Tuesday 21 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Pío XII - evidencias protección judíos durante la belicosidad guerra e Iglesia


Historia - “La Iglesia es siempre joven y el futuro siempre pertenece a la Iglesia. Todos los otros regímenes que parecían muy fuertes han caído, ya no existen, sobrevive la Iglesia; siempre un nuevo nacimiento pertenece a las generaciones. Confianza, ésta es realmente la nave que lleva a puerto”. Cardenal Ratzinger 2001.

 

+++

 

Gracias a hombres y mujeres obedientes al Espíritu Santo, han surgido en la Iglesia muchas obras de caridad, dedicadas a promover el desarrollo: hospitales, universidades, escuelas de formación profesional, pequeñas empresas. Son iniciativas que han demostrado, mucho antes que otras actuaciones de la sociedad civil, la sincera preocupación hacia el hombre por parte de personas movidas por el mensaje evangélico.

 

+++

 

 

"Al inicio de la Segunda Guerra, la primera encíclica del Papa Pío XII era tan anti-Hitler que la Fuera Aérea Real de Francia dejó caer sobre Alemania 88 mil copias".

 

+++

 

«La escritura de la historia se ve obstaculizada a veces por presiones ideológicas, políticas o económicas; en consecuencia, la verdad se ofusca y la misma historia termina por encontrarse prisionera de los poderosos. El estudio científico genuino es nuestra mejor defensa contra las presiones de ese tipo y contra las distorsiones que pueden engendrar» (1999). S.S. JUAN PABLO II – MAGNO

 

+++

 

Historia - Iglesia y la libertad - ¿O de los mártires de la persecución religiosa en España de 1936 a 1939; o del totalitarismo nazi? No está de más recordar lo que de éste escribió el judío Albert Einstein, en el Time Magazine de diciembre de 1940: «Por ser un amante de la libertad, cuando tuvo lugar la revolución en Alemania (la llegada de Hitler) miré con confianza hacia las universidades, sabiendo que siempre se habían enorgullecido de su devoción a la causa de la verdad. Pero las universidades permanecieron en silencio. Entonces miré a los grandes editores de periódicos que en ardientes editoriales proclamaban su amor por la libertad. Pero también ellos, como las universidades, se redujeron al silencio, sofocados en el curso de pocas semanas. Solamente la Iglesia se opuso plenamente a la campaña de Hitler que pretendía suprimir la verdad. Nunca había tenido un interés especial por la Iglesia, pero ahora siento por ella un gran amor y admiración, porque solamente la Iglesia tuvo el coraje y la perseverancia de defender la libertad intelectual y la libertad moral. Debo confesar que aquello que antes había despreciado, ahora lo admiro incondicionalmente». Albert Einstein

 

+++

 

Historia y mentira - Si el historiador falta a la verdad, si cuenta lo que no ha sucedido, o calla lo que efectivamente ha acontecido, o lo desfigura, no es que tenga «poco valor», es que comete un delito intelectual. Lo mismo puede decirse del que extrae consecuencias falsas de un descubrimiento científico, o da por establecido lo que no pasa de ser una hipótesis o toma por incontrovertible lo que no se puede justificar con facilidad.
Estos usos, tan frecuentes, deberían acarrear una inmediata descalificación; no ocurre así. Hay autores que faltan a la verdad sistemáticamente, a lo largo de muchos años, y no pasa nada; quiero decir nada negativo, porque acaso gozan de éxito y fama. Es muy frecuente que dentro de la obra de un autor se prefiera la que es falsa, tal vez porque es la más polémica, porque se ha enzarzado con otros de tal manera que la primera víctima ha sido la verdad. Se olvidan las cosas justas que ha escrito, se retienen las desfiguraciones que se ha permitido para atacar a un adversario que acaso ha hecho lo mismo. Julián Marías, de la Real Academia Española

 

+++



Pío XII y la Segunda Guerra Mundial


Actualizado 24 diciembre 2010

Con relativa frecuencia, vienen apareciendo en los medios de comunicación noticias y comentarios que, en relación con el Papa Pío XII, de santa memoria, no dudan en calumniarle y atribuirle las más aviesas intenciones, relacionadas con su actuación durante la Segunda Guerra Mundial. No hace falta advertir que estas voces siempre provienen de notorios, y bien respaldados económicamente, enemigos de la Iglesia vinculados a las ideologías triunfantes en dicha contienda: el liberalismo y el socialismo.


Para prevenir las perplejidades que estos comentarios pueden causar en católicos poco informados, siempre son oportunas algunas precisiones sobre la figura de este Romano Pontífice cuyo proceso de beatificación está muy avanzado y a quien esperamos venerar muy pronto en los altares.


Libros propagandísticos contra Pío XII y la respuesta de Pierre Blet

El nudo del problema está en su postura ante la Segunda Guerra Mundial. Lo que ha llevado a hablar algunos de un triple silencio por parte del Papa: ante la guerra como tal, ante el genocidio judío, y ante los otros horrores cometidos por los nazis en todos los países. Como es lógico, todas estas acusaciones presuponen una versión oficial de la historia impuesta mediante la represión policíaca y judicial. Ni siquiera se admite la divergencia en el terreno de la investigación histórica que, en este campo, encuentra terreno vedado para la libre discusión.

Por supuesto, nadie reprocha hoy los silencios de Winston Churchill ni de Roosevelt en torno a la misma cuestión, ni su cooperación con Stalin. Además, para algunos todavía resulta creíble la idea de que solamente existieron crímenes en uno de los bandos, silenciando la genocida actividad de los vencedores. Recordamos, a este respecto, el reciente libro de Giles Macdonogh en el que se demuestra que los vencidos fueron internados en campos de concentración atroces, fueron humillados, deportados y sometidos a suplicios bestiales. Fusilaron en masa a niños y mujeres y torturaron a los presos de manera sistemática. Por no hablar de los tristemente célebres “campos de la muerte de Eisenhower”.


La mayoría de las falacias sobre Pío XII encontraron acomodo en un libro que vio la luz en numerosos países e idiomas (recuérdese lo que dijimos sobre el poder económico de estos grupos de presión) y cuyos argumentos son reiterados posteriormente por numerosos imitadores. El título era ya por sí mismo un vulgar reclamo publicitario y una calumnia: «El Papa de Hitler. La historia secreta de Pío XII». Para su pretencioso autor se trataba del «primer juicio científico y honesto» sobre este Papa.


Sin embargo, una nota aparecida en “L’Osservatore Romano” (13-octubre-1999), después de recordar que John Cornwell no tenía ni siquiera un título académico de historia, derecho o teología, demostraba que sus consultas en el Archivo Secreto Vaticano (fuente documental inexcusable para todo el que quiera decir una palabra de relevancia sobre el tema) fueron únicamente durante tres semanas y en períodos de tiempo muy breves. Además, no tuvo acceso a ningún documento posterior a 1922 (ya que a partir de dicha fecha el archivo no estaba entonces abierto al público) mientras que el Pontificado de Pío XII comienza en 1939. Es decir, aquel libro tenía un valor documental nulo y únicamente representa una nueva arma propagandística en la campaña desatada contra la persona y el pontificado de Pío XII.


