Monday 27 March 2017 | Actualizada : 2017-03-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Bruja - 1º sectas cábala máscaras carnaval paganismo teúrgos esoterismo

 

Mistagógico, ca.(Del lat. mystagogĭcus, y este del gr. μυσταγωγικoς).1. adj. Perteneciente o relativo al mistagogo.2. adj. Dicho de un discurso o de un escrito: Que pretende revelar alguna doctrina oculta o maravillosa - explicaba los misterios sagrados, especialmente los Santos Sacramentos-

 

+++


El ejercicio del poder, sea este político, económico o de cualquier otra naturaleza, engrandece a quien lo ostenta. Cualquier zonzo, revestido con los entorchados de mariscal, consigue para sí los honores de una guardia armada y el temeroso respeto de quienes observan, aun en la duda, la superchería. Es algo que forma parte de la condición humana -tan frágil, tan voluble, tan perdida cuando los cimientos no son la verdad, sino mil mentiras mezcladas con un trocillo de media verdad.

 

“Yo soy el camino, la verdad y la vida” Cristo.

 

+++

 

Teúrgos teúrgia taumaturgos son muestras de ignorancia. La superstición es una religión que ha crecido incongruente con la inteligencia.

 

+++

 

 

La búsqueda de lo absoluto - El hombre no puede ser ajeno a las exigencias de su propio ser, ontológicamente determinado por dimensiones que le son propias. Por ello, requiere su remisión a una realidad trascendente que otorgue las posibilidades de dar a su existencia ese sello de plenitud. Ante la carencia de los parámetros antes señalados en un mundo en el que las ideologías del bienestar pretenden llenar el vacío de una concepción axiológica y de la dimensión trascendente del hombre, aparecen las más diversas corrientes religiosas, la mayoría de procedencia oriental. Aparecen sectas de los más diversos talantes que ofrecen el hombre de hoy su mensaje salvador. Todo este panorama, que va desde la hechicería, la magia o la brujería, pasando por todas las formas posibles del esoterismo, hasta las más refinadas presentaciones de las sectas cristianas, contribuye a agrandar la brecha de la ruptura con las más propias tradiciones culturales, filosóficas y religiosas de nuestras sociedades.

 

+++

 

La mentira ocurre que suele confundirse con la ignorancia, pero siempre es negación de la verdad. «No hay poder político más inquebrantable que el que se asienta sobre la ignorancia ciudadana. …y la burla de la inteligencia». Así, instruir a través de las escuelas, institutos educativos, universidades que a docenas creó, sin descuidar la parte sanitaria, las instituciones de la Iglesia realizaron una tarea de incalculable valor para preservar y magnificar la cultura universal. ¡La huella es indeleble en la civilización europea, evidentemente!

 

+++

 

«Y ya se hizo evidente
que hubo en ocurrencia tal,
reflexión en el cristal
y falta de ella en la gente».
Fray Benito Jerónimo Feijoo (nació en Casdemiro, aldea del obispado de Orense, el 08 de octubre de 1676 - España.

«Los ignorantes por ser muchos, no dejan de ser ignorantes. ¿Qué acierto, pues, se puede esperar de sus resoluciones?» Fray Benito Jerónimo Feijóo (Esp.1676 † 1764).

 

”Busco la verdad en sí misma.. . no pretendo ser creído sobre mi palabra, sino sobre mi prueba. Mis razones se han de examinar, no mis méritos”. Fray Benito Jerónimo Feijóo (monje benedictino español: 1676 † 1764).

 

-.-

Sólo apegado a la eterna lozanía de la verdad: Jesucristo.

Fray Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro nació en Casdemiro, aldea del obispado de Orense, el 8 de octubre de 1676, y murió en Oviedo el 26 de septiembre de 1764. A los catorce años entró en la orden benedictina, y fue tan recta su vida y tan segura su vocación, que confesaba en su ancianidad no haber sentido un solo minuto de hastío o desabrimiento en el claustro.

Caritativo con extremo, justo, abierto, jovial, sincerísimo, las prendas del corazón no desmayaban ante las excelencias del entendimiento. Desdeñador de la corte, encerrado en su colegio de Oviedo, fueron los honores a buscarle. Fernando VI le nombró consejero real y Carlos III le obsequió con las “Antigüedades de Herculano”. Su fama desbordó las fronteras, llegó a Europa, América y hasta las colonias asiáticas.
Y el gran Benedicto XIV -saludado por Voltaire como el hombre más sabio de su siglo- honró al monje polígrafo citándolo dos veces en sus bulas.
Feijoo es de aquellos incorruptibles amadores de la verdad, pensadores positivamente libres y fuertes, igualmente desdeñosos de la novelería y de la rutina, ni miedosos de lo nuevo por lo nuevo ni enemigos de lo viejo por lo viejo: sólo apegados a la eterna lozanía de
la verdad. Lúcida la razón para ver lo justo, ardiente la voluntad para abrazarlo, intrépida la lengua para decirlo. Pero sin alharacas ni intemperancias: con la serena macicez , con el ímpetu consciente del que no quiere hacer ruido sino hacer bien; del que intenta reformas constructivas y no estériles subversiones.

Y el estilo, a la par sobrio y fértil, preciso y suelto, docto y vivaz, repartiendo sustancia en breves párrafos sin cosa amazacotada ni indigesta, redondea el hechizo de este hombre cabal.


Tratando incesantemente nuestro benedictino tan graves e infinitos asuntos; batallando contra todo abuso, preocupación y corruptela; hiriendo tantos intereses y susceptibilidades, tuvo lógicamente que padecer de la Inquisición una censura.

 

+++


Pero, ¿hay brujas o no?

 

Esta pregunta fue y sigue siendo la clave sobre lo que la Iglesia debe hacer con las personas que ostentan supuestamente poderes mágicos o adivinatorios.

Hasta el siglo XV, había sido opinión oficial que dichos poderes solamente eran imaginarios, por lo que la creencia en brujerías era pura superstición, cultivada por gente fantasiosa. Pero en la segunda mitad de aquel siglo, las cosas cambiaron en dos sentidos muy importantes: en primer lugar, textos papales e inquisitoriales declararon que la brujería sí era real, incluyéndose en esto creencias tales como que las brujas podían crear tormentas o arruinar cosechas, cohabitar con demonios o impedir que se consumaran los matrimonios. En segundo, la brujería paso a ser considerada como una modalidad de herejía, de modo que la Inquisición ya pudo perseguir también esta clase de delitos.

El tiempo pasó y también las mentalidades. Para los siglos XVII, XVIII, y XIX, los inquisidores habían adoptado nuevamente un punto de vista escéptico en torno al problema de las brujas, y cuando una persona era denunciada por este delito, procedían con cautela y bastante sentido común. Todas las acusaciones eran desestimadas porque siempre se encontró una explicación natural para los supuestos casos de hechizos, y la acción inquisitorial se fue enfocando solamente a evitar libros de magia.

 

En los siglos XIX y XX, una vez desaparecida la Inquisición, se hizo lugar común criticar dicho tribunal precisamente por ser «tan crédulo» que alguna vez aceptó la creencia en brujas. El argumento permitía formular toda clase de burlas e injurias contra las inquisiciones, incluyendo al Santo Oficio (la inquisición española y novohispana), y ya desde ahí se empezó a formular la acusación de que la Iglesia era sexista, por perseguir y ejecutar mujeres bajo el cargo tan ridículo e inverosímil de brujería.

 

Pero ha ocurrido algo raro. Ahora que la Inquisición está universalmente desacreditada, resulta que ha aparecido una avalancha de sectas, publicaciones, películas, sitios de Internet que aseguran practicar la brujería con toda seriedad. Los grupos tipo WICCA, neopaganos y demás; las películas y series televisivas de maguitos y maguitas; los libros para mujeres y adolescentes donde se enseñan rituales y trucos de magia para atrapar al galán esquivo, sacar buenas calificaciones sin estudiar, echar mal de ojo a la persona que te «cae gorda», invocar espíritus, ángeles, duendes, etc., prometen encarecidamente dar resultados auténticos y verificables. Ahora resulta que sí existen los poderes sobrenaturales, los pactos satánicos y los hechizos. Incluso los grupos de brujas afirman sin tapujos ser continuadores de una «religión» que fue perseguida por la Iglesia Católica, y que ahora puede resurgir sin temor.

Entonces se pregunta uno: ¿No que la brujería era un fraude patente que demostraba lo estúpidos que eran los católicos? ¿No que la brujería, por ser falsa, sólo era un pretexto de la Iglesia para perpetrar persecuciones misóginas?

