre, para todo hombre que es engendrado aunque no haya nacido", ante "un mundo de muerte que no respeta suficientemente la vida y siembra muerte, ante una sociedad occidental muy destruida en su humanidad más propia, aunque nos parezca lo contrario o se juzgue esto de catastrofismo".

Por ello, dijo que "la Iglesia sale en defensa del hombre amenazado, en defensa de la vida despreciada y de la dignidad humana preterida o violada" y "clama por el hombre inocente, da la cara por el indefenso con energía, apuesta fuerte por la vida, por toda vida humana".

Así, don Antonio Cañizares explicó que "la Iglesia no puede callar y dejar de anunciar este Evangelio" e indicó que, si al final del siglo XIX la Iglesia no podía callar ante los abusos sociales existentes, menos aún puede callar hoy, cuando a las injusticias sociales del pasado tristemente no superadas, se añaden en tantas partes del mundo injusticias y opresiones incluso más graves, consideradas como progreso".

 

+++

 


La Esclavitud: ¡Hablemos! 2006/8

 

Por Jordi Soley Climent

Ante el día de “conmemoración” de la esclavitud decretado por Jacques Chirac en Francia para el próximo mes de mayo, Bernard Antony, presidente del Agrif y veterano luchador, ha publicado un escrito recordándole algunas verdades al presidente francés destacando algunos puntos

 

1) Jacques Chirac presenta esta «conmemoración» como un reconocimiento de la «parte de sombra» de nuestra historia. Pero, ¿por qué solamente de nuestra historia?

¿Podría Jacques Chirac citar una sola gran civilización en la que la esclavitud no haya durado varios siglos después de haber decidido utilizar a los prisioneros en vez de degollarlos? Ha habido esclavitud en China, en Egipto, en los imperios de los aztecas y de los incas, en Grecia y en Roma... Ha sido casi la realidad constante y universal de la humanidad durante varios milenios.

Fue el cristianismo el único que introdujo la lógica y la dinámica de reconocimiento de la dignidad humana desacreditando así dicha práctica.

En la fe de Jesucristo, ante Dios, ya no hay «ni judío, ni griego, ni esclavo, ni libre, ni hombre, ni mujer»… pues todos son «uno en Cristo Jesús». (San Pablo, Epístola a los Gálatas, 3-28)

2) En lo que se refiere a los dos mil años de nuestra era, y sin considerar el inmenso Extremo Oriente, también esclavista, el número de esclavos europeos, especialmente provenientes de los países eslavos (de ahí la palabra esclavo) ha sido superior al de africanos.

La esclavitud inter-africana ha sido común y fueron los negreros africanos quienes vendían esclavos negros a los árabes y a los europeos. La trata de esclavos árabe ha sido numéricamente superior (aproximadamente 17 millones) a la trata europea (unos 11 millones).

3) Si los países de Europa y después los Estados Unidos abolieron la esclavitud en sus formas tradicionales, la Revolución francesa y los totalitarismos que ella engendró la restablecieron, a menudo con mayor atrocidad:

* Esclavitud de mujeres y niños durante la Revolución industrial al que responderá la obra inmensa de la derecha católica social.
* Esclavitud de los campos de concentración nazis.
* Esclavitud comunista desde 1920 hasta nuestros días en los miles de campos del Gulag.

4) La esclavitud dura hasta hoy en día:

* En muchos países del África negra donde está «legal» pero no realmente prohibida como lo demuestran los 800.000 esclavos existentes en Níger.
* Lo mismo ocurre en muchos países musulmanes (Arabia Saudita, Sudán, Mauritania)….
* En los laogai (el Gulag chino).

5) La esclavitud existe aún entre nosotros con las redes de prostitución y la industria pornográfica.

Prosigue, finalmente, con mayor eficacia puesto que el esclavo no sabe que lo es, bajo la dictadura neototalitaria del Gran Hermano político-cultural-mediático que esclaviza al hombre con la ilusión del «mejor de los mundos»

·- ·-· -··· ···-·
Jordi Soley Climent – 2006.03. 17

 

+++

África 2008. 01

 

La libertad de pensamiento y de expresión constituye la gran conquista occidental, que hoy día es patrimonio del mundo entero. Todo intento de constreñir ese pensamiento que se atiene exclusivamente a la evidencia supone un atentado contra la dignidad de la persona humana. Confundir la enseñanza con el adoctrinamiento y la información con la propaganda implica un retroceso en lo que constituye la base de nuestra civilización. Donde está el espíritu, allí se encuentra la libertad.

 

+++


A la condena inicua se añade el ultraje de la flagelación.
Entregado en manos de los hombres, el cuerpo de Jesús es desfigurado.
Aquel cuerpo nacido de la Virgen Maria,
qué hizo de Jesús "el más bello de los hijos de Adán",
qué dispensó la unción de la Palabra
- "la gracia está derramada en tus labios" (Sal 45, 3)-,
ahora es golpeado cruelmente por el látigo.
El rostro transfigurado en el Tabor es desfigurado en el pretorio:
rostro de quién, insultado, no responde;
de quién, golpeado, perdona;
de quién, hecho esclavo sin nombre,
libera a
cuantos sufren la esclavitud.
Jesús camina decididamente por la vía del dolor,
cumpliendo en carne viva, hecha viva voz, la profecía de Isaías:
"Ofrecí la espalda a los que me golpeaban,
la mejilla a los que mesaban mi barba.
No oculté el rostro a insultos y salivazos" (Is 50, 6).
Profecía que se abre a un futuro de transfiguración.

 


MAESTRO DE LA OBSERVANCIA (PRIMERA MITAD DEL S. XV),
TEMPLE SOBRE TABLA - PINACOTECA MUSEOS VATICANOS.
 

 

Un signo de la misericordia de Dios, hoy especialmente necesario, es el de la caridad, que nos abre los ojos a las necesidades de quienes viven en la pobreza y la marginación. Es una situación que hoy afecta a grandes áreas de la sociedad y cubre con su sombra de muerte a pueblos enteros. El género humano se halla ante formas de esclavitud nuevas y más sutiles que las conocidas en el pasado y la libertad continúa siendo para demasiadas personas una palabra vacía de contenido. Muchas naciones, especialmente las más pobres, se encuentran oprimidas por una deuda que ha adquirido tales proporciones que hace prácticamente imposible su pago. Resulta claro, por lo demás, que no se puede alcanzar un progreso real sin la colaboración efectiva entre los pueblos de toda lengua, raza, nación y religión. Se han de eliminar los atropellos que llevan al predominio de unos sobre otros: son un pecado y una injusticia. Quien se dedica solamente a acumular tesoros en la tierra (cf. Mt 6, 19), « no se enriquece en orden a Dios » (Lc 12, 21).

