Monday 27 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > España - 1492 - 29º Bolivia indios Incas religiones ancestrales, Ceuta Melilla


"Tal se te finge en tácita conjura,
siempre a tu Dios y a tu pasado extraña,
siempre como te urde y desfigura
diabólica y masónica patraña,
jamás sincera, entera y verdadera:
¡fundada en Cristo por misión de España!"

 

+++

 

“La utopía de volver a dar vida a las religiones precolombinas, separándolas de Cristo y de la Iglesia universal, no sería un progreso, sino un retroceso. En realidad sería una involución hacia un momento histórico anclado en el pasado”.

Papa Benedicto XVI en la Conferencia de Aparecida. 2007.

 

+++


04 diciembre - En 1546, el español Juan de Villarroel funda la ciudad de la Villa Imperial de Potosí en la actual Bolivia, famosa por sus minas de plata, que será en el s. XVII una de las ciudades más grandes del mundo y hasta dará nombre a una moneda muy valiosa que justifica el dicho “vale más que un potosí”. Su riqueza fue tal que se dice que para la procesión del Corpus Christi de 1658 se sustituyó el empedrado de las calles hasta la Iglesia de los Recoletos por barras de plata.


+++



 

ÁNGELES ARCABUCEROS* – El arte indígena en la pintura virreinal de América empezó a tener fuerte impronta a partir de 1680. El arte mestizo colonial floreció con pinturas religiosas  en los siglos XVII Y XVIII. Anteriormente el arte americano había estado en manos de pintores europeos y criollos que seguían las pautas artísticas del Viejo Continente. Fueron los mestizos e indios los que plantearon unas nuevas formas artísticas que llevaron a un sincretismo entre lo europeo y lo americano, en las escuelas del lago de Titicaca, de La Paz, Sucre o Potosí (Bolivia). Los ángeles de Calamarca, a 60 kilómetros de La Paz, de autor anónimo, son jóvenes y barbilampiños y van vestidos en unos con trajes de corte y en otros con indumentaria militar muy rica.

*Arcabuz. (Del fr. arquebuse, y este del hakebus, de bus, caja, y hake, gancho; cf. al. Hakenbüchse).1. m. Arma antigua de fuego, con cañón de hierro y caja de madera, semejante al fusil, que se disparaba prendiendo la pólvora del tiro mediante una mecha móvil colocada en la misma arma.

 

+++

  


LAS MINAS DEL POTOSÍ.
Descubiertas por casualidad por el indio Gualca, fueron explotadas por Don Juan de Villarroel y sirvieron de fuente de riqueza para la empresa de la conquista, aunque nuestro país fue solo un lugar de paso de un tesoro que financió nuestra política exterior.

 

+++


1609 – 11 de septiembre. Felipe III decreta la expulsión de los moriscos de Valencia y Castilla, que tantos problemas estaban causando a la convivencia con los cristianos y judíos.


+++


Bolivia - laguna colorada

 

Entrevista MARÍA SAAVEDRA - profesora de la Universidad San Pablo-CEU*


"Los movimientos indigenistas son directamente

promovidos por los ideólogos de orientación

marxista-leninista"


ACTUALIDAD | El nuevo presidente de Bolivia, Evo Morales, es el último dirigente político hispanoamericano llegado al poder que mantiene el discurso de que el descubrimiento y la conquista de América por los españoles constituyeron “un genocidio”. Minuto Digital ha hablado con la doctora María Saavedra, profesora de Historia de América del Instituto de Humanidades Ángel Ayala CEU sobre ese genocidio

 

Ángel arcabucero - escuela cuzqueña-

Entrevista MARÍA SAAVEDRA

"Hablar de genocidio para referirse a la actitud que los españoles adoptaron con los nativos americanos es, cuanto menos, un error de conocimiento histórico"

María Saavedra, profesora de la Universidad San Pablo-CEU

Minuto Digital: 30.01.2006

El nuevo presidente de Bolivia, Evo Morales, es el último dirigente político hispanoamericano llegado al poder que mantiene el discurso de que el descubrimiento y la conquista de América por los españoles constituyeron “un genocidio”. En Venezuela, Hugo Chávez promovió el derribo de una estatua de Cristóbal Colón y en Lima se retiró la estatua de Francisco Pizarro, fundador de la
ciudad. Minuto Digital ha hablado con la doctora María Saavedra, profesora de Historia de América del Instituto de Humanidades Ángel Ayala CEU sobre ese genocidio

¿Cuál era la situación de los indios cuando llegan los españoles?, ¿vivían en una especie de paraíso?

Hablar de genocidio para referirse a la actitud que los españoles adoptaron con los nativos americanos es, cuanto menos, un error de conocimiento histórico. Un genocidio implica la voluntad de acabar con un pueblo borrando en la medida de lo posible su rastro sobre la tierra.
Y si tuviéramos que hablar en términos de intereses, esto estaría muy lejos de los objetivos de la Corona española en América. Pero es que, además, el español demostró con su conducta que no le interesaba en absoluto arrancar del continente americano a su población nativa. ¿Para qué entonces crear escuelas, colegios y muy pronto Universidades?
Recordemos la temprana fecha de fundación de la Universidad de Santo Domingo (1538), seguida muy pronto por las de Lima y México. O la de San Francisco Xavier de Chuquisaca, en Bolivia, creada en 1624.

Pero la razón más importante es que la Corona impulsa la colonización americana con un objetivo prioritario: la evangelización de los indígenas. El problema está en que hay mentes que no tienen capacidad para entender algo tan aparentemente sencillo. Por supuesto que también existían intereses económicos (¿en qué proceso colonizador no los ha habido?), pero no eran ni únicos ni priorizaban sobre los religiosos.

El imperio Inca utilizaba los mitimaes, grupos de población que eran desplazados de su lugar originario por exclusivos motivos de utilidad estatal.
Gente como Felipe Quispe afirma que el imperio inca fue una época de felicidad y armonía entre sus súbditos. ¿Cómo gobernaban los incas?, ¿hubo guerras de conquista, esclavitud?

La región del Kollasuyu, una de las cuatro que formaban el Tahuantinsuyu (territorio dominado por los Incas), que ahora reivindican algunos líderes indígenas como base de un futuro Estado Autónomo Aymara, no era independiente a la llegada de los españoles.

Algo más de un siglo antes, a mediados del siglo XV, la expansión del Imperio iniciada por Pachacuti, había ido imponiendo un férreo control sobre los diferentes pueblos asentados en la región andina. De hecho, la conquista del señorío de los Collas, del tronco lingüístico aymara, fue uno de los logros fundamentales para la consolidación de la hegemonía cuzqueña. La ampliación del Imperio Inca se hizo, como siempre ha sucedido, a base de guerras de conquista y de imposición de las formas de vida de los vencedores. La compleja administración incaica logró tener controlado un inmenso territorio y adaptar las formas de vida de sus habitantes a las
necesidades del Estado. Recordemos la utilización de los mitimaes, grupos de población que eran desplazados de su lugar originario por exclusivos motivos de utilidad estatal, con lo que esto suponía de desarraigo de las comunidades.

 

Máscara ancestral religiosa chilena


Las llamadas ‘religiones ancestrales’ se presentan como cultos pacíficos y hasta ambientalmente sostenibles. ¿Se impuso el cristianismo sólo gracias a la fuerza de las armas o por convencimiento?

Precisamente porque hablamos de “religiones” es imposible hacer una aracterización general de todas ellas, ya que en el mundo andino eran muchos los cultos y creencias que se practicaban antes de la llegada de los españoles. Y sobre todos ellos –sin anularlos- los Incas impusieron el culto oficial al Inti, al Sol, primera divinidad del Estado.

El cristianismo tuvo dos etapas en su expansión. En la primera, la Biblia era acompañada por la espada. Pero tras las críticas suscitadas por eclesiásticos ante el daño que esta conducta podía hacer a las almas, a finales del siglo XVI el rey Felipe II prohibió la conquista armada como medio de difusión del Evangelio. A partir de este momento, el protagonismo evangelizador lo tendrán sobre todo los religiosos de las grandes órdenes misioneras, que, abandonando todo cuidado por su vida y su salud, penetraban en remotas regiones en busca de comunidades que no hubieran oído hablar de la Redención.

Los movimientos indigenistas, con toda su carga de racismo, nacen en la segunda mitad del siglo XX y son directamente promovidos por los ideólogos de orientación marxista-leninista.

 

¿Qué trato han recibido los indios en las épocas virreinal e independiente?

Durante la época de los Virreinatos, el indio recibía exactamente el mismo trato que el resto de los súbditos de la Corona: es decir, un indígena americano recibía la misma consideración que un campesino de Castilla. Con una salvedad: durante años se les consideró “menores de edad” y, por tanto, menos responsables de sus acciones que los nacidos en Europa. Esta situación, lejos de perjudicar al nativo, generó actitudes que, en ocasiones, pudieron pecar de paternalistas, pero que, en todo caso, favorecían en el trato a los nuevos súbditos.