Los exorcistas aseguran que la magia es un vínculo que puede llevar a la infestación, a la obsesión y a la posesión satánicas; la ciencia afirma que no hay evidencias empíricas para avalar la creencia en brujerías; los gobiernos municipales ya no sólo se encontentan con organizar rituales «new age» de adoración al sol en el equinoccio de primavera, sino también ahora nos venden que hay que entrarle a la magia del solsticio de verano; los grupos feministas juran que sólo es un pretexto para atacar a la mujer. ¿Dónde está la verdad? A veces la Inquisición, vista de lejos y «con pinzas», provoca cierta nostalgia.

www.conoze.com V. MMXI.

 

+++


 

EL RETORNO DEL PAGANISMO


El cristianismo declina y las supersticiones ganan fuerza

 

LONDRES, sábado, 14 febrero 2004 - Mientras los políticos europeos continúan bloqueando cualquier mención al cristianismo en el borrador de la constitución del continente, funcionarios de todo el mundo adoptan cada vez más medidas favorables a la vuelta del paganismo precristiano.

Dinamarca ha anunciado que permitirá a un grupo que adora a Thor, Odín y otros dioses nórdicos la celebración de matrimonios válidos legalmente, informaba el 5 de noviembre Associated Press. «Sería un error no reconocer a la religión indígena de este país», afirmaba Tove Fergo, ministro del gobierno para asuntos eclesiástico y sacerdote luterano.

El grupo de 240 miembros Forn Sidr pidió su reconocimiento en 1999, declaraba su presidente, Tissel Jacobsen. Cerca de 1.000 personas adoran en Dinamarca a los antiguos dioses, constataba.

Al otro lado del océano, el juez federal de Estados Unidos en el Estado de Virginia dictaminó a favor de un wicca al que se prohibió que dijera una oración al comenzar una reunión del consejo del condado de Chesterfield. El juez de distrito Dennis Dohnal declaró que el consejo discriminó a Cindi Simpson al prohibirle unirse al grupo de representantes religiosos que iba a elevar las invocaciones, informó el 14 de noviembre Associated Press.

Los wicca se consideran a sí mismos como brujos, paganos o neo paganos, y dicen que su religión se basa en el respeto por la tierra, la naturaleza y el ciclo de las estaciones, según Associated Press. La Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Virginia, así como Estadounidenses Unidos por la Separación de la Iglesia y el Estado interpusieron la demanda a nombre de Simpson tras el rechazo del consejo.

Los wicca también están presentes activamente en Canadá, donde celebraron el solsticio de invierno, informó el 22 de diciembre el Vancouver Sun. Heather Botting, capellana pagana de la Universidad de Victoria, declaró al periódico que el solsticio, que marca el día más corto del año en el hemisferio norte, es un día sagrado.

Botting, ex testigo de Jehová, fue nombrada por las autoridades de la universidad hace cinco años. También se le autorizó la celebración de matrimonios. En la capilla interconfesional de la universidad, los 30.000 miembros que forman la comunidad estudiantil pueden tener la oportunidad de marcar el solsticio con danzas que reverencian los cuernos del macho cabrío como símbolos del ciclo de la vida. Los danzantes sumergen un cuchillo ceremonial en una caldera de vino, para simbolizar la unidad de la divinidad masculina y femenina.

En el área de Greater Victoria, con 280.000 habitantes, más de 1.000 personas declararon oficialmente ser paganos a los entrevistadores del censo canadiense, afirmaba el Vancouver Sun. El paganismo es la religión de más rápido crecimiento en Canadá, según Statistics Canada. Hay 21.080 paganos declarados en Canadá.

Las cifras del censo subestiman la extensión de los wicca, afirma Inar Hansen, vicepresidente de la Club Pagano de Estudiantes Thorn and Oak, con 150 miembros. Hansen mantiene que decenas de miles de residentes de la costa oeste de Canadá practican el paganismo.

Entretanto, en el estado de Victoria, Australia, tiene lugar una batalla legal entre Olivia Watts, autoproclamada bruja y transexual, y Rob Wilson, cristiano.

El conflicto comenzó el pasado junio cuando Wilson, miembro del consejo de Casey, en el área municipal de Melbourne, publicó una advertencia en contra de un culto satánico que, según Wilson, estaba asumiendo el control de la zona, informó el 27 de diciembre el periódico Age. Watts, que fue mencionada en el decreto de Wilson, llevó el tema a la Comisión de Iguales Oportunidades. El tribunal civil y administrativo de Victoria también analizará el caso Watts. Watts está recibiendo ayuda de la Pagan Awareness Network con sede en Sydney.

Renacimiento para los Blair
El 26 y el 27 de enero, el periódico Guardian publicaba en Gran Bretaña amplios extractos del nuevo libro de Francis Wheen, «How Mumbo-Jumbo Conquered the World: A Short History of Modern Delusions» (Cómo Mumbo-Jumbo conquistó el Mundo: Historia Breve de las Desilusiones Modernas). Wheen relata el aumento de los gurús, espiritualistas y creencias clasificadas como paganas. Uno de los gurús modernos de más éxito es Deepak Chopra, que gana cerca de 20 millones de dólares al año. Desde su aparición en el show televisivo de Oprah Winfrey en 1993 --que le llevó a vender 400.000 ejemplares de su libro en una semana-- Chopra ha escrito otros 25 libros. Dirige el Centro Chopra para el Bienestar en La Jolla, California. Sus admiradores alcanzan un gran abanico de personalidades, desde Michael Jackson hasta Mijaíl Gorbachov y Hillary Clinton.

Wheen también cuenta que Cherie Blair, la esposa del primer ministro británico, está interesada en formas alternativas de espiritualidad. Entre sus actividades, cabe destacar la invitación a un experto en feng-shui para que recoloque los muebles en el 10 de Downing Street, y el uso de un «colgante mágico» conocido como Protector Bioeléctrico, que tiene «una estructura de cristales de cuarzo especialmente cortados» que rodean al portador con «un capullo de energía» para salvaguardarlo de fuerzas malvadas. Tanto Cherie como Tony Blair se sometieron a una experiencia de renacimiento maya mientras estaban de vacaciones en México en el 2001.

También se está haciendo cada vez más popular en Inglaterra la Cábala, una antigua filosofía hebrea. En Kabbalah Center de Londres --cuyos locales, según se informó, fueron pagados por la cantante Madonna con 3,5 millones de libras (6,3 millones de dólares)-- los seguidores pueden comprar libros, apuntarse a un curso de diez semanas, o comprar botellas de agua cabalística, informó el 20 de diciembre el Financial Times.

Según cifras recientes, menos de un 3% de los londinenses asisten con regularidad a la iglesia. Al mismo tiempo, florecen prácticas no cristianas como la Cábala, el budismo, el hinduismo y la curación con cristales, observaba el periódico.

«Para muchos occidentales, especialmente las mujeres, se ha convertido en norma dominar el canto budista en una clase de meditación, aprender antiguas filosofías hindúes en una clase de yoga, encender una vela (aromaterapia) y decir una oración (a un Dios innombrado) a regresar a casa», comentaba el artículo. Otro signo del triunfo de las espiritualidades alternativas ha sido el reciente fichaje de un editor espiritualista por la revista británica para mujeres Cosmopolitan.

Navidad sin Cristo
Mientras el paganismo gana protección legal, el cristianismo continúa marcado por la exclusión. Las pasadas navidades, por ejemplo, la Cruz Roja británica prohibió la mención de Jesús en sus tiendas, informó el 11 de noviembre el periódico Sun. También vetó las tarjetas de Navidad con imágenes de la natividad y los calendarios de adviento que mostrasen a María, José y los Tres Reyes Magos.

Mientras tanto, la tarjeta de Navidad enviada por la secretaria de cultura del Reino Unido, Tessa Jowell, mostraba a bailarines hindúes y dibujos de mezquitas, informaba el 7 de diciembre el Telegraph. Lo que la carta dejó de mostrar fue cualquier mención a Jesús o a las Navidades.

Y, en Australia, el ministro de transportes del Estado de Victoria, Peter Batchelor, eligió una tarjeta de navidad con una con una imagen tomada de la mitología de los aborígenes, sin ninguna referencia cristiana, informó el 19 de diciembre Age.