 

+++

 

El Padre ha mandado al Hijo, encarnado por obra y gracia del Espíritu Santo, para iluminar al hombre en su “misterio” y liberarlo de la esclavitud del pecado, de la violencia y del dominio egoísta sobre los demás seres vivientes y sobre sí mismo. 

 

+++

 

Estábamos muertos por el pecado (cf. Ef 2,5); así es como San Pablo describe la situación del hombre sin Cristo. Por eso, el Hijo de Dios quiso unirse a la naturaleza humana y, de este modo, rescatarla de la esclavitud del pecado y de la muerte.

Es una esclavitud que el hombre experimenta cotidianamente, descubriendo las raíces profundas en su mismo corazón (cf. Mt 7,11). Se manifiesta en formas dramáticas e inusitadas, como ha sucedido en el transcurso de las grandes tragedias del siglo XX, que han incidido profundamente en la vida de tantas comunidades y personas, víctimas de una violencia cruel. Las deportaciones forzadas, la eliminación sistemática de pueblos y el desprecio de los derechos fundamentales de la persona son las tragedias que, desgraciadamente, aún hoy humillan a la humanidad. También en la vida cotidiana se manifiestan diversos modos de engaño, odio, aniquilamiento del otro y mentira, de los que el hombre es víctima y autor. La humanidad está marcada por el pecado. Esta condición dramática nos recuerda el grito alarmado del Apóstol de los gentiles: "No hay quien sea justo, ni siquiera uno solo" (Rm 3,10; cf. Sal 13,3).

 

3. Ante la oscuridad del pecado y ante la imposibilidad de que el hombre se libere por sí solo de él, aparece en todo su esplendor la obra salvífica de Cristo: "Todos son justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención de Cristo Jesús, a quien constituyó sacrificio de propiciación mediante la fe en su sangre" (Rm 3,25). Cristo es el Cordero que ha tomado consigo el pecado del mundo (cf. Jn 1,29). Ha compartido la existencia humana "hasta la muerte y muerte de cruz" (Flp 2,8), para rescatar al hombre de la esclavitud del mal y volverlo a integrar en su originaria dignidad de hijo de Dios. Éste es el Misterio Pascual en el que hemos renacido; en él, como recuerda la Secuencia pascual, "lucharon vida y muerte en singular batalla". Los Padres de la Iglesia afirman que en Jesucristo el diablo ataca a toda la humanidad y la acecha con la muerte; pero que es liberada de ésta gracias a la fuerza victoriosa de la resurrección. En el Señor resucitado es destruido el poder de la muerte y se le ofrece al hombre la posibilidad, por medio de la fe, de acceder a la comunión con Dios. El creyente recibe la vida misma de Dios por medio de la acción del Espíritu Santo, "primicia para los creyentes" (Plegaria Eucarística IV). Así, la redención realizada en la cruz renueva el universo y opera la reconciliación entre Dios y el hombre y entre los hombres entre sí.

 

+++


1833: el 14 de mayo el Parlamento británico aprueba la abolición de la esclavitud de los negros.


 

Las nuevas formas de esclavitud y pobreza afectan dramáticamente a multitud de personas, especialmente en los países del llamado Tercer Mundo. ¡Es un grito de dolor y desesperación!

 

+++

 

El pueblo de Haití vive una historia compleja y movida. Se trata de una historia de lucha por la liberación de los oprimidos. Es, quizás, la herencia de una clase de personas masacradas, de otras arrancadas de sus países y arrojadas en la esclavitud con todos sus horrores. A la numerosa fuga de la esclavitud siguió la Independencia del 1804, conquistada heroicamente con los pocos medios a disposición contra los Españoles, Ingleses y Franceses, claramente debilitados por distintas causas.

Esta fuga de la esclavitud no terminó como indican las numerosas crisis políticas y se hizo todavía más presente con la globalización y la mundialización.

Los obispos de Haití están llamados a elegir la santidad, a predicar el Evangelio de la esperanza en un mundo de contradicciones.

Es muy evidente que nosotros, obispos de Haití, estamos llamados a un particular discernimiento en un contexto peculiar de la actual vida socio-política. Pero todo esto en la intimidad con el Cristo que nos llama amigos (Cf. Jn 15,15).

Nuestra misión, por lo tanto, en el camino del hombre de Haití, es la de ser luz en el camino, construir el Cuerpo de Cristo, promover a los hombres allí donde las esperanzas desilusionadas renacen.

Por ello "Ecclesia in America" y "Novo Millennio Ineunte" nos llaman a la caridad. Seamos solidarios en la ayuda recíproca, sin ninguna discriminación, bajo la protección del Padre celeste. El Evangelio no será una carta muerta. Permanece Palabra de vida, "Evangelium vitae".

Queridos obispos, superemos la muralla del miedo. Seamos testigos de Cristo Resucitado. Boguemos mar adentro "duc in altum". El sol del Domingo de Pascua resplandece sobre nosotros. MMI

 

+++


La intención de estas páginas no es hacer una historia completa del racismo, ni de la actitud de la Iglesia a su respecto, sino tan sólo enumerar algunos puntos salientes de esa historia y subrayar la coherencia de la enseñanza del Magisterio frente al fenómeno racista. Al hacerlo no se pretende disimular las debilidades y, a veces, también las connivencias tanto de los hombres de Iglesia como de los simples cristianos.

 

+++

 

 

Desmantelada una red búlgara de tráfico

de niños [esclavos] que operaba en Francia

 

Los responsables de la red movilizaban sus contactos en Bulgaria y entre la comunidad búlgara en Francia, buscando a jóvenes de baja extracción social

JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL - 2005.10

PARÍS. La Gendarmería, la Policía judicial y los especialistas de la Oficina central contra la Represión del Tráfico de Seres Humanos han desmantelado una red búlgara que vendía, por 5.000 ó 6.000 euros, niños recién nacidos, de madre soltera, prostituta en algunos casos, comprados por matrimonios infértiles que deseaban tener hijos a cualquier precio.

Una docena de parejas, francesas, en Paris, Lille y Marsella, han sido detenidas e inculpadas por los delitos de secuestro de menores de 15 años, provocación del abandono de niños, sustitución de la paternidad y tráfico de seres humanos con banda organizada.

Una familia búlgara, numerosas jóvenes búlgaras residentes en Francia y un número impreciso de cómplices serán inculpados por delitos semejantes y, en particular, por el tráfico de seres humanos.

