Wednesday 29 March 2017 | Actualizada : 2017-03-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Esclavitud - 6º Sudán mahometanismo esclavizante islam, vejación,sumisión

No hay poder político más inquebrantable que el que se asienta sobre la ignorancia ciudadana. …y la burla de la inteligencia.

 

+++

 

El Islam, apenas la muerte del señor Mahoma (632) en el siglo VII, ya se había extendido –a causa de las invasiones mahometanas-, por todo el norte de África. Llegó hasta la parte del cuerno oriental, bajando hacia la costa del este africana, estableciendo colonias árabes con un comercio muy floreciente de esclavos y marfil. Los esclavos negros eran requeridos por las tribus árabes e islamizadas, tanto para el usufructo en el trabajo como guerreros en las constantes invasiones. De allí que se les ve en las ocupaciones hispánicas y denominados ‘moros’* (personas provenientes de la Mauritania ‘Moritania’). El mercado se consolidó y afianzó hasta la venta de esclavos negros, por mercaderes musulmanes, a los nuevos adquirientes europeos para traslado al Nuevo Continente.

[*Existe una falsa tendencia a identificar moro con árabe y con musulmán, tal vez debido a la Historia, de la invasión musulmana -que no mora ni árabe ‘sí ya islámica’, al menos en sus comienzos- y a la posterior reconquista. Árabe hace referencia al origen, y los que aquí llegaron no venían de la Península Arábiga, sí algunos que vinieron años más tarde, o a la lengua, y seguramente Tarik y Muza ni hablaban ni entendían árabe culto. Sí podemos decir que la mayoría de los que en el 711 (y antes) cruzaron el Estrecho de Gibraltar, eran musulmanes, de religión musulmana o mahometana. Lo que sí es cierto es que eran moros, es decir, de piel oscura, muchos de ellos, incluso, de raza negra. Moro procede del latín mauru(m) ´oscuro, negro´, con origen en el término griego de idéntico significado amaurós (morcilla). Idéntica procedencia tiene la palabra moreno].

 

+++

 

La cultura de la muerte –sobre todo ‘aborto’- gana terreno y la Iglesia no puede callar. Hoy se puede ciertamente comprar la tolerancia contra esta lacra con la que hubo durante siglos la esclavitud.

 

+++

 

«La fe no censura nada que sea humano: ni la razón, ni la libertad».

 

+++

 

"No se oye a ningún musulmán que pida perdón por conquistar España y estar allí ocho siglos". En el Islam no hay una figura que se pueda asimilar a la del sucesor de Pedro, pero no se conoce en ninguno de los más sobresalientes teólogos islamistas ningún pensamiento que se pueda parecer al examen de conciencia, la petición del perdón por los errores propios y el propósito de enmienda. 2006-09-24

 

+++ 

 

«La guerra no es un derecho y, si está dictada por la necesidad de defender al inocente, debe ser sometida a reglas precisas compatibles con la dignidad humana».  2007 Mensaje Vat.

+++

 

Desde el siglo VIII, no sólo en África, sino en todo el Mediterráneo y el Indico, el comercio de esclavos se va organizando por navegantes y comerciantes procedentes de Arabia y Turquía, a través de una red de caravanas por el Sahara hasta los pueblos sudaneses.

+++

 

 

…del comercio y negocio de esclavos por parte del mundo africano musulmán…

 

 

 

… aún durante el 1800 e inicio del 1900, se vendía anualmente 50.000 esclavos. Fue en ése tiempo el centro más grande de venta de esclavos por parte de los árabes mahometanos (islam). Luego bajo el protectorado inglés se fue luchando para abolir definitivamente el tráfico de esclavos.

 

 

 

+++

 

 

 

 

Esclavitud: vergüenza de la modernidad

 

 

 

Una abominación silenciosa

 

2002 – 2003 -

Más de 27 millones de personas se encuentran reducidas a esclavitud, muchos de ellos son niños y mujeres. Las causas suelen ser económicas o de persecución religiosa. En Sudán los cristianos son secuestrados y sometidos a toda clase de vejaciones y malos tratos. Gimen y esperan ser comprados por sus hermanos de fe para salvarse de la muerte. El comercio de esclavos alcanza en la actualidad niveles alarmantes. La verdad de la esclavitud en América y la mantenida mundo musulmán.

 

La semana pasada ha sido marcada, entre otras comunes y tristes noticias, por la expectación causada entre los medios de comunicación por el viaje de un barco africano supuestamente cargado de niños. Éstos no sólo viajaban en pésimas condiciones sino que serían entregados a la esclavitud más ignominiosa.

Al menos por unos días el drama del resurgimiento del esclavismo estuvo en los periódicos. En los mejores casos, la indolencia investigativa aportó algunos datos al lector promedio que ignoraba la extensión del problema actual.

Con cámaras y ejército de periodistas, se recibió un barco cargado de inmigrantes ilegales. La desilusión por no contar con las crudas imágenes que esperaban hizo apagar las cámaras y sumergir en un semi-olvido el tema. Por ahora veremos declaraciones sobre lo importante que fue recordar la penosa situación. Y de los inmigrantes ilegales, entregados a las más indignantes trabajos nunca sabremos nada.

La esclavitud y la Iglesia

Contra lo que la leyenda negra ha querido imponer en el pensamiento moderno, la Iglesia no ha aportado sólo valores universales y presentes en todas las religiones, sectas y supersticiones. La Iglesia ha dado forma a la civilización occidental y ha preservado – en la medida de su poder e influencia – a los hombres de las aberraciones culturales que sus vicios han creado.

Uno de estos casos es el de la esclavitud, de la que la Esposa de Cristo nos ha liberado. No han sido los modernos "padres de la Patria" ni ninguna figura liberal del siglo XIX quienes abolieron por primera vez la esclavitud. Ni mucho menos los revolucionarios franceses.

Piense el lector por un momento que todas las culturas y civilizaciones que precedieron a la luz de la Iglesia aceptaban y defendían la esclavitud como algo natural y aún justo. Los romanos, por ejemplo, dividían sus cosas (res) entre parlantes (esclavos) y no parlantes. No importando el continente, época o pueblo, todos los hombres aceptaban como lícita esta práctica, ya sea por adquisición o por sometimiento en la guerra. De aquí que la Santa Iglesia haya chocado – como es frecuente en Su historia- con el sentir y pensar general de los hombres. Entonces como hoy, la Iglesia debía decidir si acaso se acomodaba a los prejuicios y usos de su época o era fiel a los principios inalterables de la Verdad y santidad de Cristo.

Fiel a sus mandatos, la Iglesia trabajó incansablemente por mejorar las condiciones de los esclavos en aquellos lugares donde no podía liberarlos inmediatamente. Bien es sabido que los primeros cristianos liberaban a sus esclavos y éstos permanecían a su lado por amor y devoción de servicio. Comprendiendo que esta lucha cultural violentaba las bases de la misma construcción de sus culturas, procuró una transición armónica a la libertad. Y lo logró. De hecho la instancia de los "siervos de la tierra" era una etapa de transición que permitió adaptar a la cultura los principios cristianos. Estos caricaturizados "servos de la gleba" no eran esclavos sino hombres libres con muchísimos derechos ante su señor.

Una vez erradicada de la Europa cristiana la lacra de la esclavitud vemos aparecer en el Renacimiento (renacimiento de vicios y doctrinas paganas por entonces casi extintas) una esclavitud incipiente que era manejada por musulmanes y comercializada por hebreos en complicidad de cristianos ambiciosos. Las condenas son reiteradas y repetidas.

Corrían esos mismo años cuando la Divina Providencia dio a los cristianos reinos de España y Portugal la noble misión de evangelizar y civilizar las recientemente descubiertas tierras de América. Imbuidos de esta tarea, los monarcas instruyeron a sus exploradores instrucciones precisas sobre la ejecución de la obra. Y al regreso de Colón con los primeros indígenas, la Iglesia dicta la bula Inter Coetera. En ella el calumniado Alejandro VI da el fundamento jurídico a la conquista de América: son donadas las tierras a las coronas siempre y cuando sea predicada la santa fe católica a sus habitantes. Esto excluirá la reducción a condición servil. El año es 1493, es decir, se prohíbe la esclavitud ¡a un año del descubrimiento y a la sola llegada de algunos de sus naturales!

 

La Reina Isabel la Católica dispone en su testamento en los mismos términos el cuidado de la misión española: "Concedidas que nos fueron por la Santa Sede Apostólica las islas y la tierra firme del mar Océano, descubiertas y por descubrir, nuestra principal intención fue la de tratar de inducir a sus pueblos que abrazaran nuestra santa fe católica (...) suplico (...) recomiendo (...) y ordeno (...) que no consientan que los nativos y los habitantes de dichas tierras conquistadas y por conquistar sufran daño alguno en sus personas o bienes, sino que hagan lo necesario para que sean tratados con justicia y humanidad y que si sufrieren algún daño lo repararen"

De aquí que la evangelización americana haya sido tan armónica por la parte católica y tan cruenta por la protestante. Ésta última perseguía a los misioneros, calumniaba a los españoles y portugueses (muchas de esas caricaturas forman hoy parte de la enseñanza oficial de historia en los colegios), exterminaba a los indígenas y les esclavizaba. No es menos cierto que algunos cristianos, imbuidos por los principios liberales y masónicos de la época, se sumaron a la siniestra operación.

No pasan muchos años y en 1537 S.S. Pablo IV ratifica de forma tajante la prohibición de la esclavitud. San Pío V vuelve a condenarla en 1568. Las palabras que el Papa Urbano VIII utiliza en su condena de 1639 son cáusticas: "semejante y abominable comercio de hombres". No pasan muchos años para que S.S. Benedicto XIV fulmine con sus decretos a los cristianos que cooperen con esta abominación. Junto con estas brillantes intervenciones que corroboraban lo dictado por el clero en general, vemos aparecer a santas y santos que plasman en forma concreta el amor cristiano por la gente que sufría estas formas de persecución y violencia.

Sin embargo en muchos lugares del mundo se reimplantó la esclavitud y la misma América vio gemir en su seno a pueblos cargados de cadenas. La conquista protestante y la influencia liberal hacían estragos entre los americanos, aún cuando tenía la forma n de comercio legal sino de tráfico de esclavos.