El parlamento de Escocia también suprimió cualquier referencia al cristianismo en sus tarjetas. Esto ha sido demasiado, incluso para un autodeclarado agnóstico como Jim Sillar, que se quejaba de la medida en un comentario publicado por el periódico Scotsman el 3 de diciembre. «Tales decisiones no tienen que ver con el hecho de mostrar una mayor tolerancia con las religiones no cristianas», observaba Sillar. «Todavía no me he encontrado con un solo judío, musulmán, hindú o sikh que nos objete el tener a Cristo como centro de la Navidad. Quita a Cristo y tendrás una celebración pagana».

Profundizando en la razón que está detrás de los prejuicios anticristianos, Christine Odone, redactora jefe de la revista británica New Statesman, comentaba que las «clases parloteantes» comparten un prejuicio común contra los cristianos. En un extracto de la conferencia anual dada en Tyndale por Odone y publicada el 28 de octubre en el Guardian, observaba que en una era que valora la libertad individual, los cristianos creen en la autoridad y tienen un sentido claro del bien y del mal.

«La certeza moral se enfrenta al espíritu de la época», observaba. Y esto ciertamente «hace resaltar la debilidad del edificio que hospeda la moral secularista».

Recristianizar una sociedad cada vez más pagana no será fácil. ZSI04021401

 

+++

 

Confiar en Dios o en los brujos

 

Por Alex Rosal

Cuando los hombres no creen en Dios, no es que no creen en nada, es que se lo creen todo

(Chesterton)

 

Todos buscamos la seguridad. La prueba de ello es el pujante negocio de las aseguradoras. No queremos que nada se nos escape. Seguro contra incendios, por la rotura de una pierna, por los cuadros de casa. Planificación total y no sólo en lo material. Queremos tener el control absoluto de nuestra vida, y eso es imposible. Somos frágiles y pequeños. Dependemos de Dios. Lo sabemos, pero no acabamos de creérnoslo. La fe en sí misma es oscuridad e incertidumbre. Cuando llega el sufrimiento y la cruz pedimos a Dios ayuda. Imploramos su poder. A veces Dios calla. Igual que con la peregrinación del pueblo elegido a Israel. Entonces tenemos dos caminos: Dejar nuestras seguridades y sus muletas para andar, y abandonarnos así a las manos del Señor; o bien, poner nuestra confianza en los magos, mediums y quiromantes. Es la tentación de los hombres en todas las épocas. Caer en los cantos de sirena de las promesas de "otros dioses". Poner nuestra felicidad en los nuevos "becerros de oro", abandonando la confianza en Dios.

Se sustituye a Dios por una baraja de cartas, una bola de cristal o una sesión de espiritismo. No es tema baladí. Ya lo dice la Biblia: "No acudiréis a nigromantes ni consultaréis a adivinos, para no mancharos. Yo soy el Señor, vuestro Dios". La ansiedad por un futuro incierto, nos arrastra a confiar en las artes del adivino de turno, dejando de lado al Dios vivo, Señor también de nuestro futuro. Exactamente igual que las amenazas que acechaban a los judíos en su peregrinación por en desierto: ante los desalientos y dudas por los aparentes "eclipses" de la presencia de Dios, la mayoría, se lanzaba a adorar a los nuevos dioses, y a practicar las artes esotéricas que les prometían "seguridad en esta vida". Poco hemos cambiado los hombres del siglo XXI. Son las mismas tentaciones e idénticas "teóricas" soluciones. Ya lo decía Chesterton, el famoso escritor inglés de principios de siglo: "cuando dejamos de creer en Dios, no es que no creamos en nada, sino que podemos creer en todo".

Es triste, pero los hay que creen que ser feliz es algo que deciden los astros o algún adivino. Consideran que deben "esperar" algo, más que "hacer" algo. Y esa inoperancia es una camino sin retorno. Delegan en el "destino" y en el brujo, echador de cartas o en el astrólogo de turno la posibilidad de ser felices. Y, claro, no avanzan. No consiguen la ansiada dicha, y frenéticamente siguen buscando más brujos o adivinos. Creen que con pagar una sesión de tarot, ya tienen acceso a lo que buscaban. No se dan cuenta que la felicidad se encuentra en Dios. En poner nuestra confianza en Él, que quiere lo mejor de nosotros. Debemos aprender a descifrar el designio de Dios en nuestra vida. Saber lo que Él quiere de nosotros. Para ello sólo hay un camino: orar. Orar mucho. Tener un profundo diálogo con Dios para interpretar su voluntad..

·- ·-· -··· ·· ·-··
Alex Rosal -
2003. ARBIL. Nº 75

 

+++

 


 

La Cábala, sus ritos y sus secretos -


 

Son muchos los consejos, secretos y ritos que los rabinos de la cábala argumentan para dar consistencia a su ideario. Algunas, tan descabelladas que parece increíble que alguien pueda aceptarlas como dogma de fe:
   En el pack del perfecto cabalista es imprescindible el Zohar, libro sagrado (400 euros), la crema hidratante «santificada» (120 euros) y la pulsera de hilo rojo (30 euros).
   El agua embotellada Cábala (4 euros), dicen, es sometida a un proceso de «resonancia cuántica», lo que, supuestamente, le confiere propiedades como la prevención del envejecimiento, el reforzamiento inmunitario y la absorción de los nutrientes. Además, al marido de Madonna le ha quitado las verrugas.
   Quien quiera apuntarse al cursillo para principiantes deberá pagar 300 euros por diez horas de instrucción, que deben repetirse al menos una vez al año.
   Los «Kabbalah Centres» se han convertido en un negocio global valorado en decenas de millones de dólares. En apenas una década, casi cuatro millones de personas han pasado por sus cincuenta sucursales.
   Si quiere cruzarse con algún famoso en sus incursiones cabalísticas, visite los centros de Londres y Los Ángeles.
   Prometen felicidad eterna a sus devotos, eso sí, previo pago del diez por ciento de su patrimonio.
   Son capaces de afirmar que existen los unicornios y que los ordenadores, internet y la genética fueron inventados hace 4.000 años por los padres de la cábala.2004-

 

+++

 

Las «estrellas? siguen a la cantante Madonna y enloquecen con la secta de la Cábala

 

 

 

La Cienciología ya es agua pasada: Britney Spears y Mick Jagger se han rendido a los encantos de un culto que promete felicidad eterna

 

