Sunday 26 February 2017 | Actualizada : 2017-02-03
 
Inicio > Artigos > islam - A: El islam está en crisis y no puede curarse solo; odio entre musulmanes

esto es mentalidad musulmana... Coran en la mano...

 

La historia musulmana está repleta de ejecuciones como las del Estado Islámico

 

  

“El Islam no se puede reducir a la violencia” 

POR JUAN FRANCISCO PACHECO 9 FEBRERO, 2016 EN ENTREVISTAS

 

Su mirada profunda denota sabiduría acumulada durante sus años de investigación y docencia. Es elocuente en su discurso y reflexiona, antes de responder, ante todas las preguntas que se le plantean.

 

El Padre Samir Khalil Samir, SJ (El Cairo, 1938) es islamólogo y profesor en el Instituto Pontificio Oriental de Roma y de la Universidad San José de Beirut. Además preside la Asociación Internacional de Estudios Árabes cristianos.

 

Recibe a Unomasdoce para tratar sobre el Islam y algunos aspectos candentes de esta religión en la situación actual del mundo.

 

Unomasdoce: ¿Ve futuro de paz cercano en Siria? 

Es muy difícil porque hay flujos externos en Siria e Iraq como por ejemplo de Arabia Saudí; también porque lo que ha pasado es una acción en contra de los chiitas; especialmente en Siria porque desde hace 45 años dominan los alauitas que son una rama del chiismo y que son minoría.

El conflicto no es entre cristianos y musulmanes, sino que es un conflicto dentro del Islam. La diferencia es que en Siria hay una destrucción que en Iraq no existe; por ejemplo hay más de 8 millones de personas que carecen de casa y trabajo; entre ellos hay musulmanes, cristianos, chiitas y otros.

Los sirios necesitarán un gran esfuerzo para comenzar una reconciliación entre ellos, pero antes hay que reconstruir porque la destrucción lo impide.

 

Unomasdoce: ¿qué tipo de propuestas considera Vd. como abordar la paz? 

Si queremos hacer un discurso racional: lo primero es parar la guerra.

La historia requiere un doble aspecto; uno es militar porque de lo contrario ISIS va a continuar y una acción dialogante para ver qué ocurrirá con la nación de Siria.

Occidente ha decidido que antes que nada que Bashar al-Assad tiene que dejar de ser presidente; por esta razón no va a permitir ningún tipo de acuerdo.

Hay que tener en cuenta que existe un gobierno alauita; sin olvidar que el 75% de la población que es sunita. Por otro lado tenemos a los radicales: los fundamentalistas de ISIS, de Al Qaeda. Y detrás de estos dos grupos está Arabia Saudí.

Creo que habría que juntar a alauitas, sunitas y a radicales y hacer una Siria nueva, pero sin ninguna revolución. Hay que dar a cada uno su espacio; pero todo esto supone que los sunitas más radicales acepten el principio de base de la historia de Siria que es la distinción entre política y religión.

Lo primero sería parar la guerra, hacer una tregua; después habría que lograr un diálogo entre todas las partes: cristianos, alauitas, sunitas, drusos, sunitas radicales y también con la presencia de algunos elementos occidentales que representan diferentes tendencias, como Rusia, Estados Unidos, Europa: Francia, etc. Y decidir hacer un camino de reconstrucción bajo la supervisión de la ONU. Pero es difícil hablar ahora de reconciliación porque hay que hablar de reconstrucción sobre algunos puntos bases.

 

Unomasdoce: Últimamente el Padre Gabriele Amorth, conocido exorcista de Roma, afirmaba en una entrevista que «El Califato es Satanás» y que «Satanás avanza unido al Califato, y la cristiandad no sabe defenderse» en clara referencia a los ataques de ISIS y de los yihadistas. ¿Cuál es su opinión? 

No me gusta poner a Satanás en todos los sitios porque no me gusta unir este tema con la política.

Lo que los musulmanes están haciendo hoy se apoya en la tradición islámica, coránica, en Mahoma y también en la historia.

Creo que lo que falta es el humanismo; falta defender al ser humano. Yo no diría que es satánico porque nos arriesgamos a decir que todo el Islam es satánico.

El Islam es un proyecto que ha avanzado hacia adelante desde la península arábiga en el siglo VII y que se ha bloqueado en el camino. En algunos periodos ha ido muy bien. No es un paso adelante en la historia de la humanidad pero si lo es en la historia de la península arábiga.

Pero si lo comparamos con el Evangelio es un paso atrás sin ninguna duda y no porque soy cristiano, sino porque es un paso hacia el Antiguo Testamento. Retoma la lapidación y todos los castigos que son inspirados por la Biblia. Cristo dice en los Evangelios: “Ellos os han dicho, pero yo os digo…”

No estoy de acuerdo con esta visión satánica y creo que incluir a Satanás es un poco arriesgado.

 

Unomasdoce: ¿Cree Vd. que el Islam pueda ser llamado como religión de paz? 

Radicalmente no lo es, pero el Islam no se puede reducir a la violencia.

El Islam es un proyecto global: político, económico, cultural, costumbres, espiritual-religioso, etc. Y puesto que es así puede acudir a la violencia. Por ejemplo: comenzando con la idea que es el proyecto mejor que Dios ha propuesto a la humanidad.

Si no tengo el principio de la libertad de conciencia absoluta, entonces llego a la conclusión que el bien lo tengo que imponer a los demás. Sin embargo el principio cristiano es que el bien se propone, no se impone; y cada cual es libre de rechazar la religión. Cada uno de nosotros somos libres para rechazar el bien.

Pero esto el Islam no lo entiende porque es un proyecto político y dice: “El bien hay que imponerlo con cualquier medio”.

Pero también he de decir que la solución no es la eliminación de la religión como en la Revolución Francesa

 

Unomasdoce: ¿Cómo se considera la libertad de conciencia en el Islam? 

La libertad de conciencia es algo clave y ha sido firmada en la declaración universal de los Derechos Humanos de 1948 y también hay países musulmanes firmantes.

Yo hice un curso de 24 horas acerca de la libertad religiosa en el Islam y se sabe que ellos redactaron 3 documentos: uno en París, otro en El Cairo y otro en una ciudad cuyo nombre no recuerdo. Fue una declaración islámica de los derechos humanos. Aunque no tiene sentido la declaración islámica de los derechos humanos porque el ser humano no es, de por sí, musulmán, budista, cristiano, etc. sino que es ser humano en general.

