Thursday 23 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Valores - 2º > Valores - 2º

»2015 Occidente: hace tan fuerte a los bárbaros son nuestros propios vicios
»Abandonar - A: Las 4 razones por las que la gente deja de ir a la Iglesia
»Amar - A: orden puro equivale a religión sin Amor, pelagianismo
»Católica - A: catolicismo catolicamente catolizar catolicidad; hija de la Iglesia
»Confianza – A: seguridad certidumbre creencia promesa entrega Spe Salvi
»Decálogo- A: para persona activa excelencia personal; respeto laboriosidad
»Democracia - A: no es moral absoluta; fundamentalismo demócrata nazificación
»Dictadura - A: democracia sociedad absolutismo totalitarismo tiranía social
»Difamación - A: injuria en la web - en el internet, si maldices a alguien - CDV
»Dinero - A: bienes capital finanzas fondos avaricia moneda plata peculio hacienda
»Discernimiento - A: clarividencia lucidez raciocinio sensatez juicio perspicacia
»Envidia - A: pecado más diabólico, falsa humildad, autosuficiencia aislamiento
»España - A: 1931/1936 martirios; por Dios y por España; en la piel del martir
»Estado - A: religión, libertad, democracia creencia pluralismo conformismo
»Expresión - A: libertad de comunicación globalización del odio manipulación
»Fariseo - A: fariseísmo apostasía, Castellani congruencia natural entre decir y hacer
»Frases – A: idea, concepto, sentencia, proverbio, axioma, intención máximas
»Internet - A: investigación tiempos de internet; Internet en la vida del presbítero
»Laicismo - A: laicista ideología socialismo vertiente nazi comunista mito ciego
»Laicismo - B: neutralidad laicista, guerra a Iglesia; frontera entre moral derecho
»Laicismo - C: laicismo se presenta como «neutral», pero miente; laicidad laicista
»Lenguaje - 1º relativismo y manipulación- Palabras en guerra: J.C. Monedero
»Liberalización - A: liberalismo y catolicismo; cultura y libertad; desarollo
»Modernidad - A: estado, totalitarismo libertad, identidad religiosa, sociedad
»Murmurar - A: murmuración habladuría calumnia injuria infama zascandil
»Paidofilia - A: pedofilia psiquiatría prensa que vive del “excremento del poder”
»Paidofilia - B: falta santidad y es más dañina que la imagen;
»Pederastía - A: La izquierda la admite legalmente y protege cubrir por Ley
»Pederastia - B: pedofilia Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya; islam
»Pederastía - C: Llega la “orientación sexual pedófila” Asociación de Psiquiatría
»Pedofilia - A: paidofilia psiquiatría, curas; ONU Naciones Unidas? Kosovo África
»Pedofilia - B: paidofilia psiquiatría, soldados pedofilos Haití; New York Time
»Pedofilia - C: homosexualidad paidofilia; escuela UNESCO pedofilía; lesbianas
»Pedofilía - D: Psicología católica y abusos sexuales; mirada retrospectiva clero
»Pobreza - A: excusa para arrogarse preeminencia moral; indigencia penuria
»Positivismo - A: jurídico, derecho orden ley moral natural mayoría democracia
»Pudor - A: aspecto de castidad, recato miradas, concupiscencia, bien físico
»Racismo - A: Iglesia, puntos salientes de la historia y enseñanza Magisterio
»Razonar - A: necesidad de sentido; cosas son como son; discurrir conjeturar
»Reflexiones - A: lecturas formación espiritual; planes proyecto y claridades
»Relativismo - A: pluralismo absoluto-absolutismo sociedad democrática fe ley
»Solzhenitsyn - olvido de Dios, esa es la causa de todo, ruina del mundo
»Spe Salvi - A; revolucionaria esperanza según Benedicto XVI; C. Péguy
»Templanza - A: moderación parquedad prudencia mesura sobriedad austeridad
»Testimonios - A: testigos converso convertido conversiones evangelizados
»Tolerancia - A: intolerancias, egoismo individualismo, ambigüedad y verdad
»Virtud - A: fortaleza justicia prudencia templanza robustez cordura sobriedad
Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).