Tuesday 21 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Leyendas Negras > Brujo - 1º elucubradores estafadores tramposos chabacanes chafarrinones

Transcribiendo manuscritos, almacenando códices, propulsando el saber, acumulando ciencias y libros, creando las Universidades y protegiendo el arte, las instituciones de la Iglesia asientan bases contra la ignorancia ciudadana... y la burla de la inteligencia. Papa Nicolás V* (1397 † 1455), indicaba tal finalidad con las palabras: "Pro communi doctorum virorum commodo", "Para la utilidad y el interés común de los hombres de ciencia". Análogamente subrayada por el Papa Sixto IV** al nacer el Renacimiento: "Ad decorem militantis Ecclesiae et fidei augmentum", "Para decoro de la Iglesia militante y para la difusión de la fe".

*Al siglo Tommaso Parentucelli, nacido en Sarzana-It. el 15 de noviembre de 1397 y † Roma el 24 de marzo de 1455 (PP. entre 1447 y 1455).

**Al siglo Francesco Della Rovere, nacido en Albisola-Savona-It. el 21 de Julio de 1414 y † Roma, 12 de Agosto de 1484 (PP. Entre 1471 y 1484).

 

+++


... y estamos en el siglo XXI - brujos y brujas siguen asesinando... qué lejos está la necesaria Inquisición para enjuiciar tales criminales



Brujos vudú haitianos asesinan a cuatro niños para curarlos

Por Luis Santamaría infocatolica.com 5.VIII. MMXII

 

Cuatro niños de una misma familia fueron encontrados muertos el pasado 2 de agosto en la vivienda familiar tras haber sido tratados por un brujo que pretendía curarlos de una misteriosa enfermedad en una pequeña localidad del sur de Haití, según informó un funcionario local, de lo que se hace eco AFP. Los cuatro niños, tres niñas y un varón, el mayor de los cuales tenía 7 años y la menor 15 meses, habrían sufrido malos tratos del brujo, quien los habría tomado a su cargo para curarlos.

Tras el hecho, los menores fueron abandonados en la cama de su madre, según explicó por teléfono a la AFP Wilfrid Brisson, responsable del consejo de administración de la sección comunal de Marbial (sur). Según algunos vecinos, el curandero, un sacerdote vudú asistido por su hermano, le había hecho creer a la madre de las víctimas que los niños estaban poseídos por un demonio y que él podía expulsar al diablo que los habitaba.

“Para tratar a las víctimas, el brujo y su hermano las golpearon en varias oportunidades y los niños habrían muerto como consecuencia de esos golpes”, narró Wilfrid Brisson. Los presuntos asesinos huyeron luego hacia la ciudad de Puerto Príncipe, la capital del país. Las autoridades haitianas abrieron una investigación y la madre de los niños fue puesta en detención preventiva.

 

El diario chino Pueblo en español añade otros datos, como que los niños estaban siendo tratados por por Wilfrid Louverture y su hermano Laurent, quienes se habrían hecho pasar por curanderos según el responsable del consejo de administración de Marbial. Brisson dijo que los menores, tres niñas, una de casi año y medio de edad, otra de 7 y una tercera de 4, además de un varón de 3 años, fueron golpeados hasta la muerte por el principal sospechoso, quien hizo creer a la madre que se trataba de una enfermedad.

“Dejó a los niños en la cama de la familia y pidió a la madre que no los despertara”, afirmó Brisson a Haiti Press Network, basado en el testimonio de vecinos. El funcionario agregó que los autores del crimen tuvieron tiempo para huir y “estarían en Puerto Príncipe”, pero horas más tarde la policía informó de que detuvo a los sospechosos en la localidad de Jacmel. Según HPN, la madre fue colocada bajo custodia y debe ser examinada clínicamente. El portal dijo que el padre de los menores es un trabajador que se encuentra en la vecina República Dominicana.

En su versión inglesa, AFP ahonda en la pertenencia al culto vudú de los asesinos, y explica que alrededor de la mitad de la población haitiana practicaría la “religión vudú” de una u otra forma, aunque se piensa que muchos tienen también otras creencias religiosas al mismo tiempo. La brujería y la magia espiritual se ha incorporado en algunas de esas creencias particulares.

