Friday 28 April 2017 | Actualizada : 2017-03-29
 
Inicio > Leyendas Negras > Leyendas - 18º Servet Calvino Lutero inquisición brujas unitarios; Jaguelones

 

LA GRAN POLONIA SIEMPRE CATÓLICA - La Polonia de los siglos XV y XVI era también un país abierto a las nuevas corrientes religiosas. Al contrario de las otras partes de Europa, aquí no llegaron a estallar guerras religiosas, los disidentes encontraban en Polonia no sólo refugio sino incluso protección por parte de los monarcas católicos, ilustres y magnates. El resultado de esa actitud fue el enriquecimiento de la vida cultural y científica con nuevas ideas y obras literarias, además de crear la imagen de Polonia como un país tolerante. Un destacado ejemplo de esta actitud fue la llamada "Confederación Varsoviana", firmada en 1573, que concedía a los protestantes los mismos derechos que a los católicos. El último rey de la dinastía de los Jaguelones, Zygmunt August (Segismundo Augusto), pronunció en la Dieta la famosa declaración: "No soy rey de vuestras conciencias".
No sin razón, los contemporáneos, y también las generaciones posteriores, denominaron el "Siglo de Oro" a la época de los Jaguelones, y en particular al siglo XVI.

 

+++

 

P: Se dice que a Servet le quemó la ciudad de Ginebra, no Calvino. ¿No es esto como el argumento de que la Iglesia no quemaba herejes sino que los entregaba al brazo secular?

 

 

R: La decisión de quemar herejes sí la adoptaba el tribunal de Justicia del momento “la inquisición” aunque luego –es cierto– los entregara al brazo secular para que ejecutara la sentencia. Quepa recordar que en periodos hubo paralelamente, una inquisición dependiendo del poder real y otra del poder eclesiástico. En el caso de Servet, la decisión también la tomaron las autoridades calvinistas-civiles de Ginebra aplicando el derecho romano, por cierto, y con la firma de Calvino. Siglos después, el ayuntamiento ginebrino colocó una piedra y placa en el lugar de la hoguera, pidiendo perdón por lo sucedido. No se puede decir lo mismo de lo que aconteció con las víctimas de tantos otros tribunales inquisitoriales protestantes… … Es cuestión de sentido común y de honradez intelectual, constatarlo.

Vale la pena recordar que, en 1572 los miembros de la inquisición protestante capitanada por Calvino, ahorcaron en Gorkum , Suiza, a 19 sacerdotes y religiosos a causa de su fe católica. Once mártires eran frailes menores de la Observancia, entre ellos se contaban San Nicolás Pieck, guardián del convento de Gorkum y San Jerónimo Weerden, su vicario. Junto con ellos fueron ejecutados Juan Van Oosterwyk, canónigo regular de San Agustín, los sacerdotes diocesanos Leonardo Vechel, Nicolás Janssen y Godofredo Van Fuynen.
Luego que, el destacamento calvinista conocido con el nombre de la "armada de los piratas" se apoderó de la ciudad de Gorkum, sometió al grupo religioso con vejaciones y estos quedaron a merced de los soldados, sometiéndoles a vejámenes y crueles tratos, como consecuencia del odio que movía a la ‘inquisición protestante’  contro todo lo
que se llamaba ‘católico’- sinónimo de sometimiento a la Iglesia fundada por Jesús.

 

Y mientras las hogueras se encendían en Alemania con 25000 brujas quemadas con una población de 16.000.000, Suiza 4000 quemadas con población de 1.000.000 habitantes, Portugal con 7 quemadas y población de 1.000.000, y España 300 con población de 8.100.000 habaitantes; la diferencia de los países totalmente católicos, es evidente. Por otro lado, en el mismo contexto histórico de otro país católico, una actitud diferente y con profundo respeto lo manifestó, por ejemplo, el último rey polaco de la estirpe de los Jagelloni. En los tiempos en que en Occidente tenían lugar los procesos de la Inquisición y se encendían hogueras para los herejes, este rey dio pruebas de la tolerancia cuando aseguró a sus súbditos: “No soy rey de vuestras conciencias.” Corría el siglo XVI…

[Al principio, España siguió a la zaga de otros países. De 1498 a 1522, el Santo Oficio condenó a once brujas a la hoguera. Mas en 1526, la élite de teólogos española se reunió en Granada para elaborar unas nuevas instrucciones con respecto a la brujeria. Dichas instrucciones no tuvieron su igual en otras partes. ¿Dónde en el resto de Europa encontramos paralelos a ordenanzas como las siguientes?:

Cualquier bruja que voluntariamente confiese y muestre señales de arrepentimiento, será reconciliada sin confiscación de bienes, y recibirá penas salutarias para sus almas.

Nadie será arrestado en base de las confesiones de otras brujas.

Los Jueces averiguarán si las personas por ellos detenidas, ya han sido anteriormente sometidas a tortura por otras justicias.

Preguntando a los demás residentes de la casa os enteraréis de si dichas personas, en la noche que aseguran haber asistido a la junta de brujas, realmente se ausentaron de casa, o si, por el contrario, estuvieron en ella toda la noche sin salir.

Las instrucciones contenían también un párrafo, según el cual, todos los casos referentes a tan complicada materia, deberían siempre ser remitidos al Inquisidor General y su Consejo.

Con las instrucciones de 1526, se consiguió librar a España de la quema de brujas durante la mayor parte del siglo XVII.

Influída por Francia, en 1610, la Inquisición española volvió a introducir en el norte de España la pena de la hoguera. En total 7000 personas fueron acusadas de brujería. Todo ello podría haber terminado en un auténtico holocausto. Más, por suerte, el inquisidor Salazar, encargado de las pesquisas, se había comprometido a conseguir pruebas sobre la existencia de la temida secta diabólica.

En su informe al Inquisidor General, Salazar concluye: "No hubo brujos ni embrujados hasta que se empezó a hablar y escribir de ellos." Dicha investigación contribuyó a la definitiva abolición de las quemas de brujas en todo el Imperio Español]. 2006-03-02

 

+++

 

Dos mil años de evangelización - En el monte de los Olivos, el día de la Ascensión, antes de subir al Padre, Jesús pronunció la profecía de la evangelización: «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura» (Mc 16, 15).

«En estas palabras está contenida la proclama solemne de la evangelización» Juan Pablo II. Los discípulos del divino Redentor acogieron esta consigna y desde entonces, a lo largo de la historia y en todos los meridianos del orbe, la Iglesia se torna católica catolizando, y no ha hecho otra cosa que ejecutar el mandato de su Señor: evangelizar. «Evangelizare Iesum Christum»: «Anunciar a Jesucristo» (cf. Ga 1, 16), como se expresa san Pablo con frase lapidaria y emblemática.

 

+++

 

El nombre de ‘leyenda negra’ es relativamente reciente. Pero el nombre es lo de menos. Importa el hecho. Desde el siglo XVI se desarrolla en muchos países de Europa una campaña de descrédito contra España y, ciertamente, la ofensiva del protestantismo contra la Iglesia Católica. A partir del siglo XVIII, la campaña contra la reputación  de España y de la religión católica, entra a formar parte de la habitual propaganda de las distintas formaciones masónicas, hasta hoy mismo: 2006-

 

+++

 

 

 

Chamanismo: prácticas y creencias vinculadas a la comunicación con los espíritus de la naturaleza y con los espíritus de los muertos mediante la posesión ritual del chamán (por parte de los espíritus), a los que éste sirve de médium. El atractivo de estas prácticas en los círculos de la Nueva Era se debe a que ponen el acento en la armonía con las fuerzas de la naturaleza y en la sanación. A ello se añade también una imagen « romántica » de las religiones indígenas y de su cercanía a la tierra y a la naturaleza.   

 

Ocultismo: el conocimiento oculto (escondido) y las fuerzas de la mente y la naturaleza se hallan en la base de las creencias y prácticas vinculadas a una supuesta « filosofía perenne » oculta, derivada, por una parte, de la magia y la alquimia griega antigua, y de la mística judía por otra. Se conservan ocultas mediante un código secreto impuesto a los iniciados en los grupos y sociedades que conservan el conocimiento y las técnicas que implican. En el siglo XIX, el espiritismo y la Sociedad Teosófica introdujeron nuevas formas de ocultismo que, a su vez, han influido en varias corrientes de la Nueva Era.   

 

Reencarnación: en el contexto de la Nueva Era, la reencarnación está vinculada al concepto de la evolución ascendente hasta convertirse en un ser divino. A diferencia de religiones de la India, o derivadas de ellas, la Nueva Era concibe la reencarnación como el progreso del alma individual hacia un estado más perfecto. Lo que se reencarna es esencialmente algo inmaterial o espiritual; más exactamente, es la conciencia, la chispa de energía que en la persona comparte la energía cósmica o « crística ». La muerte no es sino el paso del alma de un cuerpo a otro.   

 

+++

 

El Papa Juan XXIII decía que “el derecho a la verdad es anterior y superior a todo otro derecho y exigencia”.

 

+++

 

En el juicio, Servet se da cuenta de la perfidia de Calvino y lo insulta, pero luego le pide noblemente disculpas. De nada le sirve. Se le niega incluso la posibilidad de un abogado y, pese a que en Ginebra nada había hecho, tras una horrorosa estancia en la cárcel, se le condena a morir quemado con leña verde, para que su suplicio dure más. Tiene lugar el martirio el 27 de octubre de 1553, el mismo año de la publicación de la Christianismi Restitutio, que le dará universal fama póstuma. Calvino defiende, tras ser enterrado Servet, el derecho a asesinarlo. Señal de que en cierta opinión había calado hondo el crimen de Ginebra. Quizá porque compartía el lema que Servet o Serveto, alias Revés, había puesto en su edición de la Biblia de Pagnino: Libertatem meam mecum porto. En el grabado, un hombre con barbas, como Servet, lleva a cuestas dos maderos con esas palabras. Son su testamento. Cada cual lleva consigo su propia libertad. 1997.08.31 - FEDERICO JIMÉNEZ LOZANTOS

 

+++

 

Miguel Servet, ese desconocido

 

Me sumo a Fernando Solsona, presidente del Ateneo de Zaragoza, y a otros muchos aragoneses, sobre la probable suspensión de actos, con ocasión del 450 Aniversario de Miguel Servet, que habían sido previstos, y promovidos por Ángel Alcalá. Lo hago sin conocer a fondo las razones de tal suspensión, o aplazamiento.
   Era una oportunidad para que Aragón, con la plataforma internacional que el tema y la personalidad lo requería, pudiera de una vez, reivindicar para la Historia, la figura señera de Servet en la España del siglo XVI, dentro de Europa, Y no sólo en sus aspectos médico-científicos, sino sobre todo por su saber histórico filosófico-teológico, y jurídico, como tuve ocasión de exponer con motivo de mi ingreso en la Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación, en presencia de la entonces ministra de Justicia, Margarita Mariscal de Gante, y el pleno de las autoridades autonómicas, provinciales y locales, y los juristas aragoneses. El discurso se difundió en Hispanoamérica, especialmente. De él se hizo eco Ángel Alcalá en Estados Unidos. En la Real Academia de Doctores, fue objeto de otra investigación.
   Estuvo Miguel Servet, a la altura de los componentes de la Escuela Española de nuestro siglo de Oro. Cercano al confesor de Carlos I de España, propició la reunión con Erasmo en Valladolid, lo que hubiera supuesto, seguramente, una aproximación recíproca a Lutero, lo que, él personalmente, con tenacidad aragonesa, intentó también con Melachton, aunque se estrellara con Calvino, con sus famosas 30 cartas, que luego sirvieron, con las propias obras incautadas, como leña para la hoguera lenta, entre sus invocaciones a Jesucristo. Luego, el «silencio», explicable más allá de las fronteras, porque nadie como Servet, en Europa, se había atrevido a descubrir las desviaciones y la utilización política de Calvino, hecho religioso cristiano. A aquel Servet sin fronteras, en Europa, se le cerraron en España, entregada a combatir el hecho religioso protestante, sin llegar a disponer de los textos de Miguel Servet.
   Si estas ideas, reiteradas por mí, en diferentes foros, y que espero seguir redescubriendo fuera de mi tierra, sirven para reforzar la oportunidad e insistencia de la celebración de los actos del 450 Aniversario de Servet, me alegrarían. Por nuestro gran sabio del siglo XVI, por Aragón y por España. (Quizá no terminamos de aprender lo que sobre Servet se haría en otros lugares de España).