La esclavitud hoy

A comienzos del siglo XXI persiste esta práctica abolida ya nominalmente por todos los gobiernos del mundo. Hoy adquiere, incluso, ribetes más crudos y desalmados. La esclavitud hoy se nos presenta bajo las figuras de Vasallaje, trabajos forzados, explotación infantil, matrimonios forzosos, prostitución obligada, servidumbre doméstica y hasta de esclavitud religiosa. Y las principales víctimas son los niños, las mujeres y los desvalidos.

Sudán, el mayor país de África, es un cruento pero elocuente ejemplo del problema. Allí el gobierno pro-musulmán ampara el secuestro y esclavización de los cristianos del sur. Éstos son torturados y vendidos como mercancía en los mercados internacionales. La ONG suiza Christian Solidarity International trabaja reuniendo fondos para pagar el rescate de los cristianos perseguidos. Muchos han cuestionado esta medida de fuerza por considerar que así se aumenta la demanda de esclavos y el número de secuestros aumenta. Pero el hecho es que hasta ahora se ha probado como la única forma concreta de libertarlos. La campaña de la Prof. Bárbara Voguel y de sus alumnos - que renunciaron a sus almuerzos y regalos de Navidad para poder pagar el rescate de cristianos en Sudán- tampoco tuvo mayores resultados pese a las miles de firmas y las presiones ejercidas en torno al gobierno de Clinton. Para hoy ya dos millones de personas han muerto en este país africano. Una cifra que supera a todas las víctimas de Kosovo, Ruanda, Somalía y Chechenia juntas.

La ONG suiza ha liberado ya a mas de 11 mil esclavos contemporáneos. Hoy está ofreciendo 50 dólares por persona a través de un intermediario árabe en el norte del país. Se calcula en más de cien mil las personas sometidas a esclavitud y su precio equivale al de dos cabras.

En Ruanda la situación no es mejor. Amnistía Internacional ha denunciado en mas de 8 mil los niños sometidos a esclavitud por el "Ejército de Resistencia del Señor". Esta práctica se mantiene por la aceptación social en muchos países: Mauritania mantiene más de 90.000 esclavos hoy en día.

Y es desde Togo donde se trasladan los menores a Ghana, Costa de Marfil, Burkina Faso y otros países del continente africano . Los infantes serán utilizados como sirvientes, soldados o concubinas. Países como Tailandia los destinan a comercio sexual en tanto que la India, Pakistán o Birmania (hoy Myanmar) los explotan al servicio de industrias como esclavos trabajadores. Se ha extendido, por lo mismo, la práctica de falsas adopciones que confieren toda clase de "usos" sobre el pequeño cedido por la familia original.

Tal parece ser que la modernidad nos ha traído como retroceso moral y cultural prácticas aberrantes que parecían extirpadas de la tierra.

Algunas razones del problema

Usualmente la raíz que fundamenta esta práctica tiene dos orígenes: el económico y el religioso. Como ya hemos venido comentando en nuestra revista, las persecuciones religiosas contemporáneas recuerdan y superan a las de los primeros tiempos. El cristianismo hoy es perseguido en casi todo el mundo.

Y si es perseguido cruentamente, también lo es silenciosamente con el abandono de sus principios y la erradicación de sus valores.

La realidad de la esclavitud contemporánea también es económica, y originada por la avaricia, codicia y desesperación.

En muchos países la esclavitud se transmite de generación por generación, de modo que los hijos resultan esclavos por la deuda de sus padres o abuelos. Los dueños pueden alquilarlos o venderlos a otros esclavistas como pago de una deuda. Hoy en día la mano de obra más barata del mundo se consigue en países como Brasil, la India, Pakistán, Nepal, Filipinas, Indonesia, Perú, Paraguay y Bolivia, donde esta esclavitud es empleada no sólo en el mundo rural, sino también en canteras, fábricas de alfombras y textiles, precongelados y artículos de cristal. Aquí los niños son entregados en forma de pago como mano de obra gratuita. Sobran los comentarios sobre las condiciones de vida infrahumana en que la que sobreviven algunos años. En Nigeria y la India más del 90% de los esclavos son mujeres y la mitad son niños, todos privados de derechos. En Filipinas y Bangladesh carecen incluso de dominio de su vida y cuerpo. Por otra parte, en Europa y Norteamérica son utilizados para explotaciones carnales y mano de obra barata. En el resto de América se les destina a trabajos riesgosos o insalubres.

En España la situación vuelve recurrentemente a la opinión pública cuando se destapa el problema de la trata de esclavos subsaharianos. Allí se les compra por un puñado de pesetas y se les emplea para prostitución y obra de mano. De no cumplir con la esclavitud, los dueños tienen derecho de darle muerte al desdichado y a toda su familia en África.

Estas escenas que parecen sacadas de un libro del siglo XIX es la realidad más patente del siglo XXI. Si bien organizaciones humanitarias calculan en 200 millones las personas sometidas a esclavitud, las cifras entregadas en el último informe del investigador Kevin Bales nos sitúan en 27 millones de esclavos. El comercio se realiza desde el mercado musulmán de pueblos subsaharianos hasta modernas redes de internet.

Esclavitud postmoderna

Pero aunque parezca curioso, la influencia de la religión también moderaba esa práctica injustificable. Para el esclavista antiguo, la transacción le confería cierta legalidad, el costo de adquisición de un esclavo era alto, se le mantenía de por vida y se le hacía trabajar un período determinado de horas. Además las "fuentes" proveedoras de esclavos eran escasas. La esclavitud postmoderna se mantiene al margen de la ley, adquiere por precios ínfimos, no existe contemplación por la explotación a la que se le somete y por tanto su "rentabilidad " es muy altísima, no se le adquiere por toda una vida sino que se le considera material descartable (usar y tirar) y las "fuentes" de abastecimiento de esclavos es abundante.

Precisamente en este escenario ingresan los emigrados marginales, los ilegales que pueblan silenciosamente los países más desarrollados. De este tipo de "materia prima" se componía el cargamento que la prensa rechazó por carecer de los registros "dramáticos" que requería la noticia sobre chicos esclavos.

En Tailandia las familias entregan en venta a sus hijas. Es más: el 28% del ingreso familiar proviene de la venta de hijos. Una hija equivale a un televisor, ese tipo de bien "de nueva primera necesidad sicológica" para los campesinos orientales. Sólo en Berlín hay más de 5.000 niñas prostitutas tailandesas y el número de personas esclavizadas derivadas a este y otro tipo de usos aumenta cada día en las sociedades de países primermundistas.

Magnitud de un problema silenciado

Según comentábamos en principio, los cálculos más conservadores sitúan a 27 millones de personas bajo el yugo de la esclavitud en sentido tradicional. Extendido el concepto a los diferentes modos de esclavismos, desde los económicos hasta los legales, la situación de supervivencia inhumana se extiende a más de 200 millones de personas. Todo esto sin considerar las formas de vida que rayan en la esclavitud, ya sea por las condiciones laborales, ya por las sociales a las que se encuentran sometidos como víctimas de sistemas que toleran todo tipos de libertades para el mal y ninguna para la práctica y protección de la virtud y de los buenos.

En esto resalta una nueva diferencia con los esclavistas del pasado. Por ejemplo, hoy en día los traficantes de esclavos comercian con gente de su misma raza y pueblo. Y si antes reñían con la ley, en la actualidad corrompen al poder e ignoran sus normas, se deshacen de toda relación con el esclavo, lo utilizan y reemplazan por otro más productivo. El desdichado queda abandonado, desprotegido e incluso ignorado – sino castigado por su ilegalidad – por la ley.

La extensión de esta práctica – ilegal en todo el mundo pero consentida por la corrupción de los poderes estatales – es directamente proporcional a las necesidades de los clientes cómplices del esclavismos. Ya sea por necesidades de producción casi gratuita, por demandas de la descomposición moral de los pueblos o por intimidación religiosa, esta práctica ha dejado de ser una aberración propia de pueblos bárbaros o neo bárbaros. Hasta hace unos años eran conocidos apenas los casos africanos o de los barcos chinos cargados de esclavos que manufacturan productos marinos o textiles frente a las costas de los países que adquieren sus trabajos a precios infames y que terminan destruyendo la industria y el trabajo nacional.

En este momento personas como el lector se encuentran esclavizadas e impedidas de toda condición humana. En República Dominicana mueren en las colectas de caña de azúcar, en Cuba trabajando para el estado totalitario, en Brasil para la industria de Acero, en Colombia para el narcotráfico o las minas de esmeraldas, en Tailandia para prostitución e industria pornográfica.

En los casos de Mauritania o el ya citado Sudán la esclavitud toma tono religioso y se esclaviza a cristianos para servicios domésticos y agrícolas. En el civilizado Estados Unidos más de 45 mil mujeres y niños son introducidos anualmente para servicios sexuales, domésticos o industriales insalubres.

Dadas las características actuales de los esclavistas, familias enteras, incluyendo los chicos y ancianos, se están viendo atrapadas como obreros para poder pagar deudas generadas por facturas médicas, gastos funerarios o malas cosechas.

¿Cómo es posible esto? Sus compromisos económicos son inflados a través de precios exorbitantes de alimentos o simplemente por la usura. Por esta razón la esclavitud puede prolongarse por generaciones. Las condiciones económicas exasperantes y la desaparición de las formas armónicas de organización social (abandono del campo, hiperconcentración en las capitales, separación de las vocaciones con los empleos, etc.) vienen a ser el caldo de cultivo que favorece el surgimiento y expansión de las nuevas colonias de explotadores.

Cristianos esclavistas

El surgimiento de las conversiones masivas al mahometanismo por parte de la población de raza negra norteamericana contribuyó a reforzar el mito de los "cristianos blancos esclavistas". Su punto culminante llega cuando el boxeador Cassius Clay se transmuta de protestante a miembro de los "Musulmanes Negros", esa poderosa organización de la que se guarda un estricto silencio y contra la cual el Estado carece de medios de control. Con esto la prensa y el cine reanudan una campaña anticristiana que presenta como a los musulmanes como los grandes amigos y protectores de este grupo étnico.