 

+++

 

De hombres, hechos, notas y acontecimientos de tal época para comprender, alumbrar e ilustrar el contexto:

 

Memoria histórica en los museos de la Iglesia - En su finalidad más específica, el museo eclesiástico recoge en su repertorio los testimonios de la vida de la Iglesia, dando un «rostro concreto y positivo a la memoria histórica del cristianismo». Tiene, por lo tanto, un aspecto de conservación, aunque la salvaguardia de las obras no es un fin en sí misma, sino más bien una función sobre todo cultural y pastoral. Puede ser también un centro y un promotor de iniciativas, pudiendo servir como lugar de intercambio y de encuentro entre las actuales exigencias eclesiales y los nuevos medios expresivos, en perfecta continuidad con la tradicional producción de bienes culturales por parte la Iglesia. No faltan casos en que el museo eclesiástico es la única institución capaz de recoger localmente los restos demográficos, étnicos y antropológicos ante la ausencia de instituciones civiles, sobre todo en los países de misión.

 

MEMORIA HISTÓRICA - Lo que no cabe aceptar es el uso dirigista del pasado desde el poder, la utilización política de la memoria. La propaganda la escriben los vencedores; la historia la escriben los historiadores...

O la memoria histórica es el estudio de las representaciones que una sociedad se hace de su propio pasado (símbolos oficiales, monumentos, conmemoraciones, narrativas nacionales, historia oral...) o es una expresión necesariamente equívoca. Primero, porque memoria (en su doble acepción: capacidad de recordar; aquello que se recuerda) es en principio una facultad individual, y por ello puede ser completa o fragmentaria, exacta o imprecisa, buena o mala, permanente o efímera, simplificada o compleja. Segundo, porque en su dimensión social -memoria colectiva o cultural: lo que se recuerda en una sociedad-tiene, como tal, obvios problemas intrínsecos: su carácter asistemático y no científico, su dimensión emocional asociada casi siempre a mitos, leyendas y creencias difusas y vagas, y el hecho de ser por definición memoria plural, y muchas veces memoria dividida. Y lo que importa más; la idea de memoria histórica tiene un formidable problema extrínseco: el uso político que de ella se hace o puede hacerse; el problema, en suma, de ser muchas veces memoria construida, rehecha, reinventada y reimplantada desde el poder.

Incluso, por tanto, en la única acepción en que se nos antoja plenamente aceptable -como estudio, decía, de las huellas dejadas en la memoria colectiva por los acontecimientos, los hombres, los lugares y los símbolos del pasado-, el concepto de memoria histórica se enfrenta al triple y considerable problema de su autenticidad, de su validez y de su significación. Memoria es huellas, presencias, percepciones, impresiones, noticias, mitos, experiencias, leyendas. Todo eso es fascinante. Pero no constituye, ni puede hacerlo, un cuerpo sustantivo y duradero de conocimiento. Que es exactamente lo que es la historia, aunque esté abierta a interpretaciones y rectificaciones y aunque la objetividad y la verdad históricas sean siempre incompletas y perspectivistas. Podrán los pueblos tener o no memoria (buena, mala, precisa, inexacta: es igual); lo que tienen que tener es historia, entre otras razones porque desde Dilthey y Ortega sabemos que el hombre es un ser histórico, que no tiene naturaleza sino que sólo tiene historia.

En materia de memoria histórica, por tanto, lo único que el poder político debería hacer es... promover el estudio de la historia. Al poder podrán corresponderle en casos flagrantes -el Holocausto, la esclavización en el pasado de la población africana, las víctimas del comunismo en la Europa del este o del apartheid en Suráfrica o del franquismo en España (o del terrorismo del IRA y ETA)- políticas de reconocimiento y compensación del sufrimiento padecido por determinados grupos humanos en la historia. Lo que no cabe aceptar es el uso dirigista del pasado desde el poder, la utilización política de la memoria. La propaganda la escriben los vencedores; la historia la escriben los historiadores…

 

… No hagamos un uso parcial y equívoco de la memoria histórica. Entremos de lleno, por el contrario, en todo nuestro pasado. Es además inútil no hacerlo. El pasado, dijo Faulkner, no está muerto; ni siquiera -añadía- es el pasado.

JUAN PABLO FUSI – ‘ABC’ Esp. 2006-06-27

 

+++

 

…2007 de cómo la brujería sigue siendo oscura, ignorante y maligna…

Cuando la justicia está desaparecida y aparece la brujería sentenciando.

 

Ejemplo de un caso en que, otrora actuaba la inquisición sabiendo antes inquirir.

 

Entierran vivos a enfermos de sida por miedo a contagios en Papúa

 

Port Moresby. Afp - 2007

Varias personas enfermas de sida fueron enterradas vivas en Papúa Nueva Guinea por sus propios familiares, que no disponen de medios para tratarles y temen contagiarse, según denunció el lunes Margaret Marabe, responsable de una organización humanitaria.

En el marco de una campaña contra el sida, esta mujer, que ha vivido cinco meses en la región de la Alta Meseta, una de las más aisladas de este país pobre del Pacífico Sur, explicó haber visto cómo morían de esta manera al menos cinco personas.