LA RAZÓN. ESP. 2003-09-28-Agradecemos al autor Jesús López Medel

+++

 

Inquisiciones - Los historiadores distinguen tres inquisiciones: la medieval, ejercida por los obispos locales, o por la Santa Sede con carácter puntual y esporádico (por ejemplo, la Cruzada contra los Albigenses); la española (y más tarde, por imitación, la portuguesa), creada a finales de 1400 por los Reyes Católicos con el beneplácito y bulas papales, con actuación restringida al territorio de la Corona española (y Portuguesa), o sea, también en América y en los territorios europeos (en particular italianos) dependientes de ella; y una tercera inquisición, la romana, la más moderna, fundada por el Papa Pablo III en 1542 e inspirada en el modelo centralista español, pero con ámbito teóricamente universal.

Y permanecen todas las otras ‘inquisiciones’ ejercidas por poderes - político como religioso - a ejemplo, la protestante, tan cruel en algunas zonas de Europa.

 

+++

 

Baste recordar los perdones* que Juan Pablo PP II – Magno, pidió públicamente por la Inquisición, como por tantos otros comportamientos de algunos miembros de la Iglesia. No recuerdo que la Reina Isabel II haya hecho lo mismo por las muertes de jesuitas sumergidos en aceite hirviendo que perpetró Isabel I, su antecesora en el trono y en la jefatura de la Iglesia anglicano-protestante de Inglaterra. Ni que los presbiterianos y otros credos protestantes que vienen de Calvino, hayan pedido perdón –entre otros- por Juan Servet, a quien su fundador hizo quemar vivo, negándole el perdón. MM.

*Perdones que los católicos repiten e insistirán a inicio de cada Santa Misa).

 

+++

 

Detalles sobre el juicio y la ejecución

de Miguel Servet en Ginebra

 

El arresto en Ginebra

Aunque en Vienne se escapó del presidio, Miguel Servet no encontraba en el mundo un lugar donde sentirse libre para hacer lo que quisiera. No se atrevía a quedarse en Francia por miedo a ser capturado. Era igual de inseguro regresar al departamento del Rin, de donde había huido años antes y donde podrían todavía reconocerle. Impensable era también regresar a su tierra natal en la fanática España. Por lo tanto, decidió irse a Nápoles a ejercer su profesión entre los hombres del lugar, muchos de los cuales habían huido allí para disfrutar de mayor libertad religiosa. Primero pensó en cruzar los Pirineos y pasar por España pero el peligro de ser arrestado en la frontera le hizo desistir y, tras caminar sin rumbo fijo durante cuatro meses, al final optó por la ruta que atravesaba Suiza hasta el norte de Italia como la más segura. Afortunadamente para él, tenía dinero suficiente.


Así fue como Miguel Servet llegó a una posada de Ginebra una noche a mediados de agosto. Intentó enseguida conseguir un bote para cruzar el lago de camino a Zurich y luego a Italia. Pretendía pasar lo más inadvertido posible pero, desgraciadamente para él, el día siguiente era domingo y como la ley obligaba a todo el mundo a asistir a la iglesia, sintió curiosidad por escuchar el sermón de Calvino. Aquí fue reconocido incluso antes de que el sermón empezara. Hacía tiempo que Calvino creía que Miguel Servet se merecía la muerte por blasfemo y hereje, y pensó que había llegado para propagar sus herejías por Ginebra y poner, así, el éxito de su Reforma en peligro. Era muy consciente de este peligro desde que había recibido una carta comunicándosele lo rápidamente que las enseñanzas de Miguel Servet se estaban propagando por las ciudades del norte de Italia. Se sintió entonces obligado a hacer todo lo posible para liberar al mundo de Miguel Servet ya que en Vienne la Inquisición no lo había conseguido. Ordenó su arresto de inmediato y le envió a la cárcel. La ley exigía que, en tales casos, el acusador fuera encarcelado con el acusado hasta que se hubieran fijado los cargos. Como esto no le convenía, Calvino envió a la cárcel a un estudiante llamado Nicolás de la Fontaine, que vivía en su casa como secretario, para representarle como acusador.


Se presentan los cargos

Un día después de su arresto, Miguel Servet fue citado para un examen preliminar ante la autoridad correspondiente, a quien de la Fontaine, su acusador formal, había presentado una denuncia redactada por el propio Calvino en contra de Miguel Servet. La acusación se basaba principalmente en la obra Restitutio y, tras acusarle de que unos veinticuatro años atrás ya se había envuelto en problemas con las iglesias por sus herejías y que desde entonces había reincidido constantemente con sus opiniones sobre la Biblia y Ptolomeo, con la publicación de un libro reciente lleno de innumerables blasfemias y con su fuga de la prisión de Vienne, continuaron acusándole de destruir los cimientos del Cristianismo por medio de varias herejías sobre la Trinidad, la persona de Cristo, la inmortalidad del alma o el bautismo de los niños. Finalmente, se llegó al clímax acusándole de haber difamado a Calvino lanzando todas las blasfemias posibles en su contra y habiendo ocultado sus escandalosas opiniones al impresor de Vienne. Miguel Servet admitió algunos de estos cargos, otros los negó por ser falsos y a otros les encontró una explicación convincente añadiendo, sin embargo, que si en algo se había equivocado, deseaba ser corregido. Pero los cargos se mantuvieron y se dictaminó que se iniciaría un proceso.


Inicio del proceso

Al día siguiente, se inició el proceso dirigido por el fiscal ante el gobierno local de Ginebra. Miguel Servet, habiéndosele hecho prestar juramento, fue interrogado de nuevo sobre los cargos que se le habían imputado el día anterior. Esta vez, admitió y negó los cargos de manera más decidida que antes pero intentó algo nuevo respecto a Calvino al decir que no era culpa suya no haber sido quemado vivo en Vienne, y que estaba dispuesto a mostrar a Calvino las razones y los borradores de sus enseñanzas ante numerosos fieles. Más tarde, uno de los defensores más ardientes de Calvino se incorporó al caso en calidad de fiscal, mientras uno de sus adversarios políticos más activos se encargaba de la defensa de Miguel Servet. Este hecho amenazaba convertir el caso en una disputa política para derrocar a Calvino así que, él mismo prefirió no correr riesgos, quitarse la máscara y presentarse en persona directamente como el acusador y ser asistido durante la acusación. En el último interrogatorio de Miguel Servet, poco salió a relucir, excepto que Miguel Servet había aplicado a los que creían en la doctrina ortodoxa de la Trinidad el término de trinitarios, por lo cual Calvino se sintió terriblemente ofendido. El proceso mantuvo que los cargos contra Miguel Servet se habían examinado lo suficientemente para determinar que era un criminal y se solicitó que de la Fontaine fuera liberado de su presidio como acusador, lo cual se concedió. El fiscal, por lo tanto, se encargó del proceso en representación del Estado e inició una nueva etapa del juicio formulando una acusación completamente nueva mientras Calvino volvía a un segundo plano enseguida, a pesar de que desde el púlpito avivaba el sentimiento público pronunciando implacables ataques contra Miguel Servet. Mientras tanto, se había votado solicitar a las autoridades de Vienne una copia de las pruebas que tenían en contra de Miguel Servet y así, presentar el caso ante otras iglesias de Suiza para que tuvieran constancia de ello.

Ahora que el juicio regular estaba a punto de empezar, Miguel Servet compareció ante el tribunal con una petición para ser absuelto. Su premisa fue argumentar que ni los Apóstoles ni los primeros emperadores cristianos habían tenido por costumbre tratar a los herejes de culpables con la pena de muerte sino de excomunicarles o, como máximo, desterrarles; que él no había cometido ningún crimen en ninguna parte; que los temas que él había debatido eran sólo para los estudiosos y que nunca los había comentado con otros; que en cuanto a los anabaptistas, quienes habían intentado presentarle como un personaje peligroso para el orden público, él siempre les había desaprobado; y, finalmente, que teniendo en cuenta que era un extranjero y desconocedor de las costumbres de la región y de los procedimientos legales, solicitaba un abogado que llevara el caso en representación suya.

Los artículos de la nueva acusación apenas se fijaban en los aspectos doctrinales que habían sido tan importantes en los cargos iniciales; al contrario, se habían redactado para demostrar que Miguel Servet había estado propagando doctrinas opuestas al Cristianismo y que había llevado una vida inmoral y delictiva; que sus enseñanzas comportaban la inmoralidad y favorecían a otras religiones; que sus doctrinas eran las mismas que las de herejes ya condenados; y que se había desplazado a Ginebra para provocar el desorden de la ciudad. Cuando fue interrogado, las respuestas de Miguel Servet a esas cuestiones fueron tan sinceras y claras que causó una muy buena impresión a los jueces. El fiscal, sin embargo, al parecer preparado por Calvino, enseguida buscó la manera de contrarrestar esta impresión enseñando la petición que Miguel Servet había redactado días antes para argumentar que las causas presentadas no instaban a su absolución. Expuso que esas razones no podían demostrarse con hechos; que era evidente, por lo tanto, que Miguel Servet era uno de los herejes más astutos, imprudentes y peligrosos que nunca habían existido, pues deseaba que se anularan las leyes que castigaban a los herejes; que sus enseñanzas anabaptistas eran sus errores de menor importancia; que durante su declaración, había mentido y se había contradicho; que nunca se había oído que tales criminales pudieran ser representados por un abogado; y, además, que era tan claramente culpable que ni lo necesitaba. Su petición, por lo tanto, fue denegada y el proceso siguió adelante con el interrogatorio del prisionero.

