Monday 27 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Pederastía - 2º ataques a la Iglesia en USA.; pedofilia paidofilia equipos ONU

DA CARTA BLANCA A LAS TEORÍAS Y PROPUESTAS DE ULRIKE LUNACEK

La ONU y su postura ante la pederastia

11. II. 2014



 

Fina Millán-Hita. Resulta cómico - e incomprensible - que la ONU, después de aprobar el informe Lunacek, en el que se da carta blanca a las teorías y propuestas de Ulrike Lunacek, la diputada verde que en 2013 intentó  legitimar la pedofilia, proponiendo una enmienda que invocaba la necesidad de una «educación sexual interactiva y libre de tabúes» para los niños mayores de 4 años, se revuelva contra el Vaticano por los presuntos y no presuntos casos de pederastia que - por cierto- se están combatiendo.

 Todo esto resulta especialmente lacerante cuando la ONU está acusada de mirar a otro lado en los múltiples ocasiones en que ha sido acusada de abusos sexuales en sus misiones "de paz". Recordemos que las acusaciones de violaciones, pedofilia y prostitución se sucedieron en 2006.

Según la BBC, “niños en Haití y Liberia han sido víctimas de casos de violación y prostitución por parte de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas que están en esos países”. Existe un video en el que miembros de la ONU violan o intentan violar a un niño haitiano. “La Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de Haití afirmó que el joven fue sodomizado dos veces, además de golpeado”. Los cascos azules cometen abusos sexuales en Congo en 2003, en Sudán, en 2005; Cuarenta alumnos del prestigioso colegio alemán Odenwald, de la UNESCO, denuncian abusos sexuales y prácticas sádicas contra los alumnos (los profesores utilizaban a los niños como "sirvientes sexuales" durante los fines de semana).

 Gracias a la agencia británica Reuters conocemos “el abuso sexual de niños por trabajadores humanitarios y fuerzas de paz es común”; “Las acusaciones de abuso sexual por parte de fuerzas de paz de las Naciones Unidas y trabajadores humanitarios en todo el mundo han aumentado en los últimos años”; “El estudio muestra un amplio rango de explotación y abuso: niños intercambiando sexo por comida, sexo forzado, abuso sexual verbal, prostitución infantil, pornografía infantil, esclavitud sexual, ataque sexual y tráfico de niños.” “De los 38 grupos, 20 identificaron a las fuerzas de paz de la ONU como los posibles sospechosos [de abusos sexuales]”.

 Y todo ésto, sin contar los continuados casos de corrupción en la cúpula de la institución: Kofi Anan y su plan "alimentos por petróleo" que resultó ser un Kurt Waldheim o el actual Secretario general, Ban Ki-moon, al que se ha relacionado siempre con la secta Moon, la más peligrosa del mundo, según todos los expertos.

 Soy consciente de que unas conductas así no se pueden aplicar a todos los integrantes de esta institución, pero si las calificaría de incoherentes y cínicas.

- See more at: http://www.diarioya.es/content/la-onu-y-su-postura-ante-la-pederastia#sthash.9j3iO7s7.dpuf

 

+++

 

«El fenómeno de los sacerdotes pedófilos en la diócesis de Los Ángeles tiene una amplitud sobrecogedora y es un atentado contra la identidad de la misión que tenemos que desempeñar» dijo Benedicto PP XVI. 2007-07-19

 


«Entre los muchos y gravísimos males que han sido el necesario resultado de las hondas revoluciones modernas, figura un bien sumamente precioso para la ciencia, y que probablemente no será estéril para el linaje humano: la afición a los estudios que tienen por objeto al hombre y la sociedad. 


Tan recios han sido los sacudimientos, que la tierra, por decirlo así, se ha entreabierto bajo nuestras plantas; y la inteligencia humana, que poco antes marchaba altiva y desvanecida sobre una carroza triunfal, no oyendo más que vítores y aplausos, y como abrumada de laureles, se ha estremecido también, se ha detenido en su carrera, y absorta en un pensamiento grave, y dominada por un sentimiento profundo, se ha dicho a sí misma: ¿quién soy?, ¿de dónde salí?, ¿cuál es mi destino?

De aquí es que han vuelto a recobrar su alta importancia las cuestiones religiosas; de manera que mientras se las creía disipadas por el soplo del indiferentismo, o reducidas a muy pequeño espacio por el sorprendente desarrollo de los intereses materiales, por el progreso de las ciencias naturales y exactas, y por la pujanza siempre creciente de los debates políticos, se ha visto que lejos de estar ahogadas bajo la inmensa balumba que parecía oprimirlas, se han presentado de nuevo con toda su grandeza, con su forma gigantesca, sentadas en la cúspide de la sociedad, con la cabeza en el cielo y los pies en el abismo».

(Jaume Balmes)

 

+++


La Iglesia nos propone de nuevo, en primer lugar, la vehemente llamada que el profeta Joel dirige al pueblo de Israel: «Así dice el Señor: convertíos a mí de todo corazón con ayuno, con llanto, con luto» (2,12). Hay que subrayar la expresión «de todo corazón», que significa desde el centro de nuestros pensamientos y sentimientos, desde la raíz de nuestras decisiones, elecciones y acciones, con un gesto de total y radical libertad. ¿Pero, es posible este retorno a Dios? Sí, porque existe una fuerza que no reside en nuestro corazón, sino que brota del mismo corazón de Dios. Es la fuerza de su misericordia. Continúa el profeta: «Convertíos al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad; y se arrepiente de las amenazas» (v. 13). El retorno al Señor es posible por la ‘gracia’, porque es obra de Dios y fruto de la fe que ponemos en su misericordia. Este volver a Dios solamente llega a ser una realidad concreta en nuestra vida cuando la gracia del Señor penetra en nuestro interior y lo remueve dándonos la fuerza de «rasgar el corazón». Una vez más, el profeta nos transmite de parte de Dios estas palabras: «Rasgad los corazones y no las vestiduras» (v. 13). En efecto, también hoy muchos están dispuestos a «rasgarse las vestiduras» ante escándalos e injusticias, cometidos naturalmente por otros, pero pocos parecen dispuestos a obrar sobre el propio «corazón», sobre la propia conciencia y las intenciones, dejando que el Señor transforme, renueve y convierta.


Aquel «convertíos a mí de todo corazón», es además una llamada que no solo se dirige al individuo, sino también a la comunidad. Hemos escuchado en la primera lectura: «Tocad la trompeta en Sión, proclamad el ayuno, convocad la reunión. Congregad al pueblo, santificad la asamblea, reunid a los ancianos. Congregad a muchachos y niños de pecho. Salga el esposo de la alcoba, la esposa del tálamo» (vv. 15-16). La dimensión comunitaria es un elemento esencial en la fe y en la vida cristiana. Cristo ha venido «para reunir a los hijos de Dios dispersos» (Jn 11,52). El “nosotros” de la Iglesia es la comunidad en la que Jesús nos reúne (cf. Jn 12,32): la fe es necesariamente eclesial. Y esto es importante recordarlo y vivirlo en este tiempo de cuaresma: que cada uno sea consciente de que el camino penitencial no se afronta en solitario, sino junto a tantos hermanos y hermanas, en la Iglesia.

 

El profeta, por último, se detiene sobre la oración de los sacerdotes, los cuales, con los ojos llenos de lágrimas, se dirigen a Dios diciendo: «No entregues tu heredad al oprobio, no la dominen los gentiles; no se diga entre las naciones: ¿Dónde está su Dios?» (v.17). Esta oración nos hace reflexionar sobre la importancia del testimonio de fe y vida cristiana de cada uno de nosotros y de nuestras comunidades para mostrar el rostro de la Iglesia y de cómo en ocasiones este rostro es desfigurado. Pienso, en particular, en las culpas contra la unidad de la Iglesia, en las divisiones en el cuerpo eclesial. Vivir la cuaresma en una más intensa y evidente comunión eclesial, superando individualismos y rivalidades, es un signo humilde y precioso para los que están lejos de la fe o son indiferentes.

 

«Ahora es tiempo favorable, ahora es día de salvación» (2 Cor 6,2). Las palabras del apóstol Pablo a los cristianos de Corinto resuenan también para nosotros con una urgencia que no admite abandonos o apatías. El término «ahora», que se repite varias veces, nos indica que no se puede desperdiciar este momento, que se nos ofrece como una ocasión única e irrepetible. Y la mirada del Apóstol se centra sobre la forma en que Cristo ha querido caracterizar su existencia como un compartir, asumiendo todo lo humano hasta el punto de cargar con el pecado de los hombres. La frase de san Pablo es muy fuerte: «Dios lo hizo expiación por nuestro pecado». Jesús, el inocente, el Santo, «que no había pecado» (2 Cor 5,21), cargó con el peso del pecado compartiendo con la humanidad la consecuencia de la muerte y de una muerte de cruz. La reconciliación que se nos ofrece ha tenido un altísimo precio, el de la cruz levantada en el Gólgota, donde fue colgado el Hijo de Dios hecho hombre. En este descenso de Dios en el sufrimiento humano y en el abismo del mal está la raíz de nuestra justificación. El «retornar a Dios con todo el corazón» de nuestro camino cuaresmal pasa a través de la cruz, del seguir a Cristo por el camino que conduce al Calvario, al don total de sí. Es un camino por el que cada día aprendemos a salir cada vez más de nuestro egoísmo y de nuestra cerrazón, para acoger a Dios que abre y transforma el corazón. Y san Pablo nos recuerda que el anuncio de la Cruz resuena gracias a la predicación de la Palabra, de la que el mismo Apóstol es embajador; un llamamiento a que este camino cuaresmal se caracterice por una escucha más atenta y asidua de la Palabra de Dios, luz que ilumina nuestros pasos.

 

En el texto del Evangelio de Mateo, que pertenece al denominado Sermón de la Montaña, Jesús se refiere a tres prácticas fundamentales previstas por la ley mosaica: la limosna, la oración y el ayuno; son también indicaciones tradicionales en el camino cuaresmal para responder a la invitación de «retornar a Dios con todo el corazón». Pero lo que Jesús subraya es que lo que caracteriza la autenticidad de todo gesto religioso es la calidad y la verdad de la relación con Dios. Por esto denuncia la hipocresía religiosa, el comportamiento que quiere aparentar, las actitudes que buscan el aplauso y la aprobación. El verdadero discípulo no sirve a sí mismo o al “público”, sino a su Señor, en la sencillez y en la generosidad: «Y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará» (Mt 6, 4.6.18). Nuestro testimonio, entonces, será más eficaz cuanto menos busquemos nuestra propia gloria y seamos conscientes de que la recompensa del justo es Dios mismo, el estar unidos a él, aquí abajo, en el camino de la fe, y al final de la vida, en la paz y en la luz del encuentro cara a cara con él para siempre (cf. 1 Cor 13,12).

…[…]…

HOMILÍA DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI Basílica Vaticana?Miércoles de Ceniza, 13 de febrero de 2013

 

+++


Timothy Dolan cuenta una experiencia personal

 

«¿Es usted cura? No puedo mirarle a usted ni a ningún otro sin pensar en un abusador sexual»


Timothy Dolan, el arzobispo de Nueva York, es un hombre de estilo cercano y expresión muy clara. Varias veces se ha enfrentado con el todopoderoso New York Times desde su carta semanal y su blog (http://blog.archny.org ), muy seguido por su agilidad y carácter personal. Dolan no rehúye los temas conflictivos, sino que los afronta en primera persona: también el tema de los abusos sexuales.


