Tuesday 21 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Al-Andaluz - 1º falsificaciones; España islam, Roma andaluza, archivo indias

 

No debemos olvidar que la Alhambra y la Mezquita de Córdoba subsisten gracias a que los reyes cristianos ordenaron conservar ambos monumentos, cosa que no hicieron los musulmanes con los monumentos religiosos que encontraron cuando su invasión del siglo VIII. Nada quedó de la sede sevillana de San Isidoro ni del Toledo de los Concilios, ni de la Elvira de San Gregorio. En el bosque de columnas de la mezquita pueden encontrarse las que correspondieron a templos cristianos derribados y reutilizadas.

 

 

 

589: el 06 de mayo en España comienza el III Concilio de Toledo, en el cual el rey visigodo Recaredo se convierte a la religion de Jesucristo en la Iglesia por Él fundada y bajo el Magisterio pietrino

 

+++

 

635 años antes de la invasión musulmana - Adriano representa, junto con Trajano, la consolidación de una dinastía y el poder del partido hispano en Roma. Su época fue la auténtica Edad de Oro de Hispania romana. Nacido en el año 76 d.C., probablemente en la ciudad de Itálica, los historiadores se muestran unánimes al aceptar sus orígenes hispanos. Fue un intelectual que llevó su erudición hasta la afectación, un alma atormentada, un talento excepcional, una personalidad avasalladora y un hombre que vivió con una idea fatalista y melancólica del mundo.

 

+++


822 el 21 de mayo en Córdoba, Abderramán II es nombrado nuevo emiromeya del Emirato de Córdoba Hispania


+++


En Alàndalus, su capital Córdoba se convierte en el centro del mundo. Maimonides y Averrroes dejan sus huellas en el pensamiento posterior, siglos de prosperidad de tolerancia racial y religiosa. ¿Qué opinión le merece?

 

Debe estar usted de broma porque Maimónides tuvo que salir huyendo para evitar que lo mataran después de obligarle a convertirse al islam (lea mi "El médico de Sefarad") y Averroes también se exilió porque después de que quemaran sus libros por las calles se temía que le hicieran algo semejante. Si a eso le llama usted tolerancia...

Don César VIDAL dr.en historia, y filosofía y teología, es abogado. escritor;2005-01-11 L.D.

 

+++


La locura devastadora de los militantes yihadistas tuvo en la mira previamente la antigua biblioteca de Mosul, con la quema de miles de libros, además de mezquitas chiítas y santuarios cristianos de tradición centenaria y el templo de Nimrud, también en Irak. Las devastaciones de la región arqueológica, histórica y cultural, de acuerdo con el Director General de la Unesco Irina Bokova, son “las más brutales y sistemáticas” jamás registradas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. 2015.10.03 Siria – Palmira –


+++


‘El caso andalusí’ - Al Andalus fue un periodo, obviamente por ser de imposición y ocupación musulmana, entra como otro ejemplo más de intolerancia islámica. No es verdad que fue siempre una convivencia serena o pacífica entre gentes de religiones diversas; nada más lejos de la realidad histórica apodíctica, demostrada y enseñada por los escritos –a todos conocidos- de tal época. También las mujeres mahometanas ‘siervas coránicas, sumisas musulmanas’ bajo el mismo Corán, sufrieron.

En lo femenino, los poemas de la princesa omeya Wallada o los de Hind, conocida como ‘la divina doctora’ son bellos, pertenecen a esa literatura que se hace amar. Pero nunca, imposible en contenido, tenor y, por la altísima calidad en la escritura femenina teresiana, cabría intentar compararlos a los de la Wallada. Teresa de Ávila, con sus rasgos ascéticos, aplicados al dominio radiante de la lengua, hace de sus propios versos carmelitanos, insuperables e incomparables hasta en nuestros días. En la excelsa poesía mística universal, es el exceso de belleza y experiencia de lo divino que nos ofrece esa excepcional mujer ‘Teresa de Ávila’. A su lado, también fuera de la regla común, aparece otro hijo de la Iglesia Católica: su gran amigo el doctor San Juan de la Cruz. Ambos descubren en la arquitectura de las letras, sublimes senderos celestiales. Ambos exquisitos literatos españoles, bienaventurados en el deleite místico del trazar signos, fueron conocedores de la contrariedad que significaba el yugo moro, ese constante acoso musulmán, sea proveniente desde el norte africano, sea desde el imperio otomano, también musulmán. ¡Y en Lepanto vencido!

 

+++


756: el 14 de mayo en España, Abderramán I vence a Yusuf al-Fihri (emir de Damasco) en la batalla de Alameda. Luego, ocupada Córdoba por los musulmanes y la siguiente repulsión y aborrecimiento hacia los cristianos, se erige en emir independiente.


822: el 06 de mayo en España, durante la ocupación mahometana, el emir omeya al-Hakam I toma juramento de fidelidad en favor de sus hijos Abderramán y al-Mugira, designándolos herederos por ese orden.


+++ 

 

El Islam, apenas la muerte del señor Mahoma (632) en el siglo VII, ya se había extendido –a causa de las invasiones mahometanas-, por todo el norte de África. Llegó hasta la parte del cuerno oriental, bajando hacia la costa del este africana, estableciendo colonias árabes con un comercio muy floreciente de esclavos y marfil. Los esclavos negros eran requeridos por las tribus árabes e islamizadas, tanto para el usufructo en el trabajo como guerreros en las constantes invasiones. De allí que se les ve en las ocupaciones hispánicas y denominados ‘moros’* (personas provenientes de la Mauritania ‘Moritania’). El mercado se consolidó y afianzó hasta la venta de esclavos negros, por mercaderes musulmanes, a los nuevos adquirientes europeos para traslado al Nuevo Continente.

[*Existe una falsa tendencia a identificar moro con árabe y con musulmán, tal vez debido a la Historia, de la invasión musulmana -que no mora ni árabe ‘sí ya islámica’, al menos en sus comienzos- y a la posterior reconquista. Árabe hace referencia al origen, y los que aquí llegaron no venían de la Península Arábiga, sí algunos que vinieron años más tarde, o a la lengua, y seguramente Tarik y Muza ni hablaban ni entendían árabe culto. Sí podemos decir que la mayoría de los que en el 711 (y antes) cruzaron el Estrecho de Gibraltar, eran musulmanes, de religión musulmana o mahometana. Lo que sí es cierto es que eran moros, es decir, de piel oscura, muchos de ellos, incluso, de raza negra. Moro procede del latín mauru(m) ´oscuro, negro´, con origen en el término griego de idéntico significado amaurós (morcilla). Idéntica procedencia tiene la palabra moreno].

 

+++

 

El waqf es una donación religiosa inalienable en el Islam. Es una donación en usufructo a perpetuidad, que en el mundo islámico se torna por tanto inembargable.

Los territorios que fueron ocupados por las tropas musulmanas, fueron donados inalienablemente al Islam, según el Corán. España e Israel fueron ocupadas por tropas musulmanas, por lo que según aquel pertenecen al Islam y hasta que no sean reislamizadas están siendo profanadas por los cruzados y por los sionistas, en el caso de España e Israel, respectivamente.

 

+++

 

«No hay poder político más inquebrantable que el que se asienta sobre la ignorancia ciudadana. …y la burla de la inteligencia».

 

+++

 

Más que terror - Un mito de engorde lento se ha acabado instalando en el imaginario colectivo de una forma tan sorprendente como lamentable: al-Andalus fue una civilización superior en cuyo seno de progreso se dieron idílicas condiciones de convivencia y tolerancia entre culturas no repetidas hasta la fecha de hoy…. En verdad fue propio lo contrario, o casi...

 

 

 

Dentro de la artificiosa controversia sobre la cultura árabe y España se confunde a menudo el reconocimiento de diversos logros culturales árabes o musulmanes, que, obviamente, nadie niega, con la pretensión castrista de que la cultura española es semítica en sus elementos más valiosos, lo cual, como pone de relieve Serafín Fanjul, constituye una enorme sandez. La cultura árabe, desde el momento en que tomó elementos de las culturas persa, bizantina, española o india, alcanzó un nivel notable –si bien quedó estancada hace muchos siglos– e influyó en la cultura europea. Pero esa influencia, comparada con el tronco cristiano-greco-latino, es muy secundaria, y básicamente se trata de algunos préstamos tomados por una cultura, la occidental, no solo muy distinta de la musulmana, sino que se consideraba opuesta y enemiga de ella, sentimiento ampliamente correspondido entre los musulmanes. 

Los islamómanos hispanos tendrían que expresarse en árabe para que los entendiéramos mejor, porque aquí todo el mundo habla árabe desde la invasión aquella; pero no, se obstinan en expresarse en un idioma latino, y estoy por apostar a que se hartan de vino y de jamón.
Apenas se descubre bajo su manía la tosca vanidad de imaginarse más cultos y refinados, un poco como nuestros anglómanos, empeñados en relegar el español como idioma de cultura superior e figurándose que así se anglosajonizan ellos mismos un poco. Curiosamente en España suelen ir juntos anglómanos e islamómanos: les une su aversión a lo español y su complicada ignorancia.  MMVIII. IX

 

+++


«La fe no censura nada que sea humano: ni la razón, ni la libertad».

 

+++

 

El mito de Al-Andalus

Ángel David Martín Rubio. 19 de noviembre 2008.

 

En 1492 los Reyes Católicos conquistaban Granada, último bastión del antaño poderoso dominio islámico sobre la Península Ibérica; y sus sucesores llevarían a cabo la expulsión definitiva de los moriscos, elementos reticentes a cualquier proceso de integración. ¿Qué significado tuvieron estos hechos para la posterior historia de España? Fundamentalmente dos: La Reconquista incorporó definitivamente a España a la vida cultural del Occidente Europeo y la cultura hispano-islámica se convirtió e un recuerdo lejanísimo del pasado español.

 

No existe una continuidad racial, social, cultural y anímica entre los andalusíes (habitantes de Al-Andalus, también llamados hispano-musulmanes) y los andaluces (habitantes de Andalucía) y no digamos de cualquier otro territorio español. Serafín Fanjul (catedrático de Literatura Árabe de la Universidad Autónoma de Madrid) ponía de relieve –no sin aguda ironía− que debemos preguntarnos «si tiene una lógica mínima que gentes apellidadas López, Martínez ó Gómez, de fenotipo similar a los santanderinos o asturianos y que no conocen más lengua que la española, anden proclamando que su verdadera cultura es la árabe. Si no fuera patético sería chistoso».

 

Los actuales habitantes de Andalucía y de España no descendemos de los musulmanes de Al-Andalus sino de los repobladores norteños y de distintas procedencias europeas que los sustituyeron. La despoblación de musulmanes es una constante entre los siglos XIII al XVII. Es cierto que algunos monumentos supervivientes o formas artísticas (pensemos en el arte mudéjar) pueden llevar a conclusiones  equivocadas pero no confundamos el impacto visual con la realidad. Lo mismo cabría decir de las expresiones lingüísticas o de otras formas culturales

 

Por cualquiera de los dos capítulos el balance es altamente positivo. Sin la España de los Reinos cristianos y la Reconquista:

 

«La imagen de esa España enteramente islamizada que triunfaba en mis sueños era cruelísima. Nunca se había descubierto el sepulcro de Santiago, no había surgido la leyenda del Apóstol Caballero, no habían tenido lugar las peregrinaciones a Compostela y la cultura de la Europa cristiana no había pasado el Pirineo. No se habían escrito ni iluminado las maravillas de los llamados Beatos. No se habían construido nuestros templos prerrománicos en tierras cantábricas, ni los de estilo mozárabe al sur de los montes, ni después las iglesias y monasterios románicos y góticos. Nunca se habían alzado las grandes y bellas catedrales de Santiago, Zamora, Salamanca, León, Burgos, Toledo, Barcelona, Sevilla… No se habían escrito el “Poema del Cid”, ni los otros cantares de gesta. No se habían redactado los fueros municipales que garantizaron las libertades de ciudades y villas de los reinos cristianos, ni habían surgido las Cortes, embriones de Parlamentos. Y no podríamos recrearnos leyendo al arcipreste de Hita, a don Juan Manuel, al Canciller Ayala, etcétera» (Claudio Sánchez Albornoz).

