Friday 26 May 2017 | Actualizada : 2017-03-29
 
Inicio > Leyendas Negras > 2012 - BBC - Londres, ataques mentiras calumnias contra la Iglesia Católica

El documento de 1962 “no afecta directamente al abuso de menores, sino al mal uso del sacramento de la confesión”. El otro documento, el emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe, en 2001, sobre crímenes particularmente graves, “aclaró el derecho de la Iglesia para asegurar que la Santa Sede sea informada de cada caso de abuso de menores y que cada caso sea afrontado de una manera adecuada”. “Este documento no dificulta la investigación de las autoridades civiles ante alegaciones de abuso de menores, ni es un medio par encubrirlas, como afirman  persistentemente algunos ineptos, osados, irreflexivos e incultos periodistas. De hecho, es una medida que muestra la seriedad con la que la Santa Sede ve estas ofensas”, subrayó Monseñor Vincent Nichols, arzobispo de Birmingham (UK), que emitió un comunicado en calidad de presidente de la Oficina Católica para la Protección de Niños y de Adultos Vulnerables (MMVI.X). Los ataques del programa en la ‘BBC’ [01.X] contra S. S. Benedicto XVI son “falsos y totalmente engañosos”, en particular por el uso que hace de los documentos, la ligera y jactanciosa capciosidad de los locutores.

 

+++

 

"Los periodistas saben de todo un poco pero con un centímetro de profundidad; o sea, mucho humo intoxicante y poco fuego para alumbrar".

 

+++

 


 

El papel de la BBC, el NY Times y The Guardian

 

2006.IX. El papel de la BBC, el NY Times y The Guardian como gasolina al fuego musulmán.

Quizá si la BBC y otros medios se lo hubiesen pensado mejor y hubiesen titulado de otra forma no habría crisis.

El Papa leyó su conferencia académica en Ratisbona el martes 12 de septiembre, ante un público de intelectuales alemanes. El miércoles 13, la prensa escrita no le dedicó apenas tiempo ni espacio; los periodistas generalistas lo veían como un tema aburrido, oscuro y académico, sobre la relación entre la creencia religiosa y el mundo secular.

 

Tampoco la prensa católica le dio mucha importancia: "el Papa pasa una tarde tranquila en casa con su hermano", decía el Catholic World Report. Efectivamente, el anciano hermano del Papa vive en Ratisbona y fue un encuentro hogareño. Todo tranquilo.

 

La BBC empezó el alboroto mundial

 

El jueves 14, la cadena BBC de repente empieza a difundir un informe en árabe, turco, parsi (la lengua persa de Irán), urdu (hablado en Pakistán) y malayo, con el título: "El discurso del Papa excita la ira musulmana". Explica que en Cachemira (región india con gran presencia musulmana, altamente explosiva y motivo de conflicto con Pakistán) la policía ha secuestrado ejemplares de diarios que cubrían la conferencia del Papa para "prevenir la tensión". La nota de la BBC no incluía, sin embargo, ninguna cita de la policía india de Cachemira.

 

La BBC hablaba de la ira el día 14. Y fue a partir de su noticia que entidades importantes se dieron cuenta del discurso. La primera y principal, el parlamento de Pakistán, con una declaración masiva condenando el discurso del Papa. ¿Cuántos parlamentarios pakistaníes habían leído el discurso papal? Probablemente muy pocos; sólo contaban con la nota de la BBC y poco más.

 

Por la tarde de ese día 14 la BBC difunde la condena del Parlamento paquistaní: "La ira musulmana crece por el discurso del Papa", se titula su noticia. Y toman declaraciones de un grupo islámico bastante radical, como son los Hermanos Musulmanes, declarando "las afirmaciones del Papa provocaron la furia de todo el mundo islámico".

 

Ese día el diario británico THE GUARDIAN (que tiene una alianza con El País), siguiendo la estela de la BBC titula en Internet: "La furia musulmana crece sobre el discurso del Papa". A partir de ese momento Internet empieza a hervir de comentarios que llegan del mundo islámico.

 

El papel del NEW YORK TIMES

 

El día 13, cuando el New Yorl Times publica su crónica de la conferencia del día anterior, se centraba en la crítica del Papa al secularismo, no en el Islam. "El Papa asalta al secularismo, con una nota sobre la yihad". No pedía que el Papa se disculpase ante el Islam, como haría después. Para el día 16 ya estaba pidiendo desde su editorial que el Papa presentase disculpas.

 

El bulo de que Benedicto XVI es poco amigo del diálogo con los musulmanes lo difundió por todo el mundo el corresponsal de religión de la BBC, Rahul Tandon, al dejar caer el viernes 15 que el antiguo cardenal Ratzinger "parecía estar incómodo con los intentos de Juan Pablo II de mejorar el diálogo con el mundo islámico". Esta idea es la que aparece estos días en una caricatura de Al-Yazira: una repetición del corresponsal de la BBC.