Traducimos el texto del arzobispo Dolan titulado "An airport encounter". 29.marzo 2011


Era sólo la tercera vez que me pasaba en mis 35 felices años como sacerdote, las tres veces en los últimos 9 años y medio. Otros sacerdotes me cuentan que les ha sucedido muchas más veces. Pero tres son bastante. Cada vez me agitó hasta la náusea.


Sucedió el pasado viernes. Acababa de llegar al aeropuerto de Denver para hablar en su popular convención anual, Living Our Catholic Faith. Mientras esperaba al tren eléctrico que me llevase a la terminal, un hombre de unos cuarenta y pico años, que también estaba esperando, se me acercó.


"¿Es usted un sacerdote católico?", preguntó con amabilidad.


"Sí, claro. Mucho gusto", le dije, tendiendo mi mano. Él la ignoró.


"Crecí en un hogar católico", respondió. Yo no estaba preparado para el filo aguzado de su estileto. "Ahora soy padre de dos chicos, y no puedo mirarle a usted ni a ningún otro cura sin pensar en un abusador sexual".


¿Qué responder? ¿Chillarle? ¿Pedir disculpas? ¿Expresar comprensión? Admito que todas esas reacciones vinieron a mi mente mientras me debatía entre la vergüenza y la rabia por el daño y la herida que infligía con esas palabras punzantes.


"Bueno", me recobré lo suficiente; "sin duda, lamento que lo sienta así. Pero, déjeme preguntarle... ¿automáticamente cree ver un abusador cuando ve un rabino o un ministro protestante?"


"En absoluto"


"¿Y cuando ve un entrenador, un líder boy scout, un padre de acogida, un consejero o médico?"


"Por supuesto que no", respondió. "¿Qué tiene que ver con esto?


"Mucho", respondí. "Porque cada una de esas profesiones tiene un porcentaje de abusadores tan alto, quizá más, que los sacerdotes".


"Quizá", admitió. "Pero la Iglesia es el único grupo que sabía lo que pasaba, no hizo nada, y se limitó a pasar los pervertidos de un lado a otro".


"Parece obvio que usted nunca vio las estadísticas sobre los profesores de colegios públicos", comenté. "Solo en mi ciudad de Nueva York, los expertos dicen que la proporción de abusos sexuales entre profesores de la escuela pública es diez veces más alta que entre los sacerdotes, y esos abusadores, simplemente, fueron transferidos de un sitio a otro".


[Si hubiese conocido las noticias del New York Times del pasado domingo sobre la alta tasa de abusos contra los más indefensos en la mayoría de hogares tutelados por el estado, con abusadores simplemente transferidos de un hogar a otro, también lo hubiera mencionado].


No respondió, así que continué.


"Perdone que sea tan contundente, pero usted lo fue conmigo, así que permítame preguntar: ¿cuando usted se mira al espejo, ve un abusador sexual?"


Ahora era él quien se sobresaltaba como yo antes. "¿De qué demonios me habla?", dijo.


"Es triste, pero los estudios nos dicen que la mayoría de los niños abusados sexualmente son víctimas de sus padres o de otros miembros de la familia", respondí.


Ya era bastante. Le vi inquieto y traté de suavizarlo.


"Le diré que, cuando le veo a usted, yo no veo un abusador, y apreciaría la misma consideración por su parte".


El tren nos había llevado a la zona de recogida de equipajes y salimos juntos.


"Bien, entonces ¿por qué sólo oímos toda esa basura acerca de ustedes los curas?", preguntó, pensativo.


"Lo mismo nos preguntamos los curas. Tengo una serie de razones, si le interesa".


Asintió mientras caminábamos hacia la cinta transportadora.


"Por un lado, los curas merecemos un escrutinio más intenso porque la gente confía más en nosotros, ya que osamos afirmar que representamos a Dios, así que si uno de nosotros hace esas cosas, aunque sólo una diminuta minoría lo haya hecho, es más desagradable. Segundo, me temo que hay muchos por ahí que no aman a la Iglesia y hacen lo que pueden por dañarnos. Este es un tema con el que adoran azotarnos sin descanso. Y tercero, y odio decirlo, se puede sacar mucho dinero denunciando a la Iglesia Católica, mientras que apenas vale la pena denunciar a alguno de los grupos que comenté antes".


Ahora ambos teníamos ya nuestro equipaje y nos dirigimos a la puerta. Él tendió su mano, la que 5 minutos antes no había tendido. Nos dimos un apretón. "Gracias, encantado de haberle conocido", dijo. Se detuvo un momento. "¿Sabe? Pienso en los grandes sacerdotes que conocí de niño. Y ahora, que trabajo en IT en la Regis University, conozco algunos jesuitas devotos. No deberíamos juzgarles a todos ustedes por los horribles pecados de unos pocos".


"Gracias", sonreí. Supongo que las cosas se habían arreglado porque, mientras se iba, añadió: "al menos, le debo un chiste: ¿qué sucede si no puedes pagar a tu exorcista?"


"Ni idea", respondí.


"Una re-posesión"


Nos reímos y nos separamos. Pese al final feliz, aún temblaba y casi sentí que necesitaba un exorcismo para expulsar de mi alma sacudida el horror que todo este asunto ha significado para las víctimas y sus familias, para nuestros católicos, como ese hombre... y para nosotros, los sacerdotes.

 

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=14639

CDV. 29. III. MMXI


+++


 

La dignidad

 

 

 

Cuando voy a Estados Unidos sé que hay diócesis que exigen (por sistema), incluso para dar una conferencia un solo día, que el obispo de mi diócesis firme una carta en la que se asegure que nunca ha habido una denuncia de pedofilia.

 

 

 

Siempre me he sometido a ese tipo de peticiones. Y he enviado las cartas que han pedido.

 

 

 

Pero hoy por primera vez he tenido a una diócesis que decir que no, que no me iba a someter a los cuatro documentos que se pedía que se enviaran firmados para dar un solo día una única conferencia en la diócesis. Era tal sucesión de declaraciones, juramentos y listas de preguntas que finalmente he dicho: NO.

 

 

 

Hubiera podido responder negativamente a todas las preguntas con toda sinceridad. Sí, en verdad que yo podía haber respondido que nada tenía que ocultar de todo aquello de lo que se me preguntaba. Hubiera recibido el permiso de forma automática. Pero he pensado en todos los sacerdotes de Latinoamérica que pedirán en el futuro ir a trabajar en esa diócesis. Y, en conciencia, he sentido que debía poner voz a su verguenza, a su sentimiento de querer no tener que responder a ciertas preguntas, y no poder ellos negarse.

 

No voy a colocar aquí esas preguntas. Pero el derecho a la intimidad es un verdadero derecho. La propia intimidad es un bien que la misma Iglesia es la primera que debe defender. Debemos defender la Ley de Dios, debemos defender la moralidad de los clérigos, pero, al mismo tiempo, debemos defender la intimidad de los seres humanos que, además, son sacerdotes.

 

 

 

?Que un superior en una diócesis se crea con derecho a preguntar todo y a exigir la firma y el juramento a los que cree sus subordinados, eso es algo erróneo. Y el que aquí podía haber respondido a todo que no, lo dice aquí alto y claro por todos aquellos que tendrán que bajar la cabeza y someterse. 

 

2013. 11. Pbro. FORTEA José Antonio

 

http://www.intereconomia.com/blog/blog-padre-fortea/dignidad-20131105

 

 

 

+++


 

 

Hoy, muchos niños y adolescentes están abandonados a sí mismos y a sus instintos. Sus ambientes son Internet y la TV. Se han extendido por todos lados los stereo/lectores de compact disk, las computadoras, los "playstations", las cámaras digitales, los celulares. No hay ningún control para los programas de TV o de Internet en la que navegan sin dirección moral de ninguna clase. Se ha extendido el comercio sexual, la pedofilia, la violencia en las escuelas, los crímenes, las pandillas, etc. Según datos de ISTAT en muchos países un niño, en la etapa escolar habrá visto 15,000 horas de TV y habrá "asistido" a 18,000 homicidios bajo un ambiente pleno de violencia, droga y sexo. INTERVENCIÓN DE S.E. MONS. JAVIER LOZANO BARRAGÁN
EN LA 56 ASAMBLEA - DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD – Suiza, Ginebra, 21 de mayo de 2003

 

paidofilia. (Del gr. πα?ς, παιδ?ς, niño, y  -filia).1. f. Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes; (varón o mujer).


 

 

Felicidades al cura “cazapederastas” en su lucha contra pedófilos

Felicidades al sacerdote irlandés Shay Cullen, conocido como el “cazapederastas” por su lucha contra los abusos sexuales a menores en Filipinas, que esta semana ha recibido en Barcelona el Premio de la Solidaridad, impulsado por diversas asociaciones como la Asociación Mundial de Medicina Perinatal, la Sociedad Catalana de Pediatría y la sociedad internacional “El fetus com a pacient”.

 

Es una pena que la atención que los medios de comunicación de nuestro país suelen dedicar a sacerdotes acusados de abusos no se vea compensada por ejemplos como este cura que ha perseguido a los pedófilos más buscados y ha desbaratado redes internacionales de prostitución infantil con la ayuda de una cámara de video.

 

El sacerdote ha estado nominado en dos ocasiones para obtener el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la fundación PREDA, dedicada a la reinserción social y escolar de los niños víctimas de abusos sexuales.

Vanessa Gómez 2008-X-08

 

+++


Aprendamos de la pureza de María - «Verdaderamente, ella fue fuerte y tierna, dulce y firme a la vez, olvidada de sí misma y generosa con nosotros. A Ella es a quien conviene amar y reverenciar por encima de todas las cosas, después de la Trinidad Suprema». San Buenaventura

 

 

 

+++


Pedofilia, pedófilos… Demasiado silencio frente a los crímenes sexuales cometidos por ‘organizaciones no gubernamentales’ soldados de las Naciones Unidas

La agencia de las Naciones Unidas IRIN (www.irinnews.org) se ha hecho eco el 27 de mayo de un informe publicado por la ONG británica Save The Chidren, que afirma que los servicios sexuales infligidos por trabajadores humanitarios y soldados de paz son un fenómeno cuya amplitud está subestimada porque los mecanismos concebidos para animar a las víctimas a denunciar a sus agresores y para proteger a esas víctimas están poco desarrollados.

«Para cada caso de servicios sexuales declarado, un gran número pasa en silencio», ha señalado  Corinna Csaky, autora del informe. «Los niños y las personas que se ocupan de ellos tienen demasiado miedo y se sientes impotentes para manifestarse».

En el marco de las investigaciones llevadas a cabo por Save the Children con vistas a publicar el informe, titulado «No One To Turn To» (Nadie a quien dirigirse), la organización ha declarado haber realizado estudios en Haití, Costa de Marfil y en el sur de Sudán en 2007.

En todas estas regiones, la organización ha recogido pruebas de que los niños, con unos 6 años de edad en algunos casos, se veían obligados a prestar servicios sexuales a trabajadores de la comunidad internacional.  

