Tuesday 17 January 2017 | Actualizada : 2016-12-24
 
Inicio > Leyendas Negras > América - 7º españoles llevar América lo mejor: filosofía ciencia cartografía

Los Estados Unidos son en una cosa, realmente un modelo a imitar para todos. Son el país que nació y se fundó “sobre la verdad evidente de que el Creador ha dotado a cada ser humano de derechos inalienables”, el primero de los cuales es la libertad.

 

+++

 

Como decía Séneca: ««No se descubrirá nunca nada, si se considera satisfecho de lo ya descubierto».

 

 

Casiodoro Magno Aurelio, fue un filósofo, pensador, monje y escritor latino, consultado por los reyes y gobernantes de su época. Nació en el año 468 D.C., en Squillace y murió después de 562. Fue ministro de Teodorico el Grande. En el año 538 se retiró y fundó una orden monacal, precursora de la de San Benito (benedictinos), consagrada sobre todo a la conservación y copia de manuscritos antiguos.

 

+++

 

Transcribiendo manuscritos, almacenando códices, propulsando el saber, acumulando ciencias y libros, creando las Universidades y protegiendo el arte, las instituciones de la Iglesia asientan bases contra la ignorancia ciudadana... y la burla de la inteligencia. Papa Nicolás V* (1397 † 1455), indicaba tal finalidad con las palabras: "Pro communi doctorum virorum commodo", "Para la utilidad y el interés común de los hombres de ciencia". Análogamente subrayada por el Papa Sixto IV** al nacer el Renacimiento: "Ad decorem militantis Ecclesiae et fidei augmentum", "Para decoro de la Iglesia militante y para la difusión de la fe".

*Al siglo Tommaso Parentucelli, nacido en Sarzana-It. el 15 de noviembre de 1397 y † Roma el 24 de marzo de 1455 (PP. entre 1447 y 1455).

**Al siglo Francesco Della Rovere, nacido en Albisola-Savona-It. el 21 de Julio de 1414 y † Roma, 12 de Agosto de 1484 (PP. Entre 1471 y 1484).

 

+++

 

Se cumple el 450 aniversario de la primera gramática publicada en América

Obra del fraile franciscano Maturino Gilberti

TZINTZUNTZAN, martes, 04 Marzo 2008- Se acaba de celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna en todo el mundo y en países como México, al hacerse un recuento de las organizaciones que cuidan y han preservado las lenguas autóctonas, por ejemplo, las lenguas indígenas del país (cerca de 60 en activo), se olvida el papel preponderante de la Iglesia católica en este renglón.

 

Uno de estos aportes significativos de la Iglesia en México tiene que ver con la preservación de las lenguas habladas por las culturas y los pueblos precolombinos. En este campo, son muy apreciados los estudios, las doctrinas, las gramáticas y otros escritos de hombres como los franciscanos de la primera hora americana  Fray Bernardino de Sahagún, en lengua náhuatl  o Fray Maturino Gilberti en la purépecha.

Precisamente de éste último se ha celebrado recientemente el 450 aniversario de la publicación de su Arte de la lengua de Mechuacan. Esta obra del  franciscano de origen francés --nacido en 1498 y muerto en Tzintzuntzan, Michoacán en 1585-- que misionó en la Nueva España a partir de 1542, fue escrita en 1558, lo que la convierte en la primera gramática que se publicó en el Nuevo Mundo.

Es bien sabido que uno de los principales obstáculos para la primera evangelización de los pueblos mesoamericanos fue el desconocimiento de las lenguas autóctonas. Así, en el caso de los primeros acercamientos con los purépechas, los misioneros franciscanos debieron auxiliarse de intérpretes,  o bien valerse de signos o señas que no siempre --o casi nunca-- entendían los nativos.

Sin embargo no era fácil encontrar a los traductores suficientemente preparados y, sobre todo, los disponibles, puesto que muchos de estos intérpretes eran requeridos por los tribunales y oficinas de jueces y gobernantes. Así las cosas, los mismos frailes tuvieron que darse a la tarea de aprender las lenguas de los naturales.

Ahora bien, dado que no había la intención de hispanizar a los indios, y que el trabajo de evangelización tenía que hacerse completa y exclusivamente en lenguas indígenas, había necesidad de libros para ponerlos en manos de los religiosos, sea para que estudiaran los rudimentos, sea para que se perfeccionasen en las lenguas de sus fieles.

Así surgieron dos categorías de opúsculos con el fin de ayudar a la predicación de la doctrina cristiana: las gramáticas --o artes, como eran llamadas a la sazón-- de lenguas indígenas --tarasca o purépecha, en este caso-- y vocabularios, por un lado, y las Doctrinas, por otro, que eran compendios de la fe cristiana católica escritas en las lenguas de esta tierra.

Fray Maturino Gilberti, reconocido como el más destacado lingüista del tarasco, desde su llegada a Nueva España fue destinado a la Custodia franciscana de Michoacán, perteneciente en ese entonces a la Provincia del Santo Evangelio de México, donde hizo gala de sus dotes de teólogo consumado y como un gran predicador de los indios.

Puso todo su empeño en hacer llegar el evangelio y doctrina cristiana en la propia lengua de sus fieles, por tal razón escribió, además de la ya citada obra, un Vocabulario en lengua de Mechoacan, y un Diccionario tarasco-español; además es autor de  Tesoro espiritual en lengua de Mechoacan, Cartilla para los niños, en lengua tarasca, Tesoro espiritual de pobres en lengua de Mechoacan, Diálogos de doctrina cristiana en lengua de Mechoacan,--considerada su mejor obra--, Evangelios en tarasco y algunas traducciones de las Sagradas Escrituras, entre muchas otras.

En la reciente celebración por el  450 aniversario de la aparición de Arte de la lengua de Mechuacan, los estudiosos reunidos en el antiguo convento franciscano de Tzintzuntzan han dicho que la relevancia de la obra maturiniana consiste, primordialmente, en que «reconoce y registra características propias del purépecha a pesar de los modelos de la gramática en aquellos tiempos», además de que plantea desde un tratado de fonética purépecha, hasta reglas de ortografía, así como adoptar el modelo gramatical clásico para explicar la naturaleza de las palabras; y señalan que «es un tesoro poder ver el mundo a través del purépecha y el español», gracias al insigne misionero franciscano.

 Por Gilberto Hernández Garcia

 

+++

 

Los jóvenes siempre han sido en la historia de Europa y de las América, promotores de empuje evangélico. Basta pensar en jóvenes como san Benito de Nursia, san Francisco de Asís y el beato Karl Leisner, en Europa; al igual que en san Martín de Porres, santa Rosa de Lima y la beata Kateri Tekakwitha, en América.

 

+++

 

 

... ¿ de que los indios fueron esclavizados ?...

"¿Hubo encomenderos brutales? Sí, y esto nos lleva al segundo punto de la Leyenda Negra, a la segunda acusación, que es la de la esclavitud: los españoles esclavizaron a los indios. Que también es falsa. ¿Por qué los españoles no podían esclavizar a los indios? Lo dijo la reina Isabel en su testamento: a los indios había que llevarlos a la fe y tratarlos como a cristianos. Eso sí, pongámonos en la piel de cualquier español del siglo XVI que pasa a América: ha arriesgado su vida, ha conquistado tierras y se encuentra con que no puede tener esclavos. ¿Cómo que no? Todos tienen esclavos: los portugueses, los árabes; pronto los ingleses, los holandeses, los franceses. No valoramos suficientemente el enorme impacto psicológico que debió de ser aquella prohibición en una época donde la esclavitud seguía siendo una institución social vigente. Pero Carlos I lo subrayó con toda claridad en las Leyes de Indias: "Es conformidad de lo que está dispuesto sobre la libertad de los indios, es nuestra voluntad, y mandamos, que ningún Adelantado, Governador, Capitán, Alcaide, ni otra persona de cualquier calidad, en tiempo de paz o de guerra, sea osado de cautivar indios naturales de nuestras Indias y Tierra Firme del Mar Océano, descubiertas o por descubrir..."

Esto no era papel mojado. La crónica está plagada de casos en los que no solo encomenderos, sino también funcionarios reales de alto nivel fueron investigados por la justicia, apresados, conducidos a España, juzgados, encarcelados e incluso ejecutados por los abusos cometidos (...)

Los indios fueron sometidos a un régimen de servidumbre semejante al que se aplicaba en Europa (...) Hoy nos parecería insoportable y seguramente lo era en muchos casos: es difícil saber cuántos indios –seguramente miles– murieron exhaustos en las encomiendas o, después, en las minas. Pero no eran esclavos (...) Precisamente por eso comenzó la importación de esclavos negros, vendidos por los mercaderes árabes y por las tribus africanas. ¿Por qué podía esclavizarse a los negros y no a los indios? De eso hablaremos otro día...

(José Javier Esparza, La gesta española, p. 217-8) 

 

+++

 

El 11 de mayo de 1544 sale de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) la expedición de Francisco de Orellana, primera que exploró el Amazonas.

 

+++

 

Es difícil calificar una institución –como la Iglesia Católica que, en sus dos mil años- nos ofrece con sus bibliotecas, monasterios y universidades, nada menos que el ‘patrimonio intelectual de la humanidad’.

 

+++

 

La misión de la Iglesia su orden de Cristo, es anunciar la salvación a la ‘nación’ de los pobres, marginados, excluidos y manipulados, primeramente.

 

+++

 

Alonso de Santa Cruz Cartografo español  -   Fue cartógrafo del Consejo de Indias y fabricante de instrumentos náuticos de la Casa de la Contratación de Sevilla, donde residió habitualmente. Viajó mucho, en especial a Cuba, Francia, Italia, Grecia y el norte de Europa, y a Portugal, donde residió unos años, en Lisboa y otros lugares, procurándose información sobre África. Participó en la expedición de Sebastián Cabot. Diseñó y fabricó dos instrumentos para fijar la longitud y trazó, a petición de la Junta de Pilotos, una carta de marear, así como otros mapas inventariados a su muerte. Fue el cronista de los últimos años del reinado de los Reyes Católicos, entre 1490 y 1516, continuando la obra de Hernando del Pulgar. Escribió además una Crónica del Emperador Carlos V cuyo estilo se caracteriza por su naturalidad y sencillez. Comienza con el nacimiento del emperador en 1500 y llega hasta 1551, de forma que el primer periodo se repite en las dos obras con perspectivas distintas. En 1539 fue nombrado Cosmógrafo Mayor del rey Carlos I, cargo en el que continuó con Felipe II. Formada por este último monarca una Junta de Cosmógrafos presidida por el marqués de Mondejar, éste le encomendó que le hiciera llegar por escrito su dictamen sobre ciertos instrumentos de metal y un libro del que era autor el alemán Pedro Apiano con el cual se decía que se determinaban las latitudes; este informe constituye su Libro de las longitudines. Otra obra, el Yslario general de todas las islas del mundo (1560) fue escrito por encargo del rey Felipe II. Póstumo apareció, publicado por su hijo Antonio Ponce de Santa Cruz, (1561-1632), médico de cámara de los reyes Felipe III y Felipe IV, Dignotio et cura affectuum melancholicorum (Diagnóstico y tratamiento de las afecciones de los melancólicos), 1622, obra escrita, al parecer, poco antes de su muerte. Se trata de un diálogo entre dos médicos amigos (Aristipo y Sofronio), sobre la depresión o melancolía y está ilustrado con numerosos casos clínicos. En 1551, ya quebrantada su salud y lamentando su pobreza, pidió al rey le hiciera merced "del oficio de obrero de los alcáceres" de Sevilla.

 

 

La cartografía, por lo que se refiere a su desarrollo, puede estudiarse según dos métodos: analítico y sintético.