 

El columnista David Warren, escribiendo para el diario canadiense OTTAWA CITIZEN, señala la responsabilidad del corresponsal de BBC, empeñado en buscar signos del "conservadurismo teológico" de Ratzinger. La BBC, THE GUARDIAN y el NY TIMES son medios muy hostiles a la Iglesia que llevan tiempo insistiendo en recordar que Benedicto XVI era a quien ellos llamaban "el Rottwailer" y "el PanzerKardinal".

 

Otro tipo de cobertura y tratamiento discreto habría impedido el alboroto, pero quizá los medios buscaban una polémica, una pelea entre dos religiones, en vez de un debate académico sobre la relación entre fe y razón, que es lo que se trató en Ratisbona.

 

El comentario de Rahul Tandon en la BBC: Benedicto XVI y el Islam

http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/5349808.stm 

La denuncia de David Warren sobre el papel de la prensa:

http://www.davidwarrenonline.com 

La cobertura que dio Ian Fisher en el New York Times:

http://www.nytimes.com/2006/09/13/world/europe/13pope.html

CDV 9.MMVI 


+++


Abusos sexuales de menores en la BBC. ¿Respuesta? Miren a la Iglesia católica

 

 

 

The Catholic World Reportdedicó un artículo a la acusación que, de acuerdo a informaciones de la agencia Associated Press, pesa contra la cadena británica BBC por abusos sexuales de menores (cf. «Is the Catholic Church behind the BBC´s Child Sexual Abuse Scandal?»).

 

Se trata de acusaciones contra conocidos personajes de la BBC como el difunto conductor de radio y televisión Jimmy Savile y otros empleados de la cadena de radio y televisión pública británica. Los supuestos abusos u hostigamientos de tipo sexual habrían ocurrido a lo largo de tres décadas (60, 70 y 80). Desde la oficina de prensa de la BBC se declaró haber individuado nueve acusaciones contra empleados actuales o recientes. Desde el 29 de octubre de 2012 está formalmente abierta una investigación policial sobre cultura y hábitos en la BBC durante las décadas referidas.

 

La polémica sobre el tema de los abusos en la BBC no es reciente. En diciembre de 2011 uno de sus programas, «Newsnight», decidió no emitir un documental donde supuestas víctimas hablaban de los abusos de Savile. El director del programa, Peter Rippon, no puso al aire el documental aduciendo «motivos editoriales». Rippon ha sido apartado temporalmente de la BBC, según informaciones del periódico The Times.

 

¿Y qué tiene que ver la Iglesia católica en este asunto? Contrastantemente a las acusaciones post mortem, en vida Jimmy Savile fue un benefactor de no pocas obras de caridad, filantrópicas y humanitarias civiles y religiosas. Eso fue lo que motivó la concesión de un reconocimiento eclesiástico en la década de los 90´s, la medalla de san Gregorio Magno, durante el pontificado del Papa Juan Pablo II.

 

El reconocimiento pontificio fue uno de los muchos que Savile recibió en vida. De suyo, al desconocerse quién era y qué hacía en realidad, fue reconocido por la Reina Isabel II de Inglaterra con el título de «sir», además de algunos doctorados honoris causa por varias universidades.

 

Paradójicamente, corresponsales de la BBC en el Vaticano interpelaron el 27 de octubre al portavoz de la sala de prensa de la Santa Sede sobre Savile y la Orden de San Gregorio Magno en uno de los habituales encuentros entre el jefe de prensa del Vaticano y los periodistas acreditados. La respuesta del padre Lombardi fue la siguiente (la traducción es del blog Actualidad y Análisis):

«Como es sabido, la Santa Sede condena de la manera más firme los horribles crimines de abuso sexual a menores, considera gravísimo lo que ha salido a la luz sobre Jimmy Savile, y está profundamente apenada de que una persona que se ha manchado de tal responsabilidad haya podido ser propuesta, en su tiempo, para un reconocimiento por parte de la Santa Sede que, habiendo tenido noticia de cuanto se ha sabido recientemente, ciertamente no lo habría conferido.

Dado que no existe alguna referencia permanente de las personas que han recibido tal reconocimiento, no es ahora posible expulsar difunta de una lista inexistente. Los nombres de los condecorados no aparecen en ningún momento en el Anuario Pontificio y los reconocimientos caducan con la muerte del individuo. Lo que es más importante es, entonces, confirmar la condena más firme para todos los abusos sexuales, en particular en relación a menores, como crimines gravísimos. Sobre esto la Santa Sede es firmísima».

 

Jimmy Savile en imagen de archivo.