Pero lo que parece se ha olvidado en este nuevo mito es que es en la zonas musulmanas donde la esclavitud – contra todo acuerdo internacional – se encuentra regulada y socialmente aceptada. Es allí donde la shâria, el código de leyes emanadas directamente del Corán, libro sagrado que contiene las enseñanzas y revelaciones conferidas a Muhammad (Mahoma). Según el profeta, el creyente puede suavizar la esclavitud, pero no abolirla.

Y he aquí lo más curioso para el mito: que las temibles razzias musulmanas caen y esclavizan precisamente a sus hermanos musulmanes negros. En el caso de Mauritania, por ejemplo, está enraizada la separación entre negros y blancos, esclavos y amos, trabajadores y ociosos, abid y beydane. Las mujeres beydane no realizan ningún trabajo doméstico, este se reserva a esclavas negras de por vida, y es común que los amos acudan al campo a tomar el té servido por los negros mientras observan el trabajo de los esclavos sentados a la sombra. Asimismo, se han descrito castigos y torturas para los esclavos rebeldes, desde atarlos a la joroba de un camello deshidratado que cuando bebe mata a los desdichados al hincharse, hasta introducir insectos por los oídos descoyuntando las extremidades, enterrarlos en la arena al sol atados de pies y manos, o poner brasas ardientes entre las piernas. La única alternativa para los esclavos es fugarse. Reconocemos, con todo, que el Corán considera meritorio liberar a los esclavos que abandonan su fe para convertirse al mahometanismo y que los reformistas musulmanes contemporáneos luchan por una reinterpretación de la ley que consienta la libertad de todos y reconozca los derechos humanos de los infieles.

Hasta hoy se enseña en las escuelas que prácticamente la única forma de esclavismo fue la americana, que se pinta con siniestros colores. Y este acento mitificador se agudiza en esta apología de los musulmanes y satanización de los cristianos negreros.

¿Cuántos de los lectores saben que más de 30 millones de negros fueron arrancados de sus hogares y cargados de cadenas para ser utilizados en el mundo musulmán entre los siglos VII y XX? Hasta finales del siglo XIX en Zanzíbar había 200 mil esclavos para 300 mil habitantes.

¿Niega esto la esclavitud en América? No, por el contrario, vuelve la luz de la indignación sobre todos los calvinistas holandeses, los luteranos alemanes y los anglicanos británicos que mantenían formidables compañías esclavistas. También sobre los condenados católicos portugueses y españoles condenados por la Iglesia ya al año del descubrimiento y fulminados constantemente por el papado. Estos precursores e hijos de la revolución francesa actuaron en perfecta comunión de espíritus con los otros enemigos declarados de la Esposa de Cristo. Fue el siniestro y revolucionario Napoleón quien restableció la esclavitud en las cristianas colonias francesas. Y no faltará culpa sobre los mismos musulmanes y los animistas africanos que se encargaban del secuestro y transporte hacia los puertos de los negros capturados. Esto con la cooperación de muchos jefes de tribus que comerciaban con sus hermanos de sangre y desdichados súbditos. A quien le extrañe esta circunstancia deberá recordar las empresas esclavistas que montaron los mismos esclavos de color liberados a fines del siglo XIX aprovechando sus experiencias bajo las cadenas.

No deja de ser curioso que aquellos esclavos liberados por norteamericanos por esas mismas fechas y que fueron implantados en 1822 en la inventada república de Liberia (de aquí su nombre) esclavizaron y someten actualmente a sus mismos hermanos de color por considerarlos "inferiores"

Si enfocamos este trabajo sobre el drama histórico de la esclavitud, lo enfatizamos en ella como drama moderno. Quisimos romper el silencio, abandonar la molicie que embarga los espíritus saturados de malas noticias, encausar la indignación para pedir a Dios que traiga a nosotros Su Reino y para rogar al lector que tome una actitud activa de denuncia, protesta y compasión.

Quiera la Divina Providencia hacer florecer dentro de tantas pastorales y organizaciones eclesiásticas humanitarias, tan centradas en la redención de los  sufrientes y marginados, alguna que se ocupe públicamente de nuestros hermanos cautivos y esclavizados por los infieles, así como de tantos otros reducidos a esta condición. Y que esa fuerza redentora sea una voz enérgca y viril que proclame la verdad y conceda la libertan ansiada por quienes gimen esperando este gesto de parte nuestra y de toda la Iglesia. ¿Cuándo llegará su hora? Confiemos en María Santísima, bajo la advocación de la Merced, que sea pronto porque ellos tampoco pueden esperar.

A los pies del Divino Infante rogamos su protección sobre estos débiles y desvalidos que carecen de santos como otrora que generosamente consagraron sus vidas para protegernos o rescatarnos de la esclavitud.

2002.

 

+++

 

P: Ha dicho que los Reyes Católicos han sido los mejores monarcas que ha tenido España. De estas decisiones: ocupación de un continente entero que no nos pertenecía, asesinato de millones de indígenas, esclavización de otros tantos, imposición de nuestra cultura y religión, expulsión de los judíos, ¿cuál es que más le ha gustado?

R: El trato a los indígenas como súbditos y no como esclavos (a diferencia de otras potencias), la prohibición de la esclavitud de aquellos que habían sido reducidos a ese estado por Colón, la unificación de la cultura de casi todo un continente en el que las luchas tribales eran feroces, la inclusión de ese continente en la esfera occidental, la consumación victoriosa de la lucha secular contra el Islam... hay más pero me falta espacio.2003. 03.28 – Dr. César Vidal.-

 

+++

 

1416 – La Croacia católica auspició abolición de la esclavitud - Croacia

 

El Pontífice en la homilía rindió homenaje a la tradición de libertad y de justicia de esta república marinera en los siglos XV y XVI, que después pasó al imperio austriaco, y que ya en 1416, antes que muchos Estados, abolió la esclavitud.

S. S. JUAN PABLO II – CROACIA. 2003-06-06

 

+++

 

El Occidente cristiano engendra lenta,

más realmente un:

Occidente acabó con la esclavitud

 

Por Daniel Rodríguez Herrera

 

Si pensamos en el término esclavitud, lo más probable es que acudan a nuestra mente imágenes de plantaciones del sur de Estados Unidos con negros cantando sus penas mientras recogen el algodón, incitados por el chasquido del látigo del capataz. Es decir, los malvados occidentales, o mejor, los malvados norteamericanos, esclavizaron a los pobres negros africanos. Lo cual, indudablemente, es cierto. No obstante, estamos hablando de una nota al pie en la historia de la esclavitud, una institución que ha acompañado a la Humanidad desde siempre y hasta hace muy poco.

 

En lo relacionado con la esclavitud, lo realmente excepcional de Occidente es que fue la civilización que acabó con ella. Thomas Sowell da cuenta de su historia en Black Rednecks and White Liberals.

 

Para hacernos una idea de lo poco que se sabe de la historia real de la esclavitud basta recordar que la misma palabra esclavo proviene de eslavo en infinidad de lenguas, entre ellas la nuestra y... la árabe. No fue el racismo lo que dio lugar a la esclavitud: los europeos esclavizaron a los habitantes de los Balcanes seis siglos antes de que el primer negro llegara a América; los asiáticos esclavizaron a otros asiáticos, los africanos a otros africanos, los indios americanos a otros indios americanos. Etcétera.

 

La razón por la que África fue la principal fuente de esclavos para América y Europa al final de la era de la esclavitud reside en que carecía de sociedades que le permitieran defenderse, así como en las presiones de la Iglesia Católica para que no se esclavizara a gentes que profesaran el cristianismo. Sin embargo, no existía ningún movimiento ni pensador importante que, con Lincoln, dijera: "Si la esclavitud no está mal, es que nada está mal". Incluso la utopía de Tomás Moro incluía esclavos. Era algo que existía, que había existido siempre en todas las sociedades del mundo, y sobre lo que no se reflexionaba demasiado.

 

El primer movimiento antiesclavista nació en Gran Bretaña en 1787, durante una reunión de doce personas "profundamente religiosas". En esa época el Imperio Británico encabezaba el comercio de esclavos. Liderados por cristianos y financiados por empresarios conservadores, los antiesclavistas promovieron un debate que nunca antes había existido. Unas décadas más tarde, lograron que el Parlamento británico prohibiera, primero, el tráfico de esclavos y, más tarde, la esclavitud; y, finalmente, que el Imperio Británico, en pleno apogeo, impusiera tales prohibiciones al resto del mundo.

 

Aunque poco a poco los demás países occidentales fueron prohibiendo la esclavitud, fuera de Occidente la abolición se impuso a sangre y fuego, gracias a la enorme superioridad tecnológica y militar de aquéllos. El imperialismo, especialmente el británico, fue la herramienta que sirvió para destruir el comercio de esclavos y reducir la preeminencia del esclavismo en todo el mundo. Barcos británicos entraban en aguas de Brasil para hundir barcos de esclavistas, y se amenazó al Imperio Otomano con hacer lo mismo con los suyos si no aceptaba la prohibición. Posteriormente los norteamericanos erradicarían la esclavitud de Filipinas; los holandeses, de Indonesia; los rusos, de Asia Central, y los franceses, de sus colonias africanas y caribeñas.

 

Fuera de Occidente no había nadie que entendiera muy bien esa fobia a la esclavitud. En el Imperio Otomano afirmaban que era una institución crucial para la vida y los hábitos de la población. Los maoríes la veían como algo sin importancia, una más de sus costumbres. El gobernante de Zanzíbar se negó a prohibir el esclavismo por miedo a perder la lealtad de sus súbditos. Si en Brasil, el último país occidental en abolir la esclavitud, hubo grandes demostraciones de alegría en las calles el día de la emancipación, en muchas zonas del Imperio Otomano hubo una revolución cuando el sultán prohibió el tráfico, que no la posesión, de esclavos.