Marabe relató el caso de uno de ellos, que pedía socorro mientras le echaban paladas de tierra encima: "Uno de los enfermos era uno de mis primos.

Les pregunté por qué lo hacían y me respondieron: Si les dejamos libres, en nuestra misma casa, vamos a contraer la enfermedad y vamos a morir".

Los propios aldeanos le dijeron a Marabe que ésta era una práctica común.

En algunas poblaciones, los habitantes han torturado y matado a varias mujeres acusándolas de brujería y responsabilizándolas de la muerte, para ellos inexplicable, de jóvenes enfermos de sida.

La responsable de "Igat Hope" (Tengo esperanza) ha realizado un llamamiento al gobierno del país para que los programas de información sobre el sida lleguen no sólo a las zonas urbanas, sino también a las rurales.

Papúa Nueva Guinea, un país con seis millones de habitantes, se enfrenta a una propagación descontrolada del virus. Según la ONU, el número de infectados creció un 30% desde 1997 y en 2005 ya había 60. 000 enfermos.

‘ABC’ 2007.VIII.27. Esp.

 

+++

 

El nombre de ‘leyenda negra’ es relativamente reciente. Pero el nombre es lo de menos. Importa el hecho. Desde el siglo XVI, se desarrolla en muchos países de Europa una campaña de descrédito contra España y, ciertamente, la ofensiva del protestantismo contra la Iglesia Católica. A partir del siglo XVIII, la campaña contra la reputación  de España y de la religión católica, entra a formar parte de la habitual propaganda de las distintas formaciones masónicas, hasta hoy mismo: 2006-

 

Los tópicos de la leyenda negra son bien conocidos: exageración de los males de la Inquisición, invento de oscuras intrigas sobre los reyes Austria, descrédito de la presencia de España en América, presunto fanatismo religioso de los españoles, expulsión de los judíos y de los moriscos, etc. No se trata de entrar en estos temas, sino de intentar explicar los porqués de esa campaña de descrédito y de su perdurabilidad como un locus historicus, un lugar común de la historiografía. Pero baste un dato. España no fue, ni mucho menos, la primera en decidir expulsiones de los judíos. Si en España fue en 1492, varios siglos antes ya habían tenido lugar expulsiones en Francia , en 1182, por mandato de Felipe Augusto; en Inglaterra, en 1290, por orden de Eduardo I de Inglaterra, que fue la primera expulsión de grandes proporciones; durante todo el siglo XIV, en Francia, expulsiones en 1306, 1321/22, y sobre todo la de 1394 por decisión de Felipe IV. Es más, durante siglos los judíos expulsados de Francia se refugiaron en España, país por el que tuvieron siempre predilección. Rafael GÓMEZ PÉREZ – Opinión – ‘Historia de Iberia Vieja’ nº12. 2006-06-

 

+++

 

P: ¿Es que la alquimia es una ciencia?

 

R: La alquimia es un conjunto de especulaciones y experiencias, generalmente de carácter esotérico, relativas a las transmutaciones de la materia, que influyó en el origen de la ciencia química. Tuvo como fines principales la búsqueda de la piedra filosofal y de la panacea universal.

 

+++

 

 

Inquisidores

 

En un artículo de fondo de Indro Montanelli leemos: «La del chivo expiatorio era la técnica utilizada por la Inquisición en los siglos oscurantistas, cuando al populacho exasperado por alguna peste o carestía se le indicaba alguna bruja o algún untador, o presunto culpable de extender la peste, para que sobre ellos desahogara su rabia enviándolos a la hoguera.»

Montanelli tiene muchos méritos, todos estamos en deuda con él porque cultiva con lealtad y, a menudo, con valentía, el arte del inconformismo. Pero por desgracia, en este caso él también cae en un con­formismo de manual «laico, democrático y progresista».

En efecto, todo aquel que conozca la verdadera historia sabe que ocurría exactamente lo contrario; la Inquisición no intervenía para excitar al populacho sino, al contrario, para defender de sus furias irracionales a los presuntos untadores o a las presuntas brujas. En caso de agitaciones, el inquisidor se presentaba en el lugar seguido por los miembros de su tribunal y, con frecuencia, por una cuadrilla de sus guardias armados. Lo primero que hacían estos últimos era restablecer el orden y mandar a sus casas a la chusma sedienta de sangre.

Acto seguido, y tomándose todo el tiempo necesario, practicando todas las averiguaciones, aplicando un derecho procesal de cuyo rigor y de cuya equidad deberíamos tomar ejemplo, se iniciaba el proceso. En la gran mayoría de los casos y tal como prueban todas las investigaciones históricas, dicho proceso no terminaba con la hoguera sino con la absolución o con la advertencia o imposición de una penitencia religiosa. Quienes se arriesgaban a acabar mal eran aquellos que, después de las sentencias, volvían a gritar: «¡Abajo la bruja!» o «¡Abajo el untador!». Y hablando de untadores, el recuerdo de la lectura de Los novios debería bastar para que supiésemos que la caza fue iniciada y sostenida por las autoridades laicas, mientras que la Iglesia desempeñó un papel por lo menos moderado, cuando no escéptico.