 

Ya con anterioridad el arzobispo católico de Westminster se interesó por consultar a la Santa Sede si había un modo de retirar, aunque la persona ya hubiera fallecido, el reconocimiento eclesiástico. Como subrayó el padre Lombardi, no hay listas oficiales de la Iglesia sobre las personas que reciben esos galardones y «caducan» con su muerte. Por otra parte, nunca se le hubiera concedido de haberse sabido lo que ahora se sabe.

 

Pero el punto no es tanto el interés de la BBC por la remoción o no de unas formas de reconocimiento (de hecho, por lo que se sabe, no lo ha preguntado a las universidades de Bedfordshire y de Leeds, a la Casa Real Británica ni al Borough of Scarborough, quienes también dieron títulos a Savile, seguramente en el mismo estado de desconocimiento de quién era en realidad este trabajador de la BBC) sino que al apuntar a la Iglesia se está tratando de desviar la atención de la propia responsabilidad.

 

En la web en inglés de la BBC se ha dedicado espacio a este punto concreto (cf. «Jimmy Savile: Catholic Church bid to remove papal knighthood», 27.10.2012). Sin embargo, es evidente que el intento no redituó en un efectivo desvió de atención.

 

Por lo demás, resulta también paradójico el que la BBC hay decidido no proyectar el documental sobre Savile «por motivos editoriales» (lo ha hecho más recientemente) y sí haya querido proyectar (tal vez por los mismos motivos) en octubre de 2006 el documental «Sex crimen and the Vatican», un programa de 39 minutos lleno de delicados errores claramente calumniadores que denotaron el afán por el desprestigio del Papa y la Iglesia católica en general al reflejar tantos errores de elemental información (cf. La BBC y el prejuicio anticristiano, ForumLibertas.com, 25.06.2007).

*** 

LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje.

En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión.

En Facebook: http://www.facebook.com/actualidadyanalisis.

Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com.

Evagelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com/

Jorge Enrique Mújica en Google+.

En Pinteres: http://pinterest.com/webpastor.

-.-

08. XI. MMXII

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=25814

 

+++

 

El cardenal López Trujillo critica a la BBC por

tergiversar sus palabras sobre el preservativo

 

 

El prelado denuncia «el ataque deliberado y

sistemático a la Iglesia» de la emisora británica

 

El cardenal López Trujillo, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, se ha visto obligado a defenderse de la manipulación informativa de la que fue víctima durante una reciente entrevista que le fue realizada por la cadena de televisión BBC. La cada vez más desprestigiada emisora inglesa, distorsionó las declaraciones del cardenal para ridiculizar la oposición de la Iglesia al uso del preservativo. López Trujillo explica sus declaraciones, basadas en argumentos científicos y éticos, como los que han llevado a exigir que las cajetillas de cigarrillos incluyan una advertencia sobre el peligro grave que tiene fumar.

 

Santiago Martín - Madrid.-
El cardenal López Trujillo, prefecto del Consejo Pontificio para la Familia, ha publicado un documento acerca de los valores de la familia contra el mal llamado «sexo seguro». Las opiniones del cardenal fueron noticia hace unos meses a raíz de una entrevista que le hicieron en la BBC. El cardenal explica en su largo artículo que fue entrevistado durante una hora sobre temas concernientes a la familia. «Sin embargo, sorprendentemente ¬afirma López Trujillo¬, lo que se vio de toda esta entrevista en el programa Sex & The Holy City de la serie Panorama de la BBC, fueron tan sólo tres secuencias, cada una de ellas de una duración inferior a medio minuto, cuyas respuestas eran, ciertamente, mucho más completas». El propósito del programa era, aparentemente, una crítica deliberada y sistemática a la Iglesia católica por una supuesta «contribución a la muerte de personas, al no permitir el uso de preservativos para la prevención de la difusión del sida».

 

Etiquetas como en el tabaco

 