Los niños han indicado numerosos tipos de maltrato, entre los que se encuentran el intercambio «alimento contra sexo», las violaciones, la prostitución infantil, la pornografía, los atentados al pudor y el tráfico de niños con finalidad sexual.

Según el citado documento, los autores serían de todo tipo de organización humanitaria, de mantenimiento de la paz o de seguridad, a todos los niveles jerárquicos, y tanto entre los empleados locales como entre los trabajadores internacionales. Y los crímenes que cometen no se declaran. Sin embargo, las Naciones Unidas y numerosas ONG han establecido distintos códigos de conducta, un sistema de cooperación entre organizaciones y distintos mecanismos destinados a animar a declarar los abusos.  2008-05-28

 

+++ 


 

 

Si se dice que todo el mundo se esta portando bien, la gente pasa a otro canal. Poca confianza merecen los periodistas, sobre todo la mayoría de los que trabajan en TV. Recordemos que fueron ellos los que difundieron la idea de que todos los curas católicos son pederastas. Hasta ahora se calcula que hay unos 90 clérigos acusados, de los cuales cuatro (si, 4) han sido probados criminales en la corte. Del medio millón de sacerdotes que hay en el mundo, aun si mil de ellos fueran culpables irredentos, eso representaría un 0.02 por ciento del total. Hay más pederastas entre los profesores de gimnasia o entre los empleados de banco, así como estadística.[No contamos entre los pastores bautistas y otras sectas, como entre los imanes y rabinos, por ejemplo]. Pero los "periodistas" han acusado sabiendo aquello de ‘miente, miente, que algo queda’. Hoy hay quienes no son cobardes, y denuncian la manipulación del periodismo rastrero, no sólo norte-americano. 2005-09-30

 

+++


Debemos solidarizarnos con las personas que han sufrido estos abusos y pedimos se haga justicia tanto en los casos relacionados con la Iglesia como con otros sectores de la sociedad civil que bien, han quedado impunes o pasan desapercibidos ante estos crímenes abominables.


+++

 

La pederastía entre las mujeres es menos notoria pero igualmente

existente y pérfida. Los pederastas ‘en su gran mayoría’

son igualmente personas homosexuales.


 

El cardenal Bertone denuncia el «negocio» ligado a escándalos sexuales de sacerdotes - En los Estados Unidos

 

«El negocio que ha acompañado los escándalos sexuales no tiene nada que ver con el respeto de la persona humana, con la ayuda a las víctimas, ni con la recuperación del culpable, a quien no podemos dejar abandonado en el infierno».

WASHINGTON, jueves, 16 agosto 2007-- El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, ha denunciado el «negocio» que ha acompañado a los escándalos sexuales atribuidos a sacerdotes en los Estados Unidos.

«Ante todo quisiera decir que la Iglesia en los Estados Unidos ha sufrido profundamente a causa de esta situación, ha respondido con gran dignidad, e invita a todos a un compromiso auténtico para invertir la situación», afirmó en rueda de prensa ofrecida con motivo de la Convención de los Caballeros de Colón el 8 de agosto pasado en Nashville (Tennessee).

El purpurado quiso hacer «dos observaciones concretas».

«En primer lugar, el negocio que ha acompañado los escándalos sexuales no tiene nada que ver con el respeto de la persona humana, con la ayuda a las víctimas, ni con la recuperación del culpable, a quien no podemos dejar abandonado en el infierno».

«El negocio que se creó en los Estados Unidos en torno a este escándalo es realmente insoportable», denunció.

«En segundo lugar, espero que otras instituciones y agencias sociales afronte este mismo problema con sus miembros con el mismo nivel de valentía y realismo que ha demostrado la Iglesia católica», añadió.

«Me pregunto si otras agencias o instituciones han ofrecido también ayuda financiera a la víctimas como ha hecho la Iglesia católica; si se han ocupado de las víctimas y de los que son culpables», siguió interrogándose.

El cardenal recordó que en los Estados Unidos 44.000 sacerdotes ejercen su ministerio. «El porcentaje de los que han quedado involucrados en estos escándalos es muy bajo».

«Según las noticias, parecería que la Iglesia católica es la única organización que ha quedado afectada por este problema. Esto es inaceptable», subrayó. Zenit.

 

+++

 

 

 

EN GRUPOS SECTARIOS AMERICANOS, TAMBIÉN LO ‘GAY’ VA DE MODA.

Mientras la Iglesia católica ha optado por perseguir a todos los clérigos homosexuales o pederastas, reconocer sus errores y pagar las multimillonarias indemnizaciones. Inclusive por faltas cometidas 60 años atrás.

 

Los luteranos USA se alejan definitivamente de Roma: los pastores homosexuales podrán seguir ejerciendo su ministerio

Es un golpe al ecumenismo tan importante como el de la ordenación de mujeres como sacerdotes y obispas por la Iglesia anglicana


Lo cuenta Periodista Digital, con datos de la agencia Reuters: los clérigos luteranos con pareja homo podrán seguir ejerciendo como pastores en Estados Unidos. Un golpe al ecumenismo tan duro como el de la ordenación de mujeres como sacerdotas y obispas por parte de la Iglesia de Inglaterra.

Mientras la Iglesia católica ha optado por perseguir a todos los clérigos homosexuales o pederastas, reconocer sus errores y pagar las multimillonarias indemnizaciones, que sitúan a algunas diócesis al borde de la quiebra, la confesión luterana en Estados Unidos ha decidido que sus reverendos que viven en perpetuo escándalo con una pareja homosexual pueden seguir impartiendo su ministerio como si nada hubiera ocurrido. 2007-08-14

 

+++


«Miente, miente, que algo queda» - «Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad»; esta frase pertenece a Lenin y es citada por el doctor JOSEPH GOEBBELS que siempre ha admirado el nacional- socialismo comunista, hasta el final de su vida.


+++ 



Ataques a la Iglesia en Estados Unidos.

 Una opinión católica

 

La recurrencia de los escándalos de corrupción de sacerdotes en Estados Unidos han provocado la mayor aparición de la Iglesia en la primera plana de norteamericana y mundial. Pese a los desmentidos y a la presentación de pruebas incontestables, la herramienta de manipulación surtió el efecto deseado, causando recelo y animadversión tanto hacia el Catolicismo como para con sus sacerdotes. Escribe Thomas Hendrickson, analista de prensa

 


Hay ocasiones en que resulta oficioso reiterar la información que está al alcance de la mano de quienquiera se interese en el transcurso de los hechos.

Desde las primeras notas en prensa hasta hoy se han multiplicado las emisiones informativas de uno y otro signo. Algunas consideraciones de descargo han resonado fuerte, remeciendo a muchos que estaban más dispuestos a creer en rumores que en los hechos puros con que se intenta oponer resistencia a esta verdadera lluvia de ataques y descalificaciones para la Iglesia Católica.

Por lo mismo no nos detendremos en el análisis de aquello que otros tan juiciosa y oportunamente han hecho. Baste como ejemplo el brillante trabajo producido por la Revista Crisis (10 mitos sobre la pedofília en los sacerdotes) o el artículo del filósofo brasileño Olavo de Carvalho sobre el mismo tema.

La opinión pública interesada ha podido acceder desde entonces a toda la información que ha deseado, derribando los mitos creados por afirmaciones gratuitas y malintencionadas posteriormente distribuidas universalmente a través de los medios de comunicación. A nadie que realmente se pusiese a investigar le resultó complejo, difícil o inaccesible acceder a las respuestas buscadas. Ya sea la relación entre pedofília y sacerdocio, la verdad sobre la fundación del celibato, las sanciones al clero descarriado o los mecanismos de castigo para estos desvíos, todo está fácilmente accesible y al alcance, repito, de cualquier interesado.

En muchas parroquias se dispuso de rudimentarios folletos con preguntas y respuestas para uso de quienes no cuentan con acceso a internet o a otros medios de investigación.

Curiosamente no se registran consultas ni de periodistas ni de ninguno de los líderes de opinión que tan apresuradamente se lanzaron a mitificar o a condenar.

Sin esperar pruebas o investigaciones, se violó el elemental principio de Derecho, dando por culpable a la Iglesia hasta que se demostrase su inocencia. Y lo que es más aberrante: se condenó a la institución de mil millones de personas como un todo por las faltas de un puñado de malos miembros.

El primer punto en cuestión es el elocuente desinterés por informarse de primera fuente, anhelando tan sólo nutrirse con noticias morbosas, detalles escabrosos y sensacionalismo periodístico que repite mitos y lugares comunes anticatólicos elevándolos a la categoría de ´información desconocida por la mayoría´, como es el caso, por ejemplo, de la supuesta invención del celibato en la Edad Media. 

Criterio para analizar la situación

Para pensar sobre la situación que atraviesa la Iglesia norteamericana, y por extensión el cuestionamiento que enfrentamos los católicos del mundo entero, será preciso analizar la situación en abstracto, para poder luego aplicarla en el escenario que necesitemos.

Primero veremos cómo funciona esta campaña de comunicaciones contra la Iglesia, para luego apreciar la misma situación desde la perspectiva de la fe.

Cuando se quiere impactar a la Opinión Pública, lo primero que se hace es buscar una idea que la remeza. Puede ser positiva (relacionada con sus esperanzas o anhlelos) o bien negativa (relacionada con sus miedos o temores). También pueden relacionarse con la curiosidad o la morbosidad.

En el caso que nos ocupa, se procuró encontrar un tema que provoca dos sentimientos negativos: morbosidad y repugnancia.

Utilizar la imagen de niños indefensos siendo abusados pro adultos perversos, y aun investidos de responsabilidad espiritual, es muy violento.

Con esto se logra el segundo punto de impacto: propiciar un involucramiento emocional con la trama. Esto se aprecia nítidamente en el caso norteamericano, donde el impacto es mucho más emocional que racional, e involucra fuertemente al público, que ve al sacerdocio como una amenaza para la infancia.

Nace aquí el tercer punto: se crea discurso. Este punto es, en cierta medida, el principal objetivo junto con el cuarto, que es abrir polémica. Cada vez que presenciamos campañas de este tipo debemos estar atentos al objetivo. Con la acción norteamericana se da pie a la creación de un discurso (conjunto de afirmaciones coherentes y con sentido) abiertamente anticatólico. La gente habla del tema repitiendo y acrecentando las ideas centrales que se quisieron inocular en la opinión pública. A esto llamamos ´discurso´. Se crea un nuevo tópico en la conversación, se escribe, habla y se bromea. Se vuelve un tema cotidiano y natural en todos los ambientes. Se comenta y se enriquece con cada contacto.

Diciendo que se abre una polémica no decimos que esto sea malo. Recientemente se aprecia entre el público católico una desastrosa confusión respecto a la polémica. La polémica en sí misma no sólo no es mala, sino que es incluso buena, positiva y enriquecedora. Otra cosa es el espíritu pendenciero, amante de la discusión por la discusión en si misma.

La polémica enriquece si no desdibuja el mensaje que se quiere transmitir, si no aparta a las personas ni las pone afuera de los argumentos centrales y si el discurso que se crea es una extensión de la trama central que nos ocupa.

Es bueno que se genere polémica y es necesario contar con buenos polemistas. Es una virtud perdida por la grey católica que la coloca en grave desventaja respecto a eventuales adversarios que nunca renunciaron a ella como medio de explicitación de sus doctrinas.