Como se ve, en este caso la verdad histórica tampoco cuenta para nada cuando se trata de difamar el presente o el pasado católicos.

Vittorio MESSORI. 2006.

 

+++

Figura de madera negra antropomorfa, preferida por la brujería

peruviana-ecuatoriana-colombiana

 

La Iglesia con la filosofía, ciencia y razón.

-la ciencia como instrumento y sagacidad-

La Iglesia con la investigación científica.

 

Para combatir la ignorancia y supersticiones, siempre la Iglesia estuvo con el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales. Así pues, con el don evangélico de la fe, esperanza y caridad, expresó su discurso a fin de obtener actos de discurrir el entendimiento. Pero atenta a no caer en una fe desmedida o valoración excesiva respecto a rozar en una ‘superstición de la ciencia’; con todo, sumisa al Santo Espíritu como fuente y término de la esperanza humana.

 

[La Iglesia y hombres de ciencia bregaban contra las supersticiones. Por ello,  estaban bajo el fuego de muy malas lenguas, que les ametrallaba con noticias distorsionadas y confundía a quienes no tenían sólidas bases formativas espirituales e intelectuales].

 

TESÓN Y CONSTANCIA, PRECISIÓN Y OBJETIVIDAD 

PARA AFRONTAR LA BRUJERÍA CON LA CIENCIA.

 

 

BLANCHINUS - Tabularum Ioannis Blanchini Canones
Venetiis : Simon Bivilaqua, 1495 - [672] p. : il. ; 8º (21 cm)

Signatura ROA: 02369

COMENTARIO

Los pocos datos que conocemos sobre Giovanni Bianchini (Ioannis Blanchini) han sido extraídos de su propia obra, en la que consta que este astrónomo italiano del siglo XV nació en Bolonia y fue profesor en Ferrara.

La obra de Blanchini, también conocida como Tabulae celestium motuum , se inscribe en ese grupo de trabajos propios del siglo XV en los que se nos presentan tablas astronómicas y almanaques perpetuos preparados para ser utilizados tanto desde el punto de vista astronómico como desde el astrológico. El ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada, un incunable muy bien conservado y caracterizado por una cuidada tipografía gótica, fue publicado por el impresor veneciano Simón Bevilaqua en 1495.

 

+++

 

 

COPERNICUS - Nicolai Copernici Torinensis De revolutionibus orbium coelestium libri VI  - Norimbergae : Apud Ioh. Petreium, 1543 - 6 h., 196 h. : il. ; 4º (29 cm)

Signatura ROA: 01417

COMENTARIO

Nicolás Copérnico (Torun, 1473 - Frauenburg, 1543) ingresó en 1491 en la Universidad de Cracovia, siguiendo las indicaciones de su tío y tutor Lucas Watzendrole (obispo de Warmia). Después viajaría a Italia, donde permanecería hasta 1503, estudiando en Bolonia, Padua y Ferrara. Allí, además de aprender la lengua griega, completó su formación matemática y astronómica. A su vuelta escribió un opúsculo, que no llegaría a ser impreso, en el que esbozó una primera versión del sistema heliocéntrico ( De hypothesibus motuum coelestium a se constitutis comentariolus ). Durante dos décadas se encargó de atender a la administración de bienes y servicios de la diócesis de Warmia. No obstante, tendría tiempo de completar las observaciones astronómicas que había iniciado en Italia y de preparar minuciosamente la gran obra que aquí comentamos.

Aunque los especialistas consideran que la obra ya estaba terminada hacia 1530, tendrían que pasar más de diez años hasta que en 1541 autorizase la impresión de su manuscrito. El libro salió a la luz en 1543, después de cuarenta años de gestación. La primera parte (libro primero) es la que contiene la exposición cosmológica del sistema copernicano, mientras que el resto de la obra contiene la parte teórica. Su publicación supondría un hito para la historia de la ciencia, en la que se considera al De revolutionibus orbium coelestium como el punto de partida de la llamada revolución científica, un largo proceso que culminaría en el siglo XVII con las aportaciones de Isaac Newton.