«En esta entrevista ¬sigue diciendo el cardenal López¬ yo advertía sobre el sexo seguro , declarando que uno no puede hablar, verdadera y objetivamente, de una total protección usando el condón como profiláctico, no sólo en lo que concierne a la transmisión del sida (virus de inmunodeficiencia humana, causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida), sino de bastantes otras ETS (enfermedades de transmisión sexual). Yo subrayaba ¬continúa monseñor Trujillo¬ que para controlar la pandemia es necesario promover una conducta sexual responsable inculcada mediante una auténtica educación sexual respetuosa de la dignidad del hombre y la mujer, y que no los considere meros instrumentos de placer y objetos para ser usados . Dije también que tal conducta sexual tiene lugar sólo en el amor conyugal asumiendo las responsabilidades del matrimonio, en cuanto donación de sí mismo, recíproca, exclusiva y total, de un hombre y una mujer en una comunidad de amor y vida».
   «Y también ¬añade¬ propuse que los ministerios de Salud exijan etiquetas en los paquetes de preservativos, como se hace con los cigarrillos, donde se diga que la protección ofrecida por éstos no es total, y que los riesgos son, ciertamente, significativos. Para poner de manifiesto que el nivel de protección ofrecida por el preservativo contra el sida y las ETS no es suficiente, me refería también al resultado de investigaciones científicas. Merece, en este sentido, ser también considerado que el virus del sida es 450 veces menor que el espermatozoide, así como que hay otros riesgos respecto a diferentes factores en la estructura del condón y en su empleo en la actualidad».
   Tras citar diferentes intervenciones de Conferencias Episcopales de todo el mundo ¬como la de Sudáfrica, en la que se vincula al uso del preservativo con el aumento del sida¬, el cardenal López vuelve a expresar su preocupación por el hecho de que «la gente, especialmente los jóvenes, sea inducida a error al ofrecerles una total protección, a pesar de que no haya una protección total. Soy consciente de la inmensidad de la pandemia y, manteniendo simultáneamente los niveles ¬diferentes aunque complementarios¬ entre lo que es moral y lo que es meramente sanitario, he tratado de expresarme sobre la necesidad, no sólo de contener la continua expansión de esta pandemia, sino también de prevenir a los usuarios de condones de infectarse pensando que es imposible que esto suceda, lo cual, hasta ahora, ha tenido consecuencias letales. Hay personas en riesgo de contaminarse aunque piensen que sus relaciones sexuales, desde el punto de vista sanitario, son totalmente seguras. ¿Cuántos caen víctimas de este error?».
   Citando al cardenal Tettamanzi, arzobispo de Milán, afirma: «Debemos interrogarnos sobre la seriedad científica y profesional acerca de las campañas de profilácticos. Se corre el riesgo de engañar a la gente con la propaganda del sexo seguro, mientras que éste no lo es, o no lo es tanto como se cree», concluye.

2004-II-04 LA RAZÓN. ESP.

 

+++

 

 

 

"BBC"  Londres: !Qué desprestigio!

- Gracias, Lord Hutton

 

 

Santiago MARTÍN
Hace unos años, cuando apareció mi libro «El Evangelio secreto de la Virgen María», me vi sorprendido por la casi inmediata llamada telefónica de un periodista de la sección hispana de la BBC de Londres. Me halagó. La BBC es la BBC, al fin y al cabo. La ilusión se me acabó a los pocos minutos de empezar la entrevista. Sólo querían saber si en el libro contaba cosas escabrosas sobre la relación íntima entre la Virgen y San José. Cuando les dejé claro que era fiel a la doctrina de la Iglesia, me colgaron. Supongo que a estas alturas deben ignorar que esa obra ha vendido ya más de 100.000 ejemplares, y eso sin recurrir al escándalo. La BBC ya no es lo que dicen que era, pensé yo entonces. Al menos la sección de español de su radio. Ahora veo que el mal está mucho más generalizado. 


   El cardenal López Trujillo ha sido víctima de una manipulación burda, como él mismo explica en el artículo que ha escrito para dar a conocer no sólo su verdadero pensamiento acerca del uso del preservativo, sino también para que se sepa cómo se las gasta la citada emisora.


   Pero ni mi testimonio ni el del cardenal tendrían más valor que el de una pataleta católica, e incluso se nos culparía de no entender la dinámica de los medios de comunicación y cosas así. Por eso me ha parecido providencial lo que ha sucedido tras la investigación llevada a cabo por Lord Hutton. Y no sólo porque se ha hecho un poco de luz y de justicia en una emisora cuyas prácticas profesionales están haciendo daño a mucha gente, sino porque creo que es hora de reflexionar acerca de cómo se está haciendo periodismo hoy. El escándalo es materia prima de la noticia, lo sabemos. Pero, ¿sólo el escándalo? Algunos parecen regirse sólo por la frase: «No dejes que la realidad te estropee un buen titular».

2004-II-04. L.R. ESP.

 

+++

 

El arzobispo de Glasgow acusa a la BBC de

prejuicios contra la Iglesia católica


GLASGOW, viernes, 6 febrero 2004 - El arzobispo de Glasgow, monseñor Mario Conti, a acusado a la «British Broadcasting Corporation» (BBC) de una «total insensibilidad» hacia la Iglesia católica. 

En una carta dirigida al diario «Herald», publicada el miércoles pasado, el prelado cita varios contenidos de la programación del canal público de la televisión británica que así lo demuestran. 

Observa, por ejemplo, que la decisión de señalar el XXV aniversario del pontificado de Juan Pablo II y la beatificación de la Madre Teresa coincidió con un documental, «Sex and the Holy City» («Sexo y la Ciudad Santa»), sobre la eficacia de los preservativos en la lucha contra el Sida. 