Todos los niños vendidos y comprados con dinero negro han sido encontrados en sus familias de adopción con buena salud y bien tratados. Todas las familias compradoras estaban motivadas por el mismo problema: el deseo de tener hijos, por cualquier medio, cuando la pareja se había confirmado médicamente infértil.

Comerciar con el dolor

El caso de la familia búlgara que organizaba la compra-venta de niños recién nacidos o de cortísima edad, se trataba, por el contrario, de un tráfico crapuloso de la más baja especie. El padre y la familia movilizaban sus contactos, en Bulgaria y entre la comunidad búlgara residente en Francia, ofreciendo sus «servicios» a las jóvenes de la más modesta condición.

La familia traficante ofrecía a la madre biológica del bebé entre 400 y 1.000 euros. Y le ofrecía varias «alternativas»: comprarle el hijo antes de nacer, reconocerlo personalmente en una alcaldía francesa, o proponerle un «padre adoptivo» en el instante mismo del nacimiento. Concluido el acuerdo, los traficantes cobraban en efectivo entre 5.000 y 6.000 euros.

Entre las jóvenes madres que aceptaron la venta de sus hijos por 400 ó 1.000 euros, hay de todo: jóvenes prostitutas embarazadas «por azar», jóvenes sin trabajo ni familia, jóvenes embarazadas deseosas de instalarse en París, por cualquier medio. En la gran mayoría de los casos, se trata, siempre, aparentemente, de jóvenes con muy baja instrucción en una situación social precaria.

El dilema humano

Entre las parejas dispuestas a comprar hijos, con dinero negro, son más frecuentes las parejas de clase media ascendente, mal integradas en la periferia de las grandes ciudades, con recursos relativamente estables pero con una falta de integración social relativamente alta.

En términos jurídicos, están claros los delitos por los que serán inculpados los compradores y los vendedores de niños recién nacidos o de cortísima edad (no mayores de 18 meses). Pero se plantea un problema humano ultrasensible: ¿a quién conceder la responsabilidad de los niños comprados y vendidos?

En algunos casos, el niño apenas estuvo unos días con su madre biológica, mientras que ya llevaba varios meses cuidado y atendido por su familia de adopción. El problema se complica porque, en varios casos, las madres biológicas corren el riesgo de sufrir penas de cárcel. ‘ABC’ 2005-10-19 ESP.

 

+++

 

 

«El turismo sexual ya está en las ofertas de

“todo incluido”» Esclavitud 2005


El obispo italiano Piero Monni denuncia el silencio de los gobiernos ante la explotación de menores
Pero también he visto en Bangkok el coraje de las monjas católicas, que salen a la calle a rescatar a estos menores a pesar de las amenazas locales», revela.


A. Laggia/M. Velasco - 2005

Milán/Madrid- Organizaciones criminales, touroperadores y clientes, policías conniventes y gobiernos de los países en los que se practica forman el entramado de un fenómeno en alarmante crecimiento: la explotación sexual de menores. Monseñor Piero Monni, teólogo y jurista, observador permanente de la Santa Sede en la Organización Mundial del Turismo, (organismo de la ONU con sede en Madrid), ha querido denunciar con fuerza esta desgraciada realidad, encubierta hasta hace pocos años por el silencio tácito de la sociedad y los gobiernos.
   «Si la pedofilia es, por desgracia, una torpe realidad tan vieja como el mundo, el turismo sexual se ha convertido en una verdadera plaga social en aumento en estos últimos lustros, debido, sobre todo, al crecimiento del turismo masivo», afirmaba ya monseñor Monni en su libro «El archipiélago de la vergüenza», que presentaba una radiografía del fenómeno. «Las principales metas de este turismo ya se conocen: en Asia, Filipinas, Taiwan, Tailandia, Birmania, India y Ceilán; en América, Brasil, México, Santo Domingo y Costa Rica; en África, Kenia y Sudán. Pero en la lista no faltan los civilizados países europeos: basta recordar el tráfico pedófilo de países como Rumanía, que explota a miles de niños en las calles de Bucarest», explicaba a la revista italiana «Jesus».
   
«Paraísos» sexuales. El mercado de la prostitución infantil mueve más de cinco millones de dólares anuales. No solo se tolera la prostitución, sino que se le hace propaganda para atraer el turismo y hacer caja. «El fenómeno no involucra sólo a los ricos turistas occidentales», afirma Monni. «En Brasil, Venezuela y Colombia existen bandas especializadas en el secuestro de niñas para abastecer los burdeles de los centros mineros de la Amazonia. Y a 30 kilómetros de Manila existe una aldea de 6.000 habitantes, de los cuales 3.000 son menores que se dedican a la prostitución para el turismo organizado con el tácito consenso del Gobierno filipino», continúa el prelado. «Se calcula que sólo en La Habana existen cerca de 35.000 mujeres que se dedican a la prostitución. En Bogotá, el 70 por ciento de las menores que se venden en la calle se inician con 11 años. Los paraísos del turismo sexual ya entran en las ofertas del “todo incluido” y en los folletos publicitarios de muchos touroperadores; los paquetes turísticos incluyen cada vez más a menudo los “servicios especiales” de menores en el hotel, y en los catálogos aparecen las fotos de los niños, los servicios que ofrecen e incluso diversos trucos para evitar a la Policía o corromperla», revela Monni. «Pattaya, en Tailandia, es uno de estos tristes “paraísos”. Se anuncia de este modo en un folleto inglés: “Un oasis que no duerme nunca; solo para quien sabe disfrutarla, exprimirla, usarla y abusarla... Localidad no apta para puritanos”».
   
Vender a un hijo. Las redes de explotación se sitúan donde la permisividad de los Gobiernos es mayor. «En Tailandia, meta tradicional del turismo sexual, donde los propios europeos son propietarios de burdeles de menores, están cambiando las cosas gracias a la eficacia de la acción de las ONG’s, de los institutos religiosos y de la intervención del primer ministro que denunció en 1993 que en su país más de 200.000 niños vivían en estado de esclavitud. Entonces el movimiento pedófilo se trasladó a la vecina Camboya, un país donde impera la corrupción», explica el prelado. «Allí un niño cuesta solo cinco dólares. En Vietnam, miles de niñas son raptadas o compradas a sus familias para ser deportadas a Camboya y llenar los hoteles y prostíbulos. A veces las leyes nacionales son más severas contra un camello que contra un pedófilo. Luego está la lucha feroz por la supervivencia de las clases más pobres. No es raro que un campesino venda a su hijo menor a cambio de dinero para lograr la supervivencia de la familia. Pero también he visto en Bangkok el coraje de las monjas católicas, que salen a la calle a rescatar a estos menores a pesar de las amenazas locales», revela.