Agradecemos la fonte:

http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

Catalogo/copernicus.html 2006-06-25

 

+++

 

DOLETUS, Stephanus

Stephani Doleti De re navali liber ad Lazarum Bayfium
Lugduni : Apud Seb.
Gryphium, 1537
13 h., 189 p. ; 8º (21 cm)

Signatura ROA: 08730

COMENTARIO

Etienne Dolet (Orleans, 1509 - París, 1546), también conocido como Stephanus Doletus, estudió en París y en la Universidad de Padua. Gracias a sus conocimientos sobre la Antigüedad clásica pudo trabajar en Lyon con el conocido impresor renacentista francés Sebastián Gryphe (Griphium) (1493-1556), de cuya imprenta salieron numerosas ediciones de clásicos hebreos, griegos, latinos, italianos y franceses.

De esa época procede esta obra, traducción y comentario del libro de Lazare de Baif titulado De re navali . Hacia 1540, Dolet se estableció como impresor, publicando sus propias obras y las de otros autores. Fue encarcelado en diversas ocasiones por orden de la Inquisición, que le acusó de hereje. Murió ahorcado y quemado junto a sus libros en la plaza Maubert de París.

 

+++

 

FINAEUS, Orontius

Orontii Finei Delphinatis, regis mathematicarum professoris Quadrans astrolabicus, omnibus Europae regionibus inserviens : Ex recenti & emendata ipsius Authoris recognitione in ampliorem, ac longè fideliorem redactus descriptionem
Parisiis : Apud Simonem Colinaeum, 1534
18 fol. ; 4º (30 cm)

Signatura ROA: 02688 – 3

COMENTARIO

Oronce Finé (Briançon, 1494 - París, 1555), estudió humanidades y matemáticas en el Collège de Navarre de París. Realizó diversos trabajos sobre astronomía, geografía, cartografía, geometría y gnomónica. Publicó un curso de matemáticas elementales titulado Protomathesis y se encargó de la edición de trabajos de conocidos astrónomos como Peurbach o Reich.

Una de sus facetas más conocidas fue la relacionada con la invención y construcción de instrumentos matemáticos y relojes solares, descritos en obras como De solaribus horologiis et quadrantibus (París, 1531) o la titulada Quadrans astrolabicus (París, 1527) que aquí comentamos. El ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada pertenece a una edición realizada en 1534 por el impresor francés Simón de Colines (1470-1546), conocido en su época por sus diseños de tipos cursivos y griegos y por la publicación de libros con ilustraciones de gran belleza.

 

+++

 

LEOPOLDUS
Compilatio Leupoldi ducatus Austrie filii de astrorum scientia decen continentis tractatus

Venetiis : per Melchiorem Sessam et Petrum de Ravanis socios, 1520
151-244 h. : il. ; 8º (22 cm)

Signatura ROA: 02125

COMENTARIO

Poco sabemos de Leopoldo de Austria, astrólogo que vivió en la Europa del siglo XIII, en la misma época en la que tuvieron lugar las aportaciones a la astronomía de personajes como Sacrobosco o Alfonso X el Sabio. Su única obra conocida es esta compilación astrológica que aquí comentamos.

Se trata de una pequeña obra, de cuidada edición, con caracteres góticos y bellas xilografías. El ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada pertenece a una segunda edición, pues sabemos que esta obra fue impresa por vez primera en 1489, en los talleres de la imprenta establecida en Augsburgo por Erhard Ratdolt.– 2006.06 http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

 

+++

 

MANUZIO, Aldo - Astronomi veteres apud Aldum
Venetiis : Cura et diligentia Aldi, 1499
(343), 232 p., 56, 4 h. : il. ; fol. (31 cm)

Signatura ROA: 02045

COMENTARIO

Aldo Manuzio (1450-1515), fue uno de los más notables impresores del Renacimiento italiano. Manuzio instaló en 1490 una imprenta en Venecia, con la que se dedicó a la edición sistemática de obras clásicas, con la colaboración de los mejores especialistas de la época en literatura clásica. A partir de 1501, Aldo Manuzio se decidió por la utilización del formato en octavo, más pequeño y manejable que el utilizado normalmente hasta entonces (folio o cuarto). Esa sería una de las características de las llamadas ediciones aldinas, dirigidas a la burguesía culta de la Italia del Renacimiento.

El ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada, conocido con el título genérico de Astronomi veteres , contiene una recopilación de textos clásicos relacionados con la astronomía realizada por Aldo Manuzio y editada en 1499. Contiene las siguientes obras:

Iulii Firmicii Astronomicorum libri octo
Marci Manilii Astronomicon ad Caesarem Augustum
Arati Phaenomena Germanico Caesare interprete
Fragmentum Arati Phaenomenon M. Tulio Cicerone interprete
Arati Phaenomena Rufo Festo Avieno paraphraste
Arati Solensis Phaenomena cum commentariis (en griego)
Procli Sphaera (en griego)
Procli Diadochi Sphaera Toma Linacro Britanno

2006-06-25http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

 

+++

 

MAUROLYCUS, Franciscus

Cosmographia Francisci Maurolyci Messanensis Siculi
Venetiis : Apud haeredes Lucae Antonii Iuntae Florentini, 1543
4 h., 103 fol. : il. ; 8º (21 cm)

Signatura ROA: 02109

COMENTARIO -

El monje benedictino Francesco Maurolico (Messina, 1494 - 1575) fue un gran erudito que destacó en su época por sus estudios de temas relacionados con la geometría y la óptica, entre los que podríamos citar los trabajos relacionados con el prisma, los espejos esféricos, la cámara oscura o la refracción de la luz. Entre sus obras más conocidas están un tratado sobre relojes solares (Gnomonica, 1553) y otro sobre aritmética (Arithmeticorum libri duo, 1557).

Sus concepciones cosmográficas quedaron plasmadas en dos obras, una manuscrita en italiano (I dialoghi tre della cosmografía) y otra en latín, la Cosmographia , publicada por vez primera en 1543. A esta primera edición pertenece el ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada. Se trata de un libro muy bien editado procedente de los talleres de Luca Antonio Giunta (1457-1538), editor e impresor florentino establecido en Venecia y conocido por su especialización en libros religiosos con ilustraciones xilográficas.

 

2006-06-25http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

 

+++

 

PEURBACHIUS, Georgius

Tabulae eclypsium magistri Georgii Peurbachii
Civium Viennensium : Ioannis Winterburger, 1514
Pag. var. : il. ; 4º (31 cm)

Signatura ROA: 02146 – 1

COMENTARIO

Georg von Peurbach (Peuerbach, 1423 - Viena, 1461) estudió inicialmente en Viena para después viajar a Italia, donde completaría su formación y establecería contactos con relevantes personajes de la época como Nicolás de Cusa. En 1453 volvió a Viena, en cuya universidad se dedicó a la enseñanza de la astronomía y de las matemáticas. Fue entonces cuando recibió el nombramiento de astrónomo real en la corte del rey de Hungría. Peurbach fue defensor del empleo de la numeración arábiga y del modelo cosmológico geocéntrico descrito en la obra de Ptolomeo.

Las tablas de eclipses de Peurbach que se conservan en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada fueron publicadas, como casi todas sus obras, después de la muerte de éste. Se trata de un ejemplar procedente de una edición realizada por la imprenta vienesa de Juan Winterburger en 1514, edición que incluía también las Tabula primi mobilis de su alumno Regiomontano.

2006-06-25http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

 

 

PEURBACHIUS, Georgius


Tractatus Georgii Peurbachii super propositiones Ptolemaei de sinubus & chordis: Sequitur tabula sirum ad 6.000.000 partes per Ioannem de Regiomonte computata
Norimbergae : [Apud J. Petreium], 1541
130-146 p., 19 h. : il. ; fol.
(32 cm)

Sign. ROA: 00984 – 2

COMENTARIO

Entre las obras de Georg von Peurbach (Peuerbach, 1423 - Viena, 1461) destaca la Theoricae novae planetarum (Nuremberg, 1472), uno de los tratados sobre el sistema ptolemaico más usados durante los siglos XV y XVI. En ella se hace una introducción sistemática al Almagesto, conocido hasta entonces a través de traducciones árabes. Ello le llevaría a plantear un ambicioso proyecto de traducción de la gran obra de Ptolomeo desde el original griego, que no pudo llevar a cabo a causa de su temprana muerte.

Una de las principales aportaciones científicas realizadas por Georg von Peurbach fue la preparación de estas precisas tablas de senos, llevadas a cabo gracias al uso de la numeración arábiga, de la que se mostró un convencido defensor a lo largo de su corta vida. Como ocurrió con otras de sus obras, este tratado fue impreso después de su muerte, en la imprenta de J. Petreium establecida en Nuremberg a principios de XVI. Como complemento, fue adicionado con unas tablas calculadas por su alumno Regiomontano.

2006-06-25http://www.roa.es/Biblioteca/exposiciones/ptolomeo/

 

+++

 

PTOLOMEO, Claudio

In Ptolemaei magnam compositionem, quam Almagestum vocant, libri tredecim conscripti à Ioanne Regiomontano
Norimbergae : Apud Ioannem Montanum & Ulricum Neuberum, 1550
115 h. : il. ; 4º (29 cm)

Signatura ROA: 01470

COMENTARIO

El término en latín medieval Almagesto, por el que se conoce a la obra astronómica de Ptolomeo, procede del árabe al-Magisti, título que recibió la primera versión de la obra que llegó a Occidente. En esta traducción, Regiomontano utiliza el término latino Magnam compositionem para denominar al trabajo de Ptolomeo. Se trata efectivamente de una compilación compuesta por trece libros que contienen, entre otras cosas, tablas de los movimientos del Sol, la Luna y los planetas, un catálogo de estrellas, la descripción del astrolabio, una teoría de los eclipses y el estudio de la distancia entre la Tierra, la Luna y el Sol.