«Tal programación muestra una total insensibilidad al significado espiritual e histórico de esos momentos», advierte monseñor Conti. 

Igualmente menciona el proyecto de la BBC de emitir «Popetown» («Papalandia»), unos dibujos animados que satirizan al Papa como un pueril jubilado al que hay que satisfacer todos sus caprichos. 
ZS04020620


+++

 

De cómo se construye «la verdad»

 con muchas mentiras

 

Por Jaime SEPTIÉN. 31.05.2002. www.periodismocatólico.com

Mientras los sacerdotes franciscanos en Belén, los misioneros en África o los diocesanos en Colombia estaban entregando su vida por la paz de Cristo, los periódicos mexicanos nos machacaban con que todos los curas del país y del mundo son como el baboso cura de Boston (de cuyo nombre se acordará Dios el Día del Juicio, no se preocupen).
17 de abril de 2002

En una verdadera feria de la insensatez, de la ignorancia y de la pobreza tanto moral como intelectual, hemos visto desfilar toda suerte de petardos, dirigidos a dañar la confianza de los católicos en su Iglesia y, sobre todo, en sus ministros. Junto con ello, el desprecio por lo que exigieron los obispos mexicanos en su reunión de Lago de Guadalupe en materia de libertad religiosa y, para acabarla de amolar, los eructos de algunos teólogos del cuarto para las doce, pidiendo la renuncia del Papa, como si su martirio no fuera una señal maravillosa al mundo del sentido salvador del sufrimiento.

Medios contra seminarios

En su libro Un antropólogo en Marte, el muy afamado neurólogo y escritor Oliver Sacks pone al inicio una frase esencial, pronunciada por el doctor canadiense William Osler: «La cuestión no es qué enfermedad tiene una persona, sino quién es la persona que ha sucumbido a la enfermedad».
Debemos empezar por distinguir: la cuestión es que la pederastia y la pedofilia no son parte del ejercicio sacerdotal, sino que algunos (y, por cierto, bien pocos) sacerdotes en el mundo han sucumbido a ellas.

Es bien diferente -y solamente cuando entendemos esa diferencia podemos comenzar a entender algo- decir (como una señora de apellido Rodríguez en La Jornada) que los seminarios son «los paraísos de la pederastia» y que la profesión de cura «da licencia» para ejercerla, a precisar que este mal social está tan extendido que algunos sacerdotes, o algunos seminaristas, han caído en sus garras, destruyéndose, destruyendo a seres inocentes y avergonzando a los demás sacerdotes que abrazan -como el Papa- el misterio de la Cruz y se esfuerzan en alcanzar la santidad. Como a los críticos de la Iglesia católica les encanta mentir con números, vamos a darles un poco de verdad, con números. En este mismo instante hay cerca de 450 mil sacerdotes católicos en el mundo viviendo la aventura espiritual más libre de todas las aventuras espirituales: la que ha dicho «Sí» a Cristo. De ellos, ¿cuántos han abandonado su celibato por la pederastia? Cifras extraoficiales hablan del 0.3 %. No lo sabemos. Pero lo que sí sabemos es que en Estados Unidos, nación donde se prendió la mecha, habrían sido denunciados 30 casos en los últimos 20 años. Por otro lado, en ese país se tiene un promedio de 105 mil casos anuales de abuso sexual a menores. ¡Y es a la Iglesia a la que se le carga la enfermedad!

El imperio de la impunidad

Entendemos que cada violación, venga de donde venga, es un crimen, y el violador tiene que pagar su falta ante la ley; pero, ¿por qué los medios apuntan con el dedo a los sacerdotes y se «olvidan» del monstruoso número de crímenes que contra los niños -muchos de ellos robados en México- se cometen a diario en el país del Norte? Por una sencilla razón: porque el sensacionalismo alrededor de la Iglesia católica vende más que cualquier otro sensacionalismo alrededor de cualquiera otra institución formada por seres humanos. Porque descubrir que un sacerdote católico sucumbió al mal es más escandaloso -misterios de la modernidad- que informar que 15 millones de niños son, hoy mismo, explotados sexualmente por la «industria» de la pornografía en el mundo.

El semanario Time se preguntaba hace días en su portada: «¿Puede la Iglesia salvarse a sí misma?», en recuerdo de los gritos de los judíos ante la Cruz de Cristo. Pues bien, dada la magnitud del mal en Estados Unidos, lugar donde se cometen 50 mil crímenes al año, donde 4 de cada 10 estudiantes de secundaria van armados a su escuela, donde 2% de su población está en la cárcel y donde uno de cada 2 matrimonios termina en divorcio antes del primer año de relación, el mayor consumidor de droga del planeta, y un largo etcétera, la pregunta adecuada no es la ironía del Time, sino «¿Puede salvarse Estados Unidos de alguna forma?».