 

Generalmente, los multiculturalistas afirman que se debe tratar a todas las culturas por igual porque carecemos de un marco objetivo que nos permita evaluarlas, aunque en la práctica eso les sirve de excusa para denigrar a la civilización occidental y exaltar a todas las demás. Una de las herramientas a las que más recurren es a la historia de la esclavitud, o, más exactamente, a la escasa "memoria histórica" de la gente, que sólo recuerda la de Estados Unidos porque es la que aparece en las películas. Sin embargo, si algo hay que muestre la enorme superioridad de la cultura occidental sobre las demás es, precisamente, la historia del fin de la esclavitud, una imposición de Occidente al resto del mundo. 2007-01-24

[…Así como Grecia y Roma, las grandes democracias de la actualidad: USA y UK se desarrollaron sobre la base de la esclavitud, como oportunamente acoto el censurado Maestro Schopenhauer. La diferencia fundamental es que los antiguos nunca establecieron una esclavitud basada en raza y religión]…

-.-

 

Reescribir la historia

Sr. Director: Si, lamentablemente vivimos una era deconstruccionista que se gesta a partir de la revolución francesa, continua con la hegemonía comercial Inglesa y finaliza con la repartición del mundo en la conferencia de Yalta 1945, en la que dos estados ateos materialistas: USA y la USSR se repartieron no sólo los recursos naturales sino también la población bajo el seudónimo de “mercados”. Es bien sabido que el demonio no sólo corrompe, también quiere ser adorado. Con el control de los medios de difusión mundiales, las “democracias occidentales” (que no son ni democracias ni occidentales), las finanzas, la pseudo cultura del siglo XX, y los mecanismos manufacturadores de premios que abarcan la gran gama de actividades humanas acotada por los Nobels y los Oscares y los Mardi Grasses en el centro, lo único que resta para ser adorados es rescribir la historia.

La historia debe ser reescrita por una simple razón, si bien el actual status quo se basa fundamentalmente en la estupidez humana, un recurso natural inexhaustible, tarde o temprano alguien va a contrastar el pasado con el presente llegando, inevitablemente, a la conclusión que el Rey esta desnudo. Así como Grecia y Roma, las grandes democracias de la actualidad: USA y UK se desarrollaron sobre la base de la esclavitud, como oportunamente acoto el censurado Maestro Schopenhauer. La diferencia fundamental es que los antiguos nunca establecieron una esclavitud basada en raza y religión.

Los faros de la libertad de los siglos XIX y XX explotaron sin ningún escrúpulo la mano de obra barata “ofrecida” por personas de raza negra hasta que la ecuación económica hizo más conveniente “liberarlos” y usar personas indocumentadas de raza marrón, en otras palabras, invisibles para un gran daltónico estado democrático. No vaya ser que alguien empiece a abrir viejos closets y descubra de dónde salió la plata de los Rothchilds, Guggenheims, Kennedys, Bushes, Rhodams, entre muchas otras personalidades. Por lo tanto, y en beneficio de la brevedad podemos concluir sin margen de error que la reescritura de la historia es consecuencia natural del siglo corrupto y de los entertainers.

Norberto Triemstra. hispanidad.com 2007-01-24

 

+++

 

 

1562 – PROTESTANTES. - Catecismo de Heidelberg (calvinista-luterano). España conquista Filipinas. Masacre de los hugonotes en Vassy, comienza las guerras de religión en Francia. John Hawkins –protestante inglés- trafica esclavos entre Guinea y las Indias Occidentales (compitiendo con los portugueses), {el comercio de esclavos con los protestantes americanos.}

 

+++

 

Durante más de un siglo, Portugal monopolizó el comercio gracias a la colaboración indispensable de los comerciantes árabes –MUSULMANES del norte de África, que desde siglos, enviaban esclavos de África central a los mercados de Arabia, Irán y la India.

 

+++

 

Dos millones de niños sufren abusos en el mundo,

según Save the Children – Esclavitud hoy en África…


L. R. S.

MADRID- Casi dos millones de niños son víctimas de abusos como prostitución, pornografía infantil o turismo sexual según Save the Children, mientras que 1,2 millones de niños son víctimas de este tipo de tráfico cada año y el número aumenta.
   La organización humanitaria ha realizado un informe titulado «Las pequeñas manos de la esclavitud» donde denuncia que millones de niños en todo el mundo son sometidos a trabajos forzados. El documento menciona las formas de tráfico infantil, como explotación sexual, trabajo en minas o los niños soldados o combatientes, los matrimonios forzados y la esclavitud doméstica. La organización añade que un millón de niños arriesgan sus vidas en minas en más de cincuenta países de África, Asia y América del Sur.
   Según el informe, 300.000 niños menores de 15 años trabajan como soldados en al menos trece países.
Cerca de 11.000 niños en la República Democrática del Congo están detenidos por grupos combatientes. El matrimonio forzado* es una de las formas de esclavitud más extendida, puesto que niñas de tan sólo cuatro años son obligadas a vivir con sus maridos, añade el informe.
   Situaciones precarias
   «Save the Children» añade que millones de niños en todo el mundo son obligados a trabajar hasta quince horas al día en el servicio doméstico, mientras que muchos son golpeados, se les priva de comida y son víctimas de abusos sexuales.
   La directora ejecutiva de la organización Jasmine Whitebread dijo que la «esclavitud infantil no es un fenómeno histórico, sino una dura realidad para millones de niños en países ricos y pobres». «Estos niños son tratados como mercancía, pueden ser prestados o vendidos a otros dueños sin advertencia y viven en terribles condiciones de humillación o abuso», agregó Whitebread.
   La organización informa de esta situación al cumplirse hoy el bicentenario de la ley británica que abolió el comercio de esclavos. «Los gobiernos de todas partes, incluido el Reino Unido, no hacen lo suficiente para responder a la situación de los niños atrapados en condiciones inhumanas», afirmó Whitebread. «Los líderes de todo el mundo y donantes internacionales tienen que actuar de manera urgente ante esta alarmante situación», subrayó la directora ejecutiva. 2007-03-25-‘ABC’ESP.

*(incluyendo tantos países a ley mahometana – musulmana).

 

+++

 

La sharia –ley y derecho mahometano- entra en lo que definimos como: tiranía, esclavitud, despotismo, avasallamiento, sumisión, vejación, subyugación, dominación, dominio, abuso.-

 

+++

 

 

TRAFICO DE ESCLAVOS AFRICANOS NEGROS

POR MAHOMETANOS CAPTURADOS Y VENDIDOS

 

La presencia del negro-africano en España es muy antigua, pero creció con la invasión árabe porque una gran parte de los ejércitos bereberes musulmanes, estaban reforzados con tropas de esclavos negros mahometanos, que desempeñaron un gran papel en el desarrollo de los enfrentamientos bélicos. Según la crónica Rawd al-Qirtas, escrita por un letrado de Fes en el primer tercio del siglo XIV, para la batalla de las Navas de Tolosa (1212) “el grueso del ejército se componía de 300.000 hombres; los negros {mahometanos}, que iban delante de él en la guerra y que formaban su guardia (la de Al-Nasir, el jefe), eran 30.000”. Para este autor, las mejores riquezas de los benimerines, nombre genérico dado a los invasores árabo-africanos, “eran los caballos, los camellos y los negros”.

Vese perfectamente la práctica de la esclavitud y el tráfico de esclavos por parte del poder mahometanos que esclavizaban y comercializaban a otros musulmanes.

En la relación de otras batallas que se describen en la misma crónica, como la de Santarem (1184) o la de Alarcos (1195) de signo favorable a los árabes, se hace referencia a la relevante intervención de los negros. La mayor parte de éstos se quedaron en España, muchos continuaron en su condición servil {de trabajo bajo o humilde, pero no en calidad de esclavos}, formando parte de las tropas y otros consiguieron su libertad y se instalaron en diferentes tierras cristianas o lugares liberados del yugo islámico, desempeñando alguna actividad. Ocasionalmente, aparecen en relatos literarios y en crónicas cuando protagonizan algún hecho destacable; también de forma más esporádica y rara se detecta su semblante en algún cuadro o conjunto escultórico, dando un tono de exotismo y de anécdota a toda la escena.

El negro pasa así más o menos “desapercibido”, hasta que los portugueses comenzaron los descubrimientos africanos de la vertiente atlántica, en la segunda mitad del siglo XV. Aunque su intención primera fue el comercio del oro y de las especias, pronto se dieron cuenta de que ambos productos no eran tan abundantes como habían pensado, y, para amortizar los gastos de armadura, recurrieron al comercio de esclavos, comercio consistente en comprar y transportar al esclavo.

Tales esclavos eran capturados por hacendados negros y musulmanes en su inmensa mayoría, que hacían comercio vendiéndolos a los compradores [cristianos] e intermediarios que disponían de embarcaciones y transporte. Esto indica la enraizada práctica de la esclavitud en el mundo africano y aumentada bajo los seguidores de Mahoma que abastecían el fructífero comercio de esclavos hacia la península arábica como hacia el norte de África. Dicho comercio rendía conspicuamente si eran féminas adolescentes, y hasta niñas que servirían a los apetitos -bajo un solo hombre macho mahometano- del harem.  

 

El cronista portugués Zurara narra cómo el infante don Enrique envió durante más de doce años expediciones para sobrepasar el cabo de Bojador, y no se conseguía este objetivo; pero añade inmediatamente que “no se volvían sin honra”, porque “unos iban a la costa de Granada y otros corrían por el mar de Levante hasta que capturaban muchas presas de infieles con las que se volvían honradamente para el reino” (Crónica de Guiné, cap. VIII).

Se reglamentó el comercio, según la necesidad que había de mano servil en las tareas colonizadoras. El primer comercio oficial de esclavos africanos en Europa tuvo lugar el 8 de agosto de 1444 en Lagos (Portugal). Allí se vendieron 235 cautivos traídos en la expedición de Lanzarote: “Comenzaron los marineros a traer sus barcos y a sacar aquellos cautivos para llevarlos donde se les mandara; puestos en aquel lugar, era una cosa maravillosa ver que entre ellos había algunos de razonada blancura, hermosos y apuestos; otros, menos blancos, parecían pardos; otros tan negros como etíopes, tan desaliñados en sus caras como en sus cuerpos... parecían vivas imágenes del hemisferio más bajo” (Ibidem, cap. XXV).

-.-

“Conocereisdeverdad.org” no se identifica necesariamente con todas las opiniones y matices vertidos por los autores en los artículos aquí publicados, sin embargo, estima que son dignos de consideración en su conjunto.