Pierre Blet, jesuita y profesor emérito de historia en la “Pontificia Universidad Gregoriana” de Roma, junto con otros famosos historiadores ha examinado a fondo la documentación de la Santa Sede relativa a la Segunda Guerra Mundial que había comenzado a publicarse en una numerosa serie de volúmenes años atrás. Una buena síntesis del resultado de esta investigación puede verse en un libro que concluye así:


El Papa Pacelli se declaraba consciente de haber hecho para evitar la guerra, para aliviar los sufrimientos, para contener el número de víctimas, todo lo que había creído poder hacer. En cuanto los documentos permiten entrar en el secreto del corazón, éstos nos llevan a la misma conclusión” (BLET, P., Pío XII e la Seconda Guerra mondiale negli Archivi Vaticani, San Paolo, Milano, 1999).


Olvidan los que hacen un juicio apresurado sobre el Papa que “no compete propiamente a la investigación histórica establecer o discutir lo que se habría debido hacer, si se podía hacer mejor o peor, sino ilustrar y tratar de comprender lo que se hizo y por qué se hizo así” (Miccoli).


La obra de Pío XII

Una consulta serena de la documentación disponible revela la verdadera actitud de Pío XII y la falta de fundamento de las acusaciones lanzadas contra su memoria.


En primer lugar se pone en evidencia cómo los esfuerzos de la diplomacia vaticana por evitar la guerra llegaron al límite de sus posibilidades. Mas tarde, La diplomacia vaticana trabajaba con la ayuda de Ciano para convencer a Mussolini de que abandonara el Eje.


En su mensaje de Navidad de 1942 Pío XII pedía el fin de la guerra y recordaba “a los cientos de millares de personas que, sin culpa propia alguna, a veces sólo por razones de nacionalidad o de raza, se ven destinados a la muerte o a un progresivo aniquilamiento” y “los muchos millares de no combatientes, mujeres, niños, enfermos y ancianos, a quienes la guerra aérea —cuyos horrores Nos ya desde el principio repetidas veces denunciamos—, sin discriminación o con insuficiente examen, ha quitado vida, bienes, salud, casa, asilos de caridad y de oración”. En la exhortación consistorial del 2 de junio de 1943 protestó enérgicamente en defensa de la gente mandada a la muerte sin culpa y a la vez advierte que debe ser cauto “porque debemos tener cuidado de no perjudicar a aquellos que queremos salvar”.


Los documentos evidencian los esfuerzos tenaces y continuos del Papa para oponerse a las deportaciones. El aparente silencio escondía una gestión secreta a través de las Nunciaturas para evitar y limitar las violencias. Así, fueron innumerables las vidas salvadas por el Papa y sus colaboradores, y el propio Pío XII frenó personalmente la deportación de los judíos del gueto de Roma. La conversión y bautismo en febrero de 1945 del hasta entonces gran rabino Eugenio Zolli, no parece congruente con un papa renuente a salvar a sus hermanos de raza.


La hipocresía que se esconde detrás de estos ataques a la Iglesia

Las grandiosas declaraciones públicas a las que hoy nos han acostumbrado los políticos que asisten impasibles al exterminio de pueblos enteros o a verdaderos genocidios tolerados como es el aborto, no eran del estilo de la Santa Sede.


Bien alto habían hablado los papas en los años anteriores para denunciar que la desenfrenada carrera del liberalismo y del socialismo estaba llevando al mundo al caos y sin embargo la orgullosa Europa, donde burgueses y marxistas se daban la mano para coincidir en un burdo anticlericalismo, no quiso escuchar la voz de Roma: ¿por qué habría de hacerlo ahora?


Al terminar la guerra, muchos tuvieron que reconocer cuánto se habría evitado de haberse atendido las peticiones del Papa en favor de la paz. El agradecimiento público de personalidades de todo tipo, como las grandes figuras del judaísmo o el presidente Roosvelt, son pruebas de este reconocimiento a su obra.


Es de señalar a este respecto, la deuda contraída con Pío XII por la ciudad de Roma que le dio el título de Defensor: fueron muchos los refugiados que encontraron ayuda y acogida en la Ciudad del Vaticano y en las numerosas casas religiosas existentes. Cuando Roma fue brutalmente bombardeada por los aliados que causaron miles de víctimas en los barrios más populares, el Papa acudió a los sitios de mayor peligro para compartir con todos sus temores e inquietudes y él contribuyó de modo decisivo a que Roma fuese reconocida como ciudad abierta y se salvase de la destrucción.


A una pregunta sobre las causas de esta leyenda negra injustificable, respondía tajante el padre Blet:


A que a Pío XII no se le ha perdonado nunca el haber frenado el comunismo en Italia, empeño en el que se empleó a fondo. Los ataques al Papa Pacelli por su actitud en la Segunda Guerra Mundial surgen a partir de la obra teatral “El Vicario” puesta en escena en el año 63, de Rolf Hochuth, autor alemán del que hay razones suficientes para pensar que era dirigido por los servicios del Este” (ABC, 28-marzo-1998).


Valga, por último. un paralelismo con el caso español que resulta especialmente gráfico para comprobar como se asiste a una distorsión semejante de la historia.


Aquí, los incendios de iglesias se iniciaron en 1931 y se prolongaron durante años; en Octubre de 1934 (mucho antes de comenzar la guerra) había comenzado los asesinatos de sacerdotes, religiosos y seminaristas; la legislación republicana trató de marginar a la Iglesia de toda presencia social... Por otra parte, la segunda fase de la persecución se inició con toda rapidez, mucho antes de que la jerarquía tuviera tiempo de pronunciarse en un sentido al que se vio inclinada, necesariamente, a causa de la proscripción vandálica de la vida religiosa que estaba teniendo lugar en zona republicana en la que estaba en juego hasta la simple supervivencia física como dan fe las casi siete mil víctimas solo entre sacerdotes y religiosos.


Y sin embargo, desde determinados ambientes se acumulan los reproches hacia la Iglesia española y se quiere provocar un unilateral mea culpa que condene en bloque todo lo que se hizo entre 1936 y 1975. Una petición de perdón público acompañada de una sensación de inferioridad que deje a la Iglesia acomplejada ante el mundo e incapaz de llevarle la savia del Evangelio.


Cuando un hombre pierde la memoria queda sin identidad, está incapacitado para seguir construyendo su futuro y resulta fácilmente manipulable. También una Iglesia sin memoria de su propia historia o con una memoria sesgada sería fácilmente manejable por los poderosos de hoy que necesitan que nadie oponga la Verdad a sus mentiras.