Y los medios mexicanos, tan gallitos ellos cuando de defender la «soberanía» de México se trata, haciéndole coro a los gringos.

Investigando «concienzudamente» la pederastia cural en sus diócesis, lanzando números al aire, cebándose en el amarillismo, revolcándose en la porquería inventada, convirtiendo planas en muladares bajo el peregrino pretexto de que quieren defender a la Iglesia de las víboras que la emponzoñan. Gracias, qué amables…


De cómo se hace guiso de pollo sin pollo


En un curso reciente, el filósofo español Julián Marías dijo: «Cada vez estoy más persuadido de que la causa más profunda de los males que padece la Humanidad es la mentira. (…) La tendencia dominante en la actualidad a la impunidad en todos los aspectos adquiere particular gravedad cuando se trata de la mentira. Es lo que puede llamarse la impunidad verbal, el que la mentira circule y pase sin corrección ni apenas conciencia de su existencia. El influjo de la mentira cuando está potenciada por la organización y los medios de confusión es enorme, y rara vez hay reacción contra ella». Esta cita tiene un precioso material de reflexión. La Iglesia católica en México (por reflejo de lo que sucede en el mundo), está siendo perseguida por una campaña de impunidad verbal, de mentiras o de «noticias» no comprobadas, sin precedentes. Nadie parece querer dudar que los señores curas son -todos- violadores de niños en potencia, que los obispos encubren, que los seminaristas en lugar de aprender teología van y aprenden técnicas pederastas avanzadas, en fin, y ahí está el peligro brutal y la conclusión que muchos están sacando: que se puede (y se debe, según los medios de confusión) ser católico prescindiendo de la Iglesia. Que es lo mismo que si dijéramos que se puede comer guisado de pollo prescindiendo del pollo.

«En el pasado -apunta el psiquiatra italiano Vittorino Andreoli- si a una persona del poder se le descubría en una afirmación falsa, se avergonzaba y no se le creía más… El mentiroso no tenía dignidad por definición». Hoy estamos comprobando que el mentiroso en el poder (porque nadie podría dudar que los medios de comunicación y sus personajes tienen poder) es el gran triunfador. La estafa vende más que la verdad, y el estafador -aquel que miente para ganar auditorio-es, en palabras de Andreoli, «un campeón de la capacidad de adaptarse a lo nuevo».
«Lo nuevo» consiste en esparcir a los cuatro vientos la inmunda frase de los propagandistas del terror: «miente, miente, que algo queda». Y ese algo que queda es la sospecha, que cae sobre cientos de miles (por lo menos el 95 por ciento de los 450 mil) de sacerdotes que no viven su celibato con el agua al cuello, que llevan su ministerio con enorme dignidad, que son signos del Amor de Cristo y que trabajan -ojo, señoritas y señoritos mentirosos- por la paz, en su parroquia, en su modesta vicaría, en el templo, en el confesionario o en las misiones remotas. Y ojo, también, católicos-flanes. Tengamos el coraje de defender a nuestra Santa Madre la Iglesia contra las vacilaciones de la rapiña. O, de plano, declarémonos sin Madre, y afrontemos las consecuencias de la orfandad.

Aprender de la dolorosa experiencia

En tres puntos resumimos para nuestros lectores la importantísima carta emitida recientemente por el cardenal de Boston, Bernard Law, a raíz de la petición de su renuncia por ser la diócesis que ha desatado la polémica mundial sobre casos de pederastia y pedofilia.

1. Como Iglesia, hemos seguido inadecuadamente los casos de nuestra experiencia histórica sobre abuso infantil y no hemos aprendido a tratarlos desde la perspectiva de la víctima. Tampoco hemos hecho frente a estos casos como muestras -que lo son- de patologías tanto emocionales como psicológicas.

2. Estos casos no pueden ni deben ser reducidos a un componente puramente moral. El deseo de proteger la privacidad de la víctima y la reputación del sacerdote nos hizo no entender que ambos -sacerdote y víctima-son parte de una misma sociedad. Este error pone a otros en riesgo muy serio, pues prolonga la posibilidad de que se sigan cometiendo abusos en seres inocentes.

3. Hay que encarar estos casos desde su naturaleza criminal. Por el deseo de dar una respuesta pastoral, no hemos tenido en cuenta la criminalidad evidente que envuelve un caso de abuso. Por el deseo de acompañar a las víctimas que se acogían a nosotros por no querer entrar en un proceso judicial, no comunicamos estos casos a las autoridades públicas.