 

Hay que reconocer que en el balance general de lo que ha significado la aportación de lo islámico al progreso cultural de la humanidad, el caso de la España islamizada presenta un balance altamente positivo aunque es dudoso que ello se deba a las propias capacidades de lo importado por los musulmanes; lo cierto es que la cultura española pre-arábiga tenía tal potencia que la presencia islámica apenas pudo eclipsarla y, en buena medida, bebió de sus fuentes. Me refiero a hechos como el empleo en arquitectura del arco de herradura, a la subsistencia de los sistemas de comunicación romanos o a la organización administrativa, a la continuidad de técnicas agrícolas romanas que los invasores adoptaron…

 

Pero lo cierto es que Al-Andalus no era un paraíso terrenal. Aquel lugar idílico en el que habrían convivido los fieles de las tres culturas (algo que todavía se utiliza como reclamo turístico) es algo sin ningún fundamento en los textos originales escritos por los protagonistas. Al-Andalus fue, antes que nada, un territorio sometido al Islam con las consecuencias que eso suponía: «aplastamiento social y persecuciones intermitentes de cristianos, fugas masivas de éstos hacia el norte (hasta el siglo XII), conversiones colectivas forzadas, deportaciones en masa a Marruecos (ya en tiempos almohades), pogromos antijudíos (v.g., en Granada, 1066), martirio continuado de misioneros cristianos mientras se construían las bellísima salas de la Alambra…» (Serafin Fanjul).

 

Las tres culturas vivían en un régimen de “getho”, de apartheid real. Eran comunidades yuxtapuestas, no mezcladas con regímenes jurídicos, económicos y de rango social distintos y con periódicas persecuciones muy cruentas como la sufrida por los cristianos en tiempos de Abderramán II o por los judíos en el siglo XII. Al historiador no le corresponde hacer ninguna condena moral por estos hechos que −en una u otra forma− tienen paralelos en todas las sociedades de su contexto pero menos aún debe asumir la tarea de idealizar el pasado al servicio de dos proyectos ideológicos que pueden llegar a darse la mano: la desmembración de España y la expansión actual del Islam.

 

Por eso se ha calificado de “Mito” la idea-fueza de un Al-Andalus construido a imagen y semejanza de las reivindicaciones de los islamizantes de hoy. Por eso no basta con ofrecer una reconstrucción histórica de lo sucedido de la que ya disponemos pero que no llega a nuestros estudiantes y a nuestros ciudadanos. En la medida que España no vuelva a ser lo que era para nuestros antepasados, una idea-fuerza, un proyecto sugestivo de vida común y eso no se concrete en medidas concretas de naturaleza cultural y política no nos extrañe que se repita la historia y, como ocurrió en la España del 711, la traición y la falta de conciencia de la propia identidad vuelvan a abrir el portillo al invasor.  

http://desdemicampanario.blogspot.com

http://www.diarioya.es/content/el-mito-de-alandalus 2008-11-19

 

+++

 

 

ÁVILA.
La ciudad de la muralla romana lo es también de la mística de santa Teresa.
Románica, palaciega, antiquísima, las huellas dejadas por los vettones perduran
aún en su tierra.

 

TRAJANO.
Fue el primer emperador romano nacido en una de las provincias del imperio,
Itálica. El esplendor de su gobierno, marcado por el éxito de sus campañas
militares en Germania y Oriente, su benevolencia, y las obras que llevó a cabo le permitieron ceder el testigo del imperio a Adriano.
Además de una célebre columna en Roma, cientos de representaciones de su poder nos recuerdan a uno de los personajes más grandes de la Historia.

 

ZARAGOZA.
Los romanos dedicaron su asentamiento en la vieja Salduie al emperador César Augusto. Las huellas de esta civilización aún perduran en la ciudad.

 

LOS BAGAUDAS.
Las revueltas de estos grupos tuvieron lugar en la Galia e Hispania durante el Bajo  Imperio, prosiguiendo hasta el siglo V. Ladrones o guerreros, sus integrantes fueron campesinos o colonos evadidos de sus obligaciones fiscales.

HÉRCULES EN HISPANIA.
La península Ibérica fue el escenario de múltiples mitos en el mundo grecorromano.
Hércules protagonizó algunos de ellos.

LOS ARÉVACOS.
Los arévacos fueron un escollo difícil de superar para el ejército romano, que sufrió lo indecible durante los veinte años de resistencia numantina.

 

ENDOVÉLICO Y ATAECINA.
Endovélico era el dios del infierno y la noche, de la adivinación y de la salud, y aparecía flanqueado por genios alados. Ataecina era una diosa de la vegetación, la muerte y la regeneración, y su árbol era el ciprés.
Fueron los dioses del submundo.

 

ACUEDUCTO DE TARRAGONA.
Obra del diablo según una leyenda, es uno de los máximos exponentes de la arquitectura civil romana en España.

 

EL HOSPITIUM.
Fue un pacto de nuestros antepasados, conocido desde el siglo II a.C, que fomentaba la protección y la generosidad hacia los extranjeros que visitaban suelo hispano.

 

ROSTROS ROMANOS.
El arte del retrato en la península Ibérica fue más allá de lo meramente estético, reflejando la mentalidad de un pueblo.

 

LAS TÁCTICAS DE GUERRA HISPANA.
Algunos historiadores creen que los hispanos se enfrentaron a romanos y cartagineses de forma descontrolada y sin organización alguna. Nada más lejos de la realidad.


LA RELIGIÓN.
¿Qué fe profesaban los celtíberos? Panteístas convencidos, rendían pleitesía a Lugus, de cuyo culto dejaron numerosas muestras. Entre otras, un grabado en una lápida de
Sigüenza.

 

TIERMES.
Aliada de Numancia, esta mítica ciudad arévaca logró resistir los ataques de los romanos hasta décadas después de que cayera su amiga y vecina. Tras varios periodos de esplendor, la villa fue abandonada en el siglo XVI.


LOS SIETE CAMPAMENTOS DE ESCIPIÓN.
Un recorrido por los terrenos que los hombres del general romano ocuparon en su afán por ahogar a la ciudad, cortando los suministros de agua, e imposibilitando las expediciones en busca decomida.

 

PRECEDENTES DE LA GUERRA DE NUMANCIA.
Con Cartago derrotado en el Mediterráneo y Aníbal exiliado, Roma tenía al alcance de su mano hacerse con el control pleno de Iberia; las victorias sobre los celtíberos se
presumían sencillas para el todopoderoso Imperio Romano. No lo fue tanto.

 

MERCENARIOS AL SERVICIO DEL IMPERIO.
Las ciudades y estados de la antigüedad recurrían con frecuencia a poblaciones de la cuenca mediterránea para cubrir sus necesidades militares.
Casi la mitad del ejército con el que Escipión contó para someter a Numancia estaba compuesto por íberos.


HISPANIA EN ARMAS.
Sabedores de las riquezas de Hispania y de su incalculable valor estratégico, los romanos lucharon por hacerse con el control de la península; sus deseos chocaron con el ansia de libertad de los pueblos que habitaban Iberia.

 

TORRE DE HÉRCULES.
Faro de navegación para los romanos desde su construcción en el siglo II d.C., su uso marítimo se perdió durante la Edad Media tras convertirse en una fortificación.

 

INDÍBIL Y MANDONIO.
Estos monarcas iberos de los ilergetes se aliaron con Cartago durante la Segunda Guerra Púnica, desafiando el poder romano.

 

+++

 

No hace mucho leí a cierto historiador (García Carcel) decir que las loas a España de Alfonso X el Sabio no se puede determinar rasgo alguno de nacionalidad o algo relacionado con lo que sería la "nación española", ya que, según él, son meras alabanzas a la propia tierra, no a España como comunidad nacional o concepto unitario. ¿Qué opina?

 

Que anda muy, pero que muy equivocado. Basta leer el libro para ver hasta qué punto Alfonso X sí que creía en esa nación y hasta qué punto la identificaba con la totalidad de la Península Ibérica. Por cierto, que no era original. Isidoro de Sevilla pensaba lo mismo.

César VIDAL-Dr.historia antigua, filosofía, teología; es abogado,escritor-2005.01.18

 

+++


La Orden de los ‘mercedarios’ fue fundada en España por San Pedro Nolasco [1180 + 1245] con la finalidad principal de rescatar los cristianos hechos esclavos por los musulmanes durante la invasión, ocupación y destrucción del patrimonio cultural de España. Tales cristianos eran llevados y tratados en condición de esclavos en África.

 

+++

 

Un libro importante paraacabar con falsificaciones - 

Como fruto del romanticismo literario, surge en el siglo XIX una mitificación de Al-Andalus, que paulatinamente va creciendo, en medida proporcionalmente inversa a su real veracidad. Una difundida publicística a base de surtidores y ojos rasgados trata de crear la imagen, falsa, de que un Al-Andalus, refinado y culto, sucumbió ante unos cristianos bárbaros, ignorantes y torpes. Más o menos adrede mezclan las cosas, malévolamente, los listos de siempre que pescan en aguas revueltas, que tratan de pescar, si se les deja. Todo esto es inteligentemente puesto en evidencia en estas páginas que el profesor Serafín Fanjul, catedrático de Literatura árabe en la Universidad Autónoma de Madrid, acaba de publicar en Siglo XXI Editores, con presentación de Miguel Ángel Ladero Quesada, de la Real Academia de la Historia. No exento de fina sorna gallega, el autor pone en su sitio a los Alarcón de ayer y a los Gala y Goytisolo de hoy, con argumentos y apreciaciones muy de agradecer, aunque obviamente no todas, y concretamente alguna referida a lo religioso, hayan de ser necesariamente compartidas. Es un libro incómodo para muchos que, como dice el presentador, herirá más de una soberbia o vanidad, pero es, ante todo, una obra que reclama ser leída, con la mente abierta al examen crítico de las propias ideas del pasado y, si se hace así, se aprenderá no poco: por ejemplo, que la simbiosis cultural y la convivencia medieval de cristianos y moriscos no fue ni mucho menos como algunos dicen. Es importante acabar con las falsificaciones de la Historia, y este libro lo procura con eficacia y con honradez intelectual.   

“Resaltar los errores, propios, por otra parte, de la condición humana, y minimizar los aciertos, también, sin duda, propios de la condición humana, es una manera de tergiversar la verdad e incumplir el imperativo de veracidad que debe presidir la actividad periodística. El error puede ser disculpable; la mentira, no”

+++ 

Ceuta y Melilla. La Primera pasó de manos españolas a musulmanas tras la invasión de 711, pero fue recuperada por Portugal y heredada por Felipe II de su madre Isabel en 1585.  En 1640 cuando Portugal recupera su independencia se pregunta a los Ceutíes con quién querían seguir y prefirieron a España. Melilla es española ininterrumpidamente desde 1497. Navarra lo es desde 1515, calcule.

 

Leí con mucho agrado su libro y le querría preguntar si es en verdad tan importante en la mentalidad de los países islámicos eso que usted denomina el "síndrome andalusí".

 

Mire, están convencidos que la pérdida de Al-Andalus (para ellos toda la Península Ibérica excepto País Vasco, Cantabria y Asturias (y aun...) marcó el inicio de la decadencia de su civilización. Creen que deben recuperar todas las tierras que estuvieron bajo el dominio del Islam incluida Sicilia y los Balcanes. Por otra parte no hacen autocrítica pues piensan que sus problemas son siempre culpa de otros. El síndrome andalusí está agravado por el hecho de considerar a España un país apóstata que debe ser castigado por ello.  Gustavo de Arístegui 2005.02.10. Esp. L.D.

 

+++

 

P: ¿Cree que no se valora suficientemente el papel de los mozárabes en la reconquista, que fueron determinantes en la superioridad de los reinos cristianos del norte, y también deja sin documentos a muchos musulmanofilos ensoñados con el Al-Andalus?

 

R: No tengo la menor duda de que los mozárabes fueron un fenómeno de una importancia verdaderamente excepcional. A dos siglos de la invasión islámica seguían conservando el romance y una cultura que los musulmanes se empeñaron en exterminar adoptando medidas verdaderamente genocidas. ¡Como para creer en la estupidez esa de la convivencia de las tres religiones! CÉSAR VIDAL. 2003-10-21  -  LIBERTAD DIGITAL.

 

+++

 

SAN ISIDORO DE SEVILLA (560 + 636)- ya enseñaba en Sevilla filosofía aristotélica, antes de la invasión y desastrosa, desagraciada y –como todos sabemos- lamentable ocupación árabe mahometana.

-.-

Don Rodrigo + 711

 

Por Javier Paredes

El protagonista del día es el último de los reyes godos, Don Rodrigo, que fue coronado el 1 de marzo del año 710. Muy poco duró su reinado, pues murió en el mes de julio del año 711 en la batalla de Guadalete, y con él desapareció también la España visigoda. Su viuda Egilona o Egilo, fue hecha prisionera en Mérida por Abd al-Aziz ibn Musa, el hijo de Muza, vencedor de Guadalete, que la tomó como esposa.