Por otra parte, uno de los grandes monumentos levantados por España en América es el ingente cuerpo legislativo creado para las Indias. Desde las primeras disposiciones de Isabel la Católica, hasta las últimas leyes redactadas por sus sucesores en el Trono (especialmente los monarcas de la dinastía Habsburgo), queda reflejada esa preocupación por el trato favorable que debía recibir el indígena. De hecho, durante años se castigaba con mayor dureza la falta cometida por un español que la del indígena, precisamente por considerar que aún no estaban preparados para asumir en plenitud las cargas derivadas de su incorporación la Corona.

 

 


¿A qué atribuye que el movimiento indigenista esté apoyado por la izquierda, que en su origen quería diluir las diferencias sociales y establecer la igualdad absoluta entre la personas?

Más que apoyado, pienso que es un movimiento inventado por la izquierda. El indigenismo no tiene su huella (aunque muchos lo quieran ver así) en las malas condiciones de vida de los nativos en tiempo virreinal. No, los movimientos indigenistas, con toda su carga de racismo, nacen en la segunda mitad del siglo XX y son directamente promovidos por los ideólogos de orientación marxista-leninista empeñados en crear un caldo de cultivo social en el que prendan unas tendencias que ya no se prolongarían mucho en Europa.

Los Estados iberoamericanos vivieron en aquellas décadas serias crisis políticas acompañadas de situaciones sociales realmente injustas y denunciables. Esta realidad fue aprovechada, repito, por grupos marxistas para promover su praxis de lucha contra el capitalismo. La ‘bestia negra’ eran los Estados Unidos, pero realmente estos son simplemente el blanco más cercano para aquellos intelectuales. Algunos de estos movimientos promovieron grupos guerrilleros (terroristas) que han asolado las regiones campesinas andinas y selváticas durante años, como Sendero Luminoso, responsable de casi 30.000 muertes.

Evo Morales sostiene que él desciende de los pobladores originales de América. ¿Se puede excluir de la identidad americana a los blancos, mestizos, negros y mulatos que llevan también siglos allí o acaban de llegar?

¿Y a quién se refiere cuando habla de los pobladores originales de América? Porque, en último término, el primitivo habitante de América es fruto de una inmigración procedente de Asia. En sentido estricto, no existe población autóctona americana. El empleo de estos términos podría ser calificado de frivolidad, si no fuera porque están cargados de intencionalidad manipuladora y engañosa, tremendamente peligrosa cuando salen de los labios de un gobernante.

Gran parte del continente americano unió su destino al de la Península Ibérica a partir de 1492. Y durante tres intensas centurias se construyó la base de la comunidad iberoamericana: una lengua, una cultura, una religión. Tratar de eliminar este período de la historia es –aparte de imposible- un serio error que crearía una brutal crisis de identidad entre los americanos.

¿Cree que hay posibilidades de que algunos Estados americanos desaparezcan o se dividan?

Pienso que no soy yo la más indicada para hacer análisis acerca del futuro político de las repúblicas americanas. Es cierto que en todo el mundo se están cuestionando modelos políticos que llevan vigentes siglos. Nosotros lo tenemos desgraciadamente muy cerca. Las repúblicas americanas son de muy reciente creación, y su vida independiente ha sido inestable, y en muchos casos incluso turbulenta. En cualquier caso, no creo en la posibilidad próxima de crear Estados indígenas: al fin y al cabo, ¿de qué indígenas hablamos? América es desde hace siglos tierra de intercambios, de mezclas, es una encrucijada y precisamente ahí está una de las riquezas mayores
del continente. Esos supuestos Estados tendrían que prescindir de una parte de su historia, y la selección de la memoria histórica supone siempre renunciar al menos a una parte de la propia identidad. No resulta difícil hablar de autonomías, pero otra cosa es encontrar la base real sobre la que construir esa autonomía y darle una forma política y social solvente.

Agradecemos sinceramente este esclarecedor aporte a: José Ignacio Echaniz 2006-02-02

*[ESTA ENTREVISTA DE CESAR VIDAL es del JUEVES 2006-02-02 a las 10´15.
Se trata de nuestra amiga María Saavedra, la misma que habla de los MOVIMIENTOS INDIGENISTAS en la entrevista de MINUTO DIGITAL que se adjunta].

 

+++


Perú
1. Grandeza y miseria de los incas
JOSE MARIA IRABURU Hechos de los apóstoles de América  

...normas de estos sacrificios (265, 273), y los tocricoc (corregidores) y michoc incas (jueces) debían rendirle cuentas de su fiel ejecución (271).
Antropofagia
No es posible en algunas cuestiones hacer afirmaciones generales acerca del imperio inca, dada su enorme extensión y la relativa tolerancia que mantenía hacia los cultos y costumbres de las tribus sujetas.
Hay, sin embargo, «datos suficientes -escribe Salvador de Madariaga- para probar la omnipresencia del canibalismo en las Indias antes de la conquista. Unas veces limitado a ceremonias religiosas, otras veces revestido de religión para cubrir usos más amplios, y otras franco y abierto, sin relación necesaria con sacrificio alguno a los dioses, la costumbre de comer carne humana era general en los naturales del Nuevo Mundo al llegar los españoles. Los mismos incas que, si hemos de creer a Garcilaso, lucharon con denuedo contra la costumbre, se la encontraron en casi todas las campañas emprendidas contra los pueblos indios que rodeaban el imperio del Cuzco, y no consiguieron siempre arrancarla de raíz aun después de haber conseguido imponer su autoridad sobre los nuevos súbditos».
«Sabemos por uno de los observadores más competentes e imparciales, además de indiófilo, de las costumbres de los naturales, el jesuita Blas Valera, que aún casi a fines del siglo XVI, "y habla de presente, porque entre aquellas gentes se usa hoy de aquella inhumanidad, los que viven 
al extremo norte del imperio incaico (Crónica del Perú cps. 11-12, 19, 26, 28).

Por otra parte, en algunas regiones del imperio inca la antropofagia se hace necrofagia. Cuando Guamán refiere las ceremonias fúnebres propias de los Anti-Suyos, escribe: «son indios de la montaña que comen carne humana. Y así apenas deja el difunto que luego comienzan a comerlo que no le dejan carne, sino todo hueso... Toman el hueso y lo llevan los indios y no lloran las mujeres ni los hombres, y lo meten en un árbol que llaman uitica, allí lo meten y lo tapan muy bien, y de allí nunca más lo ven en toda su vida ni se acuerdan de ello» (N. crónica 292).


iglesia católica en Bolivia

 

Con el encuentro (2002) en la Ciudad de Sucre, la Fundación quiso unirse al gozoso 450 Aniversario de la creación de la Iglesia Particular de La Plata, hoy Sucre. El 27 de Junio de 1552, el Papa Julio III, mediante la Bula "Super Specula", dispuso la erección canónica de la Diócesis de La Plata, a petición del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, dando lugar sucesivamente a numerosas otras iglesias particulares en Argentina, Bolivia, Chile y Perú. Pasó a ser Arzobispado de La Plata, el 20 de Julio del año 1609, con las sufragáneas de La Paz, Santa Cruz de la Sierra, Paraguay, Tucumán y Buenos Aires. Este nombre se mantuvo hasta que, a partir del 11 de noviembre de 1924, se denominó Arzobispado de Sucre, abarcando la casi totalidad del Departamento de Chuquisaca. La diócesis de La Plata tuvo también el nombre de Charcas, por ser el centro de los habitantes "charcas" que vivían en esta zona, aunque este nombre se utilizó más para referirse a los habitantes y a toda la región de lo que hoy constituye el territorio boliviano.

 

En la "implantatio" de esta Iglesia particular, cuando en Europa se celebraba el concilio de Trento, se dieron algunos datos que configuran y encuadran el estilo de aquella seria y profunda evangelización: siete años después de la creación de la Diócesis,  el 12 de junio de 1559, Felipe II creó la Audiencia Real en La Plata; la creación de la Diócesis se adelantó, pues, a la del gobierno civil. Ese mismo año de 1559, la Diócesis de La Plata creaba el "Hospital Santa Bárbara", que ahora cumple 443 años de vida, confirmándose que la Diakonía acompañó a la acción evangelizadora de la Iglesia, en este caso para ayudar y confortar a los seres humanos en sus enfermedades. Junto a estas instituciones, en el año 1624, se fundó la Universidad Real Mayor y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca, por bula de Gregorio XV, culminando la evolución del Colegio que los Jesuitas crearon en 1581, base de esta Universidad de la Compañía de Jesús. Pronto, el Domingo siguiente a la fiesta de Reyes del año 1602, se entronizó solemnemente en la Diócesis la imagen de la Virgen de Guadalupe, pintada expresamente por Fray Diego de Ocaña, en una réplica de la Virgen extremeña. La organización eclesial, el ejercicio de la caridad, la educación e instrucción de la gente y la Virgen fueron los pilares, que aún perduran, de aquella evangelización.