Lo malo es cuando la polémica está generada en medio de una estrategia destructiva, porque no se apartará de la trama central propuesta. En el caso norteamericano se concentra en dividir a la opinión pública general y particularmente a la católica. Esta polémica tiene mas sentido cuando de la analiza bajo la luz del cuestionamiento de los principios elementales de la fe y de la constitución, instituciones y acción de la Iglesia.

Cualquiera se siente con derecho a cuestionar y opinar sobre cosas que no entiende y sobre las cuales opera las más de las veces un prejuicio secular anticatólico.

La población católica se siente acosada, cuestionada y hasta cómplice por los sucesos rescatados bajo la lupa periodística.

En esta discriminación informativa es posible ver la mala voluntad y el fin destructivo. Los últimos 10 años han asistido a cada vez más frecuentes casos de pastores protestantes involucrados en delitos similares a los que se destaca de la Iglesia. El caso del pastor evangélico - casado - que abusaba de una niña minusválida, sentenciado a largos años de cárcel por adulterio, robo, abuso de menores y pornografia prácticamente desapareció de la prensa. La misma situación se repite con sectas y movimientos de la Nueva Era. Los crudos testimonios presentados por las víctimas de la secta "Niños de Dios", con casos de prostitución y pornografía infantil fueron rápida y oportunamente retirados de las vidrieras periodísticas.

Como ha denunciado previamente la revista Crisis, existe ya desde hace siglos un ambiente anticatólico entre los medios de poder. Ambiente que favorece una campaña de desprestigio y destrucción tanto cuanto más se aplique en el deseado desmoronamiento de la Iglesia, en su institución y cultura.

Distinguir para comprender

Los sucesos denunciados por los creadores de opinión pública muchas veces - pero no todas - han sido casos reales. El puñado de casos se reparte en incidentes aislados en el tiempo, llegando algunos a veinte años atrás. De muchos no se contó nunca con una denuncia en décadas. Pero aún representando una minoría y una patente excepción a la regla, no es posible negar los sucesos, en cuanto realmente hayan ocurrido así. 

Es preciso recordar que los procesos aún se encuentran en su primera etapa, cuando se formulan acusaciones. Aún falta probar cada caso. Adicionalmente la cuestión se encuentra enrarecida por las demandas multimillonarias que exigen las víctimas. Ya se creó una poderosa ´Asociación de víctimas de abusos de sacerdotes´, que no declara ni prueba la procedencia de su representación. Actúa, sin embargo, como vocera de las demandas que más millones de dólares supondría como compensación. En Irlanda la misma idea se repite con un poco más de truculencia para impactar mejor a la población. John Kelly se presenta como portavoz del grupo "Sobrevivientes Irlandeses de Abusos a Menores"

Este clima ha generado una psicosis colectiva de ´cazafortunas´ y de repetidores compulsivos de ´historias urbanas´, pequeñas leyendas locales repetidas una y otra vez con diversos protagonistas. Así como el pueblo norteamericano se fascina con historias de ovnis, de fantasmas y de conspiraciones 

El origen del problema

Sin embargo, estos excesos no suprimen los casos reales, que exigen ser comprendidos en su contexto con una mirada realista, sin torpe ingenuidad ni menos con ácido pesimismo.

Lo primero a tener en cuenta es que el origen de estos casos radica en la tremenda crisis moral que afecta no sólo a los sacerdotes o sólo la grey católica: afecta al mundo entero, con particularidades más crudas o no según las circunstancias de cada caso.

Esta crisis afecta a todas las sociedades humanas, corrompiendo la humanidad de las instituciones. Las recientes protestas argentinas han traído, por ejemplo, al tapete la grave situación de corrupción moral de muchas instituciones y sectores sociales. 

El ciudadano medio está conciente de esta corrupción, y no hay sector hacia donde señale que pueda exceptuar: Estado, ministerios, policía, jueces, ejercito, política, empresariado, sindicatos, asociaciones profesionales (abogados, médicos, etc), deportes, espectáculos, cultos religiosos, etc. 

Salvo radicales excepciones nadie, sin embargo, cuestiona a las instituciones en si mismas o exige su desaparición.

En el caso de la Iglesia, por el contrario, se especula, se cuestiona, se clama por modificaciones que la eliminarían completamente o la transformarían en lo que definitivamente no es. Toda la fuerza y generalización se pone contra Ella.

Nadie, ni remotamente indignado, cuestionaría la existencia de los médicos, de los ingenieros, de los policías o de los jueces a causa de los conocidos abusos o corrupción que les afecta.

Las dos Iglesias

En este punto se hace precisa una distinción capital: si bien la Iglesia en cuanto tal es Santa, los hombres que la componen pueden pecar. El bautismo y la gracia no nos quitan la libertad. Predisponen al bien, nos invitan a la perfección, pero no nos violentan. Es posible por tanto encontrar católicos que pecan, sin que por ello se pueda negar la excelencia de los principios que profesan, por mucho que lo hayan negado en la práctica con sus actos.

Para los sectores católicos confundidos por la ignorancia respecto a este punto, la situación es estremecedora: del ideal de una Iglesia Santa, saltan a la visión particular de hombres pecadores, que incluso pueden portar las más altas insignias.

Esto no quita no quita maldad a los actos, sino que los agrava. De ellos no puede decirse que sean buenos católicos, sino que son malos católicos porque precisamente no practican aquello que prometieron obrar. 

La espiritualidad católica exige coherencia a sus pastores y a todos los miembros en general que componen su estructura humana. Por ello se les critica no ser como ellos enseñan a ser. Nosotros exigimos cumplimiento en nombre de la santidad de las enseñanzas que ellos predican. 

Por lo tanto, no son sus enseñanzas, ni sus principios, ni sus doctrinas, ni sus dogmas, ni sus tradiciones, ni su estado, ni sus instituciones, lo criticable, sino su incoherencia con ellos. 

Al contrario, todos estos puntos propiamente católicos han demostrado durante dos mil años y bajo todas las condiciones posibles - favorables y adversas - ser medios de santificación, perfección y felicidad de quienes los practicaron. Los santos son el ejemplo más conocido universalmente. Ellos sí son buenos católicos, y como tales sólo produjeron bien a quienes los rodeaban.

¿Por qué se agrede a los religiosos?

Como señalásemos al principio, esta campaña de desprestigio fue particularmente bien pensada. Con el cuidado con que se escogieron los puntos centrales para remecer la opinión pública y volcarla contra la Iglesia, se escogió a los sujetos que simbolizarían la infamia. En esto no se fue particularmente original, ya que tradicionalmente se enfoca en los ministros de Dios el cuestionamiento hacia toda la Iglesia. 

¿Será porque en ellos el pecado es distinto al resto de los otros católicos infieles a su vocación? No. Se escoge a los religiosos porque ellos representan de modo simbólico y con mayor fuerza los principios de la fe católica.

En esto consiste la evidente oposición entre el vicio y la virtud. Si es particularmente popular hablar en contra de los sacerdotes, y en alguna forma es "agradable" criticar a la Iglesia, no es para exigir mayor santidad o extensión de la moral cristiana a todos los ámbitos corruptos de la sociedad. La crítica procura suprimir y eliminar la existencia, el peso y la influencia de la Iglesia de la sociedad. De reducirla a un pequeño grupo de sujetos apartados de la vida social y cultural. 

Usualmente los viciosos y malvivientes evitan mirar y recordar aquello que han corrompido: la virtud. Si les fuese posible, eliminarían todo recuerdo de su mala vida. La Iglesia, por su propia naturaleza, les recuerda su estado de vida, sus desórdenes y su corrupción. Como la leyenda de los vampiros, ellos quisieran hacer una eterna noche para no tener que convivir con el sol que denuncia su maldad y corrupción. Son muertos vivos que no quieren ser vistos como tales, y por esto desean eliminar la comparación en la virtud.

Por esto han sido llamados tradicionalmente "libertinos", porque se oponen a cualquier traba que les impide practicar su mal. 

Contradicciones en la "tierra de la libertad"

Curiosamente, Estados Unidos ha sido considerado por los propagandistas liberales como la tierra de las libertades. No entendiéndolas como oportunidades para la perfección, las crean como licencias para lo que se desee. 

En el punto particular de la pedofilia, por ejemplo, los creadores de opinión pública mantienen un doble standard: habitualmente se muestran comprensivos y hasta entusiastas de consentir toda clase de perversión - hasta protegerla por ley de ser posible - y puritanos calvinistas con la Iglesia cuando han podido encontrar en uno de sus miembros algún vicio o error. 

Cuando en 1960, el psiquiata comunista Wilhelm Reich trajo a los movimientos libertinos norteamericanos el concepto que en Alemania había contribuido a crear, fue lúdicamente acogido por los movimientos revolucionarios de corte tribalo-hippistas. Reich, recordemos, fundó lo que llamó "liberación sexual de la juventud", e influyó para la liberalización de la legislación norteamericana respecto a aberraciones consideradas hasta entonces como crímenes. Del mismo modo lideró una lucha cultural para la aceptación de las perversiones, en nombre de la libertad. 

Posteriormente los cursos de educación sexual en los colegios fueron moldeando las mentalidades para hacerlas cada vez más "abiertas" hacia las diversas formas de libertinaje, induciendo el individualismo extremo como medida absoluta de bien y de mal. 

Citando el caso de la pedofilia, podemos traer a la memoria cuando en 1981 la influyente revista Time publica argumentación en favor de la misma, ganándose la popularidad y simpatía de todos sus cultores y consejeros sexuales. 

El terapeuta familiar Larry Constantine proclama que los chicos "tienen el derecho de expresarse sexualmente, lo que significa que pueden tener o no tener contactos sexuales con personas mayores". Los movimientos homosexuales y feministas se sumaron a la campaña pro-pedofília invitando a "desmitificar" el tema y a liberar a la sociedad del "tabú". A esta campaña se sumarán, posteriormente, los colegios de psicólogos y nuevas organizaciones liberacionistas con creciente influencia en la vida universitaria y cultural.

Esta apertura hacia planos gradualmente más audaces en materia de libertad sexual y respeto a "todas las variantes de vida íntima" no existe cuando se trata de aplicar el mismo caso en los agentes protectores de la moral. A Bill Clinton no se le perdonó el affaire Lewinsky, donde se concentró todo el escándalo de la opinión pública, pero a cambio no se hizo mayor cuestión de las millonarias estafas inmobiliarias de White Watter. Esto fue en cuanto Clinton representaba la máxima autoridad del Estado, y no por su papel de baluarte moral norteamericano, precisamente. 

La libertad, por tanto, queda remitida al interés de quién la defiende. Parodiando inversamente al lema del presidente mártir ecuatoriano Gabriel García Moreno, los creadores de opinión norteamericanos gritan: "Libertad para todo y para todos, menos para el bien y los bienhechores".

Como enseña la doctrina de la Iglesia respecto a las almas condenadas al infierno eterno, entre los pecadores no existe amor ni solidaridad. Ninguno de los pedófilos, homosexuales, lesbianas, feministas, terapeutas familiares, etc. han saltado en defensa de quienes cayeron en el mismo pecado para el que piden libertad. Ningún periodista liberal publicó nota alguna argumentando a favor de lo que ellos mismos defienden, cuando la oportunidad era no de ganar esa "libertad", sino de hundir a su enemigo ancestral.