El primero se fundamenta en las cuatro circunstancias que singularizan los mapas actuales: disposición de los puntos cardinales y sus correspondientes sectores, escala o relación de distancias, forma y carácter de la red de fondo y contenido. Conocer su existencia o inexistencia, debidamente detallada, es hacer historia analítica de los mapas. Según el método sintético, la historia de la cartografía es la información sobre las unidades o series cartográficas más importantes en el correr de los tiempos. A este sistema, que es el corriente, nos ajustaremos en el estudio esquemático de la historia de los mapas.
      1.
En la Antigüedad. El principal legado lo constituyen los llamados mapas de Ptolomeo (v.) (90-168), astrónomo, matemático y geógrafo, que vivió en Alejandría. Los mapas que acompañan a su Guía geográfica u Ocho libros ele Geografía, se complementan con las normas y series de determinaciones astronómicas que contiene, sean o no debidos a Ptolomeo o a los que le ayudaron. De la Guía ptolomeica se han conservado 25 manuscritos bizantinos, de fines del s. XII a principios del XIII, con y sin acompañamiento de mapas. De los ilustrados cartográficamente hay dos grupos: uno contiene 26 mapas; otro, 64. En ambos, a las colecciones de mapas precede un mapamundi, en una hoja o en cuatro. En algunos códices, al mapamundi de una hoja acompaña una leyenda o nota, donde consta un tal Agathodetnon como elaborador del mismo, a base del contenido de la Guía.
      Lo que Agathodemon hizo también lo pudieron hacer otros. Según Bagrow, el autor del segundo grupo, o de los 26 mapas,
es el monje Máximo Planudo (1260-1310
); el del primero, el historiador Nicéforo Gregoras (1295-1359). Sin perjuicio de esto, no es caprichoso titular como mapas de Ptolomeo, sea cualquiera su autor, los derivados del contenido o datos de la Guía. El mapamundi es el más importante; se trata de una representación del mundo conocido, norteada, y con red de paralelos y meridianos, dispuesta como resultaría de proyectar los círculos de la esfera sobre dos conos de base común coincidente con el Ecuador. El mapamundi de Ptolomeo es moderno por lo que se refiere a la red de líneas básicas, ya que responde matemáticamente a la llamada proyección cónica que aún se utiliza. Los otros mapas, que podríamos llamar regionales, son como parcelas o áreas del mapamundi; todos de cuadrícula rectangular, sin señalar la convergencia de los meridianos hacia los Polos, licencia permitida, dice Ptolomeo, dada la pequeñez de la extensión que representan.
      2. En la Edad Media. La Guía y sus anejas representaciones cartográficas no tuvieron gran éxito, porque la fama de Ptolomeo entre sus contemporáneos se basaba sobre todo en su Sinla-t-is u obra astronómica. La Guía tuvo más vigencia en el mundo musulmán (ya en tiempo del califa al-Ma´mun, sc. IX, se tradujo al árabe), que en el Occidente cristiano. En la Alta Edad Media los europeos desconocen la mapificación ptolomeica; utilizan otra más ingenua y de acuerdo con las descripciones bíblicas; imperan los discarios o mapas-discos, que en el fondo responden a la creencia discoidal sobre la Tierra.
      En la cartografía cristiano-medieval representa un hito importante el gráfico esquema isidoriano del mundo, sea o no de estirpe romana, que se contiene en algunos códices de las Etimologías de San Isidoro de Sevilla (sc. VI y VII). Representa el mundo habitado como un círculo o disco rodeado del océano, ocupando Asia la mitad superior del mismo y distribuyéndose la inferior entre Europa y África. Una línea o faja continua de agua formada por el Nilo, Helesponto (estrecho de los Dardanelos), Ponto Euxino (mar Negro), Palus Maeotis (mar de Azov) y Tanais (Don), separa Asia de las otras partes o continentes habitados de la Tierra; otra línea o faja acuosa, perpendicular a la anterior y correspondiente al Mediterráneo, se interpone entre Europa y África. El isidoriano es un mapamundi orientado, porque su punto y sector E se coloca en el extremo superior del mismo; y en este lugar de honor del mapa se sitúa, a veces, el Paraíso terrenal (al Oriente, según se interpretaba comúnmente). La colocación de los puntos cardinales en San Isidoro y su esquema del mundo habitado se perpetúan en la cartografía medieval, y aún sobreviven en la imaginería religiosa: baste recordar una escultura del Padre Eterno, de Berruguete, y el cuadro con igual representación del Greco.
      Del esquema isidoriano se derivan de modo inmediato los llamados mapas de los Beatos. Son mundis que acompañan a algunos códices de la obra del Beato de Liébana (sc.V.) sobre Contentemos al Apocalipsis de San Juan, del S. VIII. El tema propio de la obra se interrumpe con el Prologas ele Eccle.sict el .Svact,~rnga, que es casi copia de los libros VII y VIII de las Etimologías isidorianas. Al ocuparse el Prologas de las misiones apostólicas, o (le la atribución de los países a los apóstoles para su evangelización, se ilustra el texto con un mapamundi. Esta ilustración cartográfica existe sólo en 14 de los manuscritos del Beato, conocidos; sus diferencias son debidas a la mayor o menor pericia de los dibujantes y a su riqueza de contenido. Corresponden a los siglos X-XII. Para Neuss su prototipo u original es el mapa de San Severo de París. Todos son mapas orientados, es decir, el Este ocupa la parte superior del mapa; en todos se representa el Paraíso terrenal, y un hipotético continente o cuarta parte del mundo que se sitúa hacia el Sud (lado derecho del mapa) con una leyenda que coincide, a veces literalmente, con la isidoriana que afecta a esta parte de tierra austral más allá del océano.
      En líneas generales armonizan con dichos mapas los dos más famosos de la Alta Edad Media, los de Ebstorf (monasterio) y Hereford (población). El primero se conserva en Hannover. Sus 30 hojas unidas y casadas forman un círculo de más de 3,5 m. de diámetro. Formó el fondo o retablo de un altar. En el punto Este aparece la cabeza del Divino Crucificado; en el Oeste, los pies; y en los Norte y Sur, las manos izquierda y derecha respectivamente. El mapa de Hereford, lugar en cuya catedral se conserva, es también circular y con diámetro algo menor. Su autor, Ricardo de Haldingham, en una inscripción escrita en lengua normando-francesa, pide a los poseedores, observadores y lectores de su obra que recen por él a Jesús para que alcance el cielo. Se perciben en la carta el golfo Pérsico y el mar Rojo, sobre éste un puente que señala el Transitus.filiorunr Israel per orare rcrhrtnn, y la torre de Babel junto al río Éufrates.

.
      Aunque anacrónico hay que incluir en la serie de los discarios medievales el planisferio circular de fra Mauro, monje camaldulense, natural de Murano, cerca de Venecia, que mereció el título de Geographus Incorrtparabilis. Al hacer su obra cumple un encargo del rey Alfonso V de Portugal, que completa y finaliza con la ayuda de Andrea Bianco en 1459. Tiene un diámetro de cerca de 2 m. y está sureado, o sea que el punto S se encuentra en el superior del mapa; esta circunstancia, lo mismo que parte de su rico contenido y abundantes leyendas, refleja influencia árabe, pues los árabes consideraban el punto S como el más noble del mapa, ya que hacia ese rumbo se encontraba La Meca en los mapas procedentes de Bagdad.
      De la Baja Edad Media, principalmente de los s. XIV y XV, son propios los portulanos (v.) o cartas portuláneas, de gran contraste con el grupo de mapas anteriormente citados. Son cartas norteadas, realistas, con red básica (araña) de líneas de rumbo, de rayos y rosas de viento, con escala o tronco de leguas. Entre las cartas portuláneas las hay náuticas, que atienden exclusivamente a la representación de litorales, y náutico-geográficas, que dibujan con igual detalle las zonas costeras y las interiores. Destaca entre éstas el mapamundi de Abraham Cresques (1375), elaborado en un taller de Palma de Mallorca, y al que se llama Atlas catalán por su idioma; está constituido por varias tablas u hojas dispuestas en forma de biombo. Se conserva en la Bibl. Nac. de París. También es joya entre las cartas náutico-geográficas la de Valseca, de 1439, conservada en la Bibl. General de Barcelona-España.