Sabemos que Cristo ha vencido al mundo (Jn 16,33) pero los cristianos debemos, como aportación a la misión de la Iglesia, conocer y difundir nuestra verdadera historia, aprendiendo de nuestros mayores una fidelidad al Evangelio que ellos vivieron incluso en las circunstancias más difíciles.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=12907


+++


Nueva evidencia muestra acciones de Pío XII

para proteger a judíos durante la guerra

 

 

 

 

ROMA, 03 Feb. 2004-.-Fray Aldo Brunacci, un sacerdote conocido por haber salvado a 250 judíos durante la Segunda guerra Mundial, reconoció la labor del Papa Pío XII para salvar a un gran número de judíos durante la ocupación alemana y anunció que saldrán a la luz más evidencias sobre las acciones heroicas del Pontífice.

 

El testimonio del sacerdote –de 90 años– fue recogido por la revista mensual en inglés “Inside the Vatican”  en un artículo titulado “La Carta Secreta”, en la que confirma  la existencia de una carta que su entonces Obispo, Mons. Giuseppe Nicolini, le leyó durante la Segunda Guerra Mundial, y que había sido  escrita por el Papa Pío XII  para impulsar al clero a proporcionar seguridad a los judíos en Italia.

 

La autora Susan Zuccotti, detractora de Pío XII y autora del polémico libro “Bajo sus mismas ventanas” –donde  argumenta que el apoyo católico a los judíos en Italia fue logrado sin el apoyo de Pío XII–, conocía de esta carta; pero la descartó afirmando que el obispo mintió sobre “para hacer creer a sus ayudantes que ellos hacían el trabajo del Papa”.

 

El P. Brunacci negó la afirmación de Zuccotti y explicó que era “imposible” que Mons. Nicolini le mintiera. “La vi con mis propios ojos, en las manos de mi obispo, mientras él la leía”, aclaró el sacerdote y agregó que “era una carta del Vaticano pidiéndole al obispo que tome medidas para proteger a los judíos. Y nosotros tomamos esas medidas”.

 

“Zuccotti duda que Pío XII pueda haber mandado esa carta porque ella está influenciada por una campaña lanzada contra el Pontífice en 1963”, afirmó el P.  Brunacci y añadió que “dicha campaña ha estado llena de difamaciones y calumnias”.

 

El P. Brunacci responsabiliza al Papa Pío XII por el rescate del 85 por ciento de los judíos romanos durante la ocupación alemana, y predijo que la carta, que ha sido enviada a muchas diócesis en Italia, saldrá a la luz a mediano plazo junto con otros documentos.

 

Finalmente, el sacerdote recordó la celebración en la Plaza de San Pedro después de la liberación de Roma, donde “cientos de miles vinieron para aclamar al Pontífice y muchos judíos estaban entre ellos”.2004-02-05

 

+++

 

Las indicaciones de Pío XII pudieron salvar

 del nazismo a miles de judíos en Roma

 

Entrevista a sor Grazia Loparco fma, profesora de Historia de la Iglesia en el «Auxilium»
ROMA, jueves, 20 enero 2005 - Testimonios y documentación reflejan las indicaciones de Pío XII a las instituciones eclesiales que proporcionaron refugio y asistencia a los judíos cuando estalló la persecución nazi en Roma.

Nadie sabe exactamente cuántos judíos fueron ocultados y salvados por la Iglesia católica en Europa. Según el historiador judío Emilio Pinchas Lapide, entonces cónsul general en Milán, «la Santa Sede, los nuncios y la Iglesia católica salvaron de una muerte segura entre 740.000 y 850.000 judíos» (Cf. E.P. Lapide, «Three Popes and the jews», Londres, 1967).

Se calcula que en Italia más del 80% de los judíos escapó del genocidio de los nazis. Sólo en Roma la comunidad judía ha certificado que la Iglesia salvó de la Shoah a 4.447 judíos.

Para reconstruir estos sucesos y documentar una página de la historia que en pocos años se perdería, a causa de la escasez de documentación escrita y por la rápida desaparición de sus protagonistas, la asociación cultural «Coordinamento Storici Religiosi» (
www.storicireligiosi.it) está llevando a cabo una investigación sobre los judíos acogidos en las casas religiosas de Roma entre el otoño de 1943 y junio de 1944.

Entrevistada por Zenit, sor Grazia Loparco fma., profesora de Historia de la Iglesia en la Pontificia Facultad «Auxilium» (Roma) y vicepresidente de la asociación, explica que tal investigación «constituye un punto de partida con vistas a una reconstrucción más amplia que abraza el mismo fenómeno en el centro-norte de Italia, donde la emergencia asumió connotaciones propias y más prolongadas, y al mismo tiempo se refirió a números localmente más reducidos respecto a la gran comunidad romana».

--¿Cuántos judíos fueron salvados por la Iglesia católica en Roma? ¿Quién los salvó en particular?

--Sor Grazia Loparco: La comunidad judía en 1943 estaba formada por 10.000-12.000 judíos. Según los estudiosos es difícil precisar el número, pues durante el conflicto otros judíos llegaron a la capital, procedentes de otros Estados europeos, esperando encontrar mayor seguridad.

La investigación iniciada en 2002-2003 permite asegurar un número mínimo aproximado de 4.300 judíos, alojados en las casas religiosas. Con certeza se trata de una cifra por defecto, basándose en el primer estudio publicado por De Felice en 1961, que retomaba un artículo de Civiltà Cattolica del mismo año, firmado por el padre Robert Leiber.

Ante la incertidumbre, he considerado el número inferior. No será posible llegar a cifras precisas, tanto porque no todos los testigos sabían distinguir entre los huéspedes quién era judío o no (había muchas personas que se oponían a ser reclutadas o perseguidos políticos) como porque faltan elencos nominativos, con rarísimas excepciones. Se suma que a veces los judíos no revelaban la propia identidad, o la conocían sólo los superiores de las comunidades religiosas.

Otro motivo de imprecisión se debe al hecho de que nuestra investigación concierne a las casas religiosas y a las parroquias encomendadas a religiosos, no a las parroquias confiadas al clero diocesano.

Se puede suponer con fundamento que al menos la mitad de los judíos romanos encontraron refugio en instituciones eclesiales. Poco más de mil fueron arrestados la mañana del 16 de octubre de 1943 y algunos otros cientos después, sobre todo a causa de las delaciones, dado que por cada judío señalado se ganaban 5.000 liras, si eran hombres, y 3.000 liras si eran mujeres y niños.

Los judíos que corrían un extremo peligro, a partir del 16 de octubre de 1943, hallaron refugio inmediato con conocidos, amigos, a veces personal de servicio o comerciantes católicos, casas religiosas masculinas y femeninas, incluso monasterios de clausura que no habrían podido acogerlos sin una dispensa papal, parroquias, seminarios.

No siempre se quedaron en el mismo lugar. Era difícil permanecer escondidos en casas de familias privadas, por lo que en muchos casos buscaron refugio en las casas religiosas.

Tras el ocultamiento inmediato en los lugares más céntricos de la ciudad, varios intentaron ir a zonas más periféricas, potencialmente más tranquilas. Con frecuencia, religiosas y religiosos escondieron a judíos a pocos metros de los ojos de los nazis.