Don Rodrigo en Guadalete perdió muchas cosas, tantas que facilitó la invasión y la conquista musulmana de España, cuya dominación duró ocho siglos. Según una leyenda, la causa de esa derrota se atribuye a la traición de Don Julián, conde de Ceuta. Cuenta dicha leyenda que Don Julián había enviado a su hija Florinda a la corte de Toledo, con el doble fin de ser educada y de paso encontrar un marido entre los nobles. Y resultó que entre varias educandas, Florinda fue la elegida para limpiar la sarna de Don Rodrigo, operación que realizaba con un alfiler de oro. Y como lo de jugar a médicos siempre acaba en lo mismo, la chica tuvo que comunicar a su padre lo sucedido, y lo hizo lógicamente en versión Florinda. Para no levantar sospechas del chivatazo, envió a su papá una serie de regalos entre los que incluyó un huevo podrido, claro indicio para el conde Don Julián de que su hija había sido violada. Y como a la vista del huevo podrido, el padre interpretó que su niña no había puesto nada de su parte, al punto se presentó en Toledo, regresó a Ceuta con la niña y se alió con Muza, a quien abrió las puertas de España para vengarse del ultraje de Don Rodrigo.

Naturalmente que cuando la leyenda suena, algo de verdad lleva. Y la venganza de Don Rodrigo habla a las claras de las habituales y sangrientas luchas entre los clanes visigodos, que se producían cada vez que había un relevo en el trono, ya que la monarquía visigoda era electiva.

Pero también circuló otra leyenda para explicar lo sucedido, que refleja mucho mejor la realidad de los hechos. Cuentan las crónicas moras que por la noche, después de la gran batalla, se vio al caballo blanco de Don Rodrigo galopando solo por el campo y dando tristes relinchos. Corría sin su jinete, dejando a la vista de los pobres, austeros y desarrapados moros la espectacular riqueza de la montura, hecha de seda y oro, y adornada con rubíes y esmeraldas.?En efecto, moría la monarquía visigoda ahogada por el lujo, la riqueza, la molicie, el vicio, la corrupción y el escándalo. Ayuna de principios éticos, todo se había supeditado a criterios puramente materiales, sin percatarse de que el oro, la seda, los rubíes y las esmeraldas, por carecer de raíces, no pueden sujetar con un mínimo de firmeza a una sociedad, que reduce sus metas al bienestar material. Y es bien sabido, que todos los sistemas políticos, desde el de los visigodos al de los comunistas, cuando todo lo confían a la economía, aunque al principio emitan fulgores anclados en la firmeza de los faros de mar, con el tiempo toda su estructura se desvanece como un castillo de naipes. Y sin duda, esta leyenda mora explica mejor que muchos libros de Historia la razón por la que a los musulmanes les bastó con un par de años para conquistar España, la misma tarea en la que los romanos tuvieron que emplear un par de siglos.

III. MMXI http://www.diarioya.es/content/don-rodrigo

 

+++

 

Los maestros cristianos de Edesa llevaron consigo al Imperio persa el conocimiento de Aristóteles y de algunos de sus comentaristas, de los que hicieron traducciones al siríaco y otras lenguas, así como de Galeno, Hipócrates, Porfirio y otros. Por medio de estas traducciones, los árabes, posteriores dueños de la región, conocieron las obras de la cultura griega –naturalmente Aristóteles incluido-, que después -pocos- transmitieron a otras regiones.

 

+++

 

¿Fue relevante el Islam para conservar y transmitir la cultura griega a los medievales?

 

El medievalista Sylvain Gouguenheim dice que no. Occidente mantuvo sus raíces griegas, ampliadas desde el cristianismo oriental. (Publicado el 30 de abril de 2008).

 

El Islam no salvó a Aristóteles. Los musulmanes medievales de Damasco, Bagdad o Córdoba no salvaron la filosofía griega y la conservaron para dársela a Occidente e iniciar un renacimiento cultural.

 

Según un libro del medievalista Sylvain Gouguenheim, profesor de historia medieval de la Escuela Normal Superior de Lyon, publicado en 2008, el papel islámico en la protección del legado griego no fue decisivo. Occidente, por ejemplo, siempre mantuvo vínculos con el Bizancio cristiano, vínculos por los que circulaban los textos de los antiguos griegos.

 

Sylvain Gouguenheim quiere romper la idea, común en el imaginario colectivo, de una "era oscura" en que Europa Occidental olvidó la lengua griega y se volcóexclusivamente en el latín. Para ello, en su libro Aristote au Mont Saint-Michel, recuerda algunos épocas duras para Occidente pero en las que no se cortó con el legado griego:

 

- del año 685 al 752, buena parte de los papas son de origen griego y sirio

- entre el 758 y el 763, el rey franco Pipino el Breve pide al papa Pablo I que le envíe textos griegos, en especial la Retórica de Aristóteles

- en Sicilia y Roma nunca faltaron lectores de griego

- Occidente nunca olvidó que los evangelios se escribieron en griego y que los Padres de la Iglesia citaban a los filósofos clásicos

- desde Carlomagno (con Alcuino y su "renacimiento carolingio") hasta el s.XIII, hubo en Europa varios "renacimientos parciales" cuando las circunstancias lo permitían; en ellos no hubo especial aportación desde el mundo islámico

 

Gouguenheim defiende que los traductores de la abadía francesa de Mont-Saint-Michel (en su roca hermosamente rodeada de mar cuando sube la marea) tuvieron un papel primordial. Tradujeron casi toda la obra de Aristóteles directamente del griego al latín, y lo hicieron varias décadas antes de que en el Toledo andalusí se vertieran esas mismas obras, Más aún, las traducciones de Toledo no venían del griego, como las de Mont-Sant-Michel, sino de versiones árabes. Para destacar el trabajo de los monjes de Mont-Sant-Michel les dedica el título de su libro.

Gouguenheim entiende que los cristianos europeos activamente buscaban en tierras del Islam textos griegos para completar los que ya tenían, y que por lo tanto no sería correcto imaginar un Occidente apoltronado recibiendo de mala gana traducciones griegas a través del árabe.

 

El medievalista recuerda que sabios musulmanes como el turco Al-Farabi, el persa Avicena o el cordobés Averroes no leyeron a Aristóteles en su griego original sino sólo mediante traducciones al árabe ¡realizadas por cristianos de lengua y rito arameo o siríaco!

 

Uno de estos traductores cristianos que dominaban el griego y el árabe fue, por ejemplo, el médico Hunayn ibn Ishaq (809-873), cristiano nestoriano en la corte de Bagdad. Muchos le llamaron el “príncipe de los traductores”. En Occidente fue conocido como Johannitius. Fue responsable de traducir del griego al árabe más de 200 obras, especialmente de Galeno, Hipócrates y Platón. De Aristóteles, por ejemplo, pasó al árabe las Categorías, la Física y la Magna Moralia. De Platón, la República y el Timeo. De Dioscórides su Materia Medica. Buena parte del léxico médico en lengua árabe viene del trabajo de este traductor cristiano.

 

También se recuerda a Hunayn ibn Ishaq por su integridad ética. Se negó a envenenar pacientes a pesar de las presiones del califa Al-Muttawakkil, que lo puso a prueba, primero con sobornos y luego con prisión. Finalmente, le recompensó con honores y riquezas cuando comprobó su honestidad.

 

Gouguenheim llama la atención sobre la limitada influencia que el pensamiento griego tuvo sobre la cultura islámica. No provocó nada parecido al Renacimiento. El Islam en general no se dejó helenizar en nada, aunque incorporara la palabra "falsafá" al árabe para referirse a la filosofía.

 

El análisis de Sylvain Gouguenheim impactó a la prensa francesa. En Le Monde escribieron: “Contrariamente a lo que se repite en un ‘crescendo’ desde los años 60, la cultura europea, en su historia y en su desarrollo, no debería gran cosa al islam. En todo caso, nada esencial”.

 

En Le Figaro decían: “Felicitamos al Señor Gouguenheim por no haber temido recordarnos que hubo un crisol cristiano medieval, fruto de las herencias de Atenas y de Jerusalén”, mientras que “el islam apenas presentó su conocimiento a los occidentales”.

 

Es un medievalista con enfoques originales que en 1999 publicó Les fausses terreurs de l´an mil ("Los falsos terrores del año mil"), negando que en esa época los medievales vivieran congelados por el miedo al fin del mundo. En 2008 también publicó Les Chevaliers teutoniques, sobre esta orden de caballería.

 

+++

 

Sé que Andalucía nutre las raíces culturales y religiosas de su pueblo, gracias a un depósito tradicional pasado de padres a hijos. Todo el mundo admira las hermosas expresiones piadosas o festivas que el pueblo andaluz ha creado para vestir plásticamente sus sentimientos religiosos. Por otra parte, las cofradías y hermandades creadas a lo largo de siglos, han obtenido influencia en el cuerpo social.

Esa religiosidad popular debe ser respetada y cultivada, como una forma de compromiso cristiano con las exigencias fundamentales del mensaje evangélico; integrando la acción de las hermandades en la pastoral renovada del Concilio Vaticano II, purificándolas de reservas ante el ministerio sacerdotal y alejándolas de cualquier tensión interesada o partidista. De este modo, esa religiosidad purificada podrá ser un válido camino hacia la plenitud de salvación en Cristo, como dije a vuestros Pastores. 1982 S. S. Juan Pablo II – Sevilla, España

 

+++


"El Espíritu Santo da a los creyentes una visión superior del mundo, de la historia y los hace custodios de la esperanza que no defrauda".

 

S.S. Benedicto XVI (Homilía, 3 de junio de 2006). 

 

 

 

+++

 

 

 

Esto fue la mezquita de Cordoba en su época califal de máximo esplendor, tomando el arte oriental cristiano e importándolo a Occidente. Propiamente no es un arte musulmán, sino un arte cristiano de tipo bizantino importando por los musulmanes para este grandioso templo.

 

Me gustan los retos "imposibles", sobre todo cuando están fundados en la verdad. Hoy (y hace ocho siglos) este templo es un templo católico, es la Catedral de Córdoba. Si seguimos llámándola "Mezquita", los católicos se quedarán sin ella tarde o temprano (más temprano que tarde)

 

+ Demetrio Fernández – 2014.05.28 

 

Catedral de Córdoba. 

 

¿Catedral o Mezquita? Catedral, sin lugar a dudas. Es el primer templo de la diócesis de Córdoba, donde se encuentra la Cátedra del Obispo, y de ahí su nombre de Catedral. Es un templo de culto católico, desde hace ocho siglos, cuando el rey Fernando III el Santo entró sin sangre en la ciudad el 28 de junio de 1236 y mandó consagrar el templo, que había sido construido como mezquita, y se salvó de la destrucción por las buenas negociaciones del rey Fernando con los ocupantes musulmanes de la ciudad, que querían destruirla antes de entregarse. Cuando llegaran los musulmanes en el año 711, el lugar ya era un lugar sagrado, porque en él se encontraba la antigua basílica de san Vicente mártir, que fue destruida para construir la mezquita musulmana.

 

En todo caso, el templo que hoy admiramos es una de las maravillas del mundo, que identifica a Córdoba con un simple golpe de vista. Es realmente un icono de nuestra ciudad. Es un templo construido en etapas sucesivas y muestra el esplendor de Córdoba en la época califal del siglo X. Es un templo que fue construido para mezquita y que los cristianos no han tenido ningún reparo en convertirlo en catedral, construyendo además en el siglo XVI dentro del mismo una nave central, donde el culto cristiano alcanza todo su esplendor.

 

Algo similar, pero al contrario, ha sucedido con la actual Mezquita de Damasco. Fue construida como iglesia católica en honor de San Juan Bautista y hoy es una de las principales Mezquitas del mundo musulmán. La historia de un lugar no es algo fijo e inamovible, sino que está sometido al fluir de la historia viva, y lo que antes era templo católico hoy es mezquita musulmana, y viceversa en Córdoba, lo que ayer fue mezquita hoy es catedral católica.

 

No hay ningún problema en reconocer la historia tal como ha sido y mostrarla en toda su verdad a los visitantes. El problema surge cuando se quiere borrar la memoria histórica, y al templo emblemático de Córdoba se le quiere atribuir hoy un destino y un culto musulmán. No hay problema en reconocer que los califas musulmanes de Córdoba echaron el resto al construir este templo para Dios, que es la joya de la ciudad de Córdoba. Pero es del todo inoportuno llamar hoy a este templo Mezquita, porque no lo es desde hace ocho siglos, y volver a llamarla Mezquita es confundir al visitante (para el residente, no hay tal peligro). Como sería igualmente inoportuno llamar Basílica de San Juan a la actual Mezquita de Damasco, o pretender allí tener un culto cristiano compartido con el musulmán.