 

 A esto se añade una profunda inculturación: El religioso dominico, Fray Domingo de Santo Tomás, segundo Obispo de esta Diócesis de La Plata, en el antiguo Alto Perú, nombrado por Pío IV, fue uno de los primeros europeos que aprendió a la perfección el idioma keschwa (quechua), escribió la primera gramática y el primer vocabulario de esta lengua: "Gramática o arte de la lengua general de los ´Reynos´ del Perú", publicada en Valladolid en 1560, y el "Vocabulario de la Lengua del Perú", y acabó de edificar la Iglesia Catedral de la ciudad y, sobre todo, "edificó la Catedral del alma de los Indios", como se lee en un escrito de su tiempo, dedicando a ellos la mayor parte de su vida. Asistió al Segundo Concilio Provincial de Lima, cuyo objetivo claro y fundamental fue "la evangelización de los Indígenas", para lo cual dos eran los presupuestos fundamentales que se acordaron y pusieron en práctica: aprender el idioma indígena y promover la formación del clero nativo. Bajo este imperativo, el 13 de enero de 1595, se fundó el actual Seminario Conciliar de San Cristóbal en La Plata (hoy Sucre), con el propósito de formar al clero nativo, propósito y edificio que siguen en pié.

 

+++

isla de Pascua

 

LAS REDUCCIONES JESUÍTICAS DE CHIQUITOS - Bolivia

EN el 2009, año que acabamos de iniciar, se celebrará el IV Centenario de la fundación de las primeras reducciones jesuíticas en Paraguay. 160 años transcurren desde 1609, en que los jesuitas las iniciaron, hasta 1768 en que se produjo su expulsión. Los jesuitas pretendieron crear y organizar un espacio de libertad para el individuo, en contraposición con el encomendero colonial.

En septiembre del 2008 tuve ocasión, durante quince días, de aproximarme a las reducciones de Bolivia, especialmente de la zona de Chiquitos; y a las reducciones guaraníes del Paraguay, precedentes de las bolivianas.

Posiblemente la definición que el Padre Antonio Ruiz de Montoya, en su Conquista Espiritual -1639-, da de las reducciones sea la más idónea: «Llamamos reducciones a los pueblos de Indios, que viviendo a su antigua usanza en montes, sierras y valles, en escondidos arroyos, en tres, cuatro o seis casas solas, separados a legua, dos, tres y más, unos de otros, los redujo la diligencia de los Padres a poblaciones grandes y a vida política y humana, a beneficiar algodón con que se vistan».

La reducción no es original de los jesuitas, aunque fueron ellos los que las desarrollaron. En 1503 -Konetzke, 1953- encontramos «por lo que cumple a la salvación de las ánimas de los dichos indios... es necesario que los indios se repartan en pueblos en que vivan juntamente, y que los unos no estén ni anden apartados de los otros por los montes».


Chiquitos en la historia. Centraré mis comentarios a las misiones ubicadas en Chiquitos, que visité desde Santa Cruz de la Sierra, actualmente la ciudad boliviana con mayor riqueza y potencialidad. La denominación de Chiquitos la formularon los primeros españoles que llegaron a la zona, y observaron que sus intérpretes guaraníes así les llamaban, y por otra parte, les sorprendió el pequeño tamaño de las puertas de sus casas. Chiquitos es un territorio, una provincia, diez pueblos de misiones, un grupo étnico, una cultura, una lengua, un ecosistema... y hoy una vivencia turística excepcional, que se inició en el siglo XVII y aún perdura en nuestros días.

Santa Cruz de la Sierra, fundada por Ñuflo de Chaves en 1561, estuvo ubicada en territorio de Chiquitos hasta que en 1604 fue trasladada hacia el Oeste, fuera del citado territorio, lo que hizo que los indígenas quedaran sin asistencia espiritual. Esta situación motivó que solicitaran a las autoridades españolas la presencia de los jesuitas, que en 1587 establecieron una residencia en la citada ciudad.

Los indígenas que vivían en el área llamada Chiquitos pertenecían a diferentes pueblos con lengua, cultura y costumbres diferentes. Unos eran sedentarios dedicados a la agricultura, y otros nómadas a la caza y a la pesca. Los chiquitos eran muy mayoritarios, de ahí que se unificaran, y hoy día la cultura y la lengua es la chiquitana. El primer pueblo misional fue San Francisco Javier, fundado por el Padre José de Arce el 31 de diciembre de 1691. Desde San Javier se fundaron los demás pueblos: San Rafael -1696-, San José -1698-, San Juan Bautista -1699-, La Concepción -1707-, San Miguel -1721-, San Ignacio -1748-, Santiago -1754-, Santa Ana -1755- y Santo Corazón -1760-.

Los padres jesuitas buscaban el lugar adecuado para fundar las reducciones que se convertirían en pueblos: agua suficiente, tierra fértil y buen clima. Cada pueblo tenía una plaza central con una cruz en medio. A un lado de la plaza se construía la iglesia, el colegio, y los talleres; en los otros lados tres lados se ubicaban las viviendas. A los indígenas se les enseñaba la religión, asistían a la escuela y aprendían artes y oficios. En cada misión había tres o cuatro pueblos indígenas, que recibían el nombre de «parcialidades» con sus caciques y autoridades, con su espacio vital determinado y una población entre tres y cuatro mil personas.


Estructura organizativa. Las misiones de Chiquitos estuvieron formadas por diez pueblos, con dos jesuitas en cada uno de ellos con el objetivo de crear «el reino de Dios en la tierra». La estructura organizativa tenía a su frente un Corregidor nombrado por la Corona entre una terna propuesta por los Padres jesuitas. Las autoridades de cada «parcialidad» eran respetadas y estaban representadas en la estructura, así como el Cabildo formado por doce miembros, así como cristianos ejemplares que desempeñaban varias responsabilidades.

Cada reducción o misión era autónoma. Debía garantizar su alimentación para evitar que los indígenas volvieran a la selva. Cada familia tenía su propio terreno al que destinaba tres días a la semana, y los otros tres a la propiedad colectiva. Tenían espacios para el ganado vacuno, caballar y mular. Del trabajo colectivo se pagaban los impuestos a la Corona, y se facilitaban ayudas a las familias, y para el comercio.

En cada pueblo se desarrolló la música, el canto, la fabricación de instrumentos musicales, la escultura,... Cada comunidad estaba preparada para su defensa, y actuaba en colaboración con las autoridades españolas ante las incursiones de los «bandeirantes» portugueses que deseaban capturar nativos. Las familias tenían arcos y flechas.

Los jesuitas eran, podríamos decir, «los motores» de cada población. Construían, estructuraban, enseñaban a leer y escribir a los niños y niñas..., pero su prioridad era la evangelización a través de la música, el canto, la representación de la vida de Jesús, la celebración de las fiestas... Enseñaron a vivir la vida cristiana, superando supersticiones y costumbres entre ellas la poligamia.

Cuando Carlos III firma en España, en 1767, la expulsión de los jesuitas de sus reinos las misiones/reducciones de Chiquitos estaban en pleno esplendor. Sus 75 años de vida intensa han hecho que su legado haya perdurado hasta nuestros días.

Chiquitos hoy. En su recorrido por Chiquitos el viajero puede disfrutar, como yo tuve la oportunidad de vivir: la cordial hospitalidad chiquitana, aplaudir sus danzas del Sarao y de los abuelos; visitar sus Chozas de Motacú -viviendas típicas-. Ver: tejer una hamaca, moler en tacú o hacer queso. Admirar: las fachadas de las iglesias de San Javier, San Miguel, San Rafael y San José; los Altares Mayores de San Javier, San Ignacio y San Miguel Arcángel; el coro de Santa Ana..., y sobre todo, valorar el amor a la música en la comunidad chiquitana. Desde pequeños aprenden música, cantan, se familiarizan con los instrumentos de cuerda, se integran en coros, conjuntos musicales, orquestas. Es sorprendente que en poblaciones con escasos mil habitantes tengan un coro, una orquesta y varios conjuntos, que participan en el Festival de Música Barroca. Hoy, las reducciones chiquitanas nos permiten revivir un contexto histórico, en muchos aspectos, ejemplar, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

de la Real Academia de Doctores IGNACIO BUQUERAS - Lunes, 12-01-09 ‘ABC’-Esp

 

+++


 

«La escritura de la historia se ve obstaculizada a veces por presiones ideológicas, políticas o económicas; en consecuencia, la verdad se ofusca y la misma historia termina por encontrarse prisionera de los poderosos. El estudio científico genuino es nuestra mejor defensa contra las presiones de ese tipo y contra las distorsiones que pueden engendrar» (1999).
S.S. JUAN PABLO II – MAGNO

 

+++

Mosaicos en Volubilis (Mauritania Tingitana)

 

La historia de la España africana se remonta cuando menos a tiempos del gran Imperio Romano, cuando en el año 69 d.C. el emperador Otón agregó la provincia imperial de la Mauritania Tingitana, que tenía su capital en Tánger (Tingis), a la provincia Bética de la Hispania Ulterior y al convento jurídico de Cádiz, llamándola Hispania Transfretana (más allá del fretum -estrecho-).
Tras la desaparición del poder romano (430),
la Mauritania Tingitana siguió formando parte de Hispania, con la Monarquía hispano-goda, hasta la invasión agarena.
Es comprensible por tanto, que
la posterior Reconquista no sólo se dirigiera a recuperar la España peninsular, sino también la provincia hispánica de la Tingitania como muestra, por ejemplo, el Testamento de Isabel la Católica.