¿Quien podría estar interesado en una campaña de esta naturaleza?

Contrariamente al criterio "prudente" de muchos, es lícito evaluar una teoría que denuncie una conspiración. Es la misma mentalidad de un detective, un filósofo o un historiador. Así se descubrieron muchas conspiraciones en la historia, como también se desecharon muchísimas "conjuraciones" que no eran tales.

Sólo se exige un riguroso método de análisis. Por ejemplo, determinar si dentro de las condiciones posibles existió un móvil que justificara esa acción, si se poseían los medios, si se contaba con la oportunidad, etc. Al mismo tiempo será requisito primero el que no pueda explicarse por una simple coincidencia del azar, o que se carezca de una "inteligencia directora" del plan.

Es posible, por tanto, suponer en este caso donde se cuenta con todas las preguntas afirmativamente respondidas, que existe una campaña de naturaleza anticatólica. No coordinada por una u otra fuerza particular, que odia la existencia de la Iglesia por la oposición que Ésta presta a su mal, sino mas bien por el común interés de los viciosos que se hacen uno en el crimen. No es sólo del interés de los protestantes, o de los perversos sexuales, o de los liberales, o de los socialistas, etc.: es de interés común la destrucción de la Esposa de Cristo.

Las particularidades de esta campaña

Si hubiese sido posible escoger otro escenario o grupo de condiciones para agredir a la Iglesia, sería casi imposible encontrar algo mejor que obrar en Estados Unidos. Norteamérica es el corazón mundial de las comunicaciones, desde donde se bombea la información a todo el planeta a través de las redes globales de prensa, por lo que cualquier suceso que afecte a Estados Unidos y que cautive el interés periodístico, será conocido en el modo y de la forma que la prensa norteamericana desee dar a la información. Prácticamente ningún habitante del planeta dejará de estar influido por los acordes de este gran órgano mediático.

Por otra parte, también es el centro mundial de las tendencias de pensamiento y de moda. Es - como en el pasado fuera Francia - el país rector de lo que se piensa, se siente, se quiere y se obra. Luego, esto pasará a tomar la forma particular que cada nación acoja.

El pensamiento francés ha denunciado las formas posmodernas de la mentalidad norteamericana promedio, acusándola de binaria: sólo existen contrastes extremos en los cuales pueden ubicarse los sucesos. Para el caso del escándalo formulado en prensa sobre la Iglesia, el caso del abogado Jeff Anderson, que representa a los querellantes es elocuente al afirmar que la Iglesia no estaba protegiendo a los menores e indicar que el Vaticano era responsable, por autorizar los traslados. "Todos los caminos conducen al Vaticano", aseguró.

Esta generalización abusiva no escandalizó, curiosamente, a ninguna de las estrellas que habitualmente figuran en las primeras planas de los medios.

¿Qué consecuencias trae esta campaña?

La primera que podemos citar es la división, desprestigio y desunión en las fuerzas católicas, confundidas y recelosas hacia sus pastores a causa de las acusaciones generalizadas a toda la Institución a que pertenecen.

Para estos fieles, como para la mayor parte de la comunidad católica norteamericana, se afecta directamente la recepción habitual de los sacramentos (confesión, por ejemplo) por el temor no tanto a ser víctimas como a entrar en contacto con perversos de esa calaña. Todo sacerdote se hace sospechoso y en cierto modo culpable por los sucesos destacados por la campaña. Al mismo tiempo pierde fuerza la enseñanza de la Iglesia porque en lugar de atender lo que dicen los pastores, se atiende a quiénes son los pastores que lo dicen.

Otra consecuencia radica en que la Iglesia católica pierde violentamente su prestigio como la mayor fuerza moral y religiosa de los Estados Unidos. Aún viviendo bajo el constante acoso anticatólico, la Iglesia nunca perdió su imagen ante la sociedad. Pero hoy en día la invasiva persecución de los medios no permite un segundo o sector de tranquilidad a los católicos. Parodiando la persecución de la prensa a Lady Di que causara su muerte, la intelectualidad conservadora norteamericana ha encontrado un paralelo en el acoso a los católicos.

La Iglesia católica norteamericana es la principal educadora privada a nivel nacional. Con más de tres millones de estudiantes, las nuevas condiciones de desconfianza hacia la Iglesia amenazan con una deserción progresiva del estudiantado, obligado por la fuerza de las circunstancias a recibir formación moral e intelectual de colegios protestantes o liberales. El mismo fenómeno se observa en el ingreso a los seminarios, por temor a los desórdenes denunciados en ellos.

Otra consecuencia ignorada por quienes no viven en Estados Unidos es que las compañías aseguradoras reaccionaron retirando las pólizas a la Iglesia, por lo que ha quedado desprotegida ante cualquier eventualidad o siniestro - espontáneo o intencionado - que surgiera en adelante.

Con 63 millones de fieles, los católicos constituyen el 23% de la población y la primera religión organizada de la nación.

Las multimillonarias demandas de indemnización sumaron al principio mil millones de dólares, en tanto que hoy ya se habla de duplicar o triplicar la cifra. Esto obligaría a la Iglesia a que algunas diócesis tengan que vender propiedades y retirar fondos de sus inversiones para cancelar las deudas, además de que, ante las presiones económicas derivadas del escándalo, se vean afectados los programas sociales y educativos de las diócesis.

Esta situación nos refresca la idea de que se desea castigar a la toda la Institución por los crímenes de unos pocos malos miembros.

Remedios al problema

Cuando Nuestra Señora apareció en Fátima en 1917, previó las grandes persecuciones que sufriría la Iglesia en adelante. Aseguró que sobrevendrían grandes catástrofes en que el Santo Padre tendría mucho que sufrir. Que los católicos se encontrarían desolados. La beata Jacinta fue muy precisa al prevenir sobre el estado del sacerdocio y los medios de prevención de situaciones como la que atraviesa la Iglesia norteamericana con el aprovechamiento que se hace del caso:

- "Madrina mía, ¡pida mucho por los pecadores!"

- "Pida mucho por los sacerdotes, pida mucho por los religiosos".

- "Los sacerdotes solo deberían ocuparse de las cosas de la Iglesia".

- "Los sacerdotes deben ser puros, muy puros".

- "La desobediencia de los sacerdotes y de los religiosos a sus superiores y al Santo Padre ofende mucho a Nuestro Señor".

Estas palabras resuenan tanto más fuertes cuanto provienen de la última y mayor aparición mariana. En ella encontramos la respuesta preventiva y alentadora para la conducta de seglares y religiosos.

El remedio de prevención está en promover la santidad y la disciplina, en enfatizar la coherencia y la necesidad de conversión, penitencia y oración. En el incremento de las devociones y la modelación de la vida conforme a los luminosos principios del Evangelio.

Conocemos las causas de la crudeza y violencia de esta campaña: la promoción y aceptación en medio de una opinión pública mundial cada vez más contraria al catolicismo y a toda forma de vida moral ordenada.

Pero también conocemos los remedios. Si bien es cierto que existe corrupción en medio de las filas humanas de la Iglesia, que existen desórdenes en los seminarios, no es menos cierto que esto es un síntoma de la crisis y que es la excepción que confirma la regla: son malos católicos, traidores a su vocación de santos.

Ni por esta absurda minoría debe juzgarse a la Iglesia ni puede afirmarse que estas aberraciones son productos o consecuencias de los principios cristianos. Son parte de una corrupción generalizada que afecta por igual a católicos y no católicos, si bien es necesario reconocer también que malos católicos abrieron las puertas y favorecieron que el espíritu del mundo, del demonio y de la carne ingresasen por las puertas de la Ciudad de Dios.

Sólo sacerdotes santos pueden formar un pueblo santo, capaz de enfrentar y reformar no importa qué ataques, de qué magnitud o su fuerza. Así fue siempre en el pasado. El hecho de que esta vez el ataque y el escándalo también provengan desde dentro de los muros nos debe hace reforzar aún más la fuerza puesta en el buen combate.

Si nos fuese posible recurrir al buen consejo sacerdotal, acudiríamos al Patrono de los Sacerdotes, San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars. En él encontraríamos sanas luces para no desesperar y sobretodo para comenzar los cambios, modelándonos conforme al celo por la perfección cristiana.

Un sacerdote le confiaba su desconsuelo, por no decir su desaliento, porque había agotado en vano todas las industrias de su celo para restaurar la vida cristiana en su triste parroquia.

-          "Habéis orado, le respondió el santo, habéis llorado... pero esto no basta. ¿Habéis ayunado, habéis velado, habéis dormido sobre el duro suelo, os habéis disciplinado? En tanto que esto no hagáis, no creáis que todo lo habéis hecho" MMII.

 

www.cristiandad.org   

 


+++


Es bueno codiciar justicia, pero lo que por desgracia lo que más se ve, son linchamientos y regocijo del Acusador –tantas veces- para ensuciar a la Iglesia.


+++


La caza de brujas, y el uso irresponsable que los medios de comunicación hacen de temas tan dramáticos es realmente un mal. Pero Dios, que tolera esos males, puede sacar bienes. Y sin dudas es un bien para la Iglesia toda, que de ahora en adelante haya tolerancia cero con clérigos y religiosos delincuentes sexuales.

Una sigla es la clave para el tema de los abusos: PRR: prevención, represión de los delincuentes y reparación del daño causado a las víctimas. Por justicia y por caridad hemos de comprometernos en que las cosas se hagan así y que no exista más encubrimiento para nadie.


+++


Es una deformación de la doctrina cristiana si alguien nos hubiera enseñado que debemos "poner la otra mejilla", siempre y en toda circunstancia.


Un par de textos de santo Tomás para la reflexión:


"...Estamos, en efecto, obligados a tener el ánimo dispuesto a tolerar las afrentas si ello fuere conveniente. Mas algunas veces conviene que rechacemos el ultraje recibido, principalmente por dos motivos. En primer lugar, por el bien del que nos infiere la afrenta, a fin de reprimir su audacia e impedir que repita tales cosas en el futuro, según aquel texto de Prov 26,5: Responde al necio según su necedad, para que no se crea un sabio. En segundo lugar, por el bien de muchas otras personas, cuyo progreso espiritual pudiera ser impedido precisamente por los ultrajes que nos hayan sido inferidos..." (Cfr. S. Th. II-II, 72, 3, c).


"...La injuria contra una persona redunda a veces en ofensa de Dios y la Iglesia, y entonces debe uno exigir reparación de la misma." (Cfr. S. Th. II-II, 108, 1, ad 4).


Por la enmienda del agresor, para evitar daño a otras potenciales víctimas, por el bien común de la sociedad política y de la Iglesia, muchas veces DEBEMOS DENUNCIAR a los criminales y buscar que reciban el justo castigo. Lo que es plenamente conforme con la CARIDAD.


+++

la defensa y la dignidad de cada persona debe ser tutelada y favorecida

desde la concepción a la muerte natural 


Pedofilia es la tendencia a realizar actos o fantasías sexuales exclusivamente con niños, o al menos de modo preferente. Hay dos tipos de comportamientos: los inclinados a niños y los que orientan su pedofilia hacia niñas. Los segundos son dos veces más frecuentes, prefieren niñas de corta edad, suelen limitarse a mirarlas, desvestirlas o tocarlas. Casi sierre son hombres casados y conocen a la niña y a su familia. Los del otro grupo (preferencia por niños) son homosexuales o solterones, eligen a niños algo mayores. La pedofilia suele iniciarse en la edad media y sigue en la vejez.