 

+++

 

 

Seis mil esclavos liberados en Sudán 2002

 

Rescatados por «Christian Solidarity International»

 

Sudán, país islamizado forzosamente, aplicando obligatoriamente a toda la populación de toda creencia, la ignominiosa ley de la ‘sharía mahometana’

 


ROMA, 22 abril 2002- Seis mil esclavos han sido liberados en Sudán mediante la acción realizada por la organización humanitaria «Christian Solidarity International» (CSI).

Unas semanas después de completar una audaz misión de redención de esclavos, CSI ha vuelto a Sudán el 6 de abril para un viaje de investigación. Esta vez se sumaron a la expedición el profesor de la Tufts University Tommy Calvert y la reverenda Gloria White Hammond, ministra protestante de la Iglesia Bethel AME en Boston.

Durante el viaje, la red de rescatadores árabes del CSI, que arriesgan sus vidas para rescatar mujeres y niños, lograron la redención de 3.000 esclavos. Otros 3.000 esclavos fueron liberados voluntariamente por sus amos, como parte de un acuerdo de paz propiciado por CSI entre las tribus árabes y africanas.

«Ha habido muchos momentos en los que me sentí agobiado --dijo Hammond a su regreso--. Pero me sentí muy animado por esta gente que, a pesar de lo que les está sucediendo, tienen amor por la vida y desean reconstruir sus comunidades».

Mientras estuvo en Sudan, Hammond, que es también pediatra, prestó atención médica a los esclavos, desfigurados por los abusos de sus propietarios.

Calvert describió su encuentro con un chico de 11 años al que había sido cortada la nariz por perder una vaca. Otros casos que pudo testimoniar son el de un muchacho que había sido golpeado de tal manera que su espalda deformada está empezando a bloquear sus pulmones; y las docenas de chicas adolescentes que han sido violadas por bandas y mutiladas genitalmente.

«Me encontré con víctimas de algunas de las peores atrocidades del mundo», indicó.

En 1999, Calvert lanzó una campaña de llevada a cabo por estudiantes que tiene por objetivo las empresas que invierten en Sudán, en particular contra Talisman Energy, una petrolera canadiense cuya asociación con el Gobierno sudanés alimenta las incursiones para hacer esclavos y el genocidio.

En respuesta a la protesta organizada por Calvert, el fondo de pensiones de profesores TIAA-CREF, el más grande fondo del mundo, abandonó sus inversiones en Talisman.

El 11 de abril, Calvert pudo ver de primera mano la destrucción realizada por los campos de petróleo, mientras que el equipo del CSI redimía a 700 esclavos en la región petrolífera de Alto Nilo Occidental.

«En respuesta a nuestras protestas en contra de estas inversiones en Talisman afirmaba siempre que la vida era buena en torno a sus torres de perforación --subrayó Calvert--. Pero justamente yo me encontré con cientos de mujeres y niños que pedían algo diferente. Los inversores occidentales deben comprender que sus acciones en Talisman financian directamente un genocidio contra civiles africanos. Invertir en Talisman es invertir en terrorismo».

«Volveré a Sudán con un ministro, un físico, un activista y una madre --revela Hammond--. Tenemos que explorar más el trauma físico y psicológico sufrido por las mujeres esclavizadas, así como el proceso de reintegración en sus comunidades cuando vuelven a casa». ZS02042203

 

+++

 

 

Corea del Norte ‘comunista’: un país de esclavos-2002/2006

 

La dictadura estalinista de Kim Jong Il explota hasta la muerte a 200.000 norcoreanos en diez campos de concentración ocultos para Occidente

 

 Hasta ahora, los campos de concentración de Corea del Norte pertenecían sólo al territorio de la leyenda, ya que nadie había podido comprobar su existencia. Sin embargo, unas fotografías de satélite obtenidas por el prestigioso semanario «The Far Eastern Economic Review» han demostrado que el régimen estalinista de Pyongyang sigue esclavizando a su gente. El Gobierno de Seúl afirma que 210.000 norcoreanos son esclavos.

 

C. Serrano - Madrid.-
Se sospecha que, desde hace años, las agencias de espionaje de EE UU y Corea del Sur cuentan con abundantes pruebas sobre la existencia de estos campos de concentración, pero son reacias a hacerlas públicas. Ante la imposibilidad de conseguir evidencias en Washington o Seúl, «The Far Eastern Economic Review», el semanario de negocios líder en Asia, se puso manos a la obra para demostrar al mundo cómo viven los norcoreanos tras medio siglo de dictadura.
   Encargaron a DigitalGlobe, una empresa estadounidense que consigue imágenes por vía satélite, que fotografiara unas coordenadas en el montañoso noreste de la península coreana, cerca de la frontera con China. Se trataba del Campamento 22, uno de los mayores del país. El reportero John Larkin llevó entonces las instantáneas a Ahn Myong Chol, la única persona que ha escapado, con certeza, de tan siniestro lugar, que no ha sido visto jamás por ojos extranjeros y se encuentra escondido entre la accidentada orografía. «Sin duda es él», afirma convencido Ahn mientras mira la foto y señala con un dedo la carretera por la que consiguió huir a China.
   Ahn tiene ahora 33 años, y escapó del país-prisión hace ya ocho. Desde entonces ha dedicado su vida a contar por todo el mundo las penurias que viven sus compatriotas bajo el opresivo régimen de Pyongyang. Fuentes del espionaje en Seúl calculan que hay unas 210.000 personas trabajando como esclavos para las granjas, minas y factorías estatales en la decena de campos de concentración de Corea del Norte. Según el testimonio de Ahn, el Campamento 22 (conocido como Hoeryong) aloja a 50.000 personas apiñadas en un conjunto de cabañas en las que pueden llegar a hacinarse hasta 30 personas por celda.
   El terrible conjunto represivo de la tiranía de Kim Jong Il es completado por una valla electrificada de tres metros coronada con alambre de espinos, así como un perímetro plantado con minas y todo tipo de trampas para el que intente huir. Camuflados en varios lugares hay piezas de artillería antiaérea.
   Las razones por las que una persona puede ser condenada a pasar el resto de su vida en uno de estos infernales «gulags» son tan diversas como arbitrarias, hasta el punto de que hay personas que han dado con sus huesos en el Campamento 22 por romper la portada de un periódico en el que aparecía una foto del tirano Kim. O simplemente por ser familiar de alguien considerado contrario al régimen, ya que Kim Il Sung (padre del actual dictador) estableció un decreto que condenaba al exterminio a tres generaciones de la familia «enemiga del socialismo».
   Los condenados a cadena perpetua saben que no saldrán nunca de los límites de la inmensa jaula. Cuando mueren por enfermedad o vejez son enterrados en los terrenos del mismo campamento. Una sentencia de vida y muerte. En ocasiones, los esclavos son conducidos a través de polvorientos caminos hasta la mina de carbón de Chungbong, donde muchos mueren exhaustos, en gran medida por culpa de las míseras raciones de comida que reciben, y el resto perece por los golpes de los violentos guardias.

LA RAZÓN. 7 DICIEMBRE 2002- ESP.

Nota: Y el silencio de los «comunistas» se hace cómplice una vez más, ante una conducta inhumana.

Y los ecologistas, verdes y la gama de tantos colores, dónde están?

Sólo la Iglesia clama misericordia, justicia y perdón!

¿Quién la oye y se solidariza ante tal reclamo noble y humano?

 

+++

 

Cientos de jóvenes negras violadas por negros en Zimbabue en una campaña de «depuración política»

LONDRES.

Cientos de jóvenes, muchas de ellas menores de edad y próximas a opositores del régimen de Robert Mugabe, están siendo violadas o recluidas en campos aislados por los partidarios del presidente de Zimbabue, en el marco de una campaña de «depuración política», según publicaba ayer el «Sunday Telegraph», informa Afp. El dominical, que durante un mes se dedicó a investigar estos hechos y tuvo ocasión de entrevistar a varias víctimas, afirmó que esos campos han sido instalados en zonas rurales del país, sobre todo en el este, con el objeto de satisfacer a los jóvenes militantes del régimen y a la policía antidisturbios. Las chicas, algunas de ellas niñas de tan sólo doce años, sufren violaciones colectivas, a veces en presencia de miembros de sus familias. Otras víctimas permanecen en el campo, donde sirven de «concubinas» a los militantes, según denunciaba el «Sunday Telegraph». En la información, Frances Lovemore, responsable de la organización de defensa de derechos humanos Amnai Trust, aseguraba que se trata de una práctica habitual en el país: «Niñas, a veces de apenas 12 y 13 años, son sistemáticamente secuestradas y violadas por las opiniones políticas que se atribuyen a sus familias». Además de los abusos sexuales y las torturas que tienen que soportar las indefensas víctimas, en la mayoría de los casos las jóvenes acaban siendo condenadas a muerte; «En un país en el que el 38 por ciento de la población es seropositiva, la violación es a menudo el inicio de una condena a muerte», explica el autor del artículo.

Los defensores de los derechos humanos creen que estos reiterados abusos forman parte de un programa puesto en práctica para matar o aterrorizar a los opositores del presidente Mugabe, que fue reelegido en circunstancias polémicas el pasado mes de marzo. Al menos 59 personas han sido asesinadas en Zimbabue desde principios de año por motivos políticos, y otras miles torturadas, violadas e intimidadas, según asociaciones de defensa de los derechos humanos. ABC. XVI. VIII. MMII

 

+++

 

 

Casi un millón de nuevos «esclavos»

en Myanmar – 2002 – BIRMANIA

 

El artículo llama la atención sobre el fenómeno de la esclavitud en Birmania (hoy Myanmar). Allí, de acuerdo con los movimientos internacionales en favor de los derechos humanos, los militares obligan a casi un millón de personas a trabajar en la construcción de puentes, carreteras o vías férreas; todo ello a cambio de un poco de arroz. Según El Mundo, al principio afectaba sólo a los prisioneros, después a las minorías étnicas, y al final a cualquier ciudadano desafortunado.
El Mundo [
http://www.elmundo.es ], 12.05.2002 -ZSR02051831

 

+++

 

Un foro buscó en Roma liberar a los

«nuevos esclavos» - 2002

 

700.000 personas caen al año en redes de traficantes


ROMA, 16 mayo 2002- Unas 700.000 personas caen cada año en las redes de los traficantes de seres humanos, en gran parte mujeres y niños destinados a la explotación sexual, según ha denunciado una conferencia internacional celebrada en Roma.