La respuesta de las autoridades de Vienne llegó a su debido tiempo. Enviaron una copia de la sentencia que existía contra Miguel Servet pero reclamaron tener jurisdicción sobre él como preso fugitivo por crímenes cometidos en su territorio y, en consecuencia, pedían que les fuera entregado para recibir castigo. También rogaron que les eximiesen de enviar pruebas. Al preguntársele si quería ser juzgado allí o si prefería ser devuelto a Vienne, Miguel Servet se lanzó al suelo y les suplicó con lágrimas que no le deportaran, sino que le juzgaran allí mismo e hicieran lo que quisieran con él. Esto les pareció bien a Calvino y sus amigos porque si el hereje finalmente iba a ser quemado, querían hacerlo ellos mismos para demostrar que los protestantes no eran menos entusiastas que los católicos a la hora de preservar la pureza de la fe cristiana. De esta forma, rechazaron educadamente la petición que les había llegado de Vienne y prometieron que se haría justicia.


Calvino vs. Servet sobre temas teológicos

Cuando las enseñanzas herejes de Miguel Servet se pusieron a discusión, se consideró que el debate se alargaría mucho si se celebraba en el tribunal. Además, el tema era demasiado complicado para que nada se les pasara por alto a los jueces. Se decidió que se proporcionarían los libros necesarios a Miguel Servet para que él y Calvino debatieran por escrito los puntos a tratar. Una vez redactadas las disertaciones, se adjuntarían al resto de los documentos aportados al caso, y se entregarían a las iglesias de Suiza para pedir sus consejos sobre cómo actuar. Es posible que esta decisión no fuera del agrado de Calvino e incluso que hubiera sido propuesta por sus enemigos a fin de perjudicarle ya que dos años antes, cuando Bolsec fue a juicio por oponerse a las teorías de Calvino sobre la predestinación, una apelación similar se había resuelto a favor de Bolsec a pesar de que Calvino también había deseado que se le condenara a muerte.

La misma mañana del día en que el Consejo ordenó el debate por escrito entre Calvino y Miguel Servet, los enemigos de Calvino se habían anotado un tanto importante en el gobierno local. Parece ser que esto animó a Miguel Servet a pensar que ganaría el caso y a engendrar una falsa sensación de seguridad. La discusión por escrito duró cuatro días. En nombre de los sacerdotes de Ginebra, Calvino recopiló un compendio de treinta y ocho fragmentos extraídos de las obras de Miguel Servet, que presentó como “en parte blasfemias impías, en parte errores irreverentes e insensatos, y del todo en desacuerdo con la Palabra de Dios y la fe ortodoxa.” Los entregó sin ningún comentario. Miguel Servet le dio réplica explicando y justificando sus opiniones. Calvino respondió rebatiéndolo y Miguel Servet acabó por anotar breves comentarios entre las líneas o en los márgenes del manuscrito de Calvino. El debate se había iniciado de manera digna pero Miguel Servet, considerando a Calvino vencido, perdió la cabeza y, al final, sin ofrecer argumentos consistentes se vino abajo lanzando fuertes insultos e improperios en perjuicio de su caso. Calvino, por el contrario, se mantuvo firme y reforzó el suyo. Los documentos se enviaron entonces al Consejo y luego a las iglesias y a los consejos locales de Zurich, Berna, Basilea y Schaffhausen. Mientras, Calvino se les había adelantado escribiendo a los distintos sacerdotes para predisponerles en contra de Miguel Servet.


Miguel Servet apela al tribunal

Habían pasado cuatro semanas antes de que se recibieran las respuestas y durante todo ese tiempo Miguel Servet se había estado consumiendo en prisión. Él pensaba que Calvino se encontraba contra las cuerdas y que le retenía allí para fastidiarle. Los bichos se lo estaban comiendo vivo, de su ropa sólo quedaban harapos y éstos ni podía cambiárselos. Volvió a solicitar un abogado y apeló su caso al Consejo de los Doscientos. El líder del grupo adversario de Calvino apoyó su apelación pero no sirvió de nada. Una semana más tarde, Miguel Servet, todavía convencido de su causa, solicitó que se encarcelara a Calvino por falso acusador, castigado a pena de muerte si era declarado culpable, y presentó seis cargos contra él. Esta petición fue ignorada como las otras. Finalmente, habiendo pasado tres semanas más, volvió a solicitar por piedad la ropa que necesitaba, pues se encontraba enfermo y tenía frío. Esta petición le fue finalmente concedida. [cartas desde prisión]


La condena y la ejecución

Las respuestas de las distintas iglesias llegaron por fin. Los consejos habían remitido, de común acuerdo, el asunto a sus pastores y éstos, a pesar de expresarse de modo distinto y haciendo uso de un lenguaje cauteloso, consideraron que Miguel Servet era claramente culpable y rogaban que se utilizaran todos los medios posibles para liberar a las iglesias de su presencia, en particular para prevenir que éstas ganaran mala reputación por albergar a herejes. Ante tal unánime consejo, sólo había una decisión que tomar, y pasados unos días, se aprobó que Miguel Servet fuera condenado a ser llevado al barrio de Champel para, al día siguiente, ser quemado allí junto a sus libros. La quema había sido durante siglos la pena imputada por herejía según la ley del Imperio y cuando Calvino revisó las leyes de Ginebra, dejó este punto como estaba. En este caso, intentó que la decapitación sustituyera a la quema pero el asunto estaba fuera de su control. Cuando se anunció la sentencia a Miguel Servet, éste se derrumbó por completo, pues él había esperado la absolución o en el peor de los casos, el destierro. Pronto recuperó la compostura, envió llamar a Calvino y le suplicó su perdón. Farel, ministro de Neuchatel, había llegado esa mañana a petición de Calvino. Intentó que Miguel Servet renunciara a sus ideas para poder, así, salvar su vida pero Miguel Servet se mantuvo firme a sus convicciones. Tan sólo imploró otra forma de muerte por miedo a que el sufrimiento en la hoguera le obligara, al final, a tener que abjurar. Farel le acompañó hasta el lugar de la ejecución, donde se había reunido una gran multitud, y allí murió rezando una plegaria (27 de octubre de 1553).


Reacciones al caso de Miguel Servet

Ya durante el juicio de Miguel Servet se habían levantado algunas voces en su favor, siendo una de ellas el magistrado italiano Gribaldo, quien se encontraba en Ginebra en ese tiempo. Mientras, David Joris escribía desde Basiliea a los distintos gobiernos de las ciudades protestantes de Suiza para pedirles que impedieran su fatal destino. Pero cualquier cosa que los anabaptistas, quienes no aprobaban la represión de la herejía por la fuerza y Erasmo, Martín Lutero , Zuinglio o Calvino pudieran haber dicho, en un principio, a favor de un tratamiento más condescendiente con los herejes, o el hecho de que ese mismo año Calvino hubiera representado a cinco jóvenes protestantes de Lausana en un juicio ante la Inquisición de Lyon, fueron convenientemente olvidados.

Los líderes de la Reforma aprobaron sin excepción la ejecución de Miguel Servet, y Melanchthon se refirió a ella como “un ejemplo piadoso que merecía ser recordado para toda la posteridad.” Calvino nunca mostró el menor arrepentimiento por ella. Los católicos no lo olvidaron y, durante generaciones posteriores, cuando los protestantes se quejaban del trato que los católicos infligían a los herejes protestantes, ellos les replicaban recordándoles el trato que Calvino había aplicado a Miguel Servet.

Todavía las cenizas de Miguel Servet no habían tenido tiempo de enfriarse cuando se despertó un rechazo general sobre el asunto así como indignación en contra de Calvino por su participación en todo ello. El consejo enseguida desestimó los cargos pendientes contra el impresor de Restitutio, quien había sido capturado. Calvino fue objeto de los ataques más crueles, incluso en Ginebra: “hasta los perros me ladran por todas partes”, escribió. Y se decía que era más odiado en la Basilea protestante que en el París católico. Al cabo de dos meses de la muerte de Miguel Servet, Calvino tuvo que abandonar Ginebra. Sintiéndose obligado a defenderse de sí mismo, publicó a principios del año siguiente una defensa de la fe ortodoxa sobre la Santa Trinidad en contra de los errores propugnados por Miguel Servet. En ella, además de defender la pena capital para los herejes, presentaba a Miguel Servet en términos de lo más odiosos. Esto no ayudó a aumentar la estima por Calvino y pronto se vió compensado por una obra anónima sobre el castigo de los herejes, un noble llamamiento a la tolerancia generalmente atribuido a Chatillon (Castellio), quien años antes tuvo desavenencias con Calvino en Ginebra y quien se encontraba ahora en Basilea. Ésta, a su vez, fue seguida de una respuesta del admirado amigo de Calvino, Beza. De hecho, a través de estas y otras obras, se abrió en debate la cuestión del castigo o la tolerancia de las herejías, consiguiendo un resultado muy beneficioso. Durante un tiempo, los herejes todavía fueron, ocasionalmente, castigados con la muerte en países protestantes pero, desde ese momento, la oposición a esta práctica había crecido considerablemente. Por lo tanto, podría decirse que si las obras de Miguel Servet fueron de gran importancia para la desautorización de la creencia atanasia sobre la Trinidad, su muerte tuvo todavía una mayor importancia al potenciar una apertura hacia la libertad religiosa de pensamiento y palabra.

http://servetus.org/es/michael-servetus/biography/bio7.htm

 

+++

 

La ignorancia es la madre del odio.

El odio trastorna, nútrese del falso.  

El demonio es el padre de la mentira.

 

+++

 

 

III. Historiografía de las confesiones protestantes

Hacer la historia de la historiografía es un modo de afrontar la historia de la Reforma. Nos revela cómo las generaciones sucesivas han visto, revisado e interpretado el acontecimiento matriz. Es esencial, por tanto, conocer el área de proveniencia de los distintos autores .católica, protestante, laica., sus presupuestos y el clima cultural en el que plantean sus trabajos.

1. El primer siglo (1517-1617)

La producción de crónicas y comentarios era muy comprometida. No había distancia, no había la intención de una reconstrucción orgánica, no se daba la confrontación con la otra parte. Característica común de esta producción es la tendencia hagiográfica, unida a la pretensión de reducir los acontecimientos al combate entre personas, con un estilo fuertemente polémico, denigratorio de los adversarios, hasta contener calumnias y habladurías, o llegar a inventar hechos. No olvidemos que la imprenta, de reciente invención, permitía la difusión rápida de escritos, manifiestos, viñetas muy eficaces para la propaganda, mas poco atendibles.