 

Por eso, en el camino hacia la capital cultural de la ciudad de Córdoba, en el que todos hemos de sumar esfuerzos, uno de ellos no pequeño será el de llamar las cosas por su nombre. Y en este caso, llamar Catedral al templo emblemático de Córdoba, porque a día de hoy y desde hace ocho siglos es el lugar donde se reúne la comunidad cristiana en torno a Jesucristo, redentor del hombre, presidida por el obispo o por el presbítero que celebra sobre el altar y en todas sus naves los santos misterios de la redención cristiana. Llamarla simplemente Mezquita siembra por lo menos confusión, en algunos casos intencionada, y se presta a no saber de quién es y para qué sirve hoy este magnífico templo católico, en el que la comunidad católica de Córdoba tiene su referente y donde celebra diariamente los misterios de la fe cristiana, además de haberse ocupado durante siglos y siglos de su mantenimiento material. Pido y espero que en el mobiliario urbano, y en los carteles de información y promoción turística se llame por su nombre a nuestra Catedral de Córdoba. 

+ Demetrio Fernández, obispo de Córdoba 

http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=7459 – 2014.V.28 

 

+++ 

 

No es desacertada la comparación con la mezquita de los Omeyas de Damasco. La estructura de la Iglesia sigue existiendo. Es la antigua Basílica sin el altar. 

 

+++ 

 

Iglesia de Santa Sofía de Estambul. Los turcos la usaron como mezquita y ahora se la considera un museo, pero siempre ha sido y sigue siendo la Iglesia de Santa Sofía 

 

+++

 

 

Roma andaluza

 

Aire de Roma andaluza le doraba la cabeza", dice Lorca, con esa adivinación propia de los poetas, en su llanto por Ignacio Sánchez Mejías. Andalucía, esto es, la Bética, era la más brillante de las provincias romanas de Hispania. Dió a Roma pensadores, poetas, emperadores. Y en Sevilla desde el siglo XIII, en Granada desde el siglo XVI, los reyes de Castilla volvieron a romanizar Andalucía. Encontramos ahora en ella nobles que hablaban latín como el conde de Tendilla, gobernador de Granada, sabios como Nebrija, que modeló sobre la latina la gramática española, prelados, predicadores, artistas, poetas latinizantes como Herrera o Góngora; el palacio de Carlos V al lado de la Alhambra, y tantos palacios, tantas catedrales. Todo derivado, en última instancia, de la cultura antigua en simbiosis con la cristiana.

Pero el tópico es el de la Andalucía musulmana. Cuando en noviembre del año pasado fui a Córdoba a inaugurar un congreso que conmemoraba el segundo milenario de Séneca —que tenía tres almas, turdetana, griega y latina— hablé de la Córdoba romana y cristiana, con su puente, su foro, sus templos, su vieja catedral de San Vicente, sus escuelas de retórica, sus familias patricias, y de la continuación de todo ello en los mozárabes cordobeses. Ni un representate de la Junta de Andalucía ni una autoridad de Córdoba acudió. Y los periódicos me atribuyeron lo de la fusión de las dos culturas. Yo solo hablé de una, sin negar la otra, por supuesto. Pero no estaba "en onda". Si el tema hubiera sido musulmán o judío, habrían venido todas las autoridades.

¡Qué poco se recuerda al pasado romano, y al tiempo griego y al tiempo cristiano, de Andalucía! Nada extraño si hasta para la totalidad de España Américo Castro se inventó aquello de que derivaba a partes iguales de las tres culturas, cristiana árabe y judía (de griegos y romanos apenas si hablaba).

Las aportaciones árabes y judías no son desdeñables, sí minoritarias. Y volvieron a introducir elementos griegos y romanos que traían absorbido. Yo he escrito que el domino musulmán en España fue una rehelenización y una romanización renovada.

La cultura árabe se creó en el Oriente, en Siria, Palestina y Egipto, bebiendo de la cultura griega fundida allí con las orientales. En Damasco y Bagdad aprendieron los árabes infinitas cosas de los griegos: botánica, medicina, astrología, filosofía, arquitectura. Sus principales filósofos, como Averroes y Avicena, también el judío Maimónides, son fundamentalmente comentaristas de Aristóteles. También sus poetas cuando cantan el amor sensual a las bellas y los efebos, el vino, la melancolía y el escepticismo, nos recuerdan a los poetas griegos de Siria y Egipto. Como la literatura sapiencial judía tiene raíces dobles, no sólo hebreas, también grecolatinas.

Los árabes organizaron la administración del Al Andalus sobre el modelo de la visigótica. Se construyeron sus castillos y palacios, sus mezquitas, sus baños y canales de riego, sus ciudades sobre el modelo romano y bizantino. Griegas y romanas, con algunas florituras añadidas, son las columnas de Medina Azahara; otras las arrancaron a los templos paganos o cristianos y las plantaron en la mezquita cordobesa.

Y Bizancio y Oriente continuaron inspirándolos. A Bizancio hubieron de encargar el mihrab de la Mezquita de Córdoba. Y cuando Abderramán III recibió un Dioscórides como regalo de Constantino Porfirogénito, tuvo que pedir un traductor a Bizancio: en Córdoba nadie sabía griego. De oriente vinieron todos estos textos griegos traducidos al árabe que luego los judíos vertieron al latín en el Toledo cristiano.

A través de los árabes llegaron, así a Andalucía elementos culturales procedentes del Oriente griego, romano y bizantino. Se encontraron aquí con otros elementos (los mismos a veces) de igual origen, que aquí se mantenían vivos. Por dos vías llegó a Andalucía y a España la antigua cultura grecolatina. Esta es la historia.

Antes, la Bética había sido el florón de la Hispania romana. Tenía semillas de cuando los antiguos griegos comerciaban con Tartesos y prestaban a los iberos y los turdetanos su alfabeto y ofrecían un modelo a su arte: de la dama de Elche a los relieves de Porcuna que ahora han podido verse en Barcelona, todo es arte griego provincial. Luego, con los romanos, llegó una segunda helenización; luego, con los árabes, ya he dicho, una tercera. Y con los cristianos, una cuarta.

Tantas palabras nuestras, llegadas a través del árabe, son en su origen, griegas: del albérchigo a la alquimia y el alambique, de la fonda al albéitar, del arroz a la acelga y a la guitarra.

Hubo, cual un paréntesis, el episodio de la Bética violada por los vándalos, que la dejaron el nombre de Andalucía, como ciertos maridos que abandonan a sus mujeres les dejan su apellido en Francia o Inglaterra. Y vinieron los árabes: unos pocos miles, algunos beréberes más. La población hispano-romana era (y es) la dominante. Resistió un tiempo en sus creencias, luego perdió su religión y su lengua. Ya se sabe, el musulmán estaba exento de la capitación. ¿Cuántos no cambiarían de religión si con ello se libraran de la contribución sobre la renta? Pero algunos fueron fieles, luego, hasta el final. Y sus descendientes se encuentran, hoy, en Marruecos y Túnez.

Ya no se dice Bética sino Andalucía y el Betis es hoy el Guadalquivir, "el Gran Río" ("Oh gran río, gran rey de Andalucía", cantó Góngora). Queda el Guadiana, el Anas de los romanos. Y Córdoba. Y tantos nombres más. Y cuando se da un golpe de azada o de tractor, salen a la luz los más ilustres bronces romanos con decretos y edictos, las más bellas esculturas. Pero queda, sobre todo, una herencia que ha permanecido viva y que árabes y cristianos no han hecho sino reafirmar. Está viva en el mismo temple y humanidad de las gentes. Y cuando vemos las vírgenes y las procesiones incomparables nos viene a la memoria la procesión de Isis de que se nos habla en relación con el martirio en Sevilla de las Santas Justa y Rufina.

Pero no es sólo Sevilla. Ahora he estado en Granada, también inaugurando un congreso de tema latino, nada menos que sobre los metros de los poetas de Roma. Granada era una Florentia Illeberritana: una Florencia que continuaba a una ciudad ibérica. Su foro se descubrió en el siglo XVII. Y en su museo, como en los de Córdoba y Sevilla (y en los de Cádiz y Jaén y tanta otras ciudades andaluzas), quedan abundantes testimonios de la herencia romana.

Cierto que para los más Granada es la Alhambra y que la Alhambra es, qué duda cabe, el más espléndido de los palacios árabes. Pero (nos decía Fermín Camacho, el concejal de cultura de Granada, este sí daba la cara), ¿qué es la Alhambra sino una mansión romana, con su peristilo que es el patio de los leones, con su juego de edificaciones cubiertas en la cabecera de los patios, sus alcobas y estancias en torno, con el agua, las flores? Es, he dicho alguna vez, una Pompeya árabe. Y los jardines de Andalucía, los célebres jardines que dan nombre a los más ilustres de Marruecos, son, en definitiva, jardines romanos.

No se trata de desdeñar a nadie, cada cual ha jugado su papel en la historia. Pero hay que hacer hablar a los hechos, olvidar las generalizaciones erróneas, los tópicos manidos, los complejos. Griega y romana y cristiana en la base y la espina vertebral de Andalucía. El poeta lo adivinaba. Porque también su sentido de la vida y la tragedia tenía mucho de griego y de romano y de andaluz al mismo tiempo.
Francisco Rodríguez Adrados -
2003

 

+++

 

 

Durante más de un siglo, Portugal monopolizó el comercio gracias a la colaboración indispensable de los comerciantes árabes –MUSULMANES del norte de África, que desde siglos, enviaban esclavos de África central a los mercados de Arabia, Irán y la India.

 

+++ 

A petición del Arzobispo de Sevilla, su Excelencia

Reverendísima Monseñor Dr. don Cristóbal + Rojas

y Sandoval – 1572, nace, lo que es hoy el

«ARCHIVO GENERAL DE INDIAS»

Patrimonio de la Humanidad- Sevilla – ESPAÑA

 

 

 

Construcción en 1572 por Juan de Mijares sobre planos de Juan de Herrera y a petición del Arzobispo de Sevilla, su Excelencia Reverendísima Monseñor Doctor don Cristóbal + Rojas y Sandoval – 1572.

  -.-

Su historia, como la de tantos otros edificios, nos muestra que ha sufrido a lo largo de sus cuatro siglos de existencia una serie de remodelaciones, no sólo en el aspecto interno sino también en cuanto atañe a la funcionalidad del mismo. De Casa Lonja de mercaderes a casa de vecinos, incluyendo la Academia de Pintura de Bartolomé Esteban Murillo, pasando por almacén del Cabildo Catedralicio, sede del Archivo General de Indias compartida con el Consulado Nuevo de Sevilla, la Junta de Obras de Río Guadalquivir y por último la Cámara de Comercio.

 

Los orígenes de este edificio se remontan a los comienzos del siglo XVI cuando se acentúan los enfrentamientos entre los mercaderes, que efectuaban sus transacciones en las gradas catedralicias, y el propio cabildo al quejarse a la Corona de que se introducían en el interior del templo para refugiarse de las inclemencias del tiempo. A raíz de la visita de Felipe II a Sevilla en 1570, el arzobispo Cristóbal de Rojas y Sandoval hizo intervenir al monarca para que dispusiera de firma conjunta con el prior y cónsules de la Universidad de Mercaderes, la construcción de una Lonja en terrenos no lejanos a las gradas de la Catedral. El asiento de dichos acuerdo se realizó el 30 de octubre de 1572 por parte del Conde de Olivares, en nombre de la Corona, y Gaspar Gerónimo del Castillo, en representación de la Universidad de Mercaderes. El sitio elegido fue cedido a dicha Universidad y estaba ocupado por las Herrerías Reales y la antigua Casa de la Moneda. Con posterioridad se adquirieron varias casas que se encontraban en esa zona y que pertenecían al cabildo catedralicio.

 

Desde 1572 hacta 1583, fecha del inicio de las obras, dos arquitectos Juan de Herrera, por parte de la corona y Asencio de Maeda, por la ciudad, efectuaron sendos proyectos para levantar este edificio con unas trazas bien diferentes. Su aspecto externo, su sentido de orientación y las soluciones para el sistema de cubiertas constituyen notas distintivas entre ambas concepciones. Sin embargo, la monumentalidad de sus patios y su carácte insular representan aspectos coincidentes en ellas. Al final resultó elegido uno de los proyectos realizados por Herrera, con ciertos retoques al mismo. Se tiene noticias, del abono de unos salarios a Francisco de Mora en concepto de ejecución de trazas. La demolición de casas y preparación de los terrenos se deben al maestro de obras Juan de Ochoa a quien en 1583 sucedió Juan de Minjares, que llevó a cabo la apertura de las zanjas, el inicio y continuación de las obras hasta su muerte acaecida en 1599.