--¿De qué forma estaba organizada la red de asistencia a los perseguidos, y en qué medida el Papa Pío XII intervino para sostenerla?

--Sor Grazia Loparco: Varios testigos recuerdan las directivas procedentes oralmente de eclesiásticos vaticanos sobre la oportunidad de abrir conventos e institutos porque era «la hora de la caridad». Y la mayoría lo hizo consciente de no realizar más que el propio deber, estando en juego la vida de personas injustamente perseguidas.

Existía la Delasem, una organización que prestó ayuda económica a los judíos en dificultad, y estaba el famosísimo «padre Benoit», capuchino, que junto a otros trabajó cerca de la estación de trenes de Roma (Termini) para proporcionar documentos de identidad falsos y otros papeles, con la colaboración de religiosos y religiosas, además de personal municipal y de jóvenes de Acción Católica. Cerca de las catacumbas de Priscila se encontraba otro nudo de la red de documentos falsos.

Algunas casas religiosas recuerdan haber recibido víveres del Vaticano para alimentar a los judíos, que con frecuencia aumentaban en decenas el número de miembros de las comunidades. Pero muchas otras veces, sobre todo los testimonios de las religiosas hablan de grandes sacrificios para compartir lo poco que tenían, racionado por las cartillas, el recurso a la colecta y al mercado negro para poder adquirir lo necesario.

A veces los judíos podían pagar una pensión o proveer directamente a la manutención, y muchas otras veces no. Entre estos miles de personas, casi nunca fueron rechazadas por no haber tenido con qué pagar para mantenerse. Se añade que la hospitalidad se ofrecía de formas diferentes según el tipo de obra: a veces se podían alojar familias enteras, otras veces sólo mujeres y niños, u hombres y muchachos, o sólo niños sin adultos. Era importante poder camuflar a estas personas entre los huéspedes habituales de las casas.

En varios casos sin embargo los judíos fueron escondidos en bodegas, refugios subterráneos, habitaciones ocultas, desvanes, trasteros, trampillas... pudiendo salir a estirar las piernas y tomar el aire sólo después del horario escolar. Tratándose de hospitales y clínicas en cambio eran mimetizados entre los enfermos.

En algunas ciudades como Florencia, el cardenal Elia Dalla Costa proporcionó un elenco de las casas religiosas a las que los judíos podían dirigirse. En Roma, sin embargo, da la impresión que la rapidez de las operaciones estuvo marcada por el carácter de emergencia, creándose una red capilar de colaboración. Por ejemplo, el la basílica del Sagrado Corazón de los Salesianos, cerca de la estación Termini, se convirtió en un centro de clasificación de gente que colocar, y no fue el único.

De la documentación y de los testimonios surge el pleno apoyo, e incluso la invitación de Pío XII, que, aún sólo oral, en la época se interpretaba como una orden autorizadísima. Muchos hechos concretos lo prueban, como la apertura de monasterios de clausura y conventos, el hecho de que muchos judíos fueran alojados por interés directo del Vaticano, alimentos y otras actividades asistenciales proporcionadas por el mismo.

No podría decir más, dado que no está permitido el acceso tanto al Archivo histórico del vicariato de Roma para ese período como al Archivo Secreto vaticano, donde ciertamente hay documentación al respecto, como dejan entrever algunos indicios encontrados en los archivos de los institutos religiosos.

--En las últimas semanas ha habido polémicas sobre la cuestión de los niños judíos arrancados por la Iglesia católica de la furia nazi, y después en algunos casos bautizados. ¿Puede explicar cuáles eran las directrices vaticanas al respecto y cuál fue la incidencia de este fenómeno en Roma?

--Sor Grazia Loparco: En la ciudad de Roma se verificaron casos de petición de bautismo por parte de adultos y a veces de jóvenes. Poquísimos casos (un solo instituto entre cientos) hablan de bautismos a niños.

Un ejemplo puede dar una idea de la mentalidad de aquel tiempo: una religiosa cuenta que llevaba consigo la botella de agua cuando sonaban las sirenas y tenían que esconderse en los refugios, porque en caso de peligro extremo habría bautizado a los pequeños huérfanos que le estaban confiados. Era la mentalidad del extra Ecclesia nulla salus [fuera de la Iglesia no hay salvación].

No hubo necesidad. En cambio hay testimonios de judíos, que entonces eran jóvenes o chavales, que se sintieron totalmente respetados en su fe, y que les ayudaron y alentaron para que rezaran según sus propias costumbres judías, a veces compartieron la oración de algún salmo con las religiosas, en los casos de peligro y temor.

Otras veces se constató una cierta insistencia para que los huéspedes se interesaran en la fe católica, y la manifestación de la pena de que no pudieran acceder a la salvación, o la esperanza en una conversión futura. Pero quien defendía las propias convicciones era respetado y con frecuencia admirado por su coherencia.

Alguna vez se rechazó el bautismo de quien lo pedía con el objetivo de evitarse problemas y no por verdadera convicción religiosa. Se dieron casos de huéspedes de casas religiosas, en concreto de algunos chavales, que no sabían a dónde ir al acabar la guerra, y que se quedaron en ellas hasta acabar la formación profesional. Obviamente sin pasar por el bautismo.

Es cierto que el contacto directo eliminó los prejuicios residuales, recíprocos, en muchos casos: religiosas y religiosos estaban dispuestos a reconocer cualidades humanas y morales de los judíos que alojaban. Largas amistades mantenidas a través de los años prueban que la estima y la participación real de las razones de la vida no estuvieron condicionadas por la pertenencia religiosa. ZS05012001-ZENIT

 

+++

fotografía nocturna 2009: tumba del apóstol Pedro en la colina Vaticana

 

Encuentran prueba de orden directa de Pío XII para proteger a judíos perseguidos

 

ROMA, 06 Marzo 2009 (ACI).-El Padre Peter Gumpel, relator de la causa de beatificación del Papa Pío XII, reveló que ha obtenido una nueva prueba de los esfuerzos del Pontífice contra la persecución nazi: Un apunte en el memorial de un monasterio romano que da cuenta de una orden directa del Santo Padre para que se acoja en el recinto a los judíos perseguidos.

En declaraciones a Radio Vaticano, el Padre Gumpel informó que se trata de una nota procedente del Memorial de las Religiosas Agustinas del Monasterio romano "Dei Santissimi Quattro Coronati" en la que se lee: "El Santo Padre quiere salvar a sus Hijos, también a los Judíos, y ordena que en los Monasterios se dé hospitalidad a estos perseguidos". El apunte es de noviembre de 1943 e incluye la lista de 24 personas acogidas en este monasterio como adhesión al deseo del Sumo Pontífice.

El Padre Gumpel, según traduce la cadena COPE, explicó que su importancia radica en ser un documento escrito.