+++


La pedofilia de hombres o mujeres generalmente es consecuente de una conducta afectivamente inmadura con sus frustraciones, conflictos, traumas, complejos; a esta regla suele haber excepciones. Deseo sexual inhibido: es difícil valorar si una persona tiene un nivel ´normal´ de deseos sexuales, pues hay grandes variaciones. Sólo se considera patológico si esta limitación es fuente de sufrimiento o malestar para la persona o su pareja.


+++


Factores que influyen en la conducta sexual.


La identidad genérica y sexual es el resultado de la interacción entre condicionamientos biológicos, psicológicos y ambientales, en especial la educación familiar y la influencia cultural de la sociedad.

El condicionamiento biológico viene definido por la dotación hormonal que determina una configuración física y ciertos patrones de conducta (masculina o femenina).

Esto es patente en los animales, pero a medida que ascendemos en la escala zoológica, y sobre todo cuando llegamos al ser humano, observamos una mayor influencia ambiental y psicológica que biológica.

Los rasgos anatómicos y genitales del recién nacido actúan como señales que disponen a sus padres en la asignación de un sexo y una educación determinados, según la masculinidad o femineidad de su hijo o hija. Las restantes actitudes sociales condicionan y refuerzan psíquicamente la identidad genérica hasta una total reafirmación.

Cualquier variación substancial en estos factores condicionantes influirá en la conducta sexual. Así por ejemplo, las disfunciones hormonales o genética importantes provocan síndromes patológicos severos, como los hermafroditismos y estados de intersexualidad que se reflejan en una constitución física determinada.

Pero al margen de estas alteraciones biológicas claramente comprensibles y por otro lado poco frecuentes, tienen mayor significación los factores psicológicos y culturales que también afectan sensiblemente a la conducta sexual.


Factores educaciones. Estudios realizados sobre niños que presentaban ciertos rasgos femeninos, como la preferencia por los juguetes, ropas y compañía de niñas, revelaron que con frecuencia se daban hechos como: incomprensión, rechazo y desprecio por parte del padre, excesivo apego a la mare con superprotección por parte de la misma en cuanto a excesivos cuidados e inhibiciones en los juegos rudos que suponían cierto riesgo físico y en la interacción con otros niños varones, difícil acceso al desempeño del papel masculino por la convivencia exclusiva entre niñas o mujeres que lo privaba de un hombre adulto que le sirviera de modelo y la posible belleza o delicadeza física que condicionaba a los adultos a ejercer sobre él un trato similar al dispensado a las niñas. Y algo similar ocurre con las niñas cuya educación es encauzada hacia la conducta masculina.


Factores culturales. Principalmente los relacionados con la moral y la religión, encaminados hacia un puritanismo excesivo; generadores de serios conflictos intrapsíquicos por el constante miedo a la condenación y el castigo que lleva a profundos sentimientos de culpa inhibitorios de una respuesta sexual normal. En este campo adquiere especial significación el estrago causado sobre la sexualidad femenina, ignorada hasta hace muy poco y que finalmente va emergiendo a la luz con todo su potencial y relevancia para asombro, y en cierto modo pavor, del hombre que siente tambalear sus puntales de machismo dominante.


Factores psicológicos. Aquí se incluyen todos los miedos, preocupaciones y tabúes relacionados con la sexualidad. Desde las fobias provocadas por experiencias sexuales traumáticas previas a los conflictos emocionales que determinan miedos al rechazo afectivo; pasando por las inseguridades en la personalidad, complejos de inferioridad, temor al embarazo, timidez, etcétera. En definitiva, cualquier alteración psicológica puede verse reflejada en el área sexual.


Factores circunstanciales. Como pueden ser enfermedades físicas, situaciones de fatiga psicofísica, estrés, depresiones o determinados tratamientos farmacológicos que inciden sobre el rendimiento sexual por repercusión en el sistema nervioso.


Tratar de resumir en pocas líneas todos los factores que influyen sobre la conducta sexual sería prácticamente imposible, cuando existe toda una ciencia encargada de su estudio: la sexología.

J.M.U.  -  MMX.Marzo


+++

 


 

Testigos de Jehová y adventistas. Ambas sectas han pedido a sus adeptos que no informen a la Policía de los abusos a menores El 50% de las niñas de un campamento adventista sufrió abusos.

 

Aunque las sectas milenaristas como los Testigos de Jehová o los Adventistas del séptimo día suelen presumir de actuar de acuerdo a una moral más elevada que la de aquellos que no pertenecen a ellas, en los últimos años, los datos aparecidos en relación con los abusos sexuales cometidos en su seno resultan verdaderamente pavorosos. En el caso de los Adventistas, tres de cada diez de sus adeptos han sufrido abusos sexuales en su infancia, provocados muchas veces por sus propios padres. Según los archivos internos de los Testigos de Jehová, hay 23.720 pedófilos en sus filas. También entre los ‘bautistas y otras sectas hay casos de pederastas y no obligatoriamente celibatarios.

2005.

 

+++


 

NUEVAMENTE VIOLACIONES

EN LA MÁS ALTA ORGANIZACIÓN MUNDIAL: ‘ONU’

 

TRAS CONOCERSE UN NUEVO CASO EN SUDÁN - 2007-01-06

Naciones Unidas reconoce que ha investigado a 319 cascos azules por abusos y explotación sexual en misiones de paz

 

Las Naciones Unidas han investigado a 319 "cascos azules" por explotación sexual y abusos sexuales en las misiones de paz entre enero del 2004 y noviembre pasado. Según informaron fuentes de la propia organización, estos datos se han dado a conocer tras la aparición de un nuevo caso de explotación sexual en la misión de paz en Sudán, que ha provocado la repatriación de cuatro soldados de Bangladesh. La subsecretaria para Operaciones de Paz informó de que, en los últimos tiempos, su departamento ha puesto en marcha nuevas medidas para prevenir y evitar estos casos, así como a agilizar la depuración de responsabilidades en los que siguen apareciendo.


L D (EFE) La subsecretaria de Naciones Unidas para Operaciones de Paz, Jane Holl Lute, informó que, entre enero de 2004 y noviembre del año pasado, se han investigado denuncias que afectan a 319 participantes en misiones de paz, lo que ha derivado en el despido inmediato de 18 civiles, y la repatriación de 17 agentes de policía y 144 militares.
Sólo en el caso del Sudán, denunciado recientemente por el diario británico Daily Telegraph, se están investigando trece casos, entre los que figuran los cuatro soldados de Bangladesh expatriados. Este diario informó hace unos días de que soldados pertenecientes a las fuerzas de paz internacionales y funcionarios de las Naciones Unidas en el sur de Sudán "violan a menores en esa zona".
Según el rotativo británico,
más de 20 menores en la ciudad de Yuba, capital del sur de Sudán, fueron obligadas a mantener relaciones sexuales con miembros de las fuerzas de paz y funcionarios de Naciones Unidas. Daily Telegraph se basó en su publicación en un informe de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que asegura que la edad de las menores no supera los 12 años.

…[…]…

 

+++

en la red, todo elemento nocivo, debe ser extirpado


Benedicto XVI y la legislación canónica que condena los delitos sexuales.

 

La renuncia al estado clerical es la pena impuesta a los acusados de abuso de menores .

 

Ya en el Código de Derecho Canónico de 1917, canon 2359, párrafo 2, y en el Código reformado de 1983, canon 1395, párrafo 2, hay una referencia precisa :

 

"El clérigo que haya cometido delitos contra el sexto precepto del Decálogo, si en realidad el delito se ha cometido con un menor de edad, será castigado con penas que no excluyen la dimisión del estado clerical, cuando el caso lo requiera".

 

Juan Pablo II, el 30 de abril de 2001, publicó la carta apostólica "Sacramentorum sanctitatis tutela" con las "Normae de gravioribus delictis Congregationi pro Doctrina Fidei reservatis" donde se reserva a la Congregación para la Doctrina de la Fe la competencia exclusiva en esta materia detallando una serie de delitos graves, entre ellos la pederastia (1).

 

La Instrucción "Crimen sollicitationis", vigente hasta ese momento, y que fue emitida por la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio el 16 de marzo de 1962, hoy en día la actual Congregación para la Doctrina de la Fe, requería adecuarse a los nuevos tiempos y códigos de derecho canónico promulgados en estos asuntos, siendo así aprobado, confirmado y promulgado por el Sumo Pontífice Juan Pablo II en su Carta Apostólica Motu Proprio "Sacramentorum sanctitatis tutela", el delito contra el sexto mandamiento del Decálogo cometido por un clérigo con un menor de dieciocho años de edad (2).

 

S.S. Benedicto XVI, el Cardenal Joseph Ratzinger era el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en ese momento cuando se aprobó la legislación canónica que condena explícitamente los delitos sexuales cometidos por ministros de la iglesia :

 

1) indicando el camino para erradicar el abuso de menores entre los sacerdotes, diáconos, religiosos y seminaristas.

 

2) exigiendo la reacción firme de toda la Iglesia contra los casos de abusos sobre menores.

 

3) pidiendo una atención especial hacia las víctimas.

 

El Santo Padre Benedicto XVI expresa que los daños causados por los abusos sexuales son tan profundos que por tratarse de actos criminales irreparables son aún más graves cuando quien los cometiere es un eclesiástico en el ejercicio de sus funciones.

 

Citamos sus palabras : «En vuestros continuos esfuerzos por afrontar de manera eficaz este problema es importante establecer la verdad de lo que ha sucedido en el pasado, tomar todas las medidas adecuadas para evitar que se repita en futuro, asegurar que los principios de justicia sean plenamente respetados, y sobre todo, proporcionar una curación a las víctimas y a todos los que han quedado afectados por estos crímenes atroces» (3).

 

Referencias bibliográficas.

 

1. Comunicado oficial de la Oficina de Información del Vaticano, 21 de Marzo 2002. Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Prefecto de la Congregación para el Clero.

 

2. Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe a los Obispos de toda la Iglesia Católica y a los demás Ordinarios y Jerarcas interesados, acerca de los delitos más graves, que están reservados a dicha Congregación. Roma, 18 de mayo de 2001. Joseph Card. Ratzinger (Prefecto) y Tarcisio Bertone, S.D.B. Arz. em. de Vercelli (Secretario).

 

3. Discurso de Benedicto XVI a los obispos católicos de Irlanda durante la visita «ad limina Apostolorum», el 28 de octubre, 2006.

 

Nota editorial.

 

Un sincero compromiso de la Iglesia para combatir el crimen de la pederastia: a) Aclaraciones del Cardenal J. Herranz. b) Declaraciones del P. Lombardi.

 

La renuncia al estado clerical es la pena impuesta a los acusados de abuso de menores . a) SNAP y Archidiócesis de los Angeles. b) Derecho eclesiástico y penas canónicas.

 

Lista negra de pedófilos en la Archidiócesis de los Angeles (California) - EE.UU. 201 sacerdotes, diáconos, religiosos y seminaristas acusados de abuso de menores junto a los años de comisión de sus delitos sexuales ...