Cuando hablo de ser humano no tengo que hablar de religión porque el ser humano es tal en todas las religiones. Ese es el camino a seguir. Y esta es la grave laguna en el Islam.

La idea básica es esta: el Islam es la última religión revelada y por tanto es la mejor religión.

Y esto es un principio que yo rechazo. Esto está equivocado porque todas las civilizaciones dan pasos hacia atrás éticamente hablando, también el Islam.

El fundamento es el siguiente: puesto que es la última religión revelada, todos deberían abrazar esta religión. Todo se fundamenta sobre falsas premisas; de ahí que el Islam diga que todos los medios son buenos para obtener un fin bueno; pero también esto es discutible: no te puedo obligar a hacer el bien.

 

Unomasdoce: ¿Debemos considerar el Islam como una religión violenta? 

Efectivamente: el Coram está lleno de violencia. Al respecto, he escrito un pequeño libro de 80 páginas en francés titulado “Violencia y no Violencia en el Coram y en el Islam”. No es un libro contra el Islam: se cita tanto el aspecto violento y el aspecto no violento. Y explico por qué hay versículos violentos y otros no violentos.

 

En la primera parte de la vida de Mahoma, él no tenía ningún poder: comenzaba un proyecto. Y era no violento porque no tenía ningún ejército. Se trata del primer periodo de La Meca desde el 610 al 622 y en esta época los versículos revelados están abiertos. Luego él huye a Medina y muere en el 632. En este tiempo él crea el Islam como comunidad. Antes, sin embargo, el Islam era un proyecto, un ideal. Es en este momento cuando comienza a hacer alianzas y a hacer guerras. Y al relacionarse con los judíos, toma muchas costumbres del judaísmo: las tres oraciones durante el día, un día de ayuno, etc.

 

Hay un momento en el que comienza el aspecto violento y según los expertos: mueren entre 600 y 800 personas. Y esclaviza a mujeres y niños. Y llegan versículos que proponen la violencia.

 

Por tanto: hay un contraste entre el primer periodo que es más pacífico y más atractivo y entre un segundo periodo que es más violento y más guerrero.

Hay contradicciones entre un versículo pacífico y otro violento. El Coram lo reconoce. Hay versículos que contradicen otros versículos. Por eso hay versículos que anulan a otros. Los últimos desautorizan a los primeros y los últimos son más violentos.

 

Los fundamentalistas dicen que el versículo llamado de la espada ha cancelado más de 1000 versículos opuestos. Es una manera de decir que el verdadero Islam es el guerrero. Por tanto: quien actúa con violencia, es conforme al ideal del Islam.

 

Se puede concluir que el Islam es una religión que contiene la violencia y la no violencia. Pero la vida de Mahoma ha llevado al Islam a preferir la violencia a la no violencia 

http://www.unomasdoce.com/entrevistas/el-islam-no-se-puede-reducir-a-la-violencia/#.VrvFjIR0Hyo

2016-02-10

 

+++

 

 

 

Civilización 

Los pueblos que han renegado de su civilización siempre pierden a la larga las guerras contra los pueblos que conservan la suya. Y acaban siendo sus esclavos, porque sus gobernantes sin fe siempre los traicionan. 

Juan Manuel de Prada

3 diciembre 2015 

En una alocución ante el parlamento francés tras los viles atentados yihadistas de París, el presidente François Hollande afirmó: «Francia no está participando en una guerra de civilizaciones, pues estos asesinos no representan a ninguna civilización». 

La frase fue reproducida en titulares de prensa, glosada enfáticamente en las tertulias de encefalograma plano y suministrada como alfalfa a las masas; pero nadie se atrevió a señalar que se trataba de una falacia lógica de libro, pues emplea una premisa cierta para desembocar en una explicación falsa con la secreta intención de ocultar que la certeza de la premisa se funda en razones muy distintas a las que se enuncian. 

Francia, en efecto, no está participando en una guerra de civilizaciones, porque para que se produzca una guerra de este tipo tiene que haber dos civilizaciones en liza; pero la dura verdad es que los asesinos que atentaron en París sí representan una civilización, extremo que no puede afirmarse de Francia. La falacia lógica de Hollande jugaba con la credulidad del oyente, tomando la palabra ´civilización´ en el sentido que se ha extendido en Occidente, como sinónimo de ´progreso´ democrático. Pero una ´civilización´ nada tiene que ver con este concepto de fantasía, inventado con el propósito de engañar a las masas, que de este modo piensan que existe una ´civilización occidental´, como existió una ´civilización cristiana´. 

Pero una civilización es «un conjunto de creencias y valores compartidos que conforman una comunidad»: de ahí que todas las civilizaciones que en el mundo han sido, son y serán hayan sido fundadas por religiones; de ahí que todas las civilizaciones, cuando las religiones que las fundaron se debilitan y oscurecen, se desintegren paulatinamente, hasta claudicar. No es posible conformar una comunidad sin una religión compartida, por la sencilla razón de que cuando no se reconoce una paternidad común, toda unión humana se torna imposible. En la mal llamada ´civilización occidental´, que no está fundada sobre una religión sino sobre una apostasía y una posterior idolatría (la del progreso democrático), las uniones son en el mejor de los casos quebradizas, pues se basan en lo que Unamuno llamaba «la liga aparente de los intereses»; y, como los intereses suelen ser egoístas y cambiantes, la demogresca campea por doquier. 