2005-09-07 – L.R.ESP.

 

+++

 

La esclavitud de las mujeres prostitutas interpela a los católicos –

 

 


Llamamiento de un congreso convocado por la Santa Sede

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 20 junio 2005 .- Con la constatación de que la prostitución es «un ultraje a la dignidad de la mujer», un congreso celebrado en el Vaticano busca caminos para afrontar el desafío que plantea la creciente demanda del comercio sexual.

Al inaugurar el encuentro, el cardenal japonés Stephen Fumio Hamao, presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes e itinerantes, invitó este lunes a «asumir la defensa de los derechos de las mujeres».

El I Encuentro Internacional de Pastoral para la liberación de las mujeres de la calle ha sido convocado por el organismo vaticano que preside el purpurado y se está celebrando entre el lunes y el martes en el Palacio de San Calixto.

Cada año, la vida de un millón de personas queda sacudida por el tráfico de seres humanos. En Tailandia, por ejemplo, entre 150.000 y 200.000 mujeres, muchas de ellas menores de edad, acaban en la calle, se ha constatado en el encuentro.

Medio millón de mujeres procedentes de Europa oriental son esclavizadas y obligadas a prostituirse en las calles de Europa occidental.

Es necesario «denunciar las injusticias y la violencia perpetradas contra las mujeres, en cualquier lugar que tengan lugar», dijo el cardenal Hamao, quien alentó a quienes trabajan en las calles para liberar a las víctimas de este «degradante yugo», según refiere «Radio Vaticano».

Sor Eugenia Bonetti, de la Unión Internacional de Superioras Generales de religiosas, experta en tráfico de personas, propuso «trabajar sobre la demanda», es decir, con las personas que recurren a los servicios del comercio del sexo, pues «por desgracia, de esto nunca se habla».

«No pueden decir: yo pago y por tanto puedo comprar el sexo por la calle. La dignidad de la persona no puede pagarse», afirmó en una síntesis que presentó a la emisora pontificia.

«Nos espera un gran papel: formar e informar». «He conocido a muchas mujeres que por desgracia ya no viven, pues han sido asesinadas, han caído enfermas, han muerto…», constató con tristeza.

«No sé cuántos saben que los traficantes usan la pobreza de estas mujeres para sacar grandísimas ganancias. Para poder liberarse de esta situación una mujer nigeriana, para cancelar la "deuda" [que contrae con las mafias] tiene que pagar ahora entre 70.000 y 80.000 euros», entre unos 85.000 y unos 100.000 dólares.

«Aquí tiene que intervenir la formación, pues nadie tiene el derecho de destruir la dignidad de otra persona», concluye la religiosa. ZS05062007

 

+++


Henriette: calvario de una esclava en Francia 2005

 

Estrasburgo estudia el caso de una menor togolesa que trabajó en condiciones inhumanas para dos familias de París durante un período de cuatro años La menor era obligada a alimentarse sólo con restos de comida y a vestir ropas viejas y ajadas

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos decidirá en breve si condena a Francia por un caso de esclavitud. La protagonista, una togolesa, fue sometida durante cuatro años a tratos vejatorios. L.R. ESP. 2005-05-15

 

+++

 

Contra la esclavitud - 2004 - 2005

ESCLAVITUD: Unos 500.000 menores reclutados

 

Según Amnistía Internacional actualmente, 500.000 menores han sido reclutados por fuerzas armadas gubernamentales, grupos paramilitares, milicias civiles y grupos armados no estatales de diversa índole en más de 85 países de todo el mundo. De ellos 300.000 combaten directamente en conflictos armados en 35 países.

Organizaciones como Save the Children (Salvar a los niños) tienen como objetivo ofrecer una alternativa a estos niños que acaban convirtiéndose, a la fuerza o voluntariamente, en asesinos temerarios y cometiendo atrocidades en nombre de causas que no entienden, bajo los efectos de las drogas o adoctrinados.

El pasado 12 de febrero, día mundial contra el uso de niños soldados, AI y Save the Children presentaron la Coalición Española para acabar con la utilización de niños soldados . Esta Coalición se une a las más de 40 coaliciones nacionales que forman la coalición internacional con el mismo nombre, fundada en 1998. El objetivo es acabar con el reclutamiento y participación en conflictos armados de niños menores de 18 años. ABC. 2004-02-17 – ESP.

 

 

+++

 

  

 

TESTIMONIO DE UN SACERDOTE CATÓLICO

 

 

 

Fuertes presiones para que un misionero español abandone el rescate de niños soldados

 

 

ESTEBAN VILLAREJO

 

La guerrilla le acusa de «robarle» niños soldados mientras el Ejército le recrimina sus denuncias sobre un ataque reciente a un campamento de refugiados

 

MADRID. La historia del misionero español José Carlos Rodríguez Soto con Uganda comenzó cuando un día, hace veinte años, sintió «la atracción especial que siempre tiene África». Entonces, con 25 años, se desplazó hasta Kampala, capital ugandesa, para terminar sus estudios de Teología. Durante cuatro años experimentó «la llamada africana», pero, como no podía ser de otro modo en este continente, también asistió a una nueva y desgarradora tragedia: «la guerra que desde 1986 asola al país y que ha robado la infancia a casi 30.000 niños, convertidos en soldados, en máquinas drogadas de matar, en buscadores de venganza. sin otro futuro que el del fusil AK-47». Son los niños soldados a los que él se empeña en rescatar de la guerra.

 

Durante estos últimos días, y a causa de ese empeño, José Carlos ha venido recibiendo presiones de uno y otro bando para que abandonde su tarea en la misión de Gulu, al norte de Uganda. Se encuentra en el fuego cruzado, entre la guerrilla y el Gobierno ugandés.

 

Por una parte, el misionero no está muy bien visto entre los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor, que dirigidos por el enigmático y autoproclamado profeta, Joseph Kony, combate al Ejército gubernamental del presidente Yoweri Museveni, en el poder desde 1986. Los rebeldes acusan al sacerdote madrileño de «robarle» niños soldados.

 

30.000 niños secuestrados

 

«Una de nuestras tareas en la misión es la de tratar que esos niños dejen las armas y tengan un futuro mejor. Les buscamos un empleo, les ofrecemos alojamiento..., en fin, tratamos de devolverles a la humanidad», comenta en una conversación teléfonica José Carlos quien insiste en que «desde 1994 han sido secuestrados en Uganda 30.000 niños para ser utilizados como soldados (de ellos diez mil en los últimos dos años). Aproximadamente el 90 por ciento de los guerrilleros han sido o son niños soldados, y crecido en ese ambiente de violencia, sangre y fuego. Aquí, a los seis años un niño sabe ya distinguir el sonido de un lanzagranadas del de un mortero».