      3. Cartografía ptolomeica de los s. XV y XVI. Un gran acontecimiento en la historia de los mapas lo constituyó la traducción al latín de la Guía geográfica de Ptolomeo por Jacobo Angelo, entre 1409 y 1410. Posibilitó a los europeos el contacto con la geografía y los mapas ptolomeicos. El éxito de la obra de Angelo fue enorme, como se desprende de la existencia de 38 códices latinos de la Guía geográfica. La imprenta difundió la obra de Ptolomeo e hizo posible el dogrnatismo ptolomeico; se consideró de esencial interés el nutrirse de las enseñanzas geográficas y cartográficas del alejandrino. Las ediciones de Ptolomeo se inician con la de Vicenza ( 1475). Según Nordenskiold, en la lista de las ediciones de la Guía se cuentan: siete en el s. XV; 34 en el s. XVI; ocho en el s. XVII... Por mucho que fuera el entusiasmo por Ptolomeo la realidad se impuso, y un mayor y más extenso conocimiento del mundo demandó muy pronto completar el elenco de los 26 mapas con otros, las Tahrrlae Novae. La edición de Estrasburgo de 1513 señala el momento cumbre en lo que a autoridad y difusión de la Guía geogrcíficcr se refiere. Sus 20 Tabulae Norae son debidas al cartógrafo suizo Waldseemüller, o Hylacomylus, según nombre greco-latinizado. Sin embargo, la fama de Waldseemüller se cifra, principalmente, en su gran planisferio publicado en 1507, como complemento gráfico de la Cosrnogroplricrc Introductio, de Ringmann. Por primera vez en aquel mapamundi aparece el nombre de América como denominación del Nuevo Mundo; por ello, y por la autoridad de A. Humboldt (v.), se atribuyó durante siglos a Walseemüller el nombre de América al mundo descubierto por Colón. El verdadero autor del nombre y de su aplicación fue Ringmann, que reiteradamente lo propone en la Cosntogralrlriae lritroclrrctio; Waldseemüller hubo de usar este nombre en el complemento gráfico de la obra de Ringmann, pero prescindió de él tan pronto como se vio libre de la colaboración con Ringmann; ni siquiera lo mantuvo en la edición de Ptolomeo antes citada. Es de señalar que las Tabrdae Norac de esta edición se reiteraron luego en muchas otras, como en las de Pirckheimer-Servet (1535, 1541).
      4. Atlas modernos del s. XVI. En las ediciones de Ptolomeo cada vez aumentaban más los mapas nuevos; en muchas su número supera al de los ptolomeicos. El imperio cartográfico del alejandrino se derrumba al publicarse en Amberes (1570) el Theatrurn Oí-bis Terrarunr, de Ortelius (v.). Fue un éxito completo, se sucedieron ediciones en todos los idiomas, siempre mejoradas y enriquecidas. El golpe de gracia de Ptolomeo se debió tanto a la repristinación de su Guía por Mercator (v.) como a la publicación del atlas de éste, en 1595.
      El s. XVI es la centuria de los atlas modernos, o colecciones de mapas en los que se prescinde del de Ptolomeo y se atiende a la realidad cada vez mejor conocida. A los ya dichos hay que añadir, entre otros, el Speculurn O¡-his Terrarunr, del holandés Gerardo Jode; el vulgarmente llamado Atlas Latreri o Atlas romano, del grabador francés Lafrery, establecido en Roma en 1544; los atlas del portugués nacido en Goa (India), Fernando Vaz Dourado, y el Tesoro del Marino de Wagenaer. Este último hizo escuela entre los atlas marítimos; fue tan popular entre la gente de mar, y tan imitado, que el vocablo ragon, según la fonética del nombre del autor, se hizo denominador común de toda colección de cartas náuticas en forma libresca.
      En cuanto a tipos de mapas la próvida c. del s. XVI se caracteriza, principalmente, por la invención de la carta plana y de la carta esférica. La primera, como carta náutica que era, trató de superar a las cartas portuláneas; es invento portugués y matemáticamente resulta de proyectar la esfera en un cilindro tangente o secante a la misma; su red de paralelos y meridianos forma cuadrados o rectángulos perfectos. Pronto se vio su inconveniente como carta náutica: la línea que une dos puntos de la misma corta a los meridianos según ángulos desiguales; no es línea de rumbo o loxodroma, que es la que forma ángulo igual con todos los meridianos y la que señala la ruta a los nautas. Este inconveniente fue subsanado por la carta esférica o de latitudes crecientes, en la que la latitud se exagera en el mismo grado que la lonIlitud. En ella la línea que une dos puntos cualesquiera de la carta es línea de rumbo; así se explica la pervivencia como carta marina de la esférica o de Mercator, su inventor.
      5.
S. XVII: Fijación de la latitud y la longitud; la Geodesia. En el s. XVII Holanda está a la cabeza en la producción y publicación de mapas. Hay dos series que destacan: la de los Atlas de la Casa Bleau, y la de los que forman en la línea Hondio-Jansonio. La primera serie puede considerarse como arraigada en el Theatrum de Ortelius; la se<.;unda, en el Atlas de Mercator. El Atlas Maior sire Cosn~o, raphiae Blariana, de 1662, publicado por Juan Bleau, comprende 12 grandes volúmenes y cerca de 600 mapas. El Nuevo Atlas de Jansonio, ya sin la colaboración de Hondio, llega a los 12 volúmenes en la edición 1658-62. Igualmente en Amsterdam se elaboran los variados atlas de los cartógrafos Guillermo Witt, padre, hijo y nieto.
      En Francia tuvo un florecer científico la c. en el s. XVn, superando a todas la labor de Nicolas Sanson, con el llamado corrientemente Atlas Mundial, publicado en 1658. La mayor aportación a la c. de esta centuria fue determinar fácilmente la longitud geográfica, y la aparición de la Geodesia o ciencia de la medición de la Tierra. La exacta situación de un punto en los mapas con red de paralelos y meridianos se hace en función de la longitud y latitud geográficas. Los sextantes, superación de los antiguos astrolabios, resuelven pronto las exigencias de una fácil determinación de la latitud. Pero la longitud fue problema sin solución durante mucho tiempo. España es el primer país que trata de resolverlo en el s. XVu baste recordar el Libro ¿le las Longitudes, de Alonso de Santa Cruz, y el primero que anuncia para ello un concurso internacional con el acicate de cuantioso premio; después siguieron su camino Holanda y Francia, en el s. XVu, y más tardíamente Inglaterra. La solución la hicieron posible Galileo, Huygens y Harrison. Desde hace más de 2000 años se sabe que la diferencia de longitud entre dos lugares se deduce de la diferencia de horas en que es observado un mismo fenómeno o una misma posición celeste. Desde muy antiguo sirvió la observación de los eclipses de sol y de luna para determinar diferencias de longitud, a base de las distintas horas en que ocurren en diversos lugares. Pero los eclipses de sol y de luna son poco frecuentes. Esta escasez la subsanó Galileo al descubrir con su telescopio cuatro satélites de Júpiter, cuyas posiciones y frecuentes eclipses ofrecen medio adecuado de referencia para determinar diferencias de longitud, que se siguen de la diferencia de horas en que ocurren en los distintos lugares de observación. Huygens, con su reloj de péndulo compensado, y Harrison, con su cronómetro naútico, completaron la utilidad del descubrimiento de Galileo.
      Por otro lado, para que la escala de los mapas, que es relación de distancias, responda a la realidad no sólo proporcional sino también numérica, es necesario saber las magnitudes de la Tierra. Esto lo resolvió la Geodesia (v.). El nacer de esta ciencia fue tanto como el orto de la triangulación aplicada a medir un sector de meridiano, como previa medida para cálculos ulteriores. La triangulación se emplea en un principio para medir distancias lineales; después, para superficies o áreas. En uno y otro caso consiste en construir una red de triángulos (redes geodésicas), a base de puntos de referencia (vértices geodésicos), y de una línea, base, que se mide directamente sobre el terreno. Para calcular distancias o líneas se fraccionan en lados de triángulos; para superficies, se fraccionan éstas en triángulos, la suma de cuyas áreas es la del conjunto que interesa. Todo estriba en la resolución de triángulos, aplicando el principio de que conocido el lado de un triángulo y sus dos ángulos adyacentes se puede deducir la longitud de los otros dos lados. La medición y cálculo de Picard fue el primer resultado con éxito de la triangulación.
      6.
Las curvas de nivel.
La c. actual la preparan las dos conquistas referidas del s. XVII; pero hay que añadir el invento del modo de representación exacta del relieve. Este avance cartográfico corresponde a los comienzos del s. XII, prescindiendo de antecedentes. El realismo de los mapas, el reflejo en los mismos del ser físico o topográfico de la Tierra, sólo lo hicieron posible las llamadas curvas de nivel (v. TOPOGRAFÍA). Son éstas las que unen puntos de igual altura absoluta o referida al nivel del mar; como señalan la altura absoluta de las cotas, su mayor o menor distancia horizontal en el mapa nos da idea del declive de la zona por donde discurren. Las curvas de nivel son premisas necesarias para otras expresiones gráficas del relieve: para el sombreado de mapas en negro, según el estilo de Lehmann, de luz Genital, o de luz lateral; para la gama de colores que se aplican según los diferentes grados de altura, y para los mapas en relieve, que la industria del plástico ha revitalizado. Por medio de la fotografía aérea y estereoscópica se ha visualizado la realidad del relieve: también se ha conseguido por anaglifos o visión biocular mediante transparentes verdes y rojos.
      7. Cartografía actual. Las tres conquistas cartográficas citadas: revisión de posiciones, triangulación como base de levantamientos cartográficos, y exacta y plástica representación del relieve, operando en conjunto o aisladamente, determinan la fisonomía de la actualidad cartográfica, que se inicia en el s. XVw con la renovación que representa la obra de los cartógrafos franceses Delisle (v.) y D´AnviIle (v.), el Gran Atlas del alemán Homann y la obra cartográfica del inglés Arrowsmith y sucesores. Puede decirse que la c. actual, en el sentido indicado, es obra particular o empresarial, nacional e internacional.
      Cartografía empresarial. El máximo progreso de la c. moderna cristaliza durante muchos años en la obra empresarial de la casa y talleres de Justus Perthes, fundada en 1775, en la ciudad de Gotha. Su obra más destacada y conocida es el Hand-Atlas. De su edición del centenario, en dos tomos, se hizo la española con este título: Gran Atlas Geográfico. Pareja significación al Inst. Gotha tiene el Inst. Cartográfico de Edimburgo, formado por los John Bartholomew. Su Tintes Atlas no ha tenido rival en el s. XX. Muy importante es la obra realizada por el Inst. Geográfico de Agostini, de Novara, sin embargo, la moderna c. italiana tiene como principal exponente el Atlante Internazionale del Touring Club Italiano, cuyo éxito se revela en sus reiteradas ediciones desde 1927.
      Cartoggrafia nacional. La cartografía nacional o estatal tiene como primera expresión los mapas topográficos, o mapas a gran escala a base de triangulaciones geodésicas y topográficas. Francia, y gracias a los Cassini (v.), es el primer Estado que contó con un mapa topográfico, la llamada Curta de Cassini o Carta (le la Academia, terminada en 1789. Es un verdadero monumento histórico, ya que enseña al mundo la técnica del levantamiento de mapas. El ejemplo de Francia cundió en casi todo el mundo. España comienza su Tnpo,~~rúfico Nacional con la escala 1:50.000, en 1875. Constituido por un conjunto de 1.130 hojas, cada una representa el ámbito comprendido entre 10° de lat. y 20° de longitud. A base del mapa topográfico se ha elaborado en España el mapa geológico, a igual escala, y los conjuntos provinciales a escala 1:200.000. Como Portugal también concluyó su mapa topográfico, a igual escala que el de España, se cuenta con una representación de toda la Península a escala de 1:50.000. Otra manifestación de labor cartográfica estatal son los atlas nacionales, o sea, los consagrados a un país o Estado, no como conjunto de mapas generales a él referidos, sino principalmente como colección de mapas temáticos o especiales, o como la mapificación específica de hechos naturales y humanos de todas clases. Lo esencial de los atlas nacionales son los mapas temáticos, representativos de hechos y circunstancias de un Estado. Con los mapas temáticos o especiales pueden combinarse los gráficos en forma de mapas, o cartogramas, y hasta los gráficos de otras clases. En ciertos casos los mapas temáticos y gráficos se acompañan de mapas generales. Los atlas nacionales tienen gran importancia como reflejo pormenorizado de las facetas de un país; comprendiéndolo así el XVIII Congreso Int. de Geografía, celebrado en Nueva York en 1956, encareció mucho su publicación. De acuerdo con ello, la Asamblea General de la Unión Geográfica Int. (UGI) ha constituido la Comisión de Atlas Nac. Esta Comisión presenta y reparte impreso, con motivo del XII Congreso Int. de Geografía, celebrado en Estocolmo en 1960, un informe detallado sobre los atlas nacionales publicados o en vías de publicación (Atlas Nationaux, Leningrado 1960). El vigoroso sentimiento nacional de ciertos países jóvenes favoreció las empresas de atlas nacionales apoyadas por el Estado. Así se explica que la primera edición del Atlas Nacional (le Finlandia date de 1899. Parecido estímulo pudo influir en los atlas nacionales de Egipto (1928), Checoslovaquia (193_5), Tanganica (1942), Polonia (1953), Israel (1956) y Marruecos (1955). El Gran Atlas Soviético del Mundo es una combinación de atlas general y nacional. Su primer volumen, publicado en 1937, es una colección de mapas generales del mundo y de la Unión Soviética; el segundo, publicado en 1939, es un conjunto de mapas temáticos referidos a la URSS. Son de citar, aparte de los mencionados, los atlas nacionales de Francia, Bélgica, Suiza, Suecia, Dinamarca, Gran Bretaña, etc. El Instituto Geográfico Nacional comenzó la publicación de un Atlas Nacional de España en 1960, del que aparecieron once láminas temáticas y un mapa básico a escala 1:500.000. La serie quedó interrumpida. En 1991 y bajo la dirección del mismo Instituto comienza la publicación de un nuevo Atlas de España, estructurado en las secciones: Información General y Básica, El medio físico terrestre, El medio marino, Información demográfica, Actividades económicas básicas, Actividades industriales, Transportes y Comunicaciones, Comercio y Finanzas, Otras Actividades y Servicios, Problemas Medioambientales, El conocimiento del territorio, Información Sociológica y Síntesis General. Con él se pretende dar una exhaustiva información espacial de todos aquellos temas referidos al ámbito físico y humano. Se utiliza el ordenador como recurso técnico en las fases de diseño y preparación de positivos.
      Cartografia internacional. En el V Congreso Int. de Geografía (Berna 1891), Alberto Penck, joven profesor de Geografía de la Univ. de Viena, propuso la confección internacional de un inapa del mundo a l: 1.000.000. La moción fue bien recibida. En el VIII Congreso Penck apeló de nuevo a sus 798 miembros y asociados en favor de la Carta a la millonésima. Con relación a la misma se reúnen las Conferencias Int. de Londres (1909) y París (1913). No pudo ultimarse la obra por las dos guerras mundiales. La inconclusa Carta a la millonésima tuvo dos consecuencias: el proyecto del Mapa Internacional del Imperio romano, del que se publicaron varias hojas, y la iniciativa de American Geographical Soc. de mapificar al 1: 1.000.000 América del Sur. Esta obra comenzó en 1920: su última hoja, la 107, aparece en 1945. Unidas forman un lienzo de 10,370 por 8,540 m. Por último, de otros muchos mapas a la millonésima fue estímulo el frustrado proyecto del referido mapa internacional. También hay que considerarlo como antecedente de la publicación Carta del Mundo a 1:2.500.000. La idea de la Carta del Mundo se expuso en 1956 ante el Consejo Económico y Social de la ONU. Fue aceptada, y se comprometieron a llevarla a la práctica los Servicios Geodésico y Cartográfico de Bulgaria, Hungría, Checoslovaquia, Polonia, la ex Rep. Dem. Alemana, Rumania y la ex URSS. Esta Carta del Mundo, contrariamente a su antecesora, afecta por igual a toda la superficie de la Tierra.