Sólo puede haber civilización allá donde hay una religión compartida; y cuando se esfuma el fundente religioso, o cuando tal fundente se hace añicos, la civilización desaparece lentamente, hasta ser sustituida por otra. Así ocurrió, por ejemplo, con Roma, que al perder la fe en sus dioses dejó de cultivar las virtudes que la habían hecho fuerte, para luego entregarse en su decrepitud a un hormiguero de sectas asiáticas devoradoras, del que la salvó el cristianismo. Pero que no haya posibilidad de civilización sin religión no quiere decir que toda forma de civilización sea buena o digna de consideración: ahí tenemos en la Antigüedad a los cartagineses, que fundaron una civilización aberrante e infanticida, venturosamente aniquilada por los romanos; y tenemos, como un turbio río de sombra recorriendo la Historia, la civilización islámica, que desde sus mismos orígenes, se expandió a través de la violencia, lanzando una formidable ofensiva contra una Cristiandad pululante de herejías que detuvo Carlos Martel en Poitiers, para que luego Pelayo iniciara una difícil reconquista de la Hispania visigótica. Y esta civilización islámica siguió dando muestras de su carácter expansivo y violentísimo con los turcos, que tomaron con masacres Constantinopla para ser luego frenados primero en Lepanto y después a las puertas de Viena. Esta civilización islámica es la que ahora vuelve a atacar (después de que la avaricia democrática haya jugado insensatamente a deponer dictadores que la contenían); sólo que enfrente ya no tiene una civilización cristiana dispuesta a hacerle frente, unida en torno a una fe común que actúa a modo de antídoto y reconstituyente, sino que sólo tiene a una multitud apóstata, feble y amorfa de gentes incapacitadas para el sacrificio que piensan ilusamente que defecando cuatro bombitas por control remoto van a conjurar el peligro. 

Pero los pueblos que han renegado de su civilización siempre pierden a la larga las guerras contra los pueblos que conservan la suya. Y acaban siendo sus esclavos, porque sus gobernantes sin fe siempre los traicionan, primero dejando que el enemigo se cuele en sus tierras cual caballo multicultural de Troya, después haciendo lo mismo que el cobarde obispo Oppas, cuando el emir Muza entró en Toledo: entregando una lista con las cabezas que hay que cortar.

http://www.religionenlibertad.com/civilizacion-46322.htm

2015-12-04

 

+++

 

 

Wiederholen 

2 septiembre 2015 

Escritora egipcia: La historia musulmana está repleta de ejecuciones como las del EIIS; Adoptar el proceso de ilustración es la única arma contra tal brutalidad

 

En un artículo titulado "La Muerte a Través del Fuego es un Castigo Islámico", Yasmin Al-Khatib escritora liberal y artista egipcia, criticó el hecho de que, luego de cada ejecución brutal llevada a cabo por el Estado Islámico (EIIS), muchos musulmanes afirman que estas acciones no tienen nada que ver con el Islam. Ella señaló que la historia musulmana - incluyendo la historia del Profeta y sus Compañeros - está repleta de relatos de ejecuciones espeluznantes, que indican que este tipo de acciones no son ajenas al Islam. Ella hizo hincapié en que el cristianismo también tiene una historia altamente violenta y participó en muchas prácticas brutales. Sin embargo dijo, el cristianismo cambió con los años eligiendo el camino de la iluminación y el Islam debe hacer lo mismo, si no miles de organizaciones como el EIIS surgirán. 

 

Lo siguiente son extractos de su artículo, publicado en el portal del diario Al-Tahrir: [1] 

 

"No entiendo por qué, luego de cada [ejecución] llevada a cabo por el EIIS, la mayoría de los musulmanes insisten en que estas acciones no tienen nada que ver con el Islam. Después de todo, la historia musulmana está repleta de formas terribles de ejecución, similares o incluso idénticas a las utilizadas por el EIIS. No estoy hablando de ejecuciones motivadas por venganza, tales como la crucifixión de Al-Khallaj, [2] el asesinato de Suhrawardi, [3] o la masacre de Ibn Al-Muqaffa. [4] [Ni tampoco estoy hablando de] la mutilación de cadáveres, tales como la práctica de exhibir las cabezas de [las víctimas] decapitadas, inventado por los [califas] umayyad. La [víctima] más notoria en este caso fue el rebelde más grande en la historia islámica, Hussein bin ´Ali. [5] Hablando sobre los [métodos] de ejecución utilizados a comienzos del período islámico, [un período], que la mayoría de nuestros clérigos consideran como la [fuente] esencial de la legislación islámica, tales como las ejecuciones con fuego o el ser arrojados desde un lugar alto - dos castigos que fueron establecidos para los homosexuales. Fue el consenso entre los compañeros del Profeta de que los homosexuales tenían que ser condenados a muerte, pero no estuvieron de acuerdo en el método. Algunos pensaban que un [homosexual] debería ser quemado vivo, otros abogaron por derribar una pared sobre estos y dejarlos morir bajo los escombros y sin embargo otros pensaron que debían ser arrojados desde el lugar más alto del pueblo y luego, para completar [la tarea], arrojarles una lluvia de piedras. El último [método] en realidad ha sido aplicado por el EIIS a un homosexual que fue arrojado desde lo alto de un edificio en Bagdad. [6] [El primero y el cuarto de los califas,] Abu Bakr y Ali bin Abu Talib, ordenaron incinerar a los homosexuales y así fue hecho. Un libro escrito por el historiador Al-Tabari [7] declara que Abu Bakr ordenó a sus comandantes, durante las guerras contra los apóstatas, quemar a varios de ellos y el libro Futuh Al-Buldan ("Conquista de Tierras") [8] declara que el [líder militar musulmán y compañero del Profeta] Khaled bin Al-Walid también prendieron en fuego a algunos rehenes apóstatas. 

 

"Esto demuestra que el pensamiento islámico no se encuentra totalmente libre de responsabilidad por [la idea de] ejecutar a través del fuego - un hecho que algunos ignoran, ya sea deliberadamente o por ignorancia, luego de la ejecución [por medio del fuego] al piloto jordano Mu´adh Al-Kasasbeh. Estos justificaron [su postura] citando el hadith del Profeta - ´A nadie se le permite torturar por fuego sino el Maestro del fuego [Alá]´ - a pesar de que esto contradice crudamente los relatos antes mencionados de los compañeros del Profeta ejecutando a gente mediante el fuego. Yo mismo cuestioné este hadith, ya que en principio ordena quemar gente y luego relata lo contrario - [comportamiento] voluble que no le conviene a un Profeta enviado por Alá para guiar su creación por el camino correcto. Aquí presento el texto completo del hadith: ´El Profeta envió a un escuadrón [de guerreros], diciéndoles: "Si encuentran al hombre llamado fulano de tal y al hombre llamado zutano de tal, quémenlos a los dos a través del fuego". Luego dijo: "Les he ordenado quemar a esos dos hombres a mediante el fuego, pero nadie tiene permiso de torturar por fuego sino el Maestro del fuego, así que si los encuentran mátenlos"´. 