Representantes de la Santa Sede y embajadores acreditados ante el Vaticano, junto a expertos de 35 países, han buscado entre el 15 y el 16 de mayo estrategias eficaces para acabar con la que han definido «nueva esclavitud» del siglo XXI.

Este macabro comercio, que incluye el tráfico de menores destinados al trabajo infantil en condiciones inhumanas o de muchachas de países pobres engañadas con falsas promesas de trabajo y forzadas a la prostitución, mueve en todo el mundo entre 5.000 y 7.000 millones de dólares anuales, ha revelado el foro.

En la Conferencia, que llevaba por título «La esclavitud del siglo XXI - La dimensión de los derechos humanos en el tráfico de seres humanos», han participado, además, representantes policiales, de organismos internacionales, de organizaciones no gubernamentales, y de instituciones religiosas unidas contra uno de los negocios ilegales de mayor crecimiento mundial.

La iniciativa ha sido promovida por miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede, por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, por los Consejos Pontificios para la Justicia y la Paz y par la Atención Pastoral de los Emigrantes, y por la revista «Inside the Vatican».

No faltó el testimonio, en ocasiones dramático, de las víctimas de este tráfico inhumano. Como Mikela, una joven de 18 años de Rumanía, quien perdió a sus padres a los 13 años y a quien su novio vendió en Milán (Italia) a una banda de la mafia albanesa.

Comenzó entonces el verdadero infierno de Mikela, que se vio obligada a prostituirse en un «night club», en el que ninguno de los centenares de clientes tuvo piedad de ella a pesar de que no era más que una niña.

Después fue vendida a un rumano y luego a un albanés que la pegaba. Tras caer enferma de anorexia fue comprada por un italiano por 3 mil euros (2.730 dólares) quien la segregó en una habitación donde recibía a los «clientes» día y noche.

«Durante dos años no vi la luz del sol», recuerda Mikela, hasta que alguien informó a la policía italiana de su situación. Los agentes la confiaron después a la comunidad Juan XXIII, fundada por el padre Oreste Benzi, que ahora le ha permitido reconstruirse una vida.

«Nadie es inmune a esta plaga. Todos estamos envueltos, como países de procedencia, tránsito o destino de estos nuevos esclavos», declaró el Embajador de EE. UU. ante la Santa Sede, James Nicholson, quien ha animado esta iniciativa.

El diplomático señaló que las nuevas formas de explotación no difieren mucho de cuando los africanos en el siglo XIX eran capturados para trabajar en plantaciones del continente americano.

Según los datos ofrecidos en el foro romano, en diversos países, como Liberia, Mauritania, Sierra Leona y Sudán perviven formas «clásicas» de esclavitud, en las que los menores son vendidos para el trabajo doméstico o reclutados para combatir a la fuerza.

En las plantaciones de la selva amazónica brasileña existen unos 25.000 trabajadores forzados, según las organizaciones católicas.

Miles de muchachas procedentes de Madagascar, Filipinas o el Magreb trabajan en casa de las familias pudientes de Kuwait o Arabia Saudí sin ningún tipo de protección.

La región del Sudeste asiático es batida sin cesar por traficantes sin escrúpulos en busca de «mercancía» barata para los prostíbulos de Bangkok, uno de los destinos favoritos del turismo sexual.

Datos del Congreso de Estados Unidos revelan que en ese país se «importan» cada año unas 50.000 mujeres destinadas a la prostitución, mientras que en Italia existen cerca de 70.000 prostitutas, en su mayor parte extranjeras, en un fenómeno que se ha visto acrecentado por el derrumbe del bloque soviético en Europa del Este.

Entre otras formas de explotación denunciadas figura el caso de Myanmar, en donde al menos un millón de civiles son obligados por el Estado a trabajar en la construcción de carreteras y puentes, o China, en donde los detenidos se utilizan también como mano de obra gratuita.

En su intervención en los debates, el secretario vaticano para las relaciones con los Estados, el arzobispo Jean Louis Tauran, advirtió ante el «pecado colectivo» que supone el pervivir de la esclavitud en el mundo de hoy, un hecho posible gracias a «la indiferencia y el silencio».

Tauran pidió a los líderes políticos «voluntad política para terminar con esta lacra» y el castigo para los responsables de las mafias organizadas dedicadas a este comercio.

En un mensaje a los participantes en el encuentro, Juan Pablo II solicitó a la comunidad internacional la creación urgente de instrumentos jurídicos «eficaces» para luchar contra el tráfico de seres humanos (C

 

+++

 

 

Desmantelado un taller que «empleaba»

como esclavos  a nueve súbditos chinos

 

Esclavitud entre chinos - 2003

I. BLASCO

MADRID. Cada operación policial realizada contra los talleres clandestinos que funcionan en Madrid descubre un auténtico cuadro de los horrores en cuanto a la situación de insalubridad en que se desarrollan las interminables jornadas a que son sometidos sus empleados.

El último taller textil desmantelado en la capital de España por las Fuerzas de Seguridad no es una excepción. Sus nueve trabajadores, todos inmigrantes ilegales chinos, eran obligados a confeccionar prendas de vestir durante dieciocho horas al día bajo temperaturas cercanas a los 50 grados en un auténtico «zulo» que se situaba en un edificio abandonado de la calle Pedro Callejo (Puente de Vallecas), compuesto por un local bajo y dos pisos, cuyas vetanas, carentes de cristales, estaban tapadas con colchones y trapos.

Día y noche

El detalle más escabroso de la escena con que se toparon los agentes responsables de la intervención, que hubiera firmado el Dickens más descarnado, quizá sea el del agujero que los responsables del taller practicaron en el patio interior del inmueble y por el que obligaban a acceder a sus puestos a los empleados con el objeto de evitar las miradas indiscretas de la Policía y de los vecinos de la zona, que sólo intuían por el ruido que en el interior del edificio se funcionaba día y noche a pleno rendimiento. Los nueve trabajadores sorprendidos en el taller durante la operación, realizada por agentes del MIP II de la Comisaría de Puente de Vallecas y por miembros de la Policía Municipal, fueron detenidos por inmigración ilegal, mientras otro ciudadano chino, Binnguang H., tenido por el dueño del taller clandestino y acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores, ya ha pasado a disposición judicial.

Este es el segundo taller clandestino regentado por ciudadanos chinos en Madrid que «revienta» la Policía en los últimos días, después de que la pasada semana fuera desmantelado otro local en Latina en una intervención realizada por los efectivos de la comisaría de ese distrito y en la que fue detenida una ciudadana de nacionalidad china como responsable del negocio ilícito, también centrado en el sector textil. 2003-06-17 ABC. ESP.

 

+++

 

 

Es la nueva esclavitud – 2002.

 

La inmigración ilegal y el crimen organizado serán realidades inseparables,

según Interpol - Es la nueva esclavitud – 2002.

 

CRUZ MORCILLO, PABLO MUÑOZ. MADRID

Interpol lo tiene claro: el fenómeno de la inmigración ilegal y el de la delincuencia organizada serán insperables en los próximos años. Las mismas redes que trafican con drogas y armas lo harán también con seres humanos, aprovechando así las rutas. Y lo que es aún más inquietante: aumentará «drásticamente» el número de personas que mueren cuando intentan entrar en Europa.

Identificar plenamente la inmigración con la delincuencia es un gran error, pero no mayor que ignorar los análisis de los distintos servicios policiales, que advierten de la más que preocupante evolución del fenómeno. El último aviso lo lanzan los expertos de Interpol, que alertan de que en los próximos cinco años las redes delictivas pasarán a controlar el transporte ilegal de seres humanos, que quedará definitivamente unido al tráfico de drogas y de armas. Como consecuencia de ello, los grupos más «profesionales» se abrirán paso en detrimento de los «amateur», que hasta ahora se dedicaban a esta actividad.

Los últimos informes, a los que ha tenido acceso ABC, precisan que Europa seguirá siendo vulnerable a la inmigración ilegal y destacan que los Estados candidatos a entrar en la UE serán los puntos de destino para las redes que se dedican a esta actividad. Las cifras más conservadoras apuntan a que cada año entran de forma ilegal en los países de la UE medio millón de personas, y para poder combatir este fenómeno en alza no basta con respuestas policiales, sino que también hay que adoptar decisiones políticas de gran calado, como las que en estos momentos estudian los distintos gobiernos.

La 14 K

Asia será el origen de la mayor parte de los inmigrantes ilegales hacia Europa, que no sólo es una zona de destino sino también de tránsito. Las mafias chinas son y serán las más activas -la Triada 14 K, que tiene su base de operaciones en Amsterdam, es la que controla este tráfico hacia el Viejo Continente-, aunque ya participan en estas actividades grupos de otras nacionalidades, como iraquí, iraní, paquistaní y cingalesa. La presencia de importantes comunidades de esas naciones en los distintos Estados es, sin duda, un buen reclamo para que continúe esa inmigración ilegal, y la inestabilidad política y económica en la zona favorecerá el fenómeno. Obviamente, en el caso de España la presión de la inmigración irregular procederá del norte de África, y ya dentro de Europa se mantendrá del este al oeste.

La situación previsible para los próximos cinco años es, según los analistas de Interpol, cuando menos preocupante. Consideran que las redes que trafican con seres humanos se beneficiarán de que la respuesta policial de los Estados es previsible y, por ahora, no lo suficientemente contundente. Continuará y se reforzará el uso de grandes embarcaciones de altura, como la que llegó a Italia en marzo del año pasado con un millar de inmigrantes a bordo y que provocó la declaración del estado de emergencia en la zona. Cada vez más, las Fuerzas del Orden se verán obligadas a realizar sus operaciones en medio de amenazas de los mafiosos de arrojar al mar a las víctimas o bien de quemar los navíos. Interpol es tajante, pues pronostica un aumento «drástico» del número de muertos en estas circunstancias, lo que afectará especialmente a Italia, España y Grecia. No obstante, las rutas terrestres, sobre todo las de los Balcanes, seguirán siendo empleadas por las organizaciones para la entrada a Europa occidental.