Las biografías de los reformadores eran construidas como las Vidas de los Santos en el medievo, a fin de sacar a la luz el ejemplo, por el que se podía conseguir una demostración. No  existía el empeño de analizar, sino de discutir. Por esto las vidas debían crear un .typus., en el que se buscasen argumentos para la demostración. Según su origen nos encontraremos de frente a hechos positivos o negativos, a comportamientos ejemplares o innobles, a milagros o mistificaciones. La muerte de los reformadores era descrita como una apoteosis de los reformadores, o una desesperación .vista así por los opositores. en la que el olor de santidad de la tradición católica se sustituía por el hedor de la muerte de Calvino. En el fondo, la historiografía de ese tiempo no intentaba conocer la .verdad., sino sistematizar los hechos en función apologética. Desde los ambientes de la Reforma provenían juicios admirativos, expresados en categorías proféticas y veterotestamentarias.

La primera biografía de un reformador fue la de Miconio .esto es, Olwald Gaisshüssler, 1488-1552., sobre Zwinglio, que apareció en 1532. Para poder escribir esta vida .confesaba él mismo. sería necesario poseer el genio de Plutarco o el de Cicerón. En esta confesión se revela el juicio, el modo de acercarse a la historia que consiste en narrar la vida de .un gran hombre.. Miconio reivindicaba un conocimiento del personaje muy profundo, aunque, de hecho, carece de particularidades interiores. No hay drama, sino una serie de luchas para vencer a los enemigos. Hay algo particular que merece atención: después de haber narrado la muerte del reformador y la suerte de su cadáver, cuenta que tres días después sus discípulos vinieron a buscar alguna reliquia y «apareció el corazón .por milagro., en medio de las cenizas, íntegro e ileso».

Lutero fue considerado como el ‘Moisés alemán’, el ‘ángel del Apocalipsis’, el ‘quinto evangelista’, el ‘nuevo apóstol’, el ‘profeta de Dios’ o ‘profeta de Alemania’, ‘hombre divinamente inspirado’. Con frecuencia, la iconografía lo retrataba con la paloma del Espíritu junto a Cristo, el cual señala la Biblia .su autor es Cranach.. Melanchthon lo llamaba .santo de Dios., .nuevo Elías.. Flacio Ilírico interpretaba el papel de Lutero como el de liberador «desde las tinieblas de Egipto a la luz del Evangelio».

Las primeras biografías tienen el género literario de las celebraciones evocativas o del sermón doctrinal, más que el de narración biográfica. La vida de Melanchthon está más próxima al discurso litúrgico y a la meditación que a la historia. La de Matesio es de hecho un conjunto de sermones organizados para demostrar la conformidad de doctrina y vida. Lutero era un personaje desbordante. Los juicios de los contemporáneos del reformador estaban, por tanto, repletos de superlativos. Los teólogos de la ortodoxia luterana presentaron al reformador como un santo y como un hombre lleno de los dones de Dios.

Distinto es el caso de Calvino. Aun en vida salieron libelos acusadores contra él, lo cual indujo a réplicas. Era necesario evitar caer en la exaltación unilateral del personaje. La biografía de Beza, puesta como prefacio al comentario de Calvino al libro de Josué, tuvo sucesivos retoques, debidos a Nicolás Colladon. Considerada la cercanía de la muerte, la biografía se presenta más bien como una oración celebrativa del «mayor hombre que ha habido en el mundo.. Beza se presentaba como el sucesor, y a este propósito citaba la asunción de Elías en el carro de fuego, para significar que la partida del profeta no dejaba desguarnecida a la comunidad de discípulos, que para siempre tuvo a Eliseo. El resultado final es el de una apología y el de una celebración, según el modelo de las vidas de los santos.

Por parte católica las apreciaciones fueron exactamente lo contrario. Lutero viene juzgado por Cocleo en 1549 como el precursor del Anticristo, el instrumento del diablo, el hereje que ha llevado multitudes a la perdición; aquél que por justificar su corrupción moral llevó a la Iglesia al cisma; un vil y un hipócrita. Según él, Lutero habría desencadenado la disputa de las indulgencias por envidia hacia los dominicos, que habían recibido el monopolio de la predicación; y habría muerto después de una comilona. Juan Pistorio juzgó a Lutero como poseído por siete demonios.

Calvino encontró parecidos .Cocleos. en François Baudouin, Bolsec y Gabriel Dupréan, que acumularon sobre las espaldas del reformador ginebrino la acusación de libertinaje juvenil, de cobardía, dureza, autoritarismo, de haber fallado en la previsión de una .resurrección. y de la .muerte de Herodes., demacrado mientras invocaba a los demonios. Bolsec publicó una vida de Calvino después de un choque con el reformador en 1551. En la descripción de Bolsec, Calvino es dibujado como irremediablemente aburrido y malicioso, frustrado y sediento de sangre; convencido como era de que su palabra fuese palabra de Dios, había consentido en que lo adorasen como a Dios. Desde el punto de vista moral, el cuadro de Bolsec es aún más sombrío: además de caer víctima de sus tendencias homosexuales, tenía el hábito de atentar contra la virtud de cualquier mujer que encontrase por la calle. Según Bolsec, Calvino renunció a su beneficio eclesiástico en Noyon en cuanto salió una denuncia pública de su actividad homosexual»[15]. Florimond de Raemond, en 1605, une los dos reformadores en un extraño cálculo, por el cual conseguía el número 666, que es el de la bestia del Apocalipsis.

Todo esto estaba en la base de la controversia, la cual no pudo arreglarse de cualquier modo. No debemos olvidar que en la base había una enorme confianza en el uso de la razón, que inducía a estos escritores, católicos o reformadores, a considerar el poder de persuadir a los adversarios con argumentos racionales correctos. Como ha observado Elisabeth Labrousse, el enfrentamiento tuvo origen en controversias dominadas por el .punto de honor., al que ningún adversario podía sucumbir, en el sentido de que más que una cuestión de fe se hacía una cuestión personal. Eran entonces inútiles, desde el momento en que se invitaba al adversario a la búsqueda imparcial de la verdad, que, sin embargo, se sabía ya ser la propia. No se debe, sin embargo, olvidar que la controversia estaba destinada no a los adversarios, para quienes estaba prohibido tener cualquier tipo de estas obras, sino al público de la propia facción.

 

+++

 

 

Unitarios

 