 

La finalización de las obras se realizó a través del derecho de lonja que consistía en un tercio del 1% sobre los artículos que entraban o salían en Sevilla. Este derecho comenzó a cobrarse en 1582 y cuando había transcurrido más de cien años de la conclusión de las obras aún seguía gravando las mercancías, destinándose, entre otros, a gastos de mantenimiento y reparación del edificio.

Según reza en una inscripción colocada en la fachada a la Catedral se comenzó a negociar en la Casa Lonja el 14 de agosto de 1598, si bien hay que realizar la salvedad de que sólo se había habilitado un cuarto en la mencionada fachada y que además los comerciantes siguieron realizando sus transacciones fuera del recinto. Tendremos que esperar hasta 1646 para ver la Casa Lonja totalmente concluída. Durante el siglo XVII trabajaron en las obras de la Lonja como maestros mayores Alonso de Vandelvira (1600-1601), bajo cuya dirección se finalizó la galería de la planta baja, la fachada norte y se adquirieron los ladrillos para el exterior de la segunda planta. Con Migual de Zumárraga (1609-1630) se realizaron los trabajos de la escalera y bóveda de acceso a la azotea, se optó por el sistema abovedado del edificio y se levantó en 1612 la Cruz del Juramento. En tiempos de Pedro Sánchez Falconente (1638-1646) se ejecutó el enlosado del paseo que da al Alcázar y se colocaron los remates piramidales en la fachada frontera de la Catedral.

Entre 1660-1674 la Casa Lonja albergó la Academia de Murillo y con posterioridad fue habilitada como casa de vecinos. En 1717 se produjo el traslado de la Casa de la Contratación y del Consulado de Cádiz, consecuencia lógica de un movimiento pendular que se había iniciado unas décadas antes -1660- cuando se determinó que la cabecera de flotas se ubicara en Cádiz. Sevilla sin embargo, mantuvo la preponderancia del comercio en años sucesivos, hasta su pérdida a partir del 1744, cuando Sanlúcar de Barrameda se convirtión en sede de las elecciones consulares. Se consuma, pues, el ocaso de la ciudad de Sevilla. En el edificio quedó una Diputación del Comercio actuando como Tribunal de Justicia en los asuntos de comercio con América, y la Casa Lonja sufrió fuertes deterioros a consecuencia de las once familias que habitaron en su interior.

 

Durante el reinado de Carlos III se atacó duramente la labor de España en América, a través de las obras del abad Raynal (1770) y del escocés Robertson (1772). La réplica por parte de la Corona española se inició con el encargo a Juan Bautista Muñoz, cosmógrafo mayor de Indias, del reconocimientos de archivos y la formación de una colección de documentos para la historia de las Indias. Su trbajo se encuentra reunido en copias y extractos de documentos que se conservan en la Academia de la Historia con el nombre de Colección Muñoz. Después de múltiples peripecias el sitio elegido para albergar los documentos referentes a América será la Casa Lonja de Sevilla que, a partir del 1785, convertirá su planta alta en Archivo General de Indias.

"Me parece que según va dispuesto, saldrá una cosa sólida, hermosa, arreglada i de gusto. Aún me lisongeo que pocos Príncipes han de tener un Archivo comparable con este, i que será celebrado de quantos lo vean." Juan Bautista Muñoz (1785)

 

Las obras de adaptación del edificio se deben esencialmente al arquitecto Lucas Cintora destacando de manera especial la mejora y renovación de la escalera de acceso al primer piso, la supresión de los tabiques internos de la planta superior, y el enlosado de la misma, juntamente con el zócalo de estanterías con mármol y jaspe traídos desde Málaga. Las estanterías fueron realizadas por Blas Molner y Zamora, director de la Academia de Nobles Artes de Sevilla, en la clase de Escultura, suguiendo los dictados de Alonso de Villanueva arquitecto de la corte. El material empleado para su construcción fue la madera de caoba y el cedro macho, llegadas de la isla de Cuba.

La planta baja aún permaneció ocupada por el Consulado Marítimo y Terrestre de Sevilla, fundado el 24 de noviembre de 1784 y conocido como el Consulado Nuevo de Sevilla. En 1913 abandonó el edificio la Junta de Obras del río Gualdalquivir y en 1974 lo hizo la Cámara de Comercio.

 

+++

 

El Archivo de Indias se abre al siglo XXI

 

Por Belén García-Alifa

Sevilla- Patrimonio de la Humanidad desde 1987 junto a la Catedral, la Giralda y el Real Alcázar, el Archivo General de Indias de Sevilla abre sus puertas al público después de cuatro años de obras de reforma estructural, remodelación y restauración, iniciadas en el año 2000 en lo que, desde la adjudicación del contrato de asistencia técnica en 1998, fue una apuesta del gobierno del Partido Popular que ha estado desarrollándose hasta el pasado mes de febrero con una inversión total de 12,5 millones de euros.
   La ministra de Cultura, Carmen Calvo, inaugura hoy un Archivo de Indias dotado de tecnología propia del siglo XXI e inserto en un edificio más accesible al público, los dos objetivos iniciales que han articulado las distintas actuaciones de un proyecto de restauración diseñado por el arquitecto Antonio Campos. Las obras no han interrumpido las actividades del centro como servicio de investigación, aunque sí las visitas turísticas, que se reanudarán a partir de hoy.
   
Zonas afectadas. La reforma del que es uno de los tres Archivos Generales de España y principal conservador de más de cuarenta mil legajos sobre las Indias, ha sido abordada en tres fases. Son dos las zonas afectadas por la intervención arquitectónica: al edificio principal del Archivo, la antigua Casa Lonja, se le ha unido, por medio de un túnel subterráneo, el antiguo Museo de Arte Contemporáneo o antiguo edificio de la Cilla, situado al otro lado de la calle y que ha albergado, hasta ahora, las instalaciones empleadas por los investigadores. Contar con una superficie total de 8.410 metros cuadrados construidos, resultado de la anexión, ha permitido que espacios de la histórica sede del Archivo, como el taller de microfilmado y el de restauración, hayan podido ser remodelados para adaptarlos a las nuevas tecnologías.
   La excavación y reformas a que ha sido sometida la galería subterránea situada debajo de las gradas que rodean el edificio ha permitido habilitar un espacio destinado a maquinaria de servicios de acondicionamiento y aislar el edificio, subsanando así los problemas de humedad de que venía adoleciendo. Un jardín morisco con pinturas decoradas y la base de una torre de la Sevilla de época almohade hallados durante la excavación han sido integrados en la galería recuperada. El proyecto de mejora ha incluido trabajos de restauración exterior de piedras, fachada y solerías, añadiendo excelencia a un espacio de estilo grecorromano, emblema también estético de la ciudad.
   
   
Historia «expuesta» . A la inauguración de las nuevas instalaciones del Archivo de Indias se sumará la de una exposición temporal, abierta al público hasta el mes de diciembre, que albergará documentos, planos, dibujos, cuadros y algunos objetos históricos procedentes de Simancas, la Biblioteca Nacional y otras instituciones. Un total de 112 piezas en una exposición que hará un recorrido por la vida del edificio que acaba de ser objeto de la más importante rehabilitación de su historia, desde su construcción en 1572 por Juan de Mijares sobre planos de Juan de Herrera y a petición del Arzobispo de Sevilla. El actual Archivo de Indias fue en sus inicios la Casa de Lonja de Mercaderes. En 1785, Carlos III decidió la creación de un archivo que exigió la redecoración de la gran escalera principal y la construcción de estanterías con ricas maderas. Reunir en un único espacio los documentos de referencia a las Indias, hasta entonces dispersos en Simancas, Cádiz y la misma Sevilla, fue el objeto del monarca ilustrado y el origen de un archivo que atesora más de ochenta millones de páginas originales que versan sobre casi cuatro siglos de historia del continente americano. 2005-06-27 – L. R. ESP.

 

+++ 

 

Tristes y complicados tiempos estos que se avecinan. Hará falta una gran dosis de honestidad, firmes convicciones y un enorme deseo de libertad para luchar contra quienes no vacilan en utilizar cualquier estrategia para lograr sus planes. Ahora bien, todos aquellos que siguen prefiriendo no darse por enterados de que la mentira se ha instaurado en cierta clase política deberían ya saber que la inocencia no podrá seguir siendo una excusa. Mentiras terroristas pontificadas en mezquitas ‘¿de paz?’... 2005

 

+++

 

   

TRAFICO DE ESCLAVOS AFRICANOS NEGROS

POR MAHOMETANOS CAPTURADOS Y VENDIDOS

 

 

La presencia del negro-africano en España es muy antigua, pero creció con la invasión árabe porque una gran parte de los ejércitos bereberes musulmanes, estaban reforzados con tropas de esclavos negros mahometanos, que desempeñaron un gran papel en el desarrollo de los enfrentamientos bélicos. Según la crónica Rawd al-Qirtas, escrita por un letrado de Fes en el primer tercio del siglo XIV, para la batalla de las Navas de Tolosa (1212) “el grueso del ejército se componía de 300.000 hombres; los negros {mahometanos}, que iban delante de él en la guerra y que formaban su guardia (la de Al-Nasir, el jefe), eran 30.000”. Para este autor, las mejores riquezas de los benimerines, nombre genérico dado a los invasores árabo-africanos, “eran los caballos, los camellos y los negros”.

Vese perfectamente la práctica de la esclavitud y el tráfico de esclavos por parte del poder mahometanos que esclavizaban y comercializaban a otros musulmanes.

En la relación de otras batallas que se describen en la misma crónica, como la de Santarem (1184) o la de Alarcos (1195) de signo favorable a los árabes, se hace referencia a la relevante intervención de los negros. La mayor parte de éstos se quedaron en España, muchos continuaron en su condición servil {de trabajo bajo o humilde, pero no en calidad de esclavos}, formando parte de las tropas y otros consiguieron su libertad y se instalaron en diferentes tierras cristianas o lugares liberados del yugo islámico, desempeñando alguna actividad. Ocasionalmente, aparecen en relatos literarios y en crónicas cuando protagonizan algún hecho destacable; también de forma más esporádica y rara se detecta su semblante en algún cuadro o conjunto escultórico, dando un tono de exotismo y de anécdota a toda la escena.

El negro pasa así más o menos “desapercibido”, hasta que los portugueses comenzaron los descubrimientos africanos de la vertiente atlántica, en la segunda mitad del siglo XV. Aunque su intención primera fue el comercio del oro y de las especias, pronto se dieron cuenta de que ambos productos no eran tan abundantes como habían pensado, y, para amortizar los gastos de armadura, recurrieron al comercio de esclavos, comercio consistente en comprar y transportar al esclavo.

Tales esclavos eran capturados por hacendados negros y musulmanes en su inmensa mayoría, que hacían comercio vendiéndolos a los compradores [cristianos] e intermediarios que disponían de embarcaciones y transporte. Esto indica la enraizada práctica de la esclavitud en el mundo africano y aumentada bajo los seguidores de Mahoma que abastecían el fructífero comercio de esclavos hacia la península arábica como hacia el norte de África. Dicho comercio rendía conspicuamente si eran féminas adolescentes, y hasta niñas que servirían a los apetitos -bajo un solo hombre macho mahometano- del harem.  

 

El cronista portugués Zurara narra cómo el infante don Enrique envió durante más de doce años expediciones para sobrepasar el cabo de Bojador, y no se conseguía este objetivo; pero añade inmediatamente que “no se volvían sin honra”, porque “unos iban a la costa de Granada y otros corrían por el mar de Levante hasta que capturaban muchas presas de infieles con las que se volvían honradamente para el reino” (Crónica de Guiné, cap. VIII).

Se reglamentó el comercio, según la necesidad que había de mano servil en las tareas colonizadoras. El primer comercio oficial de esclavos africanos en Europa tuvo lugar el 8 de agosto de 1444 en Lagos (Portugal). Allí se vendieron 235 cautivos traídos en la expedición de Lanzarote: “Comenzaron los marineros a traer sus barcos y a sacar aquellos cautivos para llevarlos donde se les mandara; puestos en aquel lugar, era una cosa maravillosa ver que entre ellos había algunos de razonada blancura, hermosos y apuestos; otros, menos blancos, parecían pardos; otros tan negros como etíopes, tan desaliñados en sus caras como en sus cuerpos... parecían vivas imágenes del hemisferio más bajo” (Ibidem, cap. XXV).