 

+++

 

La bandera de Ceuta no es la de Portugal. Esla de Lisboa. El escudo de Ceuta sí es el de Portugal. Los españoles han respetado muy bien la Historia y guardan, en los símbolos de Ceuta, la previa presencia portuguesa.

 

+++


Análisis histórico - Con frecuencia en los análisis históricos se peca de falta de objetividad por juzgar con valores actuales los sucesos del pasado. Esto no significa relativizar el juicio valórico de los sucesos, sino extirpar ciertos moralismos actuales que no son reales, que suponen una "moral" moderna y postmoderna que juzga enloquecidamente las cosas. Desde una perspectiva objetiva tenemos que condenar sin reserva los errores ocurridos en l período analizado, pero sin rasgar vestiduras por la "monstruosa" noticia del descubrimiento y civilización europea en América, maldiciendo la hora en que se produjo al estilo del cuestionado activista verde Jacques Cousteau quien declaró en 1992 que la llegada de la Colón a América "fue un desastre peor que la lluvia de meteoritos que acabó con los dinosaurios en la prehistoria"

Aquí la premisa tribalista de "cada uno en su tierra sin invadir otra" queda desvanecida por el absurdo ante el dinamismo y realidad de la historia. Toda civilización es el fruto de una mezcla frecuentemente nada pacífica. La misma epopeya del Pueblo de Dios suponía conquistar una tierra prometida ocupada por tribus locales. Los mismos europeos provienen de invasiones y nuevas invasiones que mezclaron sus sangres e hicieron nacer las distintas culturas que dan alma al Viejo Mundo.

 

+++

 

Una hermosa indicación de Juan Pablo II hablando de la memoria histórica: La memoria se configura como un derecho que corresponde a cada grupo humano (sociedad, Iglesia, partidos y sindicatos) para profundizar en la propia identidad, pero es esencial que esa memoria no sea selectiva y sesgada, ni intente imponer a todos una visión uniforme, sino que se desarrolle a partir de una aproximación «abierta, objetiva y científica» a los hechos.

-.-

…[…]… «Sí que reivindicó el derecho de cada colectivo, «la Iglesia católica, una congregación religiosa, un partido político, un sindicato, una institución académica», a rememorar su historia para profundizar «en su identidad». Monseñor Ricardo Blázquez, Obispo de Bilbao-Esp. 2007.XI.

 

+++

 

Historiadores serios, responsables investigadores, sanos intelectuales deben estudiar la historia. La Iglesia universal está muy por encima de circunstancias coyunturales, y debe ser capaz de transmitir un mensaje de fe y de esperanza. La historia tiene que quedar en manos de los historiadores porque nadie tiene derecho a imponer una «verdad oficial», propia de los sistemas totalitarios. En el marco de la razón y el sentido común, el recuerdo de los antecesores -en este caso, de quienes dieron la vida por la fe ‘mártires de la Iglesia Católica’- refuerza la propia identidad y ayuda a comprender el complejo mundo en que vivimos. 2007-XI

 

+++


Derechos - Señor del mundo, Padre de todos los hombres, por medio de tu Hijo nos has pedido amar a los enemigos, hacer bien a los que nos odian y orar por los que nos persiguen. Muchas veces, sin embargo, los cristianos han desmentido el Evangelio y, cediendo a la lógica de la fuerza, han violado los derechos de etnias y pueblos; despreciando sus culturas y tradiciones religiosas: muéstrate paciente y misericordioso con nosotros y perdónanos. Por Cristo nuestro Señor. R. Amén.

 

Cieza de León 1518?-1560 reconoce que en aquella empresa hubo crueldades, pero asegura que no todos actuaron así, «porque yo sé y vi muchas veces hacer a los indios, buenos tratamientos por hombres templados y temerosos de Dios, que curaban a los enfermos». Sus escritos denotan un hombre de religiosidad profunda, compadecido de los indios al verlos sujetos a los engaños y esclavitudes del demonio...

 

+++

 

La caída del Gran Inca

 

Por Fernando Díaz Villanueva

La de los incas fue la más avanzada, exquisita y admirable de las civilizaciones prehispánicas. Sus dominios iban de Ecuador a Argentina, y estaban bien comunicados por una vasta red de caminos. Poseía grandes conocimientos de agricultura, arquitectura, medicina, astronomía…, y, aunque no conocía la rueda ni la escritura, se atrevía con elaboradísimos relieves y trepanaciones.

 

Adoraban al sol y se consideraban sus hijos. Eran guerreros implacables y practicaban el comercio con gran aprovechamiento. Los pueblos de América del Sur les temían y ensalzaban a partes iguales, y los que no habían caído bajo su influencia no hubieran tardado mucho en hacerlo.

 

Pues bien: ese fabuloso imperio, en los confines del mundo conocido, fue conquistado en tan sólo media hora por, exactamente, 180 españoles, al mando de Francisco Pizarro.

 

Este Francisco Pizarro era el modelo del conquistador de oficio: natural de Trujillo, hijo de un soldado del Gran Capitán, primo de Hernán Cortés, tenía un carácter intratable. Ya metido en años, supuraba ambición por todos los poros de su piel. La gesta de Pizarro es, junto a la de Cortés, la más grande que jamás haya llevado a cabo un hijo de la Piel de Toro. Cómo pudo hacerlo tan rápido es algo que los historiadores llevan siglos estudiando y discutiendo. El hecho es que, aunque hoy pueda parecer chocante decirlo, Pizarro, a diferencia de su primo de Medellín, llegó tarde a casi todo; hasta a rendir un imperio.

 

En 1524 Pizarro tenía cerca de cincuenta años y llevaba la mitad de su vida zascandileando por América. Había navegado por la costa de Colombia con Alonso de Ojeda, y más tarde se apuntó a la expedición de Núñez de Balboa que terminó dando con las costas del Mar del Sur, es decir, del Océano Pacífico, aunque ese nombre se lo terminaría poniendo Magallanes a miles de kilómetros de allí. Sus idas y venidas por el Caribe y la llamada Tierra Firme le habían llevado a fijar su residencia en Panamá, donde llegó a ser gobernador y encomendero de pésima fortuna.

 

Allí, en el corazón de América, oyó hablar de las fabulosas riquezas de un imperio situado en el Mar del Sur, a no muchas jornadas de viaje de Panamá, en una tierra aún sin explorar. El único que la conocía, Pascual de Andagoya, que había navegado por sus aguas en 1522, la llamaba Birú porque, según parece, uno de los caciques que se encontró atendía por ese nombre. El hecho es que Andagoya, que, como buen vasco, era un poco fanfarrón, no había llegado ni a las puertas del imperio en cuestión. Pero con Birú se quedó; un Birú que, andando el tiempo, se transformaría en Perú. Del cacique nunca más se supo.

 

Pizarro quería conquistar Birú y hacerse con sus tesoros, que estimaba muchos, muy valiosos y al alcance de la mano. El problema es que estaba sin blanca y no tenía cómo financiar la operación. Se asoció entonces con Diego de Almagro, un trotamundos castellano tan sediento de oro como él, y con Hernando de Luque, cura y capitalista de la expedición.

 

La primera correría del tándem Pizarro-Almagro por los mares del Sur fue un desastre. Sólo dieron con indios miserables y belicosos. Pizarro casi se muere de inanición varado en una isla –que pasó a llamarse Puerto del Hambre–, y Almagro perdió un ojo por una mala pedrada que le arrojó un indio en otro islote, al que bautizó, cómo no, Puerto de las Piedras. Nuestros conquistadores fueron gente osada, pero no muy originales poniendo nombres.

 

A pesar de todos los sinsabores, no se amilanaron y armaron una nueva expedición. Esta vez el enemigo lo iban a tener en Panamá. Para evitar exponerse a mayores peligros, Pizarro envió al sur una carabela con Bartolomé Ruiz al timón, para tantear el talante de los indios que fuese encontrando. Ruiz capturó a seis de ellos e informó a Pizarro de todo lo bueno que había visto allá abajo, cerca de un puerto llamado Tumbes que, éste sí, pertenecía a los dominios del Inca. Pizarro lo dio por hecho y mandó a Almagro de vuelta a Panamá para reclutar los efectivos necesarios para la conquista. Se quedó esperando en la Isla del Gallo, frente a la costa del actual Ecuador.

 

En Panamá habían cambiado las cosas. Pedrarias Dávila, antiguo gobernador, había sido enviado a Nicaragua, y en su lugar el Rey había colocado a Pedro de los Ríos, que no simpatizaba ni con Pizarro ni con su proyecto de conquistar el lejano y medio imaginario Birú. El gobernador retuvo a Almagro y envió dos navíos para recoger a Pizarro y a sus hombres.