V. t.: TOPONIMIA.
AMANDO MELÓN

 

BIBL.: LL. A. BROWN, t"/x• S/0/ 17 nf M(11)N, Londres 1921: A. LIBAtn.r, llistoirc ele lu Ca/tugrcrphie, París s. a.; L. BAGROw-R. A. SKPL´FON. Mcister der Knrtn,grahhie, Berlín 1963; SFRVicio HISTÓRICO MILJ´FAR, CM10-g/«¡la i, relea iones 1ri.slríril´u.s de ultramar, 2 vol.. 2 ed. Madrid 1983; INs111 UTO GSoci?,u ¡co NACIONAL, Organi.snru.e r urto,~rúficu.s de España, Madrid 1976; F. Jol.v, La rurto,>;rcrl7u, 3 ed. Barcelona España Í988.

 

+++

 

 

Los jesuitas prestan servicios en los campos más diversos de la sociedad, especialmente en los de acción social y educación. 
En la acción social sus objetivos, proclaman, son impregnar las estructuras de la vida humana con una expresión más plena de amor y justicia, lo que les lleva a estar presentes en centros de estudio y publicaciones, en asociaciones de cooperación al desarrollo, en el voluntariado y en proyectos de apoyo a las clases más necesitadas.
La educación la asumen como participación en la misión evangelizadora de la Iglesia. Tienen instituciones en todos los niveles educativos: universidades, colegios, centros de formación profesional y redes educativas.    Tienen centros en 69 países: 207 instituciones de Educación Superior (universidades), 472 de secundaria, 165 de primaria y 78 de profesional o Técnica, donde estudian 2,5 millones de alumnos. 
En España disponen de 67 colegios, en los que estudian unos 70.000 alumnos y nueve universidades -Pontificia de Comillas, de Madrid; Deusto, en Bilbao; Teología de Granada; INEA en Valladolid; ESADE en Barcelona; ETEA en Córdoba; E.U. Magisterio SAFA en Úbeda; CESTE en Santander e IQS en Cataluña- con 50.000 jóvenes.  

También tienen prestigiosas universidades, como la Gregoriana de Roma. 

[2008.I.]

 

+++

Hace falta toda la canallesca indecencia de un demagogo para decir que

Galileo Galilei fue condenado a muerte. O se atiene a la historia registrada

o se es un dudoso charlatán, tejedor de leyendas negras.

 

1303 - Universidad romana de La Sapienza - Histórica institución, cuyo origen está en una Bula del Papa Bonifacio VIII, de 1303.

 

La Iglesia Católica sembró de Universidades en Europa, precisamente en el medioevo. - Ciertamente la universidad debería ser un lugar privilegiado para practicar la razón sin prejuicios ni vetos ideológicos, un lugar en el que afrontar todos los aspectos de la realidad más allá de esquemas preconcebidos, pero precisamente en este ámbito vemos que con frecuencia, no domina ese coraje del razón al que invoca diariamente el Papa Benedicto XVI-  Obispo de Roma 2008.

 

+++

 

"La Iglesia de la época de Galileo se atuvo más a la razón que el propio Galileo, y tomó en consideración las consecuencias éticas y sociales de la doctrina galileana" filósofo agnóstico Paul Feyerabend.-

 

Un discurso pronunciado por el cardenal Ratzinger en Parma hace dieciocho años (en 1990), y que por cierto, retomó en Madrid en un encuentro con intelectuales con motivo del XIV Centenario del III Concilio de Toledo.

En dicho discurso, Ratzinger – probablemente el más grande intelectual viviente-2008), afrontaba la crisis de la fe en la ciencia como uno de los rasgos culturales del momento presente, y para ello realizó una sugerente cala sobre el famoso (y generalmente manipulado) "caso Galileo", para mostrar que se ha producido una inversión en el modo de juzgarlo por parte de los filósofos de la ciencia. Y para ello, Ratzinger cita al filósofo agnóstico Paul Feyerabend, quien afirma que "la Iglesia de la época de Galileo se atuvo más a la razón que el propio Galileo, y tomó en consideración las consecuencias éticas y sociales de la doctrina galileana". Por este motivo, el laico Feyerabend sostenía (para escándalo de estos presuntos científicos de La Sapienza) que el juicio contra Galileo "fue racional y justo, y sólo se puede justificar su revisión por motivos de oportunismo político". El propio Ratzinger mostraba su sorpresa ante esta toma de posición, y advertía que la fe nunca puede crecer a partir del rechazo de la racionalidad. Sin embargo la cita de Feyerabend era útil para ilustrar hasta qué punto es profunda la puesta en cuestión que la modernidad, la ciencia y la técnica hacen de sí mismas.

 

+++

 

 

Porque la primera voz que proclamó la igual dignidad de todos los miembros de la familia humana fue precisamente la del cristianismo. Ni siquiera Grecia y Roma, con sus impresionantes legados filosófico y jurídico, llegaron a la cima de proclamar la fraternidad universal, que es de inequívoco cuño cristiano. Como en aquel chalet disparatado de Mi tío, de Tati, todo comunica. Esta sociedad occidental que a sí misma se llama postcristiana, y que se alimenta del relativismo multiculturalista, tiene como uno de sus objetivos preferentes la religión en general, los monoteísmos en particular, y, muy concretamente, el cristianismo, y no oculta esa hostilidad. En este sentido, me parece que una sociedad infectada de este virus tiene especialmente difícil comprender el espanto del aborto, y por eso convive con este genocidio silencioso como si tal cosa. Con todo, creo que la sociedad española todavía no ha llegado, ni mucho menos, a un punto de no retorno, y puede recuperar su propia estima rescatando esos principios y valores que han construido nuestra civilización y nuestra historia. Por eso están tan nerviosos los heraldos de la muerte. 2008

 

+++

 

Fray Bartolomé de las Casas emprendió su misión convencido de que los indios también tenían alma como él mismo y de que procurar remedio a sus penurias era una encomienda divina. Las orgías solidarias ‘del progre’ parten de la premisa contraria: «Puesto que yo no tengo alma, tampoco pueden tenerla los pobres; habré, pues, de arrastrarlos a mi vida desalmada». Este propósito de arrastrarlos a su propia vida, que es la «vida digna» de los cadáveres plastificados y expuestos en la vitrina de la atención mediática, es el último recurso que le queda ‘al progre’ cuando le han fallado los otros recursos más aseados que practica. 2007

 

+++

 

ONU - Más de 450.000.000 de personas hablan español o castellano en el mundo actualmente. 2007.

 

+++

 

Aportación filosófica española al Nuevo Mundo.

 

Valencia-ESPAÑA VII.2006

 

por Ángel Gutiérrez Sanz

Los españoles llevaron a América lo mejor de la filosofía y la ciencia europeas en un momento en el que España ostentaba la hegemonía política e intelectual. Ellos fueron los que esparcieron las semillas del logos por tierras americanas. Todavía puede dar sus frutos en forma de una filosofía fecunda específicamente iberoamericana , como lo fue la filosofía política de Francisco de Vitoria que aún se perpetua en nuestros días

 

Introducción

Uno de los más grandes acontecimientos en la historia de los hombres, estaba llamado a tener repercusiones de gran alcance y así fue. El descubrimiento de unas lejanas tierras allende los mares representa el final de una época y el comienzo de otra que habría de estar presidida por el encuentro de dos civilizaciones, la del viejo continente europeo y la del nuevo mundo. Ello significó mucho en el ámbito artístico, económico - social y también tuvo su significado ¿cómo no? en la esfera del pensamiento.

Para cumplir con el cometido que me he asignado en este artículo he de olvidarme de otras consideraciones y centrarme en lo que supuso para la filosofía este hecho histórico del descubrimiento de América por españoles

Es cosa clara que España sirvió de puente para que en América entrara lo mejor de la filosofía europea que en aquellos tiempos era tanto como decir conocimiento científico toda vez que filosofía y ciencia eran la misma cosa.

En estas tierras a la llegada de los españoles existía un pensamiento prefilosófico lo suficientemente estimable, como para que nos interesemos por él. Tampoco quisiera yo confundir los deseos con la realidad y comenzar a hablar de una filosofía floreciente procedente de América que ha estado esperando hasta ahora para ser desenterrada. En mi modesta opinión empeñarse en tal empresa sería como tratar de encontrar en una habitación oscura un trapo negro que no existe.

Se trata de un pensamiento mítico con un sistema peculiar de representaciones, asociado a una determinada actitud ante la vida y todo ello enmarcado en una cultura específicamente autóctona que ciertamente pudo estar a una altura estimable, incluso puede decirse que alcanzó niveles que nos hacen recordar las grandes civilizaciones, en las que se vienen observando algunas coincidencias que están dando pie para que se hable, aunque sea impropiamente, de una cierta filosofía perenne, que subyace en la mentalidad de los hombres y mujeres de todos los tiempos y de todos los lugares. Cosa muy lógica y natural , si tenemos en cuenta que todos los hombres y mujeres estén donde estén, pertenezcan a la raza que sea, vivan en la época que vivan, todos ellos fundamentalmente comparten las mismas preocupaciones, se formulan los mismos interrogante, sufren los mismos miedos, tiene sus ojos puestos en las mismas esperanzas, están sujetos a un mismo destino, incluso el cosmos como escenario de sus representaciones es el mismo. Es por tanto muy lógica y natural esta universal coincidencia.

 

 

La semilla del logos en tierras americanas

Dicho esto es obligado también reconocer que entre la mentalidad de los colonizadores que llegaron de España a América y la de los indígenas que poblaban estas tierras había una distancia abismal difícil de salvar que dificultaba el diálogo entre las dos culturas. Sabido es que la razón filosófica y la imaginación mitológica hablan lenguajes diferentes y uno de los dos debía prevalecer. El que lo hiciera el logos sobre el mitos no fue ninguna desgracia para nadie Si dejamos a parte los tabues y prejuicios, que seguramente los hubo, en un principio, el hecho de que en estas tierra se comenzara a sembrar la semilla de la filosofía, fue un hecho cultural de primerísimo magnitud , como en su día lo fue en tierras del Occidente cristiano, en el mundo musulmán y judío . Entonces y ahora fue una suerte el que fructificaran estas mismas semillas esparcidas por los grandes pensadores griegos.

El pensamiento mítico animista no nos hace avanzar en el conocimiento de la realidad por que no se acomoda a ella. Con imaginarnos la realidad poco adelantamos, es preciso explicar esa realidad y descubrir el porqué de las misma. No fue tanto la razón de la fuerza la que hizo prevalecer el logos sobre el mito, sino la fuerza misma de la razón. El logos filosófico y el rigor científico importados desde Europa, desde cualquier lado que se lo mire ha de ser considerado como una aportación positiva; otra cosa es que no se reparara o no se tuviera suficientemente en cuenta la circunstancia americana; pero ello como estamos viendo no es cuestión fácil, de otra forma hace tiempo que estaríamos hablado de una filosofía iberoamericana con identidad propia.