-.-

“Conocereisdeverdad.org” no se identifica necesariamente con todas las opiniones y matices vertidos por los autores en los artículos aquí publicados, sin embargo, estima que son dignos de consideración en su conjunto.

 

+++

 

 

 

  

 

«Derechos humanos»

 proclamados o precisados por la Iglesia: Año 1346

 

«Europa» pronunciada por vez primera por

San Beda, sc. VII

 

El historiador Luis Suárez muestra las

 evidencias de las raíces cristianas de Europa

 

 "Europa tiene su base en la única fuerza que es capaz de aunar la herencia cultural helénica, el derecho romano y el avance de la Ciencia: el Cristianismo". Esta es la conclusión del historiador Luis Suárez, catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid. Suárez recuerda que el progreso europeo fue posible gracias al Cristianismo. En efecto, la creación de bibliotecas en territorio europeo por Isidoro de Sevilla, fueron impulsadas gracias a los padres de la Iglesia como Benito o Alejandro Magno, quienes consideraron que el progreso se basaba en el conocimiento, no en el atesoramiento de riquezas.

 

Además, Suárez recordó que los derechos humanos no nacieron con la revolución francesa de 1789, sino que fueron inicialmente formulados por el Papa Clemente VI, quien, en 1346, pronunció por vez primera los derechos humanos de la libertad, la vida y la propiedad. En este contexto, negar las raíces cristianas de Europa, como pretende Francia y Bélgica, en el tratado constitucional parece un intento de construir una Europa de mercaderes, en lugar de una comunidad humana. "El término Europa fue inicialmente pronunciado por San Beda el Venerable en el siglo VII para referirse al territorio en el que el Cristianismo había llegado a arraigarse", concluye Suárez. 2004-02-27 – www.hispanidad.com 

 

+++

 

S. S. Juan Pablo II: "Cualquiera que, conociendo el Antiguo y el Nuevo Testamento, lee el Corán, ve con claridad el proceso de reducción de la Divina Revelación que en él se lleva a cabo. Es imposible no advertir el alejamiento de lo que Dios ha dicho de Sí mismo, primero en el Antiguo Testamento por medio de los profetas y luego de un modo definitivo en el Nuevo Testamento por medio de su Hijo. Toda esa riqueza de la autorrevelación de Dios, que constituye el patrimonio del Antiguo y del Nuevo Testamento, en el islamismo ha sido de hecho abandonada.

 

+++

 

"Mientras el Evangelio nos obliga a los cristianos a amar y a perdonar. No nos obliga a ser ingenuos"

 

+++

 

Encuentros marcados por el miedo. Una pesadilla que anida en el ánimo y la mente de quienes nacieron bajo el signo de Alá y su profeta Mahoma pero han decidido seguir a Cristo. Son conscientes de que la apostasía en el Islam no es un simple sustantivo, sino la posibilidad de una condena a muerte, pero hay quien está decidido a desafiar al terror. Son fieles cristianos y ciudadanos europeos que se sienten discriminados y temen por su vida. Hasta hoy han sobrevivido huyendo de cualquier manifestación pública de su fe. Ahora reivindican su derecho a vivirla abiertamente. Magdi Allam /Mar Velasco - Roma.- 2003-10-29

 

+++


 

Pero ¿qué dijo Aznar sobre los árabes? Algo evidente: que los musulmanes invadieron nuestro país en el siglo VIII y que nunca han manifestado la menor contrición, extremos ambos fuera de duda. Entonces ¿ a qué viene tanto revuelo?

 

Que Andalucía tiene muy poquito de árabe es algo claro para cualquiera que estudie el fenómeno, tanto como la comprobación de que las muy chiquitas reminiscencias morunas van mermando progresivamente y sin tregua con el transcurso del tiempo. Hasta la irrupción de los moros inmigrantes que, obviamente, no representan a nuestra cultura ni forman parte de la evolución de nuestra sociedad.

 

Por lo demás, Aznar ejerció de portavoz de muchos españoles, de muchos cristianos, con o sin voz pública: estamos hartos de ofensas, agresiones y asesinatos de parte de una gente que, no contenta con arropar a los criminales de su bando (ahora mismo, no en la Edad Media), por añadidura y gracias a la cancha que les regalan nuestras instituciones y a la memez de los progres, se adornan dándonos lecciones de democracia y recriminándonos (a veces a tiros, como a la monja asesinada en Somalia IX.2006) por un dibujo o unas palabras. Ellos.

Nota bene: El asesinato de la monja italiana en Somalia, para la TVE socialista, es "un crimen no aclarado". Bingo. Con lo cual parece sugerirse que la pobre mujer, que dedicó su vida a cuidar enfermos y niños, murió en la vorágine de un crimen pasional, por meter la mano en la caja registradora como si fuese Roldán o víctima de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes. ¿Hay quien dé más Alianza de Civilizaciones? 2006.X.

 

+++ 

 

FUNDADOR DE LAS MISIONERAS EUCARÍSTICAS DE NAZARET

 

 

Manuel González García, obispo de Málaga y de Palencia, fue una figura significativa y relevante de la Iglesia española durante la primera mitad del siglo XX.

 

El cuarto de cinco hermanos, nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877, en el seno de una familia humilde y profundamente religiosa. Su padre, Martín González Lara, era carpintero, mientras su madre Antonia se ocupaba del hogar. En este ambiente Manuel creció serenamente y con ilusiones, que no siempre pudo ver realizadas. Sin embargo, hubo una que sí alcanzó, y que dejaría huella en su corazón: formar parte de los famosos «seises» de la catedral de Sevilla, grupo de niños de coro que bailaban en las solemnidades del Corpus Christi y de la Inmaculada. Ya entonces su amor a la Eucaristía y a María Santísima se consolidaron.

La vivencia cristiana de su familia y el buen ejemplo de sacerdotes le llevaron a descubrir su vocación. Sin previo aviso a sus padres, se presentó al examen de ingreso al seminario. Ellos acogieron esta sorpresa del hijo con aceptación de los caminos de Dios. Manuel, consciente de la situación económica en su casa, pagó la estancia de sus años de formación trabajando como fámulo.

Finalmente llegó el esperado 21 de septiembre de 1901, fecha en la que recibió la ordenación sacerdotal de manos del beato cardenal Marcelo Spinola. En 1902 fue enviado a dar una misión en Palomares del Río, pueblo donde Dios le marcó con la gracia que determinaría su vida sacerdotal. Él mismo nos describe esta experiencia. Después de escuchar las desalentadoras perspectivas que para la misión le presentó el sacristán, nos dice: «Fuime derecho al Sagrario... y ¡qué Sagrario, Dios mío! ¡Qué esfuerzos tuvieron que hacer allí mi fe y mi valor para no salir corriendo para mi casa! Pero, no huí. Allí de rodillas... mi fe veía a un Jesús tan callado, tan paciente, tan bueno, que me miraba... que me decía mucho y me pedía más, una mirada en la que se reflejaba todo lo triste del Evangelio... La mirada de Jesucristo en esos Sagrarios es una mirada que se clava en el alma y no se olvida nunca. Vino a ser para mí como punto de partida para ver, entender y sentir todo mi ministerio sacerdotal». Esta gracia irá madurando en su corazón.

En 1905 es destinado a Huelva. Se encontró con una situación de notable indiferencia religiosa, pero su amor e ingenio abrieron caminos para reavivar pacientemente la vida cristiana. Siendo párroco de la parroquia de San Pedro y arcipreste de Huelva, se preocupó también de la situación de las familias necesitadas y de los niños, para los que fundó escuelas. Por entonces publicó el primero de sus numerosos libros: Lo que puede un cura hoy, que se convirtió en punto de referencia para los sacerdotes.

El 4 de marzo de 1910, ante un grupo de fieles colaboradoras en su actividad apostólica, derramó el gran anhelo de su corazón. Así nos lo narra: «Permitidme que, yo que invoco muchas veces la solicitud de vuestra caridad en favor de los niños pobres y de todos los pobres abandonados, invoque hoy vuestra atención y vuestra cooperación en favor del más abandonado de todos los pobres: el Santísimo Sacramento. Os pido una limosna de cariño para Jesucristo Sacramentado... os pido por el amor de María Inmaculada y por el amor de ese Corazón tan mal correspondido, que os hagáis las Marías de esos Sagrarios abandonados».

Así, con la sencillez del Evangelio, nació la «Obra para los Sagrarios-Calvarios». Obra para dar una respuesta de amor reparador al amor de Cristo en la Eucaristía, a ejemplo de María Inmaculada, el apóstol san Juan y las Marías que permanecieron fieles junto a Jesús en el Calvario.

La gran familia de la Unión Eucarística Reparadora, que se inició con la rama de laicos denominada Marías de los Sagrarios y Discípulos de san Juan, se extendió rápidamente y don Manuel abrió camino, sucesivamente a la Reparación Infantil Eucarística en el mismo año; los sacerdotes Misioneros Eucarísticos en 1918; la congregación religiosa de Misioneras Eucarísticas de Nazaret en 1921, en colaboración con su hermana María Antonia; la institución de Misioneras Auxiliares Nazarenas en 1932; y la Juventud Eucarística Reparadora en 1939.

La rápida propagación de la Obra en otras diócesis de España y América, a través de la revista «El Granito de Arena», que había fundado años atrás, le impulsó a solicitar la aprobación del Papa. Don Manuel llegó a Roma a finales de 1912, y el 28 de noviembre fue recibido en audiencia por Su Santidad Pío X, a quien fue presentado como «el apóstol de la Eucaristía». San Pío X se interesó por toda su actividad apostólica y bendijo la Obra.

Su entrega generosa y la vivencia auténtica del sacerdocio son, sin duda, el motivo de la confianza que el Papa Benedicto XV deposita en él, nombrándolo obispo auxiliar de Málaga; recibe la ordenación episcopal el 16 de enero de 1916. En 1920 fue nombrado obispo residencial de esa sede, acontecimiento que decidió celebrar dando un banquete a los niños pobres, en vez de a las autoridades; estas, junto con los sacerdotes y seminaristas, sirvieron la comida a los tres mil niños.

Como pastor de la diócesis malagueña, inició su misión tomando contacto con la grey que se le había encomendado para conocer sus necesidades. Al igual que en Huelva, potenció las escuelas y catequesis parroquiales, practicó la predicación callejera conversando con todo el que se encontraba de camino... y descubrió que la necesidad más urgente era la de sacerdotes. Este problema debía afrontarse desde la situación del seminario, la cual era lamentable. Con una confianza sin límites en la mano providente del Corazón de Jesús, emprendió la construcción de un nuevo seminario que reuniese las condiciones necesarias para formar sacerdotes sanos humana, espiritual, pastoral e intelectualmente. Sueña y proyecta «un seminario sustancialmente eucarístico. En el que la Eucaristía fuera: en el orden pedagógico, el más eficaz estímulo; en el científico, el primer maestro y la primera asignatura; en el disciplinar el más vigilante inspector; en el ascético el modelo más vivo; en el económico la gran providencia; y en el arquitectónico la piedra angular».

A sus sacerdotes, al igual que a los miembros de las diversas fundaciones que realizó, les propondrá como camino de santidad «llegar a ser hostia en unión de la Hostia consagrada», que significa «dar y darse a Dios y en favor del prójimo del modo más absoluto e irrevocable».

Manuel González no escatima esfuerzos para mejorar la situación humana y espiritual de su diócesis. Su ingente actividad hace que no pase desapercibido, y con la llegada de la República a España su situación se hace delicada. El 11 de mayo de 1931 el ataque es directo, le incendian el palacio episcopal y ha de trasladarse a Gibraltar para no poner en peligro la vida de quienes lo acogen. Desde 1932 rige su diócesis desde Madrid, y el 5 de agosto de 1935 el Papa Pío XI lo nombra obispo de Palencia, donde entregó los últimos años de su ministerio episcopal.

También hay que destacar, durante todos los años de su actividad pastoral, la fecundidad de su pluma. Con estilo ágil, lleno de gracia andaluza y de unción, transmitió el amor a la Eucaristía, introdujo en la oración, formó catequistas, guió a los sacerdotes. Entre sus libros, destacamos: El abandono de los Sagrarios acompañados, Oremos en el Sagrario como se oraba en el Evangelio, Artes para ser apóstol, La gracia en la educación, Arte y liturgia, etc. Escritos que por su gran difusión se han recopilado en la reciente edición de sus Obras Completas.