 

Pero la lacra de los niños soldados no sólo se encuentra en las guerrillas. Diversas organizaciones humanitarias han denunciado que el Ejército regular también recluta niños para su frente de batalla. Ellos, por supuesto, lo niegan.

 

Por otra parte, este misionero camboniano, colaborador de la revista Mundo Negro, también habría recibido presiones para que abandone su labor desde el Gobierno después de que publicara una carta en la prensa donde explicaba que el Ejército ugandés realizó una redada en un campamento de refugiados durante la cual un incendio arrasó cientos de cabañas.

 

En su artículo, el sacerdote afirmaba que «todas las personas con las que hablamos (del campamento de refugiados de Pabbo) nos dijeron que antes del incendio los soldados habían arrestado prácticamente a todos los varones adultos y que el fuego comenzó cuando un militar se deshizo de una colilla encendida».

 

El Ejército negó la acusación y aseguró que el motivo de la redada era buscar «colaboradores rebeldes». Una comisión de policías y militares habría decidido la semana pasada que Rodríguez debía abandonar el país. Pero de momento no ha recibido noticia alguna: «Ni yo, ni el obispo, ni ninguno de mis superiores hemos recibido notificación, verbal o escrito, que nos pida abandonar nuestra misión. En principio sobre este tema prefiero abstenerme de hablar. Mi deseo es no moverme de donde estoy y manifestar que nuestra tarea nada tiene que ver con la política, o con uno u otro bando implicados en la guerra, nuestro trabajo tiene que ver con lo humano», comenta tranquilo, pero sabedor de que cualquier palabra altisonante puede desencadenar su inmediata expulsión.

 

Paradójicamente, este sacerdote católico, objetivo de las iras de rebeldes y de ciertos sectores gubernamentales, comparte con otros líderes religiosos de la región (anglicanos, ortodoxos y musulmanes) la ardua tarea de encauzar las negociaciones entre las partes en conflicto a través de la Iniciativa de Paz de los Líderes Religiosos Acholi, «un cártel interreligioso que desde 1998 propugna una solución pacífica al conflicto armado que asola el norte de Uganda. «Nos hemos reunido varias veces con los rebeldes en el bosque, para mediar en el conflicto», asegura Rodríguez. Quizá esas reuniones hayan levantado las sospechas en el mando militar fiel al Gobierno de Kampala, como ya ocurriera en el 2002, cuando en plenas conversaciones con los rebeldes les sorprendió un ataque del Ejército ugandés que casi acaba con sus vidas y motiva su expulsión.

 

De nuevo, tranquilo, firme en sus declaraciones, mantiene que su intención es no moverse de Gulu. Uno de esos destartalados rincones del continente olvidado donde el sida (unos 880.000 niños son huérfanos a causa de esta pandemia), la guerra, el hambre y el odio suman y siguen.

 

¿Una guerra olvidada la de Uganda? ¿Quiénes son los niños soldados secuestrados para matar? ¿Puede hacer algo la comunidad internacional? (Preguntas por otra parte típicas cuando hablamos de una guerra africana) En estas cuestiones es donde el tono del misionero camboniano se enerva algo. «Como español me da mucha pena el que en el tiempo que llevo aquí, nunca jamás he visto un representante español. Es una situación humanitaria mucho más grave que la de Irak o que la de Oriente Próximo pero como aquí no hay intereses comerciales no interesa a nadie». Es la historia de siempre.

 

Rodríguez acaba la conversación agradaciendo el interés por Uganda (limítrofe con Sudán, Kenia, R.D. Congo, Ruanda y Tanzania). Mañana será otro día en las calles de Gulu. Un día para verse las caras «en el bosque». Al rescate de los niños soldados que creen en un futuro mejor. Lejos del olvido.

 

2004-02-17 - ‘ABC. ESP.

 

+++

UNA ATROCIDAD EN EL OLVIDO DE ÁFRICA

 

 

 

INOCENCIO F. ARIAS. Embajador de España ante las Naciones Unidas

 

«Un día los comandantes nos obligaron a matar una familia...Me escapé al bosque pero me encontraron y devolvieron al campamento. Me apaleaban todos los días...Aún tengo miedo. No se leer, no se donde está mi familia, no tengo futuro...Por las noches no duermo y pienso en las cosas horribles que he visto y hecho como soldado». La confesión es de Kalami, un joven congoleño de 15 años obligado a luchar desde la edad de 9. Son miles los niños en el mundo que se encuentran en esa espantosa situación. La ONU contabiliza más de una docena de situaciones en las que se produce esa movilización forzada de críos y crías.

El drama más acuciante de estas fechas, pero no el único, es el que se produce en Uganda. Como en otras latitudes, centenares de niños son secuestrados por facciones armadas, especialmente por el movimiento guerrillero LRA para engrosar sus filas. Los niños son empleados como combatientes, mensajeros, informadores etc... Las niñas con frecuencia son explotadas sexualmente. Dado que los secuestros se producen normalmente en incursiones nocturnas en pueblos y aldeas desprotegidos, en donde los niños son literalmente arrastrados de sus cabañas y los padres pierden para siempre su rastro o los encuentran meses o años más tarde totalmente destrozados física y psicológicamente, cada día al caer la tarde, en los últimos meses, pequeñas procesiones que engloban a miles de niños abandonan sus villorios para ir a dormir en refugios en las ciudades cercanas más protegidas. Unos 15,000 de estos «viajeros de la noche» se calcula que buscan cada día el amparo de la ciudad de Gulu al norte de Kampala. A la mañana siguiente desandan lo andado, a veces 8 kilómetros pra ir a la escuela, ayudar a sus padres a buscarse el sustento... Una de estas niñas, Prossy relataba al Washington Post que había sido violada varias veces y obligada a matar a una compañera que había desobedecido a un guerrillero. «Era algo espantoso», repite, «una maldición, quería morirme, incluso matarme». El periódico comenta que Prossy, convertida en la «mujer de un rebelde» a los 11 años y que estuvo tres meses sin poder articular palabra después de huir, acababa de cumplir 16 años pero aparentaba 60. Unicef estima que unos 30 niños son raptados al día en esa zona para estos fines militares. Da escalofríos.