No debiera escandalizara a nadie que el logos griego ejerciera en estas tierras una función paradigmática en cuanto a la valoración de la cultura indígena. Esto mismo sucedió en otras culturas y hasta cierto punto resulta natural que así fuera . El problema pudo estar en que este logos no se abriera suficientemente como para facilitar el diálogo entre dos culturas, cuando ni siquiera sabemos muy bien hasta que punto ello fue posible. En cualquier caso yo recomendaría tener mucha precaución a quienes hablan de etnocidio de culturicidio o simplemente de violencia colonizadora

Ciertamente que la verdad del pensamiento es una planta que nace en muchos campos, pero hay que saber descubrirla, regarla, cuidarla y nunca inventárnosla. No comparto la idea de que a cada sustrato étnico ha de inventarse su propia verdad. La realidad de las cosas es la que es . Nunca la composición genética , el medio ambiente social y racial son los creadores de la verdad. A los grandes descubrimientos científicos, se ha llegado con rigor y método y no se puede decir que existen unos principios científicos para Oriente y otros para Occidente unas matemáticas validas para los americanos y otras diferentes para los europeos, unos principios lógicos para el nuevo mundo y otra para el viejo.

Siempre ha sido así, el desarrollo del potencial filosófico de los pueblos se ha visto favorecido por el encuentro de civilizaciones y el caso América no podía ser una excepción o ¿es que vamos a pensar que si la colonización no se hubiera producido o se hubiera retrasado, ello hubiera supuesto una ventaja para América en el orden filosófico? Lo razonable es pensar que si América hubiera permanecido encerrada en sí misma, su encuentro con la filosofía y con el pensamiento propiamente dicho no hubiera sido posible al menos durante mucho tiempo. Hay que reconocer por tanto por tanto que el encuentro entre Europa y América desde el punto de vista filosófico fue fecunda para América sin duda e incluso lo fue aunque en menor grado para Europa como tendremos ocasión de ver. Las difíciles acomodaciones, los nuevos planteamientos y preguntas , los inesperadas cuestiones y problemas surgidas de la nueva situación sirvieron para espolear el razonamiento filosófico.

A la hora de buscar las posibles aportaciones de América al pensamiento europeo conviene ser cauto. La llegada de los colonizadores supuso para los moradores de esas tierras una acomodación no solamente en cuanto actitud ante la vida sino también en orden al pensamiento, algo que se pudo haber hecho sin necesidad de renunciar a su identidad. De lo que se trataba era de instrumentalizar la razón como poderoso medio, de servirse de ella para potenciar sus propias esencias. Trataré de ser más explicito en este punto que me parece especialmente importante. La razón puede ser considerada como un semilla capaz de germinar en cualquier suelo, por eso se ha podido decir que la filosofía tiene muchas patrias. Por eso también de su siembra en el suelo americano cabía esperar que diera sus frutos. Ello no sólo es posible es lo obligado. Incluso en tiempos ya del descubrimiento hubo atisbos de que esto podía ser así, ejemplo de ello lo tenemos en el Inca Garcilaso de al Vega, quien se muestra a favor de una armónica convergencia y no fue el único. La conciliación espiritual de los dos mundos fue y sigue siendo ese reto gigantesco que aún falta por hacer. Sus Comentarios Reales bien pudieran haber sido una expresión más del balbuceo de un incipiente pensamiento iberoamericano que con el tiempo habría de estar llamado a proyectarse sobre Europa, como sucediera con el movimiento liberacionista , que pasa por ser un producto típicamente iberoamericano y que tiene en el campo de la pedagogía al brasileño Paulo Freire como principal representante y en el campo de la filosofía al mejicano Leopoldo Zea sin olvidarnos lo que ha supuesto para la teología de la liberación sobre todo en la persona del peruano Gustavo Gutiérrez.

Aún con todo sí conviene decir como recordatorio que el auge de la filosofía de la liberación y de todo el movimiento liberacionista en los años setenta y ochenta ha ido perdiendo fuerza con el derrumbe de la URSS. Lo cual hace pensar que no era un movimiento tan independiente como a primera vista pudo parecer

Se habla de sometimiento cultural; pero habría que hablar también de que la filosofía política de los colonizadores, estuvo sometida a una severa autocrítica hasta el punto de que las objeciones de conciencia llegaron hasta la corona caso , por cierto no muy frecuente en la historia de los pueblos. Se podrá hablar de mutismo de los pueblos iberoamericanos y decir que su conciencia crítica estaba más o menos adormecida; pero lo que no se podrá decir es que estaba muerta. Las preguntas ya clásicas del ¿quien soy?, ¿que puedo hacer? , ¿que puedo esperar? Han estado presentes en la conciencia iberoamericana y este es el primer paso par una búsqueda que todavía continúa. Hoy nos seguimos preguntando si existe un logos típicamente americano y la respuesta no es fácil de responder. Lo que si parece cierto es que el proyecto de una filosofía americana completamente desvinculada de toda influencia occidental es bastante complicado porque ello supondría comenzar la casa por el tejado.

Si existe o no una filosofía iberoamericana como fruto de aquella semilla esparcida hace cinco siglos por los españoles, es una de esas cuestiones que es preciso tratar con mucha honestidad intelectual y más aún a la hora de definir cuales son sus rasgos características. Leopoldo Zea , uno de los grandes pensadores de estas tierras asume el pensamiento iberoamericano ; pero sin caer en extremismos . Su postura se mantiene equidistante del europeismo y del indoamericanismo. De los primeros les separa su vinculación a los elementos y componentes precolombinos, todavía presentes, dicho sea de paso, en la realidad iberoamericana, de los segundos no le gusta el rechazo frontal a todo lo que les haga recordar la presencia de España en estas tierras. La dirección escogida por el filósofo mejicano nos hace abrigar fundadas esperanzas de que por este camino se puede conseguir no sólo revitalizar el pensamiento iberoamericano sino también el europeo. Y del mismo modo que en América se ha venido contando con el pensamiento europeo se cuente también con las aportaciones del pensamiento iberoamericano. Me parece acertada la propuesta del filosofo peruano David Sobrerilla en orden a los pasos a seguir de la filosofía iberoamericana: 1- Asimilar la filosfía occidental 2- Someterla a crítica 3- Replantear el saber filosófico teniendo en cuenta la situación especial de América . Ni ensimismamiento, ni alteración que diría Luis Villoro.

Desde los orígenes esta filosofía emergente anda a la búsqueda de su propia identidad, con la difícil tarea por delante de armonizar dos mentalidades la mediterránea foránea y racionalista con la seminal ancestral y mítica. Los esquemas conceptuales europeos han podido hacer de moldes capaces de soportar unos tipos y categorías venidos de otras tierras y el discurso racional ha dejado de ser abstracto e impersonal para llegar a ser intérprete de una situación concreta. Se trataría de una filosofía viva que quiere tener un compromiso con el ser humano, Un pensamiento inmerso en una determinada contextualización atento a los problemas que le son propios. De lo que se trata es contextualizar como viene a decir el filósofo mejicano Leopoldo Zea el pensamiento occidental en la circunstancia americana. La circunstancia iberoamericana como fuente de una nueva problemática y como fuente también de posibles soluciones. No deja de ser interesante que el pensamiento sea observado desde perspectivas distintas. A estas alturas de la historia no es cuestión ya de poner en duda la capacidad de crear un pensamiento propio enraizado en su propia historia.

La problematización del pensamiento de occidente desde la situación iberoamericana es un asunto pendiente desde los tiempos del descubrimiento y si después de cinco siglos ésta sigue siendo una cuestión por hacer, me parece injusto tratar de acusar y condenar a quienes no supieron o no pudieron hacerlo en tiempos de la colonización. En cualquier caso en la época del descubrimiento se fueron sembrando semillas que durante mucho tiempo han estado germinando debajo de tierra, esperando el momento propicio para su floración, aunque este tiempo se cuente por siglos. Todo parece indicar de que pasó ya el tiempo de las malas imitaciones de la filosofía europea y a lo que se aspira ahora es a tener un pensamiento propio.

Si esto es así lo que en definitiva cabría decir es que la visión logocentrista que Europa a través de España proyectó sobre América fue el camino real y todavía no se ha descubierto otro, por el que es posible emprender la búsqueda de una identidad que parecía perdida. Esta nueva dimensión del logocentrismo al entrar en contacto con la situación iberoaericana, bien pudiera suponer una aportación nada desdeñable al pensamiento en general

 

México.

 

Consecuencias filosóficas en la España del descubrimiento

Aún con todo, la aportación filosófica más inmediata del descubrimiento hay que buscarla a través del impulso que para el propio pensamiento europeo supuso enfrentarse con esta nueva situación. El Humanismo y el erasmismo del XVI tuvieron en el Nuevo Mundo una fuente importante de inspiración, cuyos máximos representante fueron los denominados “Novo hispanos” Las descripciones idílicas de estas tierras y el natural bondadoso de sus habitantes, del que se hicieron eco algunos testimonios de la época, influyeron en la composición de obras tales como la utopía de Tomás Moro, La ciudad del sol de Tomaso Campanella así como en la obra de Rousseau que gira en torno al salvaje perfecto. Frente a la filosofía académica abstracta y un tanto adormecida, el Nuevo Mundo pone sobre la mesa unos condicionamientos desconocidos hasta ahora, lo que obliga a Europa a tener que replantarse mucha cuestiones. Emergen otros horizontes y las perspectivas ya no son las mismas, aparecen los debates filosóficos para clarificar gran número de cuestiones, que tiene como telón de fondo la propia identidad de los moradores de estas tierras , sus derechos como personas y como pueblo.

Una de las primeras expresiones de este debate lo tenemos en la polémica mantenida entre Bartolomé de las Casas y Ginés de Sepúlveda. Las discusiones acerca del hombre americano en los años que siguieron a la conquista, adquirieron una cierta altura filosófica. Con el controvertido y polémico Fr. Bartolomé de las Casas y Bernardino de Sagún hace su aparición la que podríamos llamar antropología americana, al tiempo que con la escuela de Salamanca surge una nueva filosofía política que tiene en cuenta la humanidad y dignidad de los indios, sobre los que especula, mostrándose en contra de la errónea supuesta inferioridad natural de los mismos.

Con el descubrimiento aparecieron cuestiones que pedían con urgencia una respuesta filosófica, entre otras las referente a la legitimación de la conquista de estas tierras incluso entre los mismos conquistadores existían dudas en este tema, alimentadas por Montesinos y Bartolomé de las Casas. Las mismas Leyes de Burgos promulgadas por los Reyes Católicos responden a esta preocupación. España fue de los pocos paises, por no decir el único, en el que el mismo poder real favoreció y promovió encuentros con filósofos para clarificar cuestiones de esta naturaleza

El descubrimiento de América, hay que verle como un acontecimiento que alberga en un su seno un cúmulo de situaciones nuevas que obligaron sin duda a agudizar el ingenio de los filósofos y adaptar sus especulaciones a otro tipo de exigencias y ello fue beneficioso para la Filosofía Europea. Se nota en los pensadores y juristas destinados a clarificar cuestiones de gran envergadura, en ellos la inquietud intelectual estuvo muy presente como consecuencia del panorama abierto con el descubrimiento del Nuevo Mundo

Otros pensadores habrían de continuar en la defensa de una igualdad para todos, basada en una naturaleza común, de la que participan todos los hombres, bien fuesen indios o no. La condición de seres humanos era de donde habría que partir a la hora de hablar de un trato justo a los indios. Con la escuela de Salamanca la escolástica abandona pueriles y abstractas discusiones para preocuparse por dar solución a temas prácticos de palpitante actualidad con apuntes y anotaciones que estaban llamados a ser los puntales de una filosofía política de un nuevo orden internacional

Entre estos pensadores de Salamanca destaca por merecimientos propios Francisco de Vitoria, bastante apoyadado en esta tarea por sus compañero de religión, él estaba llamado a ser uno de los filósofos más implicados en esta problemática, hasta el punto de que acabaría siendo el diseñador de una filosofía política con vocación de universalidad que al final le consagraría como el Padre del Derecho Internacional, él habría de ser el promotor de la formulación de unas normas garantes de los derechos naturales que tendrían como sujetos a los indios, por encima de la autoridad de los reyes de España. Por donde quiera que se lo mire, todo ello supone una aportación importante en el campo de la Filosofía del Derecho, como el tiempo se ha encargado de demostrar.