 

Como era de esperar, el trujillano se negó en redondo y, ante los emisarios del gobernador, desenvainó la espada y trazó sobre la arena de la playa una línea, tan recta y tan cortante como el florete que la había dibujado. Acto seguido miró a sus hombres y les dijo con solemnidad: "Por este lado se va a Panamá, a ser pobres; por este otro al Perú, a ser ricos. Escoja el que fuere buen castellano lo que más bien le estuviere". Trece decidieron ser buenos castellanos, y ricos. Los "trece de la fama", que en realidad fueron catorce, porque Bartolomé Ruiz también se a apuntó a lo de los incas, aunque hubo de regresar a Panamá a por refuerzos.

 

Descendieron por la costa hasta Tumbes, donde fondearon. Para evitar riesgos innecesarios y asegurarse de que los incas ataban a los perros con longaniza, Pizarro envió una avanzadilla al mando de Pedro de Candía, que a su regreso se deshizo vivo rememorando las riquezas que había visto en tierra. Para Pizarro, no había mucho más que discutir. Levó anclas, puso rumbo a Panamá... y de ahí a España, a buscar al Rey para capitular la conquista ante él. Carlos I se encontraba en Italia, coronándose por segunda vez como Rey de Romanos, por lo que fue Isabel de Portugal, la reina, quien firmó las capitulaciones, en Toledo y el 26 de julio de 1529.

 

La Reina fue generosa. Si ultimaba al Imperio Inca, Pizarro sería gobernador, capitán general, adelantado y alguacil mayor de la Nueva Castilla, que es como se pasaría a llamar Birú al día siguiente de ser conquistado. Para su socio Almagro sólo consiguió la plaza de Tumbes y el título de hidalgo, una puñalada que sería la causa de las desgracias que se abatirían sobre los españoles tras la conquista. Antes de abandonar España, Pizarro pasó por su pueblo para recoger a tres hermanos y a unos cuantos paisanos, cuya lealtad, digamos, sanguínea le sería de gran ayuda en los momentos difíciles.

 

A finales de enero de 1531 Pizarro estaba de nuevo listo para emprender la última y definitiva expedición. Almagro se quedaba en Panamá reclutando nuevos efectivos, para reforzar a Pizarro cuando éste se encontrase cara a cara con los incas. Bajó con tres naves hasta Tumbes y desembarcó. Allí pudo comprobar dos cosas: una, que Pedro de Candía había mentido como un bellaco: Tumbes, en realidad, era un villorrio innoble y arrasado; y dos, que los incas se encontraban en plena guerra civil. Indagando sobre el terreno, se enteró de que el gran inca Huayna Cápac había muerto y de que sus dos hijos, Huáscar y Atahualpa, peleaban por la corona. La historia de siempre, igualito a lo que sucedía en Europa cuando un rey moría sin testar o testando mal.

 

La papeleta de Pizarro era de aúpa. Tenía que arrebatar el imperio no a uno sino a dos pretendientes; para colmo, él tenía apenas doscientos hombres y los incas contaban por decenas de miles sus soldados. Por no hablar de que él no tenía ni idea de dónde estaba y los otros combatían en casa. En circunstancias normales –o si hubiera sido francés–, Pizarro habría dado la vuelta y esperado a que las tornas cambiasen, o a que otros emprendieran la conquista para, después, arrebatársela. Pero la conquista de América no supo de circunstancias normales y, por suerte para los americanos, no fue cosa de franceses.

 

Pizarro abandonó Tumbes y se dirigió al interior, donde fundó San Miguel, la primera ciudad española en territorio inca. Atahualpa, que iba ganándole la guerra a su hermano, empezó a inquietarse, y más cuando se enteró de que los barbudos no se detenían ante nada. Vivían del país, es decir, de lo que iban encontrándose por los pueblos, procurando, eso sí, dejarse la retaguardia tranquila.

 

Fue entonces cuando Atahualpa cometió su primer, único y definitivo error. Envió una embajada a Pizarro con regalos y comida para citarle en la sierra, en la ciudad de Cajamarca. Allá se dirigió el extremeño con todos sus hombres, entre los que se contaban sus hermanos y el joven Hernando de Soto, que había venido desde Nicaragua para participar del botín.

 

Pizarro aceptó el envite y puso rumbo a los Andes, transitando por los mismos caminos que hacían del Imperio Inca uno de los lugares mejor comunicados de la tierra. A mediados de noviembre llegó a Cajamarca. Atahualpa no estaba muy lejos, a unas pocas millas, a las afueras, esperando que los españoles cayesen en la trampa. La trampa, sin embargo, no era para Pizarro, sino para él; pero eso no podía siquiera imaginárselo. Al día siguiente, el Gran Inca hizo su entrada en la ciudad. Iba en litera de oro, flanqueado por los nobles del imperio y acompañado por unos cuarenta mil indios armados. Casi nada. Para echarse a temblar.

 

Ante semejante boato, Pizarro no pestañeó. Tenía un as en la manga que iba a descubrir en el último momento. De tantos años que llevaba en América, sabía mucho de los indios. Sabía, por ejemplo, que tenían auténtico pavor a los caballos y a las armas de fuego. Sabía también que, para ellos, el jefe era algo parecido a un dios. Sin jefe no había resistencia, y sin resistencia la victoria estaba garantizada. Estas enseñanzas las aplicó en la encerrona de Cajamarca con el infeliz Atahualpa, que venía muy sobrado a leer la cartilla a los intrusos barbados y gigantones que llegaban del mar.

 

La comitiva del inca avanzó lentamente hasta detenerse en la plaza principal de Cajamarca. Allí se produjo un breve diálogo; de besugos, naturalmente. Pizarro envió al fraile Vicente de Valverde para que conminase al emperador de los incas a abrazar la fe católica. Atahualpa, más crecido que nunca, tomó el Evangelio y lo tiró al suelo, y pidió a uno de los españoles que le diese su espada. No se dijo nada más. Pizarro dio la orden, y un disparo de falconete marcó la carga de la caballería, al grito de "¡Santiago!". Dos en uno: pólvora y caballos. La estampida de la indiada fue inmediata. Ninguno había visto un caballo en su vida, y el sonido del falconete era poco menos que ensordecedor para sus virginales oídos.

 

De las calles colindantes salieron los jinetes, que mataron a todo el que tuvieron a mano menos al Inca, que estaba protegido por Pizarro. "Que nadie hiera al indio so pena de la vida". Y nadie le hirió. Y así, en apenas media hora, el Hijo del Sol, el Sapa Inca Atahualpa, cayó prisionero de un hidalgo de Trujillo que había recorrido medio mundo con el único objetivo de destronarle.

 

Pocas veces la suerte ha acudido tan presta en auxilio de la audacia. Era 16 de noviembre de 1532, y el glorioso Imperio Inca, el mismo que había sometido a todas las tribus desde Ecuador hasta Chile, escribía su última línea en la historia.

 

El Inca ofreció un generoso rescate por su persona: una sala llena de oro y dos llenas de plata. No entraba en los planes de Pizarro soltar al indio, pero a nadie le amarga un dulce, y menos que a nadie a un conquistador español... cuando ese dulce es de oro y plata. Atahualpa satisfizo el rescate, pero no le liberaron: le ejecutaron unos meses después, en la misma plaza donde había sido apresado.

 

Sólo quedaba apaciguar el país y tomar el "ombligo del mundo", que es como los incas llamaban a su capital: Cuzco. Las dos cosas fueron hechas con una rapidez inusual entre españoles. En marzo de 1534 Cuzco fue españolizada, y la débil resistencia indígena se volatilizó.

 

Dos meses antes había llegado a Sevilla la primera remesa de oro peruano: 153.000 pesos, que fueron depositados en el aposento del Rey de la Casa de Contratación. Perú iba a ser el principal proveedor de metales preciosos de la Real Casa durante siglos; un oro que, al decir de Quevedo, "[nacía] en las Indias honrado, donde el mundo le acompaña; viene a morir en España, y es en Génova enterrado".

 

Los frutos de la conquista se pusieron de este modo al servicio de la familia Habsburgo, que ni era española ni tuvo nunca intención de serlo, pero que extrajo de España hasta la última gota de su sangre; y aún estamos pagando sus facturas.

 

El 6 de enero de 1535 Francisco Pizarro en persona fundó, junto a la costa, la Ciudad de los Reyes, más conocida como Lima. Fue el broche final a una campaña que había durado apenas cuatro años.

 

A la gloria le sucederían la traición y las querellas entre los conquistadores. Pizarro ejecutó a Almagro: le decapitó en la plaza de Cuzco, tras haberle agarrotado con un torniquete. El hijo, Almagro el mozo, se tomó cumplida venganza y asesinó a Pizarro en el Palacio del Gobernador de Lima. Hoy, en ese mismo lugar, se levanta la llamada Casa de Pizarro, que es la sede del Gobierno de la República del Perú, arquetipo de la nación mestiza, legataria de dos imperios, tan de Atahualpa como de Pizarro, tan hispana como americana. 2007.VIII.01

http://agosto.libertaddigital.com/articulo.php/1276233685

 

+++

 

 

ESPAÑA 1492 - Comprendiendo la cultura en que se gestó, llegaremos a una visión más equilibrada para cualificar la gesta hispánica ¡el descubrimiento de América!   