A Uganda y el Congo, y con mayor o menor grado de barbarie, se unen Sudán, Liberia, Myanmar, Sri Lanka, Nepal, Colombia etc... hasta 17 países según la contabilidad de diversas ONG. Los niños son generalmente enrolados a la fuerza, en otras ocasiones, con su familia y su entramado social destruídos a causa de un conflicto, se alistan voluntariamente como único modo de supervivencia. No falta quien tome la decisión después de contemplar a una persona cercana de su familia asesinada o torturada por una facción determinada; se ingresa en la contraria para vengarse.

Las Naciones Unidas, movilizadas en buena medida por la opinión pública, han entrado seriamente en esta tragedia que pervive vergonzosamente en el siglo XXI (no se cree que el 2003 viera un verdadero descenso de los niños enrolados, en algunos lugares han aumentado). Ha nombrado un Representante especial para el tema, el animoso africano Olara Otunnu que realiza una labor importante fiscalizadora con magros medios y ha realizado una actividad legisladora no despreciable. La Corte Internacional de Justicia, de aprobación reciente, considera el reclutamiento de un menor de 15 años como un crimen de guerra. Un Protocolo anejo a la Convención de los derechos del niño en los conflictos que prohíbe la leva de personas menores de 18 años ha sido ya ratificado por unos setenta estados, lo que es insuficiente pero es un progreso, y la protección del niño se ha incorporado a todos los mandatos e instrucciones en las Operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

Se trata ahora, como señala el propio Kofi Annan, «de garantizar la aplicación de estas normas sobre el terreno». Aquí está la clave. El Consejo de Seguridad dió recientemente el importante paso de pedir que se estableciera una lista detallada de las partes violadoras en un conflicto y decidió hace un año (Resolución 1460) considerar la adopción de medidas contra los infractores. Se precisa ya, una vez obtenidos informe fidedignos sobre la persistencia de estas prácticas canallescas, que se concreten la imposición de estas medidas. Que deben ir desde la prohibición de suministrar armas a las facciones en cuestión a la de la prohibición de viajes a sus dirigentes etc... Ni que decir tiene que habría que ser firme en que las personas responsables de esta clase de crímenes contra menores fueran las primeras en ser juzgadas por la Corte Penal Internacional. La mentalización de la opinión pública mundial sobre este bochornoso estado de cosas sigue, con todo, siendo vital. 2004-02-17 - ‘ABC’ ESP.

 

+++

 

 

«Se les droga y se ponen en primera fila»

 

 

 

Más de medio millón de niños, 125.000 en África, forman parte de ejércitos y guerrillas

 

Cerca de 500.000 niños participan en diferentes guerras a lo largo de todo el mundo. Son menores de edad pero manejan a la perfección machetes y armas automáticas. Forman parte de ejércitos y guerrillas y cometen todo tipo de atrocidades, incluso contra sus propias familias.

 

Manuel Robles - Madrid.-
El 16 de enero de 2001, Laurent Kabila, presidente de la República Democrática del Congo (RDC, ex Zaire), estaba en su despacho con su asesor económico. Un niño soldado se deslizó por la puerta trasera de la oficina presidencial para susurrarle un mensaje al oído. El presidente, confiado, se inclinó sobre él y recibió cuatro balazos. En el Congo a los niños soldados se les denomina «hombrecitos verdes», pero en Kinshasa reciben el mote de «kadogos». Acompañaron a Kabila desde los primeros días de la rebelión contra Mobutu. A través de 1500 kilómetros marcharon como máquinas perfectamente engrasadas, dentro de sus uniformes demasiado grandes.
   El fenómeno de los niños soldado está ligado a la pobreza y a la facilidad con que hoy un menor de diez años puede manejar un arma ligera. En el pasado, las armas eran pesadas y poco manejables para ellos. Podían usar un machete o un cuchillo, pero no competir con un adulto armado. Ahora bastan pocas lecciones para que un chico de diez años sepa armar y desarmar un fusil AK-47 (ruso) o un M-16 (americano).


¿Por qué?

¿Por qué un niño acaba siendo un soldado cruel? «Para entenderlo ¬dice el padre Julio Albanese, misionero y periodista¬, es necesario preguntarse por la realidad social, étnica, geográfica y familiar en la que vive. Pero las causas se pueden reducir a la pobreza extrema, vivir en lugares donde hay conflicto armado, y estar separado de la familia».
   En Etiopía en los últimos años del régimen comunista de Menghistu, «los chicos que trabajaban vendiendo cigarrillos, dulces o billetes de lotería eran los que más posibilidades tenían para el reclutamiento forzado». Los guerrilleros mozambiqueños de la Renamo son niños que nunca han ido a la escuela y que proceden de familias con muchas necesidades. Otra de las causas es vivir en un país en guerra. Los jefes de la guerra o de la guerrilla practican la política del «o conmigo o contra mí», de modo que la población es obligada a tomar partido, incluidos los niños. Muchos no han conocido otro tipo de vida. Es el caso de Sudán, donde llevan en guerra más de veinte años. Además, no tienen familia, ya que sus padres han muerto o viven desplazados a causa del conflicto.
   Niños soldado han existido siempre, desde los jóvenes «hastati» de las legiones romanas, a las «cruziata dei pueri» de la batalla de Zorndorf (1758), de Federico el Grande de Prusia, que arengaba a sus tropas diciendo «venid muchachos, muramos juntos por la tierra de nuestros padres». Los niños han sido utilizados en las guerras como mensajeros, espías... A menudo, son secuestrados en sus casas, escuelas, o campos de deportes. Pocos se comprometen voluntariamente. Y los que se comprometen, lo hacen por venganza o alguna ventaja económica. Los Gobiernos de África prefieren niños en las guerras «porque son más fáciles de manipular, no conocen el miedo, se les droga, se les lava el cerebro, y se ponen en primera línea», afirma el padre Chema Caballero, que lucha por integrar a los niños de la guerra en Sierra Leona a la vida normal. «Estos niños han sido obligados a cometer todo tipo de barbaries, incluso contra sus familias. La guerrilla del FRU los drogaba con alcohol y cocaína», explica.


Sin soluciones

Las soluciones a este problema todavía no han llegado. El año pasado se alcanzó en Ginebra un preacuerdo para acabar con la utilización de los menores de 18 años en los conflictos. Cerca de 500.000 niños participan en diferentes guerras.
   En África, son más de 125.000. La mayoría son varones, pero también hay niñas, que participan como «esposas de guerra». Miles de niños son adiestrados para acabar como verdugos de sus compatriotas, con pocas posibilidades de salir de esta espiral de violencia, muchas veces heredada. «El niño muestra al hombre ¬escribió Milton¬ como la mañana al día».
2004-02-26 – LA RAZÓN. ESP.