El sacerdote aclaró que "hay numerosos testimonios orales, no sólo de religiosas y sacerdotes, sino también de otros" sobre la labor del Papa Pío XII pero "con frecuencia faltan declaraciones contemporáneas escritas, cosa que ha dado oportunidad a algunos –que siguen atacando a Pío XII– de contestar, diciendo: ´No hay documentos acerca de que él haya actuado jamás durante la redada contra los judíos romanos el 16 de octubre de 1942´".

"Esto es una falsedad total; lo único que revela es que en tiempos de persecuciones y en situaciones como las que entonces se vivían en Roma, una persona prudente no ponía las cosas ´negro sobre blanco´, pues existía el peligro de que cayeran en manos enemigas y después se emprendieran medidas todavía más hostiles contra la Iglesia católica", precisó.

El Padre Gumpel agregó que "la obra de salvación de Pío XII –atestiguada también, por otro lado, por muchas fuentes judías– se realizó a través de mensajeros personales –sacerdotes– que eran enviados a diversas instituciones y a casas católicas aquí, en Roma, universidades, seminarios, parroquias, conventos de religiosas, casas de religiosos, siempre con el mensaje: ´Abrid vuestras puertas a todos los perseguidos por los nazis´, lo que valía en primer lugar, naturalmente, para los judíos".

Según el sacerdote, hay quienes dicen que creerán "en la obra de Pío XII a favor de los judíos sólo si contamos con un documento escrito´. Pues bien, existen dos documentos escritos: uno se envió al Obispo de Asís, monseñor Nicolini, quien lo hizo ver a su colaborador, el reverendo Brugnazzi; ambos fueron después reconocidos por el Yad Vashem como ´justos entre las naciones´".

"Aquí en Roma –añade– tenemos ahora este documento de la crónica de las Religiosas Agustinas de Clausura" como "una confirmación ulterior que puede ser útil ante aquellos que persistentemente quieren denigrar a Pío XII y con ello atacar a la Iglesia católica", indicó.

 

+++

 

ENCUENTRAN MILES DE CUERPOS – matanza y venganza comunista, ocultada por la izquierda europea, mientras una sarta de embustes y disparates lanzan contra Pío XII

 

Una fosa revela una de las mayores matanzas de la II Guerra Mundial

Desnudados, asesinados a golpes y cubiertos de cal: el reciente hallazgo de miles de cadáveres en una mina abandonada de Eslovenia ha desvelado la matanza de soldados colaboracionistas nazis y de sus familias a manos de partisanos yugoslavos. Es una de las fosas más grandes de la II Guerra Mundial.

 

LD (EFE) Poco a poco se van conociendo más detalles de aquel horror de las postrimerías del conflicto y que acaba de dar la cara con la apertura de una fosa en la localidad de Huda Jama (Cueva Mala) que se cree que alberga hasta unos 5.000 cadáveres, muchos de ellos momificados.

"Lo que por ahora hemos visto con seguridad, son unos 300 cadáveres momificados, pero debajo de ellos hay dos pozos con una capacidad total de 500 metros cúbicos, en los que se encuentran como mínimo 5.000 restos mortales adicionales", declaró  Marko Strovs, uno de los responsables del hallazgo.

Strovs, investigador oficial de fosas militares, explicó que la mina abandonada estaba siendo explorado desde agosto ante las sospechas de que escondía una fosa de víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Las primeras investigaciones han desvelado que las víctimas fueron llevadas vivas a la mina y que allí adentro fueron asesinadas con armas blancas, aparentemente con picos de minero. Luego fueron recubiertas con cal y el recinto fue sellado con una espesa capa de hormigón para ocultar la matanza.

"Debido a la gran cantidad de víctimas y a la falta de oxígeno, muchos de los cadáveres están momificados, no se han descompuesto por completo", explicó Strovs. "He visto piernas enteras, partes de cuerpos", relató el investigador sobre el espeluznante descubrimiento.

La dimensión de la matanza es tal que Joze Dezman, jefe de la Comisión estatal para víctimas de guerra, considera que esta fosa testimonia uno de los peores crímenes de la Segunda Guerra Mundial. "Las víctimas fueron forzadas a entrar, desnudos, unos 400 metros dentro de la montaña en la mina, y allí fueron asesinados con diferentes armas blancas", declaró.

Añadió que "por los restos que hemos visto, parece que se trata de croatas y eslovenos. A juzgar por las botas de soldados, en su mayoría fueron militares, pero también hay civiles", concretó. Según ciertos testimonios históricos, los cadáveres podrían pertenecer a militares eslovenos y croatas que combatieron junto a los nazis, así como familiares y soldados alemanes que fueron arrojados en 1945 a la mina.

"Sabemos todos exactamente quienes cometieron los crímenes. La unidad fue encabezada por el comandante Toni Anton Ricek. De la matanza es responsable la 1 división eslovena de Defensa popular, el segundo batallón de la 3 brigada", aseguró.

La fiscal jefe eslovena, Barbara Brezigar, prometió ayer al visitar la fosa que los responsables serán llevados ante la Justicia si todavía están con vida. Esta es una de las 600 fosas comunes con víctimas de la Segunda Guerra Mundial en Eslovenia. La mayor fue descubierta en 2007 en Tezno, en el norte de Eslovenia, con los restos de más de 15.000 víctimas del conflicto, en su mayoría soldados croatas fascistas (ustashi) y sus familiares.

Se trata de soldados de formaciones filo nazis que al final de la Segunda Guerra Mundial trataron de huir de la victoriosa guerrilla antifascista, encabezada por Josip Broz "Tito", para entregarse a las fuerzas aliadas estacionadas en la vecina Austria, de las que esperaban un mejor trato. Sin embargo, las unidades aliadas les obligaron a regresar a la entonces Yugoslavia y allí cayeron prisioneros de guerra de las fuerzas partisanas comunistas. 2009.III.06 ‘libertaddigital’Esp.

 

+++

 



Historiadores recuerdan acogida de judíos en

institutos religiosos durante Guerra Mundial


  

ROMA, 12 Set. 2003 --El Centro de Coordinación de Historiadores Religiosos de Roma ha organizado para el 24 de septiembre un seminario de estudio sobre la acogida de los judíos perseguidos por el nazismo en institutos religiosos en Roma.

Por pedido explícito del Papa Pío XII, numerosas congregaciones religiosas ocultaron a judíos en monasterios y conventos, para impedir su deportación a campos de concentración nazis ente 1943 y 1944.

El evento, que se realizará en la Residencia de La Salle, comenzará con una presentación e introducción de las relaciones del P. Giancarlo Rocca, SSP, actual Presidente de la CSR.

Seguirán luego las relaciones del Profesor Alessandro Portelli, de la Universidad de La Sapienza; y de la Hermana Grazia Loparco, FMA, de la Pontificia Facultad “Auxilium”, quien disertará sobre la “fisonomía de la hospitalidad: desde la llegada hasta la partida”. Luego presentará su ponencia el Profesor Emanuele Pacifici, Presidente de la Asociación judía “Amigos de Yad Vashem”, quien presentará “voces y experiencias” de un testigo directo”.