Gonzalo Suárez
Londres- Ni modelitos de Prada ni zapatos de Blahnik: el accesorio imprescindible para las fiestas más exclusivas es una modesta pulserita roja. ?ste es el accesorio que identifica a los practicantes de la «Kabbalah», un oscuro ritual de origen judío que ha reemplazado a la Cienciología como culto favorito del famoseo internacional.
   Y, como tantas otras veces, Madonna ha sido la pionera. Desde que se introdujo en el mundo de la cábala (traducción al español de «kabbalah) hace siete años, su vida, dice, ha cambiado. Sus últimos proyectos se han inspirado en esta filosofía, sobre todo su reciente libro de cuentos «La rosa inglesa», una especie de manual de adoctrinamiento «cabalístico» para niños. En junio, Madonna cerró una época al anunciar que adoptará su nombre religioso, Esther. Además de donar cinco millones de euros a la sucursal londinense del culto, Madonna ha tirado de agenda para aumentar la lista de famosos reclutados: gracias a ella, la cábala ha entrado en las vidas de Britney Spears y Missy Elliot, además de su marido Guy Ritchie y su hija Lourdes. Siguiendo su ejemplo, la lista de celebridades que se han apuntado a la moda crece sin parar: Winona Ryder, Mick Jagger, Courtney Love, Demi Moore, Elizabeth Taylor... Todos ellos han flirteado con un culto que promete felicidad eterna a sus devotos. Previo pago, eso sí, del diez por ciento de su patrimonio. Sin embargo, la aureola de «glamour» no ha logrado convencer a los especialistas en cultos peligrosos, que han alertado que la «Kabbalah» es una secta. Pero, ¿en qué consiste exactamente? Para saberlo, nada mejor que acercarse al lujoso edificio que este culto tiene en pleno centro de Londres. Allí, el rabino Chaim Solomon explica los principios «cabalísticos» a un grupito de curiosos: «Se trata de conocer las leyes básicas del universo», explica. «Así, puedes adaptarte a ellas, conseguir la armonía y alcanzar la realización personal y la felicidad absoluta».
   Escuchándole, resulta fácil entender por qué legiones de multimillonarios se han aficionado a esta práctica. La palabra clave es «realización»: la cábala busca la satisfacción de todas las aspiraciones del ser humano. «El Creador quiere que seas feliz», explica el rabino. Al contrario que el resto de religiones, la cábala se vuelca en la satisfacción del individuo: no se trata de averiguar lo que puedes aportar al mundo, sino lo que el mundo te puede aportar a ti. Música celestial para los oídos de Madonna. La cábala parece diseñada a la medida de eternos insatisfechos.
   A pesar de su popularidad, hasta hace pocos años, los beneficios de la «Kabbalah» sólo estaban al alcance del puñado de estudiosos que dedicaban sus vidas a desentrañar sus textos «sagrados». El salto se produjo hace tres décadas, cuando el polémico rabino Philip Berg, propietario de la red de sucursales del «Kabbalah Centre», decidió diluir el contenido teórico del original y crear una versión para las masas: una inteligente mezcla de filosofía, meditación y «merchandising». «En nuestras clases explica Solomon no te enseñamos la base teórica de la Kabbalah , sólo cómo aplicar sus principios a la vida real». Así, según él no es necesario diseccionar textos de hace miles de años para alcanzar sabiduría: basta con colocar los libros «sagrados» bajo la almohada y absorber sus principios durante el sueño. Y nada de dedicar horas a la reflexión: basta con practicar 20 segundos de «meditación relámpago» y visitar la tienda del templo.
   Por otra parte, «Madonna es la marioneta de la familia que controla el movimiento de la cábala», ha dicho Rick Ross, fundador del estadounidense Instituto para el Estudio de los Cultos Destructivos. «Se han hecho ricos gracias a su propaganda. Esta secta atrae a las celebridades porque su dinero es útil para los líderes, pero la cábala ha destrozado las vidas de mucha gente que conozco». Una reciente investigación de «The Times» acusó a la secta de esclavizar a sus voluntarios: jóvenes que trabajan 16 horas diarias por cuarenta dólares al mes. Además, los testimonios de personas que dicen haber sido manipuladas para que entregaran su patrimonio al completo a los «Kabbalah Centres» se han acumulado en la Prensa anglosajona. La fiebre «cabalística» ha llegado a tal extremo que, en una medida sin precedentes, el rabino jefe de la Sinagoga Central de Londres, Barry Marcus, emitió un comunicado en el que alertó del peligro de este grupo y negó cualquier conexión con el judaísmo. Estas noticias han minado la credibilidad del culto. De hecho, algunos famosos ya han dado marcha atrás. Así, Jerry Hall dejó de acoger reuniones semanales cuando le exigieron que pidiera a sus amigos que entregaran la décima parte de sus ingresos al templo. Y Gwyneth Paltrow rompió su amistad con Madonna cuando la cantante le pidió que adoctrinara a su hija recién nacida, Apple, en las enseñanzas del culto. Promesas de felicidad. Endulzadas con promesas de felicidad eterna, las mentiras resultan fáciles de tragar: por momentos, hasta los más escépticos se sorprenden asintiendo con la cabeza, arrastrados por la hipnótica oratoria de Solomon. Al terminar, mientras el rabino contesta las dudas de los rezagados, los voluntarios intentan trabar conversación con los que se dirigen a la salida. «¿Verdad que ha sido interesante?», dice uno de ellos con mirada de lunático. «Antes yo también me hacía preguntas, pero el rabino siempre tiene respuestas para todo. Así que, al final, me di cuenta de que tiene razón y dejé de planteármelo todo». 2004-07-29 España.

 

+++

 

La Cábala compite con la Cinesiología

en la captación de los famosos de Hollywood

 

 

 

Esta nueva «religión» es una mezcla entre New Age, judaísmo, esoterismo, misticismos y teletienda

 

Muchos habrán oído hablar ya de la Cábala –en hebreo «Kabbalah»–, la nueva religión de los famosos. Personas como Madonna, Britney Spears, Demi Moore, Winona Ryder, Mick Jagger, Barbra Streisand, Naomi Campbell, Ophra Winfrey o Elisabeth Taylor ya se han apuntado a esta nueva moda que gana adeptos cada día. Además, ellos mismos aseguran que, desde Pitágoras hasta Newton, pasando por Shakespeare o Freud, muchos de los grandes intelectuales de la historia han conocido y pertenecido a la Cábala. Pero lo que está claro es que detrás de esta pseudoreligión se mueve mucho dinero.

 

Sara Martín
Madrid- La Cábala es una pseudoreligión basada en la espiritualidad judía. Las explicaciones sobre sus orígenes, vagas y confusas según las fuentes consultadas, impiden trazar una línea aproximada que señale su comienzo en la historia. La versión mas repetida es la de una escisión allá por el siglo XII de la auténtica Cábala judía en la que se inician los rabinos después de años de estudio de la Torá. Su libro fundamental es el «Zohar», palabra hebrea que significa «esplendor». El «Zohar» es un batiburrillo entre New Age, misticismos inexplicables, espiritismo, esoterismo y hebraísmo. Y aunque los cabalistas están convencidos de que el «Zohar» es el «alma de la Torá», los judíos no opinan lo mismo. Ellos no consideran esta Cábala ni sus «revelaciones» parte de la verdadera fe judía del Antiguo Testamento. Una de sus ideas fundamentales (que se explica en una de sus páginas web: www.kabbalah.com/spanish) es que las letras del alfabeto hebreo, fuera de su interés práctico para formar palabras, «son un canal a una forma única de energía». También aseguran que «conectar con la Cábala convierte a la gente en un imán para atraer gente y cosas positivas». Además, los cabalistas defienden que una simple «mirada» a una página del «Zohar» en hebreo (aunque no se entienda ni se sepa pronunciar), «abre una conexión directa con la chispa divina escondida dentro de cada uno». Según los cabalistas, poseer los libros del «Zohar» «trae instantáneamente poder y plenitud», ayuda a «incrementar la prosperidad» y «protege de cualquier peligro espiritual, emocional o físico». Lo que se les olvida añadir es que estos libros cuestan entre 12 y 18 dólares cada uno, y son nada menos que 23 tomos. Los centros de Cábala, además, se han comprometido en 2005 a «llevar un millón de copias del Zohar a la gente alrededor del mundo». Empiecen a echar cuentas. Aquí comienza el verdadero negocio de la Cábala. Para cualquiera que desee iniciarse en la Cábala, lo primero es comprar el libro «El secreto», que cuesta unos 13 dólares. Los libros de iniciación a la Cábala también son importantes. Al menos hay cuatro, y cuestan entre 12 y 15 dólares. Tampoco hay que olvidar agenciarse un cordón rojo, que cuesta 26 dólares el metro y que, atado en la muñeca, protege del mal de ojo. Pero esto no es lo único que venden. Esta página web es un auténtico mercado de venta online: pendientes de 70 dólares, velas de 20, inciensos, aceites, cedés, collares de entre 50 y 400 dólares, piedras, calendarios... Pero el producto estrella es, sin duda, el agua bendecida por el propio rabino Berg. La llaman «el agua de la eterna juventud», y una botella de litro y medio cuesta nada menos que cinco euros. Y por supuesto, todos los cursos que ofrecen de introducción a la Cábala no son gratis: desde 22 a 150 dólares por una clase, hasta 500 ó 1000 dólares algunos congresos, según el centro que se elija. Como se ve, sale caro pertenecer a la Cábala. Por eso, no sorprende que sus mejores clientes sean los famosos, que se pueden permitir desembolsos tan escandalosos como los últimos protagonizados por la polémica Madonna –que ahora ha adoptado el nombre de Esther–: Cinco millones de dólares al centro de Cábala de Los Ángeles, tres millones para el de Londres y otras muchas donaciones del estilo. Así que no sorprende que esta organización declarara en 1996 cerca de cuatro millones de dólares en donaciones y 300.000 dólares por la venta de libros, agua bendita y otros artilugios.