 

Francisco de Vitoria, al tener conocimiento en 1536 de las violencias cometidas durante la conquista de Perú, escribe su relección De indis, en la que declara que los indios no son seres inferiores a los que es legítimo esclavizar y explotar sino seres libres, con iguales derechos que los españoles y dueños de sus tierras y bienes. De este modo se inició el derecho de gentes.

 

+++


Historia e Iglesia - Lo que tiene lejos a ciertas personas de la Iglesia institucional son, en la mayoría de las ocasiones, los defectos, las incoherencias, los errores de los líderes: inquisición, procesos, mal uso del poder y del dinero, escándalos. Todas cosas, lamentablemente, ciertas, si bien frecuentemente exageradas y contempladas fuera de todo contexto histórico. Los sacerdotes somos los primeros en darnos cuenta de nuestra miseria e incoherencia y en sufrirla.

Los ministros de la Iglesia son «elegidos entre los hombres» y están sujetos a las tentaciones y a las debilidades de todos. Jesús no intentó fundar una sociedad de perfectos. ¡El Hijo de Dios –decía el escritor escocés Bruce Marshall-- vino a este mundo y, como buen carpintero que se había hecho en la escuela de José, recogió los pedacitos de tablas más descoyuntados y nudosos que encontró y con ellos construyó una barca –la Iglesia-- que, a pesar de todo, resiste el mar desde hace dos mil años!

Hay una ventaja en los sacerdotes «revestidos de debilidad»: están más preparados para compadecer a los demás, para no sorprenderse de ningún pecado ni miseria, para ser, en resumen, misericordiosos, que es tal vez la cualidad más bella en un sacerdote. A lo mejor precisamente por esto Jesús puso al frente de los apóstoles a Simón Pedro, quien le había negado tres veces: para que aprendiera a perdonar «setenta veces siete».

+++

 

La Iglesia"...no tiene miedo a la verdad que emerge de la historia y está dispuesta a reconocer equivocaciones allí donde se han verificado, sobre todo cuando se trata del respeto debido a las personas y a las comunidades. Pero es propensa a desconfiar de los juicios generalizados de absolución o de condena respecto a las diversas épocas históricas. Confía la investigación sobre el pasado a la paciente y honesta reconstrucción científica, libre de prejuicios de tipo confesional o ideológico, tanto por lo que respecta a las atribuciones de culpa que se le hacen como respecto a los daños que ella ha padecido".Juan Pablo II, discurso del 1 de Septiembre 1999

 

+++

 

Durante la reunión que celebramos los capellanes de aeropuertos en Loreto, del 25 al 27 de abril de 1995, una asistente francesa, manifestó que la Iglesia debía de pedir perdón por la pobreza que existe en el tercer mundo. Mons. Sergio Sebastiani, entonces Secretario General del Jubileo 2000, que desarrollaba una ponencia, y que había trabajado muchos años en Mozambique, le contestó: “Usted y yo sí que debemos pedir perdón por lo que no hacemos, pero no la Iglesia. Puedo asegurarle que en Mozambique está el cuarto o el quinto mundo y hay muchísimas zonas a las que no llegan los organismos internacionales ni las ongs. Allí sólo he encontrado sacerdotes, religiosos y religiosas, que comparten la pobreza, el hambre y las enfermedades con los nativos”.

 

+++

 

México - “Desde el cielo el Señor, atentamente, mira a todos los hombres” (Sal 32, 13), hemos recitado con el salmista, confesando una vez más nuestra fe en Dios, que no repara en distinciones de raza o de cultura. Juan Diego, al acoger el mensaje cristiano sin renunciar a su identidad indígena, descubrió la profunda verdad de la nueva humanidad, en la que todos están llamados a ser hijos de Dios en Cristo. Así facilitó el encuentro fecundo de dos mundos y se convirtió en protagonista de la nueva identidad mexicana, íntimamente unida a la Virgen de Guadalupe, cuyo rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos. Por ello, el testimonio de su vida debe seguir impulsando la construcción de la nación mexicana, promover la fraternidad entre todos sus hijos y favorecer cada vez más la reconciliación de México con sus orígenes, sus valores y tradiciones. 31 Julio MMII . S.S. JUAN PABLO II - MAGNO

 

+++


 

VISITA AD LIMINA DE LOS

OBISPOS DE ECUADOR - MMII

 

En la visita a este Dicasterio, el 17 de Mayo, los Obispos de Ecuador afirmaron que en el País hay una cultura que se ha ido forjando en cinco siglos donde el elemento fundamental es el cristianismo. En el mestizaje que caracteriza esta población, constituye el factor de la unidad en las distintas culturas Cristo. Los principales problemas son de sobrevivencia. La Comisión de Episcopal de Cultura distingue entre “cultura”, refiriéndose al mundo de la educación y las artes, y “culturas”, para referirse a los distintos pueblos que componen la población ecuatoriana. Existen la cultura blanca, la indígena (25%+/-) con nueve etnias, la negra, la mestiza. En la parte indígena la etnia más grande es la Quechua. De la mano de los sacerdotes y los catequistas se trabaja por la dignidad humana, por tener un puesto en la sociedad. También se busca impulsar en la sociedad ecuatoriana la inculturación del Evangelio en todos los campos posibles. Con esta intención se ha traducido la Biblia al Quechua y en la liturgia se ha iniciado la celebración en lenguas nativas, sin la aprobación de los textos, aunque se ha hecho con mucho esfuerzo y delicadeza. Las lenguas son muy diversas con algunas raíces comunes. En muchas zonas la educación se realiza de modo bilingüe, aunque predomina el español como lengua oficial del Estado. La catequesis se intenta hacer en la lengua original de cada pueblo.


La parte afro, descendientes de esclavos, está caracterizada por algunos rasgos comunes en todo el Atlántico, que se diferencian de esta cultura en Brasil. Los negros de la zona atlántica están caracterizados por una profunda espiritualidad, fe en un Dios bueno y un Cristo cercano. Esto ha ayudado a asumir con más calma su historia y preservar vestigios en la formación de la familia. Se cuenta en la zona con 10 sacerdotes afros muy entregados a su ministerio. Se acompaña y se promueve la cultura manteniendo la identidad cultural con la ayuda de la Conferencia Episcopal. El continente corría el riesgo de “brasilianizar” las comunidades negras, pero se ha logrado una nivelación y respeto por la diversidad. Los del Brasil se caracterizan por los fetiches o vudús propios del Africa Occidental. En el Atlántico se ha mantenido la tradición oral que porta de generación en generación el amor a Dios y a la Virgen. El pueblo negro es muy pobre y se corre el riesgo de que al emigrar se hace un pueblo invisible difícil de localizar para hacer cualquier tipo de trabajo con ellos.

La cultura urbana, el 50% de la población, está marcada por una gran emigración. Se dice que el 10% de los ecuatorianos está fuera del País. En la Pastoral universitaria se ha venido haciendo un buen trabajo en los últimos 10 años. El tema de la globalización comienza a sentirse, especialmente con los medios de comunicación. Un siglo de gobierno laicista que no permitía un trabajo religioso (sólo en 1994 se acepta la educación religiosa en los establecimientos públicos), hace del Ecuador un país vulnerable a esta realidad posmoderna.


En Ecuador, entre indígenas y negros suman aproximadamente un 29% de la población. El 70% restante, los mestizos, blancos, etc., son los más vulnerables especialmente en lo económico con la dolarización. Además se ha cambiado el horizonte de la teología de la liberación. Ya no se toma al pobre como principio, sino la alteridad. Esta alteridad llevada a la cultura se absolutiza y no se respeta al hombre, sino la cultura. El centro del Evangelio es el hombre, no se puede llamar cultura a cualquier cosa; hay muchas anticulturas que no ayudan a la realización plena del hombre. Se llega también a un reduccionismo hablando de las culturas oprimidas. El Evangelio tiene que estar abierto a todas las culturas y en ellas particularmente al oprimido. Esto genera:

·      Una falsificación de las culturas. Se presentan culturas que no tienen nada de autóctono y se aprovecha para la promoción del ateísmo o el panteísmo;

·      La desviación de la sana orientación de la ecología sacrificando intereses. Por ejemplo la construcción del oleoducto que ha encontrado opositores en los movimientos ecologistas;

·      Un laicismo que busca reducir la fe a la sacristía. Se habla de educación en Valores, pero no se sabe cuáles son los valores reales. No se quiere tener cuentas con lo cristiano y no se considera al hombre en su relación con Dios.

Se dio un despertar de ataques a la religión con la celebración de los 500 años del descubrimiento de América, pero han ido desapareciendo. El trabajo de la interculturización, sin marginar a nadie, teniendo un puesto justo en la sociedad sin perder la identidad, es lo que ha marcado mayormente el acercamiento de la gente a la Iglesia. El discurso que se hace desde fuera, cambia cuando se está en medio de la sociedad compartiendo la realidad de la gente. En lo concreto no se habla de posiciones ideológicas, se habla de la vida o la muerte de las personas, de unos pueblos marginados. Hay un pecado social de una minoría que despoja a estas gentes de su riqueza, no ayuda a la nación, sino a personas particulares para acumulación personal. Las ideologías que se presentan vienen de reflexiones hechas desde afuera.