De ello, con valentía, el cardenal Law pide perdón, al tiempo que a los católicos de todo el mundo y en especial a los de su arquidiócesis, ruega que oren para poder superar, con humildad y amor, esta hora de retos para la Iglesia. Lo mismo ha pedido el cardenal Rivera Carrera al instar a denunciar abusos criminales en la Iglesia ante la autoridad civil.

Es bueno valorar acontecimientos y hechos que han sucedido en el pasado, reflexionar sobre ellos, para caminar con los talentos de la historia como bastón de guía.

 

+++

 

 

San Cirilo de Alejandría – Egipto (376ca.-444) obispo, doctor de la Iglesia Católica - Sermón 15; PG 77, 1089-1095

 

“Este es mi siervo” (Mt 12,18)


         Cristo, siendo Dios por su naturaleza, Palabra verdadera de Dios Padre, de la misma naturaleza que el Padre y coeterno con él, brillando en lo más alto de los cielos, en su condición de Dios y semejante a Dios, “no consideró como presa codiciable el ser igual a Dios. Al contrario, se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres.” Naciendo de María Virgen se comportó como un hombre cualquiera y “en su condición de hombre se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz.” (cf Flp 2,6-8)
        Cristo se abajó hasta nuestra humildad, dando a la humanidad la plenitud que le es propia. Se abajó no por obligación sino con plena libertad. Por nosotros adoptó la condición de esclavo, él que es la libertad en persona. Se hace uno como nosotros, él que está por encima de toda la creación. Se somete a la muerte, él que da la vida al mundo... Se pone bajo la Ley como nosotros (Gal 4,4), él que siendo Dios trasciende la Ley. Se hace hombre entre los hombres; naciendo de mujer, tiene un comienzo, él que precede todos los tiempos y todas las edades, más aún: él que es el Creador y el origen de todos los siglos.

 

+++

 

"En ti he puesto mi esperanza, guárdame Señor del eterno mal y concédeme la redención, por tu gran y profunda bondad que nunca me abandona".

 

+++

 

El irracionalismo actual no es otra cosa que el desarrollo de la irracionalidad que lleva en sus entrañas todo racionalismo. El irracionalismo no es la simple irracionalidad, sino la tesis de que en el saber todo da lo mismo. ¡He aquí las sectas!

 

"Erit enim tempus cum sanam doctrinam non sustinebunt sed ad sua desideria coacervabunt sibi magistros prurientes auribus, et a veritate quidem auditum avertent ad fabulas autem convertentur" (2 ad Thimoteum 4, 3-4).

 

"Pues vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina, sino que de acuerdo con sus pasiones se rodearán de maestros que halaguen sus oídos, y apartarán, por una parte, el oído de la verdad, mientras que, por otra, se volverán a los mitos". San Pablo que, con otros miembros de la Iglesia Católica, también escribió la Biblia.

 

+++

 

Grandes son las obras del Señor

Por S. S. Benedicto XVI – 2005-06-08 - Queridos hermanos y hermanas: 
1. Hoy sentimos un viento fuerte. El viento en la sagrada Escritura es símbolo del Espíritu Santo. Esperamos que el Espíritu Santo nos ilumine ahora en la meditación del salmo 110, que acabamos de escuchar. Este salmo encierra un himno de alabanza y acción de gracias por los numerosos beneficios que definen a Dios en sus atributos y en su obra de salvación:  se habla de "misericordia", "clemencia", "justicia", "fuerza", "verdad", "rectitud", "fidelidad", "alianza", "obras", "maravillas", incluso de "alimento" que él da y, al final, de su "nombre" glorioso, es decir, de su persona. Así pues, la oración es contemplación del misterio de Dios y de las maravillas que realiza en la historia de la salvación.

2. El Salmo comienza con el verbo de acción de gracias que se eleva del corazón del orante, pero también de toda la asamblea litúrgica (cf. v. 1). El objeto de esta oración, que incluye también el rito de la acción de gracias, se expresa con la palabra "obras" (cf. vv. 2. 3. 6. 7). Esas obras son las intervenciones salvíficas del Señor, manifestación de su "justicia" (cf. v. 3), término que en el lenguaje bíblico indica ante todo el amor que genera salvación.

Por tanto, el núcleo del Salmo se transforma en un himno a la alianza (cf. vv. 4-9), al vínculo íntimo que une a Dios con su pueblo y que comprende una serie de actitudes y gestos. Así, se habla de "misericordia y clemencia" (cf. v. 4), a la luz de la gran proclamación del Sinaí:  "El Señor, el Señor, Dios misericordioso y clemente, tardo a la cólera y rico en amor y fidelidad" (Ex 34, 6).

La "clemencia" es la gracia divina que envuelve y transfigura al fiel, mientras que la "misericordia" en el original hebreo se expresa con un término característico que remite a las "vísceras" maternas del Señor, más misericordiosas aún que las de una madre (cf. Is 49, 15).