En 2000, sus ganancias siguieron aumentando, y declararon activos por más de catorce millones y medio de dólares, amén de otros cinco en ganancias. Por esto, y por tener además centenares de personas trabajando exclusivamente para «la causa» sin cobrar, no es de extrañar que algunos diarios ingleses hayan comenzado a criticar este nuevo «credo» de Madonna, tachándolo de «secta peligrosa». Pero, ¿quién está detrás de todo este cóctel de espiritualidad y teletienda que genera beneficios crecientes cada año? El afortunado se llama Philip Berg, y es el director y rabino del centro mundial de la Cábala. No se sabe su edad. No se conoce su aspecto. Sus seguidores le atribuyen poderes sobrenaturales. Y lo más importante, nadie sabe a cuánto asciende su fortuna, aunque se rumorea que ronda los veinte millones de dólares. Lo que sí se conoce es parte de su historia: tras casarse y tener varios hijos, los abandonó para casarse de nuevo y convertirse en el líder de masas que es hoy. Sus enemigos cuestionan seriamente esta nueva pseudo religión-secta, basada en una eficaz estrategia de marketing y una compleja psicología de masas, lo que se traduce en la venta de cientos de productos a precios astronómicos. Pero la Cábala se ha convertido ya en el más serio «rival» de la Cienciología. Esta otra «religión» de los famosos, liderada por los actores Tom Cruise y John Travolta, está prohibida oficialmente en Francia por ser considerada secta. En España, la Cienciología ha fundado recientemente su lujosísima nueva sede en pleno centro de Madrid, cuyo coste se ha estimado en doce millones de euros. Estas dos nuevas «religiones todo a mil» han comenzado la lucha por los famosos, y muy especialmente por su dinero. La batalla está servida. L.R. ESP. 2004.12.01

 

+++

Las sectas como la brujería son un laberinto peligroso y maligno


 

¿CUÁNTAS CONSTELACIONES HAY? ZODIACO

 

 

Las constelaciones son, en realidad, creaciones pergeñadas por la imaginación de civilizaciones antiguas, que dibujan en el firmamento siluetas de objetos, animales y personajes con las estrellas. Hay evidencias en vasijas y tableros de juego de que los sumerios ya las señalaban hace unos 6.000 años. De hecho, dieron el nombre a la constelación Acuario, en honor a su deidad An, que derrama el agua de la inmortalidad sobre la Tierra. Homero, Hesíodo y el poeta griego Arato de Soli mencionan estos dibujos estelares en sus obras, pero fue Tolomeo, astrónomo y matemático griego, el que dio nombre a los 12 signos del Zodiaco. Durante siglos, los astrónomos fueron incapaces de acordar la cifra de constelaciones, hasta que en 1930 la Unión Astronómica Internacional fijó su número en 88. Para designar las aproximadamente 1.300 estrellas brillantes quie se distinguen en el firmamento, se emplea el genitivo del nombre de las constelaciones, precedido por una letra griega. Este sistema de clasificación fue introducido por Johann Bayer.

Antonia Escudero – Madrid. 2004.

 

+++

 

 

 



 Carnaval

 

MÁSCARAS hay de muchos tipos, supongo. En contra de lo que pueda parecer, las máscaras no son cosa del carnaval, sino de todo el año.

 

Por Paco Sánchez 

MÁSCARAS hay de muchos tipos, supongo. Pero me parece que los principales son dos: las que ocultan la identidad de quien se las pone y aquellas que tienden, si no a resaltarla, por lo menos a atraer la mirada ajena. Las primeras, de algún modo, implican un profundo respeto de la persona por su nombre, por lo que realmente es y quiere ser. Se utilizan sólo para liberarse un tiempo de la responsabilidad que ser uno mismo comporta. Tapado el rostro, cabe actuar de cualquier manera sin que nadie te acuse de nada. El que se disfraza así lo hace para llevar a cabo impunemente aquello que vería mal en otros.

El segundo tipo de máscara, al contrario, se traviste de lo que realmente le gustaría ser. De ahí que con frecuencia adopte formas y estéticas entroncadas con las del pavo real: un enorme despliegue de fantasías en geometría de abanico, una gigantesca antena de lentejuelas y colores que capte todas las miradas y las conduzca hacia un cuerpo generalmente desnudo o apenas vestido.

En contra de lo que pueda parecer, las máscaras no son cosa del carnaval, sino de todo el año. Cabe incluso modelarlas sólo con barro de palabras. Dependerá de nuestra habilidad para mentirnos.

-.-

La Voz de Galicia y Arvo Net, domingo 22 de febrero 2004

 

+++

 

 

Un congreso desmiente la leyenda negra

de la inquisición en España

 

Marta Borcha - Madrid.-
«La inquisición se ha visto afectada históricamente por esa visión simplista de que la España de finales del siglo XV era un país de convivencia idílica entre judíos, moros y cristianos, y en el que la Inquisición se impuso de repente», señaló el profesor José Antonio Escudero, que ha coordinado el III Congreso Internacional sobre la Inquisición, «Los problemas de la intolerancia: Orígenes y etapa fundacional», en el que han participado 60 historiadores de universidades de todo el mundo, y que se ha celebrado este fin de semana en Madrid y Segovia. «Con independencia del rechazo de la sociedad hacia lo herético, o los graves problemas entre los judíos y cristianos», mantiene Escudero, la inquisición no irrumpió como una fenómeno nuevo en la época de los Reyes Católicos: «La Inquisición española hay que inscribirla dentro de un proceso histórico que ya tenía sus antecedentes». Escudero insiste en defender que «es necesario entender la inquisición española dentro del contexto en que existió» y añade como datos de interés
y a modo de ejemplo que frente a las 600 personas que murieron en la hoguera en España durante los siglos XVI y XVII, «en Alemania fueron quemadas más de 70.000 mujeres acusadas de brujería». 2004-02-23 – LA RAZÓN. ESP.

 -.-

Las condenadas por brujería en Alemania fue en gran parte, zona toda protestante.

 

+++

 

 


LA VISIÓN DEL HOMBRE - Las raíces de nuestra concepción

 

 

HACIA UNA PASTORAL DE LA CULTURA

Mons. Néstor GIRAUDO RAMÍREZ
Delegado Arzobispal para la Pastoral de la Cultura
Medellín

1. La visión del hombre

1.1 Las raíces de nuestra concepción


La pregunta por la concepción del hombre se enmarca dentro de las líneas trazadas por la cultura occidental en su concepción del mundo. La herencia griega de la concepción del hombre se cumple hoy en el hacer de las ciencias, que han conducido al desarrollo prodigioso de una civilización tecnificada que se expande en un proyecto de industrialización como forma de vida propuesta para nuestras sociedades. Lo cual conlleva cambios radicales en cuanto a la concepción del hombre, tanto en sentido teórico como práctico.

1.2 La herencia del pasado

La cultura clásica sentó las bases de una concepción del hombre basada en una visión del cosmos como totalidad de lo existente. Esto significa, por lo pronto, que el hombre es una parte viviente de ese cosmos, ser animado que comporta una diferencia esencial respecto a los demás seres vivos. El cristianismo aportó su concepción del hombre como persona; esto es, del hombre como un ser trascendente cuya esencia radica en su condición de criatura creada a imagen y semejanza de Dios. La unión de estas dos concepciones desemboca en un planteamiento que se constituye como base para la orientación de toda norma que haya de conducir toda forma de comportamiento práctico hacia el hombre. Se trata de la dignidad de la persona humana. Tanto por la herencia griega como por la cristiana, el hombre se considera como portador de una dignidad frente a los demás seres de la creación, lo cual hace de él un ser inviolable por cualquier mecanismo. El hombre, en tanto que persona, se convierte en el centro de la realidad, constituyéndose como un fin y nunca como un medio.


1.3 Nuestra situación, actual frente a la visión del hombre

El vertiginoso avance de las ciencias, el predominio de la tecnología que ha invadido todos los ámbitos de la vida del hombre, ha conducido a cambios profundos que repercuten en la visión o concepción del mismo. Las crisis provocadas en los campos social, político y económico, resultado de tales cambios, se han manifestado en la inestabilidad permanente de estos órdenes de la vida humana. Esta situación ha servido de fermento a las grandes ideologías que, provenientes de los más diversos campos, tienden a presentarse, de forma oportunista, como salvadoras ante la situación crítica.

Entre tanto, la herencia del pasado se ha ido desdibujando, y se han perdido los parámetros que permiten delinear los modos de conducta ante la dignidad de la persona humana. Crisis del estado en cuanto a su papel de orientador y controlador de la vida humana en sociedad; crisis generalizada de la apreciación de los valores que deben conducir la vida humana individual y social; pérdida de los horizontes políticos. Estos constituyen algunos de los rasgos que presenta el cuadro general de la concepción del hombre, el cual, en todos los casos, aparece como un medio y no como un fin. Estados totalitarios e ideologías han conducido al intento de colocar al hombre al servicio de los mismos.


1.3.1 La ruptura con el pasado

De lo anterior se desprende ciertamente que existe una ruptura con el pasado, no sólo en cuanto a sus tradiciones, sino también en cuanto a la posibilidad de encontrar en sus fuentes las líneas de solución a la problemática actual. Por un lado, la crisis del pensamiento filosófico experimentada a raíz de la aparición de nuevos campos del saber y del conocer acerca del hombre y de la realidad durante los tres últimos siglos y afianzada en el XIX, constituye el marco dentro del cual se ha debatido el pensamiento de nuestro siglo XX. Ya Nietzsche se enfrentó con toda la tradición greco-cristiana para mostrar como imperativo el ejercicio de la voluntad de poder, profetizar el advenimiento del nihilismo y proclamar la muerte de Dios.

