Friday 26 May 2017 | Actualizada : 2017-03-29
 
Inicio > Leyendas Negras > Inquisición - 4º brujas, disparates históricos y mentiras; islam intolerancias

Investigación amplia y profunda - Junio 2004 - La obra recoge el pensamiento de más de 50 eminentes intelectuales del mundo –algunos ni siquiera ligados directamente al mundo del catolicismo - que, tras reunirse a debatir sobre la Inquisición en un simposio llevado a cabo en 1998 en la Ciudad del Vaticano, llegaron a la conclusión de que la historia oficial nos muestra unos tribunales eclesiásticos mucho más despiadados y agresivos de lo que en realidad fueron.

 

 

Cuando la religiosidad abandona la senda de la razón, y se deja llevar por un miedo incontrolado, se convierte en superstición, fanatismo, profetismo... y violencia.  En favor de la razón, los tribunales de la Inquisición investigaron a los charlatanes-brujos, fantasmagóricos adivinos…

 

+++

 

«Durante el siglo XVI, a causa de rumores arrojados desde los círculos protestantes, se difundió en toda Europa la falsa creencia de que los tribunales de la Inquisición fueron despiadados».

La documentación apodíctica aportada refleja que, de un total de 100.000 procesos, más de la mitad de los acusados fueron absueltos y perdonados, quedando en libertad. Muchos de ellos, sin embargo, fueron posteriormente condenados por tribunales civiles. En España, uno de los países donde más activamente trabajó la Inquisición, de las cerca de 125.000 acusadas de brujería, un total de 59 fueron ajusticiadas. En Italia, país notablemente más poblado, el número baja hasta 36; mientras que en Portugal se reduce hasta cuatro. 

   El libro hace añicos algunos de los grandes tópicos que pesan sobre la historia de la Inquisición. Así, los autores sostienen que no es cierto que la mayoría de los acusados acabasen en la hoguera, como tampoco lo es el que la mayoría de las acusaciones estuviesen basadas en declaraciones obtenidas sometiendo a los prisioneros a la tortura. Los autores de «Inquisición» coinciden en señalar que, en contra de lo que se suele pensar, la mayor parte de las condenas consistían en peregrinaciones, rezos, plegarias u otras penitencias espirituales. Otra de las grandes novedades historiográficas es el intento de explicar el fenómeno inquisitorial contextualizándolo en su época. Así, aclaran, antes de emitir un juicio moral hay que entender cosas como que durante toda la Edad Media la tortura y la pena de muerte eran prácticas habituales. 2004-06-15 Roma – Italia

(Habituales son hoy la detención a inocentes y bien aceptado por la sociedad, que llamamos ´preventiva´. Quizás dentro de 500 años seremos provablemente llamados de ´crueles y perversos´...; o el trabajar ocho (8) horas durante cinco (5) días a la semana, podrá ser etiquetado de ´esclavitud´...).

 

+++

 

No solamente las sectas utilizan y auspician, porque necesitan la manipulación histórica. Las instituciones de la Iglesia ‘sin complejos’ están contra la desmemoria impuesta desde el poder de turno; el periodismo independiente cuando no fundamenta lo que escribe o dice, fomentando embustes y falacias. Deseando, con buena voluntad se puede, asombrosamente, resumir complicadísimos pasajes históricos con toda sencillez. Solo se requiere: amor a la verdad y objetividad histórica. Contra la manipulación histórica, el rigor de los que saben.

 

+++

 

 

«Toda forma de adivinación debe ser rechazada. Consultar horóscopos, astrólogos, lectura de la mano, recurrir a los mediums, son prácticas que esconden el deseo de poder sobre el tiempo, la historia y, por último, sobre los seres humanos. Un comportamiento correcto cristiano consiste, en cambio, en ponerse en las manos de la Providencia».

 

+++

 

A nadie se le escapa que la gran amenaza a que se enfrenta Occidente es el Islam. Evidentemente, esto no es del todo cierto, porque hay quien piensa aún que la religión del Corán sólo predica el amor al prójimo y trata a las mujeres como las feministas desearían. Nada más lejos de la realidad: la yihad pretende exterminar a los infieles para, en las cenizas de la civilización occidental, erigir el Imperio de Mahoma. Lamentablemente, esa es la pérfida predicación de los religiosos mahometanos en las mezquitas y en el mundo dirigente islámico. MMVI

 

+++

El general Than Shwe, por Osvaldo Pérez D´Elías - 2009

 

Astrólogos birmanos crearán un portal para que las madres den a luz en fecha propicia – año 2009 INCREIBLE

 

Con asiduidad, el general Than Shwe, -presidente del país-busca el consejo de sus astrólogos para dictar la política exterior y económica de la Junta Militar, y se dice que superstición le llevó a ordenar trasladar en 2006 la capital administrativa a Pyinmana, en la región central del país.

 

EFE | BANGKOK

Actualizado Lunes, 16-03-09 a las 13:54 ‘ABC’ Esp.

Los astrólogos de Birmania (Myanmar), país presidido por el supersticioso general Than Shwe, crearán una página en internet a fin de que las mujeres embarazadas consulten la fecha más propicia para dar a luz.

Según la última edición del semanario birmano "Weekly Eleven", la página diseñada por la Asociación de Astrólogos contendrá un software que informará de la hora y el minuto exacto en el que la mujer debe ser operada de cesárea para que el nacimiento de la criatura tenga lugar bajo buenos auspicios. El vicepresidente de la asociación, Zeya Ko, explicó a la revista citada, que el portal de internet comenzará a funcionar el próximo junio y estará disponible en birmano e inglés.

«Enemigo de Internet»Birmania está considerado por la organización Reporteros Sin Fronteras uno de los doce países "enemigos de internet" debido al control y la censura que ejercen sobre la red. Las consultas a los astrólogos para emprender un negocio o llevar a cabo una acción importante, son corrientes en Birmania donde entre la población existe un alto nivel de superstición.

 

+++

 

 

Estela funeraria de un veterano de la Legio XIII Gemina

asentado en Mediolanum MILÁN – ITALIA -en el siglo II

 

Los romanos consideraban ya al número 13 como nefasto, y por eso, en algunos momentos, no existió la Legión XIII. Siguese sin saber el origen de la mala suerte atribuida al número 13. Las interpretaciones que se han visto, no convencen.

Otros aseguran que la explicación está en la Biblia. El decreto de los persas para matar a los judíos se firmó en un día 13. Pero Ester consiguió que los judíos se adelantaran a ese nefasto decreto.

"El título de Gémina lo tenían varias legiones romanas: no solo la XIII, sino también la VII Gémina, acantonada en lo que luego fue León... En nuestro ejército español, existió un Regimiento de Infantería Zamora nº 13, actualmente Batallón. 1/29 Zamora, en la VII Brigada de Infantería Ligera, Galicia. También existió un Regimiento de Artillería nº 13.

 

+++

 

Es cierto que en la historia ha habido casos en los que se han cometido crímenes en nombre de la « verdad ». Pero crímenes no menos graves y radicales negaciones de la libertad se han cometido y se siguen cometiendo también en nombre del « relativismo ético ». Cuando una mayoría parlamentaria o social decreta la legitimidad de la eliminación de la vida humana aún no nacida, inclusive con ciertas condiciones, ¿acaso no adopta una decisión « tiránica » respecto al ser humano más débil e indefenso? La conciencia universal reacciona justamente ante los crímenes contra la humanidad, de los que nuestro siglo ha tenido tristes experiencias. ¿Acaso estos crímenes dejarían de serlo si, en vez de haber sido cometidos por tiranos sin escrúpulo, hubieran estado legitimados por el consenso popular? 25.III.1995.

 

+++ 

 

 

Reconvertir las religiones en una fuerza de paz y respeto mutuos; señalar y separar los elementos fundamentalistas que provocan conflicto y división entre los hombres’.

Los fanatismos y las reacciones violentas dentro de la sociedad actual no tienen un origen religioso de manera exclusiva, aunque se sigan presentando con fundamentos de este tipo. En concreto, los grupos islamistas de la línea de Ben Laden y Al Qaeda concitan entre –no todos los representantes musulmanes- una descalificación absoluta, sincera y total. La simplificación que representa asociar ‘terrorismo a una religión’ no es justa, a pesar que algunos islamistas tienden a maquillarse de motivaciones mahometanas recurriendo a falsificar la historia hasta el absurdo.


+++

 

Sabios no tan sabios. Otro problema serio es que la enseñanza islámica la llevan a cabo los ulemas (sabios) que en realidad son «sabios» solo en un pequeño ámbito del saber: han aprendido el Corán de memoria, han tomado los viejos dichos atribuidos a Mahoma (Sunna) y centenares de miles de respuestas jurídicas de otros imanes. Pero no han estudiado matemáticas, sociología, psicología; la Historia para ellos se limita al mundo islámico; el estudio de las religiones se hace sólo con función apologética, por si el islam es atacado. Es como si nuestros sacerdotes hubieran estudiado sólo la Biblia y además, partiendo de comentarios antiguos.