Los últimos años su salud empeora notablemente, prueba que vive de modo heroico, sin perder la sonrisa de su rostro siempre amable y acogedor, y la aceptación de los designios del Padre. El 4 de enero de 1940 entregó su alma al Señor y fue enterrado en la catedral de Palencia, donde podemos leer el epitafio que él mismo escribió: «Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!».

Su Santidad Juan Pablo II declaró sus virtudes heroicas el 6 de abril de 1998, y aprobó el milagro atribuido a su intercesión el 20 de diciembre de 1999.

 

+++

 

Como escribe el Papa Juan Pablo II a los obispos de Asia. “Aunque la Iglesia reconoce con gusto cuanto hay de verdadero y de santo en las tradiciones religiosas del Budismo, del Hinduismo y del Islam -reflejos de aquella verdad que ilumina a todos los hombres-, sigue en pie su deber y su determinación de proclamar sin titubeos a Jesucristo, que es “el camino, la verdad y la vida”... El hecho de que los seguidores de otras religiones puedan recibir la gracia de Dios y ser salvados por Cristo independientemente de los medios ordinarios que Él ha establecido, no quita la llamada a la fe y al bautismo que Dios quiere para todos los pueblos.”

La Virgen nos asista en esta misión a nosotros encomendada.

S. S. JUAN PABLO II – MAGNO  -  2003

 

+++

 

El cristianismo, como es sabido, no nació en Europa, sino en Asia Menor, en la encrucijada de tres continentes, el asiático, el africano y el europeo. Por este motivo, la interculturalidad de las corrientes espirituales de estos tres continentes pertenece a la forma originaria del cristianismo. Solo la difusión del Islam sustrajo al cristianismo de Oriente próximo gran parte de su fuerza vital, mientras echaba a las comunidades cristianas de Asia; en cualquier caso, a partir de entonces el cristianismo se convirtió en una religión europea. 2003-07-18 Cardenal + Joseph RATZINGER

 

+++

 

Don César Vidal es historiador, novelista, tertuliano y mil cosas más, pero en este ámbito sus conocimientos vienen avalados por su Enciclopedia de las religiones.

Responde: Dr. CÉSAR VIDAL MANZANARES. ESP.Autor de más de 100 libros.

 

¿Cree usted que el Islam tiene más dificultades que el cristianismo para sostener sociedades abiertas y tolerantes?

 

Sin ningún género de dudas. Conceptos como derechos humanos o democracia resultan absolutamente ajenos al Islam, a diferencia de lo que sucede con el cristianismo. 

 

¿No cree, sin embargo, que en épocas pasadas hubo países islámicos notablemente más tolerantes que sus coetáneos europeos?

 

No, eso es una leyenda. En la misma Al Andalus, los periodos de cierta tolerancia se alternaron con matanzas y persecuciones. Piense que a partir del s. XI los judíos empiezan a emigrar hacia los reinos cristianos. A fin de cuentas, ellos y los cristianos sólo pueden ser dhimmíes. 

 

¿Es de recibo que se siga recurriendo a la Inquisición para "demostrar" que el Islam y el Catolicismo son religiones equivalentes y que los europeos, simplemente, hemos llegado antes a la civilización de la libertad individual?

 

El Islam y el Catolicismo –a pesar de la Inquisición y de las cruzadas– no son religiones equivalentes. Por ejemplo, el catolicismo siempre ha conservado una veta pacifista (aunque fuera minoritaria) y no cree en la guerra santa por sistema, pero además afirma la individualidad frente al concepto de ummah islámico. 

 

Perdone mi ignorancia islámica, pero... ¿cual es el concepto de ummah?

 

Frente a la idea de persona individual propia del cristianismo –en mucha menor medida del judaísmo– el Islam preconiza sobre todo la inserción en la comunidad de los creyentes o ummah. Ésta es verdaderamente la sujeto de deberes y obligaciones. 

 

Entonces, ¿cabría pensar en el Islam como en un colectivismo, con todo lo que han conllevado los colectivismos en la historia (especialmente la del siglo pasado: comunismo, fascismo, nazismo...)?

 

En buena medida, sí; de ahí el desafío que supone para las sociedades democráticas. Por ejemplo, las dictaduras en el este de Europa o en la América hispana han podido ser seguidas por un proceso de transición, pero semejante proceso es implanteable en el mundo islámico... aún tenemos a Sadam Hussein  miércoles 26 – 2002

 

+++

 

P: ¿Cómo se explica que la "Granada de las 3 culturas" (árabe, judía y cristiana) no se repita en ninguna comunidad islámica? ¿O es que nunca existió tal tolerancia religiosa en Al-Andalus?

R: Jamás existió esa tolerancia. Para ser sinceros ni siquiera entre los musulmanes, porque la historia de Al-Andalus es prácticamente la de una guerra civil continuada entre los distintos grupos musulmanes. Imagínese la suerte de los judíos y no digamos ya la de los mozárabes. 

 

P: No le parece hipócrita llamar "antisemita" a la izquierda cuando el Holocausto lo provocó la extrema derecha, y el actual gobierno está formado por los descendientes de los que temían "al sionismo y la masonería"?

 

R: No, es una realidad histórica como se vio, por ejemplo, durante el affaire Dreyfus en que había un antisemitismo de izquierdas y otro de extrema derecha. Al final, una y otra están más cerca de lo que parece y son antiamericanas, antisemitas, antiliberales, estatalistas... 

2003-10-08 – LIBERTAD DIGITAL. Dr. César VIDAL- historiador, filósofo, teólogo, abogado. 

 

+++

 

 

 

España año 1609 –

P: ¿Fue la expulsión de los moriscos nuestro Kosovo? ¿Se empleó el ejército contra la población civil? ¿No constituyó un desastre económico para algunas regiones???

 

R: 1. No, la expulsión fue necesaria y dadas las circunstancias de la época incluso se produjo con clemencia. En ese sentido apuntan hoy, desde luego, la mayoría de los historiadores. 2. Tampoco es cierto que se empleara al ejército contra la población civil ni que fuera un desastre económico porque a esas alturas los moriscos significaban ya bien poco. LIBERTAD DIGITAL. ESP. 2003-09-25 – CÉSAR VIDAL.

 

+++

 

P: ¿Cree que no se valora suficientemente el papel de los mozárabes en la reconquista, que fueron determinantes en la superioridad de los reinos cristianos del norte, y también deja sin documentos a muchos musulmanofilos ensoñados con el Al-Andalus?

 

R: No tengo la menor duda de que los mozárabes fueron un fenómeno de una importancia verdaderamente excepcional. A dos siglos de la invasión islámica seguían conservando el romance y una cultura que los musulmanes se empeñaron en exterminar adoptando medidas verdaderamente genocidas. ¡Como para creer en la estupidez esa de la convivencia de las tres religiones! CÉSAR VIDAL. 2003-10-21

 

+++

 

Unión de reinos. La monarquía de los Reyes Católicos amplió, en opinión de Luis Suárez, el modelo que la Corona de Aragón había establecido, y creó «una unión de reinos», entre los que se encontraban «todos los españoles, además de dos italianos». La base fundamental estaba en una división del poder en dos niveles, el mas alto, es decir, la soberanía, era único y correspondía a la Corona, con responsabilidades en diplomacia, guerra, justicia y economía. Otro nivel le correspondía a cada reino, porque cada uno de ellos conservaban sus cortes, sus fueros y su propia organización. Este sistema, subrayó Luis Suárez, «fue capaz de crear libertades porque, apoyándose en principios morales del cristianismo llegó a reconocer la existencia de derechos naturales en el hombre». La teoría y la doctrina «no siempre se aplica», dijo, pero fue «el sistema mediante el cual España no creo un imperio colonial sino una Unión de Reinos en donde México y Perú, más tarde Chile o Nueva Granada, aparecían como entidades políticas». 2004-04-13

 

+++

 

 

Instruirse para desenmascarar leyendas negras

 

 

 

 

Desde el más escrupuloso respeto a las creencias de todos los hombres de buena voluntad, hay que concluir que diálogo, sí; mano tendida, siempre. Pero para entendernos, para colaborar, tenemos que empezar por tener claras nuestras diferencias. - Tomás Salas Fernández. 2003.06.27

 

+++

 

Suele suceder que los musulmanes se sientan despreciados en occidente lo que no es verdad. Simplemente tienen que vivir en una sociedad abierta y pluralista que no está dispuesta a dejarles ser ciudadanos de primera mientras que los demás son de segunda. ¿Conoce usted algún país islámico donde podría tener estos Diálogos en libertad? CÉSAR VIDAL - LIBERTAD DIGITAL. 2003-06-24

 

+++ 

 

P: Tras leerle semanalmente he deducido que no ve en la ocupación de España por los árabes los beneficios que afirmaban mis libros en EGB, ¿es así?, ¿se puede afirmar que nos habría ido mejor sin esa ocupación???R: Sin ningún género de dudas. Nos cercenaron de la Europa a la que pertenecíamos durante siglos obligándonos a una lucha por la supervivencia verdaderamente salvaje. Va a ser el tema de mi próximo libro, Dios mediante.

 

P: ¿Por qué dicen que los musulmanes descienden de Ismael, hijo de Abraham, del mismo modo que los judíos lo hacen de Isaac???R: No los musulmanes sino los árabes.

2003-07-17 CÉSAR VIDAL. ESP. LIBERTAD DIGITAL 

 

+++ 

 

2003-10-29 – LIBERTAD DIGITAL

P: La OLP y Siria son culpables de la destrucción de la independencia y la democracia libanesa, única en el mundo árabe, y de crímenes contra la comunidad cristiana. ¿Cuando tendrán estos hechos el mismo valor que las desgracias de sus vecinos palestinos? 

 

R: Me lo pregunto todos los días varias veces. Por ejemplo, ¿por qué no se habla de las violaciones colectivas y de los asesinatos en masa protagonizados por la OLP en el Shuf libanés? 

 

P: ¿Qué destacaría de Juan Pablo II positiva y negativamente? ¿Es quizás el mejor Papa de la historia? 

 

R: 1. Positivamente, su firmeza frente a los regímenes comunistas y la teología de la liberación y su fidelidad al mensaje católico posterior al Vaticano II. Desde una perspectiva meramente católica, sinceramente no veo las tachas que puedan señalarse. 2. Es difícil decirlo pero sin duda es uno de los más importantes.

 

P: ¿Conoce el libro "Los sutras de Jesús"? En cualquier caso, ¿qué opina del sistema / filosofía "zen"?

 

R: 1. El libro me parece un completo disparate. 2. El zen no es una filosofía –aunque se quiera vender así para consumo de occidentales despistados– es la versión japonesa del budismo chang y, por tanto, una religión. 2003-10-29.

 

+++ 

 

MAHOMA: ? ‘Y Juro que hallarás que los peores enemigos de los creyentes son los judios’

 

+++ 

 

Hay un capítulo que produce especial hipo: el dedicado al programa islámico de penetración en Occidente, que nos recuerda las palabras de monseñor Giuseppe Bernardini, arzobispo de Esmirna (Turquía), en el Sínodo del 99: «Durante un encuentro oficial sobre diálogo islámico-cristiano, un autorizado personaje musulmán, dirigiéndose a los participantes cristianos, dijo: Gracias a vuestras leyes democráticas os invadiremos; gracias a nuestras leyes religiosas os dominaremos». Título: Los nuevos perseguidos. Autor: Antonio Socci. Editorial: Ediciones Encuentro. 2003-07-11 Esp.

 

+++

 

El Estado Pontificio, Italia, y toda Europa, resplandecientes desde el punto de vista cultural, literario y artístico, son en realidad una fortaleza asediada. Instigados por los turcos, los musulmanes atacan una vez más por todos los flancos.

En 1480, en Otranto, masacran horriblemente a los cristianos:

En 1522, conquistan Rodas.

En 1526, conquistan Hungría.

En 1529, asedian Viena.

 

+++

 

 

 

 

 

 

Libia, Marruecos y Malasia financian una mezquita en Granada, pero impiden el cristianismo en sus países

 

Estas naciones imponen la pena de muerte a todo musulmán que se convierta al catolicismo La predicación del Evangelio está castigada con largas penas de prisión

a inauguración de la gran mezquita del Albaicín culmina un periodo de la historia de España dominado por las complejas relaciones interreligiosas cristiano-musulmanas, que han atravesado diversas fases desde el enfrentamiento, la guerra, las razzias, la expulsión y el mutuo desconocimiento. El centro religioso musulmán ha sido objeto durante los 22 años que se ha demorado su construcción, de numerosos debates y polémicas. Su apertura es una señal inequívoca de la tolerancia cristiana de España, que no tiene equivalente en el mundo islámico.