Se designa en general bajo este término a diversos grupos y personas salidas del seno del protestantismo (v.) que han puesto después en duda más o menos fuertemente el dogma de la Trinidad (v.) sosteniendo la unicidad de persona en Dios; de ahí su nombre. Los u. están emparentados, pues, con una tendencia que se ha manifestado en muchas ocasiones en la historia del pensamiento cristiano, especialmente en el momento que precede a la definición del dogma trinitario en los s. iir y iv: modalismo (v.), patripasianos (v.), monarquianismo (v.), subordinacionismo (v.), adopcionismo (v.), arrianismo (v.). Las corrientes fundamentales del protéstantismo (luterana, zuingliana, calvinista, etc.) mantuvieron la profesión de fe o credo tal y como había sido formulado por los primeros concilios; otras, por el contrario, más radicales, negaron esa ortodoxia, enfrentándose violentamente no sólo al catolicismo sino a los otros «reformados». Dentro de esta ala del protestantismo estaban los anabaptistas (v.), algunos espiritualistas (Sebastián Franck, jacob Böhme) y los u. o antitrinitarios. Algunas veces se ha reprochado a los anabaptistas el ser antitrinitarios, pero, aunque esto es verdad con respecto a ciertos humanistas que fueron sus primeros jefes, no lo es con relación a la masa del movimiento, formado por gentes sencillas que rechazaban las investigaciones religiosas de carácter intelectual y las doctrinas que la Biblia no afirmaba expresamente; al descartar los términos filosóficos y teológicos, han contribuido a minar el dogma de la Trinidad, pero como inconscientemente, sin atacarlo directamente. El unitarismo propiamente dicho es, por el contrario, una postura de intelectuales, y estuvo alimentado sobre todo por personas prominentes del humanismo italiano y español.
      En España hubo de hecho varios brotes que fueron interrumpidos inmediatamente por la Inquisición. Juan de Valdés (v.) y Miguel Servet (v.), sus mayores representantes, vivieron de hecho en el exilio El segundo fue uno de los más célebres adversarios del dogma (De trinitatis erroribus, 1531; Dialogi de trinitate). Según él, el dogma de un Dios en tres personas no se basa en la Biblia, porque los términos esencia y sustancia son invenciones de los filósofos griegos. Es además perjudica) a la fe, porque impide propagarla entre los judíos y los mahometanos. No ve en Cristo dos naturalezas, sino un hombre divinizado por Dios y por consiguiente Dios por gracia y no por naturaleza. Habla de Trinidad en el sentido de que Dios se revela al hombre bajo tres aspectos diferentes; es, pues, en ese sentido, un representante del modalismo (v.). Servet escapó de la Inquisición de Francia, pero fue quemado en Ginebra, por orden de Calvino.
      Numerosos son los focos de este racionalismo en Italia. Se encuentran autores de esta línea en Padua, que era un bastión de la filosofía racionalista; en Vicenza, en Venecia, donde están relacionados con los anabaptistas, siendo todos ellos denunciados y expulsados en 1550. Uno de ellos, Camilo Renato, pasó a Suiza difundiendo allí sus ideas. Otro, Francisco Stancaro, mantuvo violentas polémicas con Melanchton y Calvino; llegó a Polonia, en donde propagó la doctrina unitaria como profesor en la Universidad de Cracovia. Mencionemos, finalmente, a los más importantes: Lelio y Fausto Socino (v.), a los que se debe la consolidación del movimiento en Polonia. Todos ellos, como se ve, fueron más pronto o más tarde expulsados de Italia, por lo que en este país las ideas unitarias no se afincaron.
      Suiza había acogido a muchos exiliados italianos que difundieron allí sus ideas liberales. La colonia italiana de Ginebra contaba, en efecto, con sabios como los médicos J. P. Alciati y Giorgio Biandrata, el jurista Gribaldo, el gramática Valentín Gentile, y Lelio Socino, que legó a su sobrino, el famoso Fausto Socino, sus manuscritos, llenos de notas y de ideas. Alertado par el pastor de esta comunidad, Calvino convocó a sus miembros de la comunidad italiana en 1558, discutió con ellos y les ordenó firmar una confesión de fe trinitaria. Seis de ellos, entre los cuales estaban Biandrata, Alciati y Gentile, a quienes volveremos a encontrar en Polonia, se negaron a ello. Hay que citar también al célebre erudito Bernardino Ochino, a quien sus opiniones heterodoxas llevaron a través de Europa. Encontró a Lelio Socino en Zurich y dio origen a un escándalo en 1563 con sus Trenta dialoghi, de los que el 19 y el 20 exponen minuciosamente todas las objeciones que pueden hacerse a la Trinidad y las refutan muy débilmente. La Europa occidental se hizo inhabitable para los unitarios. La ejecución de Servet y la depuración del grupo italiano de Ginebra hicieron que las diversas regiones protestantes se cerraran a la propaganda de la herejía unitaria. Sus representantes, reducidos a la clandestinidad, tomaron grandes precauciones usando expresiones aparentemente inofensivas, enviando sus impresos a toda Europa y permaneciendo en secreta relación para ayudarse y para socorrerse.
      Europa oriental dio en cambio acogida a los innovadores, de forma que allí los u. pudieron sobrevivir. El rey de Transilvania, Juan Segismundo Zapolya, protegió al médico Biandrata, del que ya hemos hablado. Este ganó para sus ideas al pastor calvinista Francisco David, que llegó a ser obispo de la Iglesia reformada. En 1566, el sínodo de Weissenbourg rechazó el dogma de la Trinidad. Al año siguiente apareció un importante manifiesto unitario, titulado «El falso y el verdadero conocimiento del Dios único». La nueva fe fue reconocida por el Estado con los mismos derechos que las otras confesiones cristianas. Pero a la muerte del rey (1571), el escándalo de un iluminado de Debrecen y la elección de Esteban Bathori, que era católico, pusieron fin a esa política. El centro del movimiento unitario pasó así a Polonia, en donde ya estaba organizado en 1572. El rey Segismundo-Augusto Jagellon (1548-72) era tolerante. Entre los miembros más influyentes de la Ecclesia minor (nombre con el que se designarán a sí mismos los u.) se encuentra P. Giezek (Gonesius), discípulo de Gribaldi y lector de las obras de Servet. Atacó el dogma trinitario en 1556 ante el sínodo calvinista; emparentaba también con los anabaptistas al rechazar el bautismo de los niños, el servicio militar y la aceptación por parte de los cristianos de los cargos oficiales. Estaban con él G. Pauli, S. Budny, Biandrata, Gentile, Alciati, y más tarde Fausto Socino. Muchos teólogos y nobles polacos compartían sus ideas. La ruptura definitiva con los calvinistas sobrevino en el coloquio de Petrikau en 1565. Sin embargo, en el sínodo de Sandomir (1570) se llegó a un acuerdo entre las confesiones protestantes.
      El rey Segismundo-Augusto murió en 1572; el reinado del duque de Anjou (sostenido por los calvinistas) fue breve, y el trono pasó a Esteban Bathori, que lo unió al de Transilvania. Los jesuitas comenzaron la reconquista católica del país. El nuevo rey respetó las promesas de libertad hechas a los calvinistas, mientras que los u. fueron objeto de hostilidad.
      Por lo demás, en esta época, los u. estaban profundamente divididos en el plano doctrinal y el político. Por lo que respecta al primero, mientras algunos adoraban a Cristo como único intermediario delante de Dios que participa de algún modo de la divinidad, otros, los «noadorantes», encontraban ilógica esta actitud. En lo político, el Senado, a la muerte de Segismundo-Augusto, temiendo un ataque extranjero, había invitado a los nobles a armarse: los u. se dividieron entre pacifistas y no pacifistas, p. ej., los no-adorantes dirigidos por Budny.
      Este último fue sostenido por su amigo el griego Jacobo Paleólogo (v.), que escribió en esta ocasión un tratado justificando el usa de la espada por el Estado (1573). A nivel social, algunos u. polacos se inclinaban hacia la organización comunista de los Hermanos moravos. La mayoría, sin embargo, integrada por burgueses, gentiles hombres e intelectuales individualistas, no siguió ese camino: Se redactó en esta época un «Tratado contra los comunistas», que es quizá «la crítica más antigua del comunismo en Europa, venida no del campo de los conservadores sino del de los partidarios del radicalismo social..., dispuestos a adoptar los principios de la comunidad de bienes, pero desanimados por sus manifestaciones y resultados negativos» (S. Kot, 46).
      Los u. polacos hubieran sucumbido sin duda ante las dificultades exteriores e interiores sin la llegada de Fausto Socino, que organizó una comunidad a la ciudad de Rakow; para su evolución posterior, v. SOCINO Y SOCINIANISMO.
      En Inglaterra, el movimiento u. se injertó en la antigua tradición biblista de los latitudinarios (v.) W. Chillingworth, J. Hales y sus seguidores. Paul Best (15901657) trajo de un viaje a Polonia algunas ideas unitarias; J. Milton parece haber aceptado algunas de ellas. En 1648, el Parlamento amenazó con la pena de muerte a los que negasen la Trinidad. W. Hamilton tradujo en 1652 el Catecismo de Rakow. John Biddle, uno de sus amigos (en prisión durante mucho tiempo), es el fundador de la comunidad unitaria inglesa. Publicó una confesión de fe y algunos Testimonies de los Padres de la Iglesia en los que presentaba a Cristo como un hijo subordinado al Padre y al Espíritu Santo como un jefe de los ángeles. Le sucedió al frente de la comunidad unitaria Thomas Firmin. Esta comunidad no rompió con la confesión anglicana, que la toleró en su seno, y editó una abundante literatura que influyó en la evolución de la piedad y del pensamiento inglés. W. Whinston, sucesor de Newton en Cambridge, perdió su cátedra de matemáticas en 1710 por haber intentado establecer un cristianismo independiente de toda definición teológica (Primitive Christianity revived, 5 vol.). En el s. XVIII son representantes de esta corriente J. Priestley, Th. Lindsey y Th. Belsham. Al principio del s. XIX, los u. tenían unos 200 lugares de reunión, privados en un principio pero reconocidos después por la ley (1844). J. Martineau amplió sus investigaciones y su acción. Su pensamiento fue propagado por el Hibbert Journal of Theology. Por otra parte, dan una gran importancia a las actividades educadoras y sociales.
      De Inglaterra, el movimiento unitario fue llevado a América, donde recibió una forma más radical por obra del predicador Channing, formado en la escuela de Kant (v.) y Fichte (v.), quedando reducido a un movimiento ético puramente natural. De su seno proceden los universalistas (v.), que defienden la apocatástasls (v.); en los últimos años ambas denominaciones norteamericanas trabajan por la reunificación.
ERIC PETER.

    BIBL.: C. SANDIUS, Biblioteca Antitrinitariorum, Freistadt 1684; A. REVILLE Hist. du dogme de la divinité de J-C, 2 ed. París 1876; S. KOT, Le mouvement antitrinitaire au 16° et au 17º siècle, Ginebra 1937, 16-58, 109-156; E. G. LEONARD, Hist. générale du Protestantísme, II, París 1961; S. VON DUNN-BORKOWSKI, Die Grupierung der Antitrin. des 16. Jahrhunderts, «Scholasttik» (1932) 481-523; G. SCHRAMM, Antitrin. in Polen, Ginebra 1959, 473-511; G. PIOLI, Fausto Socino, Parma 1952; G. BONNETMAURY, Des origines du christianisme unitaire chez les anglais, París 1881; E. M. WILBUR, History of Unitarism, Cambridge (EE. UU.) 1945-52; K. ALGERMISSEN, Iglesia católica y confesiones cristianas, Madrid 1964, 945-946.

Agradecemos a Ediciones RIALP

 

+++

 

 

Iglesia - Cristo es –piedra angular- origen y principio de donde dimana la luz y santidad que le sirve de base, alimento y razón, a su Iglesia Católica. La Iglesia, madre y maestra, respetuosa con la verdad que Cristo le depositara hace 2.000 años, expone con detalles y datos históricos su trayectoria evangélica. Ininterrumpidamente predica a Jesucristo y las virtudes cristianas. Estas sectas (adventistas, álamos, bautistas, jehovistas, etc.)  inexistiendo durante no menos de 1.600 años, y, sin dicha trayectoria histórica, no pasan de tener algunos aviesos parlanchines. Estos, podrán ser menos honrados y veraces, pero han resultado siempre más hábiles en la manipulación y la maniobra inescrupulosa. Ricos en lisonjear, motes y requiebros, como de dividirse inventando por arte de magia, sectas y más sectas día a día.  Porque tanto da para todos: sola gracia, sola fe, sola escritura, solo Cristo, solo gloria a Dios… solo sectas y más sectas; ¡mala combinación la protesta con el resentimiento! ¡extraña y agria hermandad vomita quien es más etéreo que hombre cabal! Lobos rapaces que hacen -cada día- nacer nuevas sectas y se cumple lo que dice San Pablo sobre el engaño de los seres humanos, sobre la astucia que tiende a llevar al error».

 

+++

 

Protestantismo - Si vamos a la raíz de lo que origina estos desacuerdos [con evangélicos diversos protestantes y evangelistas], vemos que ocurren cuando cada persona al estar convencida de que su interpretación de la Biblia es la correcta, simplemente la del otro es una herejía. Para este tipo de Iglesias y personas que no aceptan que lo que la Biblia dice “puede” ser diferente a los que ellos interpretan, nunca será posible reconocer que la otra parte puede tener argumentos bíblicos para pensar lo que piensa, y nunca buscará conciliar diferencias como lo hacían los primeros cristianos en la Iglesia primitiva (Hechos 15) deliberando unidos en Concilio.

Mientras la Iglesia Católica siempre ha seguido el modelo bíblico y ha tomado sus decisiones en conjunto y dichas decisiones han sido acatadas por los fieles, para las iglesias protestantes las decisiones tomadas por la Iglesia en concilio son “palabras de hombre”, les importa “un pepino” y se ven obligadas a reinterpretar todas las Escrituras una y otra vez, generación tras generación, basándose en la interpretación humana de su fundador. Cosa que es mucho peor porque es la interpretación de un individuo versus la interpretación de la Iglesia entera.

Scoth Hann un Ex–pastor presbiteriano ahora convertido a la Iglesia Católica resume esto en una frase que dice: “Mientras los protestantes están discutiendo el menú, nosotros estamos disfrutando el banquete”.

Por eso dice la Escritura:

“Pero, ante todo, tened presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia; porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios.” 2 Pedro 1,20-21

“Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.»” Mateo 16,17-18

 

+++

 

Una sociedad sin valores profundos es pasto para todo género de sectas y violencias.

 

+++

 

Sectas - “El irracionalismo actual no es más que el desarrollo de la irracionalidad que lleva en sus entrañas todo racionalismo. El irracionalismo no es la simple irracionalidad, sino la tesis de que en el saber todo da lo mismo. He ahí el origen de tantas religiones, sectas y nuevos movimientos religiosos: La Nueva Era.”

 

+++

 

IGLESIA - Experta en humanidad, la Iglesia ha estado siempre interesada en todo lo que se refiere al hombre y a la mujer. En estos últimos tiempos se ha reflexionado mucho acerca de la dignidad de la mujer, sus derechos y deberes en los diversos sectores de la comunidad civil y eclesial. Habiendo contribuido a la profundización de esta temática fundamental, particularmente con la enseñanza de S. S. Juan Pablo II Pont.Max., la Iglesia se siente ahora interpelada por algunas corrientes de pensamiento, cuyas tesis frecuentemente no coinciden con la finalidad genuina de la promoción de la mujer. MM.

 

+++

 

 

P: ¿En qué consistieron las cruzadas y qué valoración hace de ellas?