Marx, por otra parte, planteará la total ruptura con el pasado de la filosofía al proclamar en una de sus tesis sobre Feuerbach que los filósofos no han hecho más que interpretar el mundo; ahora se trata de transformarlo. Esto fue seguido de su análisis de las contradicciones del capitalismo y su interpretación materialista de la historia, cuya meta se halla en la implantación del comunismo. Ponía así las bases de una trasformación del mundo a través de la lucha revolucionaria.

Freud, en su propio terreno, cambió todo el panorama de la concepción del hombre a lo largo de sus investigaciones sobre el inconsciente. El hombre aparece para él como un producto de la naturaleza, en el que el papel de las pulsiones explica todos los contenidos de la vida humana y de la cultura. A la luz de los planteamientos de Freud, el legado de la concepción clásica del hombre encuentra su punto de ruptura radical.

Como rasgos derivados de todos los planteamientos anteriores aparecen para el mundo contemporáneo: el materialismo, el ateísmo, la actitud antifilosófica y el nihilismo.


1.3.2 El cientificismo

Los rasgos anteriores han encontrado su apoyo en una actitud científica sostenida tanto teórica como prácticamente. Existe una fuerte desconfianza frente a aquellos conocimientos que no se presentan con características de «cientificidad». Ello indica una actitud determinada de cómo se debe orientar y presentar el ideal del conocimiento del hombre y de la realidad. Dado que el conocimiento se ha ido especializando cada vez más, las diferentes disciplinas que tienen a su cargo el estudio del hombre se han convertido en compartimentos estancos, y proclaman cada uno su propia visión del hombre como la única posible. Así el psicologismo, el sociologismo, el economicismo han creado cada uno una visión del hombre y de la realidad, cerrando el camino hacia el sano diálogo interdisciplinar. El cientificismo no se ha quedado en su fase teórica, sino que ha pretendido convertirse en el orientador de los programas educativos, logrando invadir todo el campo de actitudes frente al hombre.


1.3.3 El economicismo

En una sociedad marcada y determinada en sus formas de vida por la invasión de la tecnología, en la cual aquel sueño de progreso se traduce en la búsqueda del bienestar material, resulta claro que el factor de mayor importancia sea el económico. Esta sociedad del lujo y del bienestar conduce a todos los seres humanos a olvidar la propia misión trascendente de la existencia en el mundo, creando un vacío existencial y vital en el cual el hombre queda convertido en un luchador a toda costa por tener el sinsentido en que día a día naufraga.

Ante el derrumbe de los modelos de las economías planificadas y el aparente triunfo de las de libre mercado, las sociedades —y la nuestra no es una excepción— se ven abocadas a una guerra sin fronteras por los logros de la competitividad. Aquí, bajo el imperio del economicismo, el hombre podrá ser definitivamente reducido a una ficha más de los engranajes de la producción tecnoindustrial, comercial y de servicios, sin ninguna otra meta en la vida que el fantasma de una felicidad material que se ha de lograr a toda costa a través de formas de ese bienestar económico.


1.3.4 Las ideologías

Ante la crisis que presenta la visión del hombre en nuestra época, la cual tiene la raíz profunda en la ruptura con la tradición, aparece el vacío y la carencia de parámetros que sirvan de marco orientador de la vida de los hombres y que son llenados por las ideologías de pretensiones científicas en todos los órdenes de la existencia humana. En las ideologías encontramos rasgos de materialismo que conducen a una visión intramundana y secular del hombre; el ateísmo práctico que, más que una lucha contra los ideales religiosos, se manifiesta en la indiferencia y en la no necesidad del hombre de un mensaje trascendente para su vida cotidiana; la visión salvadora del hombre y de la sociedad, no ya remitida a un encuentro con un Dios personal, sino en el más acá del bienestar y el confort.


1.3.5 La crisis generalizada ante los valores

El hombre comporta en su ser una dimensión axiológica que lo define y distingue de los demás seres vivos. Puesto que el hombre debe construir su propia existencia respondiendo a su vocación radical de plenitud humana, su dimensión axiológica lo conduce al descubrimiento de los valores que han de ser asumidos por él y han de manifestarse en actitudes ante sí mismo y ante los demás. Es así como la entraña última de la vida social está tejida por —y desde— los valores asumidos, siendo la tarea fundamental de la educación formar el hombre para que aprenda a descubrir y a asumir los valores que han de conducirlo a una existencia plena de sentido.

Cabe señalar, por todo lo dicho anteriormente, que la crisis del mundo actual ha afectado fundamentalmente a la facultad estimativa de los hombres ante los valores, haciéndoles perder de vista la ruta que conduce a su descubrimiento. La pérdida de una visión correcta del hombre y de su cometido existencial trascendente, ha conducido a que la educación pierda sus correctos parámetros orientadores, haciendo que los hombres tengan que tratar de llenar el vacío axiológico con aquellos valores más inmediatos que responden a sus solas necesidades materiales. Es así como uno de los campos que se ha visto más afectado por la crisis en la concepción de los valores es el de la ética. El resurgimiento de la importancia de este tema es algo que se puede constatar en los más variados lugares de la acción humana: en el terreno político, en la educación, en el ámbito empresarial, etc.

Ante la carencia de parámetros que permiten la orientación del «deber ser» en la vida de los hombres, ha venido a postularse el relativismo como la vía por la cual ha de plantearse el derrotero de las orientaciones éticas. De esta manera se plantean los éticas del consenso, en las cuales se postula el relativismo como patrón de la decisión ética. De la misma manera la llamada ética civil aparece hoy como una propuesta que, además de instaurar el principio del relativismo moral, desconoce la verdad sobre la naturaleza universal propia del hombre, reduciendo la posibilidad de un planteamiento ético universal al pluralismo de éticas según las diversas culturas. Se hace imposible así el planteamiento de una noción trascendente del hombre que ha de orientar el deber ser de la existencia humana hacia un orden superior de sentido.

Un esfuerzo grande de respuesta en este terreno se presenta hoy de manera urgente. Una ética cristiana basada en la eterna verdad del Evangelio que enfatice el auténtico sentido trascendente de la existencia humana, deberá ser la respuesta al gran reto del pluralismo relativista en que se expresan los intentos actuales en este campo.


1.3.6 La búsqueda de lo absoluto

El hombre no puede ser ajeno a las exigencias de su propio ser, ontológicamente determinado por dimensiones que le son propias. Por ello, requiere su remisión a una realidad trascendente que otorgue las posibilidades de dar a su existencia ese sello de plenitud. Ante la carencia de los parámetros antes señalados en un mundo en el que las ideologías del bienestar pretenden llenar el vacío de una concepción axiológica y de la dimensión trascendente del hombre, aparecen las más diversas corrientes religiosas, la mayoría de procedencia oriental. Aparecen sectas de los más diversos talantes que ofrecen el hombre de hoy su mensaje salvador. Todo este panorama, que va desde la hechicería, la magia o la brujería, pasando por todas las formas posibles del esoterismo, hasta las más refinadas presentaciones de las sectas cristianas, contribuye a agrandar la brecha de la ruptura con las más propias tradiciones culturales, filosóficas y religiosas de nuestras sociedades.


1.4 Cultura y evangelización

Un serio esfuerzo orientado a comprender los rasgos característicos de la cultura actual y los móviles de la conducta humana, deben constituir el punto de partida de una tarea evangelizadora que penetre todos los ámbitos de la existencia humana. El despliegue de la tarea evangelizadora en todos los momentos de la historia del cristianismo, especialmente de la Iglesia antigua, estuvo siempre marcado por el estrecho diálogo con las culturas y por su esfuerzo de comprensión de las mismas.

El período de la patrística constituyó un momento estelar en la historia de la evangelización, gracias al estrecho diálogo y al esfuerzo profundo por la comprensión de los rasgos característicos de la concepción de la cultura y de la realidad toda, que condujo al cristianismo a alcanzar el puesto de relevancia, tanto en el orden del pensamiento, como en el de la orientación de la vida cotidiana de los hombres.

El diálogo profundo con la concepción aristotélica del mundo y del hombre, llevado a cabo de manera especial por Santo Tomás en la Edad Media, se constituyó como paradigma del pensamiento cristiano que orientó durante siglos los ideales trascendentes de la concepción del hombre y de la realidad.