 

+++

 

¿Qué representa mayor peligro para usted, lo que supuso el comunismo, la izquierda o el islamismo?

 

El comunismo causó más de cien millones de muertos y todavía es la causa de la opresión de centenares de millones de seres humanos. El islamismo es también opresor y lo malo es que el daño que puede hacer a Occidente no sólo están en el pasado sino también en el futuro.

Dr. César VIDAL, historiador, filósofo, teólogo protestante-2005-11-08-Esp.

 

+++

 

 

La nueva inquisición laica lleva todos los días a la pira a la Iglesia, al Papa, a los sacerdotes y religiosos y todo lo que huela a religión. Y la inquisición islámica condena a muerte a los convertidos al cristianismo, como degolla a quienes ellos ven como infieles.  

 

+++

 

En el islam no existe ninguna autoridad reconocida, ninguna figura similar a un Papa – Pontífice, sobre el que, en último término, recaiga toda responsabilidad. De ahí la dificultad de promover concordatos semejantes a los que se mantienen con el Vaticano. Sí existe, en cambio, una gran diversidad de grupos islámicos, dirigidos cada uno por su propio imán, que luchan entre ellos por imponer su supremacía ideológica, creando conflictos, en ocasiones, irresolubles. En el caso de los países europeos, detrás de cada grupo existe una organización islámica internacional o un estado musulmán que apoya o financia imanes y actividades, y que actúan como verdaderos «lobbys». No son pocas las entidades islámicas que financiando, hacen apología, encubrimiento, complicidad y organizan viles actos de terrorismo.

 

+++

 

El peor de los silencios es el que se guarda ante la mentira, pues tiene un enorme poder de disolver la estructura social. Un cristiano no puede callar ante manipulaciones manifiestas. La cesión permanente ante la mentira comporta la deformación progresiva de las conciencias.

 

+++

 

INQUISICIÓN ISLAMISTA – 2006 - ¿Libertad de expresión?

El diario francés Le Figaro acaba de publicar en su portada, firmado por su director, un anuncio de que, desde hace varios días, un profesor de Filosofía esta amenazado de muerte, por haber escrito en Le Figaro una tribuna muy critica sobre el Islam. El profesor ha tenido que interrumpir su docencia, abandonar su domicilio y quedar bajo protección policial. El diario considera que el papel de un periódico es facilitar a sus lectores todo cuanto pueda permitirles analizar con profundidad la actualidad, y condena con la mayor firmeza este grave atentado contra la libertad de pensamiento y expresión de un profesor cuyo nombre no cita. Se trata del profesor Robert Redeker, que da clase en Saint-Orens-de-Gameville. 2006-10-13

 

+++

 

INQUISICIÓN MAHOMETANA

 

 

 

Islam radical y libertad de expresión

 

Algunas de las reacciones a la publicación por el periódico danés “Jyllands-Posten” de unas caricaturas de Mahoma. Sin duda, los medios de comunicación deben reflexionar en profundidad sobre los límites de la libertad de expresión.

 

Por Iván Jiménez-Aybar *
Arvo Net, 6 de febrero 2006

Febrero de 2006: incendio de embajadas, amenazas de bomba, agresiones físicas, banderas pisoteadas ardiendo, sermones que incitan a degollar a los infieles, llamamientos generalizados al boicoteo a gran escala. Éstas son algunas de las reacciones a la publicación por el periódico danés “Jyllands-Posten” de unas caricaturas de Mahoma. En una de ellas aparecía ataviado con un turbante en forma de bomba.

Septiembre de 1988: la aparición de “Los Versos Satánicos” de Salman Rushdie desencadenó fanáticas e irracionales protestas en buena parte del mundo islámico y en diversas ciudades europeas. En Bradford, el mismo “Consejo de Mezquitas” que aboga de modo incesante por el respeto al derecho de libertad religiosa de los musulmanes en ese país, escenificó la quema del libro de Rushdie mientras se animaba a acabar con su vida. Un mes después, el ayatolá Khomeiní emitió su célebre “fatua” (edicto) condenando a muerte al escritor y a todos los que habían participado en la publicación y difusión de su libro. Y, precisamente, a esta “fatua” se ha referido recientemente Hassan Nasrala, líder de Hezbolá, afirmando que, si se hubiera cumplido a su debido tiempo, nadie se atrevería ahora a ultrajar el nombre del profeta. Quizá se dirigía a esas decenas de personas que se manifestaban –algunas con el rostro cubierto‑ portando pancartas donde se decía: «¡Decapitad a quienes insultan al islam!» «¡Liberalismo al infierno!» «¡Europa, tú te arrastrarás cuando los mujadiyines vengan rugiendo!». Pero, no crean que esos fanáticos paseaban sus sanguinarios mensajes por Teherán, Ammán o Damasco. No, lo hacían tranquila y descaradamente por Londres, a la salida del rezo del viernes en la mezquita de Regent’s Park, aprovechando los resquicios de la libertad de expresión que en Europa defendemos con pasión.

Por supuesto, la libertad de expresión tiene sus límites. Y, en mi opinión, en este caso se han sobrepasado. Dibujar al profeta con una bomba atada a la cabeza a modo de turbante atenta gravemente contra los sentimientos religiosos del pueblo musulmán. En este sentido, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reconocido que dichos sentimientos pueden actuar como límite de la libertad de expresión (sentencia 20-9-92, caso Otto-Preminger-Institut contra Austria). Lo ha dicho muy bien Joseph Sitruk, el gran rabino de Francia: “el derecho a la sátira se acaba cuando se trata de una provocación o un desprecio del otro”. Y además es, como mínimo, imprudente. Se ha regalado a los más radicales una excusa perfecta para mostrar una vez más su odio a Occidente y a los valores que nos sustentan. Así lo ha avisado el presidente egipcio Mubarak. Además, flaco favor se ha hecho a los musulmanes de bien que defienden con ardor que el Islam es una religión de paz, a riesgo en ocasiones de su propia vida. Por todo ello, los responsables del periódico danés hicieron bien en pedir disculpas.

Pero esto no bastó a los radicales. Pretendían que el país entero se doblegara y solicitara el perdón de los ofendidos. Y, como no podía ser de otra manera, su primer ministro Rasmussen les contestó con mucha educación que su Gobierno no controla a los medios de comunicación, que existe libertad de prensa y que, por tanto, no podía atender su petición. El resultado: más ira, más fanatismo, más sinrazón. Y la tensión fue en aumento cuando las viñetas de la discordia fueron posteriormente difundidas en medios de comunicación de diversos países (France Soir, Die Welt, Corriere Della Sera, ABC y El País, entre otros), con la mera intención de ilustrar la noticia. Diversos sectores del mundo musulmán no aciertan a entender por qué los gobiernos europeos no han censurado de inmediato dichos medios, cerrándolos y encarcelando a sus responsables, como se hace en sus países. Que se lo digan si no a Jihad Momani, director del semanario jordano “Shihane”, el cual se atrevió a publicar las caricaturas. Al día siguiente el semanario fue clausurado, y él llevado a prisión. Y no nos olvidemos del periodista marroquí Alí Lmrabet, que fue encarcelado por supuestas injurias al rey.

No lo entienden porque no comprenden el verdadero significado de la democracia, de la libertad, de los derechos humanos. Y no lo comprenden porque estas palabras retratan a Europa, paradigma de todo aquello que detestan. El islamismo radical propone una religión sin razón, una fe de autómatas creyentes sin el menor apego a la vida (ni la propia ni, lo que es peor, la ajena), donde la ley islámica todo lo gobierna y bajo la que todo queda subyugado. Bajo estas premisas, pretender explicarles el alcance del derecho a la libertad de expresión es un esfuerzo inútil.

Y esto lo digo desde la firme defensa del derecho de libertad religiosa de los musulmanes en Europa, dentro del marco establecido por los distintos ordenamientos jurídicos. Ahí están mis publicaciones para atestiguarlo. Yo me dirijo a los musulmanes que apuestan por una concepción del Islam compatible con la democracia, con el respeto escrupuloso de los derechos humanos y basada en el principio de igualdad entre el hombre y la mujer. Deben dar un paso adelante y, condenando sin reservas las reacciones tan violentas que se han producido a propósito de las caricaturas, contribuir a la difusión de la verdadera imagen del Islam, a un mejor entendimiento entre todas las culturas y religiones y a un mayor respeto hacia las creencias de los ciudadanos.