El evento incluye además los testimonios inéditos de algunos protagonistas de la campaña de acogida que salvó la vida de miles de judíos. Entre otros, se presentarán los testimonios de Sor Maddalena Lainati de las Franciscanas Misioneras de María, del Profesor Giovanni Marchi, de la Obra Don Orione; de Sor Assunta Bressan, de las Hijas de los Sagrados Corazones; y de Sor Agata Rossi, de las Adoradoras de la Sangre de Cristo. 2003-09-13

 

+++

 

 

Cristo el judío, victima inocente

 

 

Nosotros los cristianos no llegamos a un grado de bondad y madurez espiritual de la noche a la mañana; nuestra vida es un continuo caminar. Incluso en los tramos rectos, he encontrado lugares con niebla tan densa que he tenido que seguir adelante creyendo que Jesús iba conmigo guiándome... Me di cuenta de que cuando me acercaba a Jesús despojada de toda pretensión, con espíritu de necesidad, lista para escucharlo y recibir lo que EL tuviera para mí, EL me había encontrado ya en mi punto de mayor necesidad... Cuando el futuro nos parece tenebroso y desolado, con EL todo se transforma en una vida nueva llena de gozo.” [Catherine Marshall (encontrarnos con Dios)].

 

+++

 

IGLESIA. 1527 – LUTERANOS ATACAN Y SAQUEAN EN ROMA.

En mayo del 1527 tocó a Roma. La ciudad eterna fue puesta a sangre y fuego

por los «lanzichenecchi», por los españoles y por cerca de 15.000 luteranos en su fanatismo impulsivo anti-papal. Las tropas invadieron el “burgo” matando todas las personas que encontraban. Un sacerdote, se cuenta, fue masacrado por haber rechazado de administrar la santa Comunión a un asno perteneciente a los soldados españoles. El Papa, Clemente VII, logró refugiarse en el castillo Sant’Angelo de Roma. CORRIERI DELLA SERA. SABATO 12 APRILE DEL 2003.-

 

+++

 

 

Historia, calumnia e ignorancia - Abundan aún los ejemplos de casos en que juzgamos y decidimos, tomamos riesgos y los hacemos correr a los demás, convencemos al prójimo y le incitamos a decidirse, fundándonos en informaciones que sabemos que son falsas, o por lo menos sin querer tener en cuenta informaciones totalmente ciertas, de que disponemos o podríamos disponer si quisiéramos. Hoy, como antaño, el enemigo del hombre está dentro de él. Pero ya no es el mismo: antaño era la ignorancia, hoy es la mentira. MMVI

 

+++

 

PASADO HISTORIA - La inscripción del templo de Delfos, que inspiró a Sócrates: conócete a ti mismo. Se trata de una verdad fundamental: conocerse a sí mismo es típico del hombre. En efecto, el hombre se distingue de los demás seres creados sobre la tierra por su capacidad de plantearse la cuestión del sentido de su propia existencia. Gracias a lo que conoce del mundo y de sí mismo, el hombre puede responder a otro imperativo que nos ha transmitido también el pensamiento griego: llega a ser lo que eres.

Por tanto, el conocimiento tiene una importancia vital en el camino que el hombre recorre hacia la realización plena de su humanidad: esto es verdad de modo singular por lo que atañe al conocimiento histórico. En efecto, las personas, como también las sociedades, llegan a ser plenamente conscientes de sí mismas cuando saben integrar su pasado.

 

+++

 

Que la historia de los miembros de la Iglesia Católica tenga sus periodos negros, y que algunos cometieran crímenes en nombre de la fe, eso lo ha reconocido, y se ha arrepentido públicamente, la propia Iglesia Católica. Las referencias históricas están muy bien, pero a condición de que no se utilicen para ocultar la realidad, y la realidad es que aún hoy la Iglesia Católica sigue siendo insultada y agredida, se incendian o dinamitan iglesias, se asesinan a presbíteros [curas], sin que la Santa Sede exija venganza, ni siquiera recurra ante los tribunales; al contrario, la Iglesia clama por el perdón y la reconciliación. Todos los obispos lamentan incluso las caricaturas danesas sobre el señor Mahoma, en nombre del respeto a todas las religiones y recuerdan el deber de reciprocidad en la libertad de practicar la religión. Porque muchos están interesados en olvidar que, en todos los países musulmanes la práctica-apologética «en libertad total y sin aprehensión» de otra religión está prohibida, y en algunos, la libertad de religión existe solo como ‘etiqueta’ sobre el papel. De nada sirve hablar de libertad cuando el derecho de practicarla públicamente está condicionado por leyes político-mahomentanas que ‘incluso’ llaman a la pena de muerte a quien posee una Biblia (ej.:Arabia Saudita). La tolerancia sin verdad es hipocresía. Al islam lo que lo define es la conquista del poder mezclado con un elemento religioso. Falta coraje en el islam para decir que la raíz de la violencia está en unir política y religión La ideología marxista hacía lo mismo, sólo que ésta rechazaba a Dios. El comunismo causó más de cien millones de muertos y todavía es la causa de la opresión de centenares de millones de seres humanos. El islamismo es también opresor y lo malo es que el daño que puede hacer a Occidente no sólo está en el pasado sino también en el futuro. MMVI.II.

+++

 

Historia y libertad - “La libertad que Dios al hombre dio, no la quite el hombre en nombre de Dios”.

 

+++

 

Historia - Para conocer una historia es necesario, pero no suficiente, conocer los hechos, pues es preciso también conocer el espíritu, o si se quiere la intención que animó esos hechos, dándoles su significación más profunda.

 

+++

 

HISTORIA - Para adentrarse en la época de la gran gesta hispánica [1492-1592] y analizar la magnitud del descubrimiento, es necesario penetrarlo estudiando el contexto histórico; solo así podremos llegar a un discernimiento moderado y con el sentimiento sano del deber o de una conciencia objetiva. Con este objetivo presentamos tantos temas y acontecimientos -aparentemente- en discontinuidad.

 

+++

 

Historia - El cristiano está advertido de que es necesario conocer la historia para distinguir los hechos. El cristiano a sus hermanos advierte que es imprescindible estudiar la historia para comprender el contexto histórico de los hechos. El cristiano nota que conociendo la historia, se percibe la riqueza de la Tradición, repara la grandeza del Magisterio y la magnanimidad de la salvación en la Escritura enseñada por la Iglesia.