 

"En cualquier caso, los califas umayyad continuaron propinando la pena de muerte mediante el fuego y luego los [califas] abbasid incluso lo mejoraron y solían incinerar al condenado a fuego lento hasta que expiraba, al igual que uno asa a un animal sacrificado. En cuanto a torturar gente hasta morir, existe el conocido relato de los hombres de Urayna que tomaron los camellos del Profeta y asesinaron al hombre que cuidaba de ellos sacándole los ojos con una espada afilada, cortándole los brazos, piernas y lengua y luego dejándolo a morir. Cuando el Profeta se enteró de esto, ordenó cortar sus brazos y piernas y sacarle los ojos con un hierro al rojo vivo y luego arrojarlo a la calle hasta que muriera. Este [castigo] era de acuerdo al principio de someter [al perpetrador] a lo que le hizo a los demás, sin importar lo atroz del acto. 

 

"Algunos pueden pensar que el propósito de este artículo es manchar la imagen del Islam. Por lo tanto, a fin de elaborar y aclarar, permítanme señalar que, en el pasado, el cristianismo también practicó las ejecuciones a través del fuego. [Esto fue cierto] especialmente en la Edad Media, cuando los tribunales de la Inquisición quemaron a miles de musulmanes y la Iglesia quemó a miles de mujeres por practicar la brujería, así como también a filósofos, por temor [a que esparzan la] iluminación. Pero eventualmente el despertar de la época de la iluminación triunfó y la Iglesia se volvió moderada y tolerante, tal como lo es hoy. La iluminación es nuestra única arma para derrotar al EIIS, porque nuestra verdadera guerra no es contra [la organización], sino contra el pensamiento extremista y si no nos enfrentamos y lo derrotamos, mil [otras][organizaciones] iguales al EIIS surgirán". 

 

[1] Tahrirnews.com 29 de julio, 2015. 

[2] Mansour Al-Khallaj, un poeta sufí quien fue crucificado por herejía en elo 922 AD. 

[3] Shahab Al-Din Yahya Suhrawardi, un renombrado filósofo sufí ejecutado por sus enseñanzas en el año 1191. Existen informes contradictorios sobre su muerte. Se dice en diferentes versiones que murió de hambre, lanzado desde un lugar alto, asesinado por la espada y/o quemado. 

[4] Abu Muhammad ´Abdallah Ibn Al-Muqaffa fue un autor persa del siglo octavo, traductor y filósofo que se convirtió al Islam. En el año 759 fue acusado de herejía por el gobernador de Basora y torturado hasta morir de una manera horrible (sus miembros fueron cortados uno a uno e incinerados ante sus propios ojos hasta morir). 

[5] El nieto del Profeta, que, luego de la muerte del Profeta, dijo ser el califa legítimo en lugar de Yazid Abu Sufyan. En el año 680 fue decapitado y su cabeza fue enviada a Yazid, quien la desplego como un signo de su victoria en la lucha por el trono. Después de la muerte de Hussein, sus seguidores se convirtieron en una secta musulmana separada, los chiitas. 

[6] De hecho, el EIIS ha ejecutado a muchos hombres por participar en actos homosexuales, utilizando este método así como también los demás. Véase el informe del PSATY en MEMRI: "Campaña del EIIS para ejecutar a homosexuales - por lapidación, fusilamiento, lanzarlos desde lugares altos, tortura pública: conforme a la ley del sharia según lo han explicado los clérigos influyentes islámicos de corriente principal, estudiosos en los principales medios de comunicación árabes, incluyendo a Al-Jazeera, el canal de televisión de Hamas Al-Aqsa TV - ADVERTENCIA - IMAGENES ALTAMENTE GRAFICAS, "10 de marzo, 2015. 

[7] Muhammad Ibn Jarir Al-Tabari (m. 923) fue uno de los primeros historiadores y comentaristas notables sobre el Corán en el Islam. Su libro Tarikh Al-Tabari relata la historia de los reyes y profetas desde la creación del mundo hasta su propia época. 

[8] Una historia de las primeras conquistas de Mahoma y los primeros califas por el historiador persa del siglo noveno Ahmad Ibn Yahya Al-Baladhuri. 

http://www2.memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD614415

2015-09-09,

 

+++

 

El ISIS crucifica a dos niños en Siria por no ayunar en Ramadán

Y el mundo calla

 

2015.06 Fueron colgados por los terroristas al ser sorprendidos mientras comían, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La crueldad de los terroristas del autodenominado Estado Islámico no conoce límites. Esta vez han sido dos niños sirios las víctimas del horror que siembra el ISIS y todo por atreverse a comer. Según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los yihadistas crucificaron el lunes a dos niños en el noreste de Siria acusados de no ayunar en Ramadán.

Los pequeños fueron colgados de una valla en un cuartel de la hisba, cuerpo parapolicial del grupo terrorista, en la ciudad de Al Mayadín, uno de los bastiones de los yihadistas en la provincia nororiental siria de Deir al Zur. Su delito fue ser sorprendidos mientras comían.

Sus cuerpos permanecieron colgados durante todo el día, tal y como relata el Observatorio Siria de Derechos Humanos, y alrededor de su cuello colocaron unos carteles en los que se podía leer: “Ruptura del ayuno sin justificación religiosa”.

Los terroristas del ISIS asesinan a sangre fría a todo aquel que se atreva a desobedecer el Corán y lo hacen públicamente como mensaje de advertencia. Este fanatismo religioso ya se ha cobrado las vidas de miles de personas, muchas de ellas no alcanzaban la mayoría de edad.

Los niños sirios mueren de hambre y de frío

Diversas organizaciones humanitarias han expresado su preocupación por la situación de más de 670 mil niños que se encuentran en lugares bajo el dominio del ISIS. La guerra y el terror de los terroristas están causando estragos en Oriente Medio y los más afectados son los más pequeños. UNICEF denunció que en invierno hay niños que mueren de frío y muchos no tienen nada que llevarse a la boca. 

-.-.-.

Pobres criaturas. Dios acoja a todas estas criaturas.

En la civilizadísima Europa el infanticidio es legal. Empecemos por casa…

Eso es el aborto.