 

R:En intentos de recuperar los santos lugares del cristianismo invadidos por el islam. No es fácil valorar las cruzadas en un par de frases. Algunas como la cuarta se desviaron totalmente del fin original. Otras se dedicaron a luchar contra el islam perdiendo su primera finalidad como fue el caso de las protagonizadas por san Luis de Francia. No se puede hacer un juicio global.

Dr.César VIDAL. 2006-02-28 l.d.esp.

 

+++  

 

P: En un documental de la televisión alemana se afirmaba que el lugar en el que se encontraron los manuscritos de Qumram, no era un lugar religioso en donde vivían esenios, y que los manuscritos no fueron escritos allí, si no depositados antes del saqueo de los romanos, para que estuvieran seguros. ¿Sabe algo de esto?

 

R: Pues como está la TV alemana... De entrada, en Qumrán existen los restos arqueológicos del monasterio esenio donde, por ejemplo, se conservan las grandes cisternas para los baños colectivos. Por lo que se refiere a los manuscritos, fueron depositados en las cuevas antes de la llegada de los romanos en el 68 d. de C., pero las cuevas se encuentran a unos metros del monasterio.

Dr.César VIDAL. 2006-02-28 l.d.esp.

 

+++

 

P:¿Cuáles han sido las mayores masacres de los musulmanes en la historia?

 

R:Podría usted comenzar por el exterminio de tribus judías de la península arábiga ordenado por el propio Mahoma. Desde entonces el guión se ha venido representando sin pausas. Por cierto, nadie está diciendo nada de los cristianos a los que se está asesinando en naciones islámicas durante estas semanas:Febrero y Marzo 2006.

Dr.César VIDAL. 2006-02-28 l.d.esp.

 

+++

 

 

Que la historia de los miembros de la Iglesia Católica tenga sus periodos negros, y que algunos cometieran crímenes en nombre de la fe, eso lo ha reconocido, y se ha arrepentido públicamente, la propia Iglesia Católica. Las referencias históricas están muy bien, pero a condición de que no se utilicen para ocultar la realidad, y la realidad es que aún hoy la Iglesia Católica sigue siendo insultada y agredida, se incendian o dinamitan iglesias, se asesinan a presbíteros [curas], sin que la Santa Sede exija venganza, ni siquiera recurra ante los tribunales; al contrario, la Iglesia clama por el perdón y la reconciliación. Todos los obispos lamentan incluso las caricaturas danesas sobre el señor Mahoma, en nombre del respeto a todas las religiones y recuerdan el deber de reciprocidad en la libertad de practicar la religión. Porque muchos están interesados en olvidar que, en todos los países musulmanes la práctica-apologética «en libertad total y sin aprehensión» de otra religión está prohibida, y en algunos, la libertad de religión existe solo como ‘etiqueta’ sobre el papel. De nada sirve hablar de libertad cuando el derecho de practicarla públicamente está condicionado por leyes político-mahomentanas que ‘incluso’ llaman a la pena de muerte a quien posee una Biblia (ej.:Arabia Saudita). La tolerancia sin verdad es hipocresía. Al islam lo que lo define es la conquista del poder mezclado con un elemento religioso. Falta coraje en el islam para decir que la raíz de la violencia está en unir política y religión La ideología marxista hacía lo mismo, sólo que ésta rechazaba a Dios. El comunismo causó más de cien millones de muertos y todavía es la causa de la opresión de centenares de millones de seres humanos. El islamismo es también opresor y lo malo es que el daño que puede hacer a Occidente no sólo está en el pasado sino también en el futuro. MMVI.II.

+++

 

Para no caer en el anacronismo, es necesario tener la humildad y la inteligencia de leer los hechos del pasado no con las categorías mentales de hoy, más, dentro el marco histórico temporal en que se efectuaron. 

 

+++

 

Al igual que ocurre con cualquier otra expresión de la mente humana, quizás la objetividad plena es imposible, pero lo que se le pide a cualquier intelectual honrado es que, cuando menos, haga el esfuerzo de buscarla, tenga la valentía de acercarse serena y responsablemente al mayor grado de objetividad histórica posible.

 

+++

 

Cristo: en la Nueva Era, la figura histórica de Jesús no es más que una encarnación de una idea, una energía o un conjunto de vibraciones. Para Alice Bailey, hace falta una gran jornada de súplica, en la que todos los creyentes logren crear una concentración de energía espiritual tal que se produzca una nueva encarnación que revelará a los hombres el modo de salvarse... Para muchos, Jesús no es más que un maestro espiritual que, como Buda, Moisés y Mahoma, u otros, ha sido penetrado por el Cristo cósmico. Al Cristo cósmico también se le conoce como la energía crística presente en cada ser y en el ser total. Los individuos necesitan ser iniciados gradualmente en la conciencia de las características crísticas que tienen. Cristo representa –para la Nueva Era– el estado más elevado de perfección del yo.  

 

+++

 

P-¿Qué hay de verdad en que Lutero abogó por la expulsión y exterminio de los judíos?

 

R-La actitud de Lutero hacia los judíos fue muy cambiante. Inicialmente, compasiva o respetuosa, después muy negativa-odiosa. Lutero leyó un escrito judío en el que se acusaba a la Santísima Virgen María de ser una prostituta que había concebido a Jesús ejerciendo su oficio. En ese momento, Lutero redactó un escrito en el que abogaba por aplicar a los judíos –literalmente– un decreto de expulsión como el promulgado por los reyes católicos, cuyo ejemplo cita expresamente. Dado que Lutero carecía de poder político el elector de Sajonia –que era protestante y era su príncipe– no le hizo ni caso. Por otro lado, el escrito fue muy criticado por personas cercanas a Lutero como el propio Melanchthon que consideraba que el ejemplo español no podía seguirse bajo ningún concepto. Es de notar que si Lutero hubiera cultivado las virtudes de la prudencia y humildad, a ejemplo de los Reyes Católicos, probablemente no hubiera llegado a diatribas tan injuriosas contra los judíos, cosa igual nunca se oyo en boca de los Reyes Católicos. MMVI

 

+++

 

P-Sobre la teoría de la guerra justa en el cristianismo… siendo los evangelios tajantes en lo que al pacifismo se refiere, ¿no cree que la defensa de la guerra, aunque sea defensiva, consiste en una desvirtuación de los Evangelios?

 

R-El nuevo Testamento no habla expresamente de ‘guerra justa o injusta’; sí da la moral para actuar en defensa de la verdad, defensa de la justicia, defensa de la verdadera paz. El Evangelio no es en nada tajante sobre el pacifismo, al contrario: considera bienaventurado al artesano de paz, no al pacifista. El artesano de la paz contruye la pacificación con el perdón, procura la justicia, obra solo en la verdad. El pacifismo puede contener en su doctrina errores tan fatales como aceptación del comunismo, nazismo y otras hiervas que tanto mal hicieron en el siglo XX, por el hecho de ‘vivir en paz’… la paz de los cementerios como decían los romanos. En la historia de la Iglesia Católica durante 2000 años, hubo diversas tendencias solidamente defendidas, ya que la misma palabra ‘guerra’ va sujeta a cada contexto histórico, irremediablemente; y allí opera el libre albedrío con necesidad de la racionalidad y capacidad de autocontrol para escoger responsablemente. Y dentro de la Iglesia, sea por grupos marginales, sea por órdenes religiosas y otros, tuvieron posiciones a menudo opuestas. Basta ver el inicio del tercer milenio y política como cristianamente, nos encontramos con puntos de vistas diversos por corto o largo tiempo. MMVI

 

+++

 

Es evidente que una conciencia recta pide una formación constante. Por esto hay que acercarse a la palabra de Dios y a los contenidos de la moral cristiana en orden a un mayor conocimiento. La firmeza de la Iglesia en la defensa de las normas universales e inmutables está al servicio de la verdadera libertad humana, ya que Jesús dijo que "la verdad os hará libres".

 

+++

 

El Misterio eucarístico -sacrificio, presencia, banquete- no consiente reducciones ni instrumentalizaciones; debe ser vivido en su integridad, sea durante la celebración, sea en el íntimo coloquio con Jesús apenas recibido en la comunión, sea durante la adoración eucarística fuera de la Misa. Entonces es cuando se construye firmemente la Iglesia y se expresa realmente lo que es: una, santa, católica y apostólica; pueblo, templo y familia de Dios; cuerpo y esposa de Cristo, animada por el Espíritu Santo; sacramento universal de salvación y comunión jerárquicamente estructurada.
Ecclesia de Eucharistia, n. 61

 

+++

 

 

Reforma protestante - Entre las religiones cristianas, originadas en la Reforma Protestante están: la Luterana (fundada por Lutero), la Reformada (por Calvino), la Presbiteriana (por John Knox). Luego fueron fundadas la Anglicana (por Enrique VIII), la Bautista (por John Smith), de donde se derivan las Evangélicas. Existen muchas, tantas más sectas y asociaciones, todas fundadas por hombres, y en gran parte de origen americano. Ninguna fundada por Cristo, siendo sólo la Iglesia Católica a la que Cristo le prometió –hace 2000 años- asistencia hasta el final de los tiempos.

-.-

El lunes [2005-08-08] en EWTN en el programa de Marcus Grodi [USA.] se mencionó la cifra: 30.000 denominaciones protestantes y se dijo que surgen cinco nuevas denominaciones por semana. Pero la verdad es que nadie sabe ya cuantas hay... la estimación cauta de las Naciones Unidas hace ya un tiempo era de mas de 20.000 (hace ya casi veinte años). Los protestantes no se ponen de acuerdo o mejor dicho, no logran controlar las apariciones de nuevas sectas para saber exactamente cuántas  hay actualmente [2006], dando lugar a un panorama variadísimo de denominaciones y tendencias. ¿Es que existe algún registro protestante mundial indicando cuántas sectas aparecen y desaparecen anualmente?. Pero, por ahora, baste lo dicho para mostrar claramente por cuántos caminos, el modernismo conduce al ateísmo y a suprimir toda religión. El primer paso lo dio el protestantismo; el segundo corresponde al modernismo; muy pronto hará su aparición el ateísmo… y lo tenemos ya bajo un relativismo y su parafernalia de sectas [nueva era, etc.] que impregna todas las capas de la sociedad.

-.-

El termino "evangélico" es un termino que adoptaron algunas sectas protestantes [metodistas, bautistas, presbiterianos, etc.] al concluir una propia conferencia, en la ciudad de Panamá en el año de 1906, donde se dieron cuenta del escándalo que producía seguir llamándose cada uno por su nombre, [pentecostales, testigos, adventistas, episcopales, metodistas, bautistas, etc., etc., etc]; complicando con ello a los Latino-Americanos en su proyecto de proselitismo, que veían con sospecha la variedad y la diversidad de doctrinas y creencias entre los protestantes que invadían nuestras tierras desde los USA.

Es como decir "gillette" para denominar una navaja de rasurar; "shampoo" para denominar el liquido con el cual se lava el cabello. ¡Una secta para cada gusto!.