 

+++

 

 

 

 

CORRIERI DELLA SERA. SABATO 12 APRILE DEL 2003.-

 

IGLESIA. 1527 – LUTERANOS ATACAN Y SAQUEAN EN ROMA. - En mayo del 1527 tocó a Roma. La ciudad eterna fue puesta a sangre y fuego

por los «lanzichenecchi», por los españoles y por cerca de 15.000 luteranos en su fanatismo impulsivo anti-papal. Las tropas invadieron el “burgo” matando todas las personas que encontraban. Un sacerdote, se cuenta, fue masacrado por haber rechazado de administrar la santa Comunión a un asno perteneciente a los soldados españoles. El Papa, Clemente VII, logró refugiarse en el castillo Sant’Angelo de Roma.


 

+++

 


Constantinopla – 1453 Las Iglesias profanadas por Mohamed II

 

Constantinopla «hoy Estambul», capital del imperio romano de Occidente, fue conquistada después de un largo asedio en el 1453 por los turcos del sultán Mohamed II.

El sultán concede a sus tropas tres días y tres noches de saqueos. Los cronistas de la época cuentan del «río de sangre», ninguna mujer fugó a las violencias y violaciones de los soldados, las iglesias fueron profanadas. Mohamed II entró de triunfador en la iglesia de Santa Sofía, después transformada en mezquita, montado sobre su caballo blanco.

 

+++

 

Un informe revela que policía y ejército británicos conspiraron con paramilitares protestantes para matar católicos en el Ulster. 2003-04-17

 

Belfast. Agencias

La Policía norirlandesa y el Ejército británico conspiraron con los paramilitares protestantes para matar a católicos en la década de los ochenta en Irlanda del Norte, según una investigación interna que se dará a conocer hoy.

El jefe de la Policía Metropolitana de Londres, John Stevens, presentará esta tarde un polémico informe que refleja ese "chocante" grado de colaboración, tras cuatro años de pesquisas para aclarar la muerte, en 1989, del abogado católico Pat Funicane. Funicane, de 38 años, fue asesinado por un pistolero de la Asociación para la Defensa del Ulster, paramilitares leales, en su casa de Belfast delante de su familia.

La prensa británica adelanta hoy el contenido del documento, que cae como un chorro de agua fría sobre el Gobierno del Reino Unido y los líderes unionistas del Ulster en un momento en que se intenta reactivar el estancado proceso de paz en la provincia. La conmoción es aún mayor si se tiene en cuenta que ambas partes acusan al partido Sinn Fein -brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA)- de entorpecer el proceso y de falta de compromiso con la paz.

El informe, que también implica a los servicios de inteligencia del Estado, hará aumentar la presión internacional para que, al fin, se lleve a cabo una investigación judicial sobre el caso Funicane. Según la prensa, el fiscal Alasdair Fraser está ya examinando las acusaciones contra unos veinte oficiales de la Policía y el Ejército británico que, de acuerdo con Stevens, estuvieron involucrados en la trama.

Sin embargo, la familia de Funicane, que desde el principio pidió una pesquisa judicial, considera que el nuevo informe es parcial. "Representa un conjunto de compromisos no respetados y promesas rotas. Lleva el sello del trabajo de Stevens en Irlanda del Norte: secretismo y represión", declaró el hijo del asesinado, Michael Funicane, también abogado. En su opinión, este informe del comisario -el tercero- es "papel mojado" porque, pese a sus denuncias, asume que "nada fue mal", sino que las fuerzas del orden actuaron como se esperaba de ellas en esa época de máxima violencia sectaria. "La Policía en Irlanda del Norte existía -y quizás aún sea así- para enfatizar el potencial asesino de los paramilitares leales, proporcionándoles recursos adicionales, como armas e información, y señalándoles a las víctimas, para que el Gobierno quedara libre de sus enemigos", argumentó.

Defensores de los derechos humanos han criticado que sólo se vaya a hacer pública una parte del informe, que tiene 3.000 páginas y ha costado seis millones de euros. Amnistía Internacional, entre otras organizaciones, ha pedido a las autoridades que impulsen de una vez la investigación judicial. Los detectives bajo el mando de Stevens han interrogado a 15.000 personas, catalogado 4.000 pruebas, tomado 5.500 declaraciones y confiscado 6.000 documentos en los últimos catorce años.ABC- 2003-04-17

 

+++

 

 

EL PERDÓN FUENTE DE LIBERTAD - «El descubridor del papel del perdón en la espera de los asuntos humanos fue Jesús de Nazaret. El hecho de que hiciera este descubrimiento en un contexto religioso no es razón para tomarlo con menos seriedad en un sentido estrictamente secular» (H. Arendt). El perdón se manifiesta en su límite como la tolerancia y la convivencia ofrecidas al que ha sido intolerante. La ley castiga al intolerante, el perdón le perdona. La intolerancia legal frente al intolerante puede engendrar un círculo de venganza. Sin embargo, el perdón es «la única reacción que no reactúa simplemente, sino que actúa de nuevo y de forma inesperada, no condicionada por el acto que la provocó y, por lo tanto, libre de sus consecuencias, lo mismo quien perdona que aquel que es perdonado». Es decir, permite la libertad creando una situación nueva.

 

La Iglesia proclama el perdón


El perdón es la exigencia suprema de Jesús en el Sermón del Monte, pero, sobre todo, responde y nace de la experiencia de Dios como amor, que nos introduce en la lógica del amor gratuito y desinteresado, que nos saca de la reciprocidad interesada, que rompe el círculo de la violencia, que inaugura algo realmente nuevo.
El perdón es un ofrecimiento que parte de la víctima, que toma la iniciativa, que va más allá de las exigencias de la justicia y, por tanto, no es comportamiento exigible estrictamente, pero sí es un comportamiento humanizador y sanante. Pero el perdón requiere ser aceptado, exige el arrepentimiento. El perdón ofrecido puede caer en el vacío y no lograr su objetivo, que es, en última instancia, la reconciliación, el reencuentro entre personas. Y no sé que es más difícil: perdonar o aceptar el perdón.

 

+++

 

El peor de los silencios es el que se guarda ante la mentira, pues tiene un enorme poder de disolver la estructura social. Un cristiano no puede callar ante manipulaciones manifiestas. La cesión permanente ante la mentira comporta la deformación progresiva de las conciencias.

+++

 

«Duc in altum» (Lc 5,4) dijo Cristo al apóstol Pedro en el Mar de Galilea.

Es hora de responder de nuevo con Pedro: «Señor, en tu palabra, echaré la red».

Las llaves, la humildad y el timón- Como sucesor de Pedro, el Papa es el que ha recibido las llaves y el timón, para abrir los inagotables arcones de la misericordia de la Iglesia, o para cerrar las puertas a lo que no cabe en la casa de la fidelidad a Cristo. Es el timonel que debe guiar en la barca que es la Iglesia, no siempre navegando en tiempos favorables, pero nunca abandonada del viento del Espíritu.
Si su poder no es de este mundo, como lo dijo Jesús, tampoco lo es el libro que el Papa emplea para dictar las lecciones de su magisterio. En esta cátedra, solamente se imparte la doctrina de la fe, que es aceptación de lo que Dios ha revelado de sí mismo. De una manera especialmente clara e inconfundible, lo ha hecho en la vida, en la doctrina y el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo.
Maestro es, pues, el Papa de una fe que se hace comportamiento y vida. Por eso, se habla de la fe y de las costumbres. Porque quien mira y acepta a Dios, ha de hacer que su comportamiento moral sea coherente con aquello que se acepta como doctrina y que ha de empapar por completo la vida cristiana. El Papa es ese maestro inequívoco, infalible, cuando proclama solemnemente una verdad, reconocida y auspiciada por la Iglesia universal, y una forma de aceptarla y vivirla. MMV.

 

 

PERFECCIÓN ES ALABAR A DIOS Y SERVIR AL PRÓJIMO - El divino Maestro y Modelo de toda perfección, el Señor Jesús, predicó a todos y cada uno de sus discípulos, cualquiera que fuese su condición, la santidad de vida, de la que Él es iniciador y consumador: «Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto». Envió a todos el Espíritu Santo para que los mueva interiormente a amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente y con todas las fuerzas, y a amarse mutuamente como Cristo les amó. Los seguidores de Cristo, llamados por Dios no en razón de sus obras, sino en virtud del designio y gracia divinos, y justificados en el Señor Jesús, han sido hechos por el Bautismo, sacramento de la fe, verdaderos hijos de Dios y partícipes de la divina naturaleza, y, por lo mismo, realmente santos. En consecuencia, es necesario que con la ayuda de Dios conserven y perfeccionen en su vida la santificación que recibieron. El Apóstol les amonesta a vivir «como conviene a los santos», y que, como «elegidos de Dios, santos y amados, se revistan de entrañas de misericordia, benignidad, humildad, modestia, paciencia, y produzcan los frutos del Espíritu para la santificación». Pero como todos caemos en muchas faltas, continuamente necesitamos la misericordia de Dios y todos los días debemos orar: «Perdónanos nuestras deudas».
Es, pues, completamente claro que todos los fieles, de cualquier estado o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad, incluso en la sociedad terrena. En el logro de esta perfección empeñen los fieles las fuerzas recibidas según la medida de la donación de Cristo, a fin de que, siguiendo sus huellas y hechos conformes a su imagen, obedeciendo en todo a la voluntad del Padre, se entreguen con toda su alma a la gloria de Dios y al servicio del prójimo. Así, la santidad del pueblo de Dios producirá abundantes frutos, como brillantemente lo demuestra la historia de la Iglesia con la vida de tantos santos.
Constitución Lumen gentium, 40 - VATICANO II

 

+++

 

¿Es necesario hablar de teología moral, hoy?
No solamente es necesario, es urgente. La moral es el actuar del hombre nuevo, del hombre en verdad, del hombre conforme a la dignidad con la que Dios le ha creado y redimido en Jesucristo. Solamente desde la moral habrá un mundo nuevo. Por eso es urgente y apremiante, sobre todo en un mundo tan deshumanizado donde el hombre vive de espaldas a Dios, como si Dios no existiera.