Se habla mucho de la moral pero en lo práctico se le quitan los fundamentos: Dios, la ley natural y las tradiciones eclesiásticas. El campo más afectado es la sexualidad y la constitución de la familia. Faltan propuestas concretas en este medio especialmente en el campo universitario.

En el oriente ecuatoriano hay minorías étnicas a las que se les llega por medio de la educación y en lo cultural se busca retomar su propia historia presentando el Evangelio de modo inteligible en sus propias lenguas. Se crea una conciencia entre lo que significa salud y ecología por la explotación de la palma africana y el petróleo, porque se ha detectado que donde se desarrollan estas actividades son zonas sensibles al cáncer.


Termina el encuentro con las palabras del Cardenal Paul Poupard quien recuerda la Plenaria con el tema “Transmitir la fe en el corazón de las culturas”. La reflexión común se basa en la cultura tradicional, pero la preocupación es la cultura adveniente secularizada donde los valores cristianos están ausentes. El indiferentismo pone retos al mantenimiento de la cultura cristiana y al diálogo con los no creyentes. Esta cultura moderna no es tan indiferente, pone valores contrarios a los de la fe. Tenemos que tomar conciencia y hacer tomar conciencia de esta realidad. Es un “monstruo” al que tenemos que hacer frente. No podemos ser ingenuos y debemos tomar actitudes concretas. Los padres de la Iglesia han aprovechado la cultura pagana y han dicho sin temor lo que creían y esperaban comunicando la fe. En los 500 años la cultura ha estado acompañada del cristianismo.

 

+++


1418, el 12 de agosto, Ceuta, por entonces bajo la corona portuguesa, repele el ataque de un poderoso ejército musulmán. Se distingue en la defensa don Pedro de Meneses.

 

+++

 

En el contexto de aquella época europea:

 

La historia de Ceuta y Melilla

 

 

Aunque todos deberíamos conocer la historia de nuestras dos plazas de soberanía en África, no está de más recordar la historia de Ceuta y Melilla, para aquellos que quieren desconocer su españolidad o compararlas con el caso de Gibraltar.

Melilla es española de forma ininterrumpida desde 1497, tras su conquista por Pedro de Estopiñan y Francisco Ramírez de Madrid para la Corona de Castilla. Ceuta, que fue una posesión portuguesa, pasó a manos españolas al heredar Felipe II el reino de Portugal a la muerte de su madre, Isabel de Portugal, en 1585. Cuando en 1640 nuestro vecino readquiere la independencia, los ceutíes deciden reconocer como Rey natural a Felipe IV (o Felipe III para los Portugueses) y por tanto no se unen a los afectos al pronunciamiento, siendo la única ciudad de la orbita portuguesa que seguirá siendo fiel a la corona española.

Naturalmente nada tenían que ver ambas ciudades con el posterior reino aluita ni con sus antecedentes históricos, reduciéndose la única relación con Marruecos a la lógica derivada de la vecindad material. Gibraltar es un territorio español ocupado tras una guerra, y la permanencia británica en el mismo, como tal ocupación, ha sido considerada por la ONU como un caso de colonialismo. No sucede lo mismo con Ceuta y Melilla, ya que la comunidad internacional, jamás ha incluido a las plazas españolas dentro del proceso descolonizador, evidentemente porque nada había que descolonizar, ya que las mismas tienen el mismo estatus que puede tener Canarias, Baleares o muchas poblaciones fronterizas en los Pirineos o con Portugal, que tras los avatares históricos quedaron definitivamente incorporadas a una u otra nación, ya sea España, Portugal, Francia o Andorra.

Por ello resulta incomprensible la actitud de la izquierda, con un Máximo Cajal a la cabeza, que quiere entregar Ceuta y Melilla a Marruecos. Recordemos que representantes de los ayuntamientos de Sevilla (socialista) y Córdoba (comunista) suscribieron un comunicado en Venezuela en el que se calificaba a Ceuta y Melilla de territorios ocupados que debían ser reintegrados a Marruecos. ¿Quizás Sevilla debe pertenecer al califato de Bagdad y Córdoba al de Damasco? En todo caso, el presidente del gobierno, independientemente de lo que opinen socialistas y comunistas, como representante de todos los españoles no puede permitir que se genere una duda sobre la españolidad de Ceuta y Melilla, no puede ser corresponsable de crear un clima de inquietud y de preocupación, y de demostrar que no se tienen las ideas claras sobre política exterior.

Por ello es intolerable, que tras las declaraciones del portavoz del Ejecutivo marroquí, Nabil Benabdela, calificando la visita de inoportuna y remarcando la marroquinidad de las ciudades autónomas a las que tacho de "presidios", Zapatero simplemente se limite a soltarnos una de alianza de civilizaciones y el habitual cuento “progue” de la convivencia de las tres culturas. Lo que sería esperable de un presidente digno, es que hubiera respondido con contundencia, a la provocadora ingerencia en nuestros asuntos del representante del régimen corrupto y tiránico del sultán de Marruecos, recalcando la españolidad de Ceuta y Melilla. Pero qué les vamos a contar a estas alturas, ya saben ustedes como es ZP. 2006-02-02

 

+++

 

 

En pocas palabras: si Cristo fundó una Iglesia y el diablo la corrompió y luego tuvo que venir Lutero para "reformarla": ¿Qué papel hace Cristo prometiendo una Iglesia invencible? Y si eso fuera posible: ¿Cuál de las miles de divisiones del protestantismo heredó el "Espíritu de Verdad" del que Cristo habla y que promete con tanta certeza?.

 

+++

 

"El relativismo es una auténtica dictadura que no conoce nada como definitivo, y deja como última medida ´el falso yo´ y sus pasiones"

 

+++

 

13 Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?».  Ellos le respondieron: «Unos dicen que es Juan el Bautista; otros Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas».

«Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?».  Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo».

Y Jesús le dijo: «Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo.

Y yo te digo: «Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.

19 Yo te dará las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo». Evangelio según San Mateo Cap. 16 v.13 al 19.

«Duc in altum» (Lc 5,4) dijo Cristo al apóstol Pedro en el Mar de Galilea.

 

 

En la Confesión se realiza la misericordia de Dios  - "También recibe el alma de otra manera este bautismo, hablando de un modo figurado, por especial providencia de mi divina caridad. Yo conocía la debilidad y fragilidad del hombre, que le lleva a ofenderme. No que se vea forzado por ella ni por ninguna otra cosa a cometer la culpa, si él no quiere, sino que, como frágil, cae en culpa de pecado mortal, por la que pierde la gracia que recibió en el santo bautismo en virtud de la Sangre. Por esto fue necesario que la divina Caridad proveyese a dejarles un bautismo continuo de la Sangre. Este bautismo se recibe con la contrición del corazón y con la santa confesión, hecha, cuando tienen posibilidad de ello, a los pies de mis ministros, que tienen la llave de la Sangre. Esta Sangre es la que la absolución del sacerdote hace deslizar por el semblante del alma.

Si la confesión es imposible, basta la contrición de! corazón. Entonces es la mano de mi clemencia la que os da el fruto de esta preciosa sangre. Mas, pudiendo confesaros, quiero que lo hagáis. Quien pudiendo no la recibe, se ha privado del precio de la Sangre. Es cierto que en el último momento, si el alma la desea y no la puede haber, también la recibirá; pero no haya nadie tan loco que con esta esperanza aguarde a la hora de la muerte para arreglar su vida, porque no está seguro de que, por su obstinación, yo en mi divina justicia, no le diga: "Tú no te acordaste de mí en vida, mientras tuviste tiempo, tampoco yo me acuerdo de ti en la hora de la muerte". Que nadie, pues, se fíe, y si alguien, por su culpa, lo hizo hasta ahora, no dilate hasta última hora el recibir este bautismo de la esperanza en la Sangre. Puedes ver, pues, cómo este bautismo es continuo, en el que el alma debe ser bautizada hasta el final de su vida.

En este bautismo conoce que mi operación (es decir, el tormento de la cruz) fue finita, pero el fruto del tormento que por mí habéis recibido es infinito en virtud de la naturaleza divina, que es infinita, unida con la naturaleza humana, finita, que fue la que sufrió en mí. Verbo, vestido de vuestra humanidad. Mas porque una naturaleza está unida y amasada con la otra, la Deidad eterna trajo de sí e hizo suya la pena que yo sufrí con tanto fuego de amor. Por esto puede llamarse infinita esta operación, no porque lo sea el sufrimiento actual del cuerpo y el sufrimiento que me proporcionaba el deseo de cumplir vuestra redención (ya que ambas terminaron en la cruz cuando el alma se separó del cuerpo), pero el fruto, que proviene del sufrimiento y del deseo de vuestra salvación, sí es infinito. Por esto lo recibís infinitamente. Si no hubiese sido infinito, no habría sido restaurado todo el género humano: pasados, presentes y venideros. Ni el hombre cuando peca podría levantarse después de su pecado, si no fuera infinito este bautismo de la Sangre que se os ha dado, es decir, si no fuera infinito su fruto.