 

+++

 

P. Shamir Khalil Shamir S.J. 

«El islam está en crisis y no puede curarse solo... necesita de cristianos auténticos» para cambiar

 

El islam nace del desierto. «Y el desierto es vida o muerte». Cuando era joven, el padre Shamir Khalil Shamir pasaba las noches del sábado al domingo detrás de las pirámides, solo. Esto ahondó en él el sentido del Misterio, de la presencia de Dios. Y su vocación. Nacido en El Cairo hace 77 años, entró en la orden de los jesuitas a los 17.

 

Gran conocedor del islam, hoy es profesor en la Universidad San José de Beirut y en el Pontificio Instituto Oriental de Roma. «El desierto es una experiencia radical. Es la desnudez total. Solo arena, y las estrellas encima de ti. Estás tú en presencia del Todopoderoso. El islam nació allí, nació desértico. Por eso puede llegar a entenderse el extremismo. Dispuestos a entregar la vida, gratuitamente, al Creador que está sobre nosotros».

 

"El islam está en crisis y no puede curarse solo"

El atentado de París contra Charlie Hebdo solo es el drama más "cercano" a nosotros, pero remite a un mal que nos incumbe, que es global, que va de Nigeria a Oriente Medio, a Pakistán… Y a un terrorismo que, con distinta virulencia, ondea la bandera islámica.

 

«El islam está en crisis. Y no puede curarse solo. Tenemos que entender quién puede ayudarlo». Es el planteamiento que el padre Shamir ofrece en el amplio debate actual. A partir de un aspecto, el de la libertad de expresión, que estas semanas se ha consumado entre eslóganes y contraposiciones.

 

El islam no acepta la libertad...

«Hay una laguna, está claro, en una cultura que no acepta la libertad de palabra y pensamiento. En algunos países musulmanes, particularmente en Pakistán, existe un delito castigado con la muerte: la blasfemia. Eso es inadmisible. Pongamos que yo me equivoco de cabo a rabo; tú me corriges, no me matas».

 

La libertad de palabra y pensamiento es fundamental, según la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada el 10 de diciembre de 1948 también en presencia de los países musulmanes.

 

- Pero se plantea una pregunta igualmente decisiva: ¿hasta dónde puede llegar la libertad de expresión?  

¿Usted qué cree?

- Que no es absoluta. La libertad siempre está en relación. Debe respetar a las personas, debe ser veraz. Por tanto, tiene límites. Dicho esto, no hay violencia que se pueda justificar. Estamos hablando de masacres humanas. Pero este tema es importante: la libertad es una exigencia enorme, la libertad de conciencia. La religión también se confronta con ella, porque yo no puedo negar a nadie el derecho de negar a Dios, de negar su existencia; de lo contrario, sería una ideología o una dictadura. ¿Pero cómo conciliar entonces estas dos realidades, la libertad y el respeto al otro y a la verdad? No puede ser más que mediante una confrontación, escrita u oral. La libertad es exigente. También requiere mucho estudio.

 

- ¿Puede poner un ejemplo?

- En Télé Lumiére, la televisión católica internacional que emite desde Beirut, tuve un diálogo de dos horas con un docto imán libanés. Me preguntó si yo reconozco a Mahoma como profeta. Le respondí que no. Y me dijo: «¿Por qué no? Nosotros reconocemos también a Jesús». Respondí: «Es un problema vuestro. Si reconocéis a Jesús como profeta, os hará un gran bien. Pero para nosotros Jesús no es un profeta. Es el Verbo de Dios (kalimat Allah). Y tú no puedes imponerme tu credo. No estamos en el mercado, donde tú puedes decirme: te doy la profecía de Jesús y tú me reconoces la de Mahoma. Estamos reflexionando juntos. Vosotros decís que Mahoma es "el sello de los profetas" (khátam al-nabiyyin), que después de él no puede venir otro. Es el que culmina la Revelación y rectifica a la que le precedió. De hecho, decís que el Evangelio está corrupto y que el islam lo corrige. Decís que Cristo anunció a Mahoma como profeta: eso tenéis que demostrarlo. Es falso. Pretendéis que el Espíritu Santo del Evangelio sea equivalente a Mahoma, pero no tenéis ningún argumento».

 

Entonces le sugerí buscar elementos filológicos. Todo esto no quita nada a mi respeto por Mahoma. Al contrario. Expliqué lo que admiro de él, sobre todo haber guiado al hombre a la adoración de Dios, a poner a Dios en el centro de la vida personal y comunitaria. El imán me respondía a cada cuestión, y así —partiendo de una confrontación— pudimos profundizar en nuestros credos y hacer un trecho de camino juntos.

 

- ¿Qué relación tiene la violencia que vemos con la religión islámica?

- Es una lástima que el islam se presente al mundo como una población primitiva. Sobre todo es malo para los musulmanes. Aparece como un rechazo de todas las grandes conquistas de la humanidad: la libertad, la democracia, el diálogo, el respeto al otro, la igualdad entre hombres y mujeres, entre personas de credos distintos...

 

Hay países musulmanes cuya Constitución pretende que la mujer valga la mitad que el hombre. Dan ganas de decir: ¡esos países están muy atrasados! Sin embargo, son los más ricos del mundo y tienen la posibilidad de ser líderes en sabiduría y progreso. Esto me duele mucho, porque soy árabe y porque los musulmanes son mis hermanos. En Arabia Saudí no hay Constitución, porque pretenden que su Constitución sea el Corán  y la sharía. ¿Pero cómo se puede pretender que el Corán sea un texto jurídico y que Dios mismo haya escrito una Constitución? Por tanto, el problema no es el islam, sino los que atribuyen al islam normas que son inaceptables.

 

Hay ciertos principios que están presentes en los libros sagrados, sí. Pero si la Iglesia tuviera que mantener al pie de la letra ciertas afirmaciones de la tradición o del Antiguo Testamento sería irracional, sería una locura.

 

- Entonces, ¿la relación entre islam y terrorismo nace de la interpretación del Corán?