Regiomontano terminó la traducción latina del original griego del Almagesto de Ptolomeo que había sido iniciada años antes por Peurbach, exponiendo el sistema ptolemaico en una obra titulada Epytome in Almagestum Ptolemaei (Venecia, 1494). Unos años más tarde saldría a la luz la primera edición completa en latín, realizada en Venecia en 1515. El ejemplar conservado en la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada pertenece a una edición de la traducción terminada por Regiomontano realizada en Nuremberg en 1550.

 

+++

 

 

REGIOMONTANUS


In laudem operis Kalendarii à Joanne de Monteregio
Venetis : Ex Officina Petri Liechtenstein, 1514
28 h. : il. ; 8º (21 cm)

Signatura ROA: 15886

COMENTARIO

Johann Müller (Königsberg, 1436 - Roma, 1476), más conocido por los nombres de Regiomontano o Monteregio, fue alumno de Georg von Peurbach desde los 16 años. Tras la muerte de su maestro se trasladó a Italia, donde se dedicó a la localización de textos matemáticos de la Grecia clásica. En 1461 empezó a trabajar como profesor de astronomía en la Universidad de Viena y, unos años después, en 1468, fue nombrado astrónomo real de la corte de Hungría (donde residió entre 1467 y 1471).

Regiomontano fundó en Nuremberg su propia imprenta (1471), en la que se publicaron numerosas obras de astronomía y los primeros calendarios completos con datos astronómicos sobre las posiciones del Sol y de la Luna, eclipses y fiestas móviles. La temprana muerte de Regiomontano (a los cuarenta años) influyó sin duda en el retraso de la divulgación de las obras matemáticas en los primeros años de la imprenta, pues con su imprenta había intentado superar el problema planteado por las reticencias de los primeros impresores a la edición de tratados de matemáticas y astronomía, de dudosa rentabilidad económica y difíciles de publicar a causa de sus dibujos y tablas.

 

+++

 

RHETICUS


Ephemerides novae seu expositio positus diurni siderum... exquitita ratione & accurato studio elaborata à Georgio Ioach.
Rhetico
Lipsiae : Ex Officina Wolphgangi Gunteri, 1550
20 h. ; 8º (23 cm)

Signatura ROA: 09596

COMENTARIO

Georg Joachim von Lauchen (Feldkirch, 1514 - Kosice, 1576) adoptó el nombre latino de Rhetico en alusión a su región de nacimiento (el Tirol, la antigua Rethia). Viajó de joven por Italia y estudió en las universidades de Gotinga, Nuremberg y Wittenberg, en la que obtuvo una cátedra de astronomía en 1536. En aquellos años ya circulaba por Europa la propuesta heliocéntrica de Nicolás Copérnico, a pesar de que no había sido publicada. Interesado por este asunto Rhetico viajó a Frauenburg, ciudad en la que residía el astrónomo polaco. Tras estudiar cuidadosamente la teoría copernicana se convirtió en uno de los principales seguidores de la hipótesis heliocéntrica.

Rhetico escribió un resumen de la misma, titulado De libris revolutionum Nicolai Copernici narratio prima (Danzig, 1540). Finalmente convenció a Copérnico, obteniendo su permiso en 1541 para llevar a la imprenta el manuscrito del De revolutionibus orbium coelestium (Nuremberg, 1543). Además elaboró diversos trabajos sobre trigonometría y publicó estas efemérides astronómicas basadas en los cálculos copernicanos, en cuya portada él mismo se denominó alumno de Copérnico.

 

+++

 

SCHÖNER, Johann


Tabulae astronomicae, quas vulgo, quía omni difficultate & obscuritate carent, resolutas vocant... per Ioannem Schonerum
Norimbergae : Apud Io. Petreium, 1536
[Sig. i-iiii 2 A4-X4 2] ; 8º (21 cm)

Signatura ROA: 02401

COMENTARIO

Johann Schöner (Karlstadt am Main, 1477 - Nuremberg, 1547) fue conocido por sus coetáneos por sus trabajos como astrónomo y geógrafo. Estudió teología en la Universidad de Erfurt y astronomía con Bernhard Walter (el alumno y mecenas de Regiomontano) en Nuremberg, en cuya universidad ejerció una cátedra de matemáticas.