-..-

"Las sectas protestantes dicen que solamente la Biblia es fuente de revelación. ¿Podrían ustedes con la sola Biblia dar el capítulo y versículo donde se afirma que S. Mateo, S. Marcos, S. Lucas y S. Juan son los autores de los Evangelios que llevan su nombre y certificarlo de forma apodíctica, sin tener que recurrir a la Tradición de la Iglesia Católica?. Esto es sumamente importante, ya que más del 90 % de lo que sabemos acerca de Jesús, está en estos cuatro (4) sagrados documentos del origen del cristianismo y –siguiendo vuestra tesis-, no encontrando en la Biblia tal afirmación, no son dignos de considerarlos Palabra Divina con todas sus consecuencias." ¿Hay algún protestante que pueda responder a esta pregunta?

 

Dice Tomás de Aquino que omnis error ex superbia causatur (todo error tiene por causa la soberbia)

 

Protestantismo - Desgraciadamente, lo que el ‘protestantismo’ ha hecho es exaltar y tratar como algo sagrado al rebelde y disidente juicio privado considerándolo como un dogma de fe, y las consecuencias de esto se han hecho manifiestas. ¡No funciona! La Enciclopedia Cristiana Mundial (Publicación de la Universidad de Oxford, 1983) estima que hay mas de 20,000 denominaciones en existencia, y la aplastante mayoría de ellas – todas excepto por un puñado de ellas – han sido creadas en los últimos 500 años y son denominaciones Protestantes. Ese es el fruto de la doctrina de juicio privado.

Podemos ver, desde nuestro punto de observación 500 años después de la Reforma, las consecuencias devastadoras de esta doctrina, como actúa como un martillo para machacar y hacer trizas a las iglesias haciéndolas más y más pequeñas con el pasar del tiempo. Sin embargo, las gentes de aquel tiempo debieron haber podido prever estas consecuencias, y de hecho así lo hicieron. Los Católicos de aquel periodo abiertamente predijeron el caos; mismo que ahora ha florecido en el mundo Cristiano, y los Reformistas mismos vieron lo que pasaría. Los Reformistas por eso tomaron medidas para mitigar esta situación y desacelerar el número de denominaciones que estaban siendo creadas.

 

¿Y las humanas doctrinas de los predicadores protestantes con esas sectas que se multiplican como hongos parasitarios? [sectas bautistas –norte y sur- tenemos no menos de 19].¡Que muchos viven a costa ajena y sin mayores escrúpulos! Sí, con mucha charlatanería... y Biblia bajo el brazo.

 

Protestantismo - Si vamos a la raíz de lo que origina estos desacuerdos [con evangélicos diversos protestantes y evangelistas], vemos que ocurren cuando cada persona al estar convencida de que su interpretación de la Biblia es la correcta, simplemente la del otro es una herejía. Para este tipo de Iglesias y personas que no aceptan que lo que la Biblia dice “puede” ser diferente a los que ellos interpretan, nunca será posible reconocer que la otra parte puede tener argumentos bíblicos para pensar lo que piensa, y nunca buscará conciliar diferencias como lo hacían los primeros cristianos en la Iglesia primitiva (Hechos 15) deliberando unidos en Concilio.

Mientras la Iglesia Católica siempre ha seguido el modelo bíblico y ha tomado sus decisiones en conjunto y dichas decisiones han sido acatadas por los fieles, para las iglesias protestantes las decisiones tomadas por la Iglesia en concilio son “palabras de hombre”, les importa “un pepino” y se ven obligadas a reinterpretar todas las Escrituras una y otra vez, generación tras generación, basándose en la interpretación humana de su fundador. Cosa que es mucho peor porque es la interpretación de un individuo versus la interpretación de la Iglesia entera.

Scoth Hann un Ex–pastor presbiteriano ahora convertido a la Iglesia Católica resume esto en una frase que dice: “Mientras los protestantes están discutiendo el menú, nosotros estamos disfrutando el banquete”.

Por eso dice la Escritura:

“Pero, ante todo, tened presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia; porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios.” 2 Pedro 1,20-21

“Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.»” Mateo 16,17-18

 

Una sociedad sin valores profundos es pasto para todo género de sectas y violencias.

 

Sectas - “El irracionalismo actual no es más que el desarrollo de la irracionalidad que lleva en sus entrañas todo racionalismo. El irracionalismo no es la simple irracionalidad, sino la tesis de que en el saber todo da lo mismo. He ahí el origen de tantas religiones, sectas y nuevos movimientos religiosos: La Nueva Era.”

 

Sectas – Evangélicos evangelistas - La más clara advertencia

La advertencia más clara y antigua contra las sectas y los sectarios la dio Jesucristo en el Evangelio según San Mateo: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis”. (Mt. 7: 15-20.)

 

De acuerdo a los datos vistos 2006.01 al sitio protestante en Internet «sectas» www.christianitytoday.com; la lista “crece vertiginosamente” para incluir hoy a más de doce mil denominaciones distintas de grupos protestantes en los Estados Unidos, desde donde vienen todas ellas a granel.

-.-

“Al fin y al cabo, desde que el hombre habitaba en cavernas, hasta que se asomó al espacio, los historiadores y antropólogos han censado más de de 100.000 religiones. Se afirma, incluso, que existe un gen que predispone a los humanos a buscar a Dios”
Carlos Alberto MONTANER. ‘ABC’ III.XII.MMV – ESP.

-.-

Todas las religiones buscan a partir del hombre hacia Dios; en Cristo, es Dios quien se rebaja a la nturaleza humana y va al encuentro del hombre. Cristo acoge al hombre en su Iglesia.

-.-

En pocas palabras: si Cristo fundó una Iglesia y el diablo la corrompió y luego tuvo que venir Lutero para "reformarla"; ¿Qué papel hace Cristo prometiendo una Iglesia invencible? Y si eso fuera posible; ¿Cuál de las miles de divisiones del protestantismo heredó el "Espíritu de Verdad" del que Cristo habla y que promete con tanta certeza.

 

+++

 

El problema de las sectas (cfr. SD nº 139-152). El Evangelio que caló en el alma latinoamericana, está hoy amenazado por las sectas, su enemigo número uno. Las sectas, conociendo la idiosincrasia del latinoamericano, se han disfrazado de cristianismo para poder atrapar a los incautos, carcomiendo con una nueva leyenda negra de la Iglesia Católica y de los abusos cometidos, la fe de los sencillos, que por simple no deja de ser profunda y aquilatada.

Este fenómeno ha hecho que la misma Iglesia Católica advierta la presencia de un vacío que es necesario llenar. Ellas llegan allí donde no hay trabajo pastoral directo con las personas y donde no es posible desenmascarar inmediatamente sus mentiras. Trabajan en los lugares en que por la escasez de los agentes de evangelización la Iglesia se ha visto obligada a dilatar la atención pastoral. Ante ellas están especialmente inermes quienes, siendo bautizados, no han madurado en su fe, por lo que navegan como a la deriva entre las dificultades del momento. Preparar el laicado para afrontar este problema es una tarea inaplazable.

Muchas veces son motivaciones políticas las que se esconden detrás del fenómeno de las sectas. Pero no hay que olvidar que son muchos los problemas que han vivido los pueblos latinoamericanos en los últimos años, que los han arrastrado con frecuencia a situaciones límite. En estas circunstancias, el refugio que se encuentra en las prácticas de religiosidad popular es completamente insuficiente, especialmente ante la avalancha de algunas denominaciones que fraudulentamente se hacen pasar por cristianas, pero que no reconocen la divinidad de Jesús, como pueden ser los Mormones o los Testigos de Jehová (cfr. SD nº 147). MM

 

+++

 

El Renacimiento y la Reforma han configurado el individuo occidental moderno, que no se siente agobiado por cargas externas, como la autoridad meramente extrínseca y la tradición. Hay muchos que sienten cada vez menos la necesidad de «pertenecer» a las instituciones (pese a lo cual, la soledad sigue siendo en gran medida un azote de la vida moderna), y no se inclinan a dar a las opiniones «oficiales» mayor valor que a las suyas propias. Con este culto a la humanidad, la religión se interioriza, de manera que se va preparando el terreno para una celebración de la sacralidad del yo; en el plano del análisis histórico, se cultiva el caldo del relativismo atenuando las responsabilidades importantes. Lo que importa señalar aquí y ahora es que, en ciertas prácticas de algunos grupos protestantes y la masonería en general, gustan recurrir constantemente a la mentira, a la desfiguración de los hechos quitándoles del contexto, o insisten recurrir llana y repetitivamente «sin vergüenza alguna» a las conocidas ‘leyendas negras’.

 

+++

 

 

«Expergiscere, homo: quia pro te Deus factus est homo (S. Augustinus, Sermo 185)».
«Despierta, hombre, porque por ti Dios se ha hecho hombre (San Agustín. Sermón 185».

 

+++

 

San Agustín (354-430) obispo de Hipona, África, doctor de la Iglesia Católica
“La mies es abundante” (Mt 9,37)


        Cristo estaba lleno de ardor por su obra y se disponía a enviar a los obreros... Va a enviar a los segadores. “En esto tiene razón el proverbio: ‘Uno es el que siembra y otro el que siega.’ Yo os envío a segar un campo que vosotros no sembrasteis; otros lo trabajaron y vosotros recogéis el fruto de su trabajo.” (Jn 4,37-38) ¿Ha enviado a los segadores sin haber enviado a los sembradores? ¿A dónde ha enviado los segadores? Allí donde otros habían trabajado ya....Allí donde los profetas habían predicado, porque ellos eran los sembradores...

       ¿Quiénes son los que han trabajado de esto modo? Abrahán, Isaac, Jacob. ¡Leed la relación de sus trabajos: en todos sus afanes se encuentra una profecía de Cristo. Fueron, pues, sus sembradores. En cuanto a Moisés, a los otros patriarcas, a todos los profetas ¡qué de sufrimientos, qué de fríos en el tiempo de la siembra! De manera que en Judea la cosecha ya había llegado a sazón. Y se comprende que la cosecha estaba apunto en el momento que tantos miles de hombres aportaron el precio de sus bienes, lo depositaron a los pies de los apóstoles (Hch 4,35) y, descargando sus espaldas de los fardos de este mundo (Sal 81,7) se pusieron al seguimiento de Cristo el Señor. La cosecha había llegado realmente a su sazón.

       ¿Qué resultó de todo ello? De esta cosecha algunos granos fueron separados para sembrarlos en todo el universo y así va creciendo otra cosecha destinada a ser recogida al final de los tiempos... Para recoger esta mies serán enviados, no los apóstoles, sino los ángeles.

 

+++

 

TESTIMONIOS DE VIDA - El testimonio de Claudio  

Claudio es espástico, no camina, no habla, usa la silla de ruedas. En 1986 escribió una carta al Cardenal de Boloña. Tenía entonces 24 años y escribió la carta a máquina, tecleando con la nariz. Transcribimos aquí algunas frases:  

La alegría del Señor resucitado esté contigo. 

El don más hermoso que el Señor me ha concedido es la vida. Al haberme dado la vida, el Señor se ha entregado a mí, porque el Señor es vida. 