Sin duda, los medios de comunicación deben reflexionar en profundidad sobre los límites de la libertad de expresión, para así moverse con mayor soltura sobre la delgada línea que a veces separa una saludable crítica caricaturesca de la ofensa a los sentimientos más íntimos de las personas (en este caso los religiosos). Pero ello debe hacerse sin ceder en la defensa de nuestros derechos y libertades. Las libertades de prensa y de expresión son innegociables. “Prefiero el exceso de caricatura que el de censura”, ha dicho Sarkozy. De acuerdo; pero respeto, prudencia y sentido común que no falten. Por favor.

_____________________

* Doctor europeo en Derecho. Abogado, consultor en inmigración y profesor de Universidad. Autor, entre otros, de “El Islam en España: aspectos institucionales de su estatuto jurídico”

 

+++

 

Y como los lectores no tienen por qué saber qué significa dhimmí, se lo aclaramos de modo breve y bondadoso: discriminación leonina en materia jurídica, económica y de comportamientos colectivos; negación de igualdad ante la ley y ante el estado y sometimiento sistemático a un régimen de salvajes vejaciones arbitrarias institucionalizadas; dar por buenas, en suma, sinrazones como la reciente prohibición en Irán (ABC, 20-12-2005) de la música occidental («Es necesario erradicar la música indecente y occidental de la Radiodifusión de Irán»).

 

+++

 

“Falta coraje en el islam para decir que la raíz de la violencia está en unir política y religión” Samir Khalil / Jesuita egipcio, doctor teólgo e islamólogo. 2005

 

+++

 

 

En Zimbabwe como en algunos países africanos, la persecución a las brujas por haber fracasado en sus pronósticos, maléficos consejos, falsas medicinas, etc. sucede que se las condena -sin juicio previo- a la desaparición, sea por homicidio, envenenamiento, fuego, armas de fuego, etc.  2006. 

 

+++

 

Mientras que Francia aplica la pena de muerte hasta el año 1976 y los EE.UU. Arabia Saudita, Sudán, Irán, Pakistán, Irak,  etc. la siguen aplicando en el 2006…

 

+++

 

“Un Islam hecho de crucifixiones, decapitaciones, de esclavitud, de conversiones forzadas y de engaño”. Mons. Cesare Mazzolari, Misionero Comboniano y Obispo de Rumbek, en el Sudán – Y estamos en el 2004-06-03

 

+++

Cuando se encasquilla la razón se disparan las sectas’.

Como enseña la Iglesia fundada por Cristo, sólo Uno ha podido decir, sin engaño, que es «el Camino, la Verdad y la Vida». Fuera de Él no puede haber más que extravío, mentira y destrucción, por mucho que se intente disfrazar con esas palabras huecas de progreso y  modernidad. Las sectas hacen un falso cristianismo por una mezcla de frases anecdóticas, cuentecillos y bastantes engaños. La Biblia entre las sectas sufre interpretaciones ‘arbitrarias’ y ‘reductivas’. Que una persona en una secta, esté errada doctrinalmente  no prejuzga nada de su condición moral.

 

Brujas - La ponencia del eminente profesor Gustav Heningsen sobre la quema de brujas revela que la Inquisición quemó a 4 mujeres en Portugal, 59 en España y 36 en Italia. En esa época de locura, los tribunales civiles de Europa procesaron por brujería a más de 100.000 mujeres, de las que dieron muerte a más de 50.000. El cardenal Georges Cottier no excluyó que la Iglesia tenga que pedir perdón en el futuro por escándalos más recientes, y recordó que «la pena de muerte sólo fue abolida en Francia en 1976». Roger Etchegaray añadió que el Papa pone en práctica la declaración «Dignitatis humanae» del Vaticano II: «La verdad sólo puede imponerse por la fuerza misma de la verdad». 2004-06-15 Roma – Italia

 

+++

 

En casa estamos leyendo "Luces y sombras de la España imperial", de M. Fernández Álvarez, y nos hemos sorprendido de lo tarde que entró en España la Inquisición (cuando todo indicaba que era un invento castellano). Entonces, ¿quién, cómo, cuándo, dónde y por qué se inventa la Inquisición?

 

La primera ejecución por razones religiosas se dio ya muy avanzado el siglo IV, pero el sistema inquisitorial no surge hasta la plena Edad Media como una manera de combatir nuevas herejías en Francia. En España es tardía y no castellana, desde luego.

Don César VIDAL dr.en historia, y filosofía y teología, es abogado;2005-01-11 L.D.

-.-

{… y todos los mártires de la Iglesia católica durante las persecuciones romanas…}

 

+++

 

 

La nueva inquisición ‘progre’ debe saber que en Grecia y Roma -mal que le pese al lobby gay- la homosexualidad estaba penada.

 

+++

 

La idea de conquista mahometana forzosamente lleva a los musulmanes a un revanchismo oscuro, primitivo y revulsivo - anclado en formas trogloditas. MMVI.

 

+++

 

Cruzadas - «El Corán es la Constitución y el Islam la solución», gritaban en El Cairo [2005], los extremistas, pero el lema suena igual en las medinas y los zocos de cualquier país de confesión musulmana, desde Marruecos, hasta Indonesia. La pujanza de los integristas es evidente en todas partes.

Parece claro que esta situación refleja sobre todo una crisis grave de identidad en las sociedades musulmanas, alienadas por siglos de opresión y sometidas a la oscuridad de la ignorancia por parte de sus dirigentes mahometanos. Occidente puede reprocharse el no haber reaccionado antes y haber aceptado por su propia conveniencia la existencia de esas dictaduras que proporcionaban una estabilidad aparente, en lugar de favorecer la germinación de sociedades libres y abiertas entre los árabes. Ahora el problema se ha hecho evidente y no solamente plantea graves incógnitas sobre la estabilidad de países clave para nuestros intereses como es el caso de Egipto sino que ya no podemos ignorar que tarde o temprano llegará a los colectivos musulmanes que viven entre nosotros, a no ser que decidamos tomar las medidas adecuadas. Y la más importante debería ser volver a reafirmar las virtudes y los valores absolutos de la libertad y la democracia por encima de las corrientes laxas del multiculturalismo. Debemos demostrar que creemos firmemente en la superioridad de nuestros propios valores políticos y sociales y volver a hacerlos atractivos para el resto de mundo, como ha sido durante siglos. Debemos tener claro que los demócratas estamos obligados a ser tolerantes, pero sólo con los que no sean en sí mismos intolerantes, como son los partidarios de la teocracia medieval de inspiración islamista. MMVI.

 

+++

 

Saber el origen de la expresión “colgar el sambenito” y si tiene algo que ver con el Papa Benedicto XVI. El nombre del Papa viene de San Benito, el fundador de la orden del mismo nombre (los benedictinos), realmente el patrono y fundador de Europa. El sambenito era una especie de capotillo (capa con caperuza), que la Inquisición ponía sobre los reos para provocar el ridículo. Semejaba al hábito de los benedictinos y más propiamente al traje típico de los sayagueses. Llevar o colgar el sambenito es hoy, por analogía, tener mala fama o descrédito por alguna mala acción, muchas veces simplemente presunta.

 

+++

 

Inquisiciones hubo tantas como religiones había en esos siglos. Para esa época, un ataque a la religión de un país —ya fuera la católica, la luterana, la anglicana o la calvinista— suponía algo tan importante para la estabilidad de su gobierno, como lo que es el terrorismo o la guerrilla para una democracia actual. En cuanto a la Inquisición española, en su momento de mayor auge, entre 1540 y 1700, los condenados a la hoguera fueron 1.346, que representan un 1,9% de todos los procesados. La Revolución Francesa, tan alabada por los laicistas como Vargas Llosa, en pocos días, llevó a la guillotina cifras posiblemente superiores, exterminó a todos los de la región de la Vandeé y además arrasó con gran cantidad de edificios y objetos de arte religiosos. Y todo eso en nombre de la igualdad, libertad y fraternidad.

 

+++

 

Reconvertir las religiones en una fuerza de paz y respeto mutuos, según el mandato evangélico; señalar y separar los elementos fundamentalistas que provocan conflicto y división entre los hombres’ debe ser una de las prioridades de las cúpulas religiosas. Los fanatismos y las reacciones violentas dentro de la sociedad actual no tienen un origen religioso de manera exclusiva, aunque se sigan presentando con fundamentos de este tipo. En concreto, los grupos islamistas de la línea de Ben Laden y Al Qaeda concitan entre –por desgracia no todos los representantes musulmanes- una descalificación absoluta, sincera y total. La simplificación que representa asociar ‘terrorismo a una religión’ no es justa, a pesar que algunos islamistas tienden a maquillarse de motivaciones mahometanas recurriendo a falsificar la historia hasta el absurdo. MMVI


+++

 

Fundamentalismo: Quien sea que medite un segundo en el término encontrará que nada más elogiable será el desear sujetarse a los principios, a los fundamentos que dan forma a un pensamiento o creencia. Por ejemplo, un fundamentalista cristiano sería quien tome como base de vida los principios y fundamentos de la doctrina cristiana. Los santos han hecho de estos principios un fundamento tal de sus vidas que nada en ellas era ajeno o contrario al cristianismo, Y aun éstos llevaron sus fundamentos a grado heroico en aquellas hijas de los principios firmes que son las virtudes. Lamentablemente los medios de comunicación y los productores de opinión pública han hecho del término una horrible acusación y un sinónimo de ruindad y maldad.