¿Cómo puede la Iglesia ser luz para el mundo en el campo de la moral, después de haber padecido tantos casos de error moral en su seno?
El que haya pecado en los hombres que formamos la Iglesia no quita para nada el testimonio de los mártires. Sólo en el siglo XX hemos tenido 36 millones de mártires. Son los que expresan el grado más alto de la humanidad y la verdad del hombre, que es sencillamente decir que Dios es el que llena el corazón del hombre. Más allá de los escándalos, está ese testimonio martirial, hombres y mujeres que viven desde Jesucristo el amor de Dios. 2003-12-14 MURCIA. ESP. Alfa y Omega nº280

 

+++

el crepúsculo da un aire de misterio al ambiente – Y el hombre se dirige a Dios en la plegaria

 

"No sigas a la muchedumbre para obrar mal, ni el juicio acomodes al parecer del mayor número, si con ello te desvías de la verdad" SAN ATANASIO

 

+++

 

“La Tradición apostólica va creciendo en la Iglesia con la ayuda del Espíritu Santo; es decir, crece la comprensión de las palabras e instituciones transmitidas cuando los fieles las contemplan y estudian repasándolas en su corazón (cf. Lc 2,19-51), y cuando comprenden internamente los misterios que viven, cuando las proclaman los obispos, sucesores de los Apóstoles en el carisma de la verdad. La Iglesia camina a través de los siglos hacia la plenitud de la verdad, hasta que se cumplan en ella plenamente las palabras de Dios” (Dei Verbum 8). Estas palabras preparan la afirmación del número siguiente. “...Por eso la Iglesia no saca exclusivamente de la Escritura la certeza de todo lo revelado. Y así se han de recibir y respetar con el mismo espíritu de devoción” (ibid. 9). Concilio Vaticano II

 

+++

Rogad, pues, al Dueño  de la mies que envíe obreros a su mies" (Mt 9, 37-38)

 

"El cristianismo no teme a la cultura sino a la media cultura. Teme la superficialidad, los eslóganes, las críticas de oídas; pero quien puede hacer la ´crítica de la cultura´ puede volverlo a descubrir o seguir siendo fiel" JEAN GUITTON –filósofo fr.

 

+++

 

Parecen, éstas, palabras «inocentes» - «María es mucho más bienaventurada porque ha creído en Cristo que por haberlo engendrado físicamente»- y, sin embargo, llevan dentro un carga inmensa de fe, de razón, de vida y de siglos, que bien podría causar un encendimiento de amor en un corazón abierto. S.S. Juan Pablo II – Magno – Vat. 2003-12-08

 

+++

 

“No podemos callar lo que hemos visto y oído” (He 4, 20)

 

+++

 

‘Donde no hay Dios, despunta el infierno, y el infierno persiste sencillamente a través de la ausencia de Dios’. Cardenal  Ratzinger.

 

+++

 

“Nunca se puede matar a una persona para que otra pueda vivir mejor”.

Crear vida para después matarla es una “aberración”

 

+++

 

El Señor no es indiferente, como un emperador impasible y aislado, a las vicisitudes humanas”.

“Es más, su mirada es fuente de acción, porque interviene y derriba los imperios arrogantes y opresivos, abate a los orgullosos que le desafían, juzga a los que perpetran el mal”.

 

Dios se hace presente en la historia, poniéndose de la parte de los justos y de las víctimas. S. S. JUAN PABLO II – Magno - 2003-12-10

 

+++

 

La gran pasión de nuestro tiempo es la utilidad. Todo vale si es útil. He ahí la máxima moral dominante. La utilidad ha situado su trono en medio de la cultura europea y la ha empapado de afán codicioso. 2003.

 

+++

 

Los hijos no son un derecho - Para el padre Martínez Camino, «el ser humano es tratado justamente cuando es íntegra y personalmente engendrado, nunca cuando es producido. Producir seres humanos es un acto de prepotencia técnica. La procreación, sin embargo, habla el lenguaje de la gratuidad, que acoge a los hijos como un don, sin exigirlos como un supuesto derecho patrimonial. Hoy se ha extendido un postulado falso: Los padres tiene derecho a tener hijos; y, además, hijos sanos. Esto no es así: los hijos no deben ser valorados por su calidad vital, como si fueran reses, sino por su cualidad personal. Los padres deben considerar a los hijos como suyos, fruto de su amor, pero no como una pertenencia propia, que los reduce a un simple objeto de posesión. Los progenitores, más que productores, son receptores de una nueva persona igual a ellos». 2003-12-14

 

+++

 

«Hermanita, no te preocupes, lo que le agrada a Jesús es verte, amar tu pequeñez y tu pobreza, es la esperanza ciega que tienes en su misericordia…; es la confianza, y nada más que la confianza, que debe conducirnos al Amor; y recuerda siempre que el más pequeño movimiento de puro amor, es más útil a la Iglesia que todas las demás obras juntas».
Mitsue Takahara – Carmelita descalza – Sevilla-Dic. 2003–Alfa y Omega. Nº 280

 

+++

 

«Despierta, oh hombre, y reconoce la dignidad de tu naturaleza. Recuerda que fuiste hecho a imagen de Dios; esta imagen, que fue destruida en Adán, ha sido restaurada en Cristo. Haz uso como conviene de las criaturas visibles, como usas de la tierra, del mar, del cielo, del aire, de las fuentes y de los ríos; y todo lo que hay en ellas de hermoso y digno de admiración conviértelo en motivos de alabanza y gloria del Creador» (LEON MAGNO, Sermón 7 en la Navidad del Señor, 2.6; LIT HOR VIERNES V T.O.)

 

+++

 

La Enciclopedia francesa, vademécum de la ilustración, recordaba que Europa era un continente pequeño, pero el faro del mundo debido a su cultura, su historia, su arte y, "sobre todo", su religión{la Iglesia Católica fundada por Jesucristo - Dios nuestro}

 

+++

 

Recomendamos vivamente: SEÑOR Y CRISTO –

Cristo y la nueva Humanidad

 

 

 

Título: Señor y Cristo. Curso de Cristología
Autor: José Antonio Sayés
Editorial: Palabra

 

El teólogo José Antonio Sayés nos tiene acostumbrados a una prolífica producción teológica, que combina, de forma hoy sorprendente, la claridad de pensamiento y de expresión, alejada de vetustos barroquismos, y la firmeza doctrinal que, en ningún caso, es tautología del Magisterio. Nuestro autor tiene una especial preocupación por la temática que se engloba dentro de la Teología fundamental, otrora apologética, y responde a una necesidad bien sentida en el pueblo cristiano, y en los hombres inquietos de corazón y de razón, por ofrecer las claves de la racionalidad de la fe cristiana al mundo contemporáneo. Una racionalidad que no sólo se muestra en la vida de los creyentes, sino que configura la pretensión de generar una cultura, y una sociedad, con la realidad del Evangelio de Cristo. Sorprende gratamente que a este libro, ensayo, manual, tratado del Espíritu, sobre Cristo, que aparece en la colección Pelícano bajo el subtítulo Curso de Cristología, le preceda un breve pero enjundioso prólogo de Vittorio Messori, en el que leemos: «Ambos –el autor y el prologuista– estamos también convencidos de que no es posible un humanismo neutro que pretenda dejar a Cristo entre paréntesis en la vida social, cultural o ética, pues Cristo no es solamente la plenitud última del hombre como criatura, sino redentor del mismo. Aunque el hombre puede hacer cosas buenas sin la Gracia, no puede cumplir todas las exigencias morales sin ella. Por ello necesitamos más que nunca a Cristo en este momento de posmodernidad, en que al hombre de hoy se le han caído todas las ideologías. Urge volver a Cristo, para que el hombre pueda recobrar la esperanza con las posibilidades que la Gracia le da». La fe en Cristo es lo que más inquieta a la Historia y a nuestra historia.
Cuantas veces nos hemos preguntado por la identidad cristiana, hemos estado inquiriendo acerca de la naturaleza y de la inmersión cristológica de nuestro pensamiento y de nuestra vida. La identidad cristiana, en un contexto de neutralidad social, tiene un referente: la confesión de fe en Jesús como el Señor de la Historia. No se trata de anular, de ensombrecer, de desdibujar cualesquiera teorías sobre los fundamentos y los derechos humanos. De lo que se trata es de asumir y proyectar una necesaria salvación en Cristo, que se nos ha dado como gracia y como don. Esta Cristología, anclada en la más fecunda tradición de la Iglesia y en permanente diálogo con el pensamiento de nuestro tiempo, se divide en tres partes: Jesús y la Historia; la fe de la Iglesia; y la Redención. No omite, ni escamotea, la necesaria valentía para adentrarse en la explicación de algunos de los aspectos de la Cristología más debatidos, no tanto del presente como de los años anteriores: conciencia de Cristo, doctrina del mérito, salvación universal... En este sentido, debemos resaltar la capacidad que tiene José Antonio Sayés de escribir un libro dentro de otro. El aparato crítico y, sobre todo, las abundantes notas a pie de página representan una auténtica vía paralela de ciencia y de reflexión, máxime cuando están dedicadas a dialogar con algunos de los más destacados teólogos contemporáneos. Un lector atento no se debe perder las glosas que de la teología de, por ejemplo, Olegario González de Cardedal (424 y 440, entre otras), E. Bueno (258), G. Pérez, B. Forte, M. González Gil, entre otros muchos, hace nuestro autor. Estos diálogos aportan un plus de novedad, de frescura y de progreso en la teología y en su avance como fuerza siempre vital de la Iglesia, de las comunidades eclesiales y de la vida de los cristianos. 2005-09-30

 

+++


 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

Es necesario «reforzar la alianza entre el ser humano y el medio ambiente, que debe ser espejo del amor creador de Dios, del cual provenimos y hacia el cual estamos en camino». Benedicto PP. XVI – 2007.XII

 

 

 

Gracias por elegirnos. Gracias por seguirnos.

Hoy en día se persigue y fustiga a los católicos con impunidad escandalosa. Y se les condena a tener que aceptar ‘en silencio y de manos atadas’ toda calumnia, injuria y sospecha. No sea que además de todas sus afrentas se les acuse de prepotentes por replicar conforme al derecho de toda persona a defender su honra. 

Las ilustraciones que adornan un expuesto, no son obligatoriamente alusivas al texto. Estando ya públicas en la red virtual, las miramos con todo respeto y sin menoscabo debido al ‘honor y buena reputación de las personas’. De allí, hayamos acatado el derecho a la intimidad, al honor, a la propia imagen y a la protección de datos. Tomadas de Internet, las estampas, grabados o dibujos que adornan o documentan este sitio web ‘CDV’, no corresponden ‘necesaria e ineludiblemente’ al tema presentado; sino que tienen por finalidad –a través del arte- hacer agradable la presentación. Tributamos homenaje de sumisión y respeto a todas las personas, particularmente cuyas imágenes aparecen publicadas, gracias.-

Si de manera involuntaria se ha incluido algún material protegido por derechos de autor, rogamos que se pongan en contacto con nosotros a la dirección electrónica, indicándonos el lugar exacto- categoría y URL- para subsanar cuanto antes tal error. Gracias. ‘CDV’.-

"En caso de hallar un enlace o sub-enlace en desacuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica, notifíquenos por e-mail, suministrándonos categoría y URL, para eliminarlo. Queremos proveer sólo sitios fieles al Magisterio". Gracias.-

“Conocereisdeverdad.org = CDV” no necesariamente se identifica con todas las opiniones y matices vertidos por autores y colaboradores en los artículos publicados; sin embargo, estima que son dignos de consideración en su conjunto. ‘CDV’ Gracias.-

CDV” intenta presentar la fe cristiana para la gente más sencilla (catequistas, etc.), en especial para los estratos aparentemente más bajos. ¿La razón? Simple: «Son ellos quienes más necesitan conocer la alegría de Cristo».-

Debido a la existencia de páginas excelentes sobre apologética y formación,  lo que se pretende desde ‘CDV’ es contribuir muy modestamente y sumarse a los que ya se interesan por el Evangelio de Cristo de manera mucho más eficaz. ‘CDV’ Gracias.- 

 

(1P 1,22): Ahora que estáis purificados por vuestra obediencia a la verdad y habéis llegado a quereros sinceramente como hermanos, amaos unos a otros de corazón e intensamente.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).