Nuestra época marca la culminación de un proceso de secularización iniciado desde los siglos del Renacimiento, época en que las ciencias comenzaron a desplazar la cosmovisión y antropovisión cristianas. Este proyecto culmina hoy en una pluralidad de saberes acerca del hombre y de la realidad que reclaman para sí la autonomía de sus visiones, haciéndose paradójicamente, hasta cierto punto, insuficientes para la comprensión y orientación de la vida de los hombres.

Un intento serio de diálogo interdisciplinar comienza a perfilarse en el orden del conocimiento, como camino hacia la reconquista de una cosmovisión que permita no sólo el saber verdadero acerca del hombre (antropovisión) y del mundo (cosmovisión), sino una acción (visión ética y política) y una orientación hacia el sentido de plenitud trascendente de la vida cotidiana. Por supuesto, el campo para una evangelización de la cultura hoy no sólo es amplio y profundo, sino, ante todo, urgente. Este campo es, además, bastante propicio en medio de la confusión reinante en la actualidad. Esta tarea, que viene exigida desde los más hondos cimientos de la vida humana, encuentra su imperativo primario en una reforma del pensar, la cual habrá de conducirse desde la Verdad eterna del Evangelio: Jesucristo, el mismo ayer, hoy y siempre.


2.¿Hacia qué cultura?

La pregunta indaga por los medios propios con que cuenta la Iglesia para promover su tarea evangelizadora. Tratamos de esbozar los caminos en estrecha relación con lo dicho hasta aquí.

2.1 Los caminos hacia la tarea evangelizadora

2.1.1 Cerrar las brechas

Para cerrar la brecha abierta por la ruptura con el pensar de la antigüedad, cuenta la Iglesia con una tradición que, partiendo de la revelación, se ha mantenido siempre viva a través de los siglos hasta hoy. Es cierto que el primer camino que se habrá de recorrer es el del reencuentro con los grandes momentos de esta tradición a través de un estudio serio emprendido por todos los que conformamos la comunidad de los bautizados. Es pues una tarea a la cual deben ser convocados todos los cristianos, y de manera especial aquellos cuyas tareas se encuentran en los terrenos intelectuales y académicos.

El diálogo con nuestras tradiciones filosóficas y culturales sólo podrá llevarse a cabo luego de haber comprendido profundamente las grandes verdades de nuestra tradición cristiana. De aquí a una participación estrecha en el diálogo interdisciplinar en que se compromete el pensamiento hoy, tendrá que ser el camino que deberá de recorrerse para lograr una presencia del cristianismo en el hacer intelectual del hombre de nuestro tiempo.


2.1.2 Evangelización y mundo industrializado

Partiendo de una necesaria comprensión de las realidades concretas que vivimos los hombres contemporáneos, los medios con que cuenta la Iglesia para una penetración del mensaje cristiano deberán adecuarse a ellas. El compromiso, en este caso, debe ser de todos los católicos que ocupan los diversos puestos en un mundo en el que las formas de trabajo y de las actividades en general buscan sus objetivos de manera secularizada. La Iglesia debe buscar los mecanismos adecuados para una real participación de todos; la brecha abierta entre la Iglesia, la jerarquía y el laicado debe cerrarse, para lo cual cuenta hoy con las posibilidades de los ministerios laicales y del diaconado permanente; pero, además, con la necesidad de una educación religiosa más integral para todos. Es necesaria, pues, una presencia más cercana a todos los hombres en sus propias circunstancias, buscando el compromiso real de todos.


2.1.3 Evangelio y educación

Quizás el medio privilegiado con el que cuenta la Iglesia es el de la educación. Puesto que vivimos en un mundo secularizado en el cual el estado liberal lucha a toda costa por deshacer sus vínculos con las confesiones religiosas y pretende dirigir el proyecto educativo hacia metas no confesionales, es necesario que la Iglesia continúe pensando de manera detenida en lo que respecta a su labor educativa. Si en la educación formal, a todos los niveles, la presencia de la Iglesia con su mensaje evangélico está todos los días más menguada, habrá que acudir a otros medios: por ejemplo, el convertir las parroquias en centros de catequesis a cargo de católicos comprometidos, tratando de llegar a todos los estamentos sociales. Se requiere repensar el papel de los párrocos y la presencia viva y dinámica del laicado comprometido.

Por otro lado, la Iglesia siempre ha contado con medios como la publicación de libros y folletos para la difusión del mensaje. Hoy contamos con una gama amplia de medios que van desde los audiovisuales, hasta la informática. La celebración eucarística sigue siendo el medio más adecuado, ya que constituye el centro de los misterios cristianos. Deberá pues ponerse énfasis en el verdadero sentido de la participación eucarística, en la recepción y la asimilación del mensaje de la Palabra, como, en general, en el sentido de los sacramentos para la vida cristiana. La preparación continua de agentes de la Palabra es algo sobre lo cual se debe hacer un mayor énfasis, ya que en la predicación del mensaje se centra la misión de la Iglesia. Corresponde, en primer lugar, a los obispos, presbíteros y diáconos, pero es responsabilidad de todos los bautizados la preparación para la comprensión del mensaje, con el fin de poderlo trasmitir luego a quienes lo requieren para orientar sus vidas con auténtico sentido.


3.¿Con qué pastoral de la cultura?

La pregunta indaga por aquellas iniciativas concretas que emprende la Iglesia en nuestro país para la evangelización de la cultura y, en general, acerca de cómo suscitar una cultura cristiana en una sociedad en la cual se privilegia la experiencia. Lo dicho hasta aquí, en los numeros anteriores, nos muestra un derrotero que parte de la identificación de algunos puntos de relevancia en cuanto a la conceptualización o visión del hombre y de la cultura, y que pone de relieve los medios a través de los cuales la Iglesia lleva y debe continuar llevando a cabo su labor de evangelización.

De esta manera, una pastoral que tiene siempre su eje principal en la Revelación, que tiene, por tanto, como centro a Jesucristo y a su mensaje, debe nutrirse de una reflexión profunda sobre la verdad del hombre, sobre el sentido último de la vida humana en sociedad, en una sociedad cuyos móviles vienen dados por las características especiales de un mundo industrializado, tecnificado; en un mundo en donde las relaciones económicas tienen la primacía; en un mundo en donde las ideologías son lo corriente en la mentalidad de los hombres; en un mundo pluralista, donde los hombres toman todos los días una mayor conciencia de sus derechos; en un mundo donde las sectas cobran todos los días más fuerza y atraen a un mayor número de personas a sus filas.

La Iglesia siempre ha sido consciente del mundo en el que se encuentra; siempre ha contado con los medios necesarios para su labor evangelizadora, no siempre sin dificultades; esto es, ha sido consciente de su vocación misionera. Ello implica, pues, que la Iglesia es consciente de la crisis generalizada del mundo de hoy en todas sus instituciones, crisis que ha ido conduciendo a los hombres a una desorientación en todo lo que atañe a los verdaderos fines de la vida humana, individual y socialmente considerada.

Pero para que esta actitud pastoral se pueda cumplir de forma que fructifique, debe estar embebida por una actitud de tolerancia —que no de contemporización y menos de indiferencia— mediante la cual se logre claramente unir a todos los católicos con sus hermanos separados y con los de otras religiones; buscar qué hay de común entre todos para fortalecerlo y reducir a sus exactas condiciones los puntos de discrepancia, para poder entrar a discutir esas diferencias cuya magnitud, con frecuencia, no obedece tanto a la esencia como a la adjetivación, que nace de la manera cómo a veces se presentan los dogmas y las doctrinas y cómo se realiza en general la función ministerial.

Para materializar la actitud de tolerancia deberá recurrirse a las enseñanzas que nacen del pasaje de Jesús con la samaritana, de la plena conciencia de que el mensaje cristiano es en esencia el del amor, y de que el que ama respeta, comprende, se da y así promueve al otro. La creación fue entregada al hombre para que por su esfuerzo, aunado al de sus congéneres, la disfrute y promueva, con el fin de ir legándola a las generaciones futuras, lo cual no se logra con un yo enfrentado a un tú, sino en una comunidad de ambos para formar un nosotros que le dé presencia a la Iglesia en el mundo.

El papel que deberá cumplir la pastoral católica en un mundo que afronta una crisis de grandes magnitudes en todos los órdenes es de capital importancia para el cumplimiento de su misión evangelizadora de la cultura. Para ello, deberá tener, entre otras, algunas de las siguientes características:

— Una pastoral que se nutra de una profunda reflexión acerca de la verdad del hombre.

— Una pastoral que consulte las particularidades culturales de los pueblos: sus tradiciones, costumbres y normas que los integran.