 

Pedro Canales - Granada.- ?El proyecto de la mezquita del Albaicín fue pilotado por el movimiento islámico «Al Murabitun», un grupo fundamentalista de oscuras intenciones organizado por un jeque escocés de nombre Ian Dallas y de adopción Abdelkader El Murabit e integrado por un grupo de españoles conversos algunos de los cuales se dejaron ver en Chiapas intentando «islamizar» a los indios rebeldes contra el poder central mexicano. Aun así, las autoridades españolas haciendo gala de una permisividad sin parangón permitieron a la Comunidad Islámica en España «Al Murabitun» finalizar el proyecto con los fondos provenientes de Marruecos, Malasia, Libia y sobre todo el emirato de Sharja, uno de los integrantes en la federación de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

 

Nula reciprocidad

En ninguno de los países que han aportado los cuatro millones de euros que ha costado el proyecto existe esta misma tolerancia. En Marruecos, como en los Emiratos, un converso al cristianismo puede ser condenado a muerte. El Islam no permite a sus fieles abrazar otras religiones. Hace años en la ciudad marroquí de Nador fueron sentenciados a muerte un grupo de marroquíes bahais, que sólo pretendían lograr un sincretismo entre cristianismo e Islam. Recientemente, han sido condenados a penas de cárcel y expulsión del país un sorprendido grupo de jóvenes cristianos norteamericanos que sólo pretendían distribuir Biblias en Casablanca. La susodicha tolerancia de la que hacen gala las autoridades marroquíes es sólo de culto para los extranjeros residentes, americanos, ingleses, españoles o franceses, pero en absoluto es algo que pudiéramos llamar libertad religiosa. En los países musulmanes las comunidades cristianas, a menudo órdenes religiosas, curas, hermanos y monjas, son bien recibidas para ocuparse de leprosos, enfermos de sida, pobres, desahuciados o bebés abandonados, pero incurrirán en las penas máximas del Código Penal si se les ocurre hacer proselitismo. A principios de los años 80, «Al Murabitun» compró un solar en lo alto del Albaicín, frente a la Alhambra. Su objetivo era construir una mezquita más alta que la iglesia que conmemoraba la toma de Granada por los Reyes Católicos y la derrota del reino nazarí. El desafío era evidente: se trataba de una reconquista espiritual de Al Andalus. En el barrio morisco hubo en esos tiempos 26 mezquitas; con la reconquista, doce de ellas fueron convertidas en iglesias, las otras destruidas. Veinte años después de iniciarse el proyecto, haciendo gala de una madurez sin igual en el entendimiento de la libertad religiosa, las autoridades españolas aceptarán la mezquita, aunque su minarete tuvo que ser recortado para no sobrepasar el campanario de San Nicolás. El movimiento «Al Murabitun» se estableció hace dos décadas en Granada y pidió ayuda al rey Hassan II de Marruecos y a los Emiratos Árabes. El monarca alauí concedió un discreto sostén, al comprender que no podía controlar como hubiese querido al grupo islamista. En Granada abundan las asociaciones islámicas, hay diez registradas legalmente en el Ministerio de Justicia. Algunas albergan en su seno cristianos conversos al Islam, pero la mayoría son de musulmanes afincados por estudios o trabajo. A mediados de los 90, cuando la crisis financiera para la construcción de la gran mezquita del Albaicín era más aguda, todas estas comunidades junto con asociaciones de estudiantes musulmanes y algunos movimientos del Islam político presentes entre los universitarios aceptaron sumarse al movimiento de «Al Murabitun» siempre que la gestión de la futura mezquita fuese colectiva. El movimiento del jeque escocés quería acaparar el proyecto, pero al final tuvo que aceptar la colaboración de los otros grupos, lo que permitió convencer al sultán de Saryaj, Ben Mohamed Al Qasimi, para que diera los tres millones de dólares que se necesitaban para finalizar el proyecto. La condición fue formar una Fundación Mezquita de Granada que preside el converso Malik Abderramán Ruiz.

LA RAZÓN. ESP. 2003-VII-16

 

+++

 

Hay un capítulo que produce especial hipo: el dedicado al programa islámico de penetración en Occidente, que nos recuerda las palabras de monseñor Giuseppe Bernardini, arzobispo de Esmirna (Turquía), en el Sínodo del 99: «Durante un encuentro oficial sobre diálogo islámico-cristiano, un autorizado personaje musulmán, dirigiéndose a los participantes cristianos, dijo: Gracias a vuestras leyes democráticas os invadiremos; gracias a nuestras leyes religiosas os dominaremos». Título: Los nuevos perseguidos. Autor: Antonio Socci. Editorial: Ediciones Encuentro. 2003-07-11 Esp.

 

+++

  

Pedir aquí lo que se niega en Arabia

 

 

 

 

Pedro Fernández Barbadillo

MEZQUITA DE GRANA

Ya en el franquismo, a todo gobernante árabe-musulmán que visitaba España se le paseaba por Granada. La costumbre se mantuvo en la democracia. Y así el iraquí Sadam Husein, el saudí Faisal, el marroquí Hassán, el iraní Jamenei y otros muchos conocieron la ciudad y, dicen los españoles que les acompañaron, todos suspiraron por la pérdida de Al-Ándalus. Hace unos días, el islam ha puesto una pica en Granada. Tras 20 años de obras y papeleos se ha inaugurado una enorme mezquita en el barrio del Albaicín. El edificio está junto al Mirador de San Nicolás, separado una calle de la iglesia de San Nicolás, y tiene una vista privilegiada de la Alhambra, que contribuirá a ahondar la nostalgia de los fieles y a inspirar las citas históricas en los sermones.

 


Al acto asistieron cientos de mahometanos, tanto de nacionalidad española como extranjeros. Hubo representantes diplomáticos de numerosos países musulmanes, como el delegado de la Autoridad Nacional Palestina. Asistieron musulmanes de Marruecos, Malasia, Turquía, Arabia Saudí, Indonesia, Siria y otros lugares donde el islam impera. De Marruecos vino Abdelkrim Khatib, miembro del integrista Partido Justicia y Democracia. Tuvo un puesto central en el protocolo Sharjan, Jalid bin Sultán al-Qassimi, emir de Sharjah, reino integrado en los Emiratos Árabes Unidos, que es el financiador del proyecto. Gracias a él y al dinero que le procura el petróleo vendido a Occidente, los musulmanes que viven Granada y su comarca disponen de algo que ellos niegan a los cristianos y los judíos que viven en sus países de origen: un templo en el que rezar.

 
De acuerdo con la prensa local, todos los oradores elogiaron la tolerancia. Es una ruindad que quienes reclaman tolerancia y respeto donde son minoría se olviden de éstas donde son mayoría. Prácticamente en todos los países de origen de los musulmanes que se acogerán a la mezquita granadina, los cristianos y otras confesiones religiosas carecen de la plenitud de derechos reservada a los musulmanes. No deja de ser sarcástico que muchos cristianos árabes que han huido a Europa debido a la persecución de los musulmanes se encuentren aquí con sus martirizadores, obligados éstos a la emigración por la incapacidad de sus Gobiernos, y les oigan exigir los mismos derechos que les negaron.

 
Otros comportamientos entran ya en la categoría del cinismo. Por ejemplo, el príncipe Sultán, ministro de Defensa del reino saudí, declaró en marzo que en Arabia no se construirán nunca iglesias y calificó de “fanáticos” a quienes las solicitan. A la vez, su familia dota instituciones que levantan mezquitas por todo el mundo y pleitean contra Oriana Fallaci y Michel Houllebeq por denigrar el islam.

 
De gestionar la mezquita se encarga una fundación, formada por la Asociación Comunidad Islámica en España y por los Emiratos Árabes Unidos. Otra de las finalidades de esta entidad es la difusión del “verdadero” contenido del islam entre los españoles y su deseo de hermandad. Les sugiero varias maneras de convencernos a los demás españoles de lo que sostienen. Por un lado, que dejen de protestar contra la conmemoración de la Reconquista de Granada por los Reyes Católicos, enterrados en la catedral de la diócesis y fundadores del municipio, y, por otro, que muchos de los asistentes a la mezquita, sobre todo españoles conversos al islam, entierren la versión que propagan de que los “castellanos” cometieron un genocidio contra los andalusíes.
Se suele olvidar algo tan sencillo como que los musulmanes que llegaron a España, y que dejaron reliquias tan admiradas, invadieron el reino visigodo.

LIBERTA DIGITAL. 2003-07-14 ESP.

 

 

+++ 

 

Que María, "mujer eucarística" y Madre de la Sabiduría, os ayude en vuestro caminar, ilumine vuestras decisiones y os enseñe a amar lo que es verdadero, bueno y bello. Que Ella os conduzca a su Hijo, el único que puede satisfacer las esperanzas más íntimas de la inteligencia y del corazón del hombre. ¡Con mi bendición!  S. S. Juan Pablo II – 2004.10. Vat.

 

+++

El alba es la primera luz del día antes de salir el sol, con la que se despejan todos los miedos de la noche y el hombre se dirige a Dios en la plegaria

 

 

Venerable Carlos de Foucauld (1858+1916) ermitaño y misionero en el Sahara-Asesinado por algunos intolerantes y criminales mahometanos. Retiro en Nazaret. Escritos espirituales. 

 

“El Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.” (Mt 8,20)  -       ¡Oh, Señor mío, Jesús, he aquí esta divina pobreza! ¡Con qué razón es necesario que tú mismo me instruyas! ¡Tú querías tanto la pobreza!... En tu vida mortal era tu fiel compañera. La has dejado como heredad a tus santos, a todos aquellos que quieren seguirte, a todos los que quieren ser discípulos tuyos. La has enseñado con los ejemplos de toda tu vida. La has glorificado, declarado bienaventurada, necesaria. Has elegido como padres a unos pobres trabajadores. Has nacido en una cueva que servía de establo. Has sido pobre en las peripecias de tu infancia. Tus primeros adoradores eran los pastores. En tu presentación en el templo fueron ofrecidos dos pichones, el don de los pobres. Has vivido treinta años como pobre trabajador, en este Nazaret que tengo la dicha poder conocer, donde tengo el gozo...de recoger estiércol.

        Luego, durante tu vida pública, has vivido de limosna en medio de unos pescadores pobres que te habías escogido como compañeros. “Sin una piedra donde reclinar la cabeza”. En el Calvario, fuiste despojado de todos tus vestidos, tu única posesión, y los soldados echaron la suerte sobre ellos, a ver a quien tocaba. Moriste desnudo y fuiste sepultado por limosna, por unos extranjeros. “Dichosos los pobres”. (Mt 5,3)
       ¡Señor mío, Jesús, aquel que te ama de todo corazón, no queriendo ser más rico que tú, su bien-amado, llegará muy pronto a ser pobre!

 

+++

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

“¡Señor, dueño nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!” (Sal 8, 2).

 

La belleza de la naturaleza nos recuerda que Dios nos ha encomendado la misión de "labrar y cuidar" este "jardín" que es la tierra (cf. Gn 2, 8-17).

 

La señal luminosa de la Virgen María elevada al cielo brilla aún más cuando parecen acumularse en el horizonte sombras tristes de dolor y violencia. Tenemos la certeza de que desde lo alto María sigue nuestros pasos con dulce preocupación, nos tranquiliza en los momentos de oscuridad y tempestad, nos serena con su mano maternal. Sostenidos por esta certeza, prosigamos confiados nuestro camino de compromiso cristiano adonde nos lleva la Providencia. Sigamos adelante en nuestra vida guiados por María Madre de nuestro Salvador.

Su fe indefectible que sostuvo la fe de Pedro y de los demás Apóstoles, durante más de dos mil años, siga sosteniendo la de las generaciones cristianas, aquella y siempre misma fe. Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros. Amen ¡Gracias!

 

+++

 

 

gracias por venir a visitarnos

Cinco libros sin imposturas ni ocultamientos:

España Frente al Islam - De Mahoma a Ben Laden - Dr. hist. César VIDAL -

Roma dulce hogar. De protestantes, nuestro camino al catolicismo. Ed. Rialp

Leyendas negras de la Iglesia. Vittorio Messori. Ed. Planeta+ Testimonio.

Nueve siglos de cruzadas. Luis María Sandoval. Ed. Criterio-Libros.

Por qué no soy musulmán. Ibn Warraq. Ediciones del bronce.

† La regla de mayoría no es razón.  La mayoría no sustituye la razón.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).