3. Este vínculo de amor incluye el don fundamental del alimento y, por tanto, de la vida (cf. Sal 110, 5), que, en la relectura cristiana, se identificará con la Eucaristía, como dice san Jerónimo:  "Como alimento dio el pan bajado del cielo; si somos dignos de él, alimentémonos" (Breviarium in Psalmos, 110:  PL XXVI, 1238-1239).

Luego viene el don de la tierra, "la heredad de los gentiles" (Sal 110, 6), que alude al grandioso episodio del Éxodo, cuando el Señor se reveló como el Dios de la liberación. Por tanto, la síntesis del cuerpo central de este canto se ha de buscar en el tema del pacto especial entre el Señor y su pueblo, como declara de modo lapidario el versículo 9:  "Ratificó para siempre su alianza".

4. El salmo 110 concluye con la contemplación del rostro divino, de la persona del Señor, expresada a través de su "nombre" santo y trascendente. Luego, citando un dicho sapiencial (cf. Pr 1, 7; 9, 10; 15, 33), el salmista invita a todos los fieles a cultivar el "temor del Señor" (Sal 110, 10), principio de la verdadera sabiduría. Este término no se refiere al miedo ni al terror, sino al respeto serio y sincero, que es fruto del amor, a la adhesión genuina y activa al Dios liberador. Y, si las primeras palabras del canto habían sido una acción de gracias, las últimas son una alabanza:  del mismo modo que la justicia salvífica del Señor "dura por siempre" (v. 3), así la gratitud del orante no tiene pausa:  "La alabanza del Señor dura por siempre" (v. 10).

Para resumir, el Salmo nos invita al final a descubrir las muchas cosas buenas que el Señor nos da cada día. Nosotros vemos más fácilmente los aspectos negativos de nuestra vida. El Salmo nos invita a ver también las cosas positivas, los numerosos dones que recibimos, para sentir así la gratitud, porque sólo un corazón agradecido puede celebrar dignamente la gran liturgia de la gratitud, la Eucaristía.

5. Para concluir nuestra reflexión, quisiéramos meditar con la tradición eclesial  de  los  primeros siglos cristianos el versículo  final  con  su célebre declaración, reiterada en otros lugares de la  Biblia (cf. Pr 1, 7):  "El principio de la sabiduría es el temor del Señor" (Sal 110, 10).

El escritor cristiano Barsanufio de Gaza, en la primera mitad del siglo VI, lo comenta así:  "¿Qué es principio de la sabiduría sino abstenerse de todo lo que desagrada a Dios? ¿Y de qué modo uno puede abstenerse sino evitando hacer algo sin haber pedido consejo, o no diciendo nada que no se deba decir, y además considerándose a sí mismo loco, tonto, despreciable y totalmente inútil?" (Epistolario, 234:  Collana di testi patristici, XCIII, Roma 1991, pp. 265-266).

Con todo, Juan Casiano, que vivió entre los siglos IV y V, prefería precisar que "hay una gran diferencia entre el amor, al que nada le falta y que es el tesoro de la sabiduría y de la ciencia, y el amor imperfecto, denominado "principio de la sabiduría"; este, por contener en sí la idea del castigo, queda excluido del corazón de los perfectos al llegar la plenitud del amor" (Conferencias a los monjes, 2, 11, 13:  Collana di testi patristici, CLVI, Roma 2000, p. 29). Así, en el camino de nuestra vida hacia Cristo, el temor servil que hay al inicio es sustituido por un temor perfecto, que es amor, don del Espíritu Santo.

 

+++


al oir el llamado de Cristo, deja todo Pedro en el lago de Galilea, y le sigue para siempre

 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

“Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos, 
la luna y las estrellas que has creado, 
¿qué es el hombre para que te acuerdes de él, 
el ser humano, para darle poder? 
Lo hiciste poco inferior a los ángeles, 
lo coronaste de gloria y dignidad”(Ps. 8).

 


 

Gracias por venir a visitarnos

 

Recomendamos vivamente: Al caer de la tarde - es un ramillete de reflexiones al hilo de la liturgia de Adviento, que escribe Cristina González Alba para la colección Hablar con Jesús, de la editorial Desclée De Brower. El hilo conductor es despertar y empezar a caminar, con la mirada puesta en Jesús de Nazaret.

-.-

Recomendamos vivamente: MI QUERIDA IGLESIA SANTA Y PECADORA - Decía José Luis Martín Descalzo que «nuestros pecados manchan tan poco la Iglesia como las manchas al sol». En este espíritu ha escrito Mariano Purroy Mi querida Iglesia, santa y pecadora (Edibesa), una mirada positiva y realista sobre los pecados de los cristianos y el perdón de Cristo.

+

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).