- Los terroristas se consideran musulmanes auténticos y no actúan sin la aprobación de un imán letrado que emita una fatwa. Se trata de un apego a la letra del Corán, que prescinde del contexto. No toma en consideración el tiempo, la historia. Cuando una madre explica algo a su niño, no le miente, pero tiene en cuenta el tiempo, su crecimiento, su capacidad para entender ciertas cosas. Así es también Dios. Habla un lenguaje humano. No hay un lenguaje divino, solo hay una capacidad humana para entender lo divino.

 

Nuestra vocación de cristianos, concretamente de cristianos árabes, es ayudar a los musulmanes a repensar su fe de un modo más maduro, sin perder nada de la fe, pero sin materializar a Dios, ni mucho menos la violencia. En este sentido, la clave es la hermenéutica. El problema es que en el islam se ha difundido la fórmula: «La puerta de la ijtihad (interpretación) está cerrada».

  

- ¿Quién lo estableció?

- Nadie ha podido decir nunca quién fue ni cuándo, pero se ha transmitido. A veces se nombra a Al-Ghazáli, gran pensador musulmán suní muerto en el año 1111. Pero no hay ninguna prueba. Todo son sospechas y conjeturas, pero se ha extendido la idea de que en el Medievo se dictó este cierre y que "ya es demasiado tarde".

 

En todas las religiones, el esfuerzo por reinterpretar se debe mantener hasta el final de los tiempos; todas las generaciones releen los textos religiosos y estos se pueden entender de forma distinta. Así sucede con la Biblia. Hay que seguir buscando las explicaciones más adecuadas. Para nosotros esto es así, pero porque nos lo han enseñado. En el islam, no.

 

- ¿Cree que esta es la urgencia primera para el islam?

- La lectura hermenéutica de un texto sagrado que guía la vida de mil millones y medio de personas es esencial. Todo el esfuerzo de los sabios debería orientarse a comprender esto. Y no a repetir de memoria las palabras de los grandes intérpretes de los primeros siglos.

 

- ¿Ve usted cierta autocrítica dentro del mundo musulmán?

- Esa es la palabra decisiva: autocrítica. Es un largo camino. El día del atentado, los imanes de París escribieron un buen manifiesto para decir que lo sucedido era inaceptable. Les dije que ya no basta con tomar distancias diciendo que eso no tiene nada que ver con el islam. Los terroristas no se consideran terroristas sino mujahedin, es decir, compañeros de Mahoma que hacen la guerra (la jihad) para defender y difundir el islam. No es gente egoísta que solo piense en ganar dinero: están dispuestos a dar la vida. Pero hasta el horror. Como las niñas kamikaze de diez años adiestradas por Boko Haram. Los voluntarios del Isis son gente mal integrada, que no ha encontrado su lugar en el mundo. Tal vez no sigan a un imán, pero en internet se hacen fanáticos.

 

- El discurso que el presidente egipcio, Abdel Fattah Al Sisi, pronunció en la Universidad de Al-Azhar va en una dirección reformadora.

- Es un discurso espléndido y firme en la universidad islámica más famosa del mundo, fundada en el siglo X por los fatimíes. En presencia de un millar de personas y cientos de imanes, dijo: «¡Hace falta una revolución en nuestra religión!». Y estalló un aplauso espontáneo y formidable. Eso es lo que la gente espera y desea, pero ni se atreve ni sabe cómo hacerlo. Probablemente nadie del stablishment sepa cómo hacer esta "revolución intelectual".

 

- ¿Este discurso tendrá incidencia?

- Al Sisi no es un pensador, pero tiene una ventaja respecto a todos los pensadores: es el presidente, y la universidad es un organismo del Estado. Por tanto, tiene autoridad para orientar a Al-Azhar. Pero lo que puede dar es solo el principio, porque no es un letrado. De hecho, dijo: «Os toca a vosotros, imanes, revolucionar la interpretación del texto. No podemos seguir así».

 

Estoy seguro de que este reclamo influirá, pero hasta qué punto Al-Azhar será capaz de renovarse es la gran pregunta. Si lo consigue, será un gran éxito, porque Egipto es el país árabe más poblado, con 90 millones de habitantes, y por tanto con 80 millones de musulmanes. Cada año decenas de miles de estudiantes (futuros imanes) de todo el mundo musulmán frecuentan Al-Azhar.

 

- El cardenal Tauran ha dicho que «la religión no es el problema, sino parte de la solución». ¿Puede ayudarnos a entenderlo mejor? ¿Cuál es nuestra responsabilidad?

- La reforma religiosa en el islam es necesaria y muchos la desean. No todos, pero sí muchos. Sin embargo, no están en condiciones de hacerlo solos, porque el peso de la tradición es demasiado fuerte. El islam está en crisis, y la solución para su cura no está en manos de los musulmanes. La que ellos conocen —el retorno al uso de la fuerza física— es errónea.

 

Aunque haga mucho ruido, no les cambiará, ni a ellos ni al mundo. La solución es lo contrario. Y la ayuda solo puede venir de los que aman al islam y a la vez saben discernir, criticar. Es la ayuda de los cristianos.

 

Nosotros podemos reflexionar junto a los musulmanes sobre los orígenes de la fe, la nuestra y la suya. Por ejemplo: ¿cuál es el objetivo del islam? ¿Es político? Entonces, no es una religión. ¿Es religioso?, ¿en qué sentido? Nosotros podemos ayudarles a partir de nuestra experiencia. La Iglesia tuvo sus guerras hasta 1500-1600, contra los herejes, entre católicos y protestantes... Llevamos unos siglos diciendo: este no es el camino. Por eso os lo decirnos a vosotros: si queréis, si lo decidís como un bien para vosotros, os ayudamos. Pero si resolvéis los problemas con la violencia, todos os odiarán. Obviamente, también a nosotros nos queda camino por hacer, pero estamos en camino. Hacen falta siglos para realizar una reforma tan profunda, pero hay que dar pasos. El islam aún no ha dado el primero.

 

- ¿Nuestra ayuda consiste en ser cristianos de verdad? ¿Expulsar la religión del espacio público contribuye al extremismo?

- Sí, nuestra tarea consiste en ser cristianos auténticos. No es el Occidente secularizado el que puede ayudar al islam, porque es tan enemigo del islam como del cristianismo. Otra cosa es lo que Benedicto XVI llamaba «laicidad positiva», muy distinta del laicismo: hay cosas que debe gestionar la sociedad civil, pero hay que tener en cuenta la dimensión espiritual del hombre. Si no, quien dicta las leyes es la "cultura del descarte" de la que habla el Papa Francisco: hay vidas que la tendencia secularista desecharía del todo.