Esto os manifesté en la apertura de mi costado, donde halláis los secretos del corazón, demostrándoos que os amo mucho más de lo que puedo manifestar con un tormento finito. ¿En qué te he revelado que es infinito? En el bautismo de la Sangre, unido con el fuego de mi caridad, derramada por amor, con el bautismo general, dado a los cristianos y a quienes quieran recibirlo, del agua, unido con la Sangre y con el fuego, en que el alma se amasa con mi Sangre. Para dároslo a entender, quise que del costado saliese sangre y agua. Con esto he querido responder a lo que tú me preguntabas."

Santa Catalina de Siena, Doctor de la Iglesia: El Diálogo 75.

 

+++

 

 

 

 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".

 

Alégrese la madre naturaleza
con el grito de la luna llena:
que no hay noche que no acabe en día,
ni invierno que no reviente en primavera,
ni muerte que no dé paso a la vida;
ni se pudre una semilla
sin resucitar en cosecha.

 

+++

 

“Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos, 
la luna y las estrellas que has creado, 
¿qué es el hombre para que te acuerdes de él, 
el ser humano, para darle poder? 
Lo hiciste poco inferior a los ángeles, 
lo coronaste de gloria y dignidad”(Ps. 8).   

 

+++

 

Dijo Dios: «Produzca la tierra animales vivientes según su especie: ganados, reptiles y bestias salvajes según su especie». Y así fue. Dios hizo las bestias de la tierra, los ganados y los reptiles campestres, cada uno según su especie. Vio Dios que esto estaba bien. Gen. 1, 24-25

 

La naturaleza canta las glorias del Creador y el hombre sepa gozar en armonía con todo lo creado.

 

¡Hoy la tierra y los cielos me sonríen
hoy llega hasta el fondo de mi alma el sol
hoy la he visto... la he visto y me ha mirado
Hoy creo en Dios!

 

¡Que tu conducta nunca sea motivo de injustificada inquietud a la creación, en la que tu eres el rey!

 

El ecologismo espiritual nos enseña a ir más allá de la pura «protección» y del «respeto» de la creación; nos enseña a unirnos a la creación en la proclamación de la gloria de Dios.

 

«La belleza podrá cambiar el mundo si los hombres consiguen gozar de su gratuidad» Susana Tamaro – católica, escritora - 2004.12.

 

¡Oh galaxias de los cielos inmensos, alabad a mi Dios porque es omnipotente y bueno! ¡Oh átomos, protones, electrones! ¡Oh canto de los pájaros, rumor de las hojas, silbar del viento, cantad, a través de las manos del hombre y como plegaria, el himno que llega hasta Dios!»

 

+++

 

Señor Jesús, queremos recoger la lección de S. Francisco que aprendió de la Iglesia.
Como él queremos verte en tus obras y a través de ellas llegar a Ti.
Que todo el universo sea para nosotros un cántico de alabanza en tu honor.
Que a través de nuestras buenas obras, los demás también Te glorifiquen y juntos construyamos esa fraternidad universal, de la cual el mundo entero está necesitado. AMÉN.

 

+++

 

«Las catástrofes naturales nos sitúan en la verdad. A pesar de tantos progresos, no estamos en grado de poder gobernar la realidad en su totalidad. No encontramos respuesta a estos hechos porque hemos perdido el sentido de la grandeza de Dios»

 

+++

 

‘Si la técnica no se reconcilia con  la naturaleza, ésta se rebelará’ 12 nov.2000 S. S. Juan Pablo II - Magno

 

+++

 

Alabemos con las poéticas palabras del teólogo san Gregorio Nacianceno, doctor de la Iglesia Católica, año 330+390:

 

« Gloria a Dios Padre y al Hijo,
Rey del universo.
Gloria al Espíritu,
digno de alabanza y santísimo.
La Trinidad es un solo Dios
que creó y llenó cada cosa:
el cielo de seres celestes
y la tierra de seres terrestres.
Llenó el mar, los ríos y las fuentes
de seres acuáticos,
vivificando cada cosa con su Espíritu,
para que cada criatura honre
a su sabio Creador,
causa única del vivir y del permanecer.
Que lo celebre siempre más que cualquier otra
la criatura racional
como gran Rey y Padre bueno ».

(9) Poemas dogmáticos, XXXI, Hymnus alias: PG 37, 510-511

 

+++

 

«Cuando digo a un joven: mira, allí hay una estrella nueva, una galaxia, una estrella de neutrones, a cien millones de años luz de lejanía. Y, sin embargo, los protones, los electrones, los neutrones, los mesones que hay allí son idénticos a los que están en este micrófono (...). La identidad excluye la probabilidad. Lo que es idéntico no es probable (...). Por tanto, hay una causa, fuera del espacio, fuera del tiempo, dueña del ser, que ha dado al ser, ser así. Y esto es Dios (...). «El ser, hablo científicamente, que ha dado a las cosas la causa de ser idénticas a mil millones de años-luz de distancia, existe. Y partículas idénticas en el universo tenemos 10 elevadas a la 85a potencia... ¿Queremos entonces acoger el canto de las galaxias? Si yo fuera Francisco de Asís proclamaría: ¡Oh galaxias de los cielos inmensos, alabad a mi Dios porque es omnipotente y bueno! ¡Oh átomos, protones, electrones! ¡Oh canto de los pájaros, rumor de las hojas, silbar del viento, cantad, a través de las manos del hombre y como plegaria, el himno que llega hasta Dios!» Por Enrico Medi  2005.

 

+++

 

Creemos firmemente que Dios es el Señor del mundo y de la historia. Pero los caminos de su providencia nos son con frecuencia desconocidos. Sólo al final, cuando tenga fin nuestro conocimiento parcial, cuando veamos a Dios "cara a cara" (1 Co 13, 12), nos serán plenamente conocidos los caminos por los cuales, incluso a través de los dramas del mal y del pecado, Dios habrá conducido su creación hasta el reposo de ese Sabbat (cf Gn 2, 2) definitivo, en vista del cual creó el cielo y la tierra.

 

+++

 

“Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones” Biblia. Evangelio según San Lucas Cap.1º vs. 48. La Iglesia, hace XXI siglos fundada por Tu Hijo, te alaba, ¡Oh Madre plena de dicha y felicidad!

 

 

Gracias por venir a visitarnos

VERITAS OMNIA VINCIT

LAUS TIBI CHRISTI.

 

Debido a la existencia de páginas excelentes sobre apologética y formación,  lo que se pretende desde aquí es contribuir muy modestamente y sumarse a los que ya se interesan por el Evangelio de Cristo de manera mucho más eficaz.

 

 

 

En caso de hallar un documento en desacuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica, notifíquenos por E-Mail, suministrándonos categoría y URL, para eliminarlo. Queremos proveer sólo documentos fieles al Magisterio".

Recomendamos vivamente:

1º VEN, ESPÍRITU CREADOR – Autor: Raniero Cantalamessa, Pbro.
Prólogo –al siglo- del Cardenal Joseph Ratzinger: Benedicto PP. XVI.
Monte Carmelo - Burgos, 2007 - 484 páginas

2º ‘Europa y la Fe’. Editor: Ciudadela Libros. Autor: Hilaire Belloc.
Páginas: 237 - ISBN: 978-84-96836-23-5 -

En esta obra se trata con un realismo histórico apabullante el tema de Europa y su relación con la fe católica. No se debería desconocer este ensayo histórico admirable en que su autor explica cómo la Iglesia católica ayudó a salvar a Occidente, en las Edades oscuras, preservando lo mejor de la civilización griega y romana, y cómo los europeos, todavía hoy, nos beneficiamos de instituciones sociales y de forma políticas de indudable origen católico como los Parlamentos. Es muy posible que no se haya escrito una mejor visión de conjunto de la civilización occidental que este libro.

3º ‘Jesús de Nazaret’ – ‘Benedicto XVI’. 2007;al siglo: Joseph Cardenal Ratzinger

4º ‘El Libro negro de las nuevas persecucionesanticristianas’, Thomás Grimaux es el autor - Favre, 160 páginas. Valeurs Actuelles, 2008 -. Todo un acierto.

Recomendamos vivamente: LA LEYENDA NEGRA, de PHILIP W. POWELL (1913-1987), publica la editorial Áltera en su colección ‘Los Grandes Engaños Históricos’. 2008 – Como también:

‘LEYENDAS NEGRAS DE LA IGLESIA’. Autor Vittorio MESSORI – Editorial “PLANETA-TESTIMONIO” 10ª EDICIÓN – Óptimo libro para defenderse del cúmulo de opiniones arbitrarias, deformaciones sustanciales y auténticas mentiras que gravitan sobre todo en lo que concierne a la Iglesia.

Grüss Gott. Salve, oh Dios.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).