 

+++

 

Historia - La historia de la Iglesia es una historia de muchos y diversos movimientos de reforma. Ver el libro de san Cipriano, De lapsis, escrito poco después de la persecución de Decio del año 250-251

 

+++

 

Historia - «Conocer y profundizar el pasado de un pueblo es afianzar y enriquecer su propia identidad. ¡No rompáis con vuestras raíces cristianas! Sólo así seréis capaces de aportar al mundo». S. S. Juan Pablo II – Madrid. 2003.05

 

Visión objetiva: Con frecuencia en los análisis históricos se peca de falta de objetividad por juzgar con valores actuales los sucesos del pasado. Esto no significa relativizar el juicio valórico de los sucesos, sino extirpar ciertos moralismos actuales que no son reales, que suponen una "moral" moderna y postmoderna que juzga enloquecidamente las cosas. Desde una perspectiva objetiva tenemos que condenar sin reserva los errores ocurridos en l período analizado, pero sin rasgar vestiduras por la "monstruosa" noticia del descubrimiento y civilización europea en América, maldiciendo la hora en que se produjo al estilo del cuestionado activista verde Jacques Cousteau quien declaró en 1992 que la llegada de la Colón a América "fue un desastre peor que la lluvia de meteoritos que acabó con los dinosaurios en la prehistoria".

Aquí la premisa tribalista de "cada uno en su tierra sin invadir otra" queda desvanecida por el absurdo ante el dinamismo y realidad de la historia. Toda civilización es el fruto de una mezcla frecuentemente nada pacífica. La misma epopeya del Pueblo de Dios suponía conquistar una tierra prometida ocupada por tribus locales. Los mismos europeos provienen de invasiones y nuevas invasiones que mezclaron sus sangres e hicieron nacer las distintas culturas que dan alma al Viejo Mundo.

 

+++

 

Historia y mentira - Al hombre actual «le dicen» muchas más cosas que al de ninguna otra época de la Historia. Lo bombardean o lo ametrallan con dichos constantes, muchos cada día, con recursos que no habían existido hasta ahora. Lee más que nunca, oye voces ajenas todo el tiempo, acompañadas de la imagen y el gesto. Se solicita su atención desde la publicidad, la política, las campañas, las consignas. En multitud de casos no tiene medio de decidir si lo que se le dice es verdadero o falso; aun cuando esto es posible, se siente aturdido por múltiples solicitaciones, no tiene tiempo ni calma para reaccionar a ellas. Esto va causando en grandes mayorías una actitud de atonía e indiferencia. La verdad y la falsedad desaparecen del horizonte, y el hombre queda inerme frente a esta última. En época de elecciones esto es aterrador. Algunos políticos -no todos- usan la mentira como instrumento primario, sin el menor escrúpulo, con evidente delectación. No todos, al menos con gran desproporción. Pero lo grave es que esto no tiene demasiadas consecuencias. Si existiera eso que echo de menos, sensibilidad para la verdad, respeto a ella, la falsedad sistemática bastaría para descalificar a quien la usase y asegurar su derrota. Temo que no sea así, que se pueda usar la mentira con impunidad. En ciertos medios hay incluso un extraño placer en ella, se paladea el «ingenio» del que la usa, se admira la habilidad para pasar por encima de la verdad y pisotearla. Julián Marías, de la Real Academia Española

 

+++

 

Frente a la historia - «La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad». (VIS, 8.I.2004)) S.S. Juan Pablo II.

 

+++

 

Historia - «Una investigación histórica, libre de prejuicios y vinculada únicamente con la documentación científica es insustituible para derrumbar las barreras entre los pueblos» (S. S. Juan Pablo II – P.P.)

 

+++

 

Historia - Al estudiar la historia, se suele hacer desde los prejuicios de la mentalidad actual, cosa que esteriliza la  labor principal del historiador. No podemos dar a conocer unos hechos del pasado sin antes reflejar el imaginario colectivo de la época donde tuvieron lugar.

 

+++

 

“El sábado santo, cuando con la muerte de Jesús se hizo la oscuridad más completa sobre este mundo, solo quedó encendida la esperanza de María.” [Catalina de Siena (+ 1380)]

 

+++

 

Quienes promuevan «leyes contra el bien integral de la persona, contra la justicia o contra la ley natural pierden la coherencia eucarística» Sínodos Obispos 2005.10 Vat.

 

+++

 

Reproducimos algunas de las frases de Charles de Foucauld + 1916


Adoración

«Adorar la Hostia santa debería ser el centro de la vida de todo hombre».
Charles de Foucauld + 1916


Amor

«Cuanto más se ama, mejor se reza».

Apostolado

«Cada cristiano tiene que ser apóstol: no es un consejo, sino un mandamiento, el mandamiento de la caridad».

Bien

«Haré el bien en la medida en la que sea santo».

Coherencia

«Cuando se sale diciendo que se va a hacer algo, no se debe regresar sin haberlo hecho».

Cruz

«Cuanto más abrazamos la Cruz, más estrechamos a Jesús que está clavado en ella».

Examen de conciencia

«Pregúntate en cada cosa: "¿Qué habría hecho el Señor?", y hazlo. Es tu única regla, la regla absoluta».

Eucaristía

«El objetivo de cada vida humana debería ser la adoración de la santa Hostia»

«La Eucaristía es Dios con nosotros, es Dios en nosotros, es Dios que se da perennemente a nosotros, para amar, adorar, abrazar y poseer».

Evangelio

«Si no vivimos del Evangelio, Jesús no vive en nosotros».

Fe

«La fe es incompatible con el orgullo, con la vanagloria, con el deseo de la estima de los hombres. Para creer, es necesario humillarse».

Jesucristo

«Jesús sólo se merece ser amado apasionadamente».

Imitación de Cristo

«Cuando se ama, se imita».

Oración

«Que nuestra vida sea una continua oración».

Pobreza

«No tenemos una pobreza de convención, sino la pobreza de los pobres. La pobreza que, en la vida escondida, no vive de dones ni de limosnas ni de rentas, sino sólo del trabajo manual».

Sacerdotes

«El sacerdote es un ostensorio, su deber es mostrar a Jesús. Él tiene que desaparecer para dejar que sólo se vea a Jesús…».

Santidad

«Santificándonos santificaremos a los demás».

 

+++

 

Un animal inteligente y libre siempre será imprevisible y desconcertante. Eso es el hombre. Pascal lo explica de esta manera: apenas conocemos lo que es un cuerpo vivo; menos aún lo que es un espíritu; y no tenemos la menor idea de cómo pueden unirse ambas incógnitas formando un sólo ser, aunque eso somos los hombres.

 

+++

 

Quienes promuevan «leyes contra el bien integral de la persona, contra la justicia o contra la ley natural pierden la coherencia eucarística» Sínodo Obispos 2005.10 Vat.

 

+++

 

Grecia - vasijas 600 a.C.