 

+++

 

 

LA INQUISICIÓN Y LAS BRUJAS

 

Hola,
Dicen que en su parroquia-escuela los niños leen sobre las vidas de los santos, ¿Leen también algo acerca de la inquisición y de las quemas de brujas?. Vuestra iglesia ha causado más males a lo largo de la historia que ninguna otra. Ahora me gustaría que tuvieran la dignidad suficiente como para responderme y intentar convencerme de sus puntos de vista.
Su más sincero servidor

 

RESPUESTA

Dios le bendiga.

Si el amor de Jesús no le convence nada le convencerá. Por otra parte el cinismo y los juicios temerarios no son el camino de la verdad. 

Nuestros niños aprenden que desde la rebelión contra Dios de Adán y Eva, hay violencia, injusticias y mentira. A esto le llamamos pecado. La humanidad ha quedado inclinada al mal y esta sujeta al error. Los niños aprenden que las tinieblas penetran también dentro de la Iglesia. Los cristianos, llamados por Cristo al amor y la justicia, siguen siendo libres y con frecuencia también caen. Es por eso que la Iglesia no se cansa de llamar también a sus hijos a la conversión y a la nueva vida. En ningún modo negamos o minimizamos esta realidad. Desde el principio hay pecado en la Iglesia: Judas traicionó a Jesús, los Apóstoles lo abandonaron. S. Pablo revela con honestidad el pecado en la Iglesia en sus cartas a los Corintios y a los Gálatas.

Sin embargo decir que el mal viene al mundo por la Iglesia es poner las cosas al revés. Pongamos un ejemplo con la maternidad. Alguien que odia a la maternidad podría hacer un estudio y producir casos en que madres han matado a sus hijos. ¿Impugnan estos crímenes a la maternidad?, ¿Es la maternidad una vocación a ser homicida? Decimos que no. No se debe confundir la naturaleza de la maternidad con el defecto de algunas madres. Igual con la Iglesia.  

La cizaña penetra en la Iglesia y se mezcla con el trigo, pero no constituye su naturaleza. La Iglesia es faro de la luz del evangelio a través de la historia, enseñando e impartiendo la vida y la salvación que es Cristo. Un mundo que habitaba en tinieblas y sombra de muerte ha recibido la gracia para vivir como hijos de Dios. Testigos de esto son las multitudes de creyentes de todos los siglos, especialmente los santos, que han luchado para seguir a Cristo, viviendo las bienaventuranzas; Testigos son las sabias enseñanzas de la Iglesia; Testigos también son los innumerables hospitales, casas de beneficencia, hogares de ancianos de niños y pobres, escuelas, misiones...  Testigos de los frutos de la Iglesia son las artes, la arquitectura y la ciencia. Para quien quiera ver esta verdad es evidente, a pesar de los esfuerzos sostenidos en nuestra cultura para calumniar a la Iglesia.

Sin embargo, no nos sorprenden las calumnias contra la Iglesia. A Jesús lo difamaron y lo clavaron en la Cruz, ¿que no harán con Su Iglesia?. Es por eso que Jesús nos enseñó: "Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos". (Mt. 5,12)

Nuestros niños aprenden sobre el mal pero se les da la esperanza de que pueden elegir la santidad. Ellos  aprenden sobre una Santa, Juana de Arco, que sufrió en carne propia la hoguera pero murió como buena católica amando a la Iglesia porque supo distinguir entre la Iglesia y los verdugos que la quemaban. Cuanto tiene ella que enseñarnos. Ella, y no sus verdugos, manifiestan la verdad de la Iglesia y su poder para vivir el amor de Dios.

Por mi parte prefiero imitar a Santa Juana y a los demás santos que concentrarme en los que no supieron vivir el evangelio. Sigo así corriendo la carrera y recibiendo a Cristo en la Iglesia a través de la Palabra y los sacramentos.  Usted también esta bienvenido en la Iglesia.

En los Corazones de Jesús y María,
Padre Jordi Rivero – MM.

 

+++

 

"Sed maestros de la verdad, de la verdad que el Señor quiso confiarnos no para ocultarla o enterrarla, sino para proclamarla con humildad y coraje, para potenciarla, para defenderla cuando está amenazada." [S.S. Juan Pablo II]

 

+++

 

P: Dice Marvin Harris que durante tres siglos se quemaron en Europa 500.000 personas por brujería. ¿Ese dato es de fiar, o es una más de las exageraciones que este antropólogo suele dejar caer en sus escritos?

 

R: Me parece un disparate total... como casi todo lo que se dice sobre la persecución de las brujas.

2004-02-04 – Don César VIDAL – dr. en historia antigua, dr. en filosofía, dr. en teología protestante, licenciado en derecho, escritor de más de 100 libros, comentarista, articulista.

 

+++

 

 

LA INQUISICIÓN Y LAS BRUJAS - MMIV

 

Investiga la policía asesinatos posibles

 

Tiran 8 cadáveres en la calle en una ciudad marroquí; posible caso de brujería. Según el diario «Aujourd´hui Le Maroc», la Policía investiga un posible caso de magia negra, práctica bastante extendida en esta región del Sous, en Marruecos

 

MADRID. La localidad marroquí de Taroudant se despertó el pasado viernes con el intenso y nauseabundo olor de ocho cadáveres en avanzado estado descomposición, que habían sido arrojados en medio de la calle. Los cuerpos fueron colocados ante unos locales comerciales, en el centro de la ciudad.
La investigación ha establecido que los cadáveres hallados son de varones cuyas edades oscilan entre los 17 y 21 años. Un equipo de forenses de Casablanca, capital económica de Marruecos, trabaja en las labores de identificación de los ocho muertos pero hasta el momento no se ha llegado a ningún resultado, debido al avanzado estado de descomposición, que dificulta la toma de huellas, y a la posibilidad de que los jóvenes asesinados carecieran de documentos de identidad.
La ciudad de Taroudant, conocida por sus paisajes paradisíacos y muy frecuentada por el turismo, pasa por ser una de las zonas más tranquilas de Marruecos, se ha visto conmocionada por este crimen múltiple del que no se conocen precedentes en la región.

Casos de magia negra

La Gendarmería marroquí y la Policía de la ciudad de Agadir, próxima a Taroudant, no descartan ninguna hipótesis y parecen apuntar a un caso de hechicería. En la misma línea, para el periódico Aujourd´hui Le Maroc, la pista más plausible es la de la brujería. «Esta región es conocida en Marruecos por la práctica de la magia negra, que en algunos casos implica el sacrificio de menores. El hecho de que los asesinatos se hayan producido de forma escalonada -así lo sugieren los diferentes grados de descomposición de los cuerpos-, privilegia esta pista», añade el rotativo. La otra hipótesis barajada por los investigadores es un crimen sexual por alguna banda organizada.
De momento, las autoridades marroquíes mantienen un silencio hermético y prefieren ser prudentes a la hora de explicar este macabro hallazgo.
Llamada también «la abuela de Marraqech», Taroudant es una pequeña ciudad, de mayoría bereber, que está a 80 km de la turística ciudad de Agadir. Sus habitantes viven esencialmente de los trabajos de artesanía y de una incipiente industria del turismo. 2004-08-24- ABC. ESP.

 

+++

 

 

Brujería

 

Autor: P. Jordi Rivero,
www.corazones.org 2004.

Naturaleza e historia
        La brujería data desde los tiempos de la antigua Mesopotamia y Egipto. Así lo demuestra la Biblia como también otros antiguos escritos como el Código de Hammurabi (2000 a.C.).

        No todos los brujos siguen las mismas prácticas, pero las siguientes son muy comunes entre ellos en la era cristiana. El brujo hace un pacto con el demonio, adjura a Cristo y los Sacramentos, tienen ritos diabólicos en los que hacen una parodia de la Santa Misa o de los oficios de la Iglesia y adoran al Príncipe de las Tinieblas y participan en aquelarres (reuniones de brujos donde hacen sus maledicencias). La brujería está relacionada con el satanismo.

Prácticas de los brujos
        Tanto en la brujería como en la magia se encuentran estos elementos:

- La realización de rituales o de gestos simbólicos. La brujería consta de rituales para hacer sus hechizos (ejercer un maleficio o atadura sobre alguien), algunos de los cuales requieren hierbas particulares.


- El uso de sustancias y objetos materiales que tienen significado simbólico.


- Pronunciamiento de un hechizo. Hay palabras de conjuro o hechizo que pueden ser escritas para obtener un mayor poder.