 

Por lo que yo conozco, los únicos que pueden ayudar al islam son los cristianos auténticos. Los que les quieren y están a su lado. Se trata de entrar en su mentalidad y hacer el camino con ellos, como amigos, como hermanos. Es la actitud que hoy vemos en el Papa. Y él no renuncia a nada.

 

- ¿En qué sentido?

- No renuncia a nada de la fe cristiana ni de sus propias convicciones. No dice: vamos a rebajar posiciones. Dice: debemos ver qué nos diferencia y qué nos une. Se empieza por alguien que está disponible al diálogo y a la colaboración, y luego se amplía el círculo. Este es el camino. No hay otro. Es una amistad exigente. Porque con los derechos humanos no se puede ceder, con el hombre no se puede ceder. Pero sí podemos vivir juntos, caminar juntos.

Alessandra Stoppa / Huellas

13 junio 2015

 

+++ 

 

- Pero se plantea una pregunta igualmente decisiva: ¿hasta dónde puede llegar la libertad de expresión?  

¿Usted qué cree?

- Que no es absoluta. La libertad siempre está en relación. Debe respetar a las personas, debe ser veraz. Por tanto, tiene límites. Dicho esto, no hay violencia que se pueda justificar. Estamos hablando de masacres humanas. Pero este tema es importante: la libertad es una exigencia enorme, la libertad de conciencia. La religión también se confronta con ella, porque yo no puedo negar a nadie el derecho de negar a Dios, de negar su existencia; de lo contrario, sería una ideología o una dictadura. ¿Pero cómo conciliar entonces estas dos realidades, la libertad y el respeto al otro y a la verdad? No puede ser más que mediante una confrontación, escrita u oral. La libertad es exigente. También requiere mucho estudio. 2015-06-13

 

+++ 

 

Casamiento con niñas de nueve (9) años o menos aún… y viva el islam 

En Arabia Saudita, sin embargo, la posibilidad ya es real. A través de una fatwa del Supremo Mufti de Arabia Saudita, emitido en mayo 2015, se ha convertido perfectamente legal el casar niñas menores de 10 años a casarse con hombres de cualquier edad. Según las Naciones Unidas en el mundo musulmán hay 60 millones de "niñas novias", cuya edad sea inferior a 13 años. El marido es siempre un hombre mucho mayor, no visto ni conocido antes. A menudo suele ser un pariente cercano o lejano o cualquier vecino. 

La organización estadounidense Centro Internacional para la Investigación sobre la Mujer (ICRW) ha compilado un "ranking" de los veinte países en los matrimonios de menores de edad son los más comunes: Niger ocupa el primer lugar, seguido por Chad, Bangladesh, Malí, Guinea, República Centroamérica, Nepal, Mozambique, Uganda, Burkina Faso, India, Etiopía, Liberia, Yemen, Camerún, Eritrea, Malawi, Nigeria, Zambia, etc. y, obviamente, Arabia Saudita. 2015. Junio. 

 

+++

 

P. Samir Khalil: los refugiados sirios van a Europa porque esperan encontrar «más trabajo y apertura de corazón»

 

 

 

El sacerdote jesuita Samir Khalil, islamólogo de origen egipcio, afirma que la esperanza de los refugiados sirios es encontrar trabajo y respeto, no explotación y fundamentalismo. Y esa es precisamente la razón por la que eligen Europa, y no los países del Golfo Pérsico, para emigrar.

 

14/09/2015 7:13 AM | 

Asia News) «Los prófugos sirios piensan esencialmente emigrar hacia Occidente», porque en estos países esperan encontrar «más trabajo y apertura de corazón». Y si es verdad que los países del Golfo han cerrado las puertas a los refugiados, hay también que subrayar que ellos «no sueñan con ir a otros países musulmanes o a naciones árabes ricas como Arabia saudita, Qatar o Emiratos Árabes Unidos. Si bien allá hay trabajo, ellos serían tratados como mano de obra barata». 

 

Explicando la ola migratoria que en estas semanas se concentra en las fronteras de Europa, el sacerdote recuerda que está en curso un «conflicto religioso politizado, entre sunnitas y chiítas» y que Siria explotó completamente. 

 

Odio entre musulmanes 

Entre las razones primarias de los sucesos en Siria e Iark del Estado islámico, está justamente la lucha interna del mundo musulmán y «el odio secular de los sunnitas» contra las otras facciones del islam. «En Siria han aprovechado del hecho que el 70% de la población es sunnita- explica el P. Samir- los alawitas el 15%, los cristianos el 9% y luego un pequeño porcentaje de drusos. La lucha interna en el islam por lo tanto se ensanchó a los no musulmanes, contra los yazidíes, los cristianos y también contra los kurdos que son sunnitas pero de otra tradición cultural».

 

Vemos también por qué, prosigue el estudioso, «los sirios que no tienen más casa no sueñan ciertamente con ir a países musulmanes o a las naciones ricas árabes». En estas naciones «existe un concepto de clase, que se suma al religioso» y «tratan a los trabajadores migrantes paquistaníes e hindúes como esclavos, igual suerte para los filipinos y no hablemos de los africanos». La mano de obra está en el último grado de la escala social, prescindiendo de la fe profesada, mientras que los ingenieros y técnicos (también cristianos) son tratados con mayor respeto.

 

Sin embargo, esta emigración que tiene origen en Siria «tiene una naturaleza más profunda» y prolongada en el tiempo. «no se limita a pocos meses o a algunos años, para luego volver a la patria. Los refugiados no saben si sus casas, sus tierras, podrán estar disponibles algún día, no se vuelve más atrás».

 

El sacerdote jesuita cita al respecto un ejemplo personal, vivido en las pasadas semanas:

 

«Permanecí dos meses en Alemania, en Riedenburg (pueblo de un millar de habitantes en Baviera, ndr), donde la comunidad local se preocupó de recibir a los prófugos. Se trata de musulmanes, en mayoría de Siria, algunos de Irán y de Afganistán o Somalia. Los sirios con los cuales he hablado me han dicho que son tratados con respeto, los ciudadanos (cristianos) han instaurado relaciones de amistad con los migrantes invitándolos a sus casas, abriendo sus puertas en ocasiones de comidas especiales o de fiestas. Todos los grupos, sunnitas y chiítas, hablan de relaciones positivas…de acogida. Los niños están integrados en las escuelas. Todos reciben lecciones de alemán para facilitar su integración y reciben casa y comida hasta que no consigan un trabajo».