 

Lansperge “El Cartujano” (1489-1539)
Sermón sobre la degollación de Juan Bautista

 

“Dichosos los perseguidos a causa de la justicia” (Mt 5,10) -   La muerte de Cristo ha generado una multitud innumerable de creyentes. Por el poder del Señor Jesús, y, gracias a su bondad, la muerte preciosa de los mártires y de sus santos es semilla de una gran multitud de cristianos. En efecto, la religión cristiana nunca pudo ser aniquilada por la persecución de los tiranos y la matanza injustificable de inocentes. Más bien, con cada oleada de persecución crece el número de sus fieles. 
       Tenemos un ejemplo en San Juan Bautista que bautizó a Cristo y cuyo martirio santo celebramos hoy. Herodes, el rey infiel, quiso por fidelidad a su juramento aniquilar completamente de la memoria de los hombres el recuerdo de Juan. Ahora bien, no sólo que Juan no fue aniquilado, sino miles de hombres, inflamados por su ejemplo acogieron la muerte con alegría por causa de la justicia y de la verdad... ¿Qué cristiano, digno de este nombre, no venera hoy a Juan, el que bautizó al Señor? En todas partes del mundo los cristianos celebran su memoria, todas la generaciones lo proclaman dichoso y sus virtudes colman la Iglesia de su perfume. Juan no vivió para si mismo y no murió para si mismo.

 

+++

en el mar de Galilea todo abandona Pedro para seguir a Cristo en su Iglesia Católica

 

Carta de San Pablo a los Romanos 12,1-2. - Por lo tanto, hermanos, yo los exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse ustedes mismos como una víctima viva, santa y agradable a Dios: este es el culto espiritual que deben ofrecer. No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.

Evangelio según San Mateo 16,21-27. - Desde aquel día, Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día. Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo: "Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá". Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: "¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres". Entonces Jesús dijo a sus discípulos: "El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras.
Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

 

+++

 

En la creación del mundo y del hombre, Dios ofreció el primero y universal testimonio de su amor todopoderoso y de su sabiduría, el primer anuncio de su "designio benevolente" que encuentra su fin en la nueva creación en Cristo.

316 Aunque la obra de la creación se atribuya particularmente al Padre, es igualmente verdad de fe que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son el principio único e indivisible de la creación.

317 Sólo Dios ha creado el universo, libremente, sin ninguna ayuda.

318 Ninguna criatura tiene el poder Infinito que es necesario para "crear" en el sentido propio de la palabra, es decir, de producir y de dar el ser a lo que no lo tenía en modo alguno (llamar a la existencia de la nada) (cf DS 3624).

319 Dios creó el mundo para manifestar y comunicar su gloria. La gloria para la que Dios creó a sus criaturas consiste en que tengan parte en su verdad, su bondad y su belleza.

320 Dios, que ha creado el universo, lo mantiene en la existencia por su Verbo, "el Hijo que sostiene todo con su palabra poderosa" (Hb 1, 3) y por su Espirita Creador que da la vida.

321 La divina providencia consiste en las disposiciones por las que Dios conduce con sabiduría y amor todas las criaturas hasta su fin último.

322 Cristo nos invita al abandono filial en la providencia de nuestro Padre celestial (cf Mt 6, 26-34) y el apóstol S. Pedro insiste: "Confiadle todas vuestras preocupaciones pues él cuida de vosotros" (I P 5, 7; cf Sal 55, 23).

323 La providencia divina actúa también por la acción de las criaturas. A los seres humanos Dios les concede cooperar libremente en sus designios.

324 La permisión divina del mal físico y del mal moral es misterio que Dios esclarece por su Hijo, Jesucristo, muerto y resucitado para vencer el mal. La fe nos da la certeza de que Dios no permitiría el mal si no hiciera salir el bien del mal mismo, por caminos que nosotros sólo coneceremos plenamente en la vida eterna.

 

+++

 

“De la grandeza y hermosura de las criaturas se llega, por analogía, a contemplar a su Autor”. S. S. Benedicto XVI. P.M. – MMV.XI.X.

 

“Dios no aparece en la Biblia como un Señor impasible e implacable, ni es un ser oscuro e indescifrable, como el hado, con cuya fuerza misteriosa es inútil luchar”.

 

Dios se manifiesta «como una persona que ama a sus criaturas, que vela por ellas, les acompaña en el camino de la historia y sufre por la infidelidad de su pueblo «a su amor misericordioso y paterno».

«El primer signo visible de esta caridad divina hay que buscarlo en la creación»: «los cielos, la tierra, las aguas, el sol, la luna y las estrellas».

«Incluso antes de descubrir a Dios que se revela en la historia de un pueblo, se da una revelación cósmica, abierta a todos, ofrecida a toda la humanidad por el único Creador»

«Existe, por tanto, un mensaje divino, grabado secretamente en la creación», signo de «la fidelidad amorosa de Dios que da a sus criaturas el ser y la vida, el agua y la comida, la luz y el tiempo».

«De las obras creadas se llega a la grandeza de Dios, a su amorosa misericordia».


El Papa acabó su discurso, dejando a un lado sus papeles, comentó un pensamiento de san Basilio Magno, doctor de la Iglesia, obispo de Cesárea de Capadocia, quien constataba que algunos, «engañados por el ateísmo que llevaban dentro de sí, imaginaron el universo sin un guía ni orden, a la merced de la casualidad».

«Creo que las palabras de este padre del siglo IV son de una actualidad sorprendente», reconoció S. S. Benedicto XVI preguntándose: «¿Cuántos son estos "algunos" hoy?».

«Engañados por el ateísmo, consideran y tratan de demostrar que es científico pensar que todo carece de un guía y de orden».

«El Señor, con la sagrada Escritura, despierta la razón adormecida y nos dice: al inicio está la Palabra creadora. Al inicio la Palabra creadora --esta Palabra que ha creado todo, que ha creado este proyecto inteligente, el cosmos-- es también Amor».

El Papa concluyó exhortando a dejarse «despertar por esta Palabra de Dios» e invitando a pedirle que «despeje nuestra mente para que podamos percibir el mensaje de la creación, inscrito también en nuestro corazón: el principio de todo es la Sabiduría creadora y esta Sabiduría es amor y bondad».
S. S. Benedicto XVI. P.M. MMV.XI.X.

 

+++

  

 

Gracias por venir a visitarnos

 

Pero lo verdaderamente importante es que la Iglesia renueva sin cesar su fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Porque de eso estamos hablando: de una persona, de un ser vivo, y no de una cosa o una idea. La Eucaristía es Él. Y todos, en la Iglesia, vivimos por Él, con Él y gracias a Él, y soñando con unirnos algún día plenamente a Él. O al menos, así debería ser.

 

«Sobre el misterio eucarístico se funda el celibato que los presbíteros han recibido como don precioso y signo del amor indiviso hacia Dios y hacia el prójimo».

 

Benedicto XVI animó a los laicos a hacer de la Eucaristía el «motor interior de toda actividad» y recordó que «ninguna dicotomía es admisible entre la fe y la vida». 2005-10-23, al cerrar el Sínodo de los Obispos y el año de la Eucaristía.

 

Recomendamos 4 libros : Joseph +cardenal Ratzinger, al día S. S. BENEDICTO XVI P.M.: Fe, verdad y tolerancia; Introducción al cristianismo; La fraternidad de los cristianos; Un canto nuevo para el Señor; Ediciones SIGUEME -


†  «Cuando se silencia la fe, se arruina la vida». †

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).