Schöner promovió desde su cátedra la edición de las obras de Regiomontano y se dedicó a la construcción de globos terráqueos. Escribió diversos trabajos sobre geografía y algunos opúsculos matemáticos que a su muerte serían publicados con el título genérico de Opera mathematica (1551). En la Biblioteca del Real Observatorio de la Armada se conservan estas tablas astronómicas publicadas por Schöner en 1536.

 

+++

 

Felicidad es: Practicar la justicia hacia Dios y servicio humilde hacia el prójimo; la templanza, el dominio de sí, el alejarse de los honores de las cosas del mundo, la humildad, la castidad, la obediencia, la fortaleza en las tribulaciones, la cotidiana perseverancia en la oración y en el alabar a Dios; satisfacer con sinceridad los mandamientos de la ley de Dios enseñados por la santa Iglesia desde hace 2000 años; la fidelidad a la palabra dada, !lealtad en el compromiso!; en el matrimonio: ‘cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien’. Y con todo esto, podrás ser aparentemente un hombre pobre, pero con un corazón deliciosamente rico y feliz… poseerás jubilosamente a Dios que es infinita paz y alegría.-

 

+++

 

Jesús, Rey del universo. - Él es el Rey de bondad y donador de gracia que alimenta a su pueblo, y quiere reunirlo en torno a Él como un pastor que vela por su rebaño y recobra sus ovejas de todos los lugares donde estaban dispersas en los días de nubes y brumas (cf. Ez 34, 12).

 

Dos mil años de evangelización - En el monte de los Olivos, el día de la Ascensión, antes de subir al Padre, Jesús pronunció la profecía de la evangelización: «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura» (Mc 16, 15).

«En estas palabras está contenida la proclama solemne de la evangelización» Juan Pablo II. Los discípulos del divino Redentor acogieron esta consigna y desde entonces, a lo largo de la historia y en todos los meridianos del orbe, la Iglesia se torna católica catolizando, y no ha hecho otra cosa que ejecutar el mandato de su Señor: evangelizar. «Evangelizare Iesum Christum»: «Anunciar a Jesucristo» (cf. Ga 1, 16), como se expresa san Pablo con frase lapidaria y emblemática.

 

La Iglesia es en la historia una anticipación del Reino de Dios, y lo demuestra también por ser católica, es decir, universal.

 

+++

 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

La naturaleza canta las glorias del Creador y el hombre

sepa gozar en armonía con todo lo creado.

 

 

Gracias por venir a visitarnos.

VERITAS OMNIA VINCIT

LAUS TIBI CHRISTI.

 

Recomendamos: ‘El Dios de los cristianos’ Meditaciones, S.S. Benedicto PP. XVI - en el siglo: Joseph + Cardenal Ratzinger – MMVI

 

Las ilustraciones que adornan un expuesto, no son obligatoriamente alusivas al texto. Estando ya públicas en la red virtual, las miramos con todo respeto y sin menoscabo debido al ‘honor y buena reputación de las personas’. De allí, hayamos acatado el derecho a la intimidad, al honor, a la propia imagen y a la protección de datos. Tomadas de Internet, las estampas, grabados o dibujos que adornan o documentan este sitio web ‘CDV’, no corresponden ‘necesaria e ineludiblemente’ al tema presentado; sino que tienen por finalidad –a través del arte- hacer agradable la presentación. Tributamos homenaje de sumisión y respeto a todas las personas, particularmente cuyas imágenes aparecen publicadas, gracias.-

Si de manera involuntaria se ha incluido algún material protegido por derechos de autor, rogamos que se pongan en contacto con nosotros a la dirección electrónica, indicándonos el lugar exacto- categoría y URL- para subsanar cuanto antes tal error. Gracias. ‘CDV’.-

"En caso de hallar un enlace o sub-enlace en desacuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica, notifíquenos por e-mail, suministrándonos categoría y URL, para eliminarlo. Queremos proveer sólo sitios fieles al Magisterio". Gracias.-

“Conocereisdeverdad.org = CDV” no necesariamente se identifica con todas las opiniones y matices vertidos por autores y colaboradores en los artículos publicados; sin embargo, estima que son dignos de consideración en su conjunto. ‘CDV’ Gracias.-

CDV” intenta presentar la fe cristiana para la gente más sencilla (catequistas, etc.), en especial para los estratos aparentemente más bajos. ¿La razón? Simple: «Son ellos quienes más necesitan conocer la alegría de Cristo».-

Debido a la existencia de páginas excelentes sobre apologética y formación,  lo que se pretende desde ‘CDV’ es contribuir muy modestamente y sumarse a los que ya se interesan por el Evangelio de Cristo de manera mucho más eficaz. ‘CDV’ Gracias.-

 

In Obsequio Jesu Christi.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).