Falsificación de documentos

Las policías europeas ya han comenzado a detectar que las redes de inmigración ilegal están en manos de grupos que se dedican a otras actividades del crimen organizado, en especial el tráfico de drogas y armas. La tendencia se acentuará en el futuro, y las mismas rutas serán empleadas para las diferentes formas de delincuencia. Existen igualmente vínculos entre la inmigración clandestina y la falsificación de documentos de viaje, tal como se ha demostrado en recientes operaciones. Los últimos avances tecnológicos ayudarán a perfeccionar la calidad de las documentaciones falsas. En esta materia, son una vez más las mafias chinas las grandes especialistas, hasta el punto de que se han localizado fábricas dotadas de todos los avances técnicos que surten de «papeles» a los inmigrantes. Su gran calidad hace que sean particularmente difíciles de detectar por la Policía. La corrupción de funcionarios y el robo de documentos auténticos son otras de las vías utilizadas por las mafias.

Los grupos mafiosos de África occidental desempeñan ya, y en el futuro lo harán con más fuerza, un papel importante en el tráfico de drogas -cocaína y heroína, y posiblemente éxtasis-, y de seres humanos en Italia, Países Bajos, Francia, Gran Bretaña y Alemania. Además, estas organizaciones han empezado a actuar en el tráfico de vehículos robados mediante su compra fraudulenta, así como en delitos como la corrupción de funcionarios y la falsificación de documentos. En Estados Unidos, han llevado a cabo sofisticadas estafas amparándose en lagunas legales.

Muy profesionales

Actúan dentro de Europa y mantienen fuertes vínculos con sus lugares de origen, además de con Asia y América. Juegan con la ventaja de que aún es difícil realizar investigaciones de forma conjunta por los distintos países del Viejo Continente. Se trata asimismo de redes innovadoras y muy profesionales. Descritas por algunos expertos como la «internet humana», adoptan diversas formas de organización, como grupos independientes, asociaciones momentáneas entre faccioness para un determinado asunto, o bandas con una rígida estructura jerárquica. Los analistas de Interpol advierten a los Estados europeos que las redes mafiosas de África occidental podrían estar intentando infiltrarse en círculos de influencia para cometer fraudes en departamentos estatales o en empresas.

En definitiva, el fenómeno de la inmigración ilegal, que no se detendrá dada la necesidad de las personas de escapar de la situación de pobreza e incertidumbre política de sus países, sólo se podrá combatir mediante actuaciones conjuntas con las autoridades de las naciones de partida. Urge, pues, aumentar la colaboración con esos Estados, no sólo desde el punto de vista policial, sino también económico y político. La ecuación es clara: a mayor desarrollo, menos inmigración ilegal y, a la larga, mayor facilidad para luchar contra la delincuencia que lleva asociada.

ABC. 12. 08. 2002, España

 

+++

 

 

CARTA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
AL ARZOBISPO JEAN-LOUIS TAURAN
CON MOTIVO DE LA CONFERENCIA
INTERNACIONAL SOBRE EL TEMA:
"ESCLAVITUD EN EL SIGLO XXI:


LA DIMENSIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS
EN LA TRATA DE SERES HUMANOS"

 

MAYO 2002. Al arzobispo JEAN-LOUIS TAURAN
Secretario para las Relaciones con los Estados

Con ocasión de la conferencia internacional:  "Esclavitud del siglo XXI:  la dimensión de los derechos humanos en la trata de seres humanos", le pido amablemente que transmita a todos los presentes mi afectuoso saludo y la seguridad de mi íntimo interés personal.

La trata de personas humanas constituye un ultraje vergonzoso a la dignidad humana y una grave violación de los derechos humanos fundamentales. Ya el concilio Vaticano II había indicado que "la esclavitud, la prostitución, la trata de blancas y de jóvenes, así como las condiciones ignominiosas de trabajo en las que los obreros son tratados como meros instrumentos de lucro, no como personas libres y responsables", son "oprobios que, al corromper la civilización humana, deshonran más a quienes los practican que a quienes padecen la injusticia y son totalmente contrarios al honor debido al Creador" (Gaudium et spes, 27). Estas situaciones son una afrenta a los valores fundamentales que comparten todas las culturas y todos los pueblos, valores arraigados en la misma naturaleza de la persona humana.

El alarmante aumento de la trata de seres humanos es uno de los problemas políticos, sociales y económicos urgentes vinculados al proceso de globalización; representa una seria amenaza a la seguridad de cada nación y es una cuestión de justicia internacional impostergable.

Esta conferencia refleja el creciente consenso internacional sobre el hecho de que la cuestión de la trata de seres humanos ha de afrontarse mediante la promoción de instrumentos jurídicos eficaces para detener ese comercio inicuo, castigar a los que se beneficien de él y contribuir a la rehabilitación de sus víctimas. Al mismo tiempo, la conferencia ofrece una significativa oportunidad para una reflexión seria sobre las complejas cuestiones relativas a los derechos humanos planteadas por esa trata. ¿Quién puede negar que las víctimas de ese crimen son a menudo los miembros más pobres e indefensos de la familia humana, los "últimos" de nuestros hermanos y hermanas?

En especial, la explotación sexual de mujeres y niños es un aspecto particularmente repugnante de este comercio y debe considerarse como una violación intrínseca de la dignidad y de los derechos humanos. La irritante tendencia a ver la prostitución como un negocio o una industria no sólo contribuye a la trata de seres humanos, sino que, de por sí, es la prueba de una tendencia cada vez mayor a separar la libertad de la ley moral y a reducir el rico misterio de la sexualidad humana a mero producto de consumo.

Por esta razón, confío en que la conferencia, al abordar las importantes cuestiones políticas y jurídicas que entraña la respuesta a esta plaga moderna, analice también los profundos interrogantes éticos planteados por la trata de seres humanos. Es necesario prestar atención a las causas más profundas de la creciente "demanda" que alimenta el mercado de la esclavitud humana y tolera el costo humano que deriva de él. Un enfoque serio de las cuestiones que implica llevará también a un examen de los estilos de vida y de los modelos de comportamiento, particularmente con respecto a la imagen de la mujer, que generan lo que se ha convertido en una verdadera industria de la explotación sexual en los países desarrollados. De igual modo, en los países menos desarrollados, de los que procede la mayoría de las víctimas, es necesario activar mecanismos más eficaces para prevenir la trata de personas y la rehabilitación de sus víctimas.

Con aliento y esperanza, expreso mis mejores y más cordiales deseos para los trabajos de la conferencia. Sobre los organizadores y sobre todos los participantes invoco de buen grado la abundancia de las bendiciones divinas.

Vaticano, 15 de mayo de 2002

 

+++

 

 

Desigualdad

 

Por Julián Marías, de la Real Academia Española – FILÓSOFO

Publicado en el diario ABC de Madrid, el 7 de noviembre de 1996

 

Es sorprendente cómo ciertas nociones que se han instalado en las mentes, sin reflexionar sobre ellas, sin la menor crítica, impiden comprender aspectos de la realidad que tienen importancia, con frecuencia gran alcance. El "igualitarismo" automático que impera en nuestra época proyecta una doble confusión sobre algo que evidentemente existe y reclama comprensión: la "desigualdad" en la multitud de sus formas.

 

Las actitudes que circulan sobre este asunto se pueden resumir así: se piensa que la desigualdad "no existe"; si se impone la evidencia de su existencia, se concluye que toda desigualdad "es injusta": ¿No valdría la pena examinar en qué consisten las diversas desigualdades, cuál es su origen, en qué medida algunas tienen justificación?

Se usa constantemente la fórmula "los más desfavorecidos"; es evidente que los hay; pero hay que preguntarse quiénes son, en qué y por qué. Leemos u oímos todos los días que un porcentaje mínimo de personas "consume" la mayor parte de la riqueza mundial, mientras que la casi totalidad de la población consume una escasa fracción de ese conjunto. Esto es inverosímil, porque la capacidad de consumo es muy limitada, en todos los órdenes; por ejemplo, nadie puede comer demasiado –aunque sí mejor que otros–, y esa minoría no puede devorar más que una ínfima parte de los alimentos existentes. Cuando se dice que "consumen", en rigor habría que decir "producen" lo que consumen –ciertamente sin igualdad– los demás.

Una desigualdad decisiva, evidente, es la que afecta a las "dotes", biológicas o mentales, de los diversos individuos; con ella hay que contar, condiciona la vida; pero, salvo que tenga causas voluntarias y remediables, "no es una injusticia" en el sentido concreto y comprensible de esta palabra.

Y se suele olvidar otra desigualdad, todavía más importante, que se refiere al "uso" que cada persona hace de esas dotes con las que se encuentra, y que tiene todavía más alcance que las dotes mismas. Y ahí sí interviene decisivamente la responsabilidad de cada uno, la libertad que se pone en juego para orientar la propia vida, el esfuerzo y el acierto de las acciones.

Ahí reside la evidente desigualdad de pueblos y grupos; no en la "raza", en los caracteres étnicos, sino en la conducta, en lo que se hace con las posibilidades existentes. No es indiferente trabajar o no; aprender o abandonarse a la ignorancia, incluso complacerse en ella; exigirse una norma moral o despreciarla; respetar a los demás o mirarlos con hostilidad y procurar hacerles el mayor daño posible. Los resultados difieren enormemente, producen desigualdades "voluntarias" que por lo general se atribuyen a un "destino" adverso. En países en que conviven diferentes minorías, en estados muy desiguales, hay que preguntarse a qué se deben, cuál es su origen, su responsabilidad, sus posibles remedios.

Hay países que han alcanzado razonable prosperidad, un grado aceptable de libertad, seguridad, justicia; otros tienen situaciones desastrosas, en que la vida apenas es vividera; esto no es permanente: han llegado a ese estado desde otros inferiores o tal vez superiores, han conquistado un nivel decoroso o se han hundido en la abyección y el desastre –piénsese en gran parte de África, y en otros lugares–. Hay que preguntarse por qué, si se quiere de verdad poner remedio a las situaciones más atroces e inadmisibles, y no "hacer que se hace", fingir una compasión que no se siente y buscar culpas ajenas donde son propias –o acaso no hay culpas, sino otras cosas, que no parecen interesar a nadie–.