Vitoria abandona los viejos métodos escolásticos y comienza a pisar tierra firme para adentrase en un terreno que era preciso delimitar con el fin de llegar a establecer cuales eran los derechos y los deberes de unos y de otros, de extranjeros y de nativos. El siglo XVI que es cuando Vitoria escribe, es el tiempo en el que se están gestando en Europa importantes transformaciones y en la que España ostenta el cetro político y también intelectual. Hombres como Vitoria asumen el reto de plasmar una nueva concepción filosófico-política capaz de hacer viable la nueva situación originada con el descubrimiento de América.

En la Relectio de Indiis , que sus discípulos se encargan de redactar sirviéndose de los apuntes tomados en clase, queda expuesta la doctrina del maestro, dividida en tres partes: en la primera se plantea la cuestión de si los nativos son dueños y soberanos legítimos de sus tierras y la respuesta será positiva . Los indios antes de la llegada de los españoles eran los dueños y señores de sus tierras y posesiones, por eso en lógica consecuencia es por lo que en la segunda parte se pone de manifiesto presuntos títulos justificativos de dominio español en América, con lo que se nos viene a decir que el emperador por muy emperador que sea no es el dueño del orbe y ni siquiera el papa puede ejercer su autoridad temporal, ni siquiera el espiritual, sobre todo el orbe. Existen , sí algunos títulos susceptibles como puede ser el de comerciar en estas tierras , radicarse y viajar por ellas, propagación del evangelio , la defensa de los neófitos que libremente habían aceptado la fe cristiana etc que conforman el contenido de la tercera parte. Por todo lo dicho a lo más que Vitoria estaba dispuesto a justificar era una intervención temporal ; pero nunca una conquista definitiva.

Estas ideas que hoy parecerían normales y de uso corriente no lo eran en aquel tiempo dominados por ideas absolutistas y hubo que esperar mucho tiempo para que fueran abriéndose paso. Al fin la proclamación de los derechos humanos en el siglo XX y la creación de los sistemas de protección de los individuos vendría a dar la razón a este ilustre español, pionero del derecho internacional.

Importante también sus ideas sobre la guerra . En De Iure belli se habla de guerra justa ; pero la única causa que pude legitimar una guerra es la injuria recibida, por lo que no se debería considerar causa suficiente de la misma, la diversidad religiosa, ni ensanchamiento del imperio, tampoco el enriquecimiento, sea en forma que fuere. Ojo como tampoco en nuestros días, lo sería el petróleo. Lo sí queda suficientemente claro que el único fin de la guerra ha de ser la paz.

La genialidad del sistema político ideado por Vitoria descansa en la igualdad humana, idea esta fundamental de la antropología de la escuela salmantina. Precisamente por estar fundamentado en la universalidad de la naturaleza, el derecho de gentes inaugurado por Vitoria estaba llamado a ser la base por el que se deberían regular las relaciones entre los pueblos. El Orbe entero representado por todos los estados , entendido como persona moral es el que tiene potestad para promulgar leyes justas que regulan el derecho de gentes. Este alumbramiento de Vitoria bien podría ser una de los más originales y fecundos de la filosofía política que pudo coexistir con la idea de de cristiandad y que tuvo como escenario la nueva realidad de unas gentes y unos pueblos que acaban de ser descubiertos.

Agradecemos al autor - Ángel Gutiérrez Sanz - 2006-10-05

http://www.arbil.org/107filo.htm

 

+++

 

"La historia ha sido el campo de la imperfección humana, lo es aún y nada indica que dejará de serlo". (Víctor Massuh)

 

+++

 

1480 - Los Reyes Católicos promulgan la primera ley reguladora del libro impreso. Por ella queda libre del pago de todo tipo de tributos la introducción en España de libros extranjeros. Amantes de las ciencias y venerantes de la cultura, los Reyes Católicos impulsaron el saber que, afortunadamente llegó hasta la creación de las grandes Universidades en el nuevo Continente, a menos de 50 años del magno descubrimiento.

 

+++

 

Desde el año 1480 - La restauración de la Embajada española cerca de la Santa Sede ha permitido recuperar el aspecto original de este antiguo Palacio romano, cuya fachada estará adornada con antiguos reposteros que reproducen los escudos históricos de España. El edificio luce en su fachada, a partir de ahora, un color marfil travertino, similar al original de 1647, cuando el edificio pasó a ser para siempre representación de los reyes españoles ante el Papa. Los embajadores españoles, en realidad, operaban en Roma desde el año 1480, aunque en sedes que no eran propias. La escalera interior es de Borromini, y en un salón, como quien tiene un cenicero, hay dos famosos bustos de Bernini. Pero cuando un huésped visita la Embajada, lo que más agrada a don Francisco Vázquez es levantar los paramentos de un pequeño altar y mostrar el cuerpo incorrupto de san Lactancio. La rica Biblioteca del Palacio se encuentra depositada en el Centro de Estudios Eclesiásticos de la Iglesia Nacional de Santiago y Montserrat, de Roma, desde 1957, mientras que su Archivo Histórico, el más antiguo del Ministerio de Exteriores, se encuentra microfilmado en el mismo Palacio, quedando los originales manuscritos en Madrid.
En el Palacio se alojaron personajes ilustres como Garcilaso de la Vega, Giacomo Casanova y el pintor Diego Velázquez, que aquí pintó sus obras La fragua de Vulcano y La túnica de José ; y, a través de la lista de los embajadores que lo han ocupado - grandes hombres políticos de todos estos siglos - , se traza la historia de España desde los Reyes Católicos hasta nuestros días.
Jesús Colina. Roma 2007.XII.08

 

ROMA - La Plaza Navona, con la Iglesia de Santiago de los Españoles, era uno de los puntos neurálgicos durante los dos siglos de predominio político de nuestro país, junto con la Plaza de España, donde reside la Embajada más antigua del mundo, creada en el año 1480 por el rey Fernando de Aragón para coordinar su política mediterránea frente a los Estados Pontificios.

-.-

Ya en 1533 –en México- los franciscanos tenían una escuela pública para la población. El colegio sirvió para educar a generaciones de nobles indígenas mexicanos en humanidades, arte y filología.

 

«Mientras los eruditos europeos aprendieron griego para leer los textos originales, los árabes los tradujeron a su lengua. El cristianismo es la única religión que conozco que ha respetado las demás tradiciones y las ha integrado como distintas». Cita del filósofo francés Rémi Brague; pronunció una conferencia en la Universidad de Navarra – 2005

 

+++

 

1480 – Las hordas invasores musulmanas, atacan, ocupan y saquean el Patrimonio cultural en Otranto-Italia, mientras masacran horriblemente a los cristianos, que era toda la población.

 

+++

 

 

EE.UU. la primera ciudad fundada en este país no fue Jamestown* sino San Agustín*, setenta años antes. Y que Ponce de León, casi con un siglo de antelación a los padres fundadores, pisó tierra americana en la Florida.

* Jamestown fue fundada el 14 de mayo de 1607

* SAN AGUSTÍN fue fundada en el 1536/7

 

-Pero polémicas recientes como la estatua de Juan de Oñate en El Paso apuntan también a la existencia de un problema de corrección política.

 

-Por una orientación negativa de gran parte de la historia anglosajona, a España se la ha descrito como el gran enemigo de la población indígena, cuando en realidad eso no es cierto. En lugares como Nuevo México hay una relación directa entre los pobladores españoles y los indios pueblo, navajos, apache, etc. También existen múltiples ejemplos de un interés positivo por parte de los colonizadores españoles hacia los indios, como por ejemplo el pionero estudio de Antonio Cordero sobre los apaches. Además, en esta época Bernando de Gálvez y sus sucesores utilizan su amistad con los nativos para contener la tendencia expansionista de los nuevos Estados Unidos. En una palabra, la historia que nos han contado entre los indios y los españoles no es necesariamente la correcta. 2007

-.-

Entre la leyenda negra, la corrección política y la muy superior habilidad de otros países europeos en términos de «marketing cultural», la historia que entrelaza a España y Estados Unidos forma parte de esos capítulos más bien difuminados en la narrativa de lo que a este lado del Atlántico se suele denominar como «la experiencia americana». Una experiencia donde italianos, franceses y, por supuesto, británicos tienden a retener papeles estelares frente a una presencia más bien anecdótica o trivial de lo español.

 

Papel clave de la Corona

A través de casi un centenar de retratos, artefactos, alardes cartográficos y documentos de primera mano, la muestra en la capital federal aspira a ilustrar el «papel clave» que tuvo la Corona española, tanto a través de fondos económicos y ayuda militar, en la Guerra de Independencia y la fundación de Estados Unidos. La muestra abarca desde el Tratado de París de 1763, en el que España retiene el control de más de la mitad del territorio actual estadounidense, y culmina con la incorporación de California a Estados Unidos con el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, firmado en 1848 con México.

La exposición, que cuenta con un elaborado catálogo y permanecerá abierta hasta el 10 de febrero 2008, contiene cinco cuadros de Goya (el conde de Cabarrús, Carlos IV, Félix Colón de Larriategui, Fernando VII y el general José de Urrutia). Además de los retratos de las tres personas clave en la política exterior española durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos: Su Majestad Carlos III; José Moñino, conde de Floridablanca y primer ministro; y Pedro Pablo Abarca de Bolea, conde de Aranda y uno de los primeros defensores de la causa americana. Selección completada por otros lienzos de prohombres de Estados Unidos, que históricamente no siempre se asocian a España como George Washington, Benjamín Franklin o Davy Crockett.

 

…[…]…

En opinión de Pilar O´Leary, directora del Centro Latino de la Smithsonian, «muy pocos estadounidenses se dan cuenta de que los hispanos han jugado un importante papel en nuestro país desde su fundación», ya que esta parte de la historia «no es a menudo enseñada hoy en las aulas de Estados Unidos en los libros de historia».

Para Carlos Westendorp, embajador ante la Casa Blanca, «se trata de un esfuerzo importante para dar a conocer la historia común de España y Estados Unidos, muy mal conocida en ambos países». Según el diplomático, «no se sabe que los españoles estuvieron aquí antes que los ingleses, y que la primera ciudad fundada en este país no fue Jamestown sino San Agustín, setenta años antes. Y que Ponce de León, casi con un siglo de antelación a los padres fundadores, pisó tierra americana en la Florida. Sin mencionar el desconocimiento de la contribución española a la independencia de Estados Unidos, sobre todo en el Caribe contra los ingleses y con Bernando de Gálvez en Florida». …[…]… ‘ABC’ Esp. 2007-09-23

-.-

Fundación de San Agustín por Pedro Menéndez de Avilés

San Agustín es el asentamiento Europeo más antiguo ocupado hoy en EE.UU ; sólo San Juan en Puerto Rico la supera como ciudad más antigua de los Estados Unidos. Los españoles ya habían explorado la zona en expediciones que tuvieron lugar entre 1513 (Ponce de León)) y 1563, pero sin llegar a levantar ninguna fortificación estable. Sin embargo, la presencia, en 1564, de un nutrido contingente de hugonotes franceses, que alzaron un fuerte en la desembocadura del río San Juan, suponía una seria amenaza, que llevó a España a la decisión de establecer una presencia militar permanente en el área. Esa fue la razón del desembarco de Pedro Menéndez de Avilés, que dio fin al establecimiento de piratas franceses –allí están sus tumbas- y fundó la ciudad de San Agustín de La Florida, cuarenta y dos años antes de que los ingleses establecieran la colina de Jamestown, cincuenta y cinco años antes de que desembarcaran los Pilgrims fathers.