 

+++

 

 

 

La vida cristiana no es solamente una vida entre cristianos. Hace falta un profundo respeto hacia todas las personas, cualquiera que sea su creencia o ideología. Un "discípulo" de Cristo es uno que aprende continuamente, como el propio nombre indica. Es uno que está dispuesto a dialogar en serio con los demás, y a descubrir los elementos de verdad que cada planteamiento contiene.

 

Jutta Burggraf

 

+++

 

 

 

Los salesianos, desbordados por miles de ‘niños soldado’

 

Redacción – L.R. España 2004-09-16
Monrovia- Más de 2.800 niños ex soldados, que entregaron las armas al final de la guerra civil en Liberia a cambio de poder asistir a la escuela, no pueden cumplir sus deseos porque éstas se encuentran desbordadas por las solicitudes. Los salesianos, que dirigen dos centros educativos en Monrovia, la capital liberiana, también se han visto obligados a no admitir a cientos de niños por falta de recursos económicos. Según ha declarado a la agencia Vid el religioso Allen Lincoln, «entre los chicos existe el deseo de volver a la escuela, pero éstas han sido destruidas y requieren una intervención urgente de reconstrucción».
   Los salesianos han comenzado a trabajar también con chicos ciegos y sordos ya que, según ha explicado el padre John Thompson, responsable del proyecto, «generalmente no tienen nada para hacer y terminan siendo marginados de la sociedad». En la escuela salesiana, «los chicos aprenden a hacer zapatos, a coser y hacen trabajos de carpintería».

 

+++


«La mentalidad fundamentalista se reconoce en la propensión a meter en el mismo plano lo principal y lo secundario, dando una importancia desproporcionada a elementos marginales. El mal que los fundamentalistas sienten el deber de combatir es siempre un mal cuyos culpables son siempre los otros». Card. Cottier. 2004.

 

+++


Nadie es más esclavo que quien se considera libre sin serlo. J. W. Goethe. Escritor alemán....

 

+++

 

Justicia sin misericordia es crueldad. Tomás de Aquino

+++

Son nuestras elecciones, las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades.

 

+++

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.  José Ortega y Gasset

+++

…como Pedro y Pablo, afrontar mares y romper confines anunciando a Cristo…

«Duc in altum» (Lc 5,4) dijo Cristo al apóstol Pedro en el Mar de Galilea.

 

Isaac de Santa Estrella (hacia 1171) monje cisterciense
Sermón 2 para Todos los Santos, 13-20  - 

 

Dichosos los que lloran...” (Mt 5,4) -  “Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” (Mt 5,4) Con estas palabras quiere el Señor darnos a comprender que el camino del gozo son las lágrimas. Por la desolación se va a la consolación; perdiendo la vida se la gana, odiando la vida se la recobra (cf Mt 16,24ss) Si te quieres conocer a ti mismo y saber dominarte ¡entra en ti mismo y no busques fuera! ¡Entra en tu interior, pecador, entra donde estás, en tu corazón...! El hombre que entra en si mismo ¿no se descubrirá, desde lejos, como el padre descubre al hijo pródigo, en una región extraña, en un tierra desconocida, donde se sienta y llora por el recuerdo de su padre y de su patria? (cf Lc 15,17)...
      “Adán ¿dónde estás?” (Gn 3,9) Tal vez todavía estás en la sombra para no verte a ti mismo. Coses unas hojas de higuera de vanidad para cubrir tu vergüenza, mirando lo que está a tu alrededor y lo que te pertenece... ¡Mira dentro, pecador, entra en tu alma! ¡Mira y llora por el alma sujeta a la vanidad, a la agitación y que no puede liberarse de su cautividad...Es evidente, hermanos, que vivimos fuera de nosotros mismos, somos olvidadizos de nosotros mismos cada vez que nos disipamos en risotadas o distracciones, cuando nos concedemos comodidades fútiles. Por esto, la Sabiduría tiene interés en invitarnos a la casa del arrepentimiento, más bien que a la casa de la diversión, es decir, llamar al hombre mismo desde dentro del mismo, diciendo: “Dichosos los que lloran” y en otro pasaje: “Ay de los que reís ahora” (Lc 6,25).
       Hermanos míos, gimamos en presencia del Señor cuya bondad nos perdona. Volvamos hacia nuestro interior, con ayunos, llantos, sobre nosotros mismos, (cf Jl 2,12) para que un día...sus consolaciones alegren nuestras almas. Dichosos, en efecto, los que lloran, no porque lloran, sino porque serán consolados. Las lágrimas son el camino, la consolación es la dicha.

 

+++ 

 

 

   

La Iglesia proclama el perdón

 

El perdón es la exigencia suprema de Jesús en el Sermón del Monte, pero, sobre todo, responde y nace de la experiencia de Dios como amor, que nos introduce en la lógica del amor gratuito y desinteresado, que nos saca de la reciprocidad interesada, que rompe el círculo de la violencia, que inaugura algo realmente nuevo.
El perdón es un ofrecimiento que parte de la víctima, que toma la iniciativa, que va más allá de las exigencias de la justicia y, por tanto, no es comportamiento exigible estrictamente, pero sí es un comportamiento humanizador y sanante. Pero el perdón requiere ser aceptado, exige el arrepentimiento. El perdón ofrecido puede caer en el vacío y no lograr su objetivo, que es, en última instancia, la reconciliación, el reencuentro entre personas. Y no sé que es más difícil: perdonar o aceptar el perdón.

 

 

+++

 

El peor de los silencios es el que se guarda ante la mentira, pues tiene un enorme poder de disolver la estructura social. Un cristiano no puede callar ante manipulaciones manifiestas. La cesión permanente ante la mentira comporta la deformación progresiva de las conciencias.

 

+++

 

 

 

 

San Juan Crisóstomo (hacia 345-407) obispo de Antioquia y Constantinopla, doctor de la Iglesia - Homilía “al salir al exilio”, 1-3; PG 52, 427-430

 

“¡No temáis!” (Mt 10,26) -       Crecen las corrientes de agua y las tempestades retumban, pero nosotros no tememos de ser engullidos por ellas. Estamos firmemente fundamentados en la roca. Que el mar se embravezca, no quebrará la roca; que las corrientes salgan de su lecho, no pueden tragar la barca de Jesús. ¿Qué temeremos, decidme? ¿La muerte? “Mi vida es Cristo y morir me sería una ganancia.” (Flp 1,21) ¿El exilio? “Del Señor es la tierra y cuanto la habita” (Sal 23,1). ¿La confiscación de los bienes? “Nada hemos traído al mundo y nada podremos llevarnos de él.” (cf 1Tim 6,7) Me río de todo lo que puede infundir miedo en esto mundo. Sus bienes me causan risa. No temo la pobreza, no deseo la riqueza. No tengo miedo a la muerte...
         El Señor me ha dado unas prendas. Entonces, ¿es por mis propias fuerzas que me fío de él?” Tengo en mis manos su escrito: este es mi punto de apoyo, aquí radica mi seguridad, este es mi puerto de salvación. Aunque el universo entero se ponga a temblar, yo tengo este escrito, lo releo, es la muralla de mi amparo, es mi garantía. ¿Qué me indica? “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.” (Mt 28,20).
          Si Cristo está conmigo ¿qué temeré? Que se acerquen las oleadas del mar y la cólera de los poderosos: todo esto no pesa más que una tela de araña.