La vida no es algo estático sino dinámico: es un continuo andar hacia la casa del Señor, donde hay alegría permanente y vida eterna. 

Habitar en la casa del Padre es, en este período de mi vida, lo que más me atrae, porque estoy seguro de que el Reino está cerca, más cerca de lo que imaginamos. 

Basta tan sólo abrir los ojos, que han sido cerrados por nuestro pecado, y alzar la cabeza, para poder ver cómo la vida vence a la muerte, el gozo a la tristeza, el amor al odio, la verdad a la mentira, y ver, sobre todo, al Señor que vence al maligno. 

Si tenemos los ojos cerrados, no podemos ver y, en por tanto, somos como ciegos; y los ciegos sólo pueden imaginar la realidad. 

Jesús es el único hombre que puede decirme a mí, a ti, a todos: “Talitá Kum”, porque Jesús es la vida. Nada nos podrá separar de Él, ni siguiera la muerte. “Grandes cosas hizo el Señor con nosotros, y el gozo nos colma” (Ps 125,3).   

Vatican.va

 

+++

 

San Agustín (354-430) obispo de Hipona, doctor de la Iglesia Católica
Sermón 293,3; PL 38, 1327

 

“De pronto recuperó el habla y comenzó a bendecir a Dios.” (Lc 1,64)


       Juan nace, recibe su nombre y, he aquí, que la lengua de su padre se suelta...
Considerad este acontecimiento desde la realidad profunda que simboliza y contemplad un gran misterio: Zacarías queda mudo hasta el nacimiento de Juan, el precursor del Señor que le suelta la lengua. Qué significa este silencio de Zacarías sino el velo que se extendía sobre las profecías y, de alguna manera, las escondía y las sellaba antes del anuncio de la Buena Noticia de Cristo. Cuando aparece Cristo, las profecías se declaran, son proclamadas cuando viene Aquel del que ellas hablaban.

      El nacimiento de Juan suelta la lengua de Zacarías. Este acontecimiento tiene el mismo sentido que el hecho de rasgarse el velo del templo en el momento de la muerte de Cristo en cruz. (Mt 27,51) Si Juan no hubiera anunciado la venida de otro, la lengua de Zacarías no se hubiera soltado; no hubiera recuperado el habla porque el nacimiento de su hijo es el nacimiento de la voz. ¿No dirá Juan más tarde? -Yo soy la voz que llama en el desierto-.
(Jn 1,23)

 

+++

 

En algunos casos no es fácil comprender si es mejor corregir o dejar pasar, hablar o callar. Por este motivo es importante tener en cuenta la regla de oro, válida para todos los casos, que el apóstol Pablo ofrece en la segunda lectura (Romanos 13, 8-10) de este domingo: «Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor... La caridad no hace mal al prójimo». Es necesario asegurarse, ante todo, de que en el corazón se dé la disposición de acogida a la persona. Después, todo lo que se decida, ya sea corregir o callar, estará bien, pues el amor «no hace mal a nadie».

+++

 

¡Gloria al que mueve nuestras manos y llena nuestra alma de luz... Cristo Jesús!

 

+++

 

Dios habla al hombre a través de la creación visible. El cosmos material se presenta a la inteligencia del hombre para que vea en él las huellas de su Creador (cf Sb 13,1; Rm 1,19-20; Hch 14,17). La luz y la noche, el viento y el fuego, el agua y la tierra, el árbol y los frutos hablan de Dios, simbolizan a la vez su grandeza y su proximidad.

 

+++

 

Dijo Dios: «Produzca la tierra animales vivientes según su especie: ganados, reptiles y bestias salvajes según su especie». Y así fue. Dios hizo las bestias de la tierra, los ganados y los reptiles campestres, cada uno según su especie. Vio Dios que esto estaba bien. Gen. 1, 24-25

 

La naturaleza canta las glorias del Creador y el hombre sepa gozar en armonía con todo lo creado.

 

¡Hoy la tierra y los cielos me sonríen
hoy llega hasta el fondo de mi alma el sol
hoy la he visto... la he visto y me ha mirado
Hoy creo en Dios!

 

¡Que tu conducta nunca sea motivo de injustificada inquietud a la creación, en la que tu eres el rey!

 

El ecologismo espiritual nos enseña a ir más allá de la pura «protección» y del «respeto» de la creación; nos enseña a unirnos a la creación en la proclamación de la gloria de Dios.

 

«La belleza podrá cambiar el mundo si los hombres consiguen gozar de su gratuidad» Susana Tamaro – católica, escritora - 2004.12.

 

¡Oh galaxias de los cielos inmensos, alabad a mi Dios porque es omnipotente y bueno! ¡Oh átomos, protones, electrones! ¡Oh canto de los pájaros, rumor de las hojas, silbar del viento, cantad, a través de las manos del hombre y como plegaria, el himno que llega hasta Dios!»

 

+++

 

Señor Jesús, queremos recoger la lección de S. Francisco que aprendió de la Iglesia.
Como él queremos verte en tus obras y a través de ellas llegar a Ti.
Que todo el universo sea para nosotros un cántico de alabanza en tu honor.
Que a través de nuestras buenas obras, los demás también Te glorifiquen y juntos construyamos esa fraternidad universal, de la cual el mundo entero está necesitado. AMÉN.

 

+++

 

Se multiplican los diagnósticos desesperados sobre el estado de la tierra:  "un hormiguero que se resquebraja", "un planeta que agoniza"... La ciencia describe cada vez con más detalles el posible escenario de la disolución final del cosmos. Se enfriarán la tierra y los demás planetas; se enfriarán el sol y las demás estrellas; se enfriará todo... Disminuirá la luz y aumentarán en el universo los agujeros negros... Un día, la expansión se agotará y comenzará la contracción; al final se asistirá al colapso de toda la materia y de toda la energía existente en una estructura compacta de densidad infinita. Se producirá entonces el "Big Crunch", o gran implosión, y todo volverá al vacío y al silencio que precedió a la gran explosión, o "Big Bang", de hace quince mil millones de años.

Nadie sabe si las cosas sucederán realmente así o de otro modo. Pero la fe nos asegura que, aunque fuese así, ese no sería el final total. Dios no ha reconciliado consigo al mundo para luego abandonarlo a la nada; no ha prometido permanecer con nosotros hasta el fin del mundo para luego retirarse, él solo, a su cielo, en el momento en que llegue ese fin. "Te he amado con un amor eterno", dijo Dios al hombre en la Biblia (Jr 31, 3) y las promesas de "amor eterno" de Dios no son como las del hombre.

 

+++

 

«Las catástrofes naturales nos sitúan en la verdad. A pesar de tantos progresos, no estamos en grado de poder gobernar la realidad en su totalidad. No encontramos respuesta a estos hechos porque hemos perdido el sentido de la grandeza de Dios»

 

+++

 

‘Si la técnica no se reconcilia con  la naturaleza, ésta se rebelará’ 12 nov.2000 S. S. Juan Pablo II - Magno

 

+++

 

Crisis ecológica y crisis moral - La crisis ecológica contemporánea es un aspecto preocupante de una más profunda crisis moral y es efecto de una equivocada concepción de un desarrollo desmedido que no tiene en cuenta el ambiente natural, sus límites, sus leyes y su armonía, especialmente en cuanto se refiere al uso-abuso del progreso científico-tecnológico. La tierra sufre a causa del egoísmo del hombre.

 

+++

 

San Pedro Crisólogo (380 ca. 450 ca.) en el Segundo discurso sobre el ayuno: "Son grandes las obras del Señor". Pero esta grandeza que vemos en la grandeza de la creación, este poder, es superado por la grandeza de la misericordia. En efecto, el profeta dijo:”Son grandes las obras de Dios"; y en otro pasaje añade:”Su misericordia es superior a todas sus obras". La misericordia, hermanos, llena el cielo y llena la tierra. (...) Precisamente por eso, la grande, generosa y única misericordia de Cristo, que reservó cualquier juicio para el último día, asignó todo el tiempo del hombre a la tregua de la penitencia. (...) Precisamente por eso, confía plenamente en la misericordia el profeta que no confiaba en su propia justicia:  "Misericordia, Dios mío —dice— por tu bondad" (Sal 50, 3)" (42, 4-5:  Discursos 1-62 bis, Scrittori dell area santambrosiana, 1, Milán-Roma 1996, pp. 299. 301).
Así decimos también nosotros al Señor:  "Misericordia, Dios mío, por tu bondad".

 

+++

 

Dijo Dios: «Produzca la tierra animales vivientes según su especie: ganados, reptiles y bestias salvajes según su especie». Y así fue. Dios hizo las bestias de la tierra, los ganados y los reptiles campestres, cada uno según su especie. Vio Dios que esto estaba bien. Gen. 1, 24-25

 

+++

 

“Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones” Biblia. Evangelio según San Lucas Cap.1º vs. 48. La Iglesia, hace XXI siglos fundada por Tu Hijo, te alaba, ¡Oh Madre plena de dicha y felicidad!

 

VERITAS OMNIA VINCIT

LAUS TIBI CHRISTI.

 

 

Gracias de la visita

 

La masonería invisible. Ricardo de la Cierva. Ed. Fénix - serie máxima

S. Juan de la Cruz. Claves para un acercamiento filosófico. Ed. Monte Carmelo

La gran persecución. España 1931-1939. Vte. Cárcel Ortí. Ed. Planeta +Testimonio

Al-Andalus contra España. Serafín Fanjul. Ed. Siglo veintiuno de España editores.

Y la Iglesia también. Varios autores. Ed. BAC. 2000

El coraje de ser católico. George Weigel. Ed. Planeta

Los desafíos del católico. Vittorio Messori. Ed. Planeta+Testimonio

Dios en la acción. François Régis Wilhélem. Ed. BAC – espiritualidad

Inquisición. Rdo. García Cárcel y Doris Moreno Martínez. Ed. Temas de hoy.

El nuevo pueblo de Dios. Joseph Ratzinger. Ed. Biblioteca Herder

Los evangelios. 2000 dudas resueltas. Jorge Loring S.J. Ed. Planeta +Testimonio

Quién es quién en el Cristianismo. L. Cohn. Sherbock. Ed. Acento

Isabel la católica. Alfredo Alvar Ezquerra. Ed. Temas de hoy – historia

Dios y el mundo. Joseph Ratzinger. Ed. Galaxia Gutenber/Círculo de lectores

Genética y bioética. Juan Ramón Lacadena. Ed. Desclée De Brouwer

Los mitos de la guerra civil. Pío Moa. 5ta. Edición. Ed. La esfera e historia.

 

Recomendamos: Los signos de los tiempos

El silencio de Dios, las raíces cristianas de Europa, el problema del relativismo, la cultura de la muerte, el fin del mundo, la plenitud de los tiempos, la apostasía, la escatología en la Escritura: sobre éstos y otros temas reflexiona José Orlandis, en Los signos de los tiempos (ed. Rialp: colección Patmos). 

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).