El paraje donde Avilés y los suyos desembarcaron, Misión de Nombre de Dios, es hoy de la Iglesia Católica, que lo mantiene y venera como el lugar más santo de América, por tratarse el primer lugar de los hoy territorios norteamericanos en donde se celebró la Santa Misa. Se trata de un espacioso y grato parque para la oración y la meditación, cuidado y arbolado, junto al mar, amparado por una cruz muy elevada, salpicado de rincones de referencia mariana y custodio de la ermita en donde se venera a la Santísima virgen María bajo la advocación de Our Lady of la leche, en una imagen de la Virgen lactante. ...[...]...

http://es.wikipedia.org/wiki/San_Agust

 

+++

 

Año 1597 – San José de Calasanz fue el gran impulsor de la educación sobre todo de los pobres, el fundador de la primera escuela pública ‘absolutamente gratuita’ de Europa; además escuela abierta a todos sin excepción, sin condiciones ni miramientos de sexo, edad, conducta civil, posición social, política o religiosa. En el 1597 nacían las escuelas Pías en la iglesia de Santa Dorotea, del Trastévere romano, y ochenta años más tarde los hijos espirituales de san José de Calasanz abrían las puertas de su primer colegio español en Barbastro.

-.-

TODAS LAS ESCUELAS SON PÚBLICAS, ESTÁN LAS ESTATALES Y LAS NO ESTATALES. SIEMPRE Y CUANDO LAS NO ESTATALES ESTÉN ABIERTAS A TODOS LOS CIUDADANOS. EN ESTA CATEGORÍA NO ENTRAN LAS ‘ESCUELAS ISLÁMICAS’ O MADRAZAS DONDE, POR RACISMO RELIGIOSO, SON EXCLUSIVAS A LOS MAHOMETANOS. SE ENTIENDE POR ESCUELA: Establecimiento público donde se da a los niños la instrucción primaria.

 

+++

 

 

Se escuchan voces que se auto-llaman ‘progresistas’ y piden que se olvide lo que Colón logró hacer porque a esta conquista le siguieron las acciones feroces de algunos conquistadores; como siempre, los hombres son capaces de lo mejor y lo peor. No puede negarse y es verdad que algunos comportamientos fueron deplorables, pero tampoco puede negarse la grandeza de la Roma antigua y la necesidad que tenemos de la Grecia clásica. La espléndida aventura de Colón tuvo su saldo altamente positivo: rompió una lanza en favor de nuestra autoestima. Ya está bien de que nos flagelemos y de que siempre tengamos que pedir perdón. Podemos avergonzarnos de algunos excesos-comportamientos de la justicia de la Inquisición como de la Justicia de nuestros días y en todos los países del mundo, pero no de lo que logró Colón. La acertada y gran aventura de Cristóbal Colón enciende luces y alarga sombras: Colón fue un magnífico navegante y un pésimo gobernante, pero ahí estaba la Reina Isabel para frenar sus intentos de sometimientos exagerados o esclavitud. Fue la gran Reina Isabel la Católica su protectora al cien por cien. Colón es el primer navegante que se atreve a penetrar en el mar ignoto, en el mar Tenebroso para alcanzar las Indias Orientales, que resultan ser las tierras del Nuevo Continente. Esa es la magnífica aventura de Colón de la que nadie puede negar y enorgullece el coraje de las generaciones futuras, hace suntuoso el anhelo de descubrir respetando la vida. Como decía Séneca: ««No se descubrirá nunca nada, si se considera satisfecho de lo ya descubierto».

 

+++

 

Los cuatro traslados en cuatro siglos de los restos de Colón. Enterrado en 1506 en la iglesia de San Francisco de Valladolid, tres años después su hijo don Diego dispone que sus restos pasaran a la Cartuja de las Cuevas de Sevilla. Y treinta y cinco años más tarde, en 1544, muerto ya don Diego, su viuda doña María de Toledo consigue el permiso del emperador Carlos V y lleva los restos del Almirante y de su hijo a la catedral primada de las Américas, a Santo Domingo: «Parecía un sitio digno del Almirante. Era como un desagravio: que sus restos reposaran en aquella isla que descubrió y de la que fue el primer Gobernador».

Y pasaron los siglos sin que nada alterase esa paz. Hasta que a finales del XVIII la Monarquía de Carlos IV considera que no debe dejar bajo autoridad extranjera los restos del Almirante: «Así se decide su traslado a otro dominio español en ultramar: La Habana, isla descubierta por Colón. Un siglo después España perdía Cuba. La Patria reclamó aquellos gloriosos restos. Y se produjo el último traslado a la catedral de Sevilla».

 

+++

 

 

Las verdades parciales, fragmentarias, pueden parecer duras, difíciles de entender, comprender o asimilar, pero la Verdad es siempre luminosa: es la Luz, y la Luz es Vida y la vida es Sabiduría y la Sabiduría es Amor. Desde ella se comprende que toda verdad es un bien que conduce a la vida plena. Juan Pablo II solía utilizar con insistencia la expresión «verdad del hombre», «verdad del mundo», «verdad de Dios», verdad, en fin, de lo que fuera tema de su discurso. Toda verdad conduce a la Verdad Primera, y desde la Verdad Primera se puede volver a contemplar las verdades segundas y entonces se ven con una nueva dimensión, con una nueva belleza, en plenitud de sentido. Conocer y amar no son actividades independientes. El amor a la verdad es, en muchos casos el único recurso para discernir, e identificar –con la mano en el corazón- al padre de la mentira y a la Palabra de la Verdad. Humildad y amor se confabulan en el encuentro luminoso de la Verdad fascinante.

 

+++

 

Porque la verdadera catolicidad es pluriforme: ‘unidad en la multiplicidad y multiplicidad en la unidad’ S. S. Benedicto XVI – P. P.

 

+++

 

καθολικος [kazolikós (pronunciando th como en inglés, o como la z española), que significa universal].

En los tres primeros siglos de la Iglesia, los cristianos decían "cristiano es mi nombre, católico mi sobrenombre". Posteriormente se usó el término "Católica", para distinguirse de quienes se hacían llamar cristianos, pero habían caído en herejías.

 

+++

 

La fraternidad entre los cristianos no es simplemente un vago sentimiento y ni siquiera nace de una forma de indiferencia hacia la verdad. La fraternidad está fundada sobre la realidad sobrenatural del único bautismo, que nos incluye a todos en el único cuerpo de Cristo (cfr. 1 Cor 12,13; Gal 3, 28; Col 2,12).-  S. S. Benedicto XVI – P. P.

 

+++

 

Alegría y generosidad - I. Los planes de Dios no coinciden generalmente con los nuestros, con los que proyectamos en la imaginación, con aquellos que fabrica la vanidad o el egoísmo. Los planes divinos, formados desde la eternidad para nosotros, son los más bellos que nunca pudimos imaginar, aunque algunas veces nos desconcierten. Jesús nos invita a dejar libre el corazón para llenarlo todo de Dios, y nuestra alegría es fruto de la generosidad, de responder a las sucesivas llamadas que a cada uno en su estado dirige Cristo que pasa. La vida se llena de gozo y de paz en esa disponibilidad absoluta ante la voluntad de Dios que se manifiesta en momentos bien precisos de nuestra existencia; quizá ahora mismo. Una vez que alguien ha sentido posarse sobre él la mirada del Señor, ya nunca la olvida, ya no es posible vivir como antes: a Jesús se le sigue o se le pierde.

 

II. Nosotros nos entristecemos cuando nos negamos a entregar nuestra libertad a Dios, como en la parábola del joven rico del Evangelio de hoy (Mateo, 19, 16-22) Libertad que, si no nos sirve para llegar a la meta, a Cristo que pasa por nuestra vida, de poco habrá de servirnos.  La tristeza nace en el corazón como una planta dañina cuando nos alejamos de Cristo, cuando le negamos aquello que de una vez, o poco a poco, nos va pidiendo, cuando nos falta generosidad. Puede haber enfermedad, puede haber cansancio, pero la tristeza del corazón es distinta; en su origen encontramos siempre la soberbia y el egoísmo. “Hay que saber entregarse, arder delante de Dios como esa luz que se pone sobre el candelero, para iluminar a los hombres que andan en tinieblas; como esas lamparillas que se quedan junto al altar, y se consumen alumbrando hasta

gastarse” (J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Forja)  

 

III. La tristeza hace mucho daño al alma, un alma triste está a merced de muchas tentaciones. ¡Cuántos pecados han tenido su origen en la tristeza! ¡Cuántos ideales ha roto! “Luz, para que investigues en los motivos de tu tristeza” (J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Camino) Siempre podemos crecer en alegría, si estamos buscando seriamente al Señor en lo que cada día nos sucede, en la oración, en el empeño por mantener la presencia de Dios.

 

Examinemos nuestra generosidad con los demás, y nos preguntamos:   ¿me preocupo excesivamente de mí mismo, de mis cosas, de mi salud, de mi futuro, de mis pequeñeces? Muchas personas pueden encontrar a Dios a través de nuestra alegría. Santa María, Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.

 

+++

 

Filosofía socrática - Tiempos de sofistas: En tiempos de argumentaciones sofísticas y predominio de la retórica y el halago a las masas sobre la verdad (acaso lo sean todos los tiempos), nada tan pertinente como volver al viejo sabio que nada sabía, a Sócrates, a la meditación sobre su vida y muerte. Especialmente, a la imperecedera Defensa que escribió Platón. La filosofía no sólo es necesaria para la vida, sino que es la verdadera vida, la vida correcta. Y puede aprenderse. Ella convierte todo en pregunta, pero niega que los muchos, en cuanto muchos, piensen. Busca ante todo la excelencia. ¿Hay entendidos en la excelencia humana, como los hay en las demás artes? La filosofía es la tensión (no la improbable posesión) hacia la Sabiduría absoluta. Al fin, Sócrates nos revela la existencia de dos morales, dos formas de vida, incluso dos políticas: una busca halagar a los muchos; la otra, obrar siempre bien. Y ya sabemos cuál fue la opción y el destino de Sócrates, magistralmente expuestos por Miguel García-Baró. El pensar es una tarea moral, santa. Por IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA – 2005.

 

El camino mas corto y seguro para vivir con honor en este mundo es ser en realidad lo que aparentamos. Todas las virtudes humanas se incrementan y fortalecen. SOCRATES.

 

+++

 

Autenticidad. La palabra "autenticidad" es una palabra evidentemente de origen helénico – y en griego, otra palabra es estlom. Estlom es una palabra que ha quedado confinada a la lengua: es interesante porque actualmente la palabra está ocupada, diríamos, por la idea de etimología. La etimología es el origen verdadero de las palabras; es naturalmente lo que muestra de dónde proceden las palabras que se usan en una lengua determinada, en el presente. Pero originariamente no es solamente esto: hay textos remotísimos, incluso homéricos, en que aparece la palabra estlom como "lo verdadero". Hace ya muchísimos años, yo encontré unos textos en Hesíodo, en la Teogonía de Hesíodo, en la cual se hace una contraposición: las musas dicen: sabemos decir cosas falsas, pero también cuando queremos podemos decir cosas verdaderas. Y en Homero se habla de palabras falsas semejantes a las verdaderas. Y más: alguna vez he dicho que la ontología se podría llamar etimología; sería el logos, la ciencia, de lo auténtico, de lo verdaderamente auténtico. Pero, claro, la palabra ya está ocupada por la lingüística y no podemos usarla más que, diríamos un poco entre comillas y para explicar simplemente su origen.