— Una pastoral dinámica y abierta que consulte los ideales de los hombres e ilumine permanentemente sus tareas y oficios con su mensaje de trascendencia.

— Una pastoral participativa; esto es, que entienda y haga comprender que es una labor de todos los cristianos comprometidos.

— Una pastoral que busque irradiar todos los órdenes de la vida humana a través de todos los medios adecuados que encuentre a su alcance.

 

+++




 

La vida cristiana no es solamente una vida entre cristianos. Hace falta un profundo respeto hacia todas las personas, cualquiera que sea su creencia o ideología. Un "discípulo" de Cristo es uno que aprende continuamente, como el propio nombre indica. Es uno que está dispuesto a dialogar en serio con los demás, y a descubrir los elementos de verdad que cada planteamiento contiene.

Jutta Burggraf

 

+++

 

«La mentalidad fundamentalista se reconoce en la propensión a meter en el mismo plano lo principal y lo secundario, dando una importancia desproporcionada a elementos marginales. El mal que los fundamentalistas sienten el deber de combatir es siempre un mal cuyos culpables son siempre los otros». Card. Cottier. 2004.

 

+++

 

Calumnia (imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad), ni una injuria, (expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama, cuando por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves). Lo que hizo, además de una soberbia estupidez fue sólo una figura retórica. Elijan ustedes: alegoría, asociación de una imagen y un concepto empleados como metáfora; elipsis, omisión deliberada de alguna parte de lo que se quiere decir; prosopopeya; atribución a alguien de cualidades que no se corresponden con su naturaleza; eufemismo, expresión que representa de forma no ofensiva algo que sí lo sería dicho en su manera directa.

 

+++

 

EL PERDÓN FUENTE DE LIBERTAD - «El descubridor del papel del perdón en la espera de los asuntos humanos fue Jesús de Nazaret. El hecho de que hiciera este descubrimiento en un contexto religioso no es razón para tomarlo con menos seriedad en un sentido estrictamente secular» (H. Arendt). El perdón se manifiesta en su límite como la tolerancia y la convivencia ofrecidas al que ha sido intolerante. La ley castiga al intolerante, el perdón le perdona. La intolerancia legal frente al intolerante puede engendrar un círculo de venganza. Sin embargo, el perdón es «la única reacción que no reactúa simplemente, sino que actúa de nuevo y de forma inesperada, no condicionada por el acto que la provocó y, por lo tanto, libre de sus consecuencias, lo mismo quien perdona que aquel que es perdonado». Es decir, permite la libertad creando una situación nueva.

 

  

La Iglesia proclama el perdón

 

El perdón es la exigencia suprema de Jesús en el Sermón del Monte, pero, sobre todo, responde y nace de la experiencia de Dios como amor, que nos introduce en la lógica del amor gratuito y desinteresado, que nos saca de la reciprocidad interesada, que rompe el círculo de la violencia, que inaugura algo realmente nuevo.
El perdón es un ofrecimiento que parte de la víctima, que toma la iniciativa, que va más allá de las exigencias de la justicia y, por tanto, no es comportamiento exigible estrictamente, pero sí es un comportamiento humanizador y sanante. Pero el perdón requiere ser aceptado, exige el arrepentimiento. El perdón ofrecido puede caer en el vacío y no lograr su objetivo, que es, en última instancia, la reconciliación, el reencuentro entre personas. Y no sé que es más difícil: perdonar o aceptar el perdón.

 

+++

 

El peor de los silencios es el que se guarda ante la mentira, pues tiene un enorme poder de disolver la estructura social. Un cristiano no puede callar ante manipulaciones manifiestas. La cesión permanente ante la mentira comporta la deformación progresiva de las conciencias.

+++

 

El irracionalismo actual no es otra cosa que el desarrollo de la irracionalidad que lleva en sus entrañas todo racionalismo. El irracionalismo no es la simple irracionalidad, sino la tesis de que en el saber todo da lo mismo. ¡He aquí las sectas!

 

+++

 

"Erit enim tempus cum sanam doctrinam non sustinebunt sed ad sua desideria coacervabunt sibi magistros prurientes auribus, et a veritate quidem auditum avertent ad fabulas autem convertentur" (2 ad Thimoteum 4, 3-4).

 

"Pues vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina, sino que de acuerdo con sus pasiones se rodearán de maestros que halaguen sus oídos, y apartarán, por una parte, el oído de la verdad, mientras que, por otra, se volverán a los mitos". San Pablo que, con otros apóstoles siendo Iglesia Católica, también escribieron la Biblia.

 

+++

 

La Iglesia primitiva, en el siglo II, tomó tres decisiones:  ante todo establecer el canon, subrayando así la soberanía de la Palabra y explicando que no sólo el Antiguo Testamento es "hai grafai", sino que, juntamente con él, el Nuevo Testamento constituye una sola Escritura y de este modo es para nosotros nuestro verdadero soberano. Pero, al mismo tiempo, la Iglesia formuló la sucesión apostólica, el ministerio episcopal, consciente de que la Palabra y el testigo van juntos, es decir, que la Palabra está viva y presente sólo gracias al testigo y, por decirlo así, recibe de él su interpretación, y que recíprocamente el testigo sólo es tal si da testimonio de la Palabra. Y, por último, la Iglesia añadió un tercer elemento:  la "regula fidei", como clave de interpretación.

 

+++

 

«La Iglesia, por una tradición apostólica, que trae su origen del mismo día de la Resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón "día del Señor" o domingo. En este día los fieles deben reunirse a fin de que, escuchando la palabra de Dios y participando en la Eucaristía, recuerden la Pasión, la Resurrección y la gloria del Señor Jesús y den gracias a Dios, que los “hizo renacer a la viva esperanza por la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos" (I Pe, 1,3). Por esto el domingo es la fiesta primordial, que debe presentarse e inculcarse a la piedad de los fieles, de modo que sea también día de alegría y de liberación del trabajo. No se le antepongan otras solemnidades, a no ser que sean de veras de suma importancia, puesto que el domingo es el fundamento y el núcleo de todo el año litúrgico».

+++

 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

EL HOMBRE VIVIENTE ES IMAGEN DE DIOS

“Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos, 
la luna y las estrellas que has creado, 
¿qué es el hombre para que te acuerdes de él, 
el ser humano, para darle poder? 
Lo hiciste poco inferior a los ángeles, 
lo coronaste de gloria y dignidad”(Ps. 8).

El ser humano, varón y mujer, excelsa criatura de Dios, ha sido “coronado” por Dios con su amor. La grandeza, la dignidad y el valor de su humanidad radican en el ser partícipe del misterio de Dios, que es “amor”. El amor del “Padre por siempre” (Is 9,5) es la “corona” del hombre, pues lo reviste de trascendencia. Sin embargo, frente a tal grandeza, gloria y honor, no dejamos de experimentar dolores, males y límites. Uno de los límites, con todas las preguntas que suscita, lo presenta la discapacidad mental y física, o la combinación de ambas.

Esto contrasta ampliamente con el dato bíblico que revela el misterio de los orígenes: El ser humano, todo ser humano, es criatura de Dios y es un ser viviente a imagen y semejanza de Dios.

 

 

Gracias por venir a visitarnos

 

Recomendamos vivamente: ‘Inquisición’  historia crítica.



Autores: Catedrático e historiador ‘Ricardo García Cárcel’ y la licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona-España ‘Doris Moreno Martínez’, investigadora. (Editado por Ediciones Temas de Hoy. Esp.). Cerca de doscientos años después de que Juan Antonio Llorente redactara su clásica ‘Historia crítica de la Inquisición’, los autores de este libro han querido escribir una nueva historia crítica del Santo Oficio, elaborada con la intención de huir del resentimiento, del morbo, los sectarismos, pero con fiel memoria –racional y sentimental- de las victimas de aquella institución, que fue muchas cosas al mismo tiempo: tribunal con jurisdicción especial, empresa paraestatal, instrumento aculturador, símbolo de representación y de identificación ideológica, arma en manos de otros poderes, poder en sí mismo. En este libro se examina la poliédrica identidad de la Inquisición y se responde a muchas preguntas que han inquietado a los historiadores: ¿por qué y para qué se creó el Santo Oficio?. ¿Por qué duro tanto? ¿Fueron los inquisidores hombres o demonios? Los procedimientos penales de la Inquisición ¿fueron normales o excepcionales?. ¿Cuántas víctimas hubo?. ¿Fue la Inquisición culpable del atraso cultural español respecto a Europa?. ¿Gozó de la complicidad o del rechazo de la sociedad?. +





Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).