 

+++

 

Un antiguo escritor cristiano, Eusebio de Cesarea, subraya la primacía del amor por encima de la necesaria justicia: «No juzgues primero y después ofreces misericordia; sino que primero ten misericordia y después juzgas; con clemencia y con misericordia emite sentencias».

 

+++

 

CALUMNIA - Nos hemos habituado a convivir con su presencia cenagosa, a respirar su aliento fétido, y ni siquiera nos damos cuenta de cómo nos va infectando por dentro, cómo nos pudre el alma y nos encharca los sentimientos. La calumnia campea sobre nuestras vidas, su mancha invasora se infiltra en nuestra sangre y se funde con nuestras células, hasta convertirse en sustancia de nosotros mismos. Hemos consagrado la presunción de inocencia como principio elemental de nuestras modernas democracias, pero cada día pisoteamos ese principio y nos limpiamos el barro de los zapatos en él, como si se tratase de un felpudo. La malicia popular, azuzada por los medios de comunicación, ha consagrado la calumnia como herramienta impune y risueña. Así se despachan honras, se allanan virtudes, se airean intimidades y se destruyen prestigios. Vivirnos instalados en un clima de degradación moral irrespirable, y la calumnia, ese monstruo anaerobio, parásita nuestra convivencia. 2005-07-

 

+++

 

La esperanza de la vida nueva en Cristo - "Ahuyenta, Señor, con la luz diurna de tu sabiduría, las tinieblas nocturnas de nuestra mente, para que, iluminados por ti, te sirvamos con espíritu renovado y puro. La salida del sol representa para los mortales el comienzo de su trabajo; adereza, Señor, en nuestras almas una mansión en que pueda continuar aquel día que no conoce el ocaso. Haz que sepamos contemplar en nosotros mismos la vida de la resurrección, y que nada pueda apartar nuestras mentes de tus deleites. Imprime en nosotros, Señor, por nuestra constante adhesión a ti, el sello de aquel día que no depende del movimiento solar. 

Cada día te estrechamos en nuestros brazos y te recibimos en nuestro cuerpo por medio de tus sacramentos; haz que seamos dignos de experimentar en nuestra persona la resurrección que esperamos. Por la gracia del bautismo llevamos escondido en nuestro cuerpo el tesoro que tú nos has dado; que este mismo tesoro vaya creciendo en la mesa de tus sacramentos; haz que nos alegremos de tus dones. Tenemos en nosotros, Señor, el memorial tuyo, recibido de tu mesa espiritual; haz que alcance su realidad plena en la renovación futura. 

Te pedimos que aquella belleza espiritual que tu voluntad inmortal hace brotar en la misma mortalidad nos haga comprender nuestra propia belleza. Tu crucifixión, oh Salvador nuestro, fue el término de tu vida mortal; haz que nosotros crucifiquemos nuestra mente para obtener la vida espiritual. Que tu resurrección, oh Jesús, haga crecer nuestro hombre espiritual; que la visión de tus signos sacramentales nos ayude a conocerla. Tus disposiciones divinas, oh Salvador nuestro, son figura del mundo espiritual; haz que nos movamos en él como hombres espirituales. 

No prives, Señor, a nuestra mente de tu manifestación espiritual, y no apartes de nosotros el calor de tu suavidad. La mortalidad latente en nuestro cuerpo derrama en nosotros la corrupción; que la aspersión de tu amor espiritual borre de nuestros corazones los efectos de la mortalidad. Concédenos, Señor, que caminemos con presteza hacia nuestra patria definitiva y que, como Moisés desde la cumbre del monte, podamos ya desde ahora contemplarla por la fe." 

De los Sermones de San Efrén, diácono (Sermo 3, De fine et admonitione 2. 4-5: Opera, edición Lamy 3, 216-222)  

 

+++

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

«La crisis medioambiental es un desafío moral». Sobre «El desarrollo sostenible, la crisis medioambiental nos llama a examinar cómo usamos y compartimos los bienes de la tierra y qué pasaremos a las generaciones futuras». «Los poderes cada vez más amplios del ser humano sobre la naturaleza deben estar acompañados por una así mismo amplia responsabilidad respecto al ambiente», observó. Según la delegación vaticana, «proteger el medio ambiente significa más que defenderlo». Implica «una visión más positiva del ser humano, en el sentido de que a la persona no se la considera un problema o una amenaza para el medio ambiente, sino un responsable del cuidado y la gestión del mismo». Arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas. 2007.X.31

 

 

 

Gracias de la visita

 

Porque la verdadera catolicidad es pluriforme: ‘unidad en la multiplicidad y multiplicidad en la unidad’ S. S. Benedicto XVI – P. P.

 

 

La fraternidad entre los cristianos no es simplemente un vago sentimiento y ni siquiera nace de una forma de indiferencia hacia la verdad. La fraternidad está fundada sobre la realidad sobrenatural del único bautismo, que nos incluye a todos en el único cuerpo de Cristo (cfr. 1 Cor 12,13; Gal 3, 28; Col 2,12).-

S. S. Benedicto XVI – P. P.

 

Debido a la existencia de páginas excelentes sobre apologética y formación,  lo que se pretende desde aquí es contribuir muy modestamente y sumarse a los que ya se interesan por el Evangelio de Cristo de manera mucho más eficaz.

Recomendamos vivamente:

1º ‘CÓMO LA IGLESIA CONSTRUYÓ LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL’. Ninguna institución ha hecho más para dar forma a la civilización occidental que la Iglesia Católica, y en modos que muchos de nosotros hemos olvidado o nunca sabido. Como la Iglesia construyó la civilización occidental es una lectura esencial para redescubrir esta relegada verdad. De un modo senillo y muy atractivo. 2007.

Autor: Thomas E. WOODS Jr. -  Editorial: CIUDADELA. 

Vivir amando... para encontrar el Tesoro.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).