Existe otro tipo de desigualdades que son, podríamos decir, más "finas", que se refieren a la posesión de los recursos de todo tipo con que los individuos o los grupos sociales se encuentran. Pensemos, para mayor claridad, en los países que conocemos bien, que no son, como tantos, un enigma, que tienen una idea del mundo y de la vida que son inteligibles.

Imagínese de qué dispone el occidental, europeo o americano, con diferencias entre los diversos países pero con un fondo común superior a las diferencias. Se trata de sociedades que tienen un grado de organización suficiente para que sea posible proyectar la vida, realizar una vocación o seguir una afición, influir en la marcha del país. Acaso es-tas posibilidades es-tán perturbadas o estorbadas, pero existe la de intentar rectificar o enmendar esos obstáculos.

Ese hombre dispone de un sistema de enseñanza, accesible en diferentes grados, pero al que también puede renunciar, y lo hace en muchos casos, causando así una grave desigualdad voluntaria. Tiene una lengua que le permite la comunicación con porciones desiguales del mundo, en la que puede leer números de libros cuyo volumen y calidad son incomparables. Cada individuo, o cada comarca, o cada grupo, puede tomar posesión de esa riqueza o renunciar a ella, vivir en un mundo dilatado y lleno de posibilidades o confinarse voluntariamente en un espacio angosto, que condicionará su "realidad", y no sólo la suya individual sino la colectiva, la suya y la de sus descendientes. La superioridad o inferioridad alcanzadas serán obra suya, se habrán hecho lo que han querido ser.

En el mundo actual este espectáculo es constante. Se ve en muchos lugares una extraña voluntad de enquistamiento, de empobrecimiento, que puede conducir a una esclavitud elegida, querida, impuesta por los mismos que la padecen, o provocada por algunas minorías a las que primero no se resiste y después se sigue con fanatismo.

Sería apasionante aclarar cuáles son las desigualdades que existen en la humanidad actual. Pero ello requeriría buscar su contenido concreto, su origen, el grado en que dependen de circunstancias ajenas a la voluntad –y el de su posible modificabilidad– o de la voluntad propia, o ajena aceptada con sumisión, cobardía o simple inercia.

Es patético ver cómo grupos ávidos de dominio fingen "defender" a porciones sociales, minorías étnicas o lingüísticas, modalidades religiosas o que se llaman tales, con el resultado de despojarlas de lo que es suyo, porque les pertenece o está a su alcance, para constituir reductos inferiores, con recursos muy pobres, y que por eso son fácilmente manipulables.

Todavía persiste en algunas porciones del mundo la esclavitud en el sentido tradicional de esta palabra; lo más grave es que hay formas nuevas de esclavitud, a las que van siendo sometidas porciones de la humanidad actual. Y el instrumento capital y más eficaz es la provocación de las desigualdades evitables, que por ello son efectivamente injustas.

 

+++

 

No tenemos en nuestras manos la solución a los problemas del mundo. Pero... frente a los problemas del mundo tenemos nuestras manos.

 

+++

 

 

TERESA SOLA, UNA POBRE MUJER;

TERESA CON DIOS, UNA POTENCIA.

TERESA DE JESÚS. ÁVILA.

-.- 

P: Ha dicho que los Reyes Católicos han sido los mejores monarcas que ha tenido España. De estas decisiones: ocupación de un continente entero que no nos pertenecía, asesinato de millones de indígenas, esclavización de otros tantos, imposición de nuestra cultura y religión, expulsión de los judíos, ¿cuál es que más le ha gustado?


R: El trato a los indígenas como súbditos y no como esclavos (a diferencia de otras potencias), la prohibición de la esclavitud de aquellos que habían sido reducidos a ese estado por Colón, la unificación de la cultura de casi todo un continente en el que las luchas tribales eran feroces, la inclusión de ese continente en la esfera occidental, la consumación victoriosa de la lucha secular contra el Islam... hay más pero me falta espacio. 2003-03-29 – CÉSAR VIDAL. DR. EN HISTORIA ANTIGUA.

 

+++

 

San Policarpo (69-155) obispo y mártir en la naciente Iglesia Católica - Carta a los Filipenses; SC 10, pag. 214-217; 221

 

“Igual que me han perseguido a mí, os perseguirán a vosotros.” (Jn 15,20)Hermanos míos, permanezcamos siempre sólidamente unidos a nuestra esperanza y a la prenda de nuestra justificación, a Cristo Jesús... Imitemos su paciencia y si padecemos por causa de su nombre, démosle gracias. Este es el modelo de vida que él nos ha presentado y en el que nosotros hemos creído. 
       Os exhorto a todos a obedecer a la palabra de justicia y a perseverar en la paciencia que habéis contemplado con vuestros propios ojos, no únicamente en el bienaventurado Ignacio, Zósimo y Rufus, sino también en otros miembros de vuestra comunidad, y en Pablo mismo y los otros apóstoles. Estad convencidos de que todos estos no han corrido en vano sino animados por la fe y la justicia y que ahora están junto al Señor, en el lugar que él les había prometido por haber sufrido con él. No amaron “el tiempo presente” (2Tim 4,10) sino a Cristo que murió por ellos y que Dios resucitó para ellos...
       Que Dios, el Padre de Nuestro Señor Jesucristo, y él mismo, el Sumo Sacerdote eterno, el Hijo de Dios, Jesucristo, os haga crecer en la fe y en la verdad, en toda dulzura y sin cólera, en paciencia y longanimidad, perseverancia y castidad. Que os conceda tener parte en la herencia de los santos y a nosotros juntamente con vosotros y a todos los que viven bajo el cielo y creen en Nuestro Señor Jesucristo y en su Padre que lo ha resucitado de entre los muertos. Orad por todos los santos. Pedid por los reyes y autoridades, orad por los que os persiguen y os odian y por los enemigos de la cruz. Así el fruto de vuestra vida será visible a todos y seréis perfectos en el Señor Jesucristo.

 

+++

 

SAN JOSÉ - Protector y custodio fiel

"La norma general que regula la concesión de gracias singulares a una criatura racional determinada es la de que, cuando la gracia divina elige a alguien para otorgarle una gracia singular o para ponerle en un estado preferente, le concede todos aquellos carismas que son necesarios para el ministerio que dicha persona ha de desempeñar.

Esta norma se ha verificado de un modo excelente en San José, padre putativo de nuestro Señor Jesucristo y verdadero esposo de la Reina del universo y Señora de los ángeles. José fue elegido por el eterno Padre como protector y custodio fiel de sus principales tesoros, esto es, de su Hijo y de su Esposa, y cumplió su oficio con insobornable fidelidad. Por eso le dice el Señor: «Siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor».

Si relacionamos a José con la Iglesia universal de Cristo, ¿no es este el hombre privilegiado y providencial, por medio del cual la entrada de Cristo en el mundo se desarrolló de una manera ordenada y sin escándalos? Si es verdad que la Iglesia entera es deudora a la Virgen Madre por cuyo medio recibió a Cristo, después de María es San José a quien debe un agradecimiento y una veneración singular.

José viene a ser el broche del Antiguo Testamento, broche en el que fructifica la promesa hecha a los Patriarcas y los Profetas. Sólo él poseyó de una manera corporal lo que para ellos había sido mera promesa.

No cabe duda de que Cristo no sólo no se ha desdicho de la familiaridad y respeto que tuvo con él durante su vida mortal como si fuera su padre, sino que la habrá completado y perfeccionado en el cielo.

Por eso, también con razón, se dice más adelante: «Entra en el gozo de tu Señor». Aun cuando el gozo eterno de la bienaventuranza entra en el corazón del hombre, el Señor prefirió decir: «Entra en el gozo», a fin de insinuar místicamente que dicho gozo no es puramente interior, sino que circunda y absorbe por doquier al bienaventurado, como sumergiéndole en el abismo infinito de Dios.

Acuérdate de nosotros, bienaventurado José, e intercede con tu oración ante aquel que pasaba por hijo tuyo; intercede también por nosotros ante la Virgen, tu Esposa, madre de aquel que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén."

De los Semones de san Bernardino de Siena, presbítero; Sermo 2, de S. Ioseph: Opera 7, 16. 27-30.

Oración

Dios todopoderoso, que confiaste los primeros misterios de la salvación de los hombres a la fiel custodia de San José, haz que, por su intercesión, la Iglesia los conserve fielmente y los lleve a plenitud en su misión salvadora. Por nuestro Señor.

 

+++

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

Dios confió los animales a la administración del que fue creado por él a su imagen (cf Gn 2, 19-20; 9, 1-4). Por tanto, es legítimo servirse de los animales para el alimento y la confección de vestidos. Se los puede domesticar para que ayuden al hombre en sus trabajos y en sus ocios. Los experimentos médicos y científicos en animales, si se mantienen en límites razonables, son prácticas moralmente aceptables, pues contribuyen a cuidar o salvar vidas humanas.

 

 

Gracias por venir a visitarnos

“Conocereisdeverdad.org = CDV” no necesariamente se identifica con todas las opiniones y matices vertidos por autores y colaboradores en los artículos publicados; sin embargo, estima que son dignos de consideración en su conjunto. ‘CDV’

Sin imposturas ni ocultamientos:

La Espada del islam – Autor ‘Roberto PAYNE’

Biblioteca universal – Caralt-editor- Sta.Amelia 22,Barcelona-España

España Frente al Islam - De Mahoma a Ben Laden -Dr.historiador

don César VIDAL-Ediciones - ‘La esfera de los libros’.

 

JEAN GUITTON: ‘APRENDER A VIVIR Y A PENSAR’. 

Encuentro (Madrid), 2007, 94 páginas.

 

S. S. Benedicto XVI [al siglo: RATZINGER JOSEPH] sus obras imprescindibles

para aprender a conocer la IGLESIA fundada por Cristo hace 2000 años:

 

SER CRISTIANO EN LA ERA NEOPAGANA’ Ed. Encuentro

LA IGLESIA’, una comunidad siempre en camino

INTRODUCCIÓN AL CRISTIANISMO’ Ed. Sígueme

DEMOCRACIA EN LA IGLESIA. ED. San Pablo´

FE, VERDAD Y TOLERANCIA. Y religiones en el mundo. Ed. Sígueme

+

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).