 

Volviendo sobre los países árabes, el P. Samir recuerda que «el problema demográfico es un aspecto real» y los gobiernos no quieren conceder la ciudadanía «para mantener a los migrantes en condiciones de explotación por un período ilimitado de tiempo». Basta pensar, agrega, en Qatar donde los obreros trabajan por 12 horas bajo el sol abrazador para construir los estadios para el mundial de fútbol del 2022: 

 

«No hay respeto por los derechos, no hay respeto por la persona, el modelo es el de la sociedad islámica del S. VII que también el Isis quiere aplicar y reproducir en escala». 

 

En el contexto de una situación dramática, Occidente no se mueve porque hasta ahora «no fue tocado directamente en sus propios intereses» y no tiene una estrategia clara y común para la región. «La situación es delicada- afirma el p. Samir- porque el Isis ya se difundió en estos territorios, en Siria e Irak está en medio de la población, no es un ejército sino un movimiento terrorista mezclado con la gente. Si los quieres combatir lo debes hacer cuerpo a cuerpo y el Occidente no está dispuesto a hacer esto». Además, para los gobiernos europeos no hay particulares riesgos «si se matan entre ellos, pero obrando de este modo hacen venir menos el concepto de protección hacia los más débiles. Para el Occidente queda válido el principio de la defensa del propio interés, que en estas áreas se traduce en la palabra petróleo».

 

«De todos modos- concluye el jesuita- no puede darse solo una solución militar, porque de las armas no hay respuestas definitivas. Es necesario un proyecto de paz que, por el momento, nadie quiere porque vencen las miras expansionistas y los intereses personales. Un poco como cuanto está sucediendo desde hace tiempo entre Israel y Palestina donde no se logra alcanzar un serio compromiso, una solución entre las partes. Y esta solución se puede encontrar sólo en el diálogo, no ciertamente en el poder y en la fuerza que encuentran su posición en la ideología fundamentalista» (DS). 

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=24857  -  2015 

 

+++

Imprimir   |   ^ Arriba

'JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO'
Evangelio según San Lucas, Cap.3, vers.1º: El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Felipe tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene…

Crucifixión de San Pedro: fue crucificado al revés cabeza abajo - Pergamino con San Pedro en cruz invertida, de Maguncia- Alemania; entre el 900 y el 1000ca. - Museo Diocesano de la Catedral Maguncia (Mainz) Alemania - Pedro en su cruz, invertida. ¿Qué significa todo esto? Es lo que Jesús había predicho a este Apóstol suyo: "Cuando seas viejo, otro te llevará a donde tú no quieras"; y el Señor había añadido: "Sígueme" (Jn 21, 18-19). Precisamente ahora se realiza el culmen del seguimiento: el discípulo no es más que el Maestro, y ahora experimenta toda la amargura de la cruz, de las consecuencias del pecado que separa de Dios, toda la absurdidad de la violencia y de la mentira. No se puede huir del radicalismo del interrogante planteado por la cruz: la cruz de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y la cruz de Pedro, su Vicario en la tierra. Dos actos de un único drama: el drama del misterio pascual: cruz y resurrección, muerte y vida, pecado y gracia.

La maternidad divina de María – Catecismo de la Iglesia
495 Llamada en los Evangelios 'la Madre de Jesús'(Jn 2, 1; 19, 25; cf. Mt 13, 55, etc.), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como 'la madre de mi Señor' desde antes del nacimiento de su hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios [Theotokos] (cf. Concilio de Éfeso, año 649: DS, 251).
La virginidad de María
496 Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto (Concilio de Letrán, año 649; DS, 503), esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo. Los Padres ven en la concepción virginal el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra:
Así, san Ignacio de Antioquía (comienzos del siglo II): «Estáis firmemente convencidos acerca de que nuestro Señor es verdaderamente de la raza de David según la carne (cf. Rm 1, 3), Hijo de Dios según la voluntad y el poder de Dios (cf. Jn 1, 13), nacido verdaderamente de una virgen [...] Fue verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato [...] padeció verdaderamente, como también resucitó verdaderamente» (Epistula ad Smyrnaeos, 1-2).

El acontecimiento histórico y transcendente – Catecismo de la Iglesia
639 El misterio de la resurrección de Cristo es un acontecimiento real que tuvo manifestaciones históricamente comprobadas como lo atestigua el Nuevo Testamento. Ya san Pablo, hacia el año 56, puede escribir a los Corintios: "Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce: "(1 Co 15, 3-4). El apóstol habla aquí de la tradición viva de la Resurrección que recibió después de su conversión a las puertas de Damasco (cf. Hch 9, 3-18).
El sepulcro vacío

640 "¿Por qué buscar entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado" (Lc 24, 5-6). En el marco de los acontecimientos de Pascua, el primer elemento que se encuentra es el sepulcro vacío. No es en sí una prueba directa. La ausencia del cuerpo de Cristo en el sepulcro podría explicarse de otro modo (cf. Jn 20,13; Mt 28, 11-15). A pesar de eso, el sepulcro vacío ha constituido para todos un signo esencial. Su descubrimiento por los discípulos fue el primer paso para el reconocimiento del hecho de la Resurrección. Es el caso, en primer lugar, de las santas mujeres (cf. Lc 24, 3. 22- 23), después de Pedro (cf. Lc 24, 12). "El discípulo que Jesús amaba" (Jn 20, 2) afirma que, al entrar en el sepulcro vacío y al descubrir "las vendas en el suelo"(Jn 20, 6) "vio y creyó" (Jn 20, 8). Eso supone que constató en el estado del sepulcro vacío (cf. Jn 20, 5-7) que la ausencia del cuerpo de Jesús no había podido ser obra humana y que Jesús no había vuelto simplemente a una vida terrenal como había sido el caso de Lázaro (cf. Jn 11, 44).