 

+++

Contra los hechos no valen más que los hechos. La frivolidad y la ridícula prepotencia con la que algunos dirigentes de grupos religiosos y sectas, como algunos mercantes bíblicos oportunistas americanistas, pretenden dar lecciones de honestidad a la Iglesia, es lamentable. Se quedan en una expresión del ridículo histórico después de repasar la memoria histórica de la Iglesia y, aprenderla de memoria, bien les valdría.

Y así se cumple el dicho evangélico de: "Por sus frutos los conoceréis".

 

En pocas palabras: si Cristo fundó una Iglesia y el diablo la corrompió y luego tuvo que venir Lutero para "reformarla"; ¿Qué papel hace Cristo prometiendo una Iglesia invencible? Y si eso fuera posible; ¿Cuál de las miles de divisiones del protestantismo heredó el "Espíritu de Verdad" del que Cristo habla y que promete con tanta certeza.

 

+++

 

No dominio, sino servicio «gratuito» es la jerarquía en la santa Iglesia Católica, apostólica «fundada por Cristo Jesús»; con sede romana desde Pedro muerto mártir bajo Nerón, crucificado cabeza abajo y Pablo decapitado, ambos en Roma.

 

+++

 

Es oportuno hacer notar a los lectores que los que se oponen a la infalibilidad papal tienen en general la idea de que es una infalibilidad cuasi-divina. No es así, la infalibilidad que esta doctrina reclama, es muy limitada y NO incluye la posibilidad de revelar NUEVAS doctrinas, tan solo de ampliar el entendimiento del depósito apostólico de la fe. [Es el progreso de la verdad que Cristo prometió a su Iglesia con el Paráclito]

Lo anterior es una gran verdad: Se niega un dogma por que, o se entiende mal o se desconoce por completo.

He aquí como el Sagrado Concilio Vaticano I, en la sesión IV, Constitución Dogmática Pastor aeternus, capítulo 4, define, bajo inspiración del Espíritu Santo, el dogma:
Por esto, adhiriéndonos fielmente a la tradición recibida de los inicios de la fe cristiana, para gloria de Dios nuestro salvador, exaltación de la religión católica y salvación del pueblo cristiano, con la aprobación del Sagrado Concilio, enseñamos y definimos como dogma divinamente revelado que:

"Así el Espíritu Santo fue prometido a los sucesores de Pedro, no de manera que ellos pudieran, por revelación suya, dar a conocer alguna nueva doctrina, sino que, por asistencia suya, ellos pudieran guardar santamente y exponer fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el depósito de la fe....


El ‘Romano Pontífice*, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables. De esta manera si alguno, no lo permita Dios, tiene la temeridad de contradecir esta nuestra definición: sea anatema."

-.-

* Obispo primus inter-pares’

 

La intervención del carisma de infalibilidad se da sólo en circunstancias concretas. Según la definición del Concilio Vaticano I, la tarea del Papa no es manifestar nuevas doctrinas, sino conservar, exponer y defender lo que ya está contenido, si bien de manera implícita, en las verdades reveladas, objeto de fe. Y la Revelación se cumplió con la muerte del último apóstol. En esta exposición fiel de la fe de los apóstoles, la asistencia del Espíritu Santo es absoluta y garantiza la infalibilidad de las definiciones. El Papa no declara infalibles sus ideas u opiniones personales. Hay definiciones infalibles sólo en materia de fe y de moral. Si, por ejemplo, el Papa hace un diagnóstico sobre un problema que atañe a la cultura o a la política, la infalibilidad, por supuesto, no tiene nada que ver. En el mudable flujo de las circunstancias históricas, una decisión que puede parecer oportuna, algún tiempo después quizá puede dejar de serlo. Algunos deducen que la Iglesia se contradice. Pero la mayor parte de las veces se ve el deseo de los pastores de descifrar eso que también La Pira, después del Papa Juan y el Concilio, llamaba los signos de los tiempos.

+++

 

El cristiano se identifica [debería] por completo, en la pobreza y fragilidad, con las mismas actitudes y sentimientos de la Virgen María en el Magnificat, y con las de aquel salmo que dice: «No pretendo grandezas que me superan, acallo y modero mis deseos como un niño recién amamantado en brazos de su madre».

 

+++

 

Como le corresponde a un auténtico cristiano, debe trabajar sirviendo a la fe en Jesucristo, que entraña siempre unidad, integración y vertebración entre los hombres, amor como base de la convivencia entre las gentes y los pueblos. Difundiendo la verdad que nos hace libres y se realiza en el amor; defendiendo al hombre y sus derechos fundamentales; denunciando la injusticia y el fanatismo, pero convencido que Dios es amor y que todo hombre es hijo de ese mismo Dios. En esa razón no entran los ingredientes nihilistas, neomarxistas, laicistas y relativistas.MMVI

 

+++

 

Descubra a la Iglesia como la principal impulsora del progreso de Occidente

 

       Lo cierto es que sin la Iglesia, Europa no existiría como tal y por tanto tampoco la cultura occidental. Esta verdad, conocida por los estudiosos que no se acercan a los hechos con las anteojeras del anticlericalismo, no ha llegado al amplio público que sigue viviendo de los slogans que repiten los medios y cacarean los pedantes desde los púlpitos del resentimiento. Hacen falta obras divulgativas que den a conocer el papel decisivo del cristianismo. Estamos ante una de ellas.

        Thomas E. Woods aprovecha las investigaciones recientes que empiezan a hacer justicia al pasado y ponen en evidencia que, sin el catolicismo, Europa no habría pasado del estado de barbarie. Para ilustrarlo sigue un método bien simple. Toma en consideración algunos puntos importantes: la ciencia, la Universidad, el Arte, la economía, el Derecho… y muestra como la Iglesia fue la matriz decisiva para su progreso.

        Es cierto que la cultura occidental bebe también de otras fuentes, como Grecia o Roma, que fue una especie de cruce de caminos actuando de transmisora de los mejor de la cultura antigua, pero el cristianismo aporta un factor decisivo.

        Simplificando podríamos decir que libera a la razón y la conduce hacia lugares que pensaba imposibles. Es por ello que mientras la cultura china colapsa, a pesar de haber hecho algunos descubrimientos antes que Occidente, en Europa alcanza verdadera carta de naturaleza.

        Muy interesante el apunte sobre el papel de la Edad Media al respecto, que de oscuro no tiene más que las legañas con que la miran los orgullosos ilustrados.

        Pero, además, ¿por qué el papado protege y alienta las Universidades? ¿Sabe alguien hoy que muchos científicos fueron religiosos o sacerdotes? ¿Se reconoce el papel de los monjes y los monasterios en la educación de lo que después sería Europa y que gracias a ellos muchas tierras baldías se volvieron cultivables?

        ¿Por qué se ignora que el Derecho internacional, de gentes en la terminología de la época, nació en la Universidad de Salamanca de la mano de sesudos dominicos? Estas y muchas otras preguntas dejarán de hacerse después de la lectura de este ameno e informado libro.

        Lo recomendamos para el lector medio, pero especialmente para el estudiante que ha de soportar la vacuidad de programas, en algunos centros de enseñanza media. Una vez más la divulgación no significa pérdida de calidad en la exposición ni de rigor.

-.-

La civilización occidental nos ha dado el milagro de la ciencia moderna, la riqueza de la economía libre, la seguridad del imperio de la ley, un sentido único de los derechos humanos y de la libertad, la caridad como virtud, un espléndido arte y música, una filosofía fundada en la razón y otros innumerables regalos que la hacen la civilización más rica y poderosa de la

Pero, ¿cuál es la fuente última de todos esos regalos? El autor de varios best-sellers y profesor universitario Thomas E. Woods, Jr. nos brinda la -por demasiado tiempo- pospuesta respuesta: La Iglesia católica.

En Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental usted aprenderá:

-Por qué la ciencia moderna surgió de la Iglesia católica.

-Cómo los sacerdotes católicos desarrollaron la idea de economía libre quinientos años antes que Adam Smith.

-Cómo la Iglesia católica inventó la universidad.

-Por qué todo lo que usted ha oído sobre el affaire Galileo es falso.

-Cómo la Iglesia católica humanizó Occidente insistiendo en la sacralidad de toda vida humana.

 

Ninguna institución ha hecho más para dar forma a la civilización occidental que los dos mil años de la Iglesia católica, y en modos que muchos de nosotros hemos olvidado o nunca sabido. Cómo la Iglesia construyó la civilización occidental es una lectura esencial para redescubrir esta relegada verdad.

 

+++

 

"Obras todas del Señor, bendecid al Señor".-

“¡Señor, dueño nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!” (Sal 8, 2).

 

“Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones” Biblia. Evangelio según San Lucas Cap.1º vs. 48. La Iglesia, hace XXI siglos fundada por Tu Hijo, te alaba, ¡Oh Madre plena de dicha y felicidad!

 

VERITAS OMNIA VINCIT

LAUS TIBI CHRISTI.

 

 

Gracias de la visita y por pregonarnos

 

La fraternidad entre los cristianos no es simplemente un vago sentimiento y ni siquiera nace de una forma de indiferencia hacia la verdad. La fraternidad está fundada sobre la realidad sobrenatural del único bautismo, que nos incluye a todos en el único cuerpo de Cristo (cfr. 1 Cor 12,13; Gal 3, 28; Col 2,12).-

S. S. Benedicto XVI – P. P.

 

Recomendamos vivamente: ‘Historia de la Inquisición en España y América’ – El conocimiento científico y el proceso histórico de la Institución (1478-1834). Obra dirigida por don Joaquín PÉREZ VILLANUEVA y Bartolomé ESCANDELL BONET. Es una elevada tarea historiográfica con planteamientos científicos, bases documentales, tratamiento y lenguaje actuales. Y:

La inquisición española - Editorial: BAC- Centro de estudios inquisitoriales- Madrid-España. Autora:(Comella Beatriz.- Rialp, Madrid) Breve-óptimo libro.

 

Las sectas y su invasión del mundo hispánico: una guía  (2003) también por Manuel Guerra Gómez, editada por Eunsa. - Sinopsis. - Para visitar con provecho a una ciudad desconocida, aconsejan el uso de una Guía con su plano, la descripción de sus monumentos, etc. Esta obra pretende prestar un servicio similar con respecto a las sectas implantadas en el mundo hispano. Para no correr el riesgo de extraviarse entre las más de 20.000 sectas inventariadas hasta el momento, para poder recorrer sus nombres que cambian con frecuencia y para ni acumular más inseguridad e inquietud, se presenta esta Guía en el mercado. El autor trata de reflejar la realidad de cada secta con la mayor objetividad posible y de perfilar sus señales de identidad de acuerdo con los datos -no siempre completos- que facilitan su identificación

 

Recomendamos vivamente:

LEYENDAS NEGRAS DE LA IGLESIA. Autor Vittorio MESSORI – Editorial “PLANETA-TESTIMONIO” 10ª EDICIÓN – Óptimo libro para defenderse del cúmulo de opiniones arbitrarias, deformaciones sustanciales y auténticas mentiras que gravitan sobre todo en lo que concierne a la Iglesia.

 

Recomendamos vivamente: Cristóbal Colón y el descubrimiento de América

Autores: Florentino Perez-Embid / Charles Verlinden

Esta pequeña obra maestra es uno de los trabajos más certeros sobre la vida y personalidad de Colón, y sobre el descubrimiento de América. Ofrece un enfoque realista, preciso, completo y esclarecedor de todos esos importantes hechos históricos. Ediciones ‘RIALP’.

In Obsequio Jesu Christi.

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).