- Una condición prescrita del que efectúa el rito. Quién realiza el rito debe desear su propósito con todas sus fuerzas para obtener mayores efectos y algunas veces debe ayunar por 24 horas antes de realizar el rito para purificar el cuerpo.

La Biblia
        La Biblia, la enseñanza de los Padres de la Iglesia y la tradición no dejan lugar a dudas sobre el hecho que los seres humanos tienen la libertad para pactar con el diablo el cual tiene influencia en la tierra y en las actividades humanas. Por otro lado Padres como San Jerónimo pensaban que en muchos casos la brujería es sugestión de la mente.

        La Biblia condena la brujería y la hechicería, no como falsas o fraudulentas, sino por ser una abominación: "A la hechicera no la dejarás con vida" Exodo 22, 18. La narrativa de la visita del rey Saúl a la hechicera de Endor (I Reyes 28) demuestra que su evocación de Samuel fue real y tuvo efecto. En Levítico 20, 27 se lee: "El hombre o la mujer en que haya espíritu de nigromante o adivino, morirá sin remedio: los lapidarán. Caerá su sangre sobre ellos". Está claro que hay un espíritu adivino y no se trata de una impostura.

        El Pueblo de Israel, en muchas ocasiones, se tornó a la práctica de la adivinación y a la consulta de brujos, yendo así en contra de los mandatos de Dios.

        El Antiguo Testamento muestra claramente cómo los Israelitas y sus vecinos paganos estaban conscientes de la brujería y la magia. En el libro de Éxodo 7, 11 leemos que el Faraón: "llamó a todos los sabios y adivinos. Y ellos también, los magos de Egipto, hicieron las mismas cosas (que Moisés) por medio de sus artes secretas".

        El Primer Mandamiento condena la brujería, la magia y todo tipo de adivinación: "Yo Soy el señor tu Dios...no tendrás dioses extraños delante de mi" (Ex 20, 2-3).

        El Nuevo Testamento igualmente condena la brujería como una realidad perversa. El mago Simón era practicante de la magia pero estaba envidioso de los Apóstoles cuando vio a la gente recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de las manos. Ofreció dinero a los Apóstoles para que le enseñaran como hacer esto y Pedro le contestó: "...tú corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esa tu maldad..." (Hechos 8, 9-22).

        En mi vida sacerdotal he tratado numerosas veces con personas que han hecho pactos satánicos y posteriormente han experimentado graves consecuencias. También con frecuencia he orado por personas que han sido víctimas de "trabajos" de brujería.

Poder
        La brujería opera con poder satánico (dado por Satanás). Se trata de los poderes que oprimen a los hombres y que Jesucristo confrontó hasta morir y resucitar para librarnos de ellos. Su victoria no nos evita la lucha contra el maligno sino que nos da la fuerza para vencerlo si tenemos fe.

        Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas, según afirma san Pablo.

        Debemos evitar tanto el exagerar como el minimizar el poder de Satanás. En una guerra es esencial conocer las fuerzas contrarias y saber como vencerlas. Satanás tiene poder para tentar y asediar a los fieles, pero su poder no es comparable al de Dios Todopoderoso. Satanás puede causar persecuciones y hasta el martirio de los fieles. La victoria de los santos no está en vivir sin pruebas sino en vencerlas manteniéndose fieles a Dios.

        El demonio existe y entra en relación con aquellos que lo buscan. Como recompensa a quien le ofrece culto, el demonio otorga poderes preternaturales para obtener poder, fama, dinero, influencia, es decir las cosas que desea la carne.

        Por medio de la brujería se puede llegar a lograr el éxito en el mundo profesional ya sea como artista, profesional, militar, político, etc. Estas personas pueden parecer muy atractivas y tener un gran don de ganarse a la gente hasta el punto de atraer grandes multitudes y convertirse en dioses para sus admiradores los cuales son capaces de hacer hasta lo irrazonable por ellos.

        Los poderes del mal pueden cegar las mentes y fanatizarlas portentosamente. La brujería no es mera superstición. El demonio ciertamente arrastra hacia su reino del mal a los que se involucran en ella y a sus aduladores. Si no hay arrepentimiento y conversión, el final será el infierno.

        La brujería recurre a espíritus malignos. Implica un pacto o por lo menos una búsqueda de la intervención de esos espíritus. El ser brujo o bruja se obtiene por vínculos satánicos en los que se entra por una "dedicación", muchas veces dentro de la familia.

        La brujería implica la creencia en una realidad invisible a la que el practicante queda atado. Las Sagradas Escrituras y los Padres enseñan que se trata de una entidad diabólica. (Dt 18, 12).

Qué hacer contra las brujerías
        Al enterarse de que alguien le está haciendo un "trabajo" de brujería, muchas personas tienen miedo. Esto es lo que él quiere ya que por el miedo puede dominarnos. Debemos recordar que el demonio nada puede contra los que son fieles a Dios. Nuestro Padre celestial es Todopoderoso y nos ama. El demonio solo puede con aquellos que no confían en Dios y por falta de fe están espiritualmente débiles o muertos. Son como pollitos que se han alejado de la protección de la gallina y se exponen al gavilán. Por eso Jesús nos dice:

        ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido! Mateo 23, 37.

        Quien está amenazado por brujerías, que recurra al Señor por protección y no tema. Debe poner en Dios toda su confianza y practicar su fe, no por miedo a la brujería sino por convicción: acercarse a los sacramentos, la oración personal y pedir a los hermanos que oren por él. La gracia del Señor jamas faltará a quien la busque.

        Jamás debemos ir a otro brujo para "defendernos". Eso sería caer en la trampa del demonio haciendo lo que él quiere: que desconfiemos de Dios para que recurramos a él.

¿Por qué se recurre a la brujería?
        La ayuda sobrenatural que ofrece la brujería se busca por diferentes razones. Las principales son: Para hacer daño a quien se odia; para atraerse la pasión amorosa de alguien; para invocar a los muertos; para suscitar calamidades o impotencia contra enemigos, rivales u opresores reales o imaginarios; para resolver un problema el cual se ha convertido en obsesión y ya no importa por qué medio se resuelva.

        Muchas veces las personas recurren a la brujería en momentos de desesperación, cuando creen que es el último recurso que les queda. En esos momentos vulnerables alguien les ofrece la brujería como una solución fácil.

Fantasías en torno a la brujería
        Aunque es cierto que en la brujería hay acción diabólica, la gente ignorante y supersticiosa ha creado muchísimas fábulas y supersticiones: Brujas que vuelan sobre una escoba, encantaciones que transforman a la víctima en un sapo... Estas fantasías no son causadas por la religión, sino al contrario, ocurren por faltar la auténtica fe.

        En el trabajo "De ecclesiasticis disciplinis" atribuido a Regino de Prum (906 d.C.), en la sección 364, critica a "ciertas mujeres" que "seducidas por ilusiones y fantasmas de demonios, creen y abiertamente profesan que en plena noche ellas viajan sobre ciertas bestias junto con la diosa pagana Diana y una cantidad innumerable de mujeres y que en estas horas de silencio vuelan sobre vastas expansiones de terreno y la obedecen como señora..." Regino se lamenta de que ellas llevan a esas fantasías y por lo tanto al paganismo a mucha gente (innumera multitudo). Concluye que es "el deber de los sacerdotes enseñar a la gente que estas cosas son absolutamente falsas... implantadas por el maligno"

Falsas acusaciones y crueldades contra presuntos brujos y brujas
        Lamentablemente no siempre se siguió el consejo de Regino de Prum. La brujería se convirtió en escape para culpar de cualquier cosa, hasta desastres naturales y epidemias. Pero existieron otras razones, entre ellas el poder y el interés de crear causa contra enemigos. El resultado fue la persecución y "caza de brujas" en el que se enjuiciaron y condenaron a muerte injustamente a muchas personas, casi siempre las mas indefensas. Quizás el caso mas famoso es el de Santa Juana de Arco quien, acusada de bruja, murió quemada. Nos sirve para elucidar los intereses de poder, venganza y maldad que daban lugar a las persecuciones de brujas.

        La persecución de las brujas comienza con el poder secular. El Imperio Romano, en el siglo III, castigaba con la pena de la hoguera a los que causaran la muerte de alguien con sus encantamientos. En el siglo IV, la legislación eclesiástica quiso atenuar la severidad del estado. El Concilio de Elvira (306), Canon 6, rehusó el Viáticum a aquellos que matasen con una encantación (per maleficium) y añade que la razón por tal crimen no podía efectuarse "sin idolatría"; ya que el culto al demonio es idolatría. El canon 24 del Concilio de Ancyra (314) impone cinco años de penitencia a los que consulten magos. Penas similares fueron establecidas por el concilio oriental en Trullo (692).

        En los primeros trece siglos de la era cristiana no se dieron por lo general las crueles persecuciones y cazas de hechiceros que aparecieron mas tarde. Mientras el estado permitía la tortura contra los hechiceros, el Papa Nicolás I (d.C. 866) la prohibió. Una ordenanza similar aparece en los Decretos Pseudo-Isidoros. Pero la Iglesia no pudo eliminar la tortura y otros abusos que están arraigados en el corazón del hombre. Llevar el nombre de cristiano no es suficiente para comportarse como tal.

        En muchas ocasiones el clero habló con autoridad para evitar las acusaciones fanáticas y abusivas. Entre ellos San Agobardo, arzobispo de Lyon (m. 841) quien escribió "Contra insulsam vulgi opinionem de grandine et tonitruis" (contra las necias creencias de la gente sobre el granizo y el rayo). El Papa Gregorio VII en 1080 escribió al Rey Harold de Denmark prohibiendo que las brujas sean sentenciadas a muerte.

 

La Inquisición


        En la segunda mitad del siglo XIII, la recién instituida Inquisición Papal, comenzó a ocuparse con cargos de hechicería. Alejandro IV, ordenó (1258) que los inquisidores deberían limitar su intervenciones a casos con alguna clara presunción de creencias heréticas (manifeste haeresim saparent). Pero como la brujería, con sus prácticas diabólicas, está muy ligada a la herejía, la persecución de brujas no se evitó.

        En Toulouse, sede de la herejía de los Cátaros, fue donde en 1275 se dio el primer caso conocido de una bruja llevada a la hoguera por la sentencia jurídica de un inquisitor, Hugues de Baniol (Cauzons, "La Magic", II, 217). La mujer, "confesó" haber dado a luz un monstruo, resultado de su relación carnal con espíritus malignos y haberlo alimentado con carne de infantes la cual procuraba en expediciones nocturnas. La posibilidad de relaciones carnales entre seres humanos y demonios era aceptada por algunos grandes teólogos como Santo Tomas y San Buenaventura, sin embargo, en la Iglesia prevalecía el sentir contrario. Un testigo poco amistoso a la Iglesia, Riezler (Hexenprozesse en Bayern, p. 32) reconoce que "entre los representantes oficiales de la Iglesia, esta tendencia mas saludable prevaleció hasta los umbrales de la epidemia del juicio de brujas, o sea, hasta avanzado el siglo XVI". En el Sínodo Provincial de Salzburg de 1569 (Dalham, "Concillia Salisburgensia", p. 372), hay una fuerte tendencia a prevenir la imposición de la pena de muerte en acusaciones de brujería, insistiendo que estas son ilusiones diabólicas.

        Pero no hay duda de que en el siglo XIV algunas constituciones papales de Juan XXII y Benedicto XII (cf. Hansen, "Quellen und Untersuchungen", pp. 2-15) estimularon mucho el enjuiciamiento por brujería y otras prácticas mágicas por parte de los inquisitores, especialmente en el sur de Francia. En un juicio a gran escala en Toulouse en 1334, de 63 personas acusadas de ofensas de este tipo, 8 fueron entregadas al poder secular para ser quemadas. El resto fueron a prisión de por vida o con largas sentencias. Dos de las condenadas, ambas mujeres mayores, después de ser torturadas, confesaron haber asistido a un aquelarre de brujas, haber allí adorado al demonio y ser culpables de indecencias con él y otras personas presentes y haber comido carne de infantes. (Hansen, "Zauberwahn", 315; y "Quellen und Untersuchungen", 451). En 1324 Petronilla de Midia fue quemada en Irlanda por recomendación de Richard, Obispo de Ossory. Durante este período, las cortes seculares acusaban y enjuiciaban por brujería con igual o mayor severidad que los tribunales eclesiásticos. Se usaba la tortura y la hoguera.

        No se conoce qué enjuiciamientos de este tipo se llevaron a cabo en Alemania por inquisitores papales durante los siglos XIII y XIV. Alrededor del año 1400 encontramos muchos enjuiciamientos de brujas en Berne, Suiza por manos de Pedro de Gruyères, que, a pesar de lo que dice Riezler, era sin lugar a dudas un juez secular (Hansen, "Quellen, etc.", 91 n.). También jueces seculares en Valais (1428-1434) mataron 200 brujas y en Briancon en 1437 mas de 150. Las víctimas de los inquisitores, ej. en Heidelberg en 1447; o Savoya en 1462, parecen no haber sido tan numerosas.

        Algunos escritores han pensado que la Bula, "Summis desiderantes affectibus", del Papa Inocencio VIII (1484) fue responsable de la fiebre contra las brujas. Esto no es cierto ya que las campañas anti-brujas preceden a esta Bula la cual no contiene nada nuevo. Su efecto fue mas bien el de ratificar el poder ya conferido a los inquisitores Enrique Institoris y Santiago Sprenger para tratar con crímenes de brujería y herejía y pedir al Obispo de Strasburg que apoye a los inquisitores. Esta Bula Papal, sin embargo, no pronuncia ninguna decisión dogmática. Quizás el libro "Malleus Maleficarum" (el martillo de las brujas), publicado unos dos años después por los mismos inquisitores, fue el que mas incitó al enjuiciamiento de brujas. Pero los enjuiciamientos de brujas en los siglos XVI y XVII fueron en su mayoría hechos por el poder secular.

 

 

PROTESTANTISMO Y BRUJAS

 

La Reforma Protestante ante la caza de brujas
        Sin lugar a duda, Lutero y Calvino y sus seguidores aumentaron grandemente la creencia popular en el poder del demonio en la brujería y otras prácticas mágicas. Lutero, basado en su interpretación del mandamiento Bíblico, abogó por la exterminación de las brujas. "La Historia del Pueblo Alemán" de Janssen argumenta con muchas pruebas (capítulos IV y V, del último volumen: vol. XVI de la edición inglesa) que una gran responsabilidad por la caza de brujas recae en los Reformadores.

        El código penal conocido como Carolina (1532) decretó que la hechicería debe ser tratada como una ofensa criminal en el imperio Alemán y si causó daño a alguna persona, la bruja debía ser quemada. En general, la mayor actividad de cacería de brujas ocurrió en los distritos Protestantes de Alemania que en las provincias católicas. Ejemplos de ello son Osnabruck y Wolfenbuttenl. En Osnabruck, en 1583, 121 personas fueron quemadas en tres meses. En Wolfenbuttenl, en 1593 hasta diez brujas fueron quemadas en un día. No fue hasta el 1563 que se le hizo una resistencia eficaz a la persecución por medio de un protestante de Cleues, Juan Weyer. Se le unieron las protestas de Ewich y Witekind.

        En el debate sobre las brujas había católicos y protestantes en ambos lados. Quizás la protesta mas efectiva contra la caza de brujas fue la del jesuita Friedrich von Spee, quién en 1631 publicó "Cautio criminalis".

La persecución ocurrió en muchos países
        La persecución de brujas se extendió por muchos países. En el siglo XVI había enjuiciamientos por tribunales seculares en Roma. En Inglaterra y Escocia también hubo persecuciones pero no hay cifras precisas sobre las ejecuciones. Howell, escribiendo en 1648, dice que en el período de dos años hubieron casi 300 brujas procesadas y la mayoría ejecutadas en Essex y Suffolk solamente.

        El Papa Gregorio XV, en su constitución "omnipotentis" (1623), recomendó un procedimiento más clemente y en 1657 una Instrucción de la Inquisición amonestó con eficacia la crueldad de las persecuciones. Al final del siglo XVII la persecución comenzó a reducirse en casi en todo el mundo y al principio de XVIII prácticamente cesaron. El último juicio por brujería en Alemania fue en 1749 en Wurzburg, pero en Suiza una niña fue ejecutada como bruja en el Cantón Protestante de Glarus en 1783.

        En los Estados Unidos, Cotton Mather, en su "Maravillas del Mundo Invisible" (1693), cuenta que 19 ejecuciones de brujas ocurrieron en Nueva Inglaterra.

        No hay pruebas para las alegaciones de que algunas mujeres fueron enjuiciadas formalmente en México a finales del siglo XIX (ver Stimmen aus Maria-Laach, XXXII, 1887, p. 378).

        En un gran número de enjuiciamientos, las confesiones de haber participado en toda clase de horrores satánicos, fueron hechas espontáneamente y aparentemente sin amenaza o miedo de tortura. Además el pleno reconocimiento de culpa parece constantemente haber sido confirmado justo antes de la ejecución, cuando el acusado no tenía nada que ganar o perder con la confesión. Esto puede atribuirse en muchos casos a razones psicológicas.

Conclusión
        Los males que sufre la humanidad son fruto de su apertura al demonio por el pecado. Una forma extrema de esa relación es la brujería. Se llega a pactar con él y buscar su intervención. La enseñanza de la Biblia, los Padres de la Iglesia y la tradición concuerdan en que la brujería es real y digna de condenación. Jesucristo vino para vencer y atar al demonio. Con frecuencia se enfrentó directamente con Él para reprimir su actividad sobre sus víctimas. El tiempo entre la primera y segunda venida del Señor son de gran batalla espiritual que envuelve a todos.

        Por muchos siglos y en muchas naciones la ignorancia, la crueldad y falta de justos procesos judiciales llevaron a terribles persecuciones, falsas acusaciones y la matanza de muchos acusados de brujería. Hechos injustificados y deplorables.

        En la actualidad hemos caído en el extremo opuesto: se niega la realidad de la actividad satánica y por ende la brujería.

        Como católicos jamás debemos recurrir a un medio espiritual fuera de Dios. Cuando pedimos la intercesión de los santos, por ejemplo, no buscamos una vía alterna sino que buscamos su ayuda tan sólo y precisamente para mantenernos fieles al Señor como ellos lo hicieron. Hay dos familias: la de Dios y la del demonio. Cada uno recurre a los miembros de la suya.

        Como cristianos debemos seguir el camino de Jesucristo quién rechaza el pecado pero ama al pecador. La enseñanza de Jesús en el caso de la mujer sorprendida en adulterio se aplica también a la brujería como a cualquier pecado. El camino de Jesús no es la condenación al estilo de los que se proponían apedrearla. Tampoco es el la actitud de los que hoy pretenden que no existe el pecado. Eso sería abandonarla sumida en su desgracia. El camino de Jesús es el amor que defiende de la crueldad y llama a una vida nueva, libre de pecado. El mal no se vence matando sino ayudando con amor y verdad a salir del pecado. El Señor nos enseña a amar a nuestros enemigos. El amor de Dios es mas fuerte que la maldición de todos los brujos del mundo. Una gota de su Preciosa Sangre tiene poder para disipar el mas enfurecido ataque diabólico.

        Pidamos a Dios que prefiramos morir antes de buscar algo del demonio.  2004-08-29

 

+++

 

 

 

«Liberté» o muerte

 

Estoy a la espera de que la presidencia de la República Francesa pida perdón por los muertos de la revolución, aquellos a los que se dio a elegir entre «Libertad, igualdad, fraternidad» o muerte. En La Vendée los campesinos católicos se enfrentaron a las tropas, como harían después los «cristeros» contra los masones de la revolución mexicana. El resultado fue de entre 150.000 y 300.000 muertos, según se sigan los datos de Vittorio Messori o de Javier Tusell. Para quienes se habían escondido o escapado, el plan B fue la muerte por hambre...

 

«Acabo de enterrar a un pueblo entero en las ciénagas y los bosques de Savenay», así relataba el general jacobino Westermann al Comité de Salud Pública de París el resultado de la gran batalla en La Vendée, donde fueron masacrados los opositores a la Revolución Francesa. «Ejecutando las órdenes que me habéis dado -confirmaba-, he aplastado a los niños bajo los cascos de los caballos y masacrado a las mujeres, que así no parirán más bandoleros. No tengo un solo prisionero que lamentar. Los he exterminado a todos». En La Vendée los campesinos católicos se enfrentaron a las tropas, como harían después los «cristeros» contra los masones de la revolución mexicana. El resultado fue de entre 150.000 y 300.000 muertos, según se sigan los datos de Vittorio Messori o de Javier Tusell. Para quienes se habían escondido o escapado, el plan B fue la muerte por hambre: como ha probado el historiador Reynald Secher los geómetras estatales destruyeron 10.050 casas. Sin contar los miles de muertos en la guillotina, es claro que la Revolución Francesa fue un genocidio. ¿Por qué, entonces, está idealizada? Supongo que la propaganda no es ajena a ello. En palabras de Tusell: «La interpretación revisionista (de la Revolución) no sólo es cierta, sino que quizá pueda ser aplicada a otros sucesos revolucionarios. Es más que probable que Rusia hubiera podido avanzar mucho más rápidamente en el camino de la libertad y del desarrollo económico librándose de los 50 millones de muertos del estalinismo». Todo lo que de bueno tiene 1789 en la opinión común de la gente lo tiene de malo la Inquisición. Hasta el extremo de que José Borrell justificaba recientemente su negativa a incluir una alusión a los orígenes cristianos de Europa en el preámbulo de la Constitución de la UE porque, a su juicio, «hablar de cristianismo obligaría a mencionar también la Inquisición, las cruzadas y las hogueras». Cristianismo, o por lo menos Iglesia, es para muchos Inquisición. Revolución Francesa es, en la misma medida, libertad. Esta semana hemos conocido los resultados del simposio celebrado hace cinco años sobre la Inquisición. En 800 páginas el profesor Agostino Borromeo ha recopilado las intervenciones de los expertos. El resultado es terrible. Entre 1540 y 1700 los tribunales españoles celebraron 44.674 juicios por herejía, condenaron al 3,5 por 100 de los acusados y llegaron a ejecutar al 1,8. En relación a la brujería, en aquellos 160 años se quemaron 59 brujas en España, 36 en Italia, 4 en Portugal y 25.000 en Alemania, donde también juzgaban por este concepto los tribunales civiles. Nada induce a sentirse orgullosos de la Inquisición, sin embargo es la segunda vez al menos que oigo a Juan Pablo II pedir perdón por ella. Estoy a la espera de que la presidencia de la República Francesa pida perdón por los muertos de la revolución, aquellos a los que se dio a elegir entre «Libertad, igualdad, fraternidad» o muerte. O que los presidentes ruso o mexicano hagan lo propio.L.R. 

2004.06.18 ESP.

 

+++

 

  

E ISABEL LA CATÓLICA:

 

Pues bien, no es la Monarquía el garante de la unidad. Ninguna Monarquía ha garantizado la unidad de un país, nunca jamás. Lo que garantiza la unidad de un colectivo humano es la adhesión de la mayoría de sus miembros a los principios que dieron origen a ese país. En el caso de España, fue el Cristianismo el que mantuvo la unidad de la patria, porque fue el Cristianismo, en lucha con el Islam, quien forjó este Estado, plurinacional o no. En consecuencia, el abandono es esos principios cristianos sí que puede romper España. Los Reyes Católicos, tan denostados hoy, no suspiraban por una España unida, sino por una España cristiana. El testamento de Isabel la Católica no habla tampoco de una América unida, ni de un imperio iberoamericano, sino de una hispanidad cristiana, y por eso exige respeto a los indígenas, porque, argumenta la Católica, son hijos de Dios, tan hijos como los españoles (si sería reaccionaria, la individua, que hablaba de filiación divina. No sé donde vamos a parar...). 2004.

 

+++

 

 

«Despierta, oh hombre, y reconoce la dignidad de tu naturaleza. Recuerda que fuiste hecho a imagen de Dios; esta imagen, que fue destruida en Adán, ha sido restaurada en Cristo. Haz uso como conviene de las criaturas visibles, como usas de la tierra, del mar, del cielo, del aire, de las fuentes y de los ríos; y todo lo que hay en ellas de hermoso y digno de admiración conviértelo en motivos de alabanza y gloria del Creador» (LEON MAGNO, Sermón 7 en la Navidad del Señor, 2.6; LIT HOR VIERNES V T.O.)

 

+++

 

La Enciclopedia francesa, vademécum de la ilustración, recordaba que Europa era un continente pequeño, pero el faro del mundo debido a su cultura, su historia, su arte y, "sobre todo", su religión{la Iglesia Católica fundada por Jesucristo - Dios nuestro}

 

+++

 

Benedetto Croce, fechado en 1942, “Por qué no podemos no llamarnos ‘cristianos’”. Decía el filósofo italiano: “La revolución cristiana actuó en el centro del alma, en la conciencia moral y, al destacar lo íntimo y lo propio de dicha conciencia, casi pareció que le proporcionaba una nueva virtud, una nueva cualidad espiritual, de la que hasta entonces carecía la humanidad”.  

La democracia no es algo reductible a la mera institucionalización del sufragio universal para la toma de decisiones de los asuntos colectivos. Lleva en su raíz, para ser auténtica democracia, un orden que se deduce de la centralidad de la dignidad humana. Para el ciudadano, en democracia, la creencia es una fuente de criterio tan legítima o más que cualquier otra de cara a que se incline hacia una determinada opción política. No se puede dejar la conciencia cristiana al socaire de las leyes de las mercancías políticas. La palabra de la Iglesia siempre ha sido significativa en la historia de Europa. En los momentos de gloria y de esplendor de nuestra historia ha sido decisivamente significativa.  

Se da en estos momentos, en las conversaciones, en las tertulias, un fenómeno que caracteriza a nuestro tiempo: la desorientación del juicio sobre la realidad causada por la complejidad y por la ausencia de criterios explícitos dominantes. Esta desorientación afecta, incluso, a la conciencia cristiana. Por eso es más necesaria que nunca la palabra de la Iglesia. Una palabra acrisolada en la sabiduría de la tradición y en la fidelidad al Evangelio. Una palabra que plenifique y que sea capaz de crear una ilusión y un fervor nuevo para afrontar los retos sociales, políticos y culturales. 2005.

 

+++

«Duc in altum» (Lc 5,4) dijo Cristo al apóstol Pedro en el Mar de Galilea.

Tras una noche de dura fatiga sin ningún resultado, Jesús invita a Pedro a remar mar adentro y a echar de nuevo la red. Aun cuando esta nueva fatiga parece inútil, Pedro se fía del Señor y responde sin dudar: «Señor, en tu palabra, echaré la red» (Lc 5,4). La red se llena de peces, hasta el punto de romperse. Hoy, después de dos mil años de trabajo en la barca agitada de la Historia, la Iglesia es invitada por Jesús a «remar mar adentro», lejos de la orilla y las seguridades humanas, y a tirar de nuevo la red. Es hora de responder de nuevo con Pedro: «Señor, en tu palabra, echaré la red».

 

Jesucristo:
1. Hijo, no puedes poseer libertad perfecta, si no te niegas del todo a ti mismo. En prisiones están todos los ricos y amadores de sí mismos, los codiciosos, ociosos y vagabundos, y los que buscan siempre las cosas de gusto, y no las de Jesucristo: sino que antes componen e inventan muchas veces lo que no ha de durar. Porque todo lo que no procede de Dios perecerá. Imprime en tu alma esta breve y perfectísima máxima: Déjalo todo, y lo hallarás todo; deja tu apetito, y hallarás sosiego. Reflexiones bien esto; y cuando cumplieres, lo entenderás todo.
El Alma:
2. Señor, no es esta obra de un día, ni juego de niños; antes en tan breve sentencia se encierra toda la perfección religiosa.

Jesucristo:
3. Hijo, no debes volver atrás, ni decaer presto en oyendo el camino de los perfectos; antes debes esforzarte para cosas más altas, o a lo menos aspirar a ellas con deseo. ¡Ojalá hubieses llegado a tanto que no fueses amador de ti mismo, y estuvieses dispuesto puramente a mi voluntad y a la del superior que te he dado! Entonces me agradarías sobremanera, y toda tu vida correría gozosa y pacífica. Aún tienes mucho que dejar, que si no lo renuncias enteramente, no alcanzarás lo que pides. Para que seas rico, te aconsejo que compres de Mí oro acendrado, esto es, la sabiduría celestial que desprecia complacencia.

4. Yo te dije que las cosas más viles al parecer humano, se deben comprar con las preciosas y altas. Porque muy vil y pequeña parece la verdadera sabiduría celestial, puesta casi en olvido entre los hombres. Ella no sabe grandezas de sí, ni quiere ser engrandecida en la tierra. Está en la boca de muchos, pero muy lejos de sus obras, siendo ella una perla preciosísima, escondida para los más.

 

+++

 

San Isaac de Siria (siglo VII) monje de Ninive, actual Mossoul (Iraq)
Discursos espirituales, primera serie, Nº 20

 

Herodes quería ver a Jesús      ¿Cómo pueden los seres creados contemplar a Dios? La visión de Dios es tan terrible que el mismo Moisés dice que tiembla de temor. En efecto, cuando la gloria de Dios aparece en la tierra, en el monte Sinaí (Ex 20) la montaña echa humo y tiembla ante la inminente revelación. Los animales que se acercan a la falda de la montaña morían. Los hijos de Israel se habían preparado: se habían purificado durante tres días según la orden de Moisés, para ser dignos de oír la voz de Dios y de ver su manifestación. Cuando llegó el tiempo no pudieron ni asumir la visión de su luz ni soportar el trueno de su voz terrible.
         Pero ahora, cuando Dios ha derramado su gracia en su venida, ya no es a través de un terremoto, ni en el fuego, ni en la manifestación de una voz terrible y fuerte que ha bajado, sino como el rocío sobre el orvalle. (Jue 6,37), como un gota que cae suavemente sobre la tierra. Ha venido a nosotros de manera diferente. Ha cubierto su majestad con el velo de nuestra carne. Ha hecho de ella un tesoro. Ha vivido entre nosotros en esta carne que su voluntad se había formado en el seno de la Virgen María, Madre de Dios, para que, viéndolo de nuestra raza y viviendo entre nosotros, no nos quedáramos turbados contemplando su gloria. Por esto, los que se han revestido con el vestido con que el Creador apareció entre nosotros, se han revestido de Cristo mismo. (Gal 3,27) Han deseado llevar en su persona interior (Ef 3,16) la misma humildad con la que Cristo se manifestó a su creación y ha vivido en ella, como se manifiesta ahora a sus servidores. En lugar del vestido de honor y de gloria exteriores, éstos se han revestido de su humildad.

 

+++

 

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cuál es Jesucristo"  (1° Corintios 3:11) Así siempre nos enseña la Iglesia.

 

“Por consiguiente, la fe proviene de la predicación, y la predicación es el mensaje de Cristo”. San Pablo en ‘Romanos 10:17’. “El que os escucha a vosotros me escucha a mí; y el que os rechaza a vosotros rechaza a mí; y el que rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado” Dice Jesús en el evangelio según San Lucas 10,16. La Iglesia –solo ella- en la sucesión apostólica predica a Jesucristo hace 2000 años.

 

El Evangelio de Cristo del siglo I al XXI la Iglesia Católica fielmente proclama.

 

+++

 

Dulce lumen et delectábile est óculis vidére solem’ (Eclesiastés, 11,7)

Dulce es la luz y cosa deleitosa a los ojos, ver el sol, las plantas, el mundo animal.

« Y vio Dios que era bueno » en las páginas del Génesis…

 

“Alegraos en el Señor siempre; lo repito: alegraos. Que vuestra bondad sea notoria a todos los hombres. El Señor está cerca. No os inquietéis por cosa alguna, sino más bien en toda oración y plegaria presentad al Señor vuestras necesidades con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa toda inteligencia, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, considerad lo que hay de verdadero, de noble, de buena fama, de virtuoso, de laudable; practicad lo que habéis aprendido y recibido, lo que habéis oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con vosotros.” San Pablo en su carta a los Filipenses 4, 4-9vs.

 

+++

 

¡Que tu conducta nunca de motivos de injustificada inquietud a la creación, de la que tú eres el rey!

 

+++

 

Dijo Dios: «Produzca la tierra animales vivientes según su especie: ganados, reptiles y bestias salvajes según su especie». Y así fue. Dios hizo las bestias de la tierra, los ganados y los reptiles campestres, cada uno según su especie. Vio Dios que esto estaba bien. Gen. 1, 24-25

 

+++

 

“Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones” Biblia. Evangelio según San Lucas Cap.1º vs. 48. La Iglesia, hace XXI siglos fundada por Tu Hijo, te alaba, ¡Oh Madre plena de dicha y felicidad!

 

 

Gracias por visitarnos

VERITAS OMNIA VINCIT

LAUS TIBI CHRISTI.

 

Debido a la existencia de páginas excelentes sobre apologética y formación,  lo que se pretende desde aquí es contribuir muy modestamente y sumarse a los que ya se interesan por el Evangelio de Cristo de manera mucho más eficaz.

  

En caso de hallar un documento en desacuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica, notifíquenos por E-Mail, suministrándonos categoría y URL, para eliminarlo. Queremos proveer sólo documentos fieles al Magisterio."

 

Recomendamos: ROMA, DULCE HOGAR, Scott Hahn y su esposa Kimberly cuentan el largo viaje que les llevó de evangélicos calvinistas, hasta la casa paterna en la Iglesia Católica. Un camino erizado de dificultades, pero recorrido con gran coherencia y docilidad a la gracia, y cuyo motor era el amor a Jesucristo y a su Palabra en la Sagrada Escritura.

 

Recomendamos: LO PRIMERO ES EL AMOR”, Scott Hahn muestra de nuevo una de sus mejores cualidades como autor: su gran capacidad para explicar las verdades esenciales de la Iglesia Católica fundada por Jesucristo, de un modo accesible y atrayente. En esta obra el incentivo es esta pregunta: ¿Qué clase de amor y qué clase de familia satisfacen nuestros más íntimos anhelos?. Con su clara prosa desarrolla una idea central de la fe cristiana: Dios, la Trinidad de Personas Divinas, es una familia que vive en una comunión de amor. Expone también Hahn la íntima conexión entre la familia divina, la familia de la fe, que es la Iglesia, y las familias de la tierra formadas por un hombre y una mujer. Ed. Patmos – Libros de espiritualidad-225.-

 

Recomendamos: DIOS Y EL MUNDO Joseph Ratzinger. Ed. Galaxia Gutemberg-

 

San Don Bosco: “El tesoro más grande que se puede hallar en el cielo y en la tierra,

está en el Sagrario de cada Iglesia, pues ahí habita el Dueño